Dirigido por: Antonio Perezgrueso

Este espacio emite documentales sobre alpinismo, escalada y otros deportes de riesgo al aire libre. El equipo del programa ha logrado hazañas destacables, como filmar en el prohibido reino himalayo de Mustang y en Bhután.

‘Al filo de lo imposible’ es una serie documental en la que predomina la emoción, los deportes de aventuras y el riesgo. Está dirigido por Antonio Perezgrueso, y cuenta con realización de Manuel Rojo, producción de Esteban Vélez y Fátima Ramas, y los cámaras Fernando Martín y Luis Miguel Pavón.

La web del programa amplía información sobre cada aventura, con reflexiones de los miembros del equipo que las han vivido. También incluye fotografías de las expediciones y permite volver a ver todos los programas de esta y otras temporadas.

3859061 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
Para todos los públicos Al filo de lo imposible - Benasque: alpinismo en femenino - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE.

Es invierno, y los latidos de la villa oscense de Benasque,

en pleno corazón del Pirineo, se ralentizan al atardecer.

Disfrutamos del momento para contemplar,

a penas sin interrupciones, su arquitectura desnuda.

A la misma hora, en verano, sus callejas y recovecos

estarían pintados de montañeros y turistas

en constante movimiento.

Benasque, en verano y en invierno, tiene de todo para el montañero;

por eso, en este enclave privilegiado,

se inauguró en 1993 la primera escuela de montaña

de nuestro país.

Desde entonces, en la escuela de montaña de Benasque

se han formado varias promociones de guías alpinos

y de técnicos en distintas especialidades.

También han pasado por ella grupos de escaladores

que buscan convertirse en buenos alpinistas.

A mediados de los años 80, con el cambio de...

la presidencia en la Federación, entra Joan Garrigós,

y su equipo, en el cual yo me incluyo, nos damos cuenta

que tenemos la obligación de promocionar el alpinismo

desde la base. En una primera etapa nos dedicamos

a hacer unas concentraciones, eligiendo chicos y chicas

de distintos lugares de país, y eso funciona muy bien.

De entre todos estos grupos de personas que vamos formando

nos damos cuenta que hay realmente un potencial para exprimir.

Entonces, analizando el sistema y teniendo como base

la información de países más avanzados en alpinismo,

Francia, Italia, Suiza, arco alpino, decidimos por fin,

a finales de los 80, crear el equipo español de alpinismo.

Era un equipo para... seis jóvenes alpinistas,

y empezamos a trabajar. A partir de ahí..

en una siguientes etapas,

vemos que tenemos que incorporar a las mujeres,

las mujeres también tiran fuerte, las tenemos que incorporar y...

hacemos un equipo mixto. Pero después de un ciclo de cuatro años

nos damos cuenta que el equipo mixto no acaba de funcionar porque...

las necesidades de los chicos y las chicas son distintas.

El aspecto físico, etcétera; por lo tanto,...

al final decidimos crear dos equipos, el equipo de jóvenes alpinistas...

chicos que ya teníamos, y el de chicas.

Por eso estamos aquí, para conocer de cerca

al actual equipo femenino de alpinismo,

o al menos a parte de él: Dianas, Esther,

Fátima y Ruth, las cuatro que han podido acudir

a esta concentración formativa. Con ellas vamos a escalar

a un lugar tan cercano como precioso, la cascada de Ardones

mientras cumplen con el programa marcado por el director.

Como director del equipo femenino español de alpinismo,

pues mi principal función es coordinar...

a las alpinistas, a las deportistas, para que realicen...

sus actividades en montaña, siguiendo el calendario anual

que tenemos establecido. Con este equipo tenemos...

tres años de... de formación y de actividades;

entonces, durante... estos tres años

se intenta que las chicas mejoren su nivel y potenciar

sus actitudes como alpinistas.

Durante estos tres años el primer tiene un carácter formativo

en el que explicamos a las chicas

muchas maniobras, y transmitimos muchos conocimientos de...

meteorología, aludes...

el auto rescate... el rescate en aludes

que sería pues con arva; cómo localizar una víctima

que han tenido... pues un alud;

y después en roca también hacemos formación,

y para lograrlo tenemos un calendario

que establecemos a lo largo del año en el que visitamos zonas...

emblemáticas de España y de Europa también.

Gracias a este primer año formativo después podemos continuar

los dos siguientes años poniendo en práctica

todo lo que las chicas han aprendido, y esto lo realizamos

haciendo una seis, siete salidas anuales

en las que vamos a... a sitios de Europa y España,

escalando. Básicamente los... el objetivo de los...

dos siguientes años es escalar y poner en práctica

todos los conocimientos.

Pero no se empieza desde cero; para entrar en el equipo

han tenido que aportar su currículo alpino

y superar las pruebas de acceso.

Empecé a hacer montaña

hace 17 años que terminé el colegio

y cogí un año fuera de...

antes de ir a la uni, y trabajé en la cocina

limpiando habitaciones en el centro de montaña de Escocia,

donde dan los cursos de dos y todo esto;

entonces en el tiempo libre pues fuimos a montaña.

Ruth es escocesa.

Durante los otros 17 años que han transcurrido

desde los comienzos que nos relata, su bravo corazón

le ha llevado a vivir, trabajar o estudiar siempre cerca

de donde hubiera montañas para ascender, paredes para escalar,

o mares para explorar en piragua.

Así, antes de venir a trabajar como profesora de inglés

a San Sebastián, ya había escalado en Estados Unidos,

Canadá, Chile, Ecuador,

guiado piraguas entre témpanos de hielo por canales de Patagonia;

también suma a su historial numerosas ascensiones

en los Pirineos y los Alpes.

Su primer contacto con el hielo fueron las montañas natales

del Ben Nevis y Carn Mòr, donde aprendió a manejarse

con piolet y crampones.

Por eso no tiene problemas en desenvolverse en esta ruta

de grado cuatro. Es una todoterreno

curtida en cien batallas de miedo y superación

que no ha tenido una evolución fácil Dos vértebras rotas

y tibia y peroné fracturados a consecuencia de una caída

mientras escalaba no han acabado con una pasión

que ahora vive otra juventud formando parte del equipo.

Ruth ha escalado la ruta y se pone en manos de su compañera

Diana, para volver a pisar nieve firme.

Ahora será su turno. Desde pequeñita

que íbamos al monte con la familia; esquiar creo que a los dos

o tres años ya esquiábamos, pero los fines de semana sin más;

y hacíamos cuevas y esteleo y cosas así

pero...

Ir de excursiones, caminar, esquiar de vez en cuando en invierno

pero... poca cosa más.

Íbamos más al agua que no a la montaña;

en mi casa éramos más de mar que de montaña.

Como otras compañeras, Diana ya sabe lo que implica

y aporta participar en un grupo de estas características,

porque antes de su entrada en el equipo español formó parte

del Grup Femeni de Tecnificació de Alpinisme de Cataluña.

Fueron un par de temporadas plenas de aprendizaje

y de grandes momentos vividos.

Antes estuvo durante años atrapada en el quinto más,

un grado bajo de dificultad pero a menudo de mucha exigencia

y compromiso.

Aunque hoy escale en roca a un nivel mucho mayor,

envidiable también por muchos chicos,

prefiere distanciarse de los patrones de medida habituales

típicamente masculinos. Como ella dice:

quizá deberíamos empezar a pensar que no es mejor quien sube

más rápido o más alto o hace más grado.

A sus 35 años, se dedica a la consultaría

de software empresarial y a dirigir su propia empresa

de servicios de gestión para profesionales de la montaña.

Como alpinista, perseguir líneas bonitas de nieve, hielo o roca

le apasiona por igual, aunque su mayor experiencia

venga del elemento pétreo.

La montaña me apasiona, Quería ser alpinista

antes incluso de saber lo que significaba la palabra.

Vi un programa de "Al filo de lo imposible",

no sé qué programa era exactamente, solo recuerdo que salían montañas.

Desde que era chiquitita pasaba para ir a mi pueblo

por el Pico de la Miel, que es un pico impresionante de Madrid,

y decía a mis padres, yo de mayor quiero escalar esto.

Y cuando fui mayor, a los 18 años empecé a escalar,

porque mi objetivo era ascender a esa cumbre.

Cuando llegué a la cumbre me emocioné muchísimo.

Fue una de las cimas más impresionantes en las que he estado.

A mis padres no les hacía mucha gracia al principio,

pero ahora lo están aceptando un poco más.

Es verdad que el madrileño Pico de la Miel se erige

como una joya entre las pequeñas grandes paredes madrileñas,

y que una escalada juvenil a un objetivo muy deseado,

se imprime con más emoción en el recuerdo

que escaladas posteriores más complejas.

Pero lo cierto es que Fátima ya ha escalado rutas

que lo arropan con una bonita sombra.

La más significativa ha sido coprotagonizar

la primera repetición en cordada femenina

a una de las rutas míticas de la cara osete del pico Urriellu;

más conocido fuera de Asturias como el Naranjo de Bulnes.

Con Vicky Vega, compañera del equipo de alpinismo,

que no ha podido acudir a esta concentración,

escaló la Vía Pilar del Cantábrico.

En esta comprometida ruta de escalada artificial

vivieron una aventura plena de ese compañerismo que nace

del espíritu de cordada. Durante la ascensión...

A Fátima le tocó uno de los largos más psicológicos de la vía;

una dura prueba que resolvió a las tres de la madrugada,

tras varias horas de tensión.

Colgadas de la pared, atada cada una a un extremo de la cuerda,

sufrieron, pero a la vez disfrutaron hasta la llegada del amanecer.

Un interludio que enriquece su visión romántica del alpinismo.

Una experiencia más que le aporta sabiduría

para valorar mejor los pequeños detalles de la vida.

La escalada clásica es la especialidad

de esta licenciada en Periodismo, de 32 años,

que trabaja como modelo y actriz.

El snowboard y el esquí de travesía en invierno

y submarinismo y surf cuando puede escaparse al mar,

son sus complementos.

Mis padres me han llevado a la montaña desde que era muy

muy pequenita, y... bueno, a partir de los 16, 17,

yo creo que empecé bueno...

a hacer cosas algo más complicadas. A los 18 estuve en el equipo

de tecnificación de Extremadura, y...

estuve dos promociones allí, después he estado en el catalán

y ahora pues, estoy en el nacional.

Lo que más le gusta a Esther es descubrir,

aventurarse en sitios nuevos.

Por eso con 18 años voló al Himalaya

al encuentro de dos seis miles asiáticos, el Mera y el "Aislampic".

Fue a su regreso cuando decidió presentarse al equipo extremeño

para ir formándose y forjándose

como una resistente todoterreno alpina

que no destaca en ninguna modalidad per se defiende en todas.

¿Preferencias? Las actividades muy largas,

y si son en lugares no masificados, mejor.

A sus 31 años ya ha pasado esa etapa

en la que de todo el escaparate que ofrece la montaña

lo que más le atraía era el qué escalar.

Por supuesto tenía que ser algo difícil,

que estuviera el filo de sus capacidades.

Ahora el con quién ya es una deseada opción,

porque encuentra toda la felicidad del mundo

respirando con un buen amigo el mismo aire en una vía fácil.

Fácil para ella.

Pero como del aire no se vive, trabaja como directora técnica

de una empresa que organiza actividades de aventura.

A la vez concluye sus estudios de magisterio bilingüe

para complementar su vieja licenciatura en educación física.

Terminada la práctica en el hielo, es momento de teoría.

Esta tarde vamos a hablar de seguridad en terreno de aludes,

un terreno invernal, y nosotros lo que tendríamos

es el boletín de peligro de aludes; tenemos una escalada

del uno al cinco en la que nos dicen el nivel de peligrosidad

del desencadenamiento de aludes.

Para todo el Pirineo, que es donde normalmente nos movemos,

tenemos las distintas zonas que sería para: Cataluña

tenemos el ICC, que nos da la predicción...

de peligro de aludes; en el valle de Arán tienen una

que es... específica del valle de Arán,

porque es vertiente norte; y luego en Aragón, Navarra es la AEMET,

y luego toda la franja norte sería el boletín de... (no se entiende).

Tanto en el primer año como en los siguientes,

en cada salida contamos con técnicos que nos vienen a ayudar

para transmitir sus conocimientos a las chicas.

Las pruebas de selección para acceder al equipo femenino...

español de alpinismo, consisten en que las chicas interesadas

primero envían su currículum y allí evaluamos

las actividades que han realizado y de las que nos parecen que pueden

tener el nivel suficiente para pertenecer al equipo femenino.

Convocamos unas pruebas de acceso que son en invierno,

para poder evaluar tanto esquí como escalada en hielo,

y también escalada en roca; y una prueba de esfuerzo.

En estos días las que... lo hacen mejor

y las que disponen de tiempo libre suficiente para...

poder seguir todo el programa formativo y de actividades

a lo largo de los tres años que dura este proyecto alpinístico,

se tiene en cuenta estos aspectos, y las seis seleccionadas

son las que pasan a formar parte del equipo femenino.

Estamos ahora en el segundo año del ciclo de actividad del equipo.

Estoy muy satisfecho con la progresión que ha hecho...

las chicas desde que entraron y las seleccionamos

en las pruebas de acceso.

Con el día no se puede estar contento, aunque sí

sentirse afortunados, porque el valle de Benasque

ofrece como alternativa a permanecer bajo techo,

calentarse con los esquís de travesía por las pistas

de esquí de fondo.

Por ganas que se tengan, hay que saber renunciar

a planes comprometidos cuando la meteo se tuerce.

Aunque también hay que saber aprovechar cada instante.

El tiempo es oro. Para una federación como la nuestra,

que es una federación no olímpica, encontrar recursos

para financiar estas actividades es complicado.

El dinero en el deporte está bastante concentrado en la competición.

Como todos sabemos, en el alpinismo no hay competición.

Nosotros acudimos a nuestro colaborador habitual

que es el Consejo Superior de Deportes,

y ellos siempre vieron con buenos ojos la posibilidad de crear

primero el equipo de chicos y más tarde el equipo de mujeres.

También, hay a través del Consejo Mujer y Deporte,

y ellos también nos ayudan a la financiación de este proyecto.

Contamos con Jordi Corominas,

uno de los grandes del alpinismo español, que está encima de ellas

para ayudarlas, que puedan mejorar en las distintas disciplinas

que están aplicando estos días.

El guía de montaña Jordi Corominas, el mismo que completó en solitario

la ruta Magic Line del mítico K2,

les va a explicar las inapelables leyes del drive to limit.

Conviene cuando estamos aquí mirarlo bien,

porque esto después cansa un huevo. El problema con los piolet

es el orden de las manos. Si alguna vez nos liamos

ya veréis que la cosa se complica. Aquí está todo...

marcado, está hecho para que sea fácil.

Hay que fijarse después dónde van a ir los pies, que van al mismo sitio

y como están pintados es cuestión de mirar. Veis que algún punto no.

Con que haya una pequeña cosita...

la punta del crampón se queda. Cuando ya estemos...

subiendo, hay que ir descansado, que estamos todo el rato...

haciendo fuerza, y nos vamos a petar...

de mala manera. Hay que ir buscando un poco...

izquierdo, derecho... Yo lo meto con el brazo estirado,

es cuando miro. A veces hay que soltar una mano

y descansar, no vayamos todo el rato bloqueados.

Yo me preparo...

y ya al siguiente; y ahí...

el brazo estirado. No estoy descansando pero bueno...

Siguiente. ¿Estáis no? Si ve que no tengo...

fuerza suficiente... me puedo apoyar en joco;

hay que jugar también con los piolets Aquí los agujeros son muy buenos;

cuando los agujeros son peores...

hay que estar haciendo fuerza hacia abajo.

En el momento que dejamos de hacer fuerza...

la herramienta se puede salir; o cuando cogemos de más arriba,

que empezamos a superar la altura del piolet,

hay que estar haciendo fuerza hacia abajo,... se escurre.

Entrar en el equipo de alpinismo... La verdad que cuando se me presentó

la oportunidad de presentarme a las pruebas no lo tenía muy claro,

porque igual no me encontraba al 100 % de forma,

y bueno, me daba un poco de miedo. Pero me animé,

me presenté a las pruebas, y encantada de estar aquí;

tenía muchas ganas porque conoces a gente de nivel, con la que puedes

hacer actividades que tienen cierto nivel de compromiso;

la Federación nos ayuda, entonces tenemos formación gratis,

y podemos permitirnos hacer viajes y salidas que hacemos,

y sobre todo para seguir haciendo actividad y conocer a más gente...

que haga lo mismo que tú.

Como buen profesor, Jordi no deja de observar

a la vez que orienta a sus alumnas mientras evolucionan

sobre la roca de esta zona; la cantera que él mismo ha equipado.

Él aconseja, pero son ellas quienes deben decidir

el siguiente movimiento.

Llegado el momento, todo vale. Me daba mucha ilusión

entrar en el equipo femenino porque...

es difícil encontrar otras chicas con quien hacer actividad,

porque me encanta el alpinismo como un...

un deporte completo. Entre esquí, escalada,

y la mezcla de todo, y...

no sé, por... por probar algo de...

nuevo, interesante y...

y conocer lugares que no conocía.

Para algunos, escalar con los piolets en la roca

es una extravagancia; para los especialistas

el "try tuning" supone un fin en sí mismo.

Para los alpinistas se trata de una disciplina más

imprescindible para ser competente en escalada mixta

por terrenos alpinos. Y esto vale tanto

para vías clásicas en hielo que pueden encontrarse

con tramos de roca y que antaño se resolvían

en lenta escalada artificial, como para las nuevas rutas que nacen

Como se suele decir: hay que estar fuerte como el vinagre

para saber cómo se resuelven esas situaciones en terrenos de aventura

donde lo primero que hay que evitar es la caída.

Y la manera de lograrlo es practicar en lugares como este,

donde los riesgos están minimizados.

Por eso todo lo tienen que hacer ellas, en autonomía.

La primera no hace falta que la quites.

Además, mientras las chicas del equipo practican esta técnica,

también están ganando créditos en la asignatura,

todavía pendiente, de Mujer y Montaña.

Hace falta, en palabras de Ruth,

que la sociedad reconozca que hay miles de tipos de mujeres,

no solo el estereotipo que se maquilla y lleva falda,

y se comporta dentro de las reglas establecidas.

Déjennos espacio para evolucionar, en vez de ponernos reglas

para cortarnos las alas.

Los chicos han tenido años para equivocarse;

de hecho muchos se han equivocado, y para aprender,

permítannos el mismo lujo.

Hablando de lujos, tener cerca una pared de terreno de aventura

como el Turbón, a donde Fátima y Diana se aproximan,

es otro.

Que dos chicas vayan solas resulta una rareza.

El tema chicos chicas en la montaña es un reflejo de la sociedad actual,

comenta Esther, pero está cambiando.

Estamos ganando muchísimo terreno; hay chicas súper fuertes,

y cada vez es más común vernos por la montaña.

Sí que hay comportamientos que pueden ofender un poco,

pero creo que a menudo no hay mala intención.

Es lo que se ha vivido hasta ahora, y ya nos estamos encargando

de cambiar las cosas. Con maldad o sin ella,

el estereotipo no pregunta, si no dispara ideas,

como que la chica será siempre la que ha ido segunda.

Nosotras nos rebotamos un poco con estas cosas, claro que sí.

Les toca pelear para hacerse valer.

¡Diana! Quería entrar en el equipo

para poder conocer más personas, y sobre todo chicas...

con un perfil parecido al mío; que nos gustase la actividad

que siempre he pensado que la gente que nos gusta esta actividad

también tenemos una manera de... de ser un poco parecida.

En el fondo todas somos muy distintas pero sí que tienes unas...

una... no sé, una filosofía de vida

o algo que te mueve distinto que mucha gente

que no hace este deporte.

Escalar con otra chica evita de raíz lo que Diana llama

momentos princesa. Es cuando el chico se ofrece a escalar

un largo duro mostrando un proteccionismo de buen grado

pero de doble filo, porque aunque resuelva el problema,

impide la evolución.

También es una vacuna contra esa percepción habitual

de que la chica habrá escalado de segunda ayudada por la cuerda.

Para luchar contra estos prejuicios atávicos

nada mejor que compartir juntas sus propias responsabilidades,

enfrentarse a sus miedos.

En la montaña, como en el resto de la sociedad,

todavía tienen que hacer un esfuerzo extra para igualar su espacio

al de los hombres. Un esfuerzo que se lleva mejor

en compañía.

Para mí también era muy importante conocer a chicas que les gustase

lo mismo que a mí, que sintiesen la misma pasión por la montaña,

y poder hacer actividades en cordada femenina,

porque siempre he estado escalando con chicos

y no... no conocía a nadie. En las pruebas conocí

a una chica madrileña con la que he hecho actividades;

ella no entró pero... hemos seguido siendo amigas

y me ha abierto muchas puertas, he conocido a mucha gente

y me parece una iniciativa súper buena

de la Federación Española el fomentar el deporte femenino

y el alpinismo.

La escalada en el Turbón tendrá sus momentos picantes.

Los 180 metros de la ruta combinado 3,

presentan como largo más difícil uno de 7 B más

Sin embargo, como suele ocurrir en vías de escalada tradicional,

no es el más duro. Aquí ese mérito

le corresponde a otros dos de 6 B más y 6 C,

que son fáciles en comparación,

pero más difíciles de proteger y más expuestos.

En largos como estos es donde más tiemblan las piernas,

se dispara el corazón, y los límites psicológicos se apuran

hasta el filo de cada uno.

En largos como estos encuentran lo que buscan,

el momento de exponerse, de superarse y de motivarse juntas,

uniendo sus vidas con los 10 mm del grosor de la cuerda,

de llegar a ese instante en que la fuerza de la gravedad

pronuncia sus últimas preguntas, y arrastra al vacío

a quien no conocen las respuestas.

Ella no distingue entre chicos ni chicas.

Para vivir la montaña tampoco hay que hacer esas distinciones.

Como dice Fátima: lo importante es escalar con personas interesantes

y divertidas de cualquier edad y género.

Si son ellas el eslabón fuerte les tocará, como ya les ha tocado,

hacerse cargo de la cordada. Aunque vayan con chicos

y ahí abajo les espere su pelea desigual

contra el estereotipo.

Hoy no hay estereotipo, y abajo acaba el encuentro.

Aprovechando estos últimos días de la concentración,

y que tenemos una buena meteorología,

hemos preparado una actividad para las chicas de esquí de montaña,

que consiste en dar la vuelta al macizo del Aneto,

y una ascensión hasta el collado de Coronas,

pasando por los ibones del mismo nombre,

y desde allí subiremos a la cima del Aneto, coronando...

el pico más alto del Pirineo.

Nuestro objetivo, el Aneto, rey del Pirineo,

espera ahí arriba, con sus 3404 metros,

la llegada del equipo.

Como paladear las montañas llena más que engullirlas,

no nos conformamos con ascenderlo, además lo rodeamos esquiando.

Una actividad que nos ha deparado dos apasionantes jornadas de montaña

El mejor regalo para concluir estos días de concentración

con éxito.

Un paso más en la formación de este equipo.

También para poner en valor la escuela de Benasque,

y donde seguirá saliendo nuevas y buena generaciones de alpinistas.

Subtitulación realizada por Yolanda Fernández Gaitán.

Al filo de lo imposible - Benasque: alpinismo en femenino

28:34 08 ene 2017

La localidad oscense de Benasque alberga la sede de la Escuela Española de Alta Montaña, en este centro se imparte la formación a los Equipos Españoles de Alpinismo.

La localidad oscense de Benasque alberga la sede de la Escuela Española de Alta Montaña, en este centro se imparte la formación a los Equipos Españoles de Alpinismo.

ver más sobre "Al filo de lo imposible - Benasque: alpinismo en femenino" ver menos sobre "Al filo de lo imposible - Benasque: alpinismo en femenino"