Dirigido por: Antonio Perezgrueso

Este espacio emite documentales sobre alpinismo, escalada y otros deportes de riesgo al aire libre. El equipo del programa ha logrado hazañas destacables, como filmar en el prohibido reino himalayo de Mustang y en Bhután.

‘Al filo de lo imposible’ es una serie documental en la que predomina la emoción, los deportes de aventuras y el riesgo. Está dirigido por Antonio Perezgrueso, y cuenta con realización de Manuel Rojo, producción de Esteban Vélez y Fátima Ramas, y los cámaras Fernando Martín y Luis Miguel Pavón.

La web del programa amplía información sobre cada aventura, con reflexiones de los miembros del equipo que las han vivido. También incluye fotografías de las expediciones y permite volver a ver todos los programas de esta y otras temporadas.

3825958 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.9.0/js
Para todos los públicos Al filo de lo imposible - Una joya en el Mediterráneo - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

No importa las veces que hayamos traspasado umbrales,

mostradores de facturación,

arcos de seguridad y resto de obstáculos

de esa carrera que nos espera cuando salimos a un nuevo viaje.

No importa si han sido 1 o 100 vuelos,

porque hay algo que se renueva en nuestro interior

en cuanto se abre la puerta del avión.

La ilusión por vivir con nuestra piel

cada momento que pasemos en Malta.

(Música)

Callejear por la Mdina, su primera capital,

una ciudad levantada por los fenicios

en el centro de la isla, nos recuerda que nos encontramos

en un punto estratégico en mitad del Mediterráneo,

donde han dejado bellas muestras de su paso

las potencias e imperios de cada época.

Mientras nos trasladamos

y la comparamos con la capital actual, La Valeta,

repasamos 3000 años de historia en los que esta isla ha sido

fenicia, griega, cartaginesa, romana, bizantina, árabe,

normanda, francesa y británica y, entre medias, también española.

Lo fue desde que, en 1282, Roger de Lluria y sus almogávares,

esa tropa feroz surgida de montañeses pirenaicos,

la conquistara para la Corona de Aragón

y hasta que, 250 años después, el rey y emperador Carlos I,

la sirvió a los caballeros guerreros de la futura Orden de Malta.

Por suerte, nadie aparece ya por sus costas con ánimos guerreros

ni deseos de quedársela.

Hemos venido a Malta porque es un destino que teníamos cerca.

Habíamos escuchado, un poco, hablar de lo que es la isla.

La isla presenta unas características

que engloba todo lo que queremos hacer.

Un poco multideporte, deporte de aventura y psicobloc.

Vamos a ver qué tal nos va.

-Hemos venido a Malta a practicar deportes en la naturaleza.

También hemos añadido un poquito de turisteo.

Con parte del turisteo ya hecho y, sobre todo, disfrutado,

comienza el plan principal para Marco Jubes y Maja Jonjic,

que han venido a Malta para escalar.

Porque para un escalador entregado a su deporte,

puede o no puede haber otras cosas durante un viaje,

pero si no se escala, tampoco hay viaje.

Esta vez, la escalada resulta muy particular, psicobloc,

trepar sin cuerda acantilados marinos.

Para los no iniciados,

puede parecer que caer sobre el agua es un seguro de vida,

pero solo desde poca altura y en circunstancias bien controladas

lo es.

Por eso, con el menor gasto de adrenalina posible,

Marco disfruta de lo maravilloso

que resulta subir metros y más metros

sin el lastre de cintas, mosquetones y cuerdas.

Escalar y fluir hasta que...

O tal vez Marco quería saber qué esconden estas aguas.

Aunque para los parámetros de un escalador,

el vuelo ha estado cerca de parecerse

a un salto de paracaidista, la caída ha sido controlada

y el mar ofrecía un buen momento para permitirse estas alegrías.

Ahora le toca el turno a Maja.

Para comenzar esta ruta de la zona conocida como Red Wall,

adonde hemos accedido rapelando,

lo principal es tener mucho cuidado durante los primeros metros.

A cambio de disfrutar un cómodo pie de vía

que facilita nuestra entrada y las tareas de grabación,

durante los primeros movimientos, la caída no sería al agua

y, a diferencia de esta, la roca no perdona.

De hecho, algunos anclajes nos señalan

que la vía está equipada para escalar con cuerda.

El psicobloc siempre es una elección, no una obligación.

(Música)

Los últimos dos años lo he empleado, sobre todo, al búlder.

Creo que el búlder quita mucho esa parte psicológica

que tiene la deportiva.

Una vez afrontas el pánico

que te puedes encontrar en el psicobloc,

luego, lo que son las otras modalidades,

dificultad o búlder, te parece una tontería,

tontería en cuanto a la cabeza, más bien.

Creo que te desenvuelves mucho mejor una vez has practicado psicobloc.

Has, sobre todo, podido enfrentarte con tus peores miedos,

por así decirlo.

Psicobloc es el nombre que inventó el mallorquín Miquel Riera,

quien lo practica desde 1978 en Mallorca.

Los británicos lo llaman "deep-water soloing",

se trepa sin cuerda,

como en las cortas vías de escalada de bloque,

pero, a diferencia de esta,

las longitudes obligarían a usarla si no hubiera agua debajo.

Aún así, la posibilidad de caer de 15, 20 e incluso más metros,

nos sitúa en un escenario salvaje,

con un riesgo de hacerse daño tan real

que supone un duro coste psicológico.

Cuando eres escalador

y llevas un tiempo en la escalada,

intentas buscar más sensaciones

dentro de lo que es el mundo de la escalada.

Existen varias modalidades que son, por así decir, las más tradicionales

o las que generalmente se usan,

pero pocas veces logramos aventurar lo que es el psicobloc.

El psicobloc, en este punto,

son sensaciones que, igualmente, te podría describir,

pero aportan mucho a la escalada.

Aporta mucho para el que es aventurero,

el que quiere intentar tener nuevas sensaciones.

La gente ve el aspecto como peligroso.

Existe, claro, existe un riesgo,

pero un riesgo que puede ser controlado.

Puede ser controlado por ti, la situación,

hay que saber dónde escalar y todo,

porque no puedes aventurarte sobre lugares donde nadie ha escalado

o aventurarte cuando las condiciones no son las idóneas,

pero creo que el psicobloc, dentro del mundo de la escalada,

es una pieza para que el escalador pueda aventurarse

y disfrutar de ella.

Y si quieres ser un escalador completo,

tienes que haber probado el psicobloc.

Por suerte,

ya que ser ese escalador completo no está al alcance de todos,

tampoco es el único camino de su felicidad.

Algunos lo prueban y no vuelven,

porque no pueden expulsar a unos demonios que se crecen

cuanto más grande se augura la caída.

Quienes lo logran y conocen la clave de este exorcismo,

tienen que llevar aprendidas otras lecciones.

En el psicobloc

una de las finalidades sería subir la pared,

pero claro, esto no siempre sucede,

así que, si caes, tienes que saber nadar.

Caes directamente al agua

y hay que intentar que la materia nadar

la tengas bien aprobada, ¿por qué?

Porque, muchas veces, esta caída no es controlada,

porque hay pasos que estás probando

y, generalmente, si estás escalando para intentar sacar la vía,

arriesgas un poco y, al arriesgar,

puede ser que caigas de una forma no predeterminada

y, al caer, tendrás que nadar.

Entonces, la materia nadar es muy importante para el psicobloc

y para poder disfrutar también del deporte.

(Música)

Después de otro buen salto controlado de Marco

o, tal vez, de un nuevo intento de averiguar

qué hay debajo de estas aguas,

las siguientes rutas van a comenzar directamente desde el mar.

Mejor dicho, desde la barca que nos sirve de aproximación

hasta el mismo pie de vía

de un fantástico arco en Blue Grotto.

Los lugareños se han dado cuenta

de las necesidades de los escaladores de psicobloc.

Una parte pequeña, pero que también suma para el turismo activo,

que acude a sus islas a bucear o recorrer sus costas en canoa,

como también para practicar escalada tradicional,

senderismo o ciclismo.

Venga, Marco.

Venga, fuerte.

¡Bien!

Malta es, para todos ellos, una pequeña joya en el Mediterráneo

y este gigantesco arco es una joya para los escaladores,

aunque llevársela en el bolsillo no parece nada fácil.

En realidad, escalar un techo siempre resulta muy difícil

y, además, en psicobloc no hay segundas oportunidades,

porque se sube solo con la bolsa de magnesio

y los pies de gato.

Por eso no hay cuerda que pase por las cintas que cuelgan

ni asegurador que la tense

para que Marco pueda descansar un rato.

Además, una roca que se desprende no es un buen presagio.

Una nueva zambullida.

Pero pesa más seguir escalando,

así que con un plácido braceo que ayuda a enfriar los músculos,

vuelve a la barca para buscar otra manera de subir a lo más alto.

Se iba abriendo hacia atrás.

Parece que está como en travesía hacia la izquierda.

Ahí vas yendo como por la derecha. Vamos allá.

No te di el puñito. -¡Oh!

Ahora comienza Maja esta línea

que, desde el principio, arranca bien desplomada.

Además de una notable fuerza de brazos,

hace falta abdomen de hierro y pies ligeros,

que sepan aprovechar las formas

con las que esta roca clama a gritos ser escalada.

Maja, venga, tranqui.

Piensa en los movimientos de arriba, arriba hay buen canto.

Mientras más subas, más alta estarás, entonces...

Por ahí estás bien, ¿eh?

Esta obviedad esconde algo,

Maja busca el trampolín donde iniciar su salto

y, aunque dé más miedo... (GRITA)

Resulta más seguro un poco más arriba.

¡Buena! -Muy bien, Maja.

Cuando haces psicobloc da la sensación de miedo,

pero es una sensación que puedo ir dominando,

porque tienes un respeto sobre la vía, sobre la caída.

Y, también, aparte de tener miedo, es intentar gestionarlo,

pero esto engloba una libertad porque, al final,

te tienes que sentir tú solo con la piedra.

El sonido del agua te atrapa

y son unas sensaciones de estar tú, la roca y el agua.

Después de ver a Maja escalar esta línea de Blue Grotto,

Marco desconecta todas las emociones

que le perturben vivir la experiencia.

A diferencia de otros deportes

en los que se puede dejar volar la mente y, por ejemplo,

seguir dando pedales,

la escalada exige, y también premia, la concentración absoluta

en el movimiento continuo, constante.

Todo discurre con los riesgos objetivos debidamente controlados

y los demonios del miedo bien exorcizados.

Todo fluye cuando los sentidos se desbordan con estos regalos,

el ruido de las olas meciéndose abajo, el olor a mar

y el gusto a salitre, que está por todos lados,

el tacto de la roca, con la que nos conectamos,

contemplar nuestro próximo agarre

y, cuando algún reposo natural lo permita, el paisaje lejano.

(Música)

Aunque, a veces, no es todo tan idílico.

En ocasiones, esta roca marina es frágil por naturaleza

y hay que saber reconocerla y escalar sin exprimirla,

para no volar junto con un canto.

Venga, Marco.

Venga, fuerte.

¡Bien!

Esta vez, la escalada termina sin chapuzón.

Malta no es solo Malta, es decir, no es solo una isla,

sino un archipiélago con otras dos islas pobladas

y, lo que más nos interesa, aptas para la escalada.

Nos trasladamos a una de ellas, Gozo,

que también es la segunda en tamaño,

a donde se llega después de un corto traslado en ferri.

Desde aquí podemos contemplar Malta, de donde venimos

y, entre las dos, la pequeña Comino.

Gozo también ofrece un imprescindible turisteo

con el que cultivar mente y alma

por callejas que respiran siglos de historia.

De historia que pudo cambiar el mundo que conocemos,

porque hace 450 años, estas islas supusieron el límite

del avance otomano por el Mediterráneo.

Aquí, durante el primer sitio de Malta,

los cristianos resistieron al gran turco para coger impulso

y vencerle definitivamente años después

en la célebre batalla de Lepanto.

Además, Malta y, en concreto, esta isla,

alberga parte de la historia más longeva de la humanidad.

El templo de Ggantija, construido entre el año 4000 y 2500 a. C.,

la edificación megalítica más antigua que se conoce

y que ostenta el reconocimiento de Patrimonio de la Humanidad.

Por si todo esto fuera poco, Gozo reclama ser la isla de Calipso

y albergar la cueva donde Ulises, a su regreso de Troya,

es retenido por los amores y placeres de la vida

que le ofrece la seductora ninfa.

Cuenta Homero que pasaron siete años juntos

y que concibieron dos hijos,

antes de que el astuto rey de Ítaca pudiera continuar con su odisea.

(Música)

A través de una singular cueva, aunque no sea la de Calipso,

nosotros hemos alcanzado la siguiente etapa

de nuestra singladura maltesa.

Estamos en Mgarr ix-Xini, una zona próxima a la costa.

Con vías tanto de escalada deportiva y equipada

como de escalada tradicional, que exigiría equipamiento extra,

se trata de la escuela más desarrollada de Gozo.

De momento, el camino de aproximación

ya nos ha revelado un paisaje precioso.

No puede haber mejor manera

de comenzar un magnífico día de escalada.

Seguimos escalando, por supuesto,

pero ahora, atados a una cuerda que, paradójicamente, nos libera.

Porque estamos más acostumbrados a escalar con cuerda que sin ella,

a que si se produce la caída, sea, más bien, corta que infinita

y a quedar colgados del arnés después de un suave vuelo,

en lugar de aguantar la respiración al chocar contra el agua

en medio de una inmersión violenta.

Por eso, la cuerda no solo nos protege físicamente

de los daños de una posible caída,

sino que también nos libera de algunos miedos.

Escalando ahora con cuerda, a esos demonios que a veces llevamos

les resulta más difícil engordarse con los temores que viven dentro.

El miedo, dentro de todo lo que es la escalada,

es un factor que puede influir a mal o a bien.

A bien, porque es un factor que tú tienes que superar,

entonces, te hace que te tienes que concentrar

para un punto específico o una vía.

Entonces, ese miedo tú lo puedes invertir a bueno,

porque tienes que hacerlo bien,

porque sino, este miedo te puede vencer.

Por la otra parte, el miedo puede jugarte la doble cara.

Puede hacerte inseguridad

y a hacer que el paso sea mucho más difícil

aún de lo que tú crees que es.

Los primeros que escalaron en Gozo fueron soldados británicos.

Así, desde el egoísta punto de vista que nos interesa,

no ha sido en vano que la última parte de la historia de Malta,

desde 1800 hasta finales de los años 70 del siglo XX,

fuera colonia

o estuviera bajo la protección del imperio británico.

A los británicos no les costó demasiado

arrebatársela a Napoleón,

pero para invadir la isla unos pocos años antes,

el astuto emperador francés no había necesitado ni un disparo,

le bastó con tener un permiso de atraque

y desembarcar las tropas ante la mirada de sus defensores,

porque los caballeros de la Orden de Malta no podían,

según las condiciones de cesión que les exigió nuestro rey Carlos I,

enfrentarse a príncipes cristianos.

Otros escaladores continuaron lo que los británicos comenzaron

y hoy en Malta hay unas 1300 vías de escalada de todos los niveles

de roca caliza de gran calidad, rica en agujeros y formas.

En algunas de estas rutas, de un grado confortable para ellos,

Marco y Maja terminan de adaptarse y apaciguar sus miedos

para acometer el próximo abordaje.

(Música)

El miedo controlado

es el que te va a ayudar a evitar las imprudencias.

Una persona que tiene el miedo a un lado o no lo siente realmente,

es aquel que más imprudencias comete.

Si tú sientes miedo,

tu cabeza está el doble de atenta en todo.

¿Caeré bien? ¿Estará bien esta roca? ¿Se podrá romper algo?

En el caso de que se rompa, la caída, ¿qué tal será?

El miedo, en su... Tampoco excesivo, ¿no?

El miedo excesivo te limita, pero el miedo controlado

yo creo que evita bastante la imprudencia.

Marco sigue atento la progresión de Maja,

que ya está cerca del último anclaje de la ruta.

(Música)

Aprovechamos que solo hay que llevar pies de gato y bolsa de magnesio

para acercarnos a nuestro siguiente destino,

situado al norte de la isla, en bicicleta.

Para nosotros, hoy es solo un medio de transporte,

pero los aficionados a dar pedales

pueden encontrar rutas de variada dificultad

que les conducirán a descubrir los rincones de la isla.

Pasamos por encima de algunas bahías menores,

lo que nos recuerda que los fenicios llamaron Malet, refugio,

cuando llegaron a estas islas hace 3000 años.

Nuestro objetivo es un impresionante arco

llamado Wied il Mielah,

una maravillosa obra de la naturaleza

creada por la erosión del agua y el viento.

Maja, ya llegamos.

-Qué guapo, ¿no? -Sí, sí.

Además, es supercurioso.

Como está cortado así, parece como que... No sé.

Una catana.

Está guay, ¿eh?

Porque, no sé, es un poco alto... -Sí, un poquito demasiado, ¿no?

(RÍEN)

Un poquito demasiado, pero ya vamos a ver.

-De hecho, en la caída también te la juegas un poquito, ¿no?

-Sí. Vamos a probar. Vamos a ver.

Que el mar está un poco revuelto, pero vamos a probar primero.

Si no podemos subir con las cuerdas y, si lo vemos seguro,

nos aventuramos, ¿no? -Yo creo que sí.

-Bueno, tú tranquila. -Y sino, yo estoy contigo.

(RÍEN)

No, ya verás, que lo pasaremos bien. Será guay.

-Perfecto. -Es cuestión de disfrutar.

El entorno resulta espectacular.

El mar hoy ruge algo bravío

y, en realidad, para interpretar este diálogo de escaladores,

donde se dice poco o poquito

para referirse a la altura o al riesgo de una caída,

significa claramente alto y claramente peligroso

en caso de caída.

Son algo más de 20 m

y los seguros que dejamos sin "mosquetonear"

nos recuerdan que se trata

de una vía equipada para escalar con cuerda.

En este caso, el psicobloc vuelve a ser una decisión,

no una obligación.

Se acepta un riesgo

porque, empezando por la dificultad de la ruta,

pero sin descartar el factor sorpresa,

todo está bajo control.

Desde arriba, Marco observa

cómo baten las olas de un Mediterráneo embravecido.

Esta vez, no hay vuelo e inmersión

y se queda sin descubrir lo que hay bajo la superficie de un mar

que esconde tesoros que se pueden descubrir buceando.

No en vano, el submarinismo es una atracción

más antigua que la escalada para los visitantes de estas islas.

El elegido es el pecio EMW Karwela,

un ferri que fue hundido a propósito en la zona suroeste de la isla

con el fin de formar un arrecife.

Por sus recovecos descubrimos

cómo va creciendo un mundo nuevo que satisface nuestra curiosidad.

Por su accesibilidad, tamaño e interés,

posiblemente sea uno de los pecios más visitados de esta isla de Gozo.

Los submarinistas más aventureros y expertos

encontrarán en otros lugares más lejanos de la costa

y más profundos,

barcos y aviones hundidos durante las batallas y combates

que asolaron Malta en la Primera

y, sobre todo, en la Segunda Guerra Mundial.

Pero también cuevas, arcos y agujeros submarinos naturales

plenos de vida.

Un chaval o alguna persona que se aventura,

sube por la roca y salta...

Bueno, dicen que es el inicio del psicobloc.

Al modo más evolutivo, donde quieres ir más difícil,

quieres hacer más retos,

se comenzó a practicar en lugares donde las paredes que escalabas

eran escasas, no tenías altas paredes

o suficientes paredes para practicarlo.

En estos lugares, se comenzó a aventurarse por estas paredes

que están hacia los riscos de la región.

Por ejemplo, en Mallorca, lleva años ya practicándose el psicobloc.

Podemos hablar de uno de los pioneros del psicobloc,

como es Miquel Riera.

No diríamos que es el padre de la escalada,

pero sí uno de los que ha empujado más

el psicobloc dentro de la comunidad.

Ha hecho que escaladores de otras comunidades

puedan ir viniendo y aventurarse a la escalada

y esto ha hecho que, en otros lugares,

la gente intente buscar más paredes.

Incluso, ahora mismo, es una modalidad de la escalada

que se practica con mucha regularidad.

(Música)

Estos acantilados, que antaño los marinos solo querían evitar,

son hoy el destino de los escaladores

que acuden en busca de un valioso cofre del tesoro,

discordante de experiencias y sensaciones nuevas.

Y Malta, al igual que nuestra Mallorca,

se ha convertido en una gran joya

para el psicobloc o "deep-water soloing",

como lo llaman los ingleses y se conoce en estas islas.

Sabemos que una caída desde 10 m de altura

supone impactar con el agua

a una velocidad próxima a los 40 km/h,

con el consiguiente riesgo de producir una lesión.

Pero no siempre es necesario jugársela, arriesgar grandes vuelos,

en el límite del grado de cada uno, sino que también hay momentos

para que el juego sea solo eso, juego,

como esta travesía a pocos metros por encima del agua.

Comparados con los altos psicoblocs a los que nos acabamos de enfrentar,

los movimientos de hoy no se traducen en riesgo,

sino en pura acrobacia.

Por eso, no vamos a resistirnos demasiado

al último vuelo e inmersión

en nuestra mediterránea colchoneta de agua salada.

(Música)

(Música créditos)

Al filo de lo imposible - Una joya en el Mediterráneo

27:39 11 dic 2016

Psicobloc es el nombre que inventó el mallorquín Miquel Riera, quien lo practica desde 1978 en Mallorca. Los británicos lo llaman Deep Water Soloing. Se trepa sin cuerda, como en las cortas vías de escalada de bloque, pero a diferencia de ésta, las longitudes obligarían a usarla si no hubiera agua debajo. Aun así, la posibilidad de caer de 15, 20 o incluso más metros nos sitúa en un escenario salvaje con un riesgo de hacerse daño tan real que supone un duro costo psicológico. Malta es el lugar elegido por el equipo de 'Al filo de lo imposible' para poner en práctica la actividad y disfrutar de esta primera aventura.

Psicobloc es el nombre que inventó el mallorquín Miquel Riera, quien lo practica desde 1978 en Mallorca. Los británicos lo llaman Deep Water Soloing. Se trepa sin cuerda, como en las cortas vías de escalada de bloque, pero a diferencia de ésta, las longitudes obligarían a usarla si no hubiera agua debajo. Aun así, la posibilidad de caer de 15, 20 o incluso más metros nos sitúa en un escenario salvaje con un riesgo de hacerse daño tan real que supone un duro costo psicológico. Malta es el lugar elegido por el equipo de 'Al filo de lo imposible' para poner en práctica la actividad y disfrutar de esta primera aventura.

ver más sobre "Al filo de lo imposible - Una joya en el Mediterráneo" ver menos sobre "Al filo de lo imposible - Una joya en el Mediterráneo"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. alucinao

    Precioso el documental, como siempre !!!

    18 dic 2016

Los últimos 234 documentales de Al filo de lo imposible

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 27:09 05 feb 2017 Pamir, significa en persa " techo del mundo" y en realidad es la unión de las cordilleras del Tian Shan, Karakorum, Kunlun e Indu Kush, situadas al oeste del Himalaya. Cuatro montañeros, Pepe, Emilio, Antonio y Benito, viajan desde la población murciana de Caravaca de la Cruz con el objetivo de conquistar uno de los picos más emblemáticos del nudo del Pamir: el Pico Lenin.

  • 27:33 22 ene 2017 Desde los inicios de la serie, los Pirineos han sido uno de los lugares favoritos del equipo para la práctica de diferentes disciplinas con un denominador común: La aventura. Sobre volar el macizo a bordo del globo Al filo 1 pilotado por Laureano Casado. Descender el río Ara en Kayak. Disfrutar con un trepidante descenso en bicicleta, estas son algunas de las actividades que el equipo afronta en este capítulo.

  • 28:52 15 ene 2017 Axier Muniain, un consumado surfista de Zarautz se adentra en el mundo de las olas gigantes. En este viaje a la búsqueda de la ola perfecta, descubrimos que hay lugares a lo largo de la costa cantábrica donde es posible encontrar olas de más de 10 metros, con las que sólo se atreven algunos especialistas. La aventura continúa en la costa portuguesa donde encontramos la ola más grande surfeada hasta el momento.

  • 28:34 08 ene 2017 La localidad oscense de Benasque alberga la sede de la Escuela Española de Alta Montaña, en este centro se imparte la formación a los Equipos Españoles de Alpinismo.

  • 27:52 01 ene 2017 Los descubrimientos de galerías y salas llevados a cabo por diferentes grupos de espeleólogos, han propiciado que la Cueva de Pas de Vallgornera sea en estos momentos la de mayor recorrido de las Islas Baleares. La importancia del descubrimiento no se basa solamente en la extensión que está adquiriendo la cueva, sino también en los hallazgos de restos fósiles, depósitos de arenas cuaternarias, nuevas morfologías de corrosión e incluso la posibilidad de que todo este conjunto de datos pueda dar lugar a nuevas teorías evolutivas de las cavidades de la isla.

  • 27:10 18 dic 2016 Mallorca es un conocido destino turístico para los amantes de sol y playa. También una tierra de montañas, acantilados y un subsuelo repleto de cavidades que extienden sus galerías a lo largo y ancho de la isla. La cueva de Pas de Vallgornera es una de ellas, situada al sur de la isla su sistema de galerías se expande entre las penumbras defendido por la oscuridad y el agua. Descubrimos y mostramos un mundo oculto a la mayoría de los mortales, con su propia historia y su particular ecosistema. A la vez estudiamos el legado que a lo largo del tiempo, la tierra ha ido escribiendo entre sus paredes.

  • 27:39 11 dic 2016 Psicobloc es el nombre que inventó el mallorquín Miquel Riera, quien lo practica desde 1978 en Mallorca. Los británicos lo llaman Deep Water Soloing. Se trepa sin cuerda, como en las cortas vías de escalada de bloque, pero a diferencia de ésta, las longitudes obligarían a usarla si no hubiera agua debajo. Aun así, la posibilidad de caer de 15, 20 o incluso más metros nos sitúa en un escenario salvaje con un riesgo de hacerse daño tan real que supone un duro costo psicológico. Malta es el lugar elegido por el equipo de 'Al filo de lo imposible' para poner en práctica la actividad y disfrutar de esta primera aventura.

  • 27:46 09 ene 2016 Al filo de lo imposible, el veterano programa dedicado a la naturaleza y los deportes de aventura, cierra la temporada cumpliendo el sueño de dos invidentes: ser los primeros montañeros con discapacidad visual en coronar el Muztagh Ata, el segundo pico más alto de la cordillera del Kunlun. El Muztagh Ata es una montaña de 7.546 metros situada en el macizo del Kunlun, en el Himalaya chino. Óscar Domínguez y Ricardo García “Barni”, son dos montañeros con discapacidad visual que quieren alcanzar su cima e inscribir sus nombres en el libro de Nunca antes un invidente ha coronado esta montaña. Les acompañan cuatro guías, varios de ellos pertenecientes al Grupo Militar de Alta Montaña, que ayudarán a que ambos consigan su objetivo.

  • Apnoia. Sin respiración

    Apnoia. Sin respiración

    28:03 02 ene 2016

    28:03 02 ene 2016 Miguel Lozano es uno de los mejores y más brillantes deportistas de nuestro país con la tercera mejor marca mundial de la historia. Se ha sumergido en las playas de medio mundo para entrenar y competir al lado de los más consagrados nombres de la apnea.

  • 27:24 26 dic 2015 Una imponente pared de más de trescientos metros de altura por la que discurren algunas de las vías de escalada más difíciles del Pirineo. Víctor Esteller y José María Esquirol 'Tato', escalan una de ellas. Al tiempo José Isidro Gordito a los mandos de su parapente les observa desde el aíre.

  • 28:41 19 dic 2015 Este documental cuenta la historia de la apasionante aventura que Emilio Hernández y José González, dos bomberos de la Región de Murcia, se proponen realizar. Cruzar el Océano Atlántico a remo sin ningún tipo de asistencia.

  • 29:00 12 dic 2015 En esta segunda entrega, el programa se adentra en el Marruecos más auténtico, pasando por los pequeños pueblos de las montañas y sus valles. Un viaje intenso y lleno de contrastes a través de un territorio surcado de aldeas, campamentos nómadas, gargantas y desfiladeros, hasta llegar a Taghia, una pequeña aldea bereber rodeada de grandes paredes donde los amantes de los desafíos verticales encuentran un paraíso. Ahí espera Au nom de la reforme, una ruta para escalar sin más ayuda que sus manos y pies. En esta misma zona la nieve que se funde con la llegada de la primavera, alimenta ríos que forman agresivos cañones y barrancos. El descenso del río Ahanesal será otro de los objetivos del programa

  • 28:10 05 dic 2015 Al sur de Briançon en los Alpes Franceses, durante los meses de invierno se forman numerosas cascadas de hielo, entre las más de 20 zonas de este laberinto gélido, el programa se centrará en tres de ellas. Por sus características, aún mantendrán las condiciones que se requieren para poder escalarlas. Verdaderos retos en la época de sus descubridores, hoy se consideran rutas de grado medio-alto tan aparentemente asumibles para unos, como imposibles para otros. Carles González y Xavi Ayuso, dos de los mejores escaladores del momento asumen el reto.

  • 29:19 14 dic 2014 El psicobloc es simplemente escalar sin cuerda sobre el mar, pero no se trata de pasearse de lado a lado por las paredes de los acantilados.Miquel Riera, padre de la escalada en acantilados, conocida como Psicobloc, nos enseña las tecnicas de la misma, nos habla de la historia y desarrollo de esta especialidad y nos lo demuestra en la práctica.

  • Espeleobuceo Mallorca II

    Espeleobuceo Mallorca II

    28:00 07 dic 2014

    28:00 07 dic 2014 Los miembros del Grup Nord de Mallorca, junto al equipo de Al Filo de lo imposible nos cuenta la historia de las exploraciones en la Cueva del Drac en Mallorca, y nos muestran la autentica belleza de esta cueva Mallorca, su zona sumergida bajo las aguas, una catedral de formas imposibles.El equipo de espeleobuceadores del Grupo Nord de Mallorca, en colaboración con la Universidad de las Islas Baleares y el equipo de Al filo de lo imposible, ha desarrollado en los últimos tres años un trabajo de exploración que tiene como resultado este documental, repleto de aventuras y de la enorme belleza de esta cueva sumergida, con más de cuatro kilómetros de cavidades inundadas, rellenas de estalactitas y estalagmitas.Ya desde la prehistoria, las cuevas de Mallorca eran utilizadas por sus pobladores y, a partir del siglo XIX, con la llegada a la isla del archiduque Luis Salvador de Austria es cuando comienza el conocimiento y el estudio científico de las cavidades mallorquinas. Es en esa época cuando se realizan las primeras exploraciones científicas de la cueva del Drac, descubriendo el famoso lago de Martel, y se convierte en punto de peregrinaje continuo para viajeros y turistas.

Mostrando 1 de 16 Ver más