Agrosfera La 2

Agrosfera

Sábado a las 09.45 horas

Agrosfera
Sábados, a las 9:40  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
2519289
Para todos los públicos Agrosfera - 19/04/14 - ver ahora
Transcripción completa

Buenos días.

Hoy vamos a conocer iniciativas de distintos emprendedores,

les mostraremos un queso y un vino distinguidos

con los Premios Alimentos de España y les invitaremos

a dar un paseo por el Valle de Tena, en Huesca.

Bienvenidos a Agrosfera.

El sector agroalimentario español es el motor de nuestra economia.

Vemos cómo es el engranaje de agricultores,

industria y distribuidores.

Más de 29.000 empresas sostienen 1.800.000 empleos.

En esta granja se elabora el mejor queso de 2013,

según los Premios Alimentos de España.

Es un Cabrales de la ganadería Arangas.

Allí nos cuentan cómo elaboran este queso azul.

También estamos en las bodegas Vega Sicilia,

que han cumplido 150 años y han recibido

el Premio Extraordinario Alimentos de España.

Allí cuidan este tesoro de cepas centenarias

con las que hacen un vino exclusivo con más de 5000 clientes

de todo el mundo.

Y veremos con mucho ritmo cómo se elaboran las torrijas

en este obrador.

Un dulce típico de Semana Santa con más de 500 años de historia,

al que le dan un toque innovador.

Y, en la segunda parte del programa, nos acercaremos al Valle de Tena,

en Huesca.

Les mostraremos los atractivos turísticos de este enclave,

uno de los más extensos y poblados del Pirineo.

Situado entre picos de 3000 metros,

el Valle de Tena es un territorio singular.

Sus pueblos de piedra y pasado medieval

rivalizan en belleza con el paisaje.

Les contaremos cómo la economía de estos pueblos

en medio siglo ha pasado de la ganadería al turismo.

Una actividad vinculada a la naturaleza

y al recurso de la nieve.

Les proponemos montar en un trineo tirado por perros,

disfrutar de baños termales o degustar el cordero tensino.

Todo en estas tierras del Alto Gállego.

El sector agroalimentario es el motor de nuestra economía.

Más de 29.000 empresas sostienen 1.800.000 empleos.

La asignatura pendiente, dicen los expertos, es que todos,

productores, industriales y distribuidores ganen.

Así ocurre en las siguientes iniciativas que les mostramos.

Aquí, en estos huertos ecológicos de Tortosa, en Tarragona,

Paco encuentra la esencia de su negocio

dedicado a la distribución y elaboración

de alimentación ecológica.

Tiene dos tiendas, una franquicia, un restaurante y una marca propia

de productos agrícolas de las Tierras del Ebro catalanas.

Puedo producir directamente en el huerto

y los productos que cultivo los puede vender directamente

a su tienda de alimentación ecológica.

Cuando llego aquí, lo primero que le pido es que él, a veces,

si tiene un excedente de producción, me dé alguna cosa que pueda,

que esté más madura que otra.

Yo aprovecho este producto,

que todavía no está estropeado ni mucho menos,

para transformarlo en mi cocina.

Es Oriol, el cocinero, el que da forma cada día a los platos,

todos elaborados con productos orgánicos

que Paco ofrece en su restaurante.

El negocio de Antonio José, también del sector agroalimentario,

El negocio de Antonio José, también del sector agroalimentario,

mira hacia el mar.

Su familia tiene un restaurante y una tienda de catering.

Hace dos años, amplió el negocio y creó una cocina central

para producir precocinados para la restauración.

Hoy todas estas pescaderas trabajan para limpiar

los 500 kilos de rape que Antonio José ha comprado.

En verano, el volumen aproximado de carne y marisco

es de unas 10 toneladas a la semana.

En invierno es de una tonelada, aproximadamente.

Xavier es uno de sus principales proveedores.

Viaja periódicamente a Galicia, Cantabria y el País Vasco

para encontrar el mejor y más competitivo producto.

Colaboramos juntos y sabemos cuándo hay que comprar

las partidas importantes de cara a la temporada.

En enero hay que comprar la sepia y el lenguado.

En febrero y marzo, la cigala, y así cada partida,

en su época buena para sacar un buen precio.

Competitividad y calidad han convertido

el sector agroalimentario español en el principal "cluster" de Europa.

Sólo la industria turística supera los más de 86.000 millones deeuros

en ventas que genera este negocio.

Hemos sido competitivos, hemos hecho una producción con una calidad

que ha tenido un reconocimiento a nivel internacional,

y en época de crisis hemos mantenido todos los puestos de trabajo.

La industria agroalimentaria en España mantiene

1.800.000 puestos de trabajo.

Están repartidos entre las más de 29.300 empresas del sector,

la mayoría pequeñas y medianas.

Cifras que suponen el 20% del empleo industrial.

La empresa de Antonio José da trabajo a 60 personas en verano,

la mitad durante los meses de invierno.

La expansión del negocio familiar llegó con la transformacion

de la materia prima que tanto conocían en su restaurante:

el pescado.

Hace dos años invirtieron para construir esta cocina central.

Aquí producen precocinados, como caldos de pescado, pizzas,

comida mexicana y ahora, incluso, dietas depuradoras.

En estos dos años, desde que iniciamos

la actividad en serio, hemos conseguido triplicar ventas

y estamos muy satisfechos.

La vía verde empieza aquí, tres plazas más allá encontrareis

un parking municipal, allí empieza la vía verde.

un parking municipal, allí empieza la vía verde.

Algo más moderada es la expansión del negocio de Paco

que, en una de sus tres tiendas, también ha instalado

un punto de información turística.

Nos encontramos en una zona, en les Terres de l'Ebre,

con distintas Denominaciones de Origen, como arroz, aceite,

pescados, mariscos, una zona perfecta.

¿Y qué mejor forma de poderlo promocionar

que en el propio centro de información turística

donde la gente puede venir y disfrutar de la gastronomía

y también, incluso, disfrutar de los productos?

Poder disfrutar de los productos que estas tierras dan,

a pesar de no visitarlas.

Esa era la idea que daba vueltas en la cabeza de Paco.

En esta empresa, cercana al pueblo donde vive, encontró la solución.

Tenemos una marca que se llama "Origen"

y que comercializamos nosotros y también a otras tiendas.

El producto que envasamos en origen es arroz, aceites,

legumbres, cereales para el almuerzo y, bueno, encontramos una fábrica

cercana a nuestras instalaciones como es Bionsan,

que está instalada en Mora.

La reducción de los gastos se ha conseguido

porque la marca de Paco se envasa en las mismas cadenas de producción

que usa una empresa del mismo sector.

Nuestro sector está creciendo y la actividad va a más,

con lo cual yo creo que lo puede absorber sin ningún problema.

Es una competencia que no es desleal.

Al sector agroalimentario sólo le queda una asignatura pendiente:

mejorar la base de la cadena, los precios que agricultores

y pescadores reciben por sus productos.

Estamos dentro de la cadena de valor.

Si vemos, los proveedores de esta primera materia,

como en todas las explotaciones agrícolas,

están sufriendo un poco porque cada vez

les estamos exigiendo un nivel de calidad y seguridad alimentaria,

que esto encarece el coste de sus productos.

Un coste que no se refleja en los precios

que cobran agricultores y pescadores.

El mercado globalizado y las importaciones los abaratan.

Algunos economistas plantean nuevos modelos

de negocios basados en la confianza entre proveedores,

compradores y distribuidores que pongan de relieve

el trabajo de los primeros.

Un ejemplo lo encontramos en las relaciones empresariales

entre Paco y Ferrán Rojo, "La Sort", agricultura ecológica.

Puedo tener directamente el precio que ofrezco, cobrar directamente,

y puedo ofrecer a los clientes míos y a los de Paco

un mejor precio de los productos ecológicos.

Se trata de una relación "win-win", ganamos todos en este sistema.

Nuestro negocio es un negocio que se basa en la confianza.

Cuando llegas aquí y ves la manera de trabajar de él, y ves el huerto,

estás ofreciendo calidad y garantía a tu cliente.

Un cliente al que, según algunos indicadores económicos,

cada vez es más fácil convencer.

Ahora vamos a conocer a Alba, otra emprendedora que ha optado

por quedarse en su pueblo montando un negocio.

Lo ha hecho sin ayudas y tras mucho papeleo.

Si, además, les contamos qué sucede en Teruel,

en un pueblo de 30 vecinos, la inicativa tiene más mérito.

Hoy ese caserío está impregnado de un olor especial,

el de la mermelada.

Se escucha el transcurrir de las horas en Rubiales.

Parece que el tiempo no ha cambiado nada este lugar.

Sigue en su rincón Petra, vecina de pocos, de sólo 30.

Difícil verlos, imposible no percibir el cambio.

Un dulce aroma nos conduce al nuevo negocio del pueblo.

Corta una idea que vende desde hace pocos meses.

Hasta ahora, alojaba a turistas en el albergue

que atiende con sus padres.

Le da vueltas a la receta de siempre,

usa también productos de la tierra.

Ha investigado, aprendido sola y ahora vende mil y una mermeladas

con sello propio.

300 kilos de fruta al mes convertida en mermelada,

poniendo dulce a su futuro.

Sin más ayudas que la de su familia, montó el obrador.

Se queja de la hazaña de abrir una empresa.

Y tiene una tienda que llega lejos.

Apuesta por quedarse al lado de sus padres,

casi un milagro en pueblos como el suyo.

Sus mermeladas van de feria en feria, saben a las de antes

y huelen a éxito desde el desierto.

Sin corteza, cremoso y de sabor ligeramente picante,

el de Cabrales es uno de los quesos más afamados del país.

El de la Ganadería Arangas fue el año pasado el mejor del país,

según el Ministerio de Agricultura.

Hemos estado con sus propietarios, que nos han mostrado

cómo es el día a día en una granja y nos han explicado cómo seelabora

este queso azul.

La Ganadería Arangas se encuentra en la localidad del mismo nombre,

en el Concejo de Cabrales.

Con Carlos Soberón y Andrea Fernández al frente,

llevaban casi una década vendiendo leche para la elaboración

del queso estrella de la zona: el Cabrales.

Y desde hace un año, haciendo ellos mismos el queso.

En la explotación, la jornada arranca muy temprano.

La ganadería cuenta con 40 vacas, 30 de ellas de ordeño,

a las que hay que mantener bien alimentadas para que produzcan

los 800 litros de leche diaria necesarios

para mantener la producción quesera.

Con la leche de la tarde anterior y la primera de la mañana

arranca el proceso.

Primero, se calienta a 26 grados, se le echa el cuajo, muy poco,

para que todo se desarrolle lentamente.

Cuando se forma la cuajada, se corta, se le quita el suero,

se amasa y se moldea colocándolo en estas baldas.

Tras el salado y el secado, proceso que puede durar 20 días,

los quesos se trasladan a esta cueva,

situada en los Picos de Europa, con una humedad relativa del 90%

y una temperatura de entre 8 y 12 grados.

Condiciones necesarias para que se desarrollen

hongos de tipo penicillium, que forman las conocidas zonas

y vetas de color azul verdoso.

Hace años, el queso, durante su proceso de maduración,

se envolvía en hojas de arce humedecidas.

Hace años, el queso, durante su proceso de maduración,

se envolvía en hojas de arce humedecidas.

Ahora ya no se hace por razones de higiene.

Cuando está listo para su consumo, vuelve a esta sala,

donde es envuelto, uno a uno, de forma artesanal,

y donde se le coloca la etiqueta del fabricante

y la contraetiqueta del Consejo Regulador

con el número correspondiente.

El queso Cabrales es uno de los azules

más conocidos internacionalmente.

No tiene corteza, es muy cremoso y tiene un sabor muy particular.

Se puede comer de entrante, en salsas

y guarniciones de platos principales y de postre.

Y marida muy bien con la bebida asturiana por excelencia, la sidra.

Ahora un Cabrales ha logrado el Premio Alimentos de España

al Mejor Queso 2013.

Un reconocimiento a una tradición

que nació de la necesidad de los pastores de la zona

de conservar la mucha leche que producían los ganados

y que, en su día, gracias al penicillium,

que le da el color y el fermento, protegió a los pobladores

de fiebres y enfermedades infecciosas.

Y para maridar el mejor queso de España,

les proponemos uno de los vinos más prestigiosos,

de una de las bodegas más antiguas.

Vega Sicilia cumple ahora 150 años

llevando los caldos de la Ribera del Duero

a las mejores mesas de todo el mundo.

"Una cepa sobrevive a quien la planta".

Es un viejo dicho entre viticultores.

Y éstas, con más de un siglo, son un ejemplo.

Son las más antiguas de la Bodega Vega Sicilia

que este año cumple alguno más: 150 años.

Gracias a que alguien empezó, en su momento, hace 150 años,

con la firme decisión y criterio de establecer viñedo

y elaborar vino.

Gracias a que luego, en el tiempo, la siguiente familia

lo ha podido seguir cultivando con el mismo criterio de calidad

tenemos estas joyas que nadie ha ido quitando por el camino.

Son, desde estas laderas en la Ribera del Duero,

protagonistas y testigos de una forma propia

de entender el vino.

En las bodegas, milagros no existen.

Necesitas una gran uva y, sobre todo, necesitas

una gran uva en cada sitio, porque la técnica hoy en día

está al alcance de todo el mundo.

Cada día más países hacen vinos.

Cada día los vinos son mejores y hay que diferenciarse

por lo único que es incopiable, que es la uva de cada lugar.

Tratamos de hacer unos vinos elegantes que, al final,

se puedan beber, que guste beberlos, y que la gente los disfrute.

Que, al final, para eso es el vino.

Por mucho que a un señor le digas que éste es el mejor vino del mundo,

si a él no le gusta, poco hay que discutir.

Esa filosofía y un aura de exclusividad son parte del activo

de una bodega que, desde que se fundó en 1864,

y durante más de 60 años fue la única en la Ribera del Duero.

Desde 1982 está en manos de los actuales propietarios,

la familia Álvarez.

La producción no es muy elevada y no todos los años

se elabora el vino insignia de la bodega, el único.

Históricamente, ha habido dos o tres años en cada década

donde no ha sido posible elaborarlo.

Normalmente, casi todos los años ha salido al mercado.

Los años en que se produce está entre 40.000 y 130.000 botellas,

como máximo.

Pero volvamos al origen, la tierra y las cepas,

que es donde nace la materia prima del vino,

una uva que se vendimia en su punto justo de madurez, con mimo,

cada otoño desde hace siglo y medio.

Además del trabajo en el campo, otra de las señas de identidad

de esta bodega es que tiene su propia tonelería.

Es ya de la tercera generación ligada a Vega Sicilia.

Él se encarga de preparar las barricas de roble americano.

Meteríamos al lado de una ancha una estrecha,

meteríamos otra ancha.

El tostado es otra de las partes más importantes,

porque, según sea el nivel de tostado,

el aporte de sustancias aromáticas también es diferente.

Al final, lo que tenemos que conseguir es que la madera

se integre con el vino, pero sobre todo,

que no prevalezca el sabor a madera.

El vino tiene que saber a vino.

Esas mismas barricas forman parte del paisaje de la bodega.

Ahí es donde primero descansan los vinos varios años.

Luego vendrán los grandes depósitos de madera, que afinan los caldos.

Ahí se cierra la parte más importante del proceso.

Luego falta la parte más importante: embotellar el producto y venderlo,

aunque en esta bodega casi no es necesario,

hay lista de espera.

En Vega Sicilia tenemos 5000 clientes,

que son los únicos que pueden comprar Vega Sicilia en la bodega.

Hay segundas y terceras generaciones de clientes.

Cuando nosotros adquirimos Vega Sicilia en el año 1998,

Vega Sicilia exportaba a 4 o 5 países.

Hoy exportamos a 110.

Queremos repartir cada vez más el vino para que llegue

a todo la gente que sea posible.

Este crecimiento en los últimos años

ha dado origen a nuevas bodegas en La Rioja, Ribera del Duero,

Toro y, la más exótica, la que elabora en Hungría

uno de los vinos más antiguos del mundo: el Tokaji.

Todos con el sello de la excelencia que ha marcado

la forma de hacer en Vega Sicilia.

Si hay un postre típico de la Semana Santa son las torrijas.

Un dulce con más de 500 años de historia, origen humilde,

y, en otro tiempo, muy recomendado para las parturientas.

Hoy les mostramos cómo se hacen unas buenas torrijas.

Imprescindibles: pan, leche y huevo

pero, si las prefieren un poco más jugosas,

las hay también con licor.

Los productores de plátano de Canarias

desechan cientos de kilos de esta fruta cada año

porque no cumplen con los requisitos de calidad.

Una parte se da al ganado, pero el resto se tira a la basura.

Para evitar este desperdicio, un equipo de investigadores

ha empezado a elaborar harina.

Dicen que es apta para diabéticos y celiacos

y que, además, tiene muchas propiedades nutricionales.

Esta cooperativa lleva un siglo dedicada

al proceso del empaquetado de plátanos.

Una tarea que se dedica al corte en manillas,

lavado y empaquetado.

Pero esta sabrosa y energética fruta tiene muchas más vida

que el propio consumo.

En estas cintas se desechan aquellos plátanos

que no cumplen con los requisitos de comercialización.

Javier es técnico de calidad de Coplaca y nos explica

Tradicionalmente, la fruta que se desecha

va dirigida a la alimentación del ganado, pero el mercado,

en islas pequeñas como La Palma, no logra absorber

todo el desecho de las plataneras.

Por eso se buscan alternativas que cumplen dos funciones,

una, económica y otra, que hace más sostenible el cultivo.

Ana y Gloria son investigadoras y a ellas llega una pequeña parte

de esa fruta que se desecha.

Con ella investigan en la elaboración

de harina de plátano, un subproducto que tiene importantes propiedades

para diabéticos, celiacos o deportistas.

Se pusieron manos a la obra desde el pasado mes de enero

Se pusieron manos a la obra desde el pasado mes de enero

con un aporte económico de la Fudación Cajacanarias.

El proceso se hace, de momento, de forma artesanal.

Se pela la fruta, se corta en rodajas y se mete en agua

para evitar su oxidación.

Ahora les preocupa encontrar el elemento

con el que regar esa fruta y evitar que tenga distintas tonalidades.

Después se procesa en un desecador y se muele en este molinillo casero.

La harina ya esta lista.

No se plantean realizar una gran producción en el futuro,

sino abastecer parte del mercado local que quiera sumarse

a este producto del plátano.

Ya la Asociación de Celiacos de Tenerife se han interesado

por esta investigación.

Canarias es la Comunidad productora de plátanos por excelencia.

Aprovechar todo su potencial, crear una pequeña industria

y, además, contribuir a mejorar el tratamiento de los residuos

es el objetivo de un sector que, aunque centenario,

no quiere quedarse atrás en innovación y futuro.

El aceite de oliva es una de las mejores grasas

para cocinar.

En el Centro Tecnológico del Olivar, CITOLIVA,

los investigadores experimentan y desarrollan nuevos productos,

estudian cómo alargar la vida útil de los alimentos

o cómo valorizar los subproductos del olivo.

Lo hacen en la cocina más moderna del mundo.

Parece ciencia ficción, pero es una realidad.

Tubos, manómetros, tolvas... configuran esta planta piloto

de procesado y esterilizado de alimentos.

En ella se reproducen, a pequeña escala, procesos industriales.

Sólo hay dos en el mundo.

En ésta, los investigadores experimentan

para conseguir nuevos productos o, por el contrario,

que los alimentos, tras un proceso fabril,

mantengan su sabor, aroma y color.

Estamos elaborando un gazpacho con las mismas proporciones siempre,

lo que varía son las cantidades y variedades de aceite.

Tras elaborar el aceite, lo pasaremos a la planta piloto,

donde valoraremos qué condiciones han variado y si organolépticamente

ha variado mucho con el original.

El alimento, una vez ingresado dentro de la máquina,

tiene un proceso de precalentamiento,

otro de calentamiento con vapor, y de ahí pasa a un enfriamiento

y, después, a una fase de envasado en esterilidad.

Toda esta máquina, tanto la planta como la esterilizadora,

se controla con esta pantalla.

En esta pantalla ponemos todos los parámetros

que queremos estudiar.

Fernando nos dice que la máquina es la joya de este cooking lab,

un laboratorio donde el aceite de oliva es el protagonista.

Los investigadores trabajan con diferentes variedades

y calidades.

Desarrollan alimentos de alto valor añadido

y valorizan los residuos del olivar.

El aceite de oliva, el mayor valor que tiene es el aspecto saludable,

cardioprotector, anticancerígeno que no tienen otras grasas

que se utilizan en cocina.

En CITOLIVA reproducen los ritmos y pautas de una cocina industrial

para estudiar el comportamiento de los aceites virgen extra

en fritura.

Experimentan con las variedades mayoritarias.

Saben que la picual, por sus ácidos grasos y compuestos fenólicos

es adecuada.

Estamos ahora friendo 100 gramos de patatas a 175 centígrados

con aceite de oliva virgen extra que ya lleva 52 frituras.

Y vamos a comprobar cómo se deteriora

Mi compañera está midiendo los compuestos polares,

que son los que indican el deterioro del aceite.

Paqui, ¿qué te da?

Me he está dando 13; en la freidora, dos.

Vale.

El aceite, nos dicen, se puede volver a utilizar

unas cuantas veces más, siempre que no supere el 25%.

A partir de ahí, enrancia los alimentos

y puede perjudicar la salud.

En la freidora de casa recomiendan cambiar el aceite con 10 usos.

Por eso aseguran que esta grasa sale más económica que otras.

Ahora se la vamos a dar a nuestro consumidor para que la deguste

y evalúe los aspectos más adecuados de la patata: su sabor, olor,

si es crujiente o no, si lo acepta realmente, si amarga.

Y, posteriormente, vamos a coger nuestra muestra

y la enviamos a laboratorio para que extraigan el aceite

y lo analicen.

Con este análisis químico, estudian también cómo el aceite deoliva

mejora el valor nutricional del alimento frito.

Alargar la vida útil de los productos

sin alterar sus características organolépticas

es otra línea de investigación de este centro.

En el proyecto Intolive se trabaja con conservas

de chorizo, queso y atún.

El líquido que los recubre, claro está, es aceite de oliva.

De cuatro clases.

Una lleva un plus de antioxidantes extraídos de subproductos.

Las ventajas que tiene son de sostenibilidad ambiental.

Estamos reutilizando un subproducto, como pueda ser el alperujo

o un residuo, como pueden ser las hojas,

de forma que les damos valor añadido.

Estamos teniendo, además, compuestos que nos van a dar

un beneficio a nuestra salud.

Voy a proceder a la degustación del producto.

A priori, yo diría que es un producto diferente

y, en fin, es una alternativa.

Nosotros proponemos alternativas a las empresas

En CITOLIVA también hay proyectos de cooperación.

Estudian la calidad real y potencial de los aceites y aceitunas

de Andalucia y Marruecos.

En el caso de Marruecos, hay mucho trabajo por hacer

en innovación tecnológica, tanto en campo como en almazara.

En Andalucía, las recomendaciones se centran más

en la comercialización.

Dicen que para exportar es importante

conocer el país destino, tener una buena imagen de marca

y distribuidores profesionales.

Exportar e innovar: dos estrategias claves para ganar el futuro.

El vino es un alimento presente en nuestra alimentación

y en nuestra cultura.

En el Museo de Briones, en La Rioja nos proponen dos exposiciones.

La primera se centra en las pinturas de Joan Miró, Juan Gris o Tàpies.

La segunda nos muestra las mil y una formas

de un utensilio imprescindible para empezar a disfrutar del vino:

el sacacorchos.

Cada vez más bodegas buscan en el arte

un valor añadido para el vino.

Es una de las razones por las que esta bodega

promueve el Museo de la Cultura del Vino, en Briones.

Una de sus colecciones más destacadas es la pintura.

El vino ha inspirado siempre a los artistas.

Entonces, como el vino ha inspirado a los artistas,

es importante que estén los dos juntos.

Es como un homenaje que se hacen mutuamente.

Cuadros con una temática siempre sobre el vino

y que firman desde Joaquín Sorolla hasta artistas más contemporaneos

como Antoni Tàpies o Juan Genovés.

Estas dos obras, para mí y para la familia,

tienen un valor muy especial porque fueron obras

que se encargaron a los autores en vida.

El resto procede de anticuarios y galerías de todo el mundo.

La única obra de Chillida relacionada con el vino

se llama "Zapatuan", en euskera "prensar".

¿No hizo tu padre nada relacionado con el vino?, pregunté,

y se pusieron a investigar, encontraron la obra

y la vendieron por eso, porque era una obra para el museo.

En este museo hay mucho más guardado que expuesto.

En torno al 60% de la obra pictórica se custodia

en unos depósitos que garantizan la temperatura

y la humedad adecuadas.

Mediante estas colecciones podemos jugar, tanto cambiando esas piezas

como haciendo exposiciones temporales.

Volvemos a la sala.

Ése es un Picasso y esas otras obras cubistas, dos grabados de Juan Gris,

bodegón con una jarra y vasos es de Miguel Barceló.

Este museo ocupa más de 10.000 metros cuadrados.

Nos dirigimos ahora a una de sus colecciones

más singulares.

Le ha permitido ser el único miembro de España en un selecto club

de coleccionismo internacional.

Abrir una botella de vino tiene su arte

y un utensilio imprescindible, capaz de desatar pasiones.

Estamos en la colección de sacacorchos de mi familia,

en la que estamos llegando

a las 6000 piezas diferentes de sacacorchos,

desde sus orígenes, en el siglo VXII,

hasta los más modernos, contemporáneos.

Los sacacorchos más rudimentarios son los de forma de T,

La mayoría de las piezas tienen su origen en países extranjeros.

Se combinaba que les llegaba el vino en botella

y tenían que descorcharlo, no como en España

que lo teníamos en la misma barrica, en la cuba.

Ese sacacorchos lo poseen muy pocos en el mundo,

una es la reina Isabel de Inglaterra.

Por supuesto, la reina de Inglaterra,

en vez de con este aspecto de acero y cuero,

lo tiene en plata bañada en oro y el cuero lo tiene

bordado en oro, con seda y con su escudo.

Hablan de su época y, a veces, la critican

como pasa con ése con la figura del senador Volstead,

que impulsó la Ley Seca en Estados unidos

Y aprovechan para hacer esa ironía de decir:

"¿Ah, sí?, nos has hecho esa prohibición,

pues te vas a acordar toda la vida de nosotros,

los amantes del vino y te vamos a meter en un ataúd".

Está considerada la mejor colección internacional abierta al público

por la cantidad y la calidad de los sacacorchos.

Muchas de las playas españolas, en estas fechas,

son mucho más pequeñas que en verano.

La erosión se ha llevado la arena, un problema generalizado

en nuestras costas.

Para frenarla, un estudio de la Universidad Politécnica

de Catalunya propone repoblar el litoral de vegetación,

tanto dentro como fuera del mar.

En una noche, cuando llegamos, no había ni pinos,

ni instalaciones, ni edificio.

Una noche de temporal, el mar se llevó hace meses

más de una treintena de pinos centenarios

y destrozó las instalaciones de este camping del Maresme,

en Barcelona.

Al menos 600.000 euros se han perdido,

pero la gran pérdida es no poder desarrollar

la actividad que teníamos, que era el camping.

El edificio que vemos no estaba ubicado, como ahora,

en primera línea de mar, sino dentro del camping.

Tenía cuatro calles de caravanas por delante

y, a partir de aquí, empezaba la línea de costa,

por lo que se deben haber perdido unos 250 metros.

250 metros de terreno que el mar ha engullido en los últimos 15 años.

Y lo que queda cuesta mucho de mantener.

Colocan defensas y sacos de arena para protegerse

Colocan defensas y sacos de arena para protegerse

del embate de las olas.

Una situación que se repite

a lo largo de la costa de nuestro país,

erosionada por conocidos y variados motivos,

entre otros, la construcción de demasiadas barreras,

desde puertos a paseos marítimos, y los consiguientes espigones

para protegerlos del mar.

Para frenar la erosión del litoral,

un estudio de la Universidad Politécnica de Cataluña, la UPC,

propone, por primera vez en España, repoblar la costa de vegetacion,

tanto dentro como fuera del mar.

Es lo que se conoce como "obra verde",

en la línea de trabajar con la naturaleza,

como puede ser optimizar la forma de los depósitos de arena,

que se realicen artificialmente, utilizar la vegetación,

porque la idea es que posiblemente sea más inteligente,

a medio y largo plazo, utilizar soluciones

que trabajen con la naturaleza en vez de utilizar soluciones

que se opongan a ella.

Los científicos se extrañan de que, siendo España un país

que vive del turismo, no haya en marcha ninguna política proactiva

para evitar los daños que causa el cambio climático en el litoral.

Afortunadamente, la Unión Europea sí practica políticas proactivas

Y ha encargado tres estudios en este sentido.

Uno de los tres elegidos es el presentado

por el equipo de la UPC.

Si no hemos empezado a tomar medidas,

posiblemente es porque no tengamos medios económicos,

ni humanos, ni materiales para arreglar, entre comillas,

toda la longitud de costa, que es tan grande en España

y tan vital para la economía del país, al mismo tiempo.

Para los investigadores, hay que tomar decisiones

teniendo en cuenta la dinámica del cambio climático

para evitar seguir enterrando millones de euros en arena

y tomando soluciones provisionales cada año

que se llevan los temporales, a veces al día siguiente mismo

de haberlos invertido.

Y de la playa nos vamos ahora a la montaña.

Un contraste que encontramos en el Valle de Tena,

en el Pirineo oscense.

Una comarca enclavada entre picos, todavía blancos.

Su base económica ha cambiado en medio siglo,

de la ganadería al turismo.

Esquí nórdico y alpino, trineos tirados por perros siberianos

o rutas en motos de nieve a la luz de la luna

se complementan con un patrimonio mozárabe que jalona las orillas

del Alto Gállego.

Un río que vertebra este pequeño territorio con lengua propia.

A la sombra de blancas moles de 2000 y 3000 metros de altitud,

se guarece en los límites septentrionales de Huesca

el pintoresco Valle de Tena, un pequeño territorio

de apenas 400 kilómetros cuadrados, y forma hexagonal,

que riega y modela su habitante más viejo: el río Gállego.

10.000 años atrás, en las orillas del Alto Gállego pacían y bebían

las manadas de bisontes que habitaban

la Cordillera Pirenaica.

Con ellos convivían otras especies ancestrales,

hoy desaparecidas de este macizo.

Estamos en el Parque Faunístico de los Pirineos.

Raquel, su directora, nos muestra las 30 hectáreas de alta montaña

que han repoblado con un centenar de animales en semilibertad.

Tratan de recrear la fauna que dominaba estas latitudes

en la era del Neolítico, tras la última glaciación.

Lo que trata es de mostrar lo que es el Pirineo, lo que fue

hace 10.000 años, a través de las especies que lo habitaron,

como en el caso de los bisontes que, en este momento,

no hay en el Pirineo, pero hubo.

En el parque se pueden encontrar 13 especies que son autóctonas

y que en algún momento vivieron en el Pirineo.

Es el caso del oso pardo, del caballo de Prewalsky,

de los lobos, el lince, la cabra hispánica, el sarrio,

los ciervos, gamos, renos, corzos, muflones.

Con ellos convivieron los primeros moradores de estas tierras altas,

que nos legaron un rico patrimonio megalítico,

como vemos el este dolmen de Santa Elena

que, curiosamente, no está en la cabecera del valle,

sino junto al cauce del río.

El río Gállego es el eje que vertebra esta comarca

de norte a sur.

Su nombre poco tiene que ver con Galicia

y mucho con nuestros vecinos del norte,

ya que fueron los romanos quienes lo bautizaron

como "flumen Gallicum", es decir, el río galo, o río francés.

En la entrada sur del valle,

en la subcomarca natural del Serrablo,

los cristianos que habitaron los territorios musulmanes

dejaron una impronta cultural única.

Son las ermitas e iglesias levantadas

entre los siglos X y XII, en plena repoblación

del incipiente Reino de Aragón.

Son pequeños templos rurales que jalonan el curso del Gállego

cargados de arquitectura musulmana.

Los serrableses han puesto en valor

una ruta que une 25 joyas románicas y mozárabes;

con ejemplos como San Juan de Busa o San Pedro de Lárrede.

Recuperar la ruta de Serrablo hizo que se hicieran

movimientos turísticos que hasta la fecha no existían.

Los pueblos del interior se interconexionaron.

Se crearon rutas, se asfaltaron las carreteras, que no existían.

¿Y de eso ha sido responsable que estuvieran las iglesias?

Pues, en un porcentaje alto, sí.

¿Y eso qué ha hecho?

Pues que la gente se quede en los pueblos,

que la gente los siga habitando, que haya quien haya montado

pequeños negocios de turismo rural...

Vamos, se está dinamizando la vida rural.

Y, luego, también las ermitas, que no tienen culto,

pero para eso está "Amigos de Serrablo",

que se ha encargado de cuidarlas para que no se nos hundieran.

Remontamos el Gállego y entramos en el corazón

del Valle de Tena.

Este acceso fluvial, aprovechado por peregrinos jacobeos,

marcaba el Camino Real que unía España y Francia

por el Pirineo Central, un paso franco para un territorio

que gozó de privilegios medievales hasta la desamortización

del siglo XIX.

Lo componían 12 aldeas agrupadas en tres quiñones,

con sus propias leyes y competencias en pastos,

ganadería y caminos.

Poco tiene que ver aquel Valle de Tena

con el que encontramos hoy.

El éxodo de la población tensina durante siglo pasado

provocó el abandono de la vida tradicional,

de usos y costumbres ancestrales, entre ellas, la actividad ganadera,

basada en la raza churra tensina.

Desde mitad del siglo pasado ha habido un cambio brutal,

al pasar de una economía del sector primario,

basada sobre todo en el ovino trashumante, ovino extensivo,

basado en la raza local, la raza churra tensina,

a una economía basada en el sector servicios,

en el turismo con muy poco peso, muy poca relevancia

del sector primario de la ganadería.

Y eso ha derivado en la casi pérdida de la raza autóctona,

que era la oveja churra tensina.

A punto de desaparecer estuvo también la "fabla aragonesa".

La emigración y la preponderancia del castellano hicieron

que los jóvenes tensinos no aprendieran la lengua de sus padres.

En Panticosa, los mayores todavía conservan

expresiones y palabras de la variante "panticuta"

de esta fabla, que suena así en boca de Maria Jesús,

Bonifacio y Óscar.

Ye una fabla i una luenga oculta, claro, está astí amagata

y tenébamos un tío que charraba mucho lo panticuto

i fe, a lo mejor, cuando llegabas decía: "dande va tio Pepito?"

Que me voy a muir as vacas.

La fabla aragonesa o el aragonés, ye una luenga románica

que como totas as luengas que salen de o latín vulgar,

como ye o caso dero catalán, dero francés, dero italiano,

son xirmanas.

En las añadas 80 se prencipia a meter en a escuela,

aunque de una traza cuasi testimonial

i sin nenguna posibilidad de que con ixo se pueda salvar

una lengua como tal.

Subimos ahora a Plandibón, Baños de Panticosa.

Este lugar, conocido por sus manantiales

ya desde la época romana, tuvo su esplendor en el siglo XIX.

Su gran hotel, su casino y su balneario acogieron

ilustres huéspedes, como Alfonso XIII, Ortega y Gasset,

o Ramón y Cajal.

El agua viene del manantial de Tiberio;

estas aguas son bicarbonatadas, fluoradas, sulfuradas sódicas

y van muy bien, sobre todo, para la piel

y para ese estrés que tiene la gente durante todo el año.

En el siglo XX se construyeron dos grandes embalses en el valle,

anegando varios pueblos.

Uno de ellos iba a ser Lanuza, una coqueta población tensina

que se quedó vacía y sin casas en pie de un día para otro,

que, en plena fiebre de los pantanos y en los 90,

renació como el Ave Fénix.

La gente tuvo que dejar el pueblo en el '77 por la expropiación,

por la creación del pantano.

Al ver que no se inundaba el pueblo, el proyecto había bajado

la cota de embalse, no se inundaba lo que se creía,

entonces se creó una asociación de antiguos vecinos,

y la asociación de antiguos vecinos empezó a pedir

la reversión del pueblo.

Pioneros de ese viaje de ida y vuelta

fueron Miguel y Marian.

Ella es nieta de aquellos habitantes expropiados que tuvieron que emigrar

hace cuatro décadas.

Ahora, la que fue la cuadra de sus abuelos es un hotel.

Cuando vinimos a vivir, aquí sólo vivíamos nosotros,

vivíamos Marian y yo, porque no había nadie más.

Después, a raíz de montar el negocio ya empezó a venir a vivir másgente.

Entonces, el poder ver que el pueblo vuelve a vivir,

que en el pueblo vuelve a haber gente,

para nosotros es una ilusión muy grande.

La vida ha vuelto a Lanuza en invierno

y, más aún, al inicio del verano, cuando este escenario varado

flota frente a los miles de espectadores

del Festival Pirineos Sur.

Volvemos a la temporada invernal porque aún resiste en las cumbres

Volvemos a la temporada invernal porque aún resiste en las cumbres

el blanco que en el Valle de Tena es un recurso que deja

un reguero económico alrededor de la Estación de Formigal.

Pero, antes de subir a pistas, hacemos parada en Formigal pueblo,

donde nos espera Diego, un maestro de la restauración

que combina tradición y modernidad.

Una vuelta de tuerca a la gastronomía del valle.

Pues aquí os presento una de las joyas que tenemos

en el valle de Tena: es el cordero lechal tensino,

una auténtica maravilla.

Nosotros, como queremos darle un poco siempre la vuelta a todo,

que sea cocina tradicional pero con el toquecillo este moderno,

lo hemos presentado aquí, encima de este tronco,

hemos hecho un taquito de cordero asado.

Al lado, ponemos un poquito de risotto, un falso risotto

que hemos hecho con el mismo juguillo del cordero.

Debajo hemos puesto un poquito de polvo de borraja

con una patatita asada.

Y esto lo acompañamos de primer plato con una ensalada,

pero una ensalada un poquito distinta.

Aquí hemos puesto una galleta de coliflor

con un poco de mantequilla de trufa, de trufa que tenemos aquí,

en nuestra tierra, una trufa estupenda, y al lado hemos hecho

una especie de pequeño gazpacho, que lo presentamos así,

en la cucharita.

Es un solo bocado, meloso, crujiente... una maravilla.

Yo espero que os encante, que lo disfrutéis

y que disfrutéis de nuestro valle.

Con las fuerzas repuestas, toca hacer un poco de deporte.

La estación invernal de Formigal, celebra ahora su 50 aniversario,

tras su ampliación hasta 137 kilómetros de pistas esquiables.

Medio siglo que ha transformado la economía del valle.

350 empleos directos y 6000 indirectos en todo el valle.

Alrededor de la estación se multiplican

las actividades paralelas, como conducir motos de nieve

o ser el musher de estos perros siberianos.

La verdad es que es una experiencia que, si se puede,

hay que experimentarla.

Cuéntame, Aritza, cómo se lleva esto.

Tenemos aquí el acelerador que, si soltamos la moto,

normalmente se para.

Y el freno que, si hay alguna pendiente fuerte que vamos a bajar,

pues tenemos que tocarlo a golpecitos como si fuese el ABS.

Sencilla de manejar, la moto de nieve nos permite llegar

a escenarios casi virgenes, donde el acceso a pie

sería complicado.

Una ruta diurna o nocturna.

La posibilidad de hacer una excursión en moto de nieve

de 25 kilómetros con luna llena a cualquier hora de la noche,

o la posibilidad de venir a cenar aquí con un chef de alta montaña,

en un refugio a 2000 metros, al calor del fuego.

Después de una ruta en moto de nieve

aquí, en la Partacua, pues qué mejor que un poquito de producto autoctono

del Valle de Tena: unas buenas chuletas,

una buenas chullas, para reponer fuerzas.

Con esta curiosa experiencia nocturna bajo el influjo lunar,

más típica de latitudes nórdicas, despedimos nuestra ruta

por del Valle de Tena, un lugar para perderse

en invierno y en verano, de día o de noche,

cuando la luz de la luna llena se refleja en el manto blanco

que aún recubre los Pirineos.

Les proponemos otra visita relacionada con la cultura del vino,

es una mirada distinta a algunos cuadros

de la colección Thyssen.

El museo nos propone un recorrido guiado por algunas de sus obras

de la exposición permanente que reflejan la Historia del vino.

Con imágenes de estos cuadros les dejamos.

Que pasen una buena semana.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Agrosfera - 19/04/14

Agrosfera - 19/04/14

19 abr 2014

Programa  informativo agropecuario y de turismo rural, de actualidad.

ver más sobre "Agrosfera - 19/04/14" ver menos sobre "Agrosfera - 19/04/14"
Programas completos (497)
Clips

Los últimos 1.165 programas de Agrosfera

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos