www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
914830
No recomendado para menores de 12 años
Transcripción completa

-¿Usted cree que el oscurecimiento traerá catástrofes?

Quiero que os esforcéis al máximo.

No todos los días nos visita el rey de Francia.

Iremos a la ermita de la Virgen de la Verdad.

Sabré por qué mi tío me dio esta estampa.

Se trata de una visita personal y privada.

Esa virgen puede llevarme hasta mi madre, quizá oculta algo.

Luis XIV va a venir aquí.

Está visitando a su suegro el rey Felipe.

¿Y tú qué relación tienes con él?

Esta monarquía está acabada.

Espero y deseo que en España reinen los Borbones.

Y haré lo posible porque eso ocurra.

-La Virgen está llorando sangre...

¡La Virgen está llorando sangre!

-La semana pasada fue lo de la langosta,...

...ayer lo de la Virgen, mañana lo del eclipse.

-¿Dios nos va a castigar?

-¡El mundo se acaba!

-Si la gente cree que va a morir no habrá forma de controlarla.

-¡Ah! ¡Gonzalo!

-¡No, no!

¡Por favor!

-Cásate conmigo, mañana mismo.

-Mañana cuando llegue el final podrías estar conmigo.

-Hombre, claro.

-No te muevas de aquí, por favor, voy a buscar un sacerdote.

(LLORA)

(LEE) Siempre fuiste especial para mí,...

...desde que éramos niños.

-Me he encontrado por casualidad una carta...

...en la que usted se declaraba.

-Mi amo no la escribió para usted.

¿Era para mi hermana?

Lo que has hecho es imperdonable.

¿Qué vais a hacerme?

-¡13 pasos desde la roca de la esperanza hacia el Escorial!

-¡Está aquí, Sátur!

Yo no sé por qué, pero no consigo olvidar a alguien.

-Lo construyó el arquitecto de Felipe II.

A ver si por huir de la quema vamos a morir.

¡Soltadme, soltadme, no!

¡Aaaah!

-¡Qué vayáis, he dicho!

Gritos y alboroto.

¿Qué es todo esto? -Un refugio.

-¡No!

Juan me está esperando para que me case con él hoy mismo.

-Han cogido al comisario.

Gruñidos.

-¡No, no!

-¡Martín está muerto!

¡Ah!

-¡Aaaaaah!

-¡Ah!

-¡Ah!

-¡So!

-¿Dónde estará este hombre?

-No llegamos a tiempo...

El sire no me va a perdonar en la vida.

-Señora...

Eh, señora.

¿Qué ha pasado aquí?

Necesito saber qué ha pasado aquí.

-Águila Roja ha impedido que hagamos justicia.

Y ahora Dios descargará contra nosotros.

-¿Está vivo? ¿Si está vivo?

-Dios nos ha retirado su perdón, vamos a morir.

(HOMBRE) -¡El fin del mundo se avecina!

-¿Pero qué estoy haciendo?

Nada me va a salvar.

¡Chis, eh, Murillo, quieto ahí! ¡Apártate de la puerta!

-Voy a buscar a mi madre. -No, no, no,...

¿Tú sabes lo peligroso que es salir ahí ahora?

¡Te puede pasar cualquier cosa, muchacho!

La gente se ha vuelto loca.

Seguro que tu madre está bien en palacio.

Pronto vendrá a buscarte, ya verás.

-¡Juan, Juan! -Tengo prisa, Cipri.

-¿Has visto a Sátur? -No lo he visto, tengo que irme.

-Espera un momento.

Me gustaría pedirte una cosa.

Juan, tú... tú eres médico...

¿Y...

...podrías darme alguna cosa para no sufrir?

Ya sabes, cuando llegue el momento.

Me gustaría acabar de una forma tranquila, ¿entiendes?

-¿Me estás pidiendo veneno?

-Dicen que el fuego lo va a arrasar todo, Juan.

Morir quemado es una muerte horrible.

Tengo conmigo a Murillo,...

...sólo es un crío, Juan.

-Tranquilo, Cipriano,...

...y no hagas ninguna tontería.

Cuida del niño y todo irá bien.

-¿Por qué no te quedas con nosotros?

¿Pero adónde vas a ir ahora?

-A dejar de hacer el imbécil,...

...llevo haciéndolo demasiado tiempo.

-¡Juan, Juan!

Yo creo... no se oye nada...

-No.

Yo creo que ya se ha ido, voy a subir.

-¡No, no, no, no! Sátur vendrá con padre.

Alonso, mi amor, tengo que irme, Juan me está esperando.

-¿Quieres morir, no, es eso?

Si subes ahí arriba es lo único que te va a pasar.

¿Y si el oso sigue ahí? ¿Y si no te da tiempo a volver?

Es que no entiendes que me da igual, Alonso,...

...tengo que estar con Juan.

Debo avisarle,...

...pero volveré pronto, te lo prometo.

-¡Espera!

Iré yo. No, ni hablar.

-Soy más rápido que tú, el oso no me va a coger.

¡Alonso, ya está bien, no vas a ningún sitio!

No voy a permitir que corras ningún peligro.

Además, tu padre va a venir pronto.

Todo va a salir bien, no tengas miedo, ¿eh?

-Vale, pero si ves al oso coge un palo y tíraselo.

Y sal corriendo en zigzag.

Y si ves que te alcanza te subes a un árbol,...

...los osos están muy gordos.

Chasquido de la escala.

Golpetazo. ¡Ah, ah!

-Tía, ¿estás bien?

¿Tía? Alonso...

Llantos. ¡Chis!

Dejad de lloriquear, me estáis crispando los nervios.

-Madre, ¿qué nos van a hacer?

No lo sé, hijo, no lo sé.

¿Cómo se te ocurre matarlo?

Si ya teníamos pocas posibilidades ahora no tenemos ninguna.

-Me ha salvado la vida.

No te querían matar, idiota,...

...te querían violar.

Mejor violada que muerta, ¿no?

Si le pasa algo a mi hijo te juro, Catalina, que...

-¿Qué, qué, señora?

Por lo menos usted sabe dónde está su hijo, yo no.

A mi sobrino lo han matado de la peor manera,...

...estamos en manos de unos desalmados...

...y pronto se acabará el mundo, no tengo nada que perder.

Tu vida, Catalina, tu vida.

-Mi vida me importa una mierda, señora.

-Quitaos la ropa.

¡Vamos, moveos, que no tenemos todo el día!

Déjale que salga,...

...deja salir a mi hijo.

-El niño se queda.

No es necesario que vea esto. ¡Sólo un cobarde...

...dejaría a un crío presenciar una violación!

-No os vamos a violar,...

...va a ser mucho peor.

Llantos.

Gonzalo, ¿quién te ha pegado?

Unos niños.

No vuelvas a salir solo.

Padre dice que tenemos que estar siempre escondidos.

Tengo miedo.

Yo siempre cuidaré de ti, te lo prometo.

(RECUERDA) "Siempre cuidaré de ti, te lo prometo".

-¡Amo, amo! -Sátur.

-¡Cipri! -Te he estado buscando.

Te lo dejaste.

-¿Has visto al amo? -No, no sé dónde está.

No dejo de darle vueltas, Sátur,...

...ya sabes, a cómo será cuando todo termine.

-No te preocupes, Cipri. -Incluso le pedí un veneno a Juan.

Para que fuera más fácil... -¿Cómo?

¡Pero te has vuelto loco!

-Bueno, era lo mejor, para no sufrir.

Pero no me lo dio y...

...he dejado a Murillo solo en la posada.

Si quieres... -Vuelve con Murillo.

Enseguida voy para allá.

Necesito encontrar al amo, es muy importante.

-Puedo ir contigo. -¡No, no!

-¿Pero por qué no?

-Pues porque quiero despedirme a solas de él.

-Ah... lo tiendo, Sátur.

Tienes razón.

Te espero en la posada.

Ah... -¿Qué quieres, Cipriano?

-He hecho unos choricitos,...

...para acabar bien, como Dios manda.

-Cago en mi negra estampa...

Madre... me sale todo mal.

¿Qué hago yo ahora?

Tintineo de cristales.

-¡Amo, menos mal! ¡Por Dios, menos mal!

¿Qué hacen ustedes aquí?

¡Ah!

-Ah, ah...

(PROTESTA DOLORIDO)

(LUCRECIA) Basta ya, mantened la calma, por Dios.

-Cómo quieres que mantengamos la calma, nos van a matar.

¡Ayuda!

¡Ayuda!

-Tía, que es inútil, que nadie te escucha.

Esto lo hicieron para esconder al rey,...

...para que nadie supiera que estaba aquí.

Ya deberían haber llegado, Alonso, han pasado horas.

-Mira, Sátur iba a por agua, convencía a padre,...

...buscaban a Murillo y venían.

¿Y aparte de Sátur...

...hay alguien más que sepa dónde está este sitio?

-No, aparte de Sátur nadie.

Tu padre tampoco, ¿no?

-Es que como él no cree en lo del fin del mundo...

(SUSPIRA ASUSTADA)

Pues espero que Sátur sepa lo que está haciendo,...

...porque estamos en sus manos.

-Sátur no nos va a dejar aquí, va a convencer a mi padre...

...aunque lo tenga que traer a cuestas.

Claro...

Alonso, mi amor, ¿me acercas un poco de agua?

Es que me muero de sed.

-Es que la tiene que traer Sátur.

Pero... pero no te preocupes, están al caer, ya verás.

-¿Por qué nos tienen tanto rato esperando?

Porque nada asusta tanto como pensar en lo que te van a hacer.

-Dijeron que no nos iban a violar. -Dijeron que sería peor.

Hijo, escúchame, escúchame atentamente.

Cuando se abra esa puerta quiero que cierres lo ojos...

...y que no los abras hasta que yo te lo ordene.

Pase lo que pase, mi amor, oigas lo que oigas.

-Pero, madre, como se atrevan a tocarte lo van a pagar.

Prométemelo, hijo.

-¡Socorro! ¡Catalina!

¡Catalina, cállate!

Gritos de pánico.

-¡Nadie puede oírte!

A los ricos no les gusta vivir cerca de la plebe.

¿Verdad, Marquesa?

¿Qué nos vais a hacer? Acaba con esto ya.

-Vamos a jugar a algo fácil y divertido.

Lucharéis entre vosotras a golpes,...

...sólo con vuestras manos. Coge a otra.

Llantos.

No podéis hacernos esto, no somos bestias.

-Quien pierda muere,...

...quien gane se salva,...

...así de sencillo.

Ya podéis empezar.

Disparo y gritos.

-¡No, no!

Gritos. -¡Asesino!

(LLORANDO) -Asesinos.

-Olvidé decirlo, Marquesa,...

...quien no juega también muere.

(LLORA)

¿Buscabas esto?

Te he salvado la vida, no me obligues a quitártela.

De haber querido ya lo hubieses hecho,...

...hoy era el día perfecto.

No estás en condiciones de luchar.

No me subestimes, eres tú quien no está armado.

¡Ah!

Ladridos lejanos.

-Oh... oh...

-¿Amo?

Amo...

(LLORA) -No...

-Lucharás con él.

No.

-Y yo te digo que sí. -¡Déjala!

¡Si le haces daño te mato!

No...

-Las reglas son claras, Marquesa,...

...ya sabéis lo que ocurrirá si no jugáis.

-Ponme a mí, yo lucharé con ella.

-Yo digo cómo y con quien.

Vamos, muchacho,...

...lucha por unas horas más de vida.

-Ya podéis empezar.

-¡Qué luchéis he dicho!

Vamos, hijo,... pégame.

-No.

Pégame, mi amor.

Pégame, mi amor...

-No.

Hijo, soy tu madre, pégame, vamos.

Te ordeno que me pegues, Nuño.

-No. Pégame...

(LLORAN)

Exclamaciones.

Pégame, pégame...

¡Ah!

-¡Amo, amo, abra!

Perdone que llegue tarde, pero es que...

-¿Quién es usted?

-¿Cómo que quién soy yo, quién es usted?

¿Y mi amo? -Déjenos en paz.

-Oiga, esta es la casa de mi amo, aquí vivo yo.

-¿De qué habla? Yo no le conozco de nada, márchese.

-Vamos a ver, aquí tiene que haber un grave error.

Aquí vivo Paco el afilador, que es mi amo.

-Aquí vivía un afilador, pero murió hace más de 10 años.

-¡Está mañana me mandó a por piedras!

-La pulmonía se lo llevó al hoyo, yo compré esta casa.

Esta casa es mía.

-¡Paco, Paco! -¡Coño, fuera de aquí!

¡Aquí no vive ningún Paco, váyase usted a hacer puñetas!

-Serafín, ¿qué pasa? -¿Dónde está Paco?

-Más le valiera ir a rezar como hace el resto.

¿O es que no sabe usted que el mundo se acaba hoy?

-¿Dónde está Paco? -¿Yo qué sé dónde está Paco?

Está loco, es un demente. -Déjeme.

-Está loco perdido, está loco perdido.

-¿Qué ha pasado?

¿Qué ha pasado?

-Necesito ayuda.

-¡Juan!

-Déjame verte. Sigues sin recogerte el pelo.

A tu madre no le gustaría verte así.

-Mi madre hubiese preferido tener otra hija.

Pero tú tampoco pareces un noble, ni un médico, no sé qué pareces.

¿Y a qué se debe tu visita?

Todavía hace demasiado frío para bañarse en el lago.

-¿Sigues nadando desnuda?

-¿Dónde están tus modales? Estás frente a una dama.

-¿Una qué, dama? (RÍE)

Todavía guardo la cicatriz que me hiciste...

...la última vez que practicamos con la espada.

-Porque te dejaste, que me di cuenta.

¿Me vas a contar a qué has venido...

...o vas a seguir haciéndote el interesante?

-A lo mejor he venido a verte sin más.

-Pues por lo menos cuéntame cómo te ha ido en este tiempo.

-Pues no sé por dónde empezar.

Mira, vivo en la Villa...

...y tengo una pequeña botica donde atiendo a mis pacientes.

Eso es todo. -El médico de la Villa.

-Un hombre del pueblo, ¿tú?

Juan, si ellos supieran lo que yo sé.

-Tampoco hay mucho más que contar.

-¿Seguro?

-Me enteré de tu compromiso.

-Sí,...

...eso quería contarte.

Ya no hay compromiso, se acabó.

¿Dónde habéis conseguido tanta comida?

¿No quieres nada de comer, hijo?

-No van a venir...

¿Qué? -Que no van a venir.

Estoy seguro de que les ha pasado algo.

¿Por qué dices eso?

-¡A lo mejor no han podido salir de la Villa,...

...o les han atacado, o no encuentran el sitio!

¡Y ya no queda tiempo, y no van a venir...

...y vamos a morir solos, tía!

Alonso, ven aquí. ¡Ven aquí, ven!

Mírame, vamos a salir de esta.

Te lo juro, ¿eh?

-¡Mentira!

¡Los que están fuera van a morir, y nosotros también!

Bueno, quizá ya deberían haber llegado.

Pero seguro que no les ha pasado nada, ya verás.

-Yo no quiero vivir sin mi padre.

¿Y qué hacemos, Alonso? ¡Eh, dime qué hacemos!

¿Nos dejamos morir nosotros también, eh?

Si te viera tu padre no te conocería.

Tú no eres un cobarde, Alonso.

-¿Qué tienes ahí? ¿El qué?

-Tienes sangre. No, no, Alonso, no es nada.

-¿Por qué no me has dicho nada?

Porque estoy bien, no te preocupes.

-Necesitas ayuda.

¡Ayuda!

¡Por favor, ayuda!

¡Por favor, ayuda!

¡Ayuda, por favor!

¡Por favor, ayuda!

Por favor, ayúdanos.

Por favor, ayúdanos, ven y ayúdanos, por favor.

Por favor...

Padre,...

...tiene que ayudarnos.

¡Ah!

No voy a hacerlo,...

...no voy a luchar más,...

...gana mi hijo.

(LLORA)

He perdido,...

...este es el juego,...

...me rindo.

-Entonces te mataré.

-¡No, madre, levántate! ¡No, no voy a hacerlo!

No voy a luchar más contra mi hijo.

-¡Madre, levántate!

Levántate, tienes que levantarte. Se acabó,...

...se acabó tu mierda de fiesta.

Haz lo que tengas que hacer. -¡No!

Aléjate, hijo.

-¡Qué no, levántate, qué te levantes!

¡Levántate, por favor, madre!

Llantos.

-Llevadla a su alcoba.

Llantos.

-¡Señora, señora!

Alboroto.

-¿Qué pasa?

¡Eh, oiga, ayúdeme!

Eh, por favor, ¿sabe quién soy?

¡Ayúdenme, por Dios!

Oiga, señora, perdone, ¿me conoce? -No, no.

-¿Sabe quién soy? -No, no, déjeme, déjeme.

-¿Sabe quién soy?

-¿Sabe quién soy? -Da igual.

-Por favor, ¿alguien me conoce?

-Comisario.

Majestad, la gente no atiende a razones, no obedecen.

Y la mayoría de mis hombres han desertado.

-Su obligación es mantener el orden, hágalo.

Eso intento, he venido a solicitar la ayuda...

...de la Guardia Real, necesito hombres para frenar este caos.

-Se le supone un hombre capaz de encontrar soluciones,...

...búsquelas.

Y ahora si me permite,...

...tengo asuntos importantes que tratar.

Majestad...

Su eminencia.

-Majestad, no es propio del comisario actuar de ese modo.

-¿Y qué pretendía que hiciese,...

...acaso decirle que también mi ejército huye?

-Por supuesto que no, majestad.

Sin la Guardia Real el palacio sería tan accesible...

...como cualquier otra casa de la Villa.

-Nadie debe enterarse de nada de esto.

Luis XIV, rey de Francia, me visita,...

...¿qué imagen daría el rey de España...

...y Emperador de Las Indias?

Por fin te encuentro, ¿dónde estabas?

Han entrado en casa y no encuentro...

...a Alonso ni Margarita, ¿dónde están?

Esto es una locura...

Habían cogido al comisario para crucificarle...

...y lo he salvado, como un estúpido.

Estoy vivo de milagro.

Vamos a repartirnos, tú busca a Margarita, yo a Alonso.

Tenemos que encontrarlos. -¡No me toque!

¿Qué pasa? -No me toque.

¿Qué te pasa?

¡Sátur!

-¿Por qué sabe mi nombre?

¿Quién es usted?

¿Quién es Alonso y quién es Margarita?

¿Quién...?

¿Le conozco de algo?

-Majestad, si se me permite...

...quizá deberíais considerar el uso de ese refugio...

...que vuestro difunto padre, que en gloria esté,...

...mandó construir en su tiempo.

-No existe, es una de las tantas leyendas...

...que rodean la figura de mi padre.

-Eminencia,...

...¿cree que podría ocurrir lo peor?

-El fin de los tiempos puede llegar en cualquier momento.

Sólo la omnipotencia divina puede determinar...

...el cómo y el cuándo.

Alonso,...

...Alonso, mi amor, contéstame, por favor.

No sirve de nada esconder la cabeza y callarse.

-¿Es que no lo entiendes?

Mi padre y Sátur están ahí fuera...

...y la bola de fuego les va a quemar.

¡Y hagamos lo que hagamos estamos muertos!

¡Ya está bien, Alonso, no estás muerto!

¡Y tampoco sabes lo que está pasando ahí arriba!

No quiero oírte hablar así nunca más.

Ven, ayúdame, ven aquí.

Alonso, por favor...

A ver, la herida está infectada,...

...tienes que sacarme la astilla porque yo sola no puedo, mi amor.

-¿Pero... yo? Alonso, si no me ayudas...

...se me va a gangrenar la pierna.

Y tú no quieres que me pase eso, ¿verdad?

Pues a ver, tienes que tirar fuerte, ¿eh?

Muy fuerte, tú no pienses en nada, tú solamente tira, ¿de acuerdo?

-Pero es que no puedo.

Claro que puedes. -Que no.

Alonso, tienes que ayudarme, por favor.

Confío en ti, confío en ti...

¿De acuerdo, listo?

Muy bien, voy a contar hasta tres.

Cuando cuente tres tira, ¿de acuerdo?

A la de tres y tira fuerte, vamos.

Una, dos,...

...y tres.

(GRITA DOLORIDA)

¡Ah, ah!

-Tía, ¿estás bien?

¡Por favor, tía, tía!

¡Por favor, ayuda, ayuda!

Vamos a ver, Sátur, esto es la habitación de Alonso.

Y esto es la cuadra.

Y tú duermes aquí, junto a la cocina.

Cada mañana nos preparas el desayuno, ¿no te acuerdas?

Alonso, mi hijo, tiene 10 años y te quiere muchísimo.

-¿A mí? Sí, a ti.

-Pare, pare, pare...

Pare el carro, no sé si me ha tomado por un imbécil...

...pero yo no he estado aquí en mi puñetera vida.

Sátur, en mi cuarto hay una trampilla, y nos lleva...

Ya sabes, ¿tampoco te acuerdas de eso?

Tú y yo somos un equipo, el Águila.

-¿Tiene usted un águila en casa? ¡No!

-¡Que no me importa si lo tiene o no lo tiene,...

...que no sé de qué me habla!

-¡Ah!

-No sé por qué ha hecho eso,...

...pero si lo que quería era asustarme lo ha conseguido.

Ya me voy. ¡Sátur!

No sé dónde está Margarita y tampoco Alonso.

Tienes que recordar, piensa, igual te dijeron dónde iban.

-¡No sé de qué me está hablando!

Ni siquiera los conozco, y eso que acaba de hacer...

...con el cuchillo no me ha gustado un pelo.

Sátur, Sátur, Sátur,...

Por favor, no puede ser que te hayas olvidado de nosotros.

Te salvé la vida,...

...te saqué de un calabozo, ¿recuerdas?

Sátur, tú y yo somos amigos.

(RECUERDA) -¡Sátur, Sátur!

-¡Qué no! -¡Sátur!

-Me pegó,...

...usted me pegó.

No, Sátur.

-No es mi amigo. Sátur...

¡Sátur!

-¿No lo reconoces?

Es el árbol al que subíamos a jugar.

-Sabes qué recuerdo,...

...a tu madre gritando para que bajaras.

-Huy, mi madre, mi padre, las criadas, el jardinero...

Pero hay algo más...

Lo guardé la noche que me presentaron en la corte.

Todos pensaban que por fin te declararías.

-Seguro que tuviste muchos pretendientes.

-Los rechacé a todos.

-Mi primer libro de medicina...

Pensaba que lo había perdido. -Me lo quedé yo.

-Y las cartas que te envié desde la universidad.

-Cogí todo lo que tenía tuyo y lo guardé.

Pero ahora que has vuelto...

...he pensado que lo mejor era devolvértelo.

-Bueno, ¿y tus padres, cómo están?

-Pues preocupados, con esto del fin del mundo...

...se han ido al palacio de la sierra.

Estamos solos, sin servicio, se han ido todos.

-¿Y tú no tienes miedo?

-Pues hasta hace un rato el fin del mundo me daba igual.

-¿Y ahora?

-Ahora no,...

...ahora espero que no llegue nunca.

Espero que sea rápido.

-No te voy a matar.

Aún no...

Sean de la condición que sean todos los hombres quieren lo mismo.

-270 latigazos.

Me azotaron tanto...

...que la carne se desprendía.

Perdí el conocimiento y me dieron por muerto.

¿Pretendes darme lástima?

-No, no, no...

Sólo quiero refrescarte la memoria.

De todos los que estábamos en la aldea esa mañana...

...tuviste que señalarme a mí.

Me acusaron de haberte violado, ¿no lo recuerdas?

Ni siquiera me conocías de nada.

¡Casi me matan para que el marqués...

...no supiera lo furcia que eres!

¡Ah!

-Tardé años en recuperarme...

...y en tener una vida normal.

¡Tuve un hijo...

...que tú mataste de hambre, tú!

¿Podrías compensar eso ahora, Marquesa?

Dime.

¿Qué quieres de mí?

Llanto de Lucrecia.

-Quiero que sufras...

...como yo lo hice...

...viendo morir a mi hijo.

¡Traedlo!

-¡Madre!

-Morirá a latigazos, tantos como yo recibí.

¡No, no, Nuño! -¡Madre, no, madre!

¡Ah!

-¡Bajadlo al piso de abajo,...

...y coged el látigo!

-Nos esperan.

¡Cipri!

-Lo siento, el niño se ha empeñado en venir.

Ya ves tú con la que está cayendo, no se qué de la navaja de su padre.

Escúchame, ¿sabes algo de Alonso o de Margarita?

-Imposible ver a nadie, todos andan borrachos,...

...las mujeres están en la calle de rodillas rezando.

Hay una pelea en cada esquina.

Cipri, no sé dónde están y tengo que encontrarlos.

-Dicen que ya está aquí,...

...va a ser más terrible que el fuego del Infierno,...

...que las llamas te salen por dentro del cuerpo.

Quizá está con Juan. ¿Sabes dónde está Juan?

-Juan se fue esta mañana.

Dijo que tenía que hacer algo importante.

Vamos, Murillo, termina de una vez.

Y la madre de este pobre sin aparecer, que esa es otra.

Murillo, ¿qué es esto?

-Es la caja para la gente del futuro que trajo Alonso.

Voy a dejarles la navaja de mi padre.

Mi libro de lecciones...

Y una carta de... es de Alonso.

-Alonso dijo que si la guardábamos bajo tierra...

...el fuego no la alcanzaría.

-¿Si el mundo se quemara no quedaría nada?

No lo sé, hijo, quedarían los mares...

...y también todo lo que estuviera bajo tierra supongo.

-No quiero morir, padre.

Murillo, ¿sabes algo de Alonso, lo has visto?

-Sátur dijo que nos llevaría... a un lugar seguro...

...pero no ha venido.

-¿Sátur?

A mí no me dijo nada.

Y me prometió...

Murillo, ¿dónde está ese lugar, lo sabes?

-Me iba a dejar morir solo...

...como a un perro.

-¡En pie!

Señor, ¿y los refuerzos?

No habrá refuerzos.

Reúne a los hombres, los que queden.

-Perdone, comisario, pero la mayoría han desertado...

...y se fueron con sus familias.

No haremos nada, ¿entendido?

Si la chusma quiere matarse entre ellos que lo hagan,...

...me trae sin cuidado.

Intenta que no entre nadie. -Señor.

Vamos.

¡Carcelero!

¿Qué estás haciendo?

-Señor, yo no tengo adonde ir,...

...quisiera estar aquí cuando todo ocurra.

Enternecedor...

¿Qué hace ese preso en el suelo?

¡Mételo en una celda, vamos!

-Las van a matar...

Las van a matar a todas...

¿De qué estás hablando?

-Han entrado en palacio,...

...las van a matar.

¿Dónde estás, hijo?

¿Dónde estás?

-¡Quitadle la ropa!

-Ahora sabréis lo que sentimos los pobres bajo vuestro látigo.

-Vuélvete.

(LLORA)

¡Ah!

¡Déjalo, déjalo, por favor,...

...azótame a mí, azótame a mí!

¡Sólo es un niño, por favor, azótame a mí!

Dejaré que me hagas lo que quieras, lo que quieras.

-¡Mi hijo murió en los brazos de mi mujer...

...y al poco tiempo lo hizo ella!

Ahora os toca a vosotros.

Es un trato justo, ¿no crees?

Déjame al menos que me despida de él,...

...te lo suplico.

Déjame al menos que me despida de él,...

...te lo suplico, te lo suplico, te lo suplico.

-Ve.

-No te preocupes, resistiré, soy fuerte.

Te quiero, hijo,...

...te quiero mucho.

No tengas miedo, tómatela.

No te hará daño, tómatela.

-Ya es suficiente.

¡No, no!

(LLORA)

-¡Míralo, míralo!

Empieza de una vez.

-¡Ah, ah!

Chasquidos del látigo.

Gritos y alboroto.

-¡Aquí está, el fin del mundo se avecina!

¡Y caerá sobre nuestras cabezas, no hay nada que hacer!

-¿Qué va a ser de mí?

No tengo ni donde ir,...

...no conozco a nadie.

-¿Me conoce?

-Pues no, la verdad.

Pensaba que sí, pero no sé quién eres, Sátur.

-Ha dicho mi nombre.

-Nunca imaginé que pudieras ser tan sinvergüenza,...

...tan embustero y tan ruin. Me lo prometiste.

-¿Te lo prometí? ¿Qué le prometí?

Lo siento pero es que no me acuerdo de usted.

Vamos, que no sé quién eres.

-Cómo, soy el idiota del posadero,...

...el mismo al que ibas a dejar tirado.

Por lo menos ten lo que hay que tener...

...para reconocerlo.

¿Y qué es eso de que tienes un sitio para salvarles?

¿Por qué mientes?

-Perdone, pero es que no tengo ni idea de lo que me habla.

Yo a usted no le he visto en mi vida.

-Ahora me doy cuenta de cómo eres.

Te digo una cosa, prefiero morir solo que a tu lado.

Vete al Infierno.

No me extraña que te abandonaran Estuarda y tu hijo.

-¿Mi hijo? ¿Yo tengo un hijo?

-¿Hasta de los tuyos reniegas? ¡Vete al Infierno!

-Un hijo...

-Cuatro, cinco, seis, siete, ocho, nueve...

...diez, once, doce, trece.

Aquí debería estar.

-Oiga, oiga,...

...¿su hijo es así rubito de pelo largo?

¿Sabes dónde está? -No estoy muy seguro...

...pero creo que está en un bosque,...

...encerrado.

-Imposible que no hayas estado con otro hombre.

-Yo te elegí a ti, Juan.

-Pues espero haber estado a la altura.

-Pues no lo sé, no tengo con quien comparar.

-Tenemos que recuperar el tiempo perdido.

¿Qué viene ahora, profesor?

-Ya no se ve nada, puede que en este momento...

...se haya quemado todo y seamos los únicos supervivientes.

Tía, por favor, despierta,...

...no me dejes solo.

Por favor. Gonzalo...

-No, soy Alonso. No te oigo...

-Estoy aquí, ¿vale?

No me dejes, por favor, no te vayas.

-No, sigo aquí, sigo aquí. No te vayas...

Estoy muy cansada.

-No, no te mueras, por favor, tía.

No te mueras, por favor.

-¡Ah!

Chasquidos de látigo.

-Le felicito, marquesa,...

...el chico tiene lo que hay que tener.

Gritos de Nuño y chasquidos.

Basta ya, por favor...

-Tranquila, tranquila, nos queda muy poco a todos.

-¡Ah, ah!

Mi amor...

-¡Ah, ah!

¡Ah!

Mi vida...

Chasquidos de látigo.

Disparo.

Gritos. ¡Hernán!

¡Nuño, coge a Nuño!

Dispara.

¡Hernán, ayúdame!

¡Aguanta, Nuño, aguanta, mi amor!

Mi amor, mi amor...

¡Abre la boca, abre la boca!

¡Ay, ay, ay!

Respira, abre los ojos.

Abre los ojos, mi amor.

Abre los ojos, mi amor.

Abre los ojos, eso es, eso es.

Eso es, eso es.

Respira, respira.

¿Seguro que esa era la roca de la esperanza?

¿Sabes exactamente dónde está?

-Pues no, y lo he intentado.

Yo lo siento pero me voy.

No quiero que el fin del mundo me pille aquí.

No, no nos moveremos de aquí...

...hasta que los encontremos. -¡No me toque!

Si cree que me puede dar una paliza cada vez que quiera...

...está muy equivocado. Tienes que hacer un esfuerzo.

-A lo mejor ese niño que vi ni siquiera es su hijo.

Murillo dijo que les ibas a llevar a un lugar seguro.

Están encerrados bajo tierra.

Y no han aparecido, eso no es normal.

Así que por favor te pido, haz memoria.

-¡Es que ni siquiera sé quién es ese Murillo!

Igual estoy recordando cosas de mi hijo.

El posadero dijo que tenía uno.

¿Es cierto que tengo un hijo?

Sí, se llama Gabi.

-¿Y es cierto que mi familia me ha abandonado?

Es cierto.

-Vaya vida más perra que llevaba que me abandona hasta mi familia.

Yo no sé si quiero recordar algo.

Por favor, piensa, ¿dónde los llevaste?

Le estoy diciendo que no lo sé.

Si lo supiera le juro que se lo diría, pero...

...es que no consigo acordarme de nada.

El eclipse...

Gritos y golpes en la puerta.

Gritos y alboroto.

-Dios mío,...

...Dios mío, no quiero morir.

No quiero morir.

-Cipri,...

...¿y mi madre?

Llaman a la puerta.

Alboroto en las calles.

Gritos y alboroto. -¡Ay, por favor, déjame entrar!

Gritos y alboroto.

-¡Ya está aquí, ya está aquí,...

...el fin del mundo!

¡El fin del mundo!

-El fuego... ¡Sátur!

Llanto de Cipri.

-Tranquilo, Murillo,...

...que yo estoy aquí.

-¡El fuego no, el fin del mundo no, no por favor, no que me quema!

¡No quiero morir, Dios mío, soy cristiano,...

...ayúdame que soy cristiano!

¡No, no quiero morir!

(RÍE)

(RÍE)

¡Gracias, Dios mío, gracias, gracias!

¡Qué bonita es la Creación!

¡Gracias!

Sátur, necesito tu ayuda. -¡Y dale perico al torno!

¡Usted y yo no tenemos nada que ver, no lo conozco!

Que no puedo ayudarle.

Cómo quiere que se lo diga, que se me ha borrado todo.

Muchas gracias por todo, Sátur.

-Que me gustaría hacerlo, pero...

...mire a su alrededor,...

...aquí sólo hay bosque y...

...y pedruscos, nada más.

Golpes metálicos.

-¡Padre!

Margarita, Margarita...

Margarita, soy yo, Gonzalo.

¿Gonzalo?

-Sátur, menos mal que habéis venido.

-Perdona, chico, es que no me acuerdo de ti.

-Sátur, ¿qué te pasa? Alonso, ahora no hay tiempo,...

...tenemos que sacar a tía Margarita de aquí.

Tiene mucha fiebre.

-Nos hicieron luchar a vida o muerte.

Gracias al Cielo no nos ha pasado nada,...

...al menos nosotras estamos vivas.

-Sí, nosotras sí.

-¡Martín!

-¿Martín?

¡Martín!

Hijo mío...

Hijo mío, gracias a Dios que estás vivo.

Pensábamos que te habían matado.

Deberíamos intentar olvidar esto lo antes posible.

¿Cómo está Nuño? Descansando.

¿No me vas a dar las gracias por haberte salvado?

La próxima vez procura llegar antes,...

...esta vez casi no lo contamos.

Irene, ve a cambiarte.

A tu tío le gustará saber que estás bien.

-Señor, lo encontramos escondido.

Dice que es el rey de Francia.

Majestad, lamento lo ocurrido.

-¡Están todos locos, este es un país de salvajes!

Majestad, yo personalmente le acompañaré al palacio real.

Sí, vamos.

-¿Y mi hijo? ¿Y mi hijo, cómo está mi Murillo?

-Está bien, tía, está con Cipri.

-Gracias a Dios,...

...gracias que no os ha pasado nada, porque si no...

-¿Tú estás bien?

-Yo sí, yo estando vosotros bien, estoy bien.

-Vuelvo a calabozos.

Es una orden del comisario así que me voy.

-¡No, no!

¡Por favor, por favor!

-¿Tía?

Tía, ¿te encuentras bien?

¿Eh?

¿Tía?

Te pondrás bien.

-¡Padre, que está todo igual, no ha habido ninguna bola de fuego!

¡Mira los árboles, y los pájaros, todo igual!

Ya te dije que no pasaría nada.

-Bueno, algo sí pasó,...

...mira a Sátur, no se acuerda de nosotros.

Sátur, ¿de verdad no sabes quién somos?

¿Ni un poquito?

-¿Pero cómo quieres que te lo diga,...

...en castellano antiguo? No te conozco.

-Pero, Sátur, soy Alonsillo, mírame bien.

No entiendo cómo no me puedes reconocer.

-Pues no, no te conozco.

No...

-Padre...

Alonso...

Alonso...

Alonso...

(RUGE)

(RUGE) Quieto, quieto, quieto...

Tranquilo, tranquilo.

No os mováis, no os mováis...

(RUGE) Quieto.

¡Chis!

¡Chis, chis!

(RUGE)

¡Chis!

Ya está.

-Por fuera eres igual. -Que sí, que sí,...

...déjalo ya, chico, que te lo he explicado 80 veces.

-Ya, pero siempre me has cuidado. ¿O no te acuerdas?

-No. -¿Tampoco te acuerdas de cuando...

...te di el tiro sin querer? -No.

-¿Ni de los portugueses?

-No, no, no. Mira, yo mejor me voy.

Le dices a tu padre que me he ido.

-Sátur, por favor, no puedes irte.

Y es de mala educación no despedirse de la gente.

¿Y dónde vas a ir?

No conoces a nadie. -Muchas gracias por el ánimo.

-Yo me voy.

Sátur. -¿Qué?

Aunque no te acuerdes de nada quédate, esta es tu casa.

-Pero si no es por usted, es por mí.

No me gusta vivir con extraños.

Ustedes son una familia.

Yo no pinto nada aquí, mejor me voy.

-Padre, no dejes que se vaya, que es Sátur.

Sátur, no quiero que te vayas.

Entiendo que quieras hacerlo, pero me gustaría que te quedaras.

-Mejor me voy.

Aunque sé que tendrás suerte, eres un superviviente.

No hay quien acabe contigo,...

Eres buena persona, eres listo y un superviviente.

No hay quien acabe contigo.

-¿Por qué es tan bueno conmigo?

A la familia hay que ayudarla siempre.

Tu sitio está aquí.

-Le juro que no voy a olvidar jamás en la vida...

...lo que ha hecho por mí.

-¡Amo!

Me has llamado amo...

-¡Se acuerda! ¡Te acuerdas de nosotros!

-Si te fueras no sé qué haría, Sátur.

Eso sí que sería el fin del mundo.

-Buenas noches. -Buenas noches.

-¿Dónde está Margarita? -Arriba, en la habitación.

-Es Juan, el médico, ¿te acuerdas? -No.

La fiebre ya le ha bajado.

Estuvo encerrada en un refugio con Alonso demasiadas horas.

-¿Cómo?

La escalera se rompió y se quedaron atrapados.

Tiene una herida en la pierna.

Juan.

Juan... -Perdona, no quería despertarte.

No te preocupes, estoy bien.

-Duerme, duerme.

¡Ah!

Juan,...

Juan, no llegué a tiempo a la boda...

...porque nos quedamos encerrados bajo tierra.

No podía salir, Juan.

Lo siento. -Hay que curar esta herida.

(LLORANDO) Lo siento, siempre te fallo.

Lo siento.

Juan, esta carta era de Gonzalo para mi hermana.

Sátur la cogió y lo lió todo, ya lo conoces.

Pero te juro que ni Gonzalo ni yo tenemos nada que ver con esto.

Te lo juro,...

...Juan, es un malentendido.

Lo siento.

Yo lo único que sé...

...es que quiero pasar el resto de mi vida contigo.

Lo siento.

Tranquilo, mi amor, que me voy a poner bien,...

...que me voy a poner bien, no te preocupes.

-¿Para qué me habrá mandado el amo subir al tejado...

...con el biruje que hace?

-¡Ah, ah! Sátur,...

...soy yo.

-¿Por qué va así disfrazado?

Soy el Águila Roja.

Digamos que...

...que nos dedicamos a ayudar a la gente.

No te acuerdas.

-¿Águila Roja? Sí.

-¿Pero así vestido?

Así vestido.

-¿Y yo tengo nombre?

Tú no tienes nombre, Sátur.

-Ah...

¿Y traje?

Tampoco.

-¿Entonces qué pinto?

Prepara los caballos, tenemos que volver a la ermita...

...a por la Virgen de la Verdad.

-¿Dónde está esa ermita?

-No puede ser...

Ay, Saturno, Saturno,...

...que esto no es de este mundo.

-Así que se puede decir...

...que yo soy el escudero del héroe, ¿no?

Su hombre de confianza.

Sí, y eres el único que sabe mi verdadera identidad.

Y nadie más puede saberla, ni siquiera mi familia.

-No le fallaré, se lo aseguro.

Siempre que no me olvide, claro.

-¿Qué hacemos aquí? Averiguar cosas sobre mi familia.

-¿Pero su familia no la hemos dejado en su casa?

No, Sátur, a mi madre la asesinaron hace muchos años.

Pero eso ya te lo contaré en la guarida.

Allí hay un mural que te lo explicará todo.

-¿Un mural para su familia?

-Ay, qué follón, había oído que hay gente que tiene...

...mausoleos y panteones. ¿Pero un mural para qué?

¿Qué hace, amo, por Dios? No toque eso.

Que vale que no ha habido fin del mundo,...

...pero la virgen lloró sangre. ¿Y si no cómo explica eso?

Mejor tenerla de nuestra parte, no lo toque.

-Hay que tener temor de Dios. Sátur, suelta.

¡Sátur, Sátur! -¡Ah, ah!

Aquí tienes tu milagro.

Tu flecha atravesó la rata...

...y la sangre cayó en la mejilla de la virgen.

-Ay, Dios mío, qué barbaridad, con la de gente que ha muerto...

...creyendo que la virgen lloró sangre.

La que se ha liado por una casualidad de nada.

-¿Eso qué es?

Un misal. -¿Un misal?

¡Es el misal de mi madre! -¿De su madre?

Esta página es un poquito más gruesa que el resto.

-¿Y esas frases?

(LEE) Voy a tener su tercer hijo y ya no viene a verme.

Mi madre se citaba con mi padre en el Castillo de las Ánimas.

-Y como la autoridad que soy tengo mis derechos.

-Y se dice que hay una mujer que toca música...

...para atraer a los hombres.

En 3 meses estoy estupendamente.

Nos podemos casar cuando estaba previsto.

-En San Isidro. Claro.

-Anoche te vi magreándote con el guardia ahí en la calle.

Está Rembrandt. ¿Rembrandt, el pintor?

Le ha pedido a la señora marquesa que pose para él.

Cuando dijiste que te retrataría Rembrandt...

...no era este el tipo de cuadro que me imaginaba.

-Contraeréis nupcias. -En San Isidro.

¿No te parece una fecha preciosa para celebrar una boda?

-¡Qué me hundo!

¡Aaaah!

-¡Socorro, socorro!

¡Ah!

Águila Roja - T3 - Capítulo 32

28 oct 2010

Los problemas aumentan a medida que se acerca el fin del mundo. Margarita y Alonso continúan encerrados en el refugio subterráneo. Sátur, que es el úniconico que sabe dónde están, sufre un accidente y no puede ayudar a Águila Roja a encontrar a su familia. El pánico supersticioso sigue causando desmanes, y el Comisario pide ayuda al Rey para controlar al pueblo, pero el monarca se niega a que el Ejército intervenga. Juan, decepcionado porque Margarita no ha ido a la boda, visita a Eugenia, una íntima amiga de la infancia. Entretanto, los campesinos de las tierras de la Marquesa, que han tomado el palacio, se divierten sometiendo a las mujeres a juegos macabros.

ver más sobre "Águila Roja - T3 - Capítulo 32 " ver menos sobre "Águila Roja - T3 - Capítulo 32 "
Programas completos (118)
Clips

Los últimos 1.509 programas de Águila Roja

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • T9 - Capítulo 116 Completo 1:27:40 100% 27 oct 2016
    T9 - Capítulo 116 27 oct 2016 Margarita regresa a la villa y descubre que Gonzalo es Águila Roja. Aunque impactada por la noticia, comprenderá muchas de las cosas que han pasado. En su empeño por encontrar al amor de su v...
  • T9 - Capítulo 115 Completo 1:21:25 100% 20 oct 2016
    T9 - Capítulo 115 20 oct 2016 El Cardenal Mendoza y el Comisario cuentan con la colaboración de los franceses, a los que deben introducir en el Palacio Real para derrocar a Felipe IV. La Marquesa es feliz pensando que pronto será...
  • T9 - Capítulo 114 Completo 1:16:39 100% 13 oct 2016
    T9 - Capítulo 114 13 oct 2016 Por fin queda al descubierto la identidad de héroe del pueblo. El Cardenal y sus hombres irrumpen sin piedad en la casa de Gonzalo dispuestos a detener a al maestro, acusado de ser Águila Roja. El ...
  • T9 - Capítulo 113 Completo 1:18:45 100% 06 oct 2016
    T9 - Capítulo 113 06 oct 2016 Malasangre le cuenta a Sátur que el Rey ordenó que encerraran de por vida a la madre de Gonzalo, Laura de Montignac. A partir de ese momento, el criado sufre un gran desasosiego: duda si debe c...
  • T9 - Capítulo 112 Completo 1:18:43 100% 29 sep 2016
    T9 - Capítulo 112 29 sep 2016 Gonzalo, acompañado por Sátur y Alonso, llega al Palacio Real para encontrase con su padre, pero descubren que el monarca ha salido. Mientras Sátur disfruta de los lujos de la corte, Gonzalo ...
  • T9 - Capítulo 111 Completo 1:19:10 100% 22 sep 2016
    T9 - Capítulo 111 22 sep 2016 Gonzalo y Sátur esperan impacientes una contestación del Rey a la carta que le enviaron. Cuando ya están convencidos de que Felipe IV no quiere conocer a Gonzalo, descubren que el correo Real...
  • T9 - Capítulo 110 Completo 1:18:11 100% 15 sep 2016
    T9 - Capítulo 110 15 sep 2016 Sátur descubre que su misión en la vida es hacer feliz a Gonzalo y para ello debe encontrar a Margarita. Con la ayuda de Cipri, descubrirán que la joven vive en una cabaña en el bosque...
  • T9 - Capítulo 109 Completo 1:19:07 100% 19 jul 2016
    T9 - Capítulo 109 19 jul 2016 Sátur consigue quedar libre de su extraño cautiverio al que Gonzalo no logra dar explicación. Una vez en casa, tío Emilio sonsaca al criado la información que necesita para cump...
  • T9 - Capítulo 108 Completo 1:24:22 100% 12 jul 2016
    T9 - Capítulo 108 12 jul 2016 Gonzalo descubre que Alonso se escribe con Margarita y que se verán pronto. El maestro intenta asumir que su amada no quiere saber nada de él, tal y como afirma su hijo. Pero también es consc...
  • T9 - Capítulo 107 Completo 1:25:23 100% 05 jul 2016
    T9 - Capítulo 107 05 jul 2016 El Comisario quiere casarse con la Marquesa para hacer de ella una infeliz. Lucrecia está dispuesta a aceptar su propuesta con el objetivo de convertirse en reina, pero la última condición im...
  • T9 - Capítulo 106 Completo 1:21:30 100% 28 jun 2016
    T9 - Capítulo 106 28 jun 2016 Tras descubrir que es el primogénito de Felipe IV, el Comisario se comporta como si ya fuera rey de la Españas. Su exaltada conducta alarma a la Marquesa, que considera pertinente encerrarlo en un m...
  • T9 - Capítulo 105 Completo 1:21:42 100% 21 jun 2016
    T9 - Capítulo 105 21 jun 2016 El tío Emilio (Manuel Manquiña) llega de forma inesperada tras pasar muchos años en prisión. Viene con ganas de recuperar el tiempo perdido con la familia y Gonzalo le acogerá b...
  • T9 - Capítulo 104 Completo 1:25:43 100% 14 jun 2016
    T9 - Capítulo 104 14 jun 2016 Malasangre descubre los verdaderos orígenes de Águila Roja: el maestro es hijo del Rey. Se trata de una peligrosa información que Sebastián Ventura no dudará en hacer llegar a G...
  • T8 - Capítulo 103 Completo 1:27:31 100% 10 dic 2015
    T8 - Capítulo 103 10 dic 2015 Margarita prepara su boda esperando el regreso de Gonzalo. La novia ya tiene su vestido, pero su prometido y el resto del comando reclutado por Malasangre van a ser fusilados por el ejército portugué...
  • T8 - Capítulo 102 Completo 1:26:47 97% 03 dic 2015
    T8 - Capítulo 102 03 dic 2015 El grupo formado por Malasangre llega a territorio portugués en misión suicida: matar al Rey de Portugal. Cuando se acercan al castillo donde se encuentra el monarca, Zigor (Gorka Otxoa) cae graveme...
  • T8 - Capítulo 101 Completo 1:27:50 8% 26 nov 2015
    T8 - Capítulo 101 26 nov 2015 Malasangre propone a Felipe IV un plan suicida para acabar con el conflicto portugués. Para ello, reúne un grupo de hombres con habilidades especiales entre los que estarán el Comisario y Zig...
  • T8 - Capítulo 100 Completo 1:36:30 91% 19 nov 2015
    T8 - Capítulo 100 19 nov 2015 El 100 es un capítulo especial, con la mecánica de un cuento dentro de otro cuento. Todo comienza cuando Sátur y Gonzalo se enteran de que el niño chino ha desaparecido. Salen en su bu...
  • T8 - Capítulo 99 Completo 1:32:32 100% 12 nov 2015
    T8 - Capítulo 99 12 nov 2015 Gonzalo y Margarita rebosan felicidad mientras se encargan de los preparativos de su boda. Sátur piensa que su amo ya no lo necesita, y se siente desplazado. Tal vez ya es hora de que él tambi&eacut...
  • T8 - Capítulo 98 Completo 1:26:34 100% 05 nov 2015
    T8 - Capítulo 98 05 nov 2015 Carmen Maura da vida a la Duquesa de Fournier, una aristócrata de carismática personalidad. Una mujer madura, fuerte, atractiva, de gran inteligencia y que, en el pasado, ejerció de mentora d...
  • T8 - Capítulo 97 Completo 1:31:13 100% 29 oct 2015
    T8 - Capítulo 97 29 oct 2015 Gonzalo y Sátur han sido capturados y viajan en un galeón camino de Asia, donde serán vendidos como esclavos. Nadie sabe dónde están y no existe ninguna posibilidad de escapar e...

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos