Dirigido por: Antonio Perezgrueso

Este espacio emite documentales sobre alpinismo, escalada y otros deportes de riesgo al aire libre. El equipo del programa ha logrado hazañas destacables, como filmar en el prohibido reino himalayo de Mustang y en Bhután.

‘Al filo de lo imposible’ es una serie documental en la que predomina la emoción, los deportes de aventuras y el riesgo. Está dirigido por Antonio Perezgrueso, y cuenta con realización de Manuel Rojo, producción de Esteban Vélez y Fátima Ramas, y los cámaras Fernando Martín y Luis Miguel Pavón.

La web del programa amplía información sobre cada aventura, con reflexiones de los miembros del equipo que las han vivido. También incluye fotografías de las expediciones y permite volver a ver todos los programas de esta y otras temporadas.

3439283 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
Para todos los públicos Al filo de lo imposible - Muztagh Ata, "un sueño sin barreras" - Ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

En un remoto lugar de la tierra se alza el Muztagh Ata.

Se levanta en un paraje tan recóndito de la cultura oriental,

que cuenta la leyenda que el fundador del pueblo turco

perdió por allí su caballo.

¿Quién sabe?

Quizá lo encontremos nosotros mientras intentamos ascenderlo.

Hoy es territorio de China

y alcanzar su base supone una peripecia de aviones y aeropuertos,

cruzando y descruzando este inmenso país,

para situarnos a tiro de autobús

de la cordillera del Kunlun, en Sinkiang.

Allí es donde toca el cielo con sus más de 7500 metros.

Antes, ciudades como Urumchi y Kasgar,

acogen a nuestro grupo

que, cuando va a las montañas, jamás pasa desapercibido.

Porque los ojos de Óscar Domínguez y Ricardo García "Barni"

son, en realidad, los de sus guías.

Óscar es invidente y Barni no ve más de un 10 %,

pero eso no les impide soñar con vencer barreras,

con subir montañas.

La mal llamada autopista del Karakórum nos lleva.

Solo tendremos que recorrer una pequeña parte

de los 1200 km de la carretera más alta del mundo,

la de la amistad, como la llaman los chinos,

para una primera parada en el lago Karakul.

Curiosa palabra de la etnia kirguís para decir negro.

Cómodamente sentados, hemos alcanzado más altura

que en cualquier montaña de nuestra península.

Estamos a 3600 m de altitud.

(Música)

Como transición del hotel del turista

a la tienda de campaña del montañero,

toca dormir en una yurta, el típico alojamiento kirguís.

Muy temprano terminamos de preparar las cargas.

Por fin ha llegado el momento de ponerse a caminar.

Este tramo hasta el campamento base lo haremos ligeros de equipaje

porque nuestro material va a lomos de camellos bactrianos,

aunque alguno parece rebelarse ante la idea.

Como si algún gen de la indomable especie perus

corriera por sus jorobas.

(Música)

Partimos de Subashi, a 3700 m de altitud.

Es la última aldea que encontraremos en la aproximación.

Por delante nos quedan algunas horas de pateo

para recorrer la distancia que nos separa del campamento base,

que se instala a 4300 m.

Estos primeros metros servirán para desempolvar algunas técnicas

de conducción de montañeros con problemas visuales,

desarrolladas después de años de experiencias

y que, tanto guías como guiados, tienen bien trabajadas.

Cuando se usa la barra con dos guías en los extremos,

se forma un tándem que le revela el camino al invidente

sin mermarle la dosis de esfuerzo que la montaña exige de cada uno.

Quizás el mero hecho de mantener firme la barra

sea la parte más fácil para los guías.

Resulta más complicado tener disponibilidad de tiempo y económica

y querer dedicársela a los demás,

asumiendo convivir en la montaña durante 4 semanas

con discapacitados visuales.

Junto con la capacitación física, mental y técnica

imprescindibles para guiar en altura,

hace falta estar bien dotado de esos rasgos de personalidad

con los que se construyen palabras, como altruismo y amistad.

El equipo de apoyo de Óscar y Barni

lo integran cuatro guías del grupo militar del alta montaña

y uno del Club de Montaña Pradoluengo,

del que forma parte Barni.

Óscar, por su parte,

pertenece al Club Medio Natural y Discapacidad.

Para este grupo, poner un pie camino del Muztagh Ata

llega después de ascensiones a montañas de más de 6000 m,

como el Aconcagua, Denali y Ojos del Salado,

e intentos a un 8000, el Cho Oyu.

Ahora, el objetivo es este 7000 alto pero, técnicamente, fácil.

La zona sin nieve resulta sencilla para Óscar y Ricardo,

para quienes caminar por pedreras de grandes bloques

resulta una tortura a la que ya se han enfrentado en otras montañas.

A continuación, la parte con nieve.

Salvo algunas grietas entre los campamentos 1 y 2,

no ofrecerá dificultades más significativas que su gran altitud.

Sin embargo, que el Muztagh sea fácil

no significa que hacer cima resulte fácil.

En alguna temporada de meteorología y condiciones de nieve normales,

el porcentaje de ascensos ha quedado por debajo de un 20 %.

Su gran altitud,

la nieve profunda de sus interminables pendientes superiores

y los fuertes vientos,

especialmente, por encima de los 7000 m,

se cobran numerosas retiradas.

(Música)

La llegada al campamento base, a 4300 m,

alegra a casi todos, pero no a todos,

porque al mismo tiempo ha traído la desgracia

para quien se ha transformado en el menú del día.

Pasado el primer trance,

vamos a disfrutar de estar bajo una montaña bien abastecida

y bastante solicitada.

Trago largo, ¿eh?

No bajes hasta que yo te diga.

No bajes, no bajes, aguanta.

¡Cachis la mar!

-Exactamente, todas lo mismo. -Tú la de Óscar.

-Además, tenemos que hacer...

-La de Perico y la mía.

Hoy hay un fallo de uniformidad.

(Música)

Con las raciones de embutido, conserva y liofilizados organizadas,

es momento para continuar la aclimatación.

Se trata de buscar los estímulos adecuados para crear glóbulos rojos

sin que las manifestaciones nocivas del mal agudo de montaña

vayan más lejos de un moderado dolor de cabeza.

(Música)

Las experiencias previas de este grupo permiten tener confianza

en que cada uno va a encajar bien la rebelión del organismo,

mientras lleva a cabo este complejo proceso de aclimatación.

Pero no hay que confiarse,

sino poner en práctica el plan y comprobar sus resultados.

Querer ir más alto de lo que se debe

podría tener efectos adversos y dar al traste con la expedición.

Con este fin y el de realizar un porteo,

la primera subida hasta el campamento 1,

1200 metros más arriba, comienza temprano.

Hace frío,

pero como lo que más abriga es una buena cuesta,

el cuerpo poco a poco se irá calentando.

Ahora, otro momento de concentración para no acabar con los pies mojados.

¡Alejop!

Ascendiendo por este sendero bien trazado,

el ritmo no se debe a las diferencias visuales,

sino al que impone la montaña,

según el entrenamiento y la aclimatación

de cada uno de los que forman la cordada.

En este caso, la barra.

Y van muy parejos.

Barni y Óscar, al igual que sus guías, pero sobre todo amigos,

han hecho los deberes para llegar la Muztagh Ata

con un buen estado de forma.

Aunque a la mayor parte de la sociedad le resulte extraño,

la montaña fue para ellos una salida

que les ayudó a superar ese momento horrible y difícil

de la pérdida de visión, que a ambos les sucedió siendo jóvenes.

Ambos encontraron en ella un reto que podían adaptar

a su nivel físico y técnico,

y contaron con amigos que se lo facilitaron desde el principio.

Ahora, su grado de autonomía en relación a su deficiencia visual,

es asombroso.

"Vivir con retos es saludable", nos cuenta Óscar.

Porque, cuando tienes una expectativa,

una ilusión por hacer alguna actividad en la montaña,

entrenas.

Y, cuando entrenas,

generas endorfinas que producen un estado de bienestar.

Eso te hace entrenar más y tener más ilusión.

He aquí el círculo virtuoso.

Además, dice Barni, que aquí se encuentran

menos barreras arquitectónicas que en la ciudad,

donde, en una acera, se puede tropezar con cualquier cosa.

En la montaña sabe lo que hay y lo que le espera.

Y está mejor preparado para superarlo.

Se debe también, ninguno se olvida,

a la ayuda que recibe de sus compañeros

y a la solidaridad de todos los que se encuentra en la montaña.

En esta parte cada uno asciende con una técnica de guiado diferente.

Óscar debe continuar con la ayuda de la barra

para seguir el camino que marca Moisés.

El resto visual que Barni conservaba durante esta expedición,

de un 10 % en un ojo y un 2 % en otro,

le permite seguir sin ella los pasos de su guía, Pedro,

que va en cabeza.

(Música)

Ha llegado el momento de prepararse para la nieve,

de ponerse botas de altura y crampones.

A pesar de su ceguera total

y de que el frío afecta al tacto de sus dedos,

Óscar está bien entrenado para algo tan vital

como es realizar las maniobras rápida y eficazmente.

(Música)

Aunque no haya sendero, tampoco hay duda sobre el camino.

Simplemente, se trata de seguir subiendo.

Cuando la nieve está dura y el manto es uniforme,

el terreno también les resulta propicio

para subir sin complicaciones.

Tenemos una compañía que no esperábamos.

Para nuestra sorpresa,

compartimos la ascensión con los borricos de los arrieros,

aunque a alguno parece que le cuesta.

Tal vez estén apurando demasiado.

Hemos llegado al campamento 1.

Y, después de un rápido descanso, iniciaremos el descenso al base.

Aunque la nieve ya no está uniforme, sino bastante pisada,

con multitud de huellas, y tiene a provocar algún desequilibrio,

Barni continúa sin la ayuda de la barra,

mientras que Óscar sigue utilizando esta conexión.

Sobre todo porque, de esta manera,

mantiene una distancia de seguridad con su guía de cabecera

para evitar un tropezón con él.

Una probabilidad nada deseable con los crampones puestos

y la posibilidad de caer y resbalar sobre la nieve.

En cualquier caso,

el objetivo principal es bajar al ritmo que corresponda,

sin forzar,

para cerrar un día de aclimatación concluyéndolo sin problemas.

De nuevo en el sendero, la situación se iguala.

A Óscar le vale con tocar la mochila de su predecesor

para leer sus movimientos.

Él preferiría caminar siempre sin barra,

así que disfruta cada momento cuando es posible.

Sería aún mejor si la estrechez de este sendero

no le obligara a tener que caminar justo detrás

y a sincronizar a la perfección sus pasos,

pero es una opción segura, más cómoda,

y también más rápida para alcanzar el campamento base,

que ya está cerca.

(Música)

Está fría de cojones.

-Sí, es lo que tiene hacer la colada...

cuando quieres tener algo limpio cuando vengas de la montaña.

-¿Está muy fría?

(ININTELIGIBLE)

Pues yo pensaba lavar calcetines, pero va a ser que no.

(Música)

Si ellos hacen todo esto en la ciudad,

¿por qué no lo van a hacer en la montaña?

(Música)

La vida en el campo base es muy monótona.

Nos levantamos sobre... las 7 de la mañana.

Desayunamos sobre las 8 de la mañana.

Un buen desayuno. La verdad, que nos tratan bien.

-Salimos en cuanto acabamos de desayunar.

Salimos, prácticamente, con las mochilas listas

para empezar a andar.

-Después tenemos tiempo libre.

Hoy, por ejemplo, hemos estado lavando la ropa,

que se nos han quedado las manos...

¿Qué más, Óscar?

-Pues hacemos tiempo, prácticamente, paseando,

dando una vuelta para no perder la aclimatación

y que las piernas sigan regando.

Unos días de descanso en el campamento base

son bien recibidos.

Pero estar muchos días retenidos en él por el mal tiempo

se convierte en un problema.

El retorno al base se está transformando en un encierro

colmado de monótono vacío.

Cada día de mal tiempo significa una jornada perdida

sin cumplir con la estrategia para ascender la montaña.

Pero, además, también supondrá horas o días que se perderán.

Porque, con las cantidades que están cayendo,

la montaña se cargará de nieve fresca

que obligará a tener que abrir una huella de profundidad abisal.

Esa nieve profunda de sus pendientes superiores

es ya, en condiciones habituales,

una de las complejidades declaradas del Muztagh.

7 días continuados del mal tiempo

sin nada más que hacer que ir de una tienda a otra

o dar una vuelta por los alrededores,

nos motivan a emprender un paseo más lejano

que nos permita estirar las piernas

y nos enriquezca con un cambio de aires.

A unos kilómetros de distancia,

visitamos un poblado nómada Uigur.

Con un poco de Braille con el bastón y la descripción del terreno,

otro riachuelo salvado sin mojarse los pies en el intento.

(Música)

Fue esta etnia Uigur la que bautizó la montaña como Muztagh Ata,

el padre de las montañas de hielo.

Hace más de 1000 años que se instaló en Sinkiang,

la más remota de las provincias chinas,

huyendo de los kirguises que habían acabado con su imperio,

con su canato.

(Música)

El turismo rural finalizó

ante el anuncio de la llegada de buen tiempo.

Lo antes posible hay que poner el pie en la montaña

y retomar el plan de ascensión.

La tarde cae sobre las tiendas en el campamento,

a la vez que las nubes de evolución incrementan su presencia.

Algunos están muy ocupados descansando.

Otros practicando verdadera cocina de altura.

Hemos conseguido subir al...

al campo 1, aunque nos ha hecho un día...

bastante malo, con mucho viento.

Esa es la segunda vez que subimos al campo 1.

Esta vez subimos un poco más aclimatados.

Hemos subido muy despacito y yo creo que hemos subido todos muy bien.

Y más aclimatados.

Hemos conseguido...

montar todas las tiendas, aunque había bastante viento.

Y...

Nada, ha sido durillo y ahora estamos aquí

descansando en la tienda.

Que parece esto el camarote de los hermanos Marx.

No sé si dormiremos algo esta noche.

Y mañana nos levantaremos a las 4:30-5

e intentaremos dejar un depósito en el campo 2 por primera vez.

Y, nada.

Yo, las sensaciones que tengo, son muy buenas.

Y a ver cómo llegamos mañana

al campo 2, porque también se prevé mal tiempo.

-Estamos dentro de las tiendas del campo 1.

Ha costado un poquito montarlas

porque ha habido que hacer plataforma para encontrar un...

unas superficies más cómodas.

Hemos colocado el interior de las tiendas

con los sacos para dormir y las esterillas.

Y ahora estábamos preparando la cena.

El objetivo de llegar al campamento 2 se cumplió

pero, durante el descenso al base,

junto con la satisfacción de haber dado un paso más,

pesaban otros sentimientos.

La sensación de cansancio es grande

y también la de desmoralización por la persistencia de las nevadas.

Parece que el patrón meteorológico habitual

de 4 a 6 días buenos, seguidos de otros tantos malos,

pero no tan malos como en el vecino Kongur

que atrae más a las tormentas,

no se está cumpliendo en esta ocasión.

(Música)

Mientras unos despejan la mente y la liberan de malas sensaciones,

otros comprueban que todo está organizado.

(Música)

Aunque el tiempo meteorológico nos está impidiendo

completar la aclimatación deseada, el del calendario se acaba.

Hay que salir a jugar.

Con el terreno ya reconocido en varias ocasiones,

Óscar también prescinde de la barra

para acometer con más libertad y comodidad la ascensión.

El mal tiempo continúa siendo nuestro adverso compañero

pero, poco a poco, ganamos altura.

Cada metro ascendido podría añadir una crítica más

de parte de quienes piensen

que el montañismo no tiene sentido por sus riesgos.

Y todavía peor llevando a ciegos.

Pero a Barni y Óscar no se les lleva, sino que vienen.

Pocos mejor que ellos saben que la vida está llena de riesgos.

Y aquí, en la montaña, a cambio de afrontarlos,

comparten satisfacciones con sus compañeros.

Todos deben de estar dotados del gen de los deportes de la naturaleza,

si existiera.

Ese que hace que sensaciones desagradables,

como ser azotado por el viento o arreciado por la nieve,

terminen no siéndolo.

Sobre las ganas de luchar ante las dificultades,

nadie les puede enseñar nada.

(Música)

Las condiciones no auguran nada bueno.

Pero ahora se trata de continuar

con el proceso de adaptación de nuestro cuerpo a la altura.

Por eso, hay que hacer un esfuerzo

por intentar alcanzar el campamento 2.

Aunque no será el mejor día para andar por la montaña,

pero tampoco el peor, todos se muestran de acuerdo.

Y nadie quiere fallar a nadie.

Óscar y Barni sienten la responsabilidad

de que si, por debilidad suya, uno tiene que darse la vuelta,

sus guías deberán renunciar a su propio reto y regresar con él.

Al contrario ocurre lo mismo.

Porque la diferencia de visión no conlleva mejor o peor resistencia

ante este esfuerzo ni ante estas condiciones.

(Música)

A pesar de la mala meteo,

hemos conseguido llegar al campamento 2.

Pero no ha sido posible alcanzar el campamento 3,

como teníamos programado.

Por lo que, a nuestro pesar, nos vemos obligados a bajar al base.

Los días de expedición se acaban.

Estamos otra vez en ruta al campamento 2,

un tramo abierto semanas antes en mejores condiciones.

El viento habitual, compañero en esta expedición,

hoy no sopla con demasiada fuerza,

por lo que la progresión por las empinadas rampas

que conducen al campamento, se hace más fácil.

(Música)

Eres mi ídolo, Óscar.

(Continúa la música)

Tras varias horas de ascensión, la ruta muestra su dureza.

Pero, como comenta Óscar, la montaña siempre se disfruta.

Unas veces porque vas sobrado y disfrutas del entorno,

y otras lo pasa mal, pero disfrutas después,

cuando has alcanzado el objetivo.

No cabe la menor duda de que esta entra en la segunda categoría.

Además, como si hubiera escuchado a Óscar,

para que la recompensa por el esfuerzo sea todavía mayor,

la montaña ha decidido recibir nieve fresca.

Seremos afortunados si la decisión es pasajera.

Como las intensas nevadas caídas días atrás

nos impidieron alcanzar el campamento 3,

ahora decidimos intentar la cima directamente desde el campo 2.

1300 metros de desnivel nos esperan.

(Música)

1 de la madrugada, hora de salir.

Sigue nevando copiosamente y estamos envueltos en la niebla.

¿Hasta dónde queremos forzar?

No.

Por una decisión precipitada

no queremos que un error arruine la felicidad de una vida.

Nos preguntamos, valoramos y decidimos que, ante esta situación,

lo más razonable es renunciar al intento.

Nuestro plan b, ambicioso en circunstancias óptimas,

resulta inviable en las pésimas condiciones actuales.

Esperamos a la luz del día para desmontar el campamento,

cargar con todo el material en las mochilas

y comenzar el descenso al base.

No vamos a ser los primeros que no consiguen subir al Muztagh Ata,

que ya se cobró cuatro intentos pioneros

antes de recibir la primera ascensión en 1956,

a cargo de un grupo chino-ruso formado por 31 alpinistas.

Ni tampoco seremos los últimos.

Muy cargados, descender al campamento 1 resulta duro,

física y psicológicamente

pero, por suerte, el tiempo no ha empeorado demasiado.

(Música)

Aunque no bajemos contentos,

nos sentimos afortunados por ser montañeros,

por escalar con amigos,

por no practicar un deporte competitivo.

Por eso, podemos despedirnos del Muztagh Ata

con estas lúcidas palabras de Mahatma Gandhi.

(Música)

Parecen escritas para todos nosotros.

(Música)

Al filo de lo imposible - Muztagh Ata, "un sueño sin barreras"

27:46 09 ene 2016

Al filo de lo imposible, el veterano programa dedicado a la naturaleza y los deportes de aventura, cierra la temporada cumpliendo el sueño de dos invidentes: ser los primeros montañeros con discapacidad visual en coronar el Muztagh Ata, el segundo pico más alto de la cordillera del Kunlun.
El Muztagh Ata es una montaña de 7.546 metros situada en el macizo del Kunlun, en el Himalaya chino. Óscar Domínguez y Ricardo García “Barni”, son dos montañeros con discapacidad visual que quieren alcanzar su cima e inscribir sus nombres en el libro de
Nunca antes un invidente ha coronado esta montaña. Les acompañan cuatro guías, varios de ellos pertenecientes al Grupo Militar de Alta Montaña, que ayudarán a que ambos consigan su objetivo.

Al filo de lo imposible, el veterano programa dedicado a la naturaleza y los deportes de aventura, cierra la temporada cumpliendo el sueño de dos invidentes: ser los primeros montañeros con discapacidad visual en coronar el Muztagh Ata, el segundo pico más alto de la cordillera del Kunlun.
El Muztagh Ata es una montaña de 7.546 metros situada en el macizo del Kunlun, en el Himalaya chino. Óscar Domínguez y Ricardo García “Barni”, son dos montañeros con discapacidad visual que quieren alcanzar su cima e inscribir sus nombres en el libro de
Nunca antes un invidente ha coronado esta montaña. Les acompañan cuatro guías, varios de ellos pertenecientes al Grupo Militar de Alta Montaña, que ayudarán a que ambos consigan su objetivo.

ver más sobre "Al filo de lo imposible - Muztagh Ata, "un sueño sin barreras"" ver menos sobre "Al filo de lo imposible - Muztagh Ata, "un sueño sin barreras""
Xcerrar

Los últimos 239 documentales de Al filo de lo imposible

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Agua

    Agua

    27:46 pasado sábado

    27:46 pasado sábado Con este capítulo monográfico que tiene como nexo común nuestras vivencias en el medio acuático, queremos compartir con nuestros espectadores, algunos de los mejores momentos vividos en las diferentes aventuras que nutren nuestra extensa biografía.

  • El sueño de volar

    El sueño de volar

    29:31 11 nov 2017

    29:31 11 nov 2017 Capítulo dedicado al medio aéreo, centrado en la fusión de tres especialidades de vuelo: velero, ala delta y parapente con tres personas conocedoras de cada una de ellas que aportarán su visión profesional: Alfredo Martín, Blay Olmos y José Isidro 'Josito'. Alfredo Martín, parapentista de alto nivel y piloto de velero, aporta la visión del velero pero también la del romanticismo del vuelo libre, expuestas a través de su amplia experiencia en parapente donde ha realizado hasta 348 kilómetros de distancia. Blay Olmos es piloto de ala delta, reconocido a nivel mundial, y recordman español de ala delta y parapente. Este protagonista proporciona el prisma del competidor que busca las marcas; una visión deportiva encarnada por un piloto de la nueva generación con la energía de la juventud. La polivalencia con diferentes disciplinas del parapente (monoplaza, biplaza) la representa José Isidro 'Josito', alpinista y parapentista de distancia y montaña. La participación de Marga Sanz parapentista y David Gutiérrez paracaidista especialista en salto B.A.S.E hace de este capítulo un referente para los amantes del vuelo.

  • Al Filo aire

    Al Filo aire

    28:16 04 nov 2017

    28:16 04 nov 2017 Con este capítulo monográfico que tiene como nexo común nuestras vivencias en el aire, queremos compartir con nuestros espectadores, algunos de los mejores momentos vividos en las diferentes aventuras aéreas que nutren nuestra extensa biografía.

  • 27:56 28 oct 2017 Albert Guardia, Iván Germán y Urko Carmona sufrieron la amputación de una pierna como consecuencia de diferentes accidentes de tráfico, los tres practicaban la escalada. En este capítulo cuentan cómo la práctica de ese deporte les ha ayudado a superar la pérdida de ese miembro.

  • 27:07 21 oct 2017 Albert Guardia, Iván Germán y Urko Carmona sufrieron la amputación de una pierna como consecuencia de diferentes accidentes de tráfico, los tres practicaban la escalada antes de los accidentes. En este capítulo cuentan cómo la práctica de ese deporte les ha ayudado a superar la pérdida . Tras varios meses de recuperación, cada uno de ellos y en diferentes momentos, sienten la necesidad de retomar una actividad que realizaban antes del suceso. En esta primera parte cuentan cómo la práctica de la escalada deportiva les ha ayudado a superar la pérdida de ese miembro.

  • 27:09 05 feb 2017 Pamir, significa en persa " techo del mundo" y en realidad es la unión de las cordilleras del Tian Shan, Karakorum, Kunlun e Indu Kush, situadas al oeste del Himalaya. Cuatro montañeros, Pepe, Emilio, Antonio y Benito, viajan desde la población murciana de Caravaca de la Cruz con el objetivo de conquistar uno de los picos más emblemáticos del nudo del Pamir: el Pico Lenin.

  • 27:33 22 ene 2017 Desde los inicios de la serie, los Pirineos han sido uno de los lugares favoritos del equipo para la práctica de diferentes disciplinas con un denominador común: La aventura. Sobre volar el macizo a bordo del globo Al filo 1 pilotado por Laureano Casado. Descender el río Ara en Kayak. Disfrutar con un trepidante descenso en bicicleta, estas son algunas de las actividades que el equipo afronta en este capítulo.

  • 28:52 15 ene 2017 Axier Muniain, un consumado surfista de Zarautz se adentra en el mundo de las olas gigantes. En este viaje a la búsqueda de la ola perfecta, descubrimos que hay lugares a lo largo de la costa cantábrica donde es posible encontrar olas de más de 10 metros, con las que sólo se atreven algunos especialistas. La aventura continúa en la costa portuguesa donde encontramos la ola más grande surfeada hasta el momento.

  • 28:34 08 ene 2017 La localidad oscense de Benasque alberga la sede de la Escuela Española de Alta Montaña, en este centro se imparte la formación a los Equipos Españoles de Alpinismo.

  • 27:52 01 ene 2017 Los descubrimientos de galerías y salas llevados a cabo por diferentes grupos de espeleólogos, han propiciado que la Cueva de Pas de Vallgornera sea en estos momentos la de mayor recorrido de las Islas Baleares. La importancia del descubrimiento no se basa solamente en la extensión que está adquiriendo la cueva, sino también en los hallazgos de restos fósiles, depósitos de arenas cuaternarias, nuevas morfologías de corrosión e incluso la posibilidad de que todo este conjunto de datos pueda dar lugar a nuevas teorías evolutivas de las cavidades de la isla.

  • 27:10 18 dic 2016 Mallorca es un conocido destino turístico para los amantes de sol y playa. También una tierra de montañas, acantilados y un subsuelo repleto de cavidades que extienden sus galerías a lo largo y ancho de la isla. La cueva de Pas de Vallgornera es una de ellas, situada al sur de la isla su sistema de galerías se expande entre las penumbras defendido por la oscuridad y el agua. Descubrimos y mostramos un mundo oculto a la mayoría de los mortales, con su propia historia y su particular ecosistema. A la vez estudiamos el legado que a lo largo del tiempo, la tierra ha ido escribiendo entre sus paredes.

  • 27:39 11 dic 2016 Psicobloc es el nombre que inventó el mallorquín Miquel Riera, quien lo practica desde 1978 en Mallorca. Los británicos lo llaman Deep Water Soloing. Se trepa sin cuerda, como en las cortas vías de escalada de bloque, pero a diferencia de ésta, las longitudes obligarían a usarla si no hubiera agua debajo. Aun así, la posibilidad de caer de 15, 20 o incluso más metros nos sitúa en un escenario salvaje con un riesgo de hacerse daño tan real que supone un duro costo psicológico. Malta es el lugar elegido por el equipo de 'Al filo de lo imposible' para poner en práctica la actividad y disfrutar de esta primera aventura.

  • 27:46 09 ene 2016 Al filo de lo imposible, el veterano programa dedicado a la naturaleza y los deportes de aventura, cierra la temporada cumpliendo el sueño de dos invidentes: ser los primeros montañeros con discapacidad visual en coronar el Muztagh Ata, el segundo pico más alto de la cordillera del Kunlun. El Muztagh Ata es una montaña de 7.546 metros situada en el macizo del Kunlun, en el Himalaya chino. Óscar Domínguez y Ricardo García “Barni”, son dos montañeros con discapacidad visual que quieren alcanzar su cima e inscribir sus nombres en el libro de Nunca antes un invidente ha coronado esta montaña. Les acompañan cuatro guías, varios de ellos pertenecientes al Grupo Militar de Alta Montaña, que ayudarán a que ambos consigan su objetivo.

  • Apnoia. Sin respiración

    Apnoia. Sin respiración

    28:03 02 ene 2016

    28:03 02 ene 2016 Miguel Lozano es uno de los mejores y más brillantes deportistas de nuestro país con la tercera mejor marca mundial de la historia. Se ha sumergido en las playas de medio mundo para entrenar y competir al lado de los más consagrados nombres de la apnea.

  • 27:24 26 dic 2015 Una imponente pared de más de trescientos metros de altura por la que discurren algunas de las vías de escalada más difíciles del Pirineo. Víctor Esteller y José María Esquirol 'Tato', escalan una de ellas. Al tiempo José Isidro Gordito a los mandos de su parapente les observa desde el aíre.

  • 28:41 19 dic 2015 Este documental cuenta la historia de la apasionante aventura que Emilio Hernández y José González, dos bomberos de la Región de Murcia, se proponen realizar. Cruzar el Océano Atlántico a remo sin ningún tipo de asistencia.

  • 29:00 12 dic 2015 En esta segunda entrega, el programa se adentra en el Marruecos más auténtico, pasando por los pequeños pueblos de las montañas y sus valles. Un viaje intenso y lleno de contrastes a través de un territorio surcado de aldeas, campamentos nómadas, gargantas y desfiladeros, hasta llegar a Taghia, una pequeña aldea bereber rodeada de grandes paredes donde los amantes de los desafíos verticales encuentran un paraíso. Ahí espera Au nom de la reforme, una ruta para escalar sin más ayuda que sus manos y pies. En esta misma zona la nieve que se funde con la llegada de la primavera, alimenta ríos que forman agresivos cañones y barrancos. El descenso del río Ahanesal será otro de los objetivos del programa

  • 28:10 05 dic 2015 Al sur de Briançon en los Alpes Franceses, durante los meses de invierno se forman numerosas cascadas de hielo, entre las más de 20 zonas de este laberinto gélido, el programa se centrará en tres de ellas. Por sus características, aún mantendrán las condiciones que se requieren para poder escalarlas. Verdaderos retos en la época de sus descubridores, hoy se consideran rutas de grado medio-alto tan aparentemente asumibles para unos, como imposibles para otros. Carles González y Xavi Ayuso, dos de los mejores escaladores del momento asumen el reto.

  • 29:19 14 dic 2014 El psicobloc es simplemente escalar sin cuerda sobre el mar, pero no se trata de pasearse de lado a lado por las paredes de los acantilados.Miquel Riera, padre de la escalada en acantilados, conocida como Psicobloc, nos enseña las tecnicas de la misma, nos habla de la historia y desarrollo de esta especialidad y nos lo demuestra en la práctica.

  • Espeleobuceo Mallorca II

    Espeleobuceo Mallorca II

    28:00 07 dic 2014

    28:00 07 dic 2014 Los miembros del Grup Nord de Mallorca, junto al equipo de Al Filo de lo imposible nos cuenta la historia de las exploraciones en la Cueva del Drac en Mallorca, y nos muestran la autentica belleza de esta cueva Mallorca, su zona sumergida bajo las aguas, una catedral de formas imposibles.El equipo de espeleobuceadores del Grupo Nord de Mallorca, en colaboración con la Universidad de las Islas Baleares y el equipo de Al filo de lo imposible, ha desarrollado en los últimos tres años un trabajo de exploración que tiene como resultado este documental, repleto de aventuras y de la enorme belleza de esta cueva sumergida, con más de cuatro kilómetros de cavidades inundadas, rellenas de estalactitas y estalagmitas.Ya desde la prehistoria, las cuevas de Mallorca eran utilizadas por sus pobladores y, a partir del siglo XIX, con la llegada a la isla del archiduque Luis Salvador de Austria es cuando comienza el conocimiento y el estudio científico de las cavidades mallorquinas. Es en esa época cuando se realizan las primeras exploraciones científicas de la cueva del Drac, descubriendo el famoso lago de Martel, y se convierte en punto de peregrinaje continuo para viajeros y turistas.

Mostrando 1 de 12 Ver más