Acceso autorizado La 2

Acceso autorizado

Jueves a las 0.30 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5064639
No recomendado para menores de 7 años Acceso autorizado - ONT. Organización Nacional de Trasplantes - ver ahora
Transcripción completa

España es líder mundial

en la donación y transplante de órganos.

Al año, más de 5000 personas salva su vida

gracias a un donante.

Aquí, en el centro de coordinación

de la Organización Nacional de Trasplantes,

un equipo de profesionales supervisa todo el proceso

para que la recepción del órgano se haga en el menor tiempo posible.

Vamos a caminar con ellos.

Tenemos acceso autorizado

a la Organización Nacional de Trasplantes.

(Sintonía de "Acceso autorizado")

(Llaman a la puerta)

Hola, Beatriz.

Hola. ¿Qué tal?

Buenos días. Gracias por recibirnos.

Es un honor. Me encanta teneros aquí.

¿Cómo funciona la Organización Nacional de Trasplantes?

La Organización Nacional de Trasplantes

es una agencia que depende del ministerio de Sanidad

y que tiene la responsabilidad de coordinar, supervisar

y organizar toda la actividad de donación y trasplante

en nuestro país.

Cuando en cualquier punto del país,

uno de nuestros coordinadores de trasplantes

identifica a un potencial donante,

lo comunica a la Organización

y se evalúa a ese donante con el coordinador de trasplantes.

Se evalúa qué órganos pueden ser trasplantables

y, de acuerdo a sus criterios de distribución,

que revisamos periódicamente, anualmente,

distribuye esos órganos en todo el país.

(Teléfono)

¿Sí? ONT.

ONT.

Varón, 52 años y cero positivo, muy bien.

Ajá, vale. 72 kilos y 1'78.

Perfecto.

Hemorragia cerebral,

rotura aneurisma.

Vale.

Permiso familiar. Okey, okey, vale.

Pues muchas gracias, Lucía. Ahora te llamo.

Tenemos urgencias, con lo cual tengo que valorar al donante

y todos los órganos, ¿vale?

Muy bien, gracias.

¿Es una llamada de un donante? Sí, eso es.

¿Qué significa? ¿Qué haces con esto? Vale.

No te quiero entretener porque supongo que habrá urgencia.

¿Qué tiempo tienes con esto y qué haces con esto?

Con los datos que nos han dado

y con las pruebas que se le han hecho al donante,

podemos valorar de manera minuciosa todos los órganos

y verificar cuáles son donables y cuáles a priori no.

Sí.

Cuáles son donables, ¿porque ha donado todos los órganos?

De este donante serían a priori donables todos los órganos.

Todos los órganos.

Aunque eso no se verá hasta que se llegue a la extracción.

A priori, los datos nos dicen

que puede donar todo menos el páncreas por la edad.

La ONT recibe a diario 6 llamadas como esta,

lo que permite salvar una media de 14 vidas al día.

Los receptores son los pacientes

que se hallan en la lista de espera de transplantes de la ONT.

(CANTAN EN INGLÉS)

Uno de los colectivos más numerosos

son los que padecen insuficiencia renal crónica.

Aquí pasan gran parte del día y, por eso, músicos voluntarios

les amenizan las horas.

¡Bravo!

¡Bravo!

Mientras esperan la llegada de su pequeño milagro,

sobreviven gracias a una máquina de hemodiálisis.

Es el caso de Patricia,

que lleva siete años visitando la unidad.

Hola, Patricia. Hola.

¿Qué tal? Bien.

Quería preguntarte por tu caso en particular.

¿De dónde eres tú? De Honduras.

¿Ya estabas en hemodiálisis allí?

Ya estaba allá en Honduras, sí. Ya llevo siete años en diálisis.

Siete años.

¿Y cuál es tu situación ahora mismo?

¿Estás esperando donante?

Bueno, es mi hermana mi donante. Ajá.

Ella se vino conmigo.

Ahora estamos en pruebas y, si todo va bien,

pues pronto me harán el trasplante.

Así que tu hermana va a donar un riñón.

Un riñón.

Bueno, motivo a las personas

para que puedan ser donantes vivos.

¿Donantes vivos? Sí.

Porque nos darían una oportunidad de vida.

¿Cómo se llama tu hermana? Se llama Elvira.

Pues a Elvira le mandamos desde aquí todo el amor del mundo

por su decisión, ¿no?

La verdad es que vais a estar más unidas que nunca.

¿Cómo es tu rutina de la semana?

Bueno, vengo tres veces por semana.

Lunes, miércoles y viernes, cuatro horas.

Así he estado estos años.

¿Y te encuentras bien

para el resto de tus actividades durante la semana?

Ahora, sí. Ajá.

Pero lo he pasado muy mal en todos estos años anteriores,

con días muy malos y días tranquilos.

Bueno, va a ir todo bien, ya lo verás.

¿Y qué significa para el paciente estar en diálisis?

¿Qué significa para él? ¿Qué es?

Bueno, la diálisis es necesaria

cuando el paciente tiene una enfermedad renal crónica

con insuficiencia que es avanzada.

Es decir, llega un momento

en que la función que hacen los riñones del paciente

no es suficiente para mantenerle vivo.

Y ahí es cuando planteamos varias opciones.

Planteamos no hacer nada

porque, a lo mejor en un momento de la vida

o con una determinada edad,

un paciente puede decidir no querer hacer nada,

o planteamos hacer algún tipo de diálisis

y ofrecemos el trasplante.

Patricia está esperando

a ver si es compatible el riñón de su hermana.

¿Las familias son conscientes de que es posible esa donación viva?

¿De que podemos ayudar a nuestros familiares?

Yo creo que cada vez son más conscientes.

Siempre se ha hecho transplante de donante vivo.

Por ejemplo, nosotros aquí en el 79 empezamos con un transplante

de donante vivo

y esta señora sigue con el riñón de su hermana

39 años después.

La donación de vivo en España

es una donación dirigida.

Es decir, tú me quieres dar un riñón a mí.

A ti, concretamente. Nos estudiarán...

Nadie me puede negar que sea a ti. No.

Pero sí nos van a estudiar y nos van a estudiar

desde el punto de vista médico, como desde el psicológico.

Lo que ha de estar claro es que tú no me debes nada a mí,

que por eso te sientes obligado.

Simplemente lo hemos decidido así y es una decisión limpia.

En España, la donación de órganos es altruista.

En ningún caso se pueden recibir beneficios económicos.

Ana, tú eres coordinadora de trasplantes

y estamos aquí en la UCI.

Y una cosa que yo no sabía es que hay que morir en una UCI

para poder donar.

Si mueres en un accidente de tráfico,

¿no puedes donar los órganos?

Si el paciente deja de respirar, los órganos se van a resentir

siempre e inmediatamente.

El hecho de que esos órganos puedan ser mantenidos

de forma adecuada

implica estar en un lugar

en el que se les pueda administrar medicación y oxígeno

de forma adecuada.

En ninguna otra parte del hospital, esto se puede hacer.

¿Y quién puede donar un riñón?

Lo habitual es que todo el mundo piense

que las personas mayores no pueden donar

y la edad no es un criterio para algunos de los órganos.

Muy interesante. No hay límite de edad

para el hígado o para el riñón.

A veces sorprende, pero hemos tenido donantes de casi 90 años

que han donado.

¿Es importante dejar claro que quieres ser donante de órganos?

Lo que nos dice la ley es que todos, si no hemos expresado en vida,

ya sea verbalmente o por escrito,

nuestra voluntad respecto a la donación de órganos,

pues todos somos donantes.

Entonces, lo que nos exigen a los coordinadores

es que investiguemos qué es

lo que la persona que se halla en esa situación

querría hacer.

Entonces, el problema viene

cuando esa persona no ha dicho nunca nada.

La información en este caso es importantísima.

Recibimos cursos en parte por la ONT, por otras organizaciones,

y nosotros además nos encargamos de formar a otros profesionales.

Para ser coordinador de trasplantes

hay que tener una sensibilidad especial.

Es casi como tener un don.

Ellos tienen la responsabilidad de arrancar a la familia

valentía y generosidad en un momento delicado,

cuando están en pleno duelo.

Han de saber transmitirles que la muerte de su familiar

y la donación de sus órganos

puede salvar vidas en las próximas horas.

Mi primer contacto

con la Organización Nacional de Trasplantes

fue a gracias a la película "Todo sobre mi madre",

en la que yo precisamente interpretaba el papel

de coordinadora de trasplantes.

Desgraciadamente...

Y me reflejé en ella, Carmen Segovia.

Sin duda, un apoyo fundamental para comprender una profesión

tan apasionante como arrebatadora.

Durante casi 30 años, fue coordinadora en la ONT,

un reencuentro de película.

(TV) "En vida, ¿su marido le dijo algo

en relación a la donación de órganos?".

"¿Le preocupaban estos temas?".

Qué momento más potente.

"A mi marido solo le preocupaba vivir".

"Lo que mi compañero quiere decir es que los órganos de su marido

pueden salvar la vida de algunos enfermos,

pero, para ello, necesitamos su autorización".

¿Cuántas veces has dicho esto? ¡Guau!

"Un trasplante".

"Laura, ahora vamos a comentar..."

Qué gracia me haces.

Sí, ¿no? Sí, sí.

Es como los cursos que impartes.

Exactamente igual estaba, sí. Igual estabas tú.

Me impresionaba mucho

saber qué tipo de carácter tenía esa persona

que tenía la valentía de comunicar

a los familiares de alguien que acababa de fallecer

que sus órganos se podían donar

y que podían salvar muchas vidas en las próximas horas.

Plantearse una familia el derecho que tiene a donar

es una opción que todos los seres humanos tenemos.

En el duelo, es natural

la rabia, la negación, la culpa...

Es la culpa natural del duelo.

Sí, de la incomprensión de la pérdida.

De la impotencia. Es una impotencia terrible.

Si yo fuera un profesional al que tienes que formar,

¿qué me dirías?

Permitir que esa persona se exprese y escuchar.

Escuchar activamente y escuchar no es oír.

Escuchar es poner atención

para sentir lo que el otro está sintiendo.

Se basa en tres pilares fundamentales:

el respeto, la empatía y la autenticidad.

Respeto, empatía y autenticidad.

¿Cuáles son las reacciones?

¿Qué cosas os dicen en la familia

cuando les introducís el tema de la posible donación?

Una de ellas fundamentalmente es: "Yo no sé qué quería él en vida".

Esa es una.

O, por ejemplo,

"me da miedo, es que me da miedo".

Y hay veces que dice él solo: "No, no, hoy no, qué horror, no".

Detrás de ese 'huy, qué horror' hay dudas y preguntas, ¿no?

El hecho de decir 'sí, vamos adelante',

Eh...

y donar los órganos del ser querido que se acaba de marchar,

¿facilita el duelo de la familia?

El dolor es el precio que pagamos por amar

y eso no hay pastilla ni analgésico

que lo cure.

No se puede tratar el dolor emocional como el dolor físico.

Pero sí que encuentran alivio

y esas familias en las que mantenemos el contacto

todas dicen

que el hecho de ver que otros viven gracias a su ser querido

les hace ver algo positivo

dentro de ese drama tan enorme que es perder a un ser querido.

Patricia ha recibido la mejor de las noticias.

Tras siete años de espera,

hoy se someterá al trasplante de riñón

gracias a la generosidad de su hermana Elvia.

Es precisamente Elvia, la donante,

la primera en realizar las pruebas de preoperatorio,

el paso previo a entrar en el quirófano.

Empieza la cuenta atrás.

¿Ha ido todo bien? ¿La noche bien?

Todo bien. -¿Has descansado?

Como una roca.

Sí. -Muy bien.

Pues, nada, ya sabes cuál es el proceso

y, ahora, con Pilar empezaremos a hacerte

las analíticas... -Vale.

...y las cosas que correspondan

y a prepararlo todo para esta tarde, ¿vale?

Vale. -Venga.

Gracias.

Tranquila.

Tranquila.

Por fin llegó el día.

¿Estás nerviosa?

No. -No, estás tranquila.

Sí.

Yo estoy nerviosa.

¿Tú sí?

Más que nerviosa estoy muy emocionada.

Estoy alegre

porque me pongo en lugar de ella.

O sea, como si fuera yo la que lo recibiera.

Porque ella tiene

siete años de estar con esta enfermedad,

que ha sido muy difícil.

Sin él, probablemente, no existiría

la Organización Nacional de Transplante.

Al menos, no como la conocemos hoy.

El nefrólogo Rafael Mate Sanz no solo fue su fundador,

sino también quien llevó a esta organización

al primer puesto a nivel mundial.

¿Por qué sentiste la necesidad de que había que crear la ONT?

Yo estaba en mi hospital

y vivía como otros muchos médicos y otros muchos españoles

el que esto de los trasplantes no iba bien,

que había poco donante,

que los enfermos protestaban en las calles,

y de lo que se trataba era de organizar los trasplantes

para que aquello funcionara mejor, que hubiera más donantes

y para que estas protestas que eran bastante generalizadas

se acallasen.

La situación de los trasplantes en España

a finales de los 80s y principios de los 90s

era un caos, pero un caos muy creativo,

algo tan racial y tan nuestro

como gente muy buena pero totalmente desorganizada.

Entonces, lo que hizo la ONT a finales de los 80s

fue organizar ese magma desestructurado que había.

¿Cómo es ese modelo español que tú diseñaste

y que se convirtió en un referente?

Pues es un modelo organizativo.

Nuestro sistema es un sistema de gestión integrada

en el cual ponemos en el centro la donación de órganos,

pero a partir de ahí se estructura

en todo lo que se refiere

a todos los aspectos de trasplante de órganos, tejidos y células.

Fuimos el primer país que desarrolló una organización de trasplantes

dependiente del ministerio de Sanidad.

En esto fuimos pioneros.

Las donaciones de órganos en España

suponen el seis por ciento del total mundial

y doblan la media europea

convirtiéndose en un auténtico referente.

Estamos en unas jornadas

cuyo título es el futuro del trasplante en España.

¿Podemos hacerlo mejor?

¿Cómo ves el tema de las células madre?

Las células madre son muy eficaces

en el tratamiento de las enfermedades hematológicas.

Leucemia, linfomas...

Claro, el futuro,

lo que la gente esperaba de las células madre

y lo que muchos investigadores siguen esperando,

es algo tan...

tan óptimo como la posibilidad de crear riñones,

de crear hígados

bioartificiales que se pudieran trasplantar

a un humano

y que, además, como se haría partiendo de las células madre

del propio humano,

ni siquiera generarían rechazo.

Y eso lo ves factible en un número de años...

Yo lo veo factible a largo plazo.

¿A largo plazo no lo vamos a ver nosotros?

Probablemente sí..., ¡Ah!

...porque en este momento la ciencia va a una velocidad

realmente muy grande.

Carmen, eres una de las históricas de la ONT.

Llevas 30 años desde que se fundó. ¿Cómo ha sido tu vida aquí?

Un reto continuo. Sí.

La verdad es que cuando vinimos lo tomamos con un reto.

Era muy contagioso...

Eh...

la ambición que tenía el doctor Mate Sanz

y las ganas.

Y ha sido un continuo aprender cosas.

¿Cómo ha cambiado?

Vamos a intentar transmitir a la gente joven

cómo ha cambiado esto.

No había teléfono móvil, no había casi aviones ni aeropuertos ni nada.

No.

Ha cambiado en que cuando llegamos había mesas,

lápiz y papel,

un teléfono que era fax a la vez,

con lo cual si mandabas un fax no entraba el teléfono,

un fax que era térmico,

con lo cual se borraban los faxes una vez pasado el tiempo,

y un ordenador que...

que había que sentarse por turnos.

Todo el mundo funcionaba con buscas.

Tú dabas una alarma de trasplantes

y la gente se sacaba palas del coche y buscaba un teléfono

o estaba en su casa.

Con lo cual... Por tanto,

se abortaban muchas operaciones. No, se alargaban,

era más complicado... Claro.

¿Cómo recuerdas tu primera vez como coordinadora

de un trasplante?

Yo me acuerdo sobre todo

de la primera vez que se coordinó España a nivel nacional.

Fue el 1 de septiembre del año 90 y fue un donante de Almería.

Y me...

Vamos, me morí de miedo

porque era mucha responsabilidad

y porque tenía mucha expectativa el país en nosotros, ¿no?

Porque no se sabía cómo lo íbamos a hacer.

Si íbamos a cumplir lo que ellos pensaban

que se debía de cumplir,

si realmente íbamos a ser ayuda

o íbamos a ser simplemente un incordio...

Porque, claro, todo puede ser así. Claro.

Siempre ha sido una institución con dinero público.

Siempre. Siempre.

Hay gastos, por ejemplo,

que tú tienes que contratar a empresas privadas.

Ajá.

Eh... Para un transporte de un órgano de un equipo, de un equipo,

tienes que contratar un avión privado.

Pero ese cargo va al hospital receptor.

Por tanto, al final es dinero público quien lo asume.

Va imputado a los costes del trasplante.

Cuando se hacen análisis de costes,

uno de los costes que hay es el traslado de ese órgano.

Afortunadamente, las compañías comerciales

colaboran con nosotros desde...

Y las tripulaciones, llevándolo en cabina.

Que un órgano venga de Canarias

en un vuelo comercial

es un ahorro de 20 000 euros.

De dinero público. De dinero público.

El ahorro en un sitio supone que puedas usarlo

en otros departamentos

y en el desarrollo de otras actividades.

Las horas pasan en el Hospital del Mar.

Patricia, que se ha realizado unas pruebas de última hora,

ya está lista para comenzar el preoperatorio.

¿Muy preocupada?

Ya no, ya no.

Estamos haciendo las últimas pruebas.

O sea, que ya estáis juntitas, ¿vale?

Mi vida va a cambiar completamente después del trasplante.

Completamente.

Tengo cinco hermanos

y todos están dispuestos a donar.

Ella fue la más compatible conmigo

y le hicieron todas las pruebas y en todo ha salido bien.

Entonces, aquí está.

Va a hablar más.

Voy a hablar más.

A mí me gusta 'platicar' mucho y ella es más calmada.

Al principio, creíamos que no íbamos a ser compatibles

porque en la personalidad somos totalmente diferentes,

pero cuando nos empezaron a hacer los exámenes

salimos 99'9 puntos compatible.

Y todas sorprendidas porque creían

que nosotras éramos diferentes por nuestra personalidad.

Respira hondo.

Nunca había escuchado la enfermedad, no tenía ni idea de qué era.

La doctora me dijo que trasplante de entrada,

me mencionó la diálisis

y, entonces ya, me dijo ella:

"No, mira, es que esto no acaba acá, esto es para toda la vida

y la única... solución, aparte de la diálisis,

es un trasplante".

Uno de los grandes retos de la medicina

es el tiempo que un órgano trasplantado

puede sobrevivir en el cuerpo receptor.

El 17 de junio del 2006,

Jacobo Elosúa estaba al borde de la muerte,

un Código 0,

cuando la llamada de una donación

permitió que fuera trasplantado de los dos pulmones

en el hospital Puerta de Hierro.

Han pasado ya 12 años,

más de una década de vida extra para Jacobo,

que aprovecha cada minuto de esta segunda oportunidad.

Apenas se te notan las cicatrices, ¿eh?

Qué bien.

¿Tú crees? -Perfecto.

Estás estupendo. -Gracias.

Jacobo.

Eh...

Tenías 30 años.

Sí. Ibas paseando con tu padre

y, de repente, te encontraste mal.

Eh...

No habías estado enfermo en serio hasta ese momento.

No. Nunca.

Exacto. Y, de repente,

te ves con esa circunstancia, te encuentras fatal,

te hacen una revisión,

¿y qué encuentran? ¿Qué te diagnostican?

Pues ya desde el principio,

cuando el doctor en el hospital en Vigo

vio la placa,

la cara le cambió por completo

y con esa...

con ese toque cálido que tienen algunos profesionales de la medicina

me dijo directamente que o recibía un trasplante

o aquello tenía muy mala pinta.

Y, entonces, te dicen esto, ¿y qué periplo empieza en tu vida?

Pues, mira, el diagnóstico fue a finales de diciembre

del año 2004

y acabé siendo trasplantado en Código 0

el 17 de junio de 2006.

¿Qué significa Código 0?

Eh...

Que ya estás en coma inducido, que no queda tiempo.

Porque hubo un momento en que te ibas de aquí.

Sí, sí. Que te morías.

De hecho, después de la alegría que le dieron a mi familia

de que había aparecido un donante compatible,

luego vino el mal momento, que dijeron:

"Lo que no está claro es que vaya a sobrevivir

el traslado en ambulancia... Por Dios.

...al quirófano".

Bueno, también era un problema cada momento

que había que superar.

Y yo todo eso, con lo mío, me lo ahorré.

Eh... Yo estaba sedado.

Jacobo tuvo mucha suerte, ¿no?

Sí, especialmente suerte tuvo Jacobo. Sí, ¿no?

Pudo tener la opción de entrar en prioridad nacional,

surgió el donante estando él muy enfermo

y cuando todavía le funcionaban los demás órganos,

con lo cual el trasplante era factible.

Sobrevivió a la intervención

y no ha tenido complicaciones hasta ahora.

¿Cómo se define la prioridad

la hora de decir "hay un donante, este paciente va primero"?

Hay una escala

que está validada a nivel internacional

en la que se ponen distintas variables:

la enfermedad que tiene,

cómo está su función, cómo está su corazón,

y en base a eso,

a las características del donante.

Muchas veces los pacientes nos dicen: "Soy el primero en la lista,

pero pasan los que viene detrás".

Pero es que el pulmón es como un traje.

Tiene que ser del mismo color,

grupo sanguíneo en este caso

y de la misma talla, quiero decir el tamaño.

Entonces, esas características hay que encajarlas en el puzzle.

La antigüedad, la prioridad, el grupo, el tamaño...

Y, entonces, eso es lo que hace

que se trasplante de un paciente a otro.

De esto han pasado 12 años. Van a hacer 12.

12 años del trasplante.

Y haces vida normal.

Bueno, estaba pensando antes sobre eso de la vida normal.

Define 'normal'. Claro, claro.

Yo considero que mi vida no es muy normal.

Sí considero que la enfermedad que me llevó al trasplante

no me condiciona casi en absoluto.

Soy dueño de mis decisiones al noventa y mucho por ciento.

Nosotros ahora llevamos

un total de 700 pacientes trasplantados.

Más de 700 pacientes trasplantados en los últimos 25 años.

Y siempre vienen con miedo.

Miedo antes, miedo después

y lo importante es en la consulta

comprobar que las cosas van bien lo primero, ¿no?

Comprobar que hacen bien todo lo que tienen que hacer

y darles la seguridad y el ánimo

de que es un regalo que lo tienen que aprovechar.

El ser una persona trasplantada,

¿te hace más vulnerable a ciertas situaciones de la vida?

Quiero decir: tenías un hijo y luego has tenido otros dos.

Sí. Fue un tema de largo debate con Piedad

y su recomendación era clara de que no,

que no tuviera más hijos. ¿Por qué?

Porque, como neumóloga,

lo que ve, lo que prima a la hora de...

de analizarlo

es la posibilidad de que me contagien cosas.

Pero es que con esa idea no te podrías mover por el mundo.

Quiero decir que no puedes viajar, no puedes acercarte a nadie...

No sé si vives con ese miedo. No, vivo con cero miedo.

Y el tema de los hijos lo dije con toda claridad.

Para mí es parte de estar vivo.

Para mí era fundamental, mi proyecto de vida

y estaba dispuesto a vivir nuevos riesgos.

¿Cuáles eran tus miedos a la hora de que fuera padre?

No, no, no.

Los pacientes están inmunodeprimidos.

Claro. Tienen las defensas muy bajas

y son muy susceptibles a coger cualquier tipo de infección.

Y un niño pequeño es amoroso,

pero está lleno lleno de virus. (RÍE)

Entonces, en la etapa postrasplante inmediata,

que es en el primer y segundo año,

están muy inmunodeprimidos y su riesgo es muy alto.

Como la donación es anónima para la ley española,

el receptor no tiene derecho a saber nada,

pero como receptor, en tu intimidad, ¿piensas en esa persona?

Pensaba mucho en esa persona y más aún en su familia.

En cierto modo, al principio tenía un resentimiento.

Me parecía mal.

Yo tenía una...

una gran necesidad interior de agradecer.

Claro.

Y la ley en este caso me lo impedía.

Y, bueno, con el paso del tiempo, por serte sincero

va quedando un poco en segundo plano,

pero en unos primeros momentos, en el primer año o segundo años,

me molestaba no poder hacerlo,

pero entiendo las razones y así es cómo funciona.

¿Por qué en España la donación es anónima?

Bueno, creemos que es una cuestión de salud mental.

Mmm... Si una persona dona de forma altruista,

no necesita saber

quién es el receptor de sus órganos.

Y creemos adecuado que ese altruismo se mantenga.

No es algo específico en España.

La mayor parte de los países del mundo

no permite que se conozca la identidad de los receptores.

Y nosotros creemos que el altruismo debe ser así, anónimo.

En el Hospital del Mar,

el quirófano ya está preparado.

La primera en entrar será Elvia, la donante.

Le extraerán el riñón con laparoscopia,

una cirugía mínima que entraña un riesgo muy pequeño.

Llegó el momento.

Se llevan a Elvia.

Es momento de despedidas

en la habitación que comparten Patricia y Elvia

en el Hospital del Mar.

Su madre es la más afectada.

Son dos hijas a la vez las que entran en quirófano.

Hemos esperado este momento

y me alegro mucho porque ahora

me siento

nerviosa, pero al mismo tiempo muy alegre.

Bisturí.

La laparoscopia es rápida

y permite que en unos 20 minutos puedan extraer el riñón.

Una vez extraído el riñón,

el equipo de cirugía se divide en dos.

Por un lado, un equipo que ultima la operación de Elvia

y, por otro, un equipo destinado a preparar y limpiar

el riñón extraído.

Es lo que se denomina cirugía de banco

y, la verdad, me resulta muy sorprendente pensar

que una vez preparado, en cuestión de minutos

volverá a funcionar, pero en el cuerpo de otra persona.

Acabamos de analizar la extracción del donante

y la cirugía ha ido bien.

No ha habido ninguna complicación

y se ha podido extraer el riñón sin ningún problema.

En el caso de Elvia y Patricia, el trasplante se realiza

en el mismo hospital, pero no siempre es así.

Por eso, una de las decisiones más importantes

en el dispositivo de trasplante

es el tipo de transporte más adecuado y rápido

para que el órgano donado llegue en las mejores condiciones

al hospital donde ya espera el receptor.

¿Cómo definís los medios de locomoción?

Pues depende del tiempo que se estime

y dónde esté el donante y dónde el receptor

que va a ser trasplantado.

El tiempo de isquemia es... Eso te iba a decir.

...desde que el órgano se clampa en la cirugía de la extracción

y deja de pasar la sangre del donante por ese órgano

hasta que el órgano llega al hospital del receptor,

se lo implantan al receptor y vuelve otra vez a pasar sangre.

Y cada órgano...

Cada órgano tiene un tiempo de isquemia distinto.

Sí, cada órgano tiene uno distinto.

Un corazón, por ejemplo,

un tiempo de isquemia máximo de cuatro o cinco horas.

Unos pulmones, de seis horas.

Lo que significa que todos estos operativos

se hacen siempre contrarreloj.

Imagínate que tenemos un donante por ejemplo en Sevilla

y con el corazón tenemos que mover al equipo

para hacer el trasplante en A Coruña.

Pues, evidentemente, con la distancia que hay

y con ese tiempo de isquemia,

se tiene que hacer por avión, no podemos usar medio terrestre.

El medio terrestre se utiliza

cuando no sobrepasa los 300 kilómetros.

Los 300 kilómetros.

La ONT exige la máxima concentración

para cometer los menos errores posibles.

Por eso, el equipo que lo conforma, en su mayoría enfermeras,

parece estar hecho de una pasta especial

donde no falta templanza, mano izquierda y empatía,

sobre todo empatía.

¿Qué sentís cuando os sale un donante?

Cuando entramos, nunca sabes lo que te espera.

Nunca sabes si vas a tener muchos donantes, pocos,

si los que tengas van a ser fáciles de resolver,

difíciles,

con qué te vas a tener que enfrentar...

La verdad es que todo es una incógnita.

Y esto, ¿cómo hacéis para no llevároslo a casa?

¿O directamente os los lleváis porque forma parte de vuestra vida?

En ocasiones, es difícil.

Es difícil porque hay donantes que...

bueno, pues que a lo mejor te tocan un poco más la fibra.

A mí por ejemplo, los donantes infantiles

me generan una cierta ansiedad

porque solamente el pensar en la pérdida de sus padres,

que se han quedado sin su hijo

y que en ese momento donen órganos es bastante fuerte.

Además, son muertes no esperadas

y en circunstancias dramáticas,

con lo cual, cuando a ti te dan el donante

y te cuentan la causa de muerte,

pues todo eso te llega, te llega y te afecta.

Entonces, es difícil

no volver a casa y estar dándole vueltas, ¿no?

Es que es muy contradictorio todo el rato

porque por un lado vas a salvar otra vida,

pero el proceso para eso es terrible.

Diciéndolo así, de un modo más fácil, es como sacar vida de la muerte.

Claro, claro.

Es como que darle sentido a algo tan sin sentido como la muerte

pues, al final, sirve para algo.

Ahora es el turno de Patricia.

Por fin hay un riñón preparado

que le posibilitará volver a tener una vida normal.

Durante estos siete años de diálisis,

no ha podido beber lo que ha querido.

Eso está prohibido para este tipo de pacientes

porque su organismo no les permite orinar.

Patricia, ¿tú que eres más, de mar o de montaña?

¿Mar o montaña? -¿Mar o montaña?

En pocos minutos,

los cirujanos preparan el cuerpo de Patricia

para el trasplante.

Y también lo está el riñón de Elvia.

Por primera vez, soy testigo de una operación quirúrgica

y os prometo que es impresionante.

Bueno, estamos a punto de abrir la arteria,

que es cuando...

lo último que queda antes de destapar el riñón y ponerlo en circulación.

Es el momento

mágico.

Un momento mágico que se traduce en un instante.

El color grisáceo que adquiere el riñón extraído

se transforma en rosado

cuando vuelve a reconectarse a un organismo.

Coge color

de riñón normal.

Pero qué color tiene el riñón, ¿no?

Perfecto. Perfecto.

¿Ya está funcionando? Sí, sí, está funcionando.

Lo único que, a veces, aquí empieza a salir orina.

Ah.

Y aquí está el gran momento.

La orina vuelve a salir por el uréter.

Esta es la confirmación de que todo funciona correctamente.

Hacía siete años que Patricia no orinaba.

Bueno, esto es lo más cercano a un milagro

que te puedes imaginar.

¿Cuánto tiempo tardará en que el riñón le funcione

con normalidad?

Normalmente, van rápido.

Entre 24 y 48 horas a veces funciona.

Es diferente situación,

pero riñones que ponemos de cadáveres, de fallecidos, ¿no?

Claro. La situación ideal.

Claro.

Porque también son normalmente pacientes jóvenes.

El otro riñón, el que no funciona, lo tiene dentro,

¿y ahí se va a quedar? ¿Los suyos?

Sí. No los quitamos.

¿Ninguno de los dos? No.

Ah, y tiene sitio el organismo... Sí.

...para ubicar otro riñón más. Piensa

que normalmente los tenemos aquí detrás.

Ajá. Aquí uno, aquí el otro...

Ajá.

Y esto lo hemos puesto en un zona... -Queda aquí.

Ah, okey.

Ahora vamos a cerrar la herida.

Ahora ya está todo conectado. Sí.

Y así, como un milagro de la ciencia,

los cirujanos dan por finalizado el trasplante.

Desde luego, muchas cosas han cambiado

desde aquella primera vez en la que un equipo médico

tomó la arriesgada decisión de realizar

el primer trasplante de riñón.

Hace medio siglo, se vivió una autentica revolución médica

en nuestro país.

Los doctores José María Gil, Antoni Caralps, Jordi Vives

y un jovencísimo Albert Brulles

realizaban el primer trasplante renal en España.

Se encontraron un montón de impedimentos,

pero a día de hoy hemos podido comprobar

que aquel hito médico ha conseguido salvar

más de 60 000 vidas.

¿Cómo recuerda ese día de aquel primer trasplante?

Bueno, todo, prácticamente, a pesar de haberlo estudiado,

se sopesó

y hubo la posibilidad de que hubiera un donante en este mismo hospital.

Un traumatismo craneal,

un accidente de tráfico. Ajá.

Un chico joven.

Entonces, hubo la primera oportunidad de hacer un trasplante.

Pero primero había que hablar con la familia del donante.

Entonces, no había unos protocolos establecidos.

No había una ley de trasplantes.

No se hizo hasta transcurridos

me parece que 15 años.

15 años a partir de ese primer trasplante.

Exacto.

O sea, no había una normativa.

Esa normativa la empezamos a establecer nosotros.

Y había que pedir permiso a la familia y a un juez.

Exacto.

Se pedía primero a la familia.

La familia nunca había oído hablar de trasplantes.

Claro, es que es difícil. Entonces, decían:

"Esto qué es? ¿Nos está tomando el pelo?".

Cómo se atreve a decirme esto en un momento...

A pedir el riñón y tal.

Entonces, ibas al juez

y le tenías que explicar la historia del trasplante.

El hombre decía: "¿Qué van a hacer ustedes?

¿Quitar un riñón y poner otro?".

Claro, el hombre decía: "Bueno, ¿yo tengo que dar permiso?".

Y yo: "Hombre, yo diría que sí".

Luego venía el forense. Porque se puede malinterpretar.

Exacto.

Y pasaba el tiempo para la enferma. Claro.

La teníamos manteniendo en diálisis. Sí, sí.

Pero, claro,

con el... el donante

teníamos que estar permanentemente al lado, siempre uno

y el equipo clínico preparado

para cuando se produjera la parada cardiaca.

Para la parada cardiaca podían pasar horas

y a veces días. Días.

Entonces, ¿qué pasaba?

Que al día siguiente había otro juez de guardia...,

¡Oh!

...otro forense, etcétera.

Y cada uno, con una opinión. Exacto.

Entonces,

el momento de la operación...

A pesar de que había unos protocolos

de mantenimiento del riñón que se iba a extraer,

en aquel momento con prisas

no... no se cumplieron.

Entonces, lo que sucedió

es que se extrajo el riñón,

se cogió con las manos, se envolvió con las gasas

y fueron bajando las escaleras deprisa.

Bajando con el riñón en la mano. Sí.

Entonces, entró en el quirófano con el riñón,

entregó el riñón, él se volvió a lavar y a vestir

para iniciar la intervención.

Increíble.

La intervención, pues...

era la primera vez, la primera vez.

En el quirófano había un silencio absoluto.

Una tensión... Silencio absoluto.

...mortal.

Normalmente, en los quirófanos, con las intervenciones ordinarias,

se habla, se comenta, se hacen chistes,

incluso música,

pero, allá, silencio absoluto.

Silencio absoluto

hasta que llegó el momento óptimo.

Se puso el riñón turgente, adquirió su color

y, al cabo de dos o tres minutos, empezó a orinar.

Lo nunca visto. ¡Lo nunca visto!

Lo nunca visto. De repente, funcionaba.

Iban a poder salvar vidas. Sí.

Iba a haber un antes y un después. Exacto.

Era una cosa increíble. Sí.

A partir de aquí, empieza la historia que viene después.

En 2017, se realizaron 5000 intervenciones,

450 más intervenciones de trasplante que el año anterior.

¿Cuál es el futuro?

Estamos particularmente preocupados

por el acceso al trasplante de determinados grupos de pacientes.

Por ejemplo, los niños.

Porque la mortalidad infantil en España

afortunadamente es muy reducida,

lo que hace que cuando un niño necesita un trasplante

adecuado a su tamaño,

sea muy complicado conseguirlo.

Y, allí, pues...

tratar de innovar es obligatorio.

Por ejemplo, recientemente,

ya dábamos el primer paso hacia un programa nacional

de trasplante cardiaco AB-0 incompatible para bebé.

Carla es la primera bebe en España

trasplantada de un corazón incompatible

con su grupo sanguíneo.

La operación tuvo lugar en enero de 2018

en el hospital Gregorio Marañón,

un gran éxito que se traduce

en más oportunidades y mayor esperanza

para todos los niños que necesitan un trasplante de corazón

con urgencia.

Podemos hacer trasplantes con grupos de sangre distintos,

es decir, incompatibles en niños por debajo de un año.

Y esto nos permite que justamente en este grupo de edad,

donde hay menos donantes,

podemos aprovechar cualquier órgano

sin que se pierda.

Y va a permitir duplicar el número de trasplantes

en niños menores de un año.

El Gregorio Marañón es un centro de referencia

en trasplantes de corazón infantil.

Jorge, vamos.

Hasta aquí llegan pacientes de todo el territorio español.

Jorge y su familia viven en Valladolid

y actualmente visitan el hospital cada tres meses.

1'34 casi.

Una rutina que adquirieron desde que a Jorge le detectaron

una dolencia cardiaca antes de su nacimiento.

Con solo 40 días de vida,

recibió un corazón que le permitió empezar a vivir.

Tenía una bolita dentro el corazón.

Me trasplantaron el corazón

y luego ya empecé a vivir.

El caso de Jorge

es que fue un niño diagnosticado antes de nacer

de un problema cardiaco, un tumor cardiaco

en el lado izquierdo del corazón.

En ese momento, fue derivado a nuestro centro

desde su comunidad de procedencia.

Llegamos un mes antes,

el parto fue a término

y, a la semana de vida, empeoró muchísimo.

Entonces, vieron que como a los 15 días

le tenían que conectar a un tipo de dispositivo

que le ayudara a su corazón porque su corazón no tiraba

y que iba a necesitar un trasplante.

Ya vimos que era un tipo de problema

porque no todos los tumores cardíacos en absoluto necesitan trasplante,

pero en el caso del suyo sí.

Y, entonces, evidentemente ahí le incluimos en lista de trasplante

al poco tiempo de nacer.

Un trasplante que llegó 'in extremis'

cuando Jorge llegaba a su límite.

Una llamada que sus padres nunca olvidarán.

Íbamos a acostarnos. -Íbamos a acostarnos, sí.

Estábamos aquí en frente. -Como 24:00 o 1:00.

-En un apartamento.

Y eran las 23:00 o las 24:00. -Ajá.

Y, nada, a las 5:00 de la mañana le empezaron a operar.

Eso no se te olvida en la vida.

No se te olvida en la vida del decir: "Madre mía, que ha llegado".

Porque el niño dentro de lo malo

estaba en buenas condiciones para el trasplante.

Se estaba empezando a poner peor y justo llegó como llovido del cielo.

La verdad que sí.

A la operación en principio no reaccionó muy bien

porque el corazón no le arrancaba.

Estuvimos una semana con la incertidumbre de que fuera bien.

Estuvo conectado a una máquina

de circulación corpórea y de respiración artificial.

Y, a los siete días, su corazón el nuevo,

empezó a latir y hasta ahora, nueve años.

La media de supervivencia en los niños,

cuando se trasplantan con edad menor de un año,

como es Jorge,

es de 18 años.

Significa que el 50 % de ellos están vivos

a los 18 años del trasplante.

Yo lo que descubrí, y que no lo sabía,

es que un trasplante no era para siempre.

Los órganos tienen una duración.

Hay niños que se trasplantan y no se necesita retrasplantar,

pero es verdad que no es una supervivencia del 100 %,

que es lo deseable.

La verdad es que el niño lo ha llevado como muy normal,

como muy: "Yo soy así, me han cambiado el...".

Además, te lo dice.

"A mí me han cambiado el corazón. ¿A ti qué te pasa?".

"A mí me cambiaron el corazón en Madrid".

Claro, la gente se queda diciendo: "¿Qué dice este niño?".

Pero es real.

Él lleva toda la vida con ello, con lo cual es su normalidad.

Lo que es un poco más extraño es para el resto de las personas,

pero para él

es como si nosotros lleváramos desde pequeños

con otro problema o con otra virtud.

Al final lo normalizamos.

El cirujano apenas habla mientras finaliza su operación.

Han sido unas horas de máxima concentración,

un trabajo que ha repetido centenares de veces,

pero que requiere gran meticulosidad.

¿Cómo ha ido la operación?

No, la operación ha ido muy bien.

Hemos tenido un pequeño incidente que ha sido

un poco de sangrado de la conexión que habíamos hecho

en la cirugía de banco

y que ha precisado de algún punto extra,

pero, aparte de esto, todo perfecto.

¿Y cuál es el horizonte de previsión para la paciente

así, en pocas horas?

Bien, a ver, lo que esperamos de este riñón

es que empiece a funcionar de forma inmediata,

que empiece a fabricar orina, que lo veremos

porque la paciente no tenía diuresis residual,

o sea, que orinaba cero

y, entonces, cualquier orina que salga ya será de este riñón.

Y así veremos la evolución.

Normalmente los riñones de donante vivo

tienen la ventaja de que como son riñones de muy buena calidad

y le el tiempo de isquemia,

el tiempo que han estado esperando para conectar

es un tiempo muy corto. Claro.

Entonces, la función se recupera de forma rápida

y además suelen durar más años que los de donante cadáver.

La familia de Patricia y Elvia lleva casi seis horas de espera

y por fin ha llegado el momento de saber cómo ha ido la operación.

Son los propios cirujanos quienes les dan la buena noticia.

Bueno, ya terminó la intervención, ¿eh?

Y ha ido todo muy bien, ¿eh?

Eh...

Su hermana ya está en la reanimación hace rato.

Y ella está bien.

Hemos terminado hace nada, unos minutos.

Están despertando.

Pasará a la sala de despertar, a la unidad de reanimación,

y, si la ven bien, igual en un par de horas la mueven

a la unidad de nefrología, donde estaban en la habitación.

Ajá, muy bien.

¿Será posible poder verla hoy o...?

Sí, dentro de dos o tres horas seguro.

Muy felices, muchísimas gracias. -Buenas noches.

Pura emoción que nos embarga a todos.

Bueno, Alejandrina, buenas noticias.

Sí, claro. Por lo menos ya toca sonreír

después del susto. Sí.

Porque estaba bien nerviosa.

Bueno, todavía me siento nerviosa,

pero ahora ya, con la buena noticia,

ya puedo ver a mi hija, a Elvia.

Y dentro de dos horas voy a ver a Patricia.

Ah, muy bien. Sí, me siento más tranquila.

Bueno, empieza otro capítulo en la vida de sus hijas.

Sí, claro que sí.

Elvia y Patricia han pasado seis horas en el quirófano,

un tiempo que queda muy lejos de las 23 horas

que estuvo Óscar,

el primer trasplantado total de cara del mundo.

Fue el jefe de servicio de Cirugía Plástica y Quemados

del hospital Vall d'Hebron, Joan Pere Barret,

quien se atrevió con este nuevo reto.

¿Las 23 horas estuviste al pie del cañón?

Sí, porque estás trabajando muchas horas haciendo cirugía

porque hay un equipo que tienes que ir rotando.

organizar el equipo, hay que tener siempre personas frescas

que han descansado entrando.

La mitad del equipo se va a casa antes.

Tienen que dormir para venir por la mañana frescos.

¿Recuerdas lo que te dijo Óscar al verse después de la operación?

Difícil, no fue muy...

No fuimos muy elocuentes.

Sencillamente, que estaba contento y que estaba tranquilo.

Lo que más le sorprendió es poder volver a notar con sus manos

que tenía nariz y que notaba aire

saliendo por su cara.

Claro, llevaba mucho años sin notar es sensación.

¿Por qué dedicas tu vida

o por qué pones el foco profesional en la cara,

en el trasplante de cara?

¿Por qué te parece ese el reto más interesante?

Es una parte de la anatomía humana

que no solo es anatomía, no solo un rostro,

sino que son expresiones, son emociones,

es expresar lo que sentimos

y no solo una función con un brazo y una pierna,

sino realmente sonreír, expresar con los ojos,

poder cerrar, besar, hacer una serie de cosas...,

Sí, que tenga una buena calidad de vida.

...poder salir a pasear por Las Ramblas

o por el Paseo del Prado y que nadie le insulte.

¿El estigma es muy grande? Sí.

Cuando hablamos del trasplante de un órgano,

solemos pensar en un corazón, un hígado o un riñón,

pero también se donan otros tan importantes

como pueden ser córneas, huesos, tendones, arterias, venas

e incluso la piel.

La unidad de Quemados del Vall d'Hebron

se ha convertido en todo un referente

en tratamientos de grandes quemados.

Joaquín. -Hola.

Buenos días.

Venimos a ver las quemaduras estas que se ha hecho.

Respecto a los quemados,

¿cuáles serían los accidentes más habituales

de los pacientes que vienen aquí?

Uno sería la escaldadura,

es decir, caer un líquido caliente encima.

Lo vemos en niños pequeños.

También en personas mayores hay escaldaduras importantes

o en la cocina.

Pero el número 1, sin duda,

como mínimo sería la quemadura grave que acaba requiriendo

una cirugía, un ingreso en una unidad de Quemados.

Es la llama.

Ferran, ¿qué pasó? ¿Por qué estás

en esta unidad de Quemados?

Pues porque me quemé.

¿Cómo? Así de sencillo.

¿Cómo y cuándo? Haciendo calsots.

¿Calsots? Calsots, sí.

El calsot se hace con fuego, no con brasa.

Ajá.

Entonces, al ir a coger uno

se me prendió la camisa.

Yo siempre ando así, no voy nunca cerrado.

Pero esto lo tienes ya fenomenal, ¿no?

¿Esto hace cuánto fue? Después de ocho años...

Ocho años.

Fíate, lo tienes superbién, pero ¡qué dolor, por Dios!

Estuve en coma

Mmm...

18 o 19 días.

¿Un coma inducido? Un coma inducido.

Sí, pillé todas las bacterias que circulan por aquí.

Y, bueno, luego ya salí.

En total, estuve entre aquí y otro hospital

tres meses ingresado.

¿Qué es lo que hicieron? Aquí, trasplante de piel.

¿Y de dónde cogieron la piel? De las piernas.

Tu propia pierna. Sí.

Doctor, ¿y el futuro por dónde va?

El futuro, sin duda, por lo que es la medicina regenerativa,

la bioimpresión, la ingeniería de tejidos,

el crear cosas mixtas en laboratorio en el mismo paciente

o totalmente por biotecnología.

Conseguir hacer que nuestro cuerpo pueda regenerar

o conseguir que aquello que está fallando

intentar mejorarlo y crear órganos nuevos.

¿Órganos nuevos a partir de dónde? De las propias células nuestras.

De las células made adultas. Puedes crear un corazón o un riñón

y que no te lo esté donando nadie. Sí, eso es el futuro.

Solo unas horas después de la operación,

Patricia ya está en planta.

Para su hermana, la recuperación será más lenta.

Tendrá que pasar la noche en la UVI

porque así lo prescribe el protocolo del donante.

Aquí está Patricia en sus primeras 24 horas postrasplante.

Y hay que seguir algún protocolo.

Cogemos una mascarilla, nos desinfectamos las manos

y podemos entrar. Venga.

Hola, ¿qué tal?

Hola, Patricia. ¿Qué tal? ¿Cómo estás?

Bien. -¿Bien?

Bien, bien. -Sí?

Ay, Patricia. Hola, cariño. ¿Cómo estás?

Estoy bien. Bueno, me alegra mucho verte.

Porque como te vi cuando estabas esperando

a ver si el riñón de tu hermana era compatible...,

Así es. ...que estabas en diálisis...

Y todo salió bien. -Finalmente, fueron compatibles.

Y, bueno, pudimos llegar a tiempo. -Un sueño que ya es real.

Ay, madre mía. Parece increíble, ¿no?

Sí.

Patricia, ¿estás bebiendo? -Agua.

Exacto, poco a poco tienes que ir bebiendo agua.

Es importante que bebas. -Ya puedo.

Ahora puedes.

Durante la etapa de diálisis, podías beber poquito.

¿No puede beber con diálisis? No.

No pueden porque no orinan.

Ahora, que tenga acceso libre al agua.

Bueno, a una cosa tan cotidiana, ¿no?

En verano, con el calor y no sé qué...

Ajá. Es...

Ya puedo tomar líquido. Ajá.

Un poco de sopita...

Bueno, y he orinado un montón,

cuando antes no podía hacer absolutamente nada.

Bueno, ¿y cómo te sientes? Esta es la parte más emocionante.

Sí. -Cuando se ven orinar.

Lleva mucho tiempo sin orinar

y de repente orina.

Cuando tenía que ir, nada, una gotita.

Vale, luego nos vemos. Chao, bonita.

Hasta luego.

¿En qué le va a cambiar la vida a Patricia,

la receptora del riñón a partir de ahora?

En dos sentidos.

En calidad de vida,

que parece una cosa obvia,

pero también en cantidad de vida.

La supervivencia del paciente trasplantado

es mejor que la supervivencia del paciente que está en diálisis.

Y a su hermana, a la donante del órgano,

¿cómo le va a cambiar la vida?

Después de la cirugía, tendrá que recuperarse,

como cualquier cirugía. Claro.

Pero una vez que tengamos la herida resuelta

y ya se recupere de esa cirugía y salga del posoperatorio,

su vida seguirá siendo completamente normal.

¿Qué esperanza de vida tiene una paciente como Patricia?

La media es de 10 y 12 años.

Si es de donante vivo, un poco más. Ya estamos llegando a los 15.

Porque al final asistimos como una especie...

Pueden pasar muchas cosas,

pero asistimos a una especie de rechazo crónico

que lleva al final a la pérdida del riñón, ¿no?

La operación compensa porque estaos hablando

de 10, 12 o 15 años. Compensa sin duda,

pero el reto del trasplante

será que nos duren 20, 30, 40

o que el paciente se lleve su riñón

hasta cuando sea...

El trabajo en el rechazo crónico y en nueva inmunosupresión

que permita que estos riñones nos duren más

será el reto de los próximos años.

Quién le hubiera dicho a Jacobo que de la noche a la mañana

se convertiría en un trasplantado bipulmonar.

O a los padres de Jorge, que su hijo necesitaría

un nuevo corazón a solo 40 días de nacer.

Y a Patricia, que tras siete años en diálisis

su sueño se convertiría en realidad.

Trasplantes todos ellos que no solo les permiten vivir más años,

sino vivirlos con mucha más calidad.

Y ahí está la organización

que ha permitido que todos estos pequeños milagros

puedan ocurrir.

La ONT, un referente en el mundo entero.

Tras este viaje por la ONT, me doy cuenta de que sí,

de que a veces la vida no acaba con la muerte

y que hay muertes que sin duda pueden salvar vidas.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • ONT. Organización Nacional de Trasplantes

Acceso autorizado - ONT. Organización Nacional de Trasplantes

15 mar 2019

Espacio presentado por Cayetana Guillén Cuervo que se adentra en organismos cuya entrada sólo está permitida, generalmente, a los profesionales que trabajan en ellos. El programa quiere desvelar cómo son por dentro, descubrir su funcionamiento, además de conocer las anécdotas de su día a día gracias a la colaboración de los profesionales que nos trasmitirán su experiencia de primera mano.

Este primer programa está dedicado a la Organización Nacional de Trasplantes (ONT). España es líder mundial en trasplantes. Solo en 2017 se alcanzaron los 46,9 donantes por millón de habitantes y se realizaron más de 5.000 intervenciones. La solidaridad entre comunidades es la base del proyecto. En este capítulo, la ONT abre las puertas a una compleja red que salva vidas

ver más sobre "Acceso autorizado - ONT. Organización Nacional de Trasplantes " ver menos sobre "Acceso autorizado - ONT. Organización Nacional de Trasplantes "
Programas completos (5)

Los últimos 5 programas de Acceso autorizado

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios