Acceso autorizado La 2

Acceso autorizado

Jueves a las 0.30 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5120218
No recomendado para menores de 7 años Acceso autorizado - Salvamento marítimo - ver ahora
Transcripción completa

(HOMBRE) Ahí estaba yo, de rescatador.

Era el que estaba en la bodega número nueve.

Me encontré con los tripulantes

muy asustados y agazapados,

y los fui eslingando de dos en dos

y subiéndolos a bordo del helicóptero.

El que tenía la línea guía

no dejaba de repetirme: "Very danger", en inglés,

"very danger, very danger",

y yo lo único que quería era sacarlo de allí cuanto antes.

Cuando la explosión, me tiré al suelo

y oía por radio: "¿Y mi rescatador?"

"¿Mi rescatador? No veo al rescatador".

(The Doors "The end")

Ya han pasado 25 años desde la tragedia del Mar Egeo.

Y desde entonces, Salvamento Marítimo ha asistido

a más de 300 000 personas.

Ellos son la última esperanza de las embarcaciones a la deriva.

Son más de 1500 profesionales que velan por nuestra seguridad.

Pero no es su único objetivo,

otro igual de importante es combatir la contaminación.

Hoy tenemos acceso autorizado

a Salvamento Marítimo.

(Sintonía "Acceso autorizado")

Tú eres aquí una institución.

Tú estuviste... Bueno,

en los comienzos. Aunque sea por experiencia,

por años de entrega.

Estuviste en la tragedia del Mar Egeo,

que es pues el origen

de Salvamento Marítimo.

En el año 92.

Rescatamos a los 45 tripulantes

del Mar Egeo, que era nuestra misión.

Y bueno, pues te encontrabas

con una situación a la hora de...

de rescatar a tanta gente,

con pocos medios, porque estábamos tres helicópteros solo.

Pues decíamos: "Pues aquí vamos a echar el resto, ¿no?"

Sobre todo cuando explotó el Mar Egeo.

-No hubo víctimas, pero sí rompió

el barco por la mitad, prendió fuego,

una humareda negra terrible.

En aquel momento, Salvamento Marítimo no tenía nada,

tenía dos o tres barcos alquilados y un helicóptero,

que ya estaba en Coruña.

Estábamos en la bodega nueve. En la nueve.

Y la explosión fue en la siete, a mitad del buque.

Y estaban allí agrupados. Sí.

¿Qué les dices? ¿Cómo les tranquilizas?

¿Cómo te comunicas?

Conforme va pasando el tiempo y ven

que el rescate es lento,

pues concretamente uno de ellos se me abalanza

a quitarme el gancho y la eslinga para subir él primero.

Y te quedaste tú en el barco. Efectivamente.

El marinero que colaboraba conmigo y yo. Él fue el último

en subir. Y cuando él estaba subiendo,

fue cuando explotó

concretamente.

Que yo, de la onda expansiva, me tiré al suelo, a la bodega.

Luego vi que me encontraba bien

y crucé desde la bodega número nueve, crucé el puente por encima

hasta la popa,

y ya desde la popa salté al agua.

Tus compañeros pensaron que habías muerto.

Oía por radio

que preguntaba: "¿Dónde está mi rescatador?"

"No veo a mi rescatador".

Y estás hablando de 45 personas. Sí.

Que subisteis antes de subir tú,

que te quedaste ahí. Sí.

45 personas, que es un tiempo... ¿de qué tiempo hablamos?

De contener tus nervios,

de contener la angustia.

Pues de casi dos horas.

(PJ Harvey "This mess we're in")

¿Luego os pudisteis reunir con ellos, hablasteis con ellos?

¿Qué tipo de...? Fue tremendo, porque sí,

al día siguiente estaban alojados en un hotel, en Coruña,

y fuimos la tripulación

a saludarlos.

Y ellos mismos, cuando me vieron,

se me tiraron a abrazarme,

porque creían que yo había fallecido.

Volvieron a subir a la habitación

y empezaron a bajarme botellines

del minibar de la habitación con coñac,

con whiskey, con...

Y no hay...

la verdad que la recompensa que tenemos todos nosotros

yo creo que es muy grande

a la hora de salvar una vida.

La única víctima de aquella tragedia

fue la mar. Las 67 000 toneladas

de crudo vertidas convirtieron el accidente del Mar Egeo

en una catástrofe medioambiental sin precedentes

en el estado español. Pero hasta de la peor de las tragedias

puede nacer la mejor de las oportunidades.

A partir de ahí se crea ya, en el 93, ya aparece realmente

al año siguiente Salvamento Marítimo y con lo que...

con los medios que tiene.

Empezó con pocos medios y a día de hoy,

tenemos muchísimos más medios, incluso podemos estar orgullosos.

Estamos al nivel de los mejores, de cualquiera

de los mejores países.

(U2 "Mysterious ways")

Cruceros enormes, barcos recreativos,

puertos atestados, la flota marítima española ha cambiado mucho

en los últimos años. En los 80 o en los 90,

era habitual salir de la playa con manchas de alquitrán,

los vertidos eran constantes. Ahora estamos más concienciados,

pero la labor de Salvamento Marítimo

es fundamental para mantener las aguas limpias.

(Iggy Pop "Lust for life")

Me esperan a bordo del Sasemar 101, uno de los tres aviones

con los que se controla que los barcos no ensucien el mar

vertiendo sentinas, restos de aceites

y carburantes muy contaminantes.

Comandante, Pedro,

un tercer grado

te voy a hacer sobre el avión.

¿Cuál es la excelencia de este avión?

Lo que hacemos es patrullar las zonas

de mayor densidad de tráfico.

Seguimos las rutas marítimas

y vamos con un radar anticontaminación, que es el slar,

que detecta cualquier vertido que haya 15 millas a cada lado

del avión.

¿Cuántas personas conforman la tripulación?

Cinco. Vamos dos pilotos,

dos operadores de medios tecnológicos

y un técnico de apoyo al vuelo.

Bueno, Pablo y Carlos,

que estáis en plena faena,

¿cómo funciona el sistema de radares del Sasemar 101?

Lo que hace el avión básicamente es un análisis multiespectral.

Suena así, como muy...

rimbombante, pero en realidad

son cuatro cositas.

El primer radar que tenemos es el slar,

que es un radar normal, como el meteorológico

o el de búsqueda,

pero digamos que está calibrado para ir analizando

lo que es la superficie del mar.

Sobre todo lo que localiza son...

manchas oleosas.

Una vez que localizamos el barco,

bajaríamos para hacerle primero una serie de fotografías,

le tomamos el nombre,

verificamos el tipo de contaminante.

(The B52's "Planet Claire")

¿Y tú crees que estáis haciendo una labor que está disuadiendo

y que está concienciando a la gente más que antes?

Sí, es evidente, lo dicen los datos.

Las estadísticas. Las estadísticas lo dicen.

Cuando empezamos a trabajar con esto, en 2008,

2009, era... era alucinante. O sea,

salías a volar, volábamos de noche, cuando los barcos

no sabían que se les vigilaba, y era muy raro el día que salíamos

y no encontrábamos una mancha o un barco... un barco manchando.

Entonces ellos sabían perfectamente que si iban navegando por Francia,

cuando entraban en España, podían largar la sentina.

Cuando empezamos a controlar,

a vigilar, a... empezó Marina Mercante

a mover todo este asunto,

entonces ya todo todo el mundo sabe que en España tampoco se mancha.

Se trata de que no se contamine. De la manera que sea.

No queremos poner sanciones ni nada, ni que la cosa se vaya de madre,

todo lo contrario, lo que queremos es un mar limpio

y que no haya contaminación.

Salvamento Marítimo rastreó en 2016

más de 86 millones de kilómetros cuadrados.

Se vigilaron de cerca a decenas de miles de buques.

Los casi 500 expedientes

atestiguan que en España el que contamina

lo paga caro.

¿A qué multa se puede enfrentar el capitán de un barco que tira...?

Si ese buque va a un puerto español, debe pagar una fianza

para volver a salir.

Esa fianza puede estar entre los 200 y 400 000 euros.

Los aviones de Salvamento Marítimo no solamente velan

por un mar más limpio, también ofrecen apoyo en rescates.

Su velocidad punta permite avanzarse a los medios marítimos.

Cuando el mar amenaza con hundirte,

la esperanza de vida cae del cielo.

Cuando ya es evidente que la vida humana peligra,

lógicamente se determina el lanzar

un medio de rescate desde el avión.

El primer medio que tenemos a mano es las balsas lanzables.

¿Y cómo lo reciben

los inmigrantes? ¿Cuál suele ser la reacción de ellos?

Antes el inmigrante quería enseguida subirse a la balsa

y ahora, digamos que ya lo hacen de una forma más ordenada,

en el sentido de que siempre hay uno que sabe nadar más,

coge el cabo, se vuelve al resto

de la embarcación que está con problemas

y ayuda a que sus compañeros suban.

Es decir, también hemos experimentado

un cambio en que antes venían casi sin chalecos de flotabilidad

y ahora la mayoría ya vienen con chalecos salvavidas.

La vigilancia de los mares no tendría sentido

sin la supervisión de los 20 centros de coordinación

repartidos por todo el territorio nacional.

Una red que vela

365 días al año

por el cumplimiento del triple cometido de Salvamento Marítimo.

Salvamento Marítimo tiene asignadas por ley tres funciones:

salvamento de vida humana en la mar, la protección de...

la lucha contra la contaminación

y de control de tráfico marítimo.

Siempre desde el punto de vista de seguridad.

Cada año Salvamento Marítimo asistió

a cerca de 3100 embarcaciones.

Por experimentado que sea el patrón del barco,

en mitad del océano cualquier problema puede convertirse

en un grave peligro.

(Fontella Bass "Rescue me")

La marina de recreo yo creo se lleva

aproximadamente un 55 por 100 de todas las emergencias anuales.

¿Es por qué? ¿Porque la gente no está tan preparada como debiera?

Claro. Tienen preparación adecuada,

porque disponen de las titulaciones adecuadas,

lo que pasa es que como las navegaciones que efectúan

son la inmensa mayoría

de forma esporádica, en periodos vacacionales, etcétera,

pues no tienen esa capacidad

que te comentaba para poder resolver un problema

de una forma inmediata.

Antonio, llevas muchos años aquí,

supongo que tendrás

un momento que te gusta recordar, un momento emocionante, bonito

y un momento también dramático

que hayas tenido que experimentar.

Lo comentaba un compañero nuestro,

un compañero nuestro, que a mí me impactó,

en una entrevista que le hicieron. Dice: "¿Qué es lo...?"

"¿De qué te acuerdas?"

Dice: "Yo no me acuerdo de todas las personas que he salvado,

sino solamente me acuerdo de las que no he podido salvar".

Y entonces esa es la meta por la que luchamos

todos los integrantes de Salvamento Marítimo

y que siempre podamos llegar al punto

para poder prestar el servicio que tenemos asignado con éxito.

En contra de lo que pudiera parecer,

son los barcos españoles y no las pateras

los que conforman el gran grueso de los rescates.

Aún así, de las 18 000 personas

que se salvan de media al año,

unas 6700

son inmigrantes irregulares.

Los rescatadores aéreos son la última esperanza

cuando el sueño

por alcanzar una vida mejor

se convierte en la peor de las pesadillas.

Protagonizasteis el pasado 28 de mayo

un rescate muy peligroso.

Había incendio y fueron 34 inmigrantes.

Bueno, recibimos una llamada del Centro Coordinador de Salvamento

de salida inmediata por una patera en llamas.

La patera el nivel de flotación lo tenía bastante bajo.

O sea, el agua estaba casi entrando por el peso del personal

que había dentro de la patera.

Entonces, se ve que decidieron al más joven,

porque era el más joven, era un niñito,

lo echaron al agua, para quitar un poco y aliviar el peso.

-Y él estaba agarrado,

liado entre unos cabos que había. Y ese fue

el que yo creía que me iba a resultar más fácil

y el que más problemas me dio. No problemas,

sino que cuando fui a por él no se quería soltar.

Y cuando se soltó, se me enganchó.

Amigo. -Vamos con ellos.

No, no.

Uno.

(Música trágica)

(JOSÉ) Y después vimos un grupo de unos 10. Había seis,

dos y otro más alejado.

Fuimos hacia la que estaba más alejada, era una mujer,

que estaba un poco más desorientada,

y en es momento tuve que tener el chaleco,

porque los dos chavalitos que había

estaban bastante nerviosos y se agarraban

a la chavala, entonces, la hundían, la hundían.

Y como tuve que acercarme, me quité el chaleco,

se lo di y ya para que tuvieran algo más para...

para agarrarse, para que no la hundieran,

porque la estaban ahogando.

Y decides quitarte tu chaleco. Sí, me lo quité,

porque ellos están con hipotermia, están con ropa,

y yo voy con neopreno, aletas y me debo desenvolver bien.

Entonces valoro que es la mejor opción para no perder a ninguno.

¿Qué riesgo pudiste vivir tú en ese rescate del que hablamos,

en el que había también un incendio?

Bueno, el mayor riego, al final, son los supervivientes.

Que ante la desesperación que tienen,

cuando llegas tú, lo que hacen es agarrarse.

Se quedan rígidos, no saben nadar

y tú eres el único hilo que tienen de vida.

Entonces, a eso se aferran. Y entonces eso es lo peor.

(David Holmes)

Tardan una media de 15 minutos desde que reciben el aviso

hasta que tienden su mano para salvar la vida de un rescatado.

Cuando las hélices giran,

nada puede fallar. Para eso,

esta unidad realiza prácticas casi a diario.

Y en mitad de una fría noche,

me sumo a ellos para vivir un simulacro en alta mar.

Escucha una cosa, ¿tú eres consciente,

sois conscientes de que os jugáis la vida cada vez que bajáis

y las condiciones no son favorables

y tenéis que rescatar a alguien?

Hombre, la verdad que no lo pensamos mucho,

porque si lo piensas,

muchas veces no lo harías.

Una vez sacas a la víctima, ves que está bien,

que ha sobrevivido a una situación muy complicada,

incluso a veces a punto de perder la vida,

el llegar a tierra

o el poder interactuar con ellos y ver que están bien,

es mucha satisfacción.

(PILOTO) Baja a 125. -Vale.

Dios mío, estamos bajando al mar, ¿no?

Todavía no ha entrado.

Vamos a impactar. Hacemos un viraje

y una aproximación a un barco.

Es normal. He dicho: "Vamos a impactar",

como una película americana. Pero eso no. ¿Es impactar?

Claro. Ay, mira. He acertado, he acertado.

Estamos parando, estamos frenando, entonces, por eso vibra.

Vale, vale.

Unidades por aire y mar en perfecta sincronización.

Mientras el helicóptero sobrevuela la zona del rescate,

una embarcación le apoya por mar.

La coordinación es fundamental

para que todos vuelvan sanos y salvos a tierra firme.

No hay margen de error.

Un helicóptero puede tener cualquier tipo de avería.

Y luego el rescatador está en el agua,

tenemos que estar pendientes

de estar lo suficientemente cerca de él,

pero alejado para no pasarle por encima.

Tienes que arriesgar. Aparte de intentar sacar

a la persona del agua, también apoyamos al helicóptero.

Cualquier cosa,

nosotros estamos allí para atenderle.

Vamos a bajar al mar. Ahora bajamos.

Está bajando ya el cuerpo.

Estamos terminando, ¿vale, chicos?

¿No estás nada nervioso?

¿Ni una mínima tensión en el estómago?

Tensión tienes, nervios, no.

Tensión sí, nervios, no. Exacto.

La tensión te ayuda. Exacto.

Bueno. Pues con todo asegurado,

abro puerta, ¿vale?

¿Vale?

Puerta abierta. Uno que se va.

Conecto mi grúa.

(PILOTO) Vamos al dinámico, Bruno. -Vale, voy a subir.

Parece que Bruno y Luis van a saltar.

(PILOTO) Estamos en "fly away".

(BRUNO) "Fly away". Recibido.

(PILOTO) Pues nada, recordamos entonces. Bajamos a Luis,

el curativo, subimos el curativo deslizado

y subimos a los rescatados, ¿vale? -Okey.

(PILOTO) Okey.

Embarcación a la vista. (PILOTO) Listos. Cuando quieras.

(BRUNO) Un segundo.

Vamos a conectar el rescatador

para bajarlo.

Vamos bajando un poquito para no estar tan alto,

no vaya a ser que tengamos un problema.

Okey, tengo al rescatador enganchado. Okey, lo saco

a la puerta. Una cuerda muy fina.

(PILOTO) Posición.

Okey. Luis va el primero.

El cuchillo, Luis.

Okey, rescatador pasando, recupera altura.

Okey.

¿Pues "move in", Manolo?

(MANOLO) "Move in".

(BRUNO) Vamos, adelante.

Dos. (MANOLO) Adelante, dos.

(BRUNO) Derecha, dos.

(MANOLO) Derecha, dos.

(David Holmes "Yen on a carousel")

Bajan y se hacen cargo de la situación.

Sí. Y entonces, abajo, entre señales

y comunicación, me piden lo que necesitan.

Tenemos varios métodos para evacuar

a personas. Entonces, valorando la situación

me pide una cosa u otra. Tenemos siempre comunicación.

Siempre tenemos que estar al tanto con los gestos.

Desarrolláis una manera de comunicaros,

porque está solo si falla el sonido. Exactamente.

Estamos comunicados, pero compruebas

que hay tanto ruido que cuesta. Es muy complicado.

Estáis a 20 cosas a la vez. Claro.

Pues el rescatador va a eslingar.

Esto es si hubierais salvado a una persona

del agua y ella se hubiera podido agarrar.

Claro. Porque claro, si la persona

está desfallecida, por ejemplo, o inconsciente,

ya necesitáis a un tercero, una segunda persona que lo coja.

No, no. ¿Cómo?

El mismo rescatador se tiene que hacer cargo.

Por eso entrenamos tantas situaciones.

Bruno, ¿dónde estás agarrado?

Espera un segundito. Agarrado a un arnés.

Aquí tengo el arnés. Vale.

Okey, tengo al rescatado próximo. (MANOLO) Muy bien.

¿Estamos en altura? (MANOLO) Sí.

Okey.

Tengo al rescatado en el patín. (MANOLO) Muy bien.

Bueno, pero qué impresionante.

Qué impresionante. ¿Podemos recuperar altura?

Un segundo, que se asegure.

¿Sería el peso de una persona de cuántos kilos?

De unos 70 kilos. Yo peso 50 y esto es...

o sea, es imposible. Claro.

Imposible moverlo. Por eso te digo,

vamos a encontrar gente pequeña o muy grande.

Siempre entrenamos con maniquís un poquito pesados

para estar acostumbrados.

¿Hasta cuántas personas podéis subir en una operación como esta?

En una operación así podríamos subir

a nueve o diez personas. ¿Nueve o diez?

Agrupándolos bien.

¿Aquí tenéis asistencia médica también alguno de vosotros? No.

Realizamos los primeros auxilios. También.

Yo creo que el riesgo más grande

es cuando hay mala mar.

Ese es el miedo más grande.

Te das cuenta

que eres muy poquita cosa

en este... en este barco,

y en cualquier barco. Cuando el mar está fuerte,

cuando hay una buena tormenta, ahí dices: "Ostras".

¿Y qué te dice tu novia?

(MANOLO) Lo tengo. Eso de que te la juegues.

Pues hay veces que se sienten contentas,

otras veces que...

(Pitido electrónico)

Se les mezcla el orgullo, que no le cabe en el cuerpo,

pero por otro lado, sienten miedo. Exactamente.

Pero para nosotros, para mí, para mis compañeros,

muchas veces necesitamos esto.

Tensión. Nos gusta la adrenalina.

Yo creo que como no lo ven, lo que hacemos,

les puedes contar: "Las olas nos pasaban por encima,

había olas de cinco metros, tuvimos que coger a una persona,

que estaba ahogada y tal",

lo cuentas, pero no lo ven,

hasta que no estás aquí, no ves la realidad.

Vocación por dar auxilio

a personas en peligro. Solamente sintiendo

algo así uno tiene el coraje y la fuerza de voluntad necesarias

para abandonar su hogar y ayudar a quien más lo necesita,

sin importar su identidad, nacionalidad o procedencia.

(Joey Marini "The club")

Si una persona

que está en unas condiciones de peligro en el agua,

ve bajar a tus compañeros, es como si viera bajar a Dios.

Es que es una cosa como maravillosa.

Hombre, yo me pongo en su situación y a mí me lo parecería.

Y más cuando lo vivo desde mi lado.

Me parece de un heroico y de un... asombroso.

Sí. A mí también me lo parece. Y vas llevando el helicóptero.

Y yo les llevo a ellos.

Cuando hay un accidente y un compañero pierde la vida

o hay un accidente serio,

¿te planteas dejarlo?

Yo, personalmente, no me lo he planteado,

no me lo he planteado nunca.

A mí es algo que me gusta y...

y tienes que saber dónde estás,

asumir el riesgo que conlleva

y tú eres el único que decides si lo aceptas o no.

¿Pasas miedo? Yo sí lo acepto.

Sí, claro, te mentiría si te dijera que no.

Salvamento Marítimo está rescatando en los últimos años

una media de 400 pateras anuales. Este tipo de embarcaciones

solo suponen el 16 por 100 del total de rescates,

pero sin embargo, las condiciones

en que sus tripulantes se echan a la mar

hacen que estas operaciones se graben a fuego

en la memoria de los rescatadores.

Hace unos días

habéis protagonizado un rescate de tres argelinos

y hemos tenido unas imágenes impresionantes.

Y quiero que me contéis cómo fue.

¿En la práctica cómo fue?

(RESCATADOR) Llamaron que una patera volcó,

que había gente en el agua, no sabíamos cuántos ni nada.

Y nada, solo fue llegar allí lo más rápido que pudimos

y nada, ya una vez allí,

ver que estaban en el agua,

bajar, nadar hacia ellos

y, uno a uno, irlos subiendo.

(James Horner "The funeral")

Una vez que ellos abandonan y que la embarcación se va a pique

y se encuentran flotando en el agua, la pérdida de calor es inmediata.

Los síntomas tardan muy pocos minutos en aparecer

en el caso de estas personas, la ropa se va humedeciendo,

el peso, además, la sensación de asfixia,

el oleaje, todo se convierte en un cóctel explosivo

y que si no hubiéramos llegado en cuestión de minutos,

no estaríamos celebrando el rescate. Se hubieran hundido

y nadie hubiera sabido nada más. No sabemos el tiempo que llevan,

desconocemos el momento en el que ellos...

la embarcación se ha ido pique y están flotando,

con lo cual, evidentemente, nada más ver

el izado del primero, sabíamos que estaban con hipotermia,

por cómo lo reflejaba el cuerpo.

En el momento que hay una diferencia de temperatura,

el cuerpo más caliente va a perder temperatura.

Y ese agua que te rodea, al estar inmerso, al estar sumergido

en el agua, te va quitando el calor propio del cuerpo

y llegas a... no sé, habría que hablar con los médicos,

pero sobre los 32 grados aproximadamente

se pierde el conocimiento, y a los 29 ó 30 grados,

llega el fallecimiento.

¿Y qué habría que hacer? ¿Moverte?

Si te mueves, pierdes más calor.

O sea, que es peor. Es peor. Si te mueves, pierdes calor.

(JUAN) Agruparse. Agruparse.

Como era un grupo

de cinco o seis, darse calor entre ellos,

todo lo que puedan, y quedarse hechos una piña.

¿Darse calor abrazados? Sí. Cogiéndose.

Pero es mejor no moverse. Me quedo...

Cuando te mueves,

expones más superficie del cuerpo al agua

y pierdes más rápido el calor corporal.

(Basil Poledouris "Chopper")

(HOMBRE TRAJEADO) Ellos se juegan la vida.

Yo ponerme en la piel del piloto,

el helicóptero tiene que saber pilotarlo, tiene sus estudios,

pero el rescatador,

el rescatador tiene que ser un tío joven, cachas,

porque tirarse de noche,

colgado de un cable a salvar a la gente,

a subirlos, a veces junto a ellos,

si hay prisa, los suben y ellos se quedan abajo.

Bueno, pues esa es una profesión yo diría

que la más dura de todo Salvamento Marítimo.

Hay algo que convierte a Salvamento Marítimo en un ente único:

es una organización civil y no militar,

eso le da un rango de actuación casi ilimitado.

Sus 1500 profesionales tienen experiencia

en la mar, incluso los que coordinan actuaciones

a cientos de kilómetros de la costa.

Desde el Centro Nacional de Coordinación de Madrid

remueven cielo, tierra y mar para hacer llegar auxilio

a puntos que nadie más es capaz de alcanzar.

En esta sala son todos marinos los que están de guardia.

Siempre todas las personas que trabajan en Salvamento Marítimo,

que tienen responsabilidad de guardia,

son marinos civiles

de ámbito universitario,

y además, tienen preparación y certificación específica

para ejercer tanto de operadores de Salvamento Marítimo

como de controladores de tráfico marítimo.

Si tenemos en cuenta nuestra misión y lo que somos,

somos el brazo operacional de la Dirección General

de Marina Mercante, aquí, en Madrid.

Para ser profesional de la mar, tras ir a la universidad

tienes que estar en los barcos,

echar años ahí, para que tu título profesional

vaya subiendo, es como hacer horas, como los MIR.

Pues nosotros hacemos lo mismo. Tú sales de la universidad

con una titulación de licenciatura a nivel académico,

pero básica a nivel profesional, te embarcas

y con el curtirte y con las olas vas acumulando horas, días.

Las mujeres y los hombres tienen plena capacidad de actuar

desde el primer momento. Pueden movilizar

cualquier medio y tomar cualquier decisión en el ámbito técnico.

La organización española es puntera en el mundo,

porque somos una organización civil

con responsabilidad desde el primer momento.

Tenemos a disposición

los medios o medios propios destinados

a salvamento. (HOMBRE TRAJEADO) Somos referencia,

somos envidia de muchos países,

entre otras cosas, porque somos una sociedad civil,

es decir, en casi todos los países

de todo el mundo tienen militares por medio,

pero Salvamento Marítimo español es un cuerpo totalmente civil.

El área de responsabilidad de Salvamento Marítimo es amplia.

Para una coordinación óptima,

este vasto territorio lo han dividido en cuatro zonas:

Atlántico, Mediterráneo, Estrecho y Canarias.

El mar más complicado

es el noroeste,

Galicia, Galicia y el Cantábrico.

Los temporales allí son... entran todos por el oeste,

nos pegan todos ahí.

Allí llega a haber olas

de ocho, nueve y diez metros.

Y además, que cualquier barco que se quede sin máquina ahí,

viene a la costa. El temporal es así, un peligro constante.

(Pixies "Gouge away")

(MACEIRAS) Es una de las más dificultosas

que hay de navegación, el cabo

de Finisterre, el fin del mundo,

y la costa adyacente, llamada Costa de la Muerte.

Es un punto donde coincide

todo el tráfico que viene de Sudamérica.

Se le une que es una costa

de condiciones meteorológicas dificultosas,

por lo tanto, pues siempre es un reto para los navegantes

y también para los que tenemos obligación

de prestarles asistencia si la necesitan.

(Pixies "Gouge away")

La zona SAR del Estrecho

llega a tocar Marruecos, la tierra de Marruecos.

Marruecos colabora bastante en los últimos años,

eso que estamos teniendo un repunte

muy gordo de inmigración irregular,

pero Marruecos igual coge el 50 por 100 de las pateras.

Nosotros les avisamos.

Entonces bueno, si ellos tienen el barco en la zona y tal,

hay veces que recogen pateras.

Si no somos nosotros. Nosotros es una obligación.

No podemos dejar

de asistir a una persona

que pide socorro y que asistimos.

El litoral almeriense es uno de los puntos donde más rescates realizan.

Desde el centro de mandos de la localidad han tenido que adaptar

sus medios a una crisis humanitaria que se sigue cobrando vidas.

Miguel, esto es un mapa de asistencia,

un mapa de planificación del trabajo.

¿Cómo repartís los medios que tenéis y cuáles son esos medios

cuando veis que sale una embarcación de esta zona?

Nos ayuda ubicar en un primer momento de dónde han salido.

Eh... Y a tomar decisiones

respecto a los medios. A tomar decisiones.

Aquí hay una línea. Sí.

En teoría, esto es responsabilidad de Marruecos y eso de España, ¿no?

No se podría justificar desde ningún punto de vista

que si tú tienes medios suficientes y estás buscando, que digas:

"Yo voy a buscar en mi zona y en la de Marruecos, Marruecos".

Y como está aquí, no me muevo.

"No, pues yo la estoy viendo,

pero como está en mi zona...". No pasa.

No puede pasar.

Claro que no. Hay una vida humana, o 15, o 25.

Las vidas están por encima

de cualquier otra cosa. Y una mera línea administrativa

no puede ponerse por encima, una división administrativa

no puede ponerse por encima de la seguridad,

no te voy a decir de 40 o 50, aunque fuese de una sola persona.

Porque eso no tiene precio.

Pero para estas criaturas, desde el momento

que salen hasta que se meten aquí,

es permanentemente crítico. Con lo cual, no puedes dejar,

no puedes hacer demorar, ¿me entiendes?,

pero ni un minuto la respuesta.

(Hanz Zimmer "Time")

Yo, mira, muchas veces me dicen:

"Oye, Miguel, ¿tú tiene presiones...

políticas o tienes presiones y tal de algún tipo?"

Digo: "La única presión es emocional".

Emocional. Y sobre todo eso,

cuando te están llamando y diciendo:

"Oye, que estamos viendo...",

y están llorando las mujeres, gritando los críos...

Es que no puedes demorar tú una respuesta

a una embarcación de esas,

porque es que...

es que un fallo ahí

son 40 ó 50 vidas

que se te van al traste.

Ser siempre la mano salvadora en momentos límite

llena de recuerdos inolvidables el día a día

de los rescatadores.

Momentos que dibujan una sonrisa en sus rostros.

Y es que a veces, entre los mortales peligros de alta mar,

se alumbra a una nueva vida. Vosotros entrenáis constantemente,

pero no todas la situaciones están en los entrenamientos.

Imposible. No, por supuesto.

Por supuesto.

Cada misión o cada rescate es un mundo. Con Miguel, por ejemplo,

hicimos el de que casi tenemos un bebé a bordo, eh, Miguel.

Atendisteis... Casi.

Rompió aguas. -De una patera también.

Rompió aguas, llamaron diciendo que era una mujer...

embarazada en un barco. Fuimos al pesquero y ese pesquero

había cogido gente de una patera.

(JUAN) Nos rompió aguas a bordo. Nosotros decíamos:

"Ya está aquí". -Se veía la cabecita y todo.

Y ya fue en la ambulancia. -Dio a luz en la ambulancia.

No llegó al hospital.

("I say a little pracyer")

Proteger la vida en el mar,

es el propósito de Salvamento Marítimo.

Para esos fueron diseñados el Don Inda

y el Clara Campoamor, dos buques polivalentes

que se han convertido en la punta de lanza de esta organización.

El barco es un diseño Rolls Royce, UT 722,

y tiene cuatro motores Rolls Royce, pero todo es licencia Rolls Royce.

O sea, los motores, en realidad, la marca es Begen,

pero todo lo compró Rolls Royce y todo es Rolls Royce.

La mejor marca para aviones,

para barco, para coches, sí, pero en la mar

es lo mejor, lo mejor que hay, sí.

El Clara Campoamor está diseñado

para realizar intensos trabajos de buceo a grandes profundidades.

Es por ello que cuenta

con avanzados sistemas de posición

para evitar que los buzos corran peligros innecesarios.

Es un sistema que tenemos en el barco

que lo que hace es gestionar la posición del buque automáticamente.

Nosotros le decimos cómo queremos que se comporte

y él lo traduce, le da esa información a todo el sistema

y a todos los elementos

para mantener la posición. Hacemos operaciones en que es importante

mantener la posición totalmente exacta,

sobre todo en operaciones subacuáticas.

Cuando trabajamos con robot submarino y con buzos,

es muy importante que el barco esté perfectamente parado,

o que los movimientos

que hacemos sean controlados.

Cuando estamos con buzos, por ejemplo, podemos tener un error

de entre unos 10, 30 centímetros cuando el sistema está estabilizado.

Este barco, de 80 metros de eslora,

fue diseñado para asistir cualquier tipo de incidente en la mar,

incluso apagar barcos incendiados.

Sus potentes mangueras, son capaces de lanzar agua

a 160 metros de distancia

y a 70 metros de altura.

Este barco tiene una capacidad contra incendios terrible de grande.

Tiene... por dos líneas se pueden enviar

4200 toneladas de agua

a la hora. Y tiene capacidad

de echar agua y echar espuma.

Aparte de que este barco tiene un sistema

para protegerse, para autoprotección, que sería

rodear todo lo que es la habilitación del barco

de como una especie de cortina de agua

para poder acercarnos más

a otro barco incendiado con calor.

Hola, bienvenida. Capitán, un placer.

Lo mismo digo. Estoy muy contenta.

Un barco de Salvamento Marítimo en Cartagena. Te enseño la cubierta.

(Miles Davis with Easy Mo Bee)

Estamos aquí

principalmente por colaboración con la Armada.

Estamos montando la campana de buceo.

Ajá.

Y también hay una refinería.

Cubrimos esta zona para cuestiones de salvamento,

anticontaminación... Una de las labores principales

del barco es remolcar barcos mercantes.

Este es el mayor del Mediterráneo

que tiene España. Ahí tenemos un ejemplo claro

de un barco que podríamos remolcar.

Ese barco de ahí lo puede remolcar. Perfectamente.

Y mucho más grandes. ¿Cuánto puede pesar?

Ese barco pesará

50 o 60 000 toneladas.

Ese y algunos mayores, que los petroleros desplazan mucho más.

¿Y también tienen unas bombas extractoras?

Lo que tenemos son medios para recoger contaminación

en la mar, hidrocarburos principalmente.

Todos los vertidos tóxicos. Exactamente, pero principalmente

lo que es susceptible de recogerse son hidrocarburos en la mar.

Existe una tarea titánica

que se sucede a cientos de pies de la superficie:

la de los buzos.

Rescatadores con escafandra capaces de trabajar

en las condiciones más duras

y a los que se acude cuando el desenlace

ha sido fatal.

(Amon Tobin "Slowly")

Miguel, coordinador de buzos. ¿Cuál es la función en un buque

como el Clara Campoamor, a qué misiones os enfrentáis?

Pues aquí, cuando vamos nosotros, es que el barco se ha hundido

y tenemos que, casi siempre,

ya nos toca lo peor, que es rescatar cuerpos.

Cuando hay siniestro.

Sí. Siniestro marítimo, ahí estamos.

Y... y nada, y lo que atañe esto

es que nos jugamos la vida.

No solo nosotros, sino todos los de salvamento,

siempre estamos ahí.

¿Qué preparación tenéis?

Este equipo, básicamente, cuando tienes que hacer un trabajo

que necesitas estar muchas horas en el fondo,

aquí hay cuatro buzos ahí metidos

y están siempre comprimidos a la presión del fondo.

¿Están a 50 metros? Pues están 28 días a 50 metros.

O sea, que hacéis lo mismo,

con las mismas condiciones de vida

que tendríais abajo. Afirmativo.

Normalmente respiramos aire,

nitrógeno y... y oxígeno. Y aquí tienes que sustituir

el nitrógeno por helio. Es un gas más fino,

mucho más... que el organismo lo absorbe mejor.

Aquí haces un mezcla de helio con oxígeno.

(Amon Tobin "Slowly)

Entonces esto es lo que baja el agua.

Afirmativo. Esto es lo que va al agua.

Con los buzos dentro. Con los buzos dentro.

¿Con cuántos? Van dos.

Uno que se queda en la campana, que le llaman "bellman",

hombre campana. "Bellman".

Sí, se llama "bellman". Es el que se queda

en la campana y maneja las válvulas

y el que sale, el buzo. Viste al buzo.

El buzo es el que sale a trabajar.

Tenéis que tener una fortaleza de cabeza impresionante.

¿Cómo se consigue, cómo se consigue eso?

Pues no sé, creo que para eso hay que nacer,

porque si no vales, no vales. Naces maduro ya.

Tienes que ser muy fuerte

para trabajar aquí, en este equipo.

¿La fortaleza mental cómo la trabajas tú?

¿Cómo crees que la has conseguido tú?

No sé, yo creo que con años de experiencia,

al final lo consigues, porque es lo que deseas hacer.

¿Puedo entrar? Claro.

¿Y qué hago? ¿Me tiro así? Tienes que entrar con los pies

para delante. O sea, tendrías que subir.

Subir. Poner aquí, así.

Ahí, ahí, ahí. Yo con tacones y todo.

Mira, súbeme el pie. Ahí.

¿Me meto así? Sí, muy bien.

En fin, cuéntame cómo funciona esta campana

en el mínimo tiempo, porque aquí me agobio.

Antes de nada

decirte que eres la primera "bellwoman" que entra.

Es lo que me faltaba, porque ya hago de todo, me faltaba "bellwoman".

Pero vamos, puede ser una posibilidad.

No sé si voy a tener tanto autocontrol.

Cuéntame cómo funciona.

Esta es la campana donde bajan los buzos a trabajar.

Digamos que entran por ahí, hacen el "tran", entran,

cerramos esta compuerta

y ya despresurizan ahí y ya estás a otra presión aquí

y para abajo. Ahí comunica

con el... Con el módulo de vida.

Eso, donde están las camas, eso es.

Y nada, esto puede bajar a 200 metros, como máximo,

que 200 metros es el límite

que puede aguantar el cuerpo humano buceando.

Estarías en el límite ya.

Y nada, este equipo es el único que hay en España,

lo tenemos nosotros, Salvamento Marítimo,

lo que es el complejo de saturación. Y nada,

esto actuaría como de ascensor, para bajar y subir.

Ahora estamos teniendo luz porque está esta puerta abierta,

pero normalmente está cerrada. Está cerrado.

Y esto solo tiene luz... Afirmativo.

Solo tiene la luz de estos foquitos y ya está.

¿Y tantos días sin luz natural?

Hombre, date cuenta que tú cuando vuelves al modulo de vida,

está en superficie. Por lo menos

ves la luz natural por las escotillas.

Es lo único que puedes ver.

Vale. Luz natural.

Espérate, que no sé dónde caigo. Tienes que intentar apoyar abajo.

Pero bueno, lo estás haciendo bien. Me tengo que apoyar en algún sitio.

Aquí. Apoyé bien.

Ahora, me he llenado las manos de grasa.

Esta es la entrada

de la cápsula. Sí, esta sería la entrada

al módulo de vida.

Y nada, como puedes ver,

ahí están las camas.

Sí. ¿Sabes? Si entras allí,

por aquí hay como una escotilla por donde se mete

la comida. Date cuenta que los buzos

duermen allí. Cuando hay una operación,

cuando empiezan a trabajar, que van a currar,

se quedan dos allí, en la...

Donde están las camas. Afirmativo, en el módulo ese de ahí.

Ese módulo, escucha, Miguel, tienes varias escotillas.

¿Siempre tienes que ir abriendo una y cerrando la otra?

Sí. Digamos que esta tienes que cerrarla,

por seguridad. Sí.

Porque cuando están aquí los dos buzos

que van a trabajar para en ensamblaje de la campana,

que se ensambla aquí...

Se ensambla aquí para que no salgáis

al aire libre. Afirmativo.

Has pasado muchas horas aquí. ¿Hasta cuántos días pasáis?

Aquí puedes pasar...

máximo, más o menos,

28 días.

Más de eso... ¿28 días aquí?

¿Seguidos? Podrías estar 28 días seguidos aquí.

Y compartiendo vida con... Compartiendo vida

con tres personas.

Ahora tú no lo haces porque coordinas.

Sí. Eres coordinador.

Yo ya no puedo bucear. ¿Por qué?

Porque estoy retirado del buceo. ¿Y por qué?

Porque el año pasado tuve un problema:

me detectaron diabetes.

Y entonces, tengo diabetes.

Y con diabetes no puedo...

es totalmente incompatible con el buceo.

Por eso ahora hago esto, que me han dado la oportunidad.

¿Y lo echas de menos?

Lo echo mucho de menos, porque esa era mi vida.

¿Cómo se aguanta viviendo casi un mes

compartiendo vida en menos de 30 metros cuadrados?

Aislados del mundo, lejos de la familia,

sin contacto humano,

es quizá uno de los trabajos más duros

que he visto jamás. Una tarea que solo pueden llevar a cabo

los que nacen para ello.

Este aparato,

que tiene pinta de hotel cápsula japonés,

es un órgano vital para el Clara Campoamor,

una cámara hiperbárica de última generación.

Luis, esto se llama

un módulo de vida,

el módulo de vida. ¿Cómo vivís aquí?

¿Cómo se aguanta aquí un mínimo de 12 días,

de 28 días aquí metidos?

Aquí se hace vida cotidiana. Tienes todos los servicios

que puedas tener en tu casa normalmente.

Tienes tu servicio, tus camas, atención médica,

o sea... no te tienes que preocupar de nada,

simplemente de relajarte.

¿Nunca te has angustiado aquí dentro?

Eh...

¿sabes qué pasa? Que como los trabajos son muy pesados,

cuando llegas aquí, ya estás

bastante cansado y entonces,

se te hace más llevadero.

Si os encontráis un barco sumergido que está perdiendo fuel,

¿cómo es el operativo? ¿Qué hacéis?

Lo que se hace es una perforación en el casco del buque

para conectarles unas tomas, para poder conectar unas mangueras

para la extracción del fuel.

Se hacen turnos de ocho horas por pareja.

Salen cuatro horas, en la campana bajamos un binomio,

baja un binomio,

entonces uno se queda dentro de la campana,

el otro sale, hace la actuación,

regresa a la campana, viste a su compañero,

el compañero sale, hace sus cuatro horas

y cuando los dos han hecho el cupo de trabajo,

ya entran en la campana y se hace el acceso aquí,

al módulo de vida.

¿Y qué sensaciones tienes en un trabajo como ese?

Cuando estás debajo del agua tantas horas,

¿qué sensaciones físicas y psíquicas?

Yo, por ejemplo,

en mi caso, cuanto más profundo estoy, más cómodo te sientes.

Hay compañeros que también tienen esa... que les pasa esto.

¿Cuanto más profunda sea la inmersión?

¿Y por qué crees que es? No lo sé.

Hombre, los gases que respiras no son los mismos, no es aire,

porque a esas profundidades se sustituyen gases,

se hace mezcla de gases, tú no estás respirando

el 78 por 100 de nitrógeno y el 21 por 100 de oxígeno.

Entonces, a lo mejor puede ser que ahí te sientas

un poco más animado, ¿no?

Pero la sensación es bonita.

(Música de piano suave)

¿Qué significa bucear entre hidrocarburo? Quiero decir,

cualquier otro tipo de buceador está viendo peces de colores

y corales, tú estás rodeado de fuel.

¿Tu ropa, todo está preparado para que tu organismo lo soporte?

Sí, sí, sí. Bueno, hay trajes especiales

que son anticontaminación

en el que tú en ningún momento tienes acceso,

o sea, tu cuerpo no tiene acceso al contaminante.

Son trajes anticontaminación.

O sea, a ti en ningún momento los productos te afectan.

¿Y qué es lo que ves? Pues puedes ver...

o ver nada o no ver nada,

porque el fuel se te queda pegado en el traje,

en el cristal, es difícil de sacar. Muchas veces tienes que ir a tacto,

o sea, informarte muy bien en superficie

de qué es lo que hay abajo, de qué es lo que te vas a encontrar,

y más o menos tú ya es como ir con los ojos cerrados.

¿Y hay algún momento en el que hayas pensado: "De aquí no salgo"?

Pues sí, alguna vez, un par de ellas, un par de ellas.

Pero bueno, lo que hay que tener claro es, sobre todo,

autocontrol y saber que un minuto debajo del agua

te da mucho tiempo para pensar y reaccionar

y saber que eres capaz y estás preparado,

y arriba tienes gente que te está controlando y dando lo que necesitas.

¿Y el autocontrol cómo se consigue?

Pues la verdad es que cuesta,

pero te tienes que parar, te tienes que parar,

piensas qué es lo que tienes que hacer,

sabes que lo importante es tener suministro de gas.

Tú mientras tengas gas, estás respirando.

Puedes hacer lo que quieras. ¿Cuántos años llevas con esto?

Pues yo llevaré uno 20 o por ahí.

¿Hasta cuándo puede un organismo enfrentarse a esto?

La verdad es que no es un... un oficio que esté muy controlado,

porque a nosotros nos jubilan

como pueden jubilar a cualquier otra persona.

¡Uy!

Sí es verdad que en otros países,

a los 45 ya tienen la opción de jubilarse,

pero aquí prácticamente el que se jubila

es porque ha tenido un accidente,

porque ya no está en condiciones de realizar este trabajo,

pero la jubilación nuestra es la normal.

¿Y cuántos años tienes?

Yo hago ahora mismo 50.

Y no tienes ninguna intención. De momento, no.

Hay profesiones que son mucho más

que un trabajo, son una vocación.

La de Salvamento Marítimo es un compromiso personal

con la vida.

Pueden bucear durante días enteros para recuperar cuerpos,

se descuelgan de helicópteros a cientos de metros sobre el mar,

rescatan personas de petroleros.

¿Son héroes o inconscientes?

¿Son rescatadores o aventureros que no saben vivir

sin su dosis diaria de adrenalina?

Poco importan los motivos cuando las cifras

hablan por sí solas. En solo un año

han salvado la vida de 18 000 personas.

Es pura empatía

hacia un ser humano.

Salvar es amar la vida,

y ellos la aman como si no les importara

desprenderse de la suya para que otros sigan respirando.

(The Beatles)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Salvamento marítimo

Acceso autorizado - Salvamento marítimo

04 abr 2019

Descubriremos cómo se salvan vidas en la mar y reviviremos con los protagonistas algunos de los rescates más complicados. Cayetana acompañará a los profesionales durante una misión nocturna, conocerá su parte más humana y descubriremos que en un año han sido rescatadas 18000 personas.

ver más sobre "Acceso autorizado - Salvamento marítimo" ver menos sobre "Acceso autorizado - Salvamento marítimo"
Programas completos (5)

Los últimos 5 programas de Acceso autorizado

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios