www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
896798
No recomendado para menores de 12 años Águila Roja Cap. 29 (07/10/10)
Transcripción completa

Subtitulado por Teletexto - iRTVE.

-Su cuñado, el conde de Lizana, está aquí.

(LEE) "Es mi voluntad que mi hijo, Nuño, comience carrera...

...eclesiástica en el monasterio de los agustinos de Arganda."

-Sé quién es Águila Roja. -Demuéstrelo.

No le condenes a un encierro de por vida.

-Lo quiso mi hermano y haré que se cumpla.

-Yo he cumplido con mi parte del trato; confío en que ahora...

...vos hagáis lo mismo. -¿De verdad creéis, eminencia,...

...que vos, un solo hombre, podréis obligarme?

Le pido que recapacite sobre el futuro de su sobrino, señor conde.

-¿Dónde está el retrato?

(TRISTE) -Tienes que hacer algo para ayudarme.

-La sobrina del cardenal vive en tu palacio... Mátala.

¿Dónde está Juan? -Después de la bronca...

...en la posada, nadie le vio.

-Este ya no es tu hijo;...

...ya no te pertenece.

¿Qué le haces a Juan para que te ceda todas sus propiedades?

-Es todo tuyo, Víctor, si te vas...

...y dejas en paz a Margarita para siempre.

-Lo único que quiero yo es a mi mujer.

-Ojalá fueras tú mi padre.

(LLORA)

Víctor no se va a marchar, si yo no me voy con él, Catalina.

-Mañana, al atardecer, aquí mismo. A pistola.

Ojalá la vida hubiera sido...

...de otra manera. Ojalá.

Y si a mí me pasara algo, en algún momento,...

...quiero que le entregues esto a Nuño en persona.

¿Qué le van a hacer? -Disciplinarle.

(GRITA DE DOLOR) Haré lo que sea...

...necesario para sacarle de aquí, Ricardo.

Margarita, ¿estás segura...

...de lo que harás? Nos iremos mañana.

-Necesito que me ayudes.

-¡Amo!

Se lo ha llevado.

(GRITA)

-Creo que vos también lo sentiríais si a Irene le ocurriese algo.

(ENFADADO) -¿Qué queréis decir, eminencia?

-Irene es vuestra hija.

-Ella nunca te olvidó; tú fuiste siempre nuestro problema.

¡Vamos, dispara!

-¡Marquesa! Oh, Majestad.

Nuño es tu hijo.

-¿Está seguro de que quiere curarle?

-¡Todo el mundo en la villa sabrá que es un cobarde!

-¡Ah!

No deberías haber vuelto, Víctor.

-¿Víctor tenía algún familiar?

Su madre murió antes de que nos casáramos.

-Hemos hecho todo lo posible por salvarle.

Eso es cierto; nadie hubiera podido hacer nada más.

Sí, nadie.

-Ea, pues "muerto el perro, se acabó la rabia".

(JADEA) ¿Qué pasa?

Quiero decir que el que "siembra vientos, pues...

...recoge granizadas", esto es así.

Descanse en paz.

-Margarita.

Entiendo que, si después de todo...

...lo que ha pasado... Chis.

Nuestra boda es en San Isidro...

...y así va a ser.

Si tú quieres, claro.

-Claro.

-Lo siento, amo.

Pero que se muera no quiere decir...

...que fuera buena persona, el hijo de mala madre,...

...que estuvo a punto de matarle.

Lo importante es que Margarita siga con su vida.

-No entiendo cómo Víctor acabó con el puñal tan hundido;...

...al principio, no lo tenía tan clavado.

Bueno, Sátur, hubiera muerto de todas formas; estaba muy grave.

-¿Qué significa eso exactamente?

Que hubiera muerto de todas formas. ¿Nos vamos?

-¡Ah! No, espere. ¿Qué pasa?

-No, si vaya tirando, que tengo un asuntillo que arreglar.

Que, con los nervios, se conoce que...

Tire, tire.

(JADEA)

Esta noche no la quieren ni los lobos.

(HACE GESTOS DE ESFUERZO) Espera, espera, espera.

Espera, Saturno, espera,...

...que "hombre precavido vale por dos".

Primero, hay que encontrar algo para limpiarse.

Esto, ¿qué es?

¡Ah!

¡Ah!

¡Amo!

¡Amo!

¡Amo!

(JUAN) Se ha desangrado por esta herida del cuello.

-Pobrecilla. Ya hay que ser desalmado para dejarla tirada...

...ahí, en mitad del bosque.

Que lo mismo la podían haber devorado los buitres.

-Lleva muy poco tiempo muerta;...

...el cuerpo no presenta signos de descomposición.

Y ni siquiera sabemos quién es.

No por qué la mataron. -Mira, tiene...

...tumoraciones en la zona de las axilas,...

...en la zona inguinal y tiene lo que llaman...

...el mal francés. -¿Que era francesa?

No, el mal francés es como se llamaba a la sífilis,...

...una enfermedad venérea.

¿No es cierto, doctor? -Sí.

Seguramente, esta muchacha era prostituta.

-¡Me cago en mi negra estampa!

¡Que siempre le tiene que pasar a las mismas!

Tranquilízate, Sátur. -¡No, déjeme, déjeme!

Sátur, tranquilo. -¡Ese cuento ya me lo sé!

¡Que las tratan como si fueran basura!

Lo siento.

¿Y lo de la herida del cuello?

-Pues, seguramente, se lo han hecho con un punzón o algo parecido.

Lo que sí está claro es que esta muchacha...

...ha sido brutalmente asesinada.

La puerta se cierra.

-Yo, Felipe de Austria, Rey de las Españas,...

...te tomo a ti, Laura de Montignac,...

...como legítima esposa.

-Era una mujer muy hermosa.

-El documento que tengo que firmar.

-Sí, aquí lo tengo.

Sirve para corroborar el apoyo de la Corona española...

...a mi candidatura a la silla de San Pedro.

Sabed que tenéis en mí a vuestro más fiel esclavo, Majestad.

-Debí haberte matado hace unos años,...

...cuando tuve la oportunidad.

-Gracias a Dios que no lo hicisteis,...

...así pude salvar a vuestra hija.

Fue un servicio a la persona de vuestra Majestad.

-Deseo que Irene entre en la corte como dama de compañía de la Reina.

Empezará la próxima semana.

-Como gustéis.

Procuraré que no interfiera en sus obligaciones matrimoniales.

-¿Está casada?

-Hace poco, celebramos sus bodas, felizmente.

-Está bien, olvídalo.

El deber de una esposa es estar siempre junto a su marido.

-Siento que vuestros otros dos hijos murieran...

Es una pena.

-Lo sé.

De alguna manera, siempre están presentes.

(SUSPIRA ALIVIADO)

Buenos días. (ASUSTADA) Gonzalo,...

...qué sigiloso eres siempre.

Te has levantado temprano.

Sí, con todo el ajetreo de anoche,...

...no he dormido muy bien.

¿Estás bien?

Sí.

Margarita, tú...

Tú no tuviste la culpa.

¿Y la mujer que os encontrasteis?

Está muerta; no pudimos hacer nada más.

-Bueno, bueno, bueno, bueno...

El género que traigo. (RÍE)

Criadillas recién cortadas.

Casi tengo que arrancárselas al tendero...

...para que me las dejara a buen precio.

-Qué asco. -¿"Qué asco", dice?

Qué fino, el niño; pues te digo una cosa:

Esto, con un poquito de ajo,...

...es lo mejor para levantar el ánimo. (RÍE)

-¿Y Víctor?

-Víctor... Alonso,...

...Víctor ha muerto.

Le... Le atacaron ayer, en el bosque.

-Lo siento.

¿Tú cómo estás?

Yo estoy bien, mi amor.

Gracias.

Me voy a palacio. Venga.

Vamos, a vestirte.

-Esto, digo, yo, que tendríamos que haberlo preparado un poco, ¿no?

Menos mal que el chico no le tiene mucho aprecio.

Sátur, recuerda que debemos averiguar si queda...

...un pariente vivo de los Montignac.

-¿No pensará en irse a Francia?

No, existe un libro de registro con los nombres...

...de los nobles que han estado en la villa.

-Pues nada, nos acercamos, lo pedimos y ya está.

Con algo de educación, creo que...

Ojalá fuera fácil, pero no; el libro no se lo dan a cualquiera.

Y además, el edificio está fuertemente custodiado.

-Ya.

¿Y qué significa para usted "estar fuertemente custodiado"?

Porque, verá, no es lo mismo dos tipos así, fuertes,...

...que el ciento y la madre.

¿No le parece?

¿Eh, amo?

Venga,...

...qué mala educación, ¿y los buenos modales?

Catalina, ordena que traigan el desayuno;...

...hoy lo tomaré aquí, en la bañera.

-Enseguida lo dispongo.

Llama también a la peinadora...

Ah, y que me hagan la manicura.

(SUSPIRA) Necesito recuperar fuerzas después de todo...

...el ajetreo con lo de Nuño.

-Sí, señora, se merece usted un descanso.

Y afortunadamente, el señorito Nuño pudo volver del seminario.

Ya sabes que la vida de una madre...

...está llena de sacrificios, Catalina.

Llaman a la puerta. -Sí, señora.

-Han traído esto para usted, señora marquesa.

Es del conde de Lizana.

Querrá disculparse por su comportamiento conmigo.

-Huy, es una llave, señora.

(LEE) "Esta es la llave de tu nuevo hogar.

Espero que lo disfrutes."

-¿Malas noticias, señora?

Quieren quitármelo todo.

-Señora, perdone mi intromisión, pero...

¿Qué quiere usted decir con eso?

Que me quitan todo lo que tengo:

mi palacio, mis tierras... Todo.

-Pero debe tratarse de un error; eso no pueden hacerlo.

Sí, sí que pueden.

Mi difunto esposo dejó a Nuño como único propietario;...

...hasta que no sea mayor de edad, la familia Santillana...

...será la única heredera.

Que preparen una carroza inmediatamente, Catalina.

-Sí, señora.

-Que tarda este hombre.

Con lo que le gusta subir por las paredes,...

...igual ha tenido un traspiés y se ha despeñado.

Eso le pasa por no dejarme acompañarle.

Si me hiciera un traje como Dios manda,...

...podría acompañarle a todos sitios, pero no.

¿Qué hago yo hablando con un caballo?

(RELINCHA)

-Ay, madre. Dios, Dios, Dios...

¡Corre, Sátur!

Disparos y relinchos.

¡Vamos!

Disparos.

-¡Amo! ¿Tiene el registro?

El registro, si lo tiene. (RÍE)

(SUSPIRA)

-A lo mejor, como no hemos avisado con tiempo,...

...por eso tarda tanto. La conozco,...

...lo está haciendo a propósito.

-Señora, el tiempo cambia a las personas; quizá,...

...a su señora suegra se le ablandó el carácter con los años.

Madre.

-Veo que mi dinero te sienta bien;...

...aunque, al final, esa bonita cara...

...se llenará de arrugas, como todas.

Madre, vengo a rogarle que interceda...

...con su hijo, el conde de Lizana.

-¿Ahora necesitas la ayuda...

...de una anciana? Y su misericordia.

El conde pretende que abandone mi palacio y me instale...

...en una mísera casa de campo, a las afueras,...

...alejada de todo. -Pues tómalo...

...por el lado bueno:

Es una vuelta a tus orígenes. (RÍE)

Madre,...

...sé que usted y yo hemos tenido nuestras diferencias...

...en el pasado, pero mi difunto esposo...

...dispuso que nos quedásemos en ese palacio; es está faltando...

-¡No te atrevas a nombrar a mi hijo!

No ha pasado un solo día en el que no hayas ofendido...

...nuestro apellido; has mancillado su memoria...

...por todas las alcobas de la villa.

Considera lo que te damos como un acto de caridad.

Por cierto, miré el libro de registros;...

...hay cientos de nombres. -Ah.

Habrá que mirarlo con cuidado,...

...a ver si hallamos a alguien con el apellido Montignac.

-La de vueltas que damos para encontrar algo suyo;...

...con lo sencillo que sería montar una comida...

...en Navidad y que se vieran todos, ¿no?

Chis, ¿adónde va?

Que me lleva como una vaca sin cencerro, de un lado para otro.

Preguntaremos a las prostitutas...

...si conocían a la mujer que encontramos en el bosque.

Quizá la vieron salir con alguien.

Tú, pregunta por ahí; yo empiezo por aquí.

Buenas. La chica que encontramos en el bosque...

-¿Quieres más dinero? -No es eso, Cipri;...

...es que no soporto que me hables más de tu mujer desaparecida.

Lo siento. Y no vengas más por aquí.

¡No, no te vayas! ¡No te vayas!

-¡Suéltame, Cipri, me haces daño! ¡Suéltame!

-¡Deja a la muchacha de una vez, hombre!

Vete a tu cuarto, haz el favor.

¿Se puede saber qué te pasa?

-Que son todas iguales, eso es lo que me pasa.

(TODOS HABLAN) -¿Y por qué no...

...le preguntamos a la marquesa? ¿Te has vuelto loco?

-Debemos saber qué pasa;...

...nuestras familias comen de lo que sacamos de aquí.

Si te encarcelan, tampoco les ayudarás.

¡Hay que tener un poco más de cabeza, Martín!

A ver, y tú, ¿qué viste?

-Una carta, era del conde de Lizana.

Decía que la marquesa debía abandonar el palacio.

(TODOS HABLAN) -Eso significa...

...que nos quedamos sin trabajo.

Si piensas que la marquesa va a dejar que le quiten nada,...

Murmullos. ...es porque no la conoces.

-¡Unos cotillas es lo que sois todos!

-Tía, ¿sabes algo?

-A ver, lo voy a decir una vez y para todos:

No sé lo que va a ocurrir; a mí, la marquesa no me informa de nada.

Murmullo. Catalina, están todos...

...pendientes de su gente; ya sabes lo que se juegan.

¿Es posible que nos tengamos que ir de aquí?

-Pues según lo que dice la carta,...

...si no cambia mucho la cosa, sí, es posible.

-¿Qué voy a hacer? -Debo mantener a mi madre enferma.

-¡Qué hacéis todos aquí, venga, a trabajar! ¡Vamos!

¡Venga!

Hay que andar todo el día azuzándoles para que trabajen.

Harta me tienen.

¿Me tomas por idiota?

¿De qué carta hablabas?

-Con todo mi respeto, señor comisario,...

...eso debería usted hablarlo con la señora;...

...yo no suelo meterme en asuntos que no son de mi incumbencia.

¡Ah! Catalina,...

...no me obligues a hacer cosas que no quiero.

-Me hace daño, señor, me hace daño. ¡Ah!

Muy bien. Soy todo oídos.

¿Tú conocías a aquella mujer?

La chica que encontramos, ¿tú sabes algo?

¡Sátur!

Murmullos de la gente. -Es una chica.

-Pero si está muerta, ¿qué ha pasado?

-¿Qué ha pasado? -Hay una chica, una chica muerta.

Gran murmullo. Está muerta.

-La han degollado. -¿Será compañera de Estuarda?

¿Qué ocurre aquí? ¿A qué se debe todo este alboroto?

(NERVIOSO) -No sabemos nada, señor comisario.

Cuando llegamos, estaba ya muerta.

-Esta pobre mujer, que trabajaba en la calle y...

¿Todo este revuelo por culpa de una fulana?

Lleváosla de aquí.

¡Vamos!

Cuidado.

-Ese malnacido odia a las mujeres;...

...a saber qué complejo tiene.

La chica que encontramos todavía estaba caliente;...

...la acababan de matar.

-Eso no puede ser;...

...con lo desarrollados que tiene usted los sentidos.

Algo... Algo habría notado. No vi nada. ¡Ni me enteré!

-No se me venga abajo, amo,...

...que usted es el Águila Roja, el pájaro.

-Dicen que estaba cubierta de sangre.

-Padre,...

...¿quién ha matado a esa mujer?

-Da igual quién la matara;...

...se lo tenía merecido. Siéntate.

¿Por qué dices eso, Nuño?

¿Por qué crees que se lo tenía merecido?

-Porque lo que hacen es asqueroso.

Nuño...

-¿Tú sabes lo que es pasar hambre?

Se te pone aquí un nudo, en el estómago...

...y te duele tanto, que sólo tienes ganas de llorar.

Tienes calambres en las piernas de la poca fuerza que te queda.

Sátur. -Cuando ves que le está pasando...

...esto a un hijo tuyo,...

...haces lo que sea para alimentarle.

Lo que sea. Sátur.

Sólo es un niño.

-Lo siento.

Latigazo y grito.

-Tiene que escucharnos; se lo ruego, señor,...

...por lo que más quiera. (EL VERDUGO GRITA)

-Por favor, señor comisario, las chicas están muy asustadas;...

...sólo un par de guardias. (EL VERDUGO GRITA)

¿Pretendes que mis hombres dejen de hacer su trabajo...

...para cuidar a unas furcias?

-Se lo ruego, por favor, por lo que más quiera.

Tiene que escucharnos.

¡Nos van a matar a todas!

El tuyo es un oficio muy peligroso;...

...lo sabías cuando empezaste. ¡Lleváosla!

-¡No! ¡No! ¡No!

¡Tiene que escucharnos!

¡Que alguien nos ayude!

¡Nos van a matar a todas!

(LLORA) ¡Ayuda, por favor, ayuda!

¿Qué sabes? -Nada, señor.

El conde de Lizana es una persona de conducta intachable.

No puede ser,...

...todos los hombres tienen alguna debilidad.

-No tiene deudas, no juega... Tampoco bebe.

Y por supuesto, no van con prostitutas.

No soporto a los santos.

-Amo.

Amo.

¿Qué? -Ah, que está usted ahí leyendo.

No, que por un momento, pensaba que...

...habría ido a dar una vuelta, para...

...ver si veía al asesino de mujeres, pero ya veo que no,...

...que está usted ahí... (RÍE) Mirando cosas suyas,...

...de su familia y eso. (RÍE)

Ese no el libro de registros. Estoy buscando información...

...sobre los asesinatos. -Pues perdone, amo.

¿Usted cree que en un libro de...

(LEE DESPACIO) "Antiguas leyendas"...

...vamos a encontrar algo?

No sé. Lo único que sé es que nos enfrentamos...

...a alguien muy peligroso; no le importó arriesgarse...

...y matar a la muchacha delante de todos.

-¿Vio usted las heridas en el cuello?

Yo no he visto cosa parecida en mi vida.

Yo tampoco. Pero sí que lo he leído.

Aquí. (LEE) "Hace muchos años,...

...en un paraje olvidado de la Europa oriental...

...invadido por el frío, un joven matrimonio llegó...

...a una pequeña aldea y se hospedaron.

Durante la noche, oyeron unos extraños ruidos...

...que ellos atribuyeron al viento.

Al día siguiente..." -Espere, espere, espere.

Siga.

(LEE) "A la mañana siguiente, cuando el hombre despertó,...

...su mujer ya no estaba a su lado."

"El hombre decidió subir al camino para buscar a su joven esposa...

...y fue entonces, cuando creyó vislumbrar,...

...a lo lejos, el contorno de una carroza.

Él se quedó mirando, mientras la puerta...

...de la carroza se abría lentamente.

Y de ella...

...cayó una mujer vestida de blanco."

Latigazo.

"La carroza siguió su camino y se perdió entre la niebla.

El hombre corrió lo más rápido que pudo para corroborar...

...que la que yacía en el suelo,...

...era su bella esposa.

Al darle la vuelta, comprobó cómo en el cuello...

...tenía una herida parecida a una dentellada.

Se habían bebido toda su sangre."

(GRITA) ¡Noooo!

-No, no, no, no...

Usted no puede hacerme esto.

Si empezamos a cambiarnos los papeles, esto es un sin Dios.

Usted es el que tiene los pies en el suelo, el que no cree...

...en estas cosas; yo soy el otro.

Así que, déjese de leyendas y busque una explicación lógica.

No tengo ninguna, Sátur. -Pues yo sí.

El asesino ese es un desgraciado que odia a las mujeres.

Puede ser. -Claro que puede ser, como que es.

Lo de la herida en el cuello todavía no lo tengo claro;...

...encontrará el quid de la cuestión, ya lo verá.

Hay que cogerle, amo; sea quien sea ese asesino,...

...va a seguir matando. Le cogeremos.

-Ay, perdone, señora, es que estaba atrancada.

Zumbidos de moscas.

Abre esa ventana.

Quiero verla.

-Señora, yo, no es por entrometerme, pero...

...no sé si aquí le va a caber todo lo que usted tiene en palacio.

Bueno, la mesa de Flandes, la podemos poner...

...en aquella esquina. Y luego aquí, si acaso,...

...los jarrones de Nápoles; pueden quedar muy bien.

Y ya, lo demás, pues...

Aprovechamos y hacemos limpieza, que había mucho trasto.

Catalina, basta.

-Señora, yo era por...

-¿Está todo a tu gusto, Lucrecia?

(RESPIRA HONDO)

Deja mucho que desear;...

...no esperaba menos de ti.

De todas formas, toma, sólo he venido a devolverte la llave.

-No, quédatela, te va a hacer falta.

¿Has visto ya los alrededores?

Tienes hasta un pequeño huerto;...

...no hay nada como recoger lo que uno siembra.

Tu hermano se revolvería en su tumba, si viera...

...lo que estás haciendo conmigo.

-¿Ahora te acuerdas de mi hermano?

Soy la marquesa de Santillana y merezco un respeto;...

...ten por seguro que no viviré en esta pocilga. Vamos.

(RÍE)

Son preciosas.

-Bueno, siempre he tenido buen gusto, ¿no?

Y aparte de haberte vuelto loco,...

...¿a qué viene todo esto?

-¿Tú qué crees?

Que estás loco.

Voy a ponerme algo y nos vamos de paseo.

-Se ha llevado una buena sorpresa.

Gracias. Gracias por permitirme preparar todo esto.

(SUSPIRA) Por verla sonreír, lo que sea.

(LLAMA A LA PUERTA)

-Florinda.

Florinda, ¿estás ahí?

Soy yo, Cipriano.

Déjame entrar, mujer;...

...siento mucho lo de esta tarde. (LLAMA A LA PUERTA)

-Majestad, la marquesa de Santillana ha llegado...

...e insiste en verle.

Asegura que es un asunto vital sobre su familia.

-Dígale que el rey no está para resolver asuntos familiares.

-Perdón, Majestad, pero...

...parece importante.

(CARRASPEA) La señora marquesa está muy afectada.

-No puedo tolerar tal abuso de mi confianza,...

...¡échela sin contemplaciones!

(ALONSO) ¿Qué haces? -Le escribo una carta...

...a Gabi y a Estuarda;...

...algún día, les encontraré.

Gonzalo, ¿se sabe algo de las dos mujeres muertas?

Imagino que el comisario estará buscando al asesino.

Nunca he tenido mucha confianza...

...en lo que haga el comisario. Ya.

Me dijeron que se murió en tus brazos.

Dos mujeres muertas y las dos te las encuentras tú.

La primera le encontró Sátur.

Pero sí, no ha sido un buen día que digamos, no.

Es que ya no puede una andar tranquila por la villa;...

...no estamos seguras, Gonzalo. -Usted no se preocupe,...

...que nos tiene a nosotros...

...y al otro, al Juan, que ha debido pensar...

...que esto es un camposanto.

Venga a traer flores a casa y flores, y más flores.

-A mí me gustan; es la primera vez que la casa huele bien.

-Ah, ¿pues qué quiere que le diga?

A mí, las flores, con todos los respetos,...

...pero serán muy galantes, pero donde huela a buen cocido,...

...que se quiten las flores.

(RÍE) Anda que... Vamos, Alonso, acompáñame a traer agua.

-Si es que no... No... No.

Esta noche voy a salir;...

...tengo que encontrar a ese asesino.

-Muy bien.

Muy bien dicho.

Perdóneme por haber dudado antes de usted,...

...pero hasta los santos dudaron tres veces...

¿O negaron? "Negaron".

-Dudaron. "Negaron".

Llaman a la puerta. -Sí.

-Perdone que le moleste a estas horas, maestro, pero...

Sátur, hay un hombre que grita en la habitación de Florinda y...

Se oyen golpes y... Creo que es Cipri, su amigo.

(GRITA) -¡Noooo! ¡No!

¡No me hagas esto!

¡Por favor!

¡¿Por qué?! ¡¿Por qué?! (GOLPEA LA PUERTA) Cipri.

(GOLPEA) Soy Gonzalo, abre.

(CIPRI) ¡No me hagas esto! -¡Abre la puerta! Déjeme a mí.

Aparte.

¡Ah! Coño, qué daño. ¡Coño!

Quita.

-¿Pero qué has hecho, desgraciado?

Cipri.

Apenas has dicho una palabra en toda la noche.

-No, es que...

Es la primera vez que cenamos tú y yo solos, sin madre.

Nuño, tu madre...

¿Ha hablado contigo?

-No.

Sabes que yo siempre he estado a vuestro lado...

...y las cosas no van a cambiar, pero...

...quiero que sepas que...

Nuño, a dormir,...

...ya es muy tarde.

-Buenas noches.

No te preocupes.

No veo de qué debería preocuparme.

Orgullosa hasta el final.

Por favor, Lucrecia, los dos sabemos perfectamente...

...de lo que estamos hablando.

El Rey no me ha recibido.

No voy a consentir que Nuño y tú viváis así.

Ahora tengo una posición;...

...tengo tierras, tengo dinero...

Puedo ocuparme de vosotros. ¿Y vivir como una mantenida?

Me insultas, Hernán.

(SUSPIRA)

Me da igual lo que pienses;...

...yo también soy responsable de Nuño, es mi hijo.

¿Qué? No vuelvas a repetir eso nunca.

Si algo le queda a Nuño, es su apellido.

Cuando salga de este palacio, seré invisible para la nobleza;...

...se acabaron los favores, las reuniones,...

...los privilegios... Lo he perdido todo.

Y ahora, si me permites,...

...me gustaría tomar mi última cena en palacio.

Sola.

(TOCA LA CAMPANILLA) ¡Catalina!

Campanilla. ¡Catalina!

(ENFADADA) ¿Por qué razón nadie acude a mi llamada?

¿Dónde está el servicio? Catalina, contesta.

-Se han ido todos, señora.

¿Pero qué estupidez estás diciendo?

-El señor conde les pagó para que se marcharan.

Tranquila, Lucrecia, lo solucionaremos.

Desgraciados...

Ingratos, egoístas...

¿Cómo se atreven a abandonarme?

Diles a esos malnacidos que vuelvan al trabajo...

...o les arranco la piel a tiras.

-Con todos mis respetos, señora,...

...se iban a la calle y tienen familia.

¡Muchos de ellos han crecido entre estas paredes! ¿Y así me lo pagan?

No me merecían como señora, ¡así se pudran!

-Entonces, entré en casa y estaba llena de flores.

Y tía Margarita andaba, arriba y abajo, nerviosa.

Hacía tiempo que no la veía reír así.

Hasta padre parecía feliz.

Bueno, que yo...

Como sé que a ti también te gustaban mucho, pues...

...te he traído unas cuantas; no creo que a la tía le importe.

Viento.

Aleteo de animal alejándose.

Aleteo.

-¿Qué es eso?

-Se te fue de las manos, ¿verdad?

Seguro que le hiciste eso...

...por lo que te hizo Inés.

Que te juro que es que... Que...

Y las demás, ¿qué te hicieron?

¿Eh, Cipri? ¿Qué te hicieron las demás?

Yo, que siempre te he tenido por un blando de narices...

...¡y resulta que eres un degenerado!

¡Te aplastaba la cabeza con...!

(GRITA FURIOSO)

¡Ya basta! -¡Que mató a las compañeras...

...de Estuarda! (JADEA)

¡Bastante tienen las pobres con la vida que llevan,...

...como para que las desangren como a bestias!

¡Bastante! ¡¿No dices nada?! Sátur, vete. ¡Vete!

-¡Perro! Vete, vete.

-¿Pero cómo me voy a ir y dejarle aquí sólo con este?

Pues entonces, cálmate.

-Estaba muerta...

Estaba muerta...

Yo no lo hice, Gonzalo.

Tranquilo, Cipri; tarde o temprano, sabremos quién fue.

-¿Cómo que quién fue?

¡¿Todavía tiene dudas?! (VOZ BAJA) Sátur.

Cipri, ¿sabes si con Florinda había alguien más antes?

¿O había estado con alguien?

(LLORA) -No lo sé.

Tranquilo, no te preocupes.

Y confía en mí; ahora, descansa un poco.

(SORPRENDIDO) -¿Ya está?

Sí, sí. -¿Ya está?

¿Le deja irse así de fácil?

¡¿Pero es que estamos locos...

...o qué, amo?! ¡Sátur, es inocente!

-Mire, le voy a decir una cosa, que igual usted no sabe,...

...pero yo sí: Cuando el orgullo masculino ha sido herido,...

...es muy fiero y puede perder uno la cabeza.

(JADEA) Le digo que Cipriano es un asesino.

Cipri no ha sido;...

...yo le creo.

-Pues yo no.

-Señora, perdone que insista, pero es que marchamos hoy...

...y todavía no sé qué llevamos y qué no.

¡Ah! -¿Quiere que la ayude?

No, no hace falta.

-Madre, ¿qué pasa hoy?

Catalina, ¿dónde está mi lacayo?

(ENFADADO) Madre, no ha venido nadie a vestirme...

...y no me he bañado hoy, claro.

¿Puedo saber dónde está el servicio?

Tu lacayo está enfermo; de eso, precisamente, hablaba con Catalina.

Y al resto, les he dado el día libre.

-¿Libre?

Eres demasiado buena, madre.

Ve a desayunar, anda; enseguida te atiende Catalina.

Ya se lo diré más tarde.

(SUSPIRA)

Jamás pensé que lo tuviera que volver a usar.

-Es el vestido con el que llegó aquí.

Sí.

¿Por qué no te has ido con los demás?

¿Por qué sigues aquí, conmigo?

-Pues porque soy su ama de llaves, su dama de compañía...

Por favor, Catalina,...

...nunca te he tratado bien...

...y he sido cruel contigo; no me debes nada.

¿Por qué no te has ido?

-Pues no lo sé, señora.

La verdad, no lo sé.

Puede que usted no lo comprenda,...

...pero mi madre me enseñó que a nosotros,...

...los muertos de hambre, sólo nos queda...

...nuestro sentido del deber.

Ya sé que, para lo único que sirve, es para que los ricos...

...se aprovechen de nosotros,...

...pero ya ve, es lo único que tengo.

Así que me quedo.

(RESPIRA HONDO)

Me gustaría adecentar la nueva casa,...

...antes de que mi hijo la viera. -Sí, señora.

Avisa al cochero y dile que... -Señora,...

...no hay cochero,...

...también se fue.

(RECUERDA) (CIPRI) Estaba muerta...

Estaba muerta...

¡Estaba muerta, yo no lo hice, Gonzalo!

-Amo,...

...¿qué hace ahí?

Mira, huellas.

-Eso es imposible, ¿cómo va a haber huellas en el techo?

¡Está buscando donde no debe!

¡En la posada sí que hay huellas y pruebas, y datos, y de todo!

¡Allí, sí; aquí, no! Te lo pido por favor:

Déjalo ya, Cipri no ha sido. (RÍE)

Cipri es inocente; no ha sido él.

-Como que no. -Padre,...

...anoche, un hombre estuvo...

...en la habitación de la tía. ¿Qué?

Bueno, vamos a ver, Alonso...

Que anoche soñé que había un hombre en mi dormitorio...

...y que me estaba mirando fijamente.

Pero que fue un sueño, ya está. ¿Y cómo era?

Pues... Pues era...

...alto,...

...guapo, con los ojos azules y con la piel muy blanca.

Bueno, que me voy, que llego tarde a palacio.

Con Dios. Con Dios.

-Pues yo ayer oí como un aleteo en el tejado.

Como de un pájaro grande. -El otro...

Ya estamos. Que si una sueña, que si el otro oye aleteos,...

...que si usted con lo suyo...

¡Esta familia está perdiendo el norte!

Menos mal que estoy yo para poner los pies en el suelo.

Anda, tira para casa. ¡Alonso!

¿Y qué hacías tú, de noche y en el tejado?

-A ver... -¡Ayúdenme! ¡Ayúdenme, por Dios!

¡Por caridad bendita! Avisa a Juan.

-¡Que se muere en mis brazos!

-¡Venga aquí! -¡Por caridad!

¡Ayúdenme, por Dios, se muere en mis brazos!

(SÁTUR) ¡Juan, Juan! -¡Ayúdeme, por caridad!

Juan... (JUAN) ¿Qué le pasa?

-No sé, me la encontré tirada en el bosque.

Salió esta mañana y la encontré ahora.

-¿Dónde está Cipri? ¡Dónde está ese animal!

Si no ha sido Cipri,...

...¿quién ha sido?

El pobre Cipriano, las cosas que le dije.

Con la que tiene encima y yo acusándole de asesino.

¿Vio la cara de tristeza que tenía, amo? Cago en la mar...

Es que si vas a acusar a alguien de ese modo,...

...lo mínimo, es pensar un poquito.

-Sí, amo, se me fue la cordura.

Según el padre, la muchacha apareció por aquí.

Vamos a ver... Estaban juntos, ella se separó un momento;...

...él no le dio importancia...

Debió pasar todo muy rápido.

-El padre, ni vio ni escuchó nada... Muy raro, ¿no?

Al verla tumbada, pensó que estaba descansando.

(IRÓNICO) -Sí, descansando para siempre... (RÍE)

(DEJA DE REÍR) A buscar.

-Yo voy a llenar esto ahí mismo.

(JADEA)

Chillidos y aleteos.

Chillidos y aleteos.

¡Amo!

¡Amo! Amo, que está ahí. Está ahí mismo.

¡Santa Madre, protégenos! ¿Quién? ¿Quién?

-El del sueño de Margarita, que está ahí mismo.

Sátur, ¿estás seguro? -Se lo juro que le vi.

Igualito que lo relató su cuñada, igualito.

¡Exactamente ahí! ¡Ahí está! ¡No! Quédate aquí.

-Yo no sé dónde vamos a poner todo esto.

(SUSPIRA)

Es imposible.

-Oh, no puede ser, madre, no es cierto.

¿Aquí vamos a vivir?

Por ahora, sí.

-Pero bueno, ¿todavía estamos así?

¡Martín, baja lo que queda en el carro!

¡Y mete ese mueble en la alcoba de la marquesa!

¡Y tú, Margarita, tráeme estos dos cubos para dentro!

No te preocupes, hijo, esto...

...no durará mucho.

Martín, deja los muebles en el carro;...

...llévalos de vuelta a palacio, aquí no cabe nada más.

No, señora... Trae.

-¿Pero qué haces, madre?

¡Nuño!

Ayuda a tu madre.

-Yo no pienso contribuir en esto.

Haz lo que te he dicho, sin protestar.

Sátur, ¿qué estás haciendo? -¿Qué?

¿Que qué estás haciendo? -Ah, no... Nada, ¿por?

Ahí va, Dios.

¿Qué?

-¡No, hombre, no, que se está bebiendo usted el agua bendita!

Con lo que me costó encontrarla.

Sátur, quita los ajos, las cruces y deshazte de eso.

-No, no, no, no. De eso, ni hablar.

¿Por qué? -Vamos a ver,...

...su deber como héroe es cuidar del pueblo, ¿verdad?

El mío, como criado, es cuidar de su familia y punto.

Así que ni hablar. Si quiere quitar las protecciones,...

...las quita, pero ojo, bajo su responsabilidad.

Sátur, ¿de verdad crees que un montón de ajos...

...y unas cruces, nos librarán de algo?

-Pues sí, claro, efectivamente.

(INCRÉDULO) Bien. -Nos van a librar...

...de esos seres malignos, que lo he leído en el libro.

¿Qué libro? -¿Qué libro? El suyo.

Lo cogí y lo volví a leer... Y en maldita la hora.

Perdí la cuenta de las veces que me he descompuesto ya hoy.

Mira, lo que tenemos que hacer es encontrar a ese asesino.

Eso es lo que tenemos que hacer.

-Esos seres habitan en lugares oscuros, húmedos y fríos,...

...bajo tierra, para siempre.

Busca en la guarida cualquier mapa de la zona donde apareció...

...la muchacha y llévalo a mi habitación.

-Está bien, yo voy a buscar el mapa, pero...

...usted no me toque los ajos,...

...que nos vamos conociendo.

Graznidos.

Aullido.

(RELINCHAN)

¡Eh, vamos!

¡Arre! (RELINCHAN)

¿Qué pasa?

¿Qué pasa, chicos? ¿Eh?

Venga, venga. (LOS ARREA)

-¡Quietos, caballos!

¡So!

(VOZ RONCA) ¿Puedo ayudarla?

Me dirijo hacia el norte, pero mis caballos no quieren seguir.

Relinchos.

Yo le conozco...

-Tendría que haberte dejado un lacayo,...

...mi palacio es tan grande...

...que me ha costado mucho llegar hasta aquí.

¿Para qué me has hecho llamar?

Toma.

Estas son las llaves maestras del palacio; ahora son tuyas.

¿Por qué haces esto?

-Todo lo que tienes es mío...

...y como es mío,...

...quiero disfrutarlo.

Ricardo, ¿por qué me odias tanto?

(RÍE)

-Tú no eres nadie,...

...no tengo ninguna necesidad de odiarte.

Recibirás puntualmente tu pensión cada semana;...

...te equivocaste al elegir a mi hermano,...

...yo era mejor que él.

¿Es eso?

¿Toda esta inquina porque estabas enamorado de mí?

Jadeos.

(JADEAN)

(RESPIRA CON DIFICULTAD)

¿Qué te pasa?

(RESPIRA CON DIFICULTAD)

¿Qué ha pasado?

¿Qué pasa, Ricardo?

¿Qué pasa?

¿Estás bien? ¿Estás bien? (DEJA DE RESPIRAR)

Oh...

Oh...

Oh. Oh.

Oh. Oh.

Oh.

-Escuche, escuche...

Escuche lo que pone aquí.

(LEE DESPACIO) "Si es mordido...

...por el mal y el mal bebe tu sangre,...

...el mal habitará eternamente en el...

...cuerpo."

Ah. Sátur...

No, espere, espere, espere.

(LEE) "Y volverá a la vida...

...eterna entre las sombras."

O sea, que primero, te matan...

...y luego, te condenan de por vida a chupar cuellos.

Qué mala sangre, valga la "rebundancia".

En algunas civilizaciones antiguas pensaban que, si te bebías...

...la sangre de otra persona, podrías permanecer joven,...

...por eso se la beben;...

...creen que así vivirán eternamente.

-Pues ya me dirá usted, con lo jodida que está la vida,...

...como para vivir para siempre.

Deja ese libro... Mira.

-¿Qué?

Aquí.

-¿Eh?

Que no sé qué quiere que mire.

Aquí encontré a la chica...

Las grutas, Sátur, las grutas.

-¿Pero usted cree que...?

¿Que es aquí donde están esos bichos?

Sátur, no estamos buscando bichos; estamos buscando a un hombre.

(CATALINA) ¡Gonzalo!

¿Estáis por ahí?

¡Un segundo, voy!

(CATALINA) Gonzalo, ¿estás visible?

Sí.

Dime.

-¿Dónde para Margarita?

¿No venía contigo? -¿Conmigo? No, si ella tenía...

...que llevar un carro cargado de muebles a Orcajo...

...y volver a palacio. Y ya se venía para acá.

(PREOCUPADA) ¿No le habrá pasado algo?

No, no, no, no, no. (SÁTUR) No.

En ese camino se tarda tiempo.

Es normal que no llegara. No te preocupes; vuelve a casa.

Sátur, acompáñala. -Sí, sí, sí.

-Cuando la veáis, decidle que, mañana, antes de maitines,...

...salimos para palacio. -Sí, sí. Venga, con Dios, Catalina.

Con Dios, Catalina. -Con Dios.

-Qué mujer más pesada, por Dios.

¿Qué pasa? El único camino...

...entre Horcajo y palacio...

...pasa por las grutas.

Lo has matado. No le he matado.

Por favor, Lucrecia, en tu propia casa.

No le he matado. Pues está muerto y en tu cama.

Se ha muerto solo. (IRÓNICO) Claro.

Mira, eso se lo podemos decir al Tribunal Superior...

...de la Corona de Castilla.

Les contaremos que, después de haber arruinado tu vida,...

...ha venido a morir plácidamente a tu cama.

Sí.

Eso está bien.

Te creerán. Tienes que ayudarme.

¿Pero cómo se te ocurre?

Murió encima de mí,...

...estábamos en la cama y... ¿Le metiste en tu cama?

Sí, Hernán, sí.

Esto es grave, Lucrecia,...

...es muy grave.

O lo hacemos bien,...

...o arruinas tu vida.

Me vas a ayudar a deshacerme de él, ¿sí o no?

(ATURDIDA) ¿Dónde estoy?

¿Dónde estoy?

(RESPIRA ANGUSTIADA)

¡Ah! ¡Ah! ¡Ah!

¡Soltadme!

¡Soltadme!

(LLORA)

¿Quiénes sois?

¿Qué queréis?

¿Quiénes sois?

¿Qué queréis de mí?

¿Qué queréis de mí?

(ATERRORIZADA) Por favor...

Por favor... No. No, soltadme.

Está todo arreglado; no le encontrarán jamás.

¿Seguro?

Seguro. Ahora mismo, los cerdos deben de estar dando...

...buena cuenta de él.

Yo no hice nada, Hernán;...

...fue un maldito y desafortunado accidente.

¿Alguien vio al conde aquí?

(ENFADADA) -¿Dónde está mi hijo?

-Lo siento. -¿Qué has hecho con él?

Le estuve esperando anoche, para darle las llaves del palacio,...

...pero no vino, finalmente. ¿Se las doy a usted?

-Mi hijo estuvo ayer aquí, porque tú le hiciste llamar;...

...después, no vino a la cena...

...y nunca falta a una cita conmigo, ¡jamás!

Si me lo permite, soy Hernán Mejías, comisario de la villa.

Mi esposa y yo cenamos con la marquesa...

...y le aseguro que su hijo...

...no apareció por aquí. No sé dónde puede estar.

-No creo una sola palabra que salga de ti;...

...si le has hecho lo mismo que a tu difunto esposo, te juro...

Amé... a mi marido por encima de su maldita familia.

Sufrí su ausencia tanto o más que usted, señora.

Si me permite, tengo que preparar el traslado a la mísera casa...

...donde su único nieto tendrá que vivir...

...a partir de ahora, ese,...

...es el futuro que le espera a su apellido:

Desaparecer entre el estiércol.

Si me permite...

Señora.

-Amo, mantenga la calma, por Dios. Mantenga la calma.

Sátur, la mula y el carro...

...estaban abandonados en medio del camino.

-A lo mejor, a la señora le ha dado por ir andando.

A ver si no, por qué razón la iban a atacar a ella.

¿No te das cuenta? Todas las víctimas son mujeres jóvenes...

...¡y perdimos toda la maldita noche...

...buscando la entrada a la gruta! ¡Así que vamos!

-Ya verá cómo la señora Margarita estará asustada pensando...

...a ver dónde andamos. Ya lo verá.

Aleteo. ¿Qué ha sido eso?

Virgen santa, por tu Hijo, no nos dejes solos.

Espere, amo. Espere.

-Señora, que digo que, en un futuro, deberíamos abrir...

...una puerta en la cocina, para salir a la calle,...

...porque como estamos pasando continuamente...

...y este es el único salón...

Catalina,...

...déjanos solos, por favor.

-Madre, que...

Que sepas que yo te voy a acompañar en todo.

Cariño,...

...¿puedes traerme un...

...pañuelo de encaje que está sobre mi cama? Gracias.

-Sí.

(LLORA)

(SOLLOZA)

-Señora marquesa,...

...el señor viene de parte de su suegra,...

...la condesa de Osuna.

-¿Qué pasa, madre? Tu abuela quiere verte...

...inmediatamente. -¿Y tú no vienes?

No, quiere verte a solas.

(ATERRORIZADA) ¡No! ¡No! ¡No, soltadme! ¡Soltadme!

(JADEA)

¿Qué queréis de mí?

¿Qué queréis de mí?

No, no me hagas daño, por favor. ¡No!

No, por favor, no...

(LLORA) Soltadme, por favor.

Por favor, soltadme.

(LLORA)

No, por favor.

¡No! ¡No!

¡No! Por favor, no.

(GRUÑE)

¿Quién eres?

-Bienvenida.

No me hagas daño, por favor.

-La última vez que te vi,...

...eras un bebé.

Ahora, estás hecho todo un hombre.

¿Has recibido una buena educación?

-La mejor, gracias a mi madre.

-No cabe duda de que eres un Santillana;...

...volverás a tu palacio...

...para seguir instruyéndote como debes.

No tengo duda de que, en un futuro, honrarás tu apellido.

Gritos de Margarita.

¡Vamos!

Aleteos y chillidos de animal.

(LLORA)

Por favor...

(LLORA Y JADEA)

¡Ah! ¡Ah! ¡Ah!

-¿Amo?

Amo.

Gruñido.

Gruñido. ¡Ah!

Amo.

¡Amo!

¡No! ¡No! ¡No!

¡No! ¡No!

¡Quieto!

¡Ah!

(GRITA)

(GRUÑE)

¡Ah! ¡Ah!

(GRITA) -¡Águila!

¡Águila!

¡Amo! ¡Águila!

Este ya no chupa más, amo.

(VOZ BAJA) Amo.

Que tengo algo que decirle.

No sé muy bien cómo plantearlo, pero...

Es que creo que es importante.

Dime.

-Es que no sé...

¿Y si la señora es un no muerto?

Sátur... -Ese hombre no la chupó mucho,...

...pero sí un poco, que tiene una costrita, fíjese.

Es sólo un arañazo, nada más.

En la gruta, sólo había unos degenerados.

-Usted sabe, igual que yo, que ese hombre tenía...

...una fuerza descomunal. Sólo era eso: Un hombre.

No existen los seres malignos que chupan sangre.

No existen, de verdad. Anda, avísame si se despierta.

Voy a por un vaso de agua.

-¡Ah! (RÍE)

(ATURDIDA) ¿Qué hago..?

¿Qué hago en la cama de Gonzalo? -¿Eh?

Lo importante no es el dónde, sino el cómo.

¿Usted se encuentra bien?

Pues eso es lo importante.

¿Qué problema hay conque usted esté en la cama del señor?

Si usted se encuentra bien, pues...

Ninguno, ¿no? Usted está bien, pues...

Toma. ¿Por qué...? ¿Por qué estoy...

...en tu cama, Gonzalo? ¿Qué ha pasado?

Te encontramos desmayada en el camino y te trajimos a casa.

-Con lo fácil que era la explicación y lo que me he liado.

(RESPIRA HONDO)

¿Cómo te encuentras?

-¿Lo ve? Lo importante es el cómo, no el dónde.

¿Me desmayé en el camino?

Sí... Y el hombre... -Qué hombre ni qué hombre, no.

Has pasado una noche muy agitada.

No, el hombre con el que soñé me llevó a un sitio...

...y estuve en un lugar que...

¿Todo eso fue un sueño?

-Mujer, con la noche que ha pasado,...

...ha debido tener una pesadilla...

Eso me parece a mí. ¿O no?

Sí. -Claro.

Venga, descansa.

(IRÓNICO) ¿Contando los árboles de tu patrimonio?

¿Falta alguno?

No,...

...están todos.

Siempre consigues lo que te propones,...

...¿cómo lo haces?

Me limito...

...a desear lo que quiero.

Cuando era niña, escapaba de mi miseria...

...para venir aquí.

La sombra de este árbol me encantaba.

Me juré a mí misma que todo esto sería mío...

...y justo aquí, mi marido me pidió matrimonio;...

...a él también le gustaba.

Se pasaba horas eternas leyendo aquí.

Mientras yo te disfrutaba en su cama.

Nunca sabremos qué fue exactamente lo que le ocurrió, ¿verdad?

Yo no lo sé.

Desapareció sin más.

(ASUSTADO) -Maldita sea la puñetera hora...

...en que se me ocurrió a mí leer este libro.

No puedo pegar ojo;...

...si siguiera siendo un ignorante,...

...estaría la mar de a gusto.

Pero no,...

...¿para qué he aprendido yo a leer? ¡¿Para qué?!

Para nada.

Bueno, vámonos a dormir.

A ver si aquí, al pie de la lumbre...

(GRITA)

(GRITA)

¿Qué te pasa? (GRITA)

Sátur... -¿Qué?

¡Sátur, para, para!

Sátur, que yo sólo quería beber agua.

(JADEA)

-Qué tontería, que me he asustado yo solo conmigo mismo, hombre.

Venga, va, todos a dormir.

Venga, que no ha pasado nada.

Vamos, a la cama.

¿Estás bien?

(JADEA)

(JADEA)

(VOZ BAJA) ¿Qué te ha pasado?

-Pues nada, que me he dado la vuelta y la he visto ahí...

¿Usted se ha fijado en el pelo que lleva?

Como para no gritar un poquito, ¿no le parece?

Venga, a dormir. -"A dormir", dice.

Como si fuera tan fácil,...

...que tengo un desvelo que no me lo merezco.

(VOZ BAJA) ¿Por qué no nos vamos usted y yo juntos a la guarida...

...y nos ponemos a revisar a conciencia el registro?

Igual, no sé, con un poco de suerte, pues aparece...

...un cuñado suyo, una suegra de usted...

Ya, que no quieres dormir solo.

-Efectivamente, no quiero dormir solo.

Venga, vamos.

-Espere, espere.

Sátur, no...

Venga, venga, Sátur, Sátur...

-Un grupo de conspiradores pretende atentar...

...contra la vida de mi único hijo varón.

He encontrado a un Montignac vivo:

El hermano de mi madre. Mi tío. Tengo que verle.

Zumbidos. -Qué pesadas las moscas, Cipri.

-¡A tomar por saco la cosecha del año!

-Coño con su tío. ¿Y esto para él solo?

-Los campesinos dejan el campo y entran en la villa.

¿Qué clase de hombres tengo que no paran a cuatro campesinos?

(TODOS GRITAN)

-Anda que va a dar poca guerra la niña.

-El futuro de los Austria está ahora en tus manos, marquesa.

Tenemos que hacer algo.

-Ya me dirá usted el qué.

-¡No me deis más consejos en vuestra puñetera vida!

¿Felipe?

¿Dónde estás?

-Amo, mire ahí, ahí, ahí.

Zumbidos.

Águila Roja - T3 - Capítulo 29

07 oct 2010

Mientras Águila Roja sigue investigando sobre sus orígenes, la Villa se ve azotada por una serie de asesinatos. Varias mujeres aparecen desangradas por una extraña herida en el cuello. Margarita se convierte en el blanco de este siniestro asesino, mientras que Sátur desconfía de su amigo Cipri cuando todos los indicios apuntan al posadero como posible autor de la muerte de una prostituta. Mientras tanto, la Marquesa de Santillana se enfrenta al hecho de que su cuñado, el conde de Lizana, quiere despojarla de todas sus posesiones para cedérselas a Nuño cuando éste alcance la mayoría de edad.

ver más sobre "Águila Roja - T3 - Capítulo 29" ver menos sobre "Águila Roja - T3 - Capítulo 29"
Programas completos (118)
Clips

Los últimos 1.509 programas de Águila Roja

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos