Dirigido por: Joaquín Oristrell

Abuela de Verano es una producción de trece capítulos sobre el personaje de Eva, una abuela que cada verano se lleva a sus 12 nietos a una casa de campo que tiene en la comarca gerundense del Empordà.

El argumento sigue las aventuras de esta mujer, interpretada por Rosa María Sardà, que a sus 60 años tiene la valentía de convivir durante el mes de julio con esa tropa de niños y niñas, con edades comprendidas entre los 5 a los 15 años. Eva establece normas especiales en lo referente a turnos de cocina, excursiones en bicicleta, cuidado de animales, horarios y toma de decisiones acordadas democráticamente. Por último están los hijos, el grupo adulto. Cinco familias que abren nuevas tramas consituaciones y conflictos que van y vienen durante toda la serie. Y es que Con el descubrimiento de la vida de los nietos los espectadores podrán recordar hechos de su propia infancia.


Abuela de verano está basado en la obra de Rosa Regàs "Diario de una abuela de verano"

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
1183803
Para todos los públicos Abuela de verano - A de abuelo - Ver ahora
Transcripción completa

Ladridos.

Hola.

¡Abdel!

¿Carmen?

¡Oh! -Ah.

-Ay...

¡Antonio...! -Ah...

Eva...

Pero... ¿Pero qué haces aquí? -Dormir, ¿y tú? ¿Qué hora es?

Son más de las 10. -¿Tan pronto has salido de Madrid?

He salido en el primer avión. -Llevas una chaqueta preciosa.

Es mona, ¿eh? (ASIENTE)

¿Se puede saber...? -¿Sorprendida?

Qué va, hombre. Llego a mi casa, encuentro...

...a mi ex marido con su señora en mi cama...

Lo más normal del mundo. -¿No le habías enviado un mensaje?

-Se lo envié. ¿A mí...?

-Sí, te puse un SOS de éstos. Un SMS sería. No me líes, ¿eh?

-Y Alicia habló con tu secretaria. -Con el contestador.

Diciendo que íbamos a venir con la familia para Halloween.

-¡Qué coño Halloween, la Castañada! A mí es que las castañas...

¡La primera noticia! -llegamos anoche, nos instalamos...

...aquí porque es donde más se nota la calefacción.

¿Dónde vas descalzo? -Donde van los seres humanos...

...cuando se levantan, Eva... -El pobre...

¿Eh? -Tiene algunos pequeños...

...problemillas de próstata, ya sabes, la edad.

Pero sexualmente sigue siendo la bomba, una cosa...

En fin... ¡Uh...!

Eva. Qué pronto... Hola.

Podías haber llamado para decirme que ese hombre está aquí.

Si te he dejado un recado en el contestador, mujer.

¿Has mirado el móvil? No.

¿Entonces qué quieres, hija? Y dice que quiere reunir a todos.

Por eso me he marchado a comprar, porque aquí no había nada, claro.

Dicen que vienen todos a mediodía. Pero yo he venido a otra cosa.

Huy, Teresa... -Hola.

Pero bueno, ¿no te habías ido a Madrid?

-Pero he vuelto. Ha venido por sus cosas.

Se queda allí. -Madrid es muy grande y me paso...

...todo el día en el metro. Pero se vive "debuti".

Le he dicho que si la cosa no va bien o no está a gusto,...

...que puede venir aquí y trabajar conmigo en el hotel.

El de Rosa, sí. Sí, seis meses: de enero a junio.

-Sí. temporada de la tercera edad. Una alegría...

Ya. Pues a lo mejor me apunto. Ah.

Y así te hago compañía.

Chis.

¿Cómo está?

¿Ella? -¡Estoy bien!

El oído le funciona... -¡Ah!

Ah... Hey, hey, hey... Pero bueno...

A ver... ¿Quién es este señor?

-Soy Miguel. No, no porque Miguel es un nieto...

...mío que es un niño pequeño y usted es un señor, no es Miguel.

-Sí que soy Miguel. ¡Huy, sí que es Miguel, míralo!

Pues sí. ¡Este señor tan alto es Miguel!

A ver... Ay... Ah... ¡Que no puedo! ¡Cómo pesa!

Oh... -¡Ah!

Sí, bueno, bájame, Joel, por favor.

Ay, cada día estás más seco. ¿No comes o qué?

-Soy pura fibra, mamá. Ah...

¿Y vuestras chicas, no las habéis traído?

-Mamá sigue de gira. Ah...

-Una haciendo teatro y otra pendiente de la teta...

...de la que hace teatro. Ah.

-¿Vamos a ver a los burros? No, es que y ano están aquí.

-¿Dónde están? Bueno, pues están, um...

En una granja y les va muy bien. ¿A que sí?

Sí, los animales nos adaptamos a todo.

-¿Y Lunes y los otros perros? Los perros sí que están aquí.

¿Vamos y les damos de comer? -¡Sí!

¡Venga... vámonos!

¿Sabes que tu padre está aquí? -Claro. Le animé a montar...

...lo de esta noche. ¿Tú?

-Sí, y no te enfades. No me enfado, pero ha puesto...

...los pies en esta casa 2 ó 3 ocasiones en toda su vida.

¿Qué pinta aquí hoy, cuando firmo la venta de la masía?

-Ya. Es que... No queremos que vendas.

¿Eh? -Los hermanos lo hemos hablado...

...y no necesitamos el dinero. Y no vendas, no.

Ésta es una decisión que me ha costado mucho tomar.

Lo tengo asumido. El dinero está colocado. Lo necesito.

-Véndeme la casa a mí.

¿Qué? -Yo compro.

¿Tú? -Sí.

¿Hay pan?

-El pan lo tiene aquí. -¿Y quién es esta chica tan bonita?

-Una que está aquí, pero ahora se va.

-Oh... Lástima.

¿Cuchillo para cortar jamón? Mira, Antonio,...

No finjas, como siempre, que no me oyes.

Sé perfectamente que me oyes. -Tengo hambre, quiero desayunar.

Traigo un jamón buenísimo, ¿quieres probarlo?

Pilla el cuchillo. Píllalo antes de que lo pille yo.

-Te comprometiste a vivir en esta masía un mes al año...

...con tus nietos, ¿vale? Me he cansado, lo dije.

Se acabó. -No te has cansado, es mentira.

-No discutáis. La compro yo y el año que viene estoy aquí...

...con los niños. (RÍE) Tú con los niños.

Si ni sabes cómo se llaman. -Sé perfectamente cómo se llaman.

El mayor, Bioy; luego está Susana; luego está... Éste...

Sí, ¿cuál, cuña, cuál...? -Santiago, Santiago...

Diego. No sabes nada. -Diego, lo que he dicho.

Diego, Santiago... Qué más da. No te gustan los niños.

-Por eso he tenido 5 hijos. No, perdona, los tuve yo.

-Con mi colaboración y con el dinero que gané...

...matándome a trabajar, supongo. Siempre supongo, yo supongo...

Yo pararía, pago, ¿eh?, por verte pasar un día entero...

...cuidando a 12 niños. -No hace falta que pagues.

Hoy y mañana tienes para verlo. (RÍE) ¿Sí? ¡Qué bien!

-Y, además, a Alicia le encantan los niños.

(RÍE) ¿A Sí?

-No pasa nada, no pasa nada. Aquí no pasa nada, hijo.

-¡Qué bien, señora!

¿Qué bien qué? -Que ya no vende la casa.

¿Quién te ha dicho eso? -Su marido.

No, yo no tengo marido. -Bueno, el padre... de sus hijos.

Él no tiene nada que ver con esta casa.

Esta casa la compré sola después de separarse, ¿entendido?

-Lo encontré ayer en el bar del pueblo, me invitó a un café...

...y me dijo que no tenía que preocuparme de nada.

¿Por qué le crees a él y no a mí, porque es un hombre?

-Yo trabajo gratis si usted no vende la casa, señora.

Ay, ay, Abdel. -Ay, señora.

Yo quemo etapas, ¿entiendes? He pasado la de soltera,...

...de casada, de madre, de abuela. Todas a la hoguera.

Hay muchas cosas por hacer, todavía quiero hacer muchas cosas:

viajar, escribir... y conocer a Clint Eastwood.

-¿Quieres dejar de ocuparte de los demás y que se ocupen de ti?

Por ahí... -Pero querer no es poder.

Y tú lo sabes.

Me voy al pueblo a hablar con los del campo de golf.

¿Qué pasa? ¿Tú tampoco quieres que venda?

¿Eh? (LADRA)

-Hola.

-Hombre, Bioy.

-¿Sabes que tenía la absoluta seguridad...

...de encontrarte aquí?

-Vaya. ¿Y esta pierna?

Pues me caí por una escalera en el Hilton.

Se acabó el curso, sigo aquí.

-Mira... qué pena.

-En realidad, me tiré, pero no se lo digas a nadie.

-¿Que te qué?

-Sí, estaba harto de aquello, estaba lleno de pijos.

-¿Y sólo se te ocurre tirarte por las escaleras?

-Cerré los ojos y... -¿Estás colgado?

-¿Y tú? -Pues nada, de visita por aquí.

-Ya veo. -Y en Madrid muy bien.

He hecho muchos amigos.

-¿Y?

-Muy buenos amigos.

-Yo he estado pensando constantemente en ti.

Constantemente, ¿sabes?

-Pues yo no, Bioy.

Ya no.

Y por tu propio bien, que te quede claro, ¿vale?

-¡Eso es mentira!

-¡Eh, hola, primo!

¿Cómo estás? (AMBOS) Hola.

-¿Qué se te ha roto? -La tibia.

-¿La tibia? Ah, mira, ¿y te pica esto?

-Para.

-Bueno. ¿Y qué tal por América? -Lo poco que vi no está mal.

Pero no me acaba de gustar. -Tío, ¿has visto al abuelo?

Y ahora dice que se va a ocupar de nosotros.

-Eso dicen. -¿Y la ta?

-La ta se ha borrado del mapa.

-¿Y vuestra madre qué tal está?

-De cinco meses. -Parece que estés de más.

-¿A que sí? Es que es grande como el padre.

-¿Cómo le vas a poner? -Pues no sé.

Se lo he encargado a mis hijos y no se ponen de acuerdo.

Ya me ha colado la maquinita. -Si es niña: Patricia.

Por Patricia Highsmith. -¿Por qué no tienes un hijo tú?

-¿Yo? ¿Con quién? -Con tu marido.

-Con la bomba sexual argentina.

-Es que bomba sexual está desactivada.

-¿Qué dices? -Desde que se arruinó,...

...estamos pasando una travesía por el desierto.

-¿La bomba sexual argentina quién es?

-Chayanne. -No es argentino.

-¿Ah, no?

-Dice el abuelo que luego nos llevará de excursión...

...después de comer. (LAS TRES) Ah...

-¿Dónde? -Dice que tiene un barco,...

...de no sé cuántos m de eslora. ¿Puede ser de 100?

-No, de 100 no. -No.

-¿Y vais a ir todos?

-Eso dice. -Pues qué bien.

-No tan bien.

Yo tengo miedo de marearme. -No, no te vas a marear.

-¿Y si me mareo? -Pues no te atiborres...

...a la hora de comer y verás. -Si es que tengo hambre.

-Pues come y vomita. ¿Qué quieres que le diga?

-No te caigo bien.

-¿A mí?

-No te caigo bien porque no te gusta la gente miedosa.

-Tú no eres gente miedosa, eres mi hijo...

...y me caes bastante bien.

-Vale.

-Papá está como raro, ¿no?

-¿Raro? -No sé, dice que tiene un barco.

-Si tiene dinero y se lo puede permitir.

-A mí esto de aparecer y quererse ocupar de todos.

-Es el primer momento en su vida que tiene tiempo.

-Nunca lo tuvo para nosotros.

-Sí lo tuvo. -Yo le recuerdo los fines...

...de semana enteros detrás del periódico...

...o viendo fútbol en la tele. -Pues a mí me llevaba al tenis.

-A mí a nada.

-La verdad es que esta chica le ha cambiado bastante.

(AMBAS) ¿Alicia? -Hola.

(TODAS) ¡Alicia!

-Hola. ¿Pastillas contra el mareo habrá en el botiquín?

-Mira a ver.

-A vuestro padre que le ha dado por salir a navegar hoy...

-Pues 12 nietos recién comidos y a punto de anochecer,...

...creo que no es buena idea. -Ya, pero a ver quién el convence.

-Mamá le convencía siempre. -Qué suerte, la verdad,...

...porque yo no puedo. Ay...

Aquí.

Desde que se vendió la empresa es otra persona.

-¿Y mejor o peor?

-Distinta. No sé, más joven de espíritu,...

...de físico, de todo.

Ay, no sé, no quiero hablar más.

La cuestión es que me trae loca, ya está,...

...y eso que tengo unos años menos que él.

Incluso estamos pensando en adoptar un niño.

-Oh...

-Ahora resulta que la bomba sexual es mi padre.

-¿Cuál es la bicicleta de Bioy?

-La de mi hermano esta, la más grande.

-Se la podemos pillar prestada, total, él no la puede usar.

-¿Sabes ir en bici? -Claro que sé ir en bici.

He montado en bici de joven.

-Pero ya no eres joven. -Soy mucho más joven...

...de cualquiera de vuestros padres.

-Cuidado con la hernia, chaval.

-Qué hernia. -¿Dónde te los llevas?

-A dar una vuelta. -Pero con cuidado,...

...que no conoces la zona, te vas a meter en el bosque...

...y te vas a perder. -Yo no me pierdo en ninguna parte.

-Voy con vosotros. -Pues coge la bici de Aurora.

-¿Vamos a buscar setas? -Que no es temporada de setas.

-¿Ah, no? -No.

¿Y tú eres el que te conoces tan bien el bosque?

-Cuidado, papá. -¿Cuidado de qué?

-Tu reuma. -¿Reuma yo?

-Te vas a partir en dos.

-Te echo una carrera hasta la fuente.

-Hecho, macho. -Tu viejo impresionante.

-¿Has visto? Ha dejado de trabajar...

...y para él ha sido como una especie de renacimiento.

En cambio, tú fatal. -No compares...

...porque él vendió el negocio y se quedó con mucho dinero.

Se retiró como un triunfador. -Pero tienes que salir adelante.

Eres un crack. -Era un crack.

A mi edad cuando te cae un fracaso así,...

...es muy difícil remontar. -Tano, ¿empezaste vendiendo qué?

-Seguros. -¿Y luego?

-Pisos, fui agente de bolsa y muchas cosas más...

...hasta que llegué a tener mi empresa.

-Siempre vendiendo. -Siempre.

-¿Y por qué no buscas algo que vender?

-La gente se vuelve loca por comprar, es igual, lo que sea.

-Claro, tío.

-¿Sabéis que me voy a separar? -¿Qué?

-Que sí. En la situación en la que estoy soy...

...un estorbo para ella y los niños.

-Pero ¿qué vas a hacer, tío? -Me vuelvo a Argentina.

Tengo un cuñado que tiene una pizzería.

Llevan las pizzas con patines y yo no patino mal, así que...

-No digas tonterías.

Te busco un trabajo en el periódico,...

...aunque sea buscando suscriptores.

-Que me vuelvo a Argentina. A la noche me meto en la cama...

...con Laia y lo que hago es dormir.

-Igual que todos, ¿o no? -Excepto algún sábado.

-Pero yo no era así.

Que yo no era un tipo de sábados. -¿Y de qué día eras tú?

-Yo de todos los días.

-Pobre Laia. -Pobre nada, estaba encantada.

-¿Y ahora se queja o qué?

-No se queja porque no hablamos ya nada.

-¿Has probado con el ginseng?

-No. Sé que es un problema mental. -¿Y crees que yendo...

...a Argentina a servir pizzas con patines recuperarás...

...la potencia?

-No sé, yo qué sé.

-Oh... -Otra vez.

-Eh... -¡Bien! ¿Lo ves?

-Venga, tío. -Estoy mal, macho.

-Se lo he intentado explicar; pero es que no sé si se entera.

¿De verdad que se ha roto la pierna por ti?

-Básicamente.

¡Fuerte!

-Por eso estoy preocupada.

No sé qué podríamos hacer...

...para que se dé cuenta de que ya no...

¿Podríamos? Ahora tienes un lío y buscas mi ayuda, ¿eh?

-En serio.

No sé, si tuviésemos un hombre a mano...

Como no sea el abuelo.

-El abuelo. El abuelo, no.

(GRITA) ¡Señora escritora!

Vecina. Ay, qué bien.

-No, qué requetequetebién.

¿Seguís juntos, eh? -Muy juntos, ya ves.

-Nos han dicho en el pueblo que acaba de llegar.

-Y nos vienes muy bien.

¿Yo, por qué? -Al final, el hombre alto y yo...

...nos casamos mañana. Tan pronto.

-Más vale pronto que tarde, a quien madruga Dios le ayuda.

Aunque no por mucho madrugar...

Qué incoherentes son los refranes. No, mire:

si te he visto, no me acuerdo. -Iba a venir su madre...

...de México para llevarle al altar pero se ha cancelado.

Pobre, ¿se ha cancelado su madre?

-No, el avión, hay un boinón de niebla en el DF.

He usado mis contactos, pero no tengo.

-Y ahora no tiene a nadie que le acompañe al altar.

¿No puede ir solo? Ya es mayorcito. -No puedo, no.

-Sí puedes.

Oiga y su madre vive en México, no sabía yo eso.

-Sí, es una doctora muy famosa allí.

Es la doctora Toqui Alfayate.

Se fue de voluntaria y... espere, me está enredando.

Ya lo creo. (GRITA) ¡Señora!

Es que no me ha contestao, ¿quiere ser mi madre?

¿Quiere Llevarme al altar? La verdad es que...

No.

-Dora va a ser mi madrina. ¿Dora?

-Sí, se fue a Londres y encontró la paz.

¿Eso no está en Bolivia? -No, a Paz Gutiérrez.

Una chica guapísima y ha decidido no vender, además.

-Supongo que harás lo mismo. No, no es lo mismo.

Dora ha encontrado la paz y yo tengo una familia que da guerra.

¿Comprenden la... eh?

Hasta ahora. Ya, ya...

-Si el abuelo y la ta volvieran a ser pareja...

...no venderían y el verano que viene volveríamos aquí.

-¿Ahora son vacaciones porque ha venido el abuelo?

-Sólo es un puente, a lo mejor el último juntos.

-El abuelo tiene otra mujer.

-Eso es lo que cambiaremos. -¿Vamos a cambiar de mujer?

-Haremos que el abuelo se enamore de la ta.

-¿Y si la ta no quiere? -Querrá.

-A mí Alicia me cae muy bien.

Huele siempre a colonia. -Y se pinta las uñas.

-Pero no es nuestra abuela. -Dice mi madre que si está...

...con el abuelo, es como si es mi abuela.

-Las abuelas no se pintan las uñas.

-Las abuelas se lo pintan todo, ¿no has visto a Carmen Sevilla?

-A mí me mira raro. -Porque eres rara.

-No es rara, tengo personalidad. -Pues rara.

-¿Me ayudáis? -¿Cómo?

-En mi peli favorita: "Tú a Londres y yo a California"...

...las hijas gemelas que viven separadas,...

...hacen que los padres vuelvan a casarse.

Lo primero es que Alicia no vaya al barco.

-Decimos que hay tiburones. -No es creíble.

-En mi peli favorita hay un tiburón que se come a la gente.

-Yo quiero verla.

-Tú eres pequeño. -¿Alguien tiene otra idea?

-¿Le escondemos el bañador a Alicia?

-Es invierno, en invierno, la gente no se baña en el mar.

-Los rusos, sí.

Los rusos se bañan en medio del hielo. Por eso son rusos.

-Yo me muero en el mar. -¿Tú te mueres?

-Sí, no sé nadar.

Además me mareo.

-Eso es. -¿Eso es qué?

-Lo que ha dicho Leonor es una idea.

-¿Vamos a matar a alguien?

-¿Qué haces? -Nada.

-¿Seguro? -Segurísimo.

He ido al baño y buscaba estas toallas.

-¿En el botiquín?

-¿Estás mal? -No me duele nada.

-A ver, que te toco la frente. -Que no me duele nada.

-Feli, si estás enferma, te quedas. Habrá más ocasiones de ir en barco.

A ver, déjame ver.

No, la noto bien. -Ya os lo he dicho.

-Estuvo tosiendo toda la semana.

-¿Y tú estás bien, papa?

Porque tienes muy mala cara.

-Es verdad que tienes mala cara. -Sí.

¿Ahora el enfermo soy yo, no?

-¿Te duele algo? -El orgullo, Laia.

Que yo sepa no afecta a las ojeras.

-¿Y por la zona sur, estás seguro que no te duele nada?

-No, por la zona sur es... zona muerta.

-Yo no diría muerta, sólo fuera de servicio.

-Bueno, lo que equivale a muerta.

-Quizá sólo necesite un beso de amor como la Bella Durmiente.

-Lo que necesito es sentirme como un hombre otra vez.

-Deja ya de compadecerte, Tano.

Cuando lleguemos te llevo al médico.

-¿Al médico? -Sí, al psiquiatra.

-He pensado en irme a Argentina.

-Aquí también hay buenos psiquiatras...

-Hablo de quedarme allí.

-Bueno, Argentina debe ser un país precioso.

Los niños son pequeños y se acostumbrarán.

En seguida se les pegará el acento.

-Hablo de ir solo.

-¿Cómo, solo? -Yo solo.

Ah.

-¿No era zona muerta? -Anestesiada.

-A mí no me vas a dejar tirada.

-Soy una carga para ti. -Sí y muy pesada.

Pero soy yo quien decide si puede con ella o no.

-Laia, me está doliendo, suéltame.

-Más me duele a mí ver a un hombre comportarse...

...como un niño. -Laia.

-¿Qué? -Que estoy sintiendo como...

...una leve reactivación.

-¿En serio? -Sí.

-Uh. -Oh, sí.

-Tú mira la puerta y vigila que no venga nadie.

-¿Y si viene alguien? -Me avisas.

-La ta no quiere que entremos en su cuarto.

-Pero esto es una emergencia.

-¿Qué es una emergencia?

-Cuando haces algo que no puede esperar.

-¿Como ir al váter? -Vigila y calla.

-¿Estás robando?

-Qué tontería.

-Ese bolso no es tuyo. -Ya, es de Alicia, sólo cojo...

...sus pastillas para el mareo.

-Ta dice que no se pueden tomar pastillas sin su permiso.

-¿Quieres ser mi ayudante o no?

¿Y que la ta y el abuelo estén juntos o no?

¿Quieres que vendan la masía y no volver nunca más?

-Que nadie suba, que estamos haciendo una emergencia.

-Oye.

¿Es la casa de la señora Sagués? -Sí.

-Traigo un sobre para ella, urgente.

-Sí.

Espera un momento.

-El truco del carpaccio de atún...

...es que tiene que estar cortado muy fino, muy fino.

Casi transparente.

-A mí el pescado crudo no... -Ya, yo decía lo mismo.

-Mi padre se empeña en llevarnos a restaurantes japos.

Lo llevo fatal. -Ve sacando los palillos.

-No hay palillos. -¿No?

Hija, aquí sólo hay cubiertos. -Oh, con lo divertido que es...

...comer con palillos. -Ya ves.

Los japoneses comen todo con los palillos.

-Ya, ¿y la sopa, qué? -La sopa se la beben.

-¿Y wok, tenéis?

-No, tenemos parrilla. Tostadora.

-Molinillo. Picadora.

-Olla a presión. Batidora.

-Yogurtera. Eh... cortadora.

-Barbacoa. Termómetro.

-Bueno, bueno, nada, nada. Tranquilas, oye.

Tranquilas, no pasa nada.

Es que nosotras lo de la cocina moderna, hija, como que no.

Mira que vemos los programas esos de recetas y no da la risa.

-Nosotras le damos a la cocina mediterránea.

-Pues eso, el Mediterráneo ha sido un mar compartido...

...por muchas culturas. Y la cocina también.

-Lo japo no tiene nada que ver con el Mediterráneo.

-Que te crees tú eso. Marco Polo trajo de China...

...la pasta que se puso de moda en Italia.

Todo tiene que ver con todo. La salud es lo primero.

¿Tú has visto un japonés gordo, eh?

-Los luchadores de sumo. -Es verdad.

(RÍE)

Me encanta el sumo, ¿a vosotras no?

Mi primera cita con Antonio fue en un japonés... con karaoke.

¿Y cantasteis? -Él tres canciones.

-Luego me pidió que me fuera a vivir con él.

Pero cantaba tan mal que estuve a punto de decirle que no.

-Pero le dijiste que sí. -Sí.

A ver, un tío que come las cosas crudas...

Como para arriesgarse con él.

-Lo que me gusta de los de su edad...

...es que todavía son románticos. Ah...

-Claro. No es como los de ahora, que no tardan ni tres canciones...

...en llevarte a la cama. ¿Y tú como lo sabes?

-Por mis sobrinas. ¿Qué sobrinas?

Pues las mías. -Hola.

Hola, este es Julián. Un amigo de Madrid.

Sí, ha venido a verme, simplemente. Ah.

-Si te quieres quedar, hay carpaccio de sobras.

-Es que no... -Es que se tiene que ir enseguida.

-Enseguida, sí, sí. -Pero si has venido desde Madrid...

...te quedarás a comer ¿no?

-Eh...no... -Es que tiene familia aquí.

-Aquí, sí... aquí. -Ah...

Ah -Na y le están esperando.

Así que... -Sí, me esperan.

-Habíamos venido simplemente... Por una calabaza.

-A por la calabaza y nos vamos, ¿eh? Venga, hasta luego.

-Adiós. (TODOS) Adiós.

-¿Un novio? Eh...

-Bueno, muchísimas gracias. De verdad, te debo una.

-Oye, ¿a quién quieres impresionar? -Ah, a nadie. Era una broma.

-Ya. Oye... esto, el sobre. Que se lo des a la señora Sagués.

Tiene que ver con la venta de la masía.

Y que llame a mi jefe en cuanto pueda.

-Sí, sí. Tranquilo ¿eh?

-Oye, que... ¿es verdad que han pagado...

...3 millones de euros por la casa? -Y yo qué sé.

-Ya. Oye... Que, perdón, si me das tu teléfono te invito a cenar.

-Ya. Y si no te lo doy, no ¿eh? Hasta luego.

-¡Oye... la calabaza!

Dora. (RÍE) ¡Ah!

Ya ves, me he vuelto tan buena que aquí me tienes,...

...decorando la boda de mi rival y mi ex novio infiel.

Ah...eh...

Paz. -Gutiérrez. Eva.

Sagués. Encantada. -Mucho gusto.

-Corre la noticia que finalmente has firmado la venta.

Por favor, sermones no. Aunque el marco te acompañe.

-No, yo no. Siento tener que cambiar a una vecina...

...tan resultona como tú por un restaurante, pero no.

¿Un restaurante? ¿Qué restaurante?

-Tu masía va a ser el restaurante del campo de golf.

¿No te lo han dicho? Bueno, no se lo he preguntado.

-Pues estaba en los planos. Es que no he visto los planos.

Un restaurante. Seguro que van a servir pizzas...

...que es lo que se lleva este año.

Ay... -¿Qué?

Que me miro desde fuera y me veo tan imbécil como cuando tenía 18.

-Pues no te mires desde fuera. ¿Cómo no voy a mirar desde fuera?

Soy escritora. Estoy escribiendo un diario...

...de los veranos en la masía. Y... y...

Y para más inri... (VOZ BAJA)

Me ha caído encima mi ex con su mujer.

(VOZ BAJA) ¿Tu ex? Chis.

-Pues mira, haz como yo. Relájate y le dedicas unas flores.

Con mi familia es imposible relajarse.

-Hablando de familia.

En esa esquina hay uno de los tuyos, yo diría que llorando.

Se habrá hecho sangre. -No, yo diría que no.

Como no sea una hemorragia interna. (RÍE)

¿Qué pasa, Bioy?

-Que soy un capullo. Bueno, aparte de eso.

-Que tener 16 años no es divertido. Bueno, pero sólo dura un año.

-Que... ¿qué hago para desenamorarme de Teresa?

Nada. No puedes hacer nada...

Hay relaciones que, aunque se corten, te siguen afectando.

-¿Como la tuya con el abuelo?

Puede... -¿No te duele verle con otra?

Voy a pensar de verdad que eres un capullo.

-No te escaquees, ¿te duele o no?

No, no es que me duela. Es que son dos platos más en la mesa.

Campana. Y están llamando a comer.

¡Pero suénate bien! Suénate, vamos.

-La campana. -¡Justo ahora!

-¡Ay, tengo un hambre! ¿Tú no?

-Yo estoy tan feliz, Laia. (RÍEN)

-Lo ves. -¿Qué haría sin ti?

-Pues aburrirte.

-¿Tú crees que saldremos de este túnel?

-Pues claro, si ya estamos saliendo.

-Venga, ve bajando a comer que yo voy enseguida...

...que voy a hacer unas llamadas.

-Ay, qué pesado eres con el móvil ¿eh?

-Bueno, si me reactivo de algo, me tengo que reactivar en todo ¿no?

Y cuanto antes mejor. Venga. -Ay, cómo sois los hombres...

-¿Cómo somos? -Como tú.

-Llama, anda. -Te quiero.

-Lo sé.

-¿Qué tal? ¿Sigues en China?

-Venga, chicos.

Os laváis las manos, los dientes y salimos pitando para el barco.

Ah, y también os tomáis... estas pasillas para el mareo.

-Huy. Nosotros no nos mareamos. -Yo sí.

-La travesías en barco son muy traicioneras.

Lo mejor es prevenir. Además, estas son totalmente inocuas.

¿Lo ves? -Vale, vale. Déjalas por ahí...

...que nos las tomaremos cuando nos hayamos lavado los dientes.

-No, Feli, es al revés. Te lavas los dientes cuando hayas tomado...

...lo que tienes que tomar. Toma.

(ABUELO) ¿Felicia, dónde está mi chubasquero?

-Ay, vuestro abuelo nunca encuentra nada.

Aunque lo tenga delante de sus narices.

¡Ya voy!

-¿Tan mala está?

-Es laxante. Si te la tomas te vas a jiñar.

-¿A jiñar? -Te vas a pasar el día en el váter.

-Ella acaba de tomar una.

-A ver si nota el dolor de barriga antes de irnos.

-A mí me parece simpática. -Pero yo quiero que el abuelo...

...y la ta estén juntos. -¿Por qué?

-Estoy segura de que se quieren.

-Si se quieren o no es cosa de ellos.

-A lo mejor no lo saben. -Tú lo sabes y ellos no.

-¡Qué lista! -A veces sientes cosas...

...pero no sabes lo que son. -Cuando siento hambre,...

...sé que tengo hambre. -Hay que darles un empujón.

-A mí me parece que no se aguantan. -Disimulan.

-Sí, discuten todo el día. -Los que discuten se quieren, ¿sabes?

-Tú siempre discutes conmigo. ¿Eso significa que me quieres?

Pues a lo mejor sí.

-¡Mi hermana me quiere, sí! -¿Os habéis tomado las pastillas?

-Ah, sí. Muy bien.

Llevaos un anorak, un canguro o un impermeable, no sé.

Si no tenéis, pues que os dejen algo vuestros padres ¿O.K.?

-Oye, Alicia. -¿Qué?

-¿Tú discutes con el abuelo? -Ah, yo sí. Mucho, ¿por qué?

-Nada, nada. Curiosidad. -Sobre todo cuando vamos en coche.

Conduce como si tuviera 18 años. Encima, la mayoría de las veces...

...se equivoca y no le gusta preguntar.

Le mataría. ¡Guau!

-No todo el mundo que discute se quiere, ¿vale?

(TODOS) ¡Guau!

(PIENSA) "Mis fotos de hijos, hermanos y amigos que tanto miro.

Y una postal de Humphrey Bogart que me envió Joel...

...cuando vivía en Nueva York.

Debajo, el collage que hice a raíz de la ejecución...

...de Salvador Puig Antich. Con la siguiente leyenda:

'Id con cuidado, manada de borregos, que aclamáis...

...espadas, banderas y políticos.

Habiendo vivido como esclavos, como esclavos moriréis'.

Por último, el recorte con la noticia...

...de la muerte de Franco.

Que permanece aquí, después de tantos años como una venganza.

Por el tiempo que esperamos, la muerte del dictador...

...más sangriento de nuestra historia".

-Si esta noche quieres instalarte aquí, puedes hacerlo.

Alicia y yo dormiremos abajo. No te preocupes, me voy.

-¿No te quedas a la castañada? No.

-Qué te gusta amargarte la vida. ¿A mí? ¿Por qué?

-¿Darle todo el día vueltas a la cabeza, no te cansa?

No, el que me cansa eres tú.

Por eso me voy. -Te vas porque no estás bien...

...en ninguna parte. ¿No puedes disfrutar de lo que tienes?

¿De qué voy a disfrutar, de verte como el páter familia,...

...que nunca fuiste? -Tú te fuiste, no yo.

Siempre "no yo". Resulta que lo que hemos hecho,...

...lo he hecho yo sola. -He trabajado como un animal.

Llegaba a casa a la hora que podía y te encontraba...

...a ti y a los niños... Durmiendo, claro.

-La mayor parte. Pero no me quejaba, fui feliz.

Soy un hombre simple, tú no. No soy hombre, ni simple.

-Creí que era la vida que te gustaba.

Pues no, me aburría,... -¿Sabes lo que me molestó?

Que para decírmelo, tuvieras que largarte.

Ha pasado tiempo y sé que era aburrido. Pero he cambiado.

Por eso te has comprado un barco.

-Sí, vivo una segunda juventud la juventud que no viví.

¿Ahora pretendes meter a tu familia en un camarote?

No caben, han crecido. -¡Siempre he estado,...

...aburrido pero he estado!

¡De culo inquieto, pero he estado! -¿Entonces, de qué discutimos?

¡Más que tú! -¿De qué estamos discutiendo?

-Toda la vida... -Perdonad. No tengo día de barco.

¿Qué? -Estoy fatal.

-¿Qué hago con los niños? Llévatelos tú.

-Con los niños... -Eh... Eva, por favor,...

...¿ocupas mi lugar?

¿Yo? ¿Qué dices? -Díselo todo,...

...las pastillas para el mareo, no las olvidéis.

-Pe... pe... pero Alicia...

No... Pues nada, que habrá que irse en el barco. Vamos.

-Al barco de las narices. Está todo en medio.

No sé lo que me dejo...

¿No has cogido mis gafas? -Cómo voy a coger las gafas.

Sin querer digo yo. -Las tendría aquí...

Sí. Seguro que ninguno quiere acompañar a vuestro padre.

-Segurísimo. Sois unos rajaos.

-Rajaos no, lo que pasa es que tenemos cosas que hacer.

Sí, dormir la siesta, por ejemplo. -Por ejemplo.

Lo que tenéis es una cara... -Te encantan tus nietos...

...y a tus nietos les encantas, así que aprovecha.

-Es que... Le da miedo estar conmigo.

Sí, pilotando un barco. -¿Has cogido el chubasquero?

Sabes que en cubierta hace frío.

Sé qué ropa hay que llevar en barco.

-No te enfades. Si no me enfado.

-No te enfadarás, pero lo dices de una manera...

¿Cómo se puede decir, sé la ropa que se lleva en un barco?

-¿No te recuerda cuando éramos pequeños?

(RÍE) ¿Discutiendo? Sí. -Ella diciendo la última palabra.

La última y la única, porque él no hablaba...

-No, sólo escuchaba. Fingías que escuchabas.

-En los matrimonios se finge mucho. Sobre todo en el dormitorio.

-¿Queréis iros de una puñetera vez? -Venga.

-Hasta luego. -Vamos que luego irás...

No me cojas... -Qué más te da...

(SUSPIRAN)

-¿Crees que nos enteraremos alguna vez por qué le dejó?

-No.

-Durante... mucho tiempo, yo pensé que mamá...

...se había enrollado con otro.

-¿Qué dices, tío? -Ajá.

-¿Y eso? -No sé, es una... una fantasía.

Es que cuando tienes una madre tan especial...

La ves especial para todo. -Ya.

-Incluso... se lo llegué a contar a mi psicoanalista, ¿sabes?

-¿Qué dices, tío? Pero... ¿Tú vas al psicoanalista?

-Ah, ¿tú no? -Sí, pero...

-Ya decía yo... Es que no hablamos nunca, Tete.

-Tío es que no nos vemos. -No.

Pues sí, yo fui la primera vez cuando...

...cuando me separé de mi mujer, porque tenía como...

...como unas ganas eh... De insultarla que... te cagas,...

...y pensé que lo mejor sería tener a alguien delante...

...para... ponerla verde.

-Ya, pero... ¿te sirvió?

-Sí... -Estaba pensando en ir,...

...pero no... -¿Qué pasa, te vas a separar...

...de Nuri o qué? -¿Más? Si no la veo...

-Lo mismo me pasa a mí con Paula, desde que está...

...con el rollo del ascenso, no le veo el pelo.

-Es la leche, tío, es la leche. Los tíos estamos...

...los segundos de la lista, bueno no...

Los terceros. -Qué me vas a decir...

-Primero los niños, después el curro...

...y después nosotros. Chis... y si tienen tiempo.

-¿Te imaginas lo que sería salir...

...por la mañana y luego llegar de noche y encontrarte...

...los niños acostados y la cena en la mesa...?

-La cena caliente. -Hombre...

-Nada de merluza congelada,... -Calla...

-Ni pizzas que llegan en moto... Una cosa...

¿A ti Paula te descongela? -Me descongela...

(RÍE) -Si llega a casa muerta.

Se quita los zapatos, me pone los pies encima...

...y me dice que le de un masaje. -A mí lo mismo, que le masajee...

...los pies... chis... Una cosa. -¿Qué?

Cuando los niños se despiertan, ¿quién se levanta?

-Tú. -¿Y en la época de mamá,...

...quién se levantaba? -Ella.

-Es que es la ostia. Es que mamá en fin de año...

...le pelaba las uvas a papá para que no se atragantara...

-Verdad, ¿y a ti Nuri, te pela las uvas?

-A mí Nuri no me pela nada. -Acabáramos.

-No me pela nada. (RÍE)

-¿Te prepara la ropa limpia y planchada...

...para el día siguiente? -Hombre...

-No, dímelo... Y del problema sexual...

...no hablamos. Mejor. No hablamos.

Porque cuando ellas quieren, es que ellas...

Cuando ellas quieren. -No, tío, pero es que...

Tengo que decirte una cosa, es que...

Es que es de muy poco, a muy poco.

-O casi nunca, porque hay que ver lo cansadas que están, para...

-A ver si la liberación de la mujer va a pasar...

...por la esclavitud del hombre.

-Tanto como esclavitud no diría, pero humillaciones...

(SUSPIRAN) -Bueno, tío...

Voy a recoger un poco, porque me estoy poniendo...

...de mala leche... -No, no.

-¿Cómo que no? -¿Qué coño vas a recoger?

¡Que recojan ellas! ¡Que recojan ellas!

(RÍE) Estás loco. -Vamos.

Trueno.

Parece que los del barco van a tener problemas.

-La gente rica... es muy rara. -Ajá.

-¿Para qué quieres un barco, si no vas a pescar?

-¿Y ese sobre de ahí?

Debe ser de Eva. -Ajá.

Es de la promotora.

Será el contrato. -No está cerrado.

¿El qué? -El sobre.

¿Y qué? -¿No tenéis curiosidad?

Por saber cuánto le han dado por la masía.

No es asunto mío. -A mí me han dicho...

...dos millones de euros.

Bah... menuda barbaridad. -Pues tampoco me parece tanto.

Con la cantidad de terreno que hay...

Hay cosas que no deberían tener precio y esta es una.

-Pero no pasa nada, porque esto... no se hará.

Sí, siempre dice lo mismo, pero las cosas van p'alante.

-Esto es cuestión de días o meses. Qué sentido tiene...

...un campo de golf, donde nadie juega al golf.

-Tampoco tiene sentido un puerto lleno de barcos,...

...que la gente rica utiliza una vez al año.

-Es un sabio. Hablando de sabios,...

...estos son los pantalones para mi boda...

...pero me van un poco cortos y he pensado que si quitamos...

...esta cosa, que está doblada... Irían bien. ¿Eh, señor Abdel?

Mercedes... -¿Sí?

-Carmen...

Traiga. Así le pierdo un poco de vista.

-Bueno... Es que estoy tan nerviosillo...

-¿Por la boda? -Por la boda...

...y un poco de todo. La boda, prepararla...

...y el viaje de bodas. Se irán lejos, ¿no?

-Sí, vamos a Tanzania, a ver animalitos,...

...como es veterinaria... -Es un viaje precioso.

-No creo, a mí los felinos me dan alergia y seguro...

...que me encuentro un tigre y me inflo.

-Si se te acerca un tigre... ni estás en África,...

...ni tienes tiempo para hincharte.

Trueno.

-Oh... -Viene de la costa.

Al final, vamos a tener lío, verás.

-Las pastillas contra el mareo.

Lo tenía todo y me dejo las pastillas contra el mareo.

-Llévese esas, aquí no hacen falta.

Y menos que van a hacer.

-¿Y no es molestia? Me están haciendo un dobladillo...

-No. -Pues perfecto.

Me voy a tomar una 24 horas antes porque así hará como engendro...

-¿Cuántos invitados habrá en la boda?

-Pues seremos 150... -150 nada.

-¿150 nada? -Pues que no hay invitados.

-Va a ser huelga de invitados. -¿Cómo huelga de invitados?

¡No, el banquete! -¿Qué le pasa?

-No le pasa nada porque no hay.

-No, si lo preparé yo. Hice unas cosas como de ensalada...

Luego las rodajas de merluza, el pastel de bodas, puros...

-¡Sí, pero no para mañana, sino para el día 11!

-¿Por qué? -Pues no lo sé, dímelo tú.

Mira que te dije que yo haría las invitaciones.

-Pero quería hacer algo. -A ver, lee.

-Isabel... -Elio, mal escrito. ¿Qué más?

-Funalito y menganita se van a casar el día...

-¿El día? -Uno de noviembre.

-Léelo bien.

-Ay, puse dos palitos. -¡Ha puesto el día 11 de noviembre!

¡Mi boda va a ser el día 11 de noviembre!

Entonces los invitados esperarán para una boda que no es mañana.

-¿Y qué hacemos? -Yo me voy de viaje.

-¡Ah! ¿Qué?

-Esto no es un contrato. ¡Es una amenaza!

¿Qué haces tú leyendo cosas que no son tuyas?

-Trae, mira, dice:

Eva se ha arrepentido de la venta de la masía.

Y que la constructora la amenaza con una demanda,...

...por incumplimiento de palabra. -¡Bien por la señora escritora!

-¿Y mi boda qué?

-Mal, mal, por la boda mal.

-Hola.

-Hola.

-¿No has ido al barco?

-¿Con esta pierna?

-Has hecho bien.

-Va a llover.

Lo noto.

-He recibido un e-mail de tu tutor de Hilton.

Por si vas a volver. -¡Qué interés!

-Dice que eres buen estudiante y con buen potencial.

-Cuando tenga un billete barato, me vuelvo.

-Tengo uno para el sábado. -Perfecto.

-Vaya.

¿Y ese cambio de ayer a hoy?

-Ni idea.

-Unos ojos muy bonitos, muy grandes y azules.

-Me tiré por las escaleras, papá.

Para romperme la pierna.

¿No te enfadas?

-Tu tutor me decía en el e-mail que la caída había sido muy rara.

El seguro no se hace cargo de los gastos.

No estaba claro que sea un accidente.

-Soy gilipollas. -Pues sí.

-Pero he aprendido la lección.

-¿Cuál?

-Que cuando dos se quieren, siempre hay uno que quiere más.

Y ese sufre.

-Seguramente. -Pero ya no seré yo quien sufra.

(RÍE) -¿Tú crees que eso se puede elegir?

Mira, Bioy...

No te arrepientas nunca de haber querido, ¿vale? ¿Eh?

(RÍE)

-Mi compañero de habitación en Hilton fuma porros.

-Y te habrá ofrecido, claro.

-Sí, y no sabía cómo decirle que no.

-Ya...

-Hasta que se me ocurrió decirle que tenía asma.

(RÍE) -Muy astuto.

-Pero ahora dormimos con la ventana abierta.

Y hace un frío que te cagas.

(RÍEN)

-Huy, perdona.

Pásame la guitarra, venga. -¿Te acordarás?

-¿Cómo que no me acordaré?

Oh. -¡Cuánto pesa!

Esto te pasa por hacerte el joven.

-¿Qué joven?

Sí, toda la mañana haciendo bicicross.

Y jugando al ping-pong hasta la hora de comer.

(RÍE) Y por un gol...

Del trayecto masía-pueblo. -Ay.

Parecía que hacías el París-Dakar. -Qué contrariedad...

Impresionante.

-¿Y ahora qué hacemos? El abuelo pesa un huevo.

-¿Lo tumbamos en la mesa de la cocina?

No, en la mesa de la cocina no. Arriba, a la camita.

-No puedo subir esta escalera. Sí puedes.

-Bueno, pues no te podemos cargar más...

Yo te ayudo. -Pesa mucho, ta.

Ya lo sé, le conozco desde hace años.

Vamos.

Ve subiendo. Ya verás. Tenemos un sistema. Arriba.

-¡Ay! ¿Ves como puedes?

Ahora quieto parao aquí. Ahora viene el truco.

Vais a ver. Arriba, ¿preparado? -Arriba.

¡Vamos! -Se me va a caer todo.

Venga, que te caes. -¡Ah, ah!

¡Tira! -¡Ay, ay!

-Entonces subimos al barco.

¿Subisteis al barco?

-Nosotros sí, la ta no, porque se movía mucho el mar.

-¿Había mala mar? -La ta se puso así...

Y le dijo al abuelo:

"Yo no me subo aquí con 11 niños...

Ni loca".

(RÍEN) Normal.

-Entonces se han puesto a gritar, Unos niños se bajaron del barco...

...otros se quedaron, un lío. -¿Y tú qué hiciste?

-Yo, quedarme, soy inconsciente, soy un niño.

-Claro.

-Y el abuelo enrolló una cuerda muy gorda...

...que estaba cogida en un sitio que se llama maroma.

Grito.

-Creo que el abuelo se está muriendo.

-A ver, ¿duele, no? Sí, claro...

Vale, un par de horas de descanso y estará como nuevo.

Esto es un pinzamiento. Como que dos vértebras...

...se han juntado mucho y se han quedado espatarradas,...

...que se quieren, como la veterinaria y yo.

Pero con analgésico y descanso, se relajarán.

Él se relaja solo. Sabe mucho...

-Bueno, la que se tendría que relajar es usted.

Tiene que estar blanca y radiante para llevarme al altar.

Yo no lo llevaré.

-Pero hay matrimonios que van bien. Se sabría, ¿eh?

-Ya, aunque no sé si habrá boda. Debería haberme marchado.

El primer pensamiento es el bueno.

-Sí, pero a veces los segundos son los mejores.

Y usted es una mujer de segundos pensamientos.

¿Y esto? -Una carta amenaza.

De la promotora. Les ha dicho que no,...

...se han enfadado y la amenazan. Se les fue todo al traste.

La han abierto y se han enterado. -¿Has resuelto no vender?

Sí. -Toda la gente de este pueblo...

...los conciudadanos, animalillos, su familia y sobre todo yo...

...estamos agradecidos.

Bueno, si me disculpan, tengo cosas que hacer.

Recupérese. Adiós.

-Felicidades, has hecho bien. Calla, Antonio, que no sabes.

-Esta casa es lo único que queda de nosotros.

De nosotros no, es mía.

-Ya sé por qué la compraste y te venías los veranos.

Ah, ¿sí? ¿Por qué? -Sí, esta casa eres tú.

Ah, oye...

¿Podría tener un lugar en esta casa?

Calla, porque si no me da un pinzamiento a mí.

-Vale. Bueno...

-Oye, me ha caído una gota de agua. Sí, no es nada.

Es que hay goteras. Esta casa tiene goteras.

Como tú y como yo.

-Una casa tan bonita, imposible.

¿Estás bien así? -Sí, más o menos.

Túmbate, así, no tanto. -Así.

Que no te pince más. -¡Ah!

Ajá, porque pensaba... ¿Te gustaría ocupar un sitio?

Podrías...

Claro, podrías ser el de...

Reparador de goteras.

Reparador, ¿no?

Se admiten donativos. ¿Qué te parece?

-Ah, sí, sí, no te preocupes. Muy bien.

Sí, ponte cómodo. Ahora sí...

¿Eh?

-Muy bien, chicos. Objetivo conseguido.

-¿Qué dices? Que estén los abuelos...

...solos en el cuarto de arriba no significa que hagan nada.

-Pero les hemos dado el empujón. -Y harán el amor.

-¿Qué dices? -Como están en la cama juntos...

-Los mayores hacen más cosas en la cama que dormir...

Y hacer el amor. -Mis padres hablan.

-¿Sí, Julia, de qué?

-A ver, de nosotros, del dinero,...

...de la comida... -Pues no, mi madre...

...lo que hace es leer. -Mi padre habla por teléfono.

-Mi padre leía cuando estaba en casa...

Ahora no sé. Bueno, ahora Katia, tu padre,...

...el tío Álex, hará el amor porque tiene una novia nueva.

-Seguro. -¿Y con la novia del abuelo...

...qué va a pasar? -Que se pasará el día en el váter.

(TODOS RÍEN)

-¿Que Alicia está enferma os hace gracia?

(TODOS) ¡No!

-Es muy raro lo que pasa, ¿no? (TODOS) ¡Sí!

Porque hemos comido todos lo mismo y estamos bien.

-Sí, es muy raro. -¿Y qué significa la frase:

"Objetivo conseguido, chicos. Feli"?

-¡Nos estabas espiando!

-Bueno, iba a entrar, os he oído hablar...

¡Y sí! He espiado un poco...

-Hemos envenenado a Alicia. -Pero por una buena causa.

Para que la ta y el abuelo se vuelvan a casar...

...y puedan hacer el amor. -¿Y os parece bien provocarle...

...retortijones a la persona que se ha enamorado del abuelo?

-¿Qué pasa si una persona sobra?

-Las personas no sobran, Julia. -¿No, y las malas personas?

-Hitler, por ejemplo. -Bin Laden, por ejemplo.

-A las malas personas, se las persigue, se las juzga...

...y se las condena; pero no se las envenena...

...antes de que eso ocurra... Pero Alicia no es mala persona.

¿Sabéis lo que tenéis que hacer?

Llaman a la puerta.

-Ay, ¡hola, chicos! ¿Tenéis que entrar al baño?

(TODOS) ¡No! -Mejor, porque llevo una tarde...

-Alicia, venimos a pedirte perdón. -¿Perdón?

-Te hemos envenenado. -¡Huy, qué buena...!

(RÍE)

-¡Oh...! Oy, oy, Dios...

-¡Buah!

-¡Julia!

-Menudo rollo de excursión: ida y vuelta.

-Diego me lo ha contado. -¿Y Coral?

-Está preparando panellets con Mercedes.

-Ah, bueno, pues...

-Puedes quedarte si quieres... No molestas.

-Ya lo sé. -Parece que te da corte quedarte...

...conmigo a solas. -¿Corte de qué?

-Estás rara. -Rara...

-Sí, conmigo. -¿Y por qué iba a estarlo?

-Hombre, no sé... He visto unas fotos...

-¿Qué fo...?

¿Me has registrado la mochila?

-No, iba a ponerla aquí y se cayeron.

-Y me lo creo. -No pasa nada...

-Claro que no. -Me ha hecho gracia...

...que tengas fotos mías. -A mí no me gustas, que lo sepas.

-No he dicho eso. -Lo piensas...

-Y si te gustara... tampoco pasaría nada.

-No pasaría nada, pero es que no me gustas...

A mi amiga... Natalia, sí que le gustas,...

...y por eso llevo las fotos. -Ah...

¡Mira con la Natalia! ¿Es del cole?

-Sí. -Ya...

Y por eso llevas las fotos, precisamente un día...

...que no hay cole. (RÍE)

-Te crees muy guapo, y muy mayor, porque has estado todo el verano...

...haciendo el tonto tras Teresa... Que sepas, que ha sido...

...un palo aguantarte,...

...que no has compartido nada con nosotros,...

...que has ido a tu bola... Estoy harta de que los tíos...

...penséis que nos volvemos locas con veros.

Imbécil.

-Hija...

-¿Te pasa algo? -Nada.

-Hombre, tío Álex... No sabía que vendrías.

-¿Habéis discutido? -Cosas de primos.

-Cosas de primos es una expresión que incluye muchas posibilidades...

¿En qué posibilidad estáis? -Alex, por favor...

-Es una edad difícil, es normal que yo...

-Fue una tontería. -Te creemos, tranquilo.

-No quiero rollos, hablo con ella. -Es sensible, ve con cuidado.

-Sé cómo es ella, la conozco mejor que tú.

-Mira tú, el gallito... -Igual has metido la pata...

-¿La pata, no has visto la cara de tu hija como un tomate?

-Es llorona como tú, qué se le va a hacer...

-Y como tú. -Y viene otra, hay que prepararse.

-Me pillará fatal, cuando tenga la edad de Aurora yo tendré 62...

-Buena edad para buscarla en la discoteca con el coche.

-Podríamos ir juntos... -¿Qué?

-¿Tú y yo, a buscar? -Juntos con tu mujer.

-Tú eres mi mujer. (RÍE) Ah, no...

-Verónica y yo hemos roto. -¿Y qué?

-¿Cómo que "y qué"? -Sí, ¿tengo que alegrarme?

-Un poco... -Pues me alegro mucho...

...pero no significa nada. -Si te alegras, te alegras...

...significa algo...

-No volveré contigo. -¿Por qué no?

-Porque estoy bien como estoy, y ya me he hecho a la idea.

-Pero tú y yo somos una pareja. -Lo único que quiero ahora...

...es comer castañas... -Comámoslas juntos...

-Ni hablar. -Pues no hablemos...

...discutamos.

-¿El padre de tus hijos bien, señora?

Sí, vuelve a tenerlo todo en su sitio.

-Ah, bueno, yo me voy, ¿eh? He dejado los panellets...

...en el horno y Ana se ocupa...

¿Pero no celebras la castañada con nosotros?

-Gracias, pero no, tengo una cita...

¡Oh, una cita! (RÍE) ¡Sí!

Con un chico de mi edad. ¿Y de dónde ha salido?

-Del comité de resistencia contra el campo de golf.

Y dicen que la política no sirve... -Sí...

Ya sabemos que no vendes la casa.

-Ya no vendes la casa, ¿verdad, señora?

No...

Bueno, era lo fácil y a mí lo fácil se me resiste...

-¿Entonces todo volverá a ser igual?

Mientras la casa sea mía, será vuestra casa si queréis...

-Me haces muy feliz, señora... ¿Le puedo abrazar?

¡Claro que sí!

¡Oh!

-Voy a llorar fuera... (RÍE) Sí...

Adiós. -Adiós, guapa.

Adiós. -Cuídate mucho, ¿vale?

Vale. -¡Ah!, y...

...habla un poquito con Carmen, por favor, que ya sabes como es...

Tozuda, como yo... -Sí...

Como tenía decidido irse a trabajar al hotel...

Ya, venga, no te preocupes... Disfruta de la cita.

-Gracias. Ya llevo 15 días disfrutándolo.

(RÍE)

-Buenas tardes...

(TODOS APLAUDEN)

¿Puedo hacer algo? -Nada, siéntate y fuma.

Ay, qué buena idea... -No entiendo como una tía...

...tan moderna como tú, fuma, si ya nadie fuma.

Porque yo soy moderna de la época moderna,...

...a la época contemporánea no he llegado.

-¿Y papá como está? -Superándose en el tema...

...del ronquido... ¡Carmen!

-¿Ronca? Es una forma suave de definir...

...lo que hace.

-¿Ves como te pareces a tu padre? -Anda, quieres una castaña, mamá.

No, ¿vas a poner un puesto? -Sí.

(RÍEN) Un puesto de castañas...

-Mamá, la demanda, no te preocupes...

...conozco a los de la promotora...

Seguro que hacen algo por ahí... ¿vale?

No te preocupes... Gracias, guapete.

Vale, entonces... ¿Cuanto contigo o qué?

¿Qué? Que si cuento contigo...

...para seguir tirando adelante esta casa.

Me he comprometido con los del hotel.

Cuidado con los del hotel, ¿eh?

Son más aburridos que nosotros...

Un negocio boyante, pero mucho más aburridos.

Pero pagan mejor, y con menos riesgo.

La vida es riesgo... ¿Cuánto mejor?

Bastante mejor. ¿Por eso vas a dejar de ser...

...socia fundadora de un negocio ruinoso?

Tengo derecho a mejorar mi calidad de vida.

Por supuesto, calidad de vida significa...

...hacer lo que a uno le viene en gana, y eso lo haces aquí...

¡Tanto como lo que me viene en gana!

Además aquí hay muchas cosas que mejorar, ¿eh?

Abdel ha de acelerar el ritmo. Mercedes, a ver qué pasa...

...con el novio, a ver qué disponibilidad tenemos...

Yo necesito horas para escribir, Carmen...

Si ya estamos, todos sobre mi chepa...

Claro, como siempre, Carmen...

¿Lo zanjamos aquí?

Vale, pero cuando se vayan éstos hay mucho qué hacer...

Y veremos si entre las dos conseguimos este año...

...cerrar las persianas.

¿Eh?, porque el año pasado estaba todo de polvo...

Ya, sí señora guardesa... ¿Acuérdate?

Ajá. Las goteras.

Sí. De eso me encargo yo.

Bien. Eso creo.

Los burros, se han acabado.

Ya. Bueno, no te puedo garantizar es cuántos niños habrá.

Ya. Pero esto no podemos hacer nada, Eva.

Es verdad.

Ten mis alas para echar a volar.

Agua dulce para lavar la sal.

Ya sé que moriré sin haber leído y releído los libros que me esperan.

Sin escribir los que tengo proyectados.

Sin haber dormido en el Polo Sur.

Sin haber visitado tantos lugares como ansío...

...ni haber vuelto a ver a tantos amigos.

¿Pero cómo puede que este paisaje tan cercano, tan querido,...

...tan hecho a mi medida, en cuya transformación he colaborado...

...siga funcionando sin que yo lo vea y disfrute.

Pero esta noche no quiero seguir una misión de futuro...

...que me excluya. No ahora.

Así que, en medio del alboroto de la gente que quiero digo:

Alguien puede servirme un gin tonic.

¡Cómo brilla el sol!

Es la vida...

-Chica, ¿y si miras a ver qué pasa?

Que no pasa nada, mujer.

Normalmente se espera a la novia pero...

-Pero es que el novio se las trae. No es porque le tenga manía.

Yo lo he dejado en la cocina con el dobladillo hecho.

-Eva se hacía cargo.

Ya está. Si Eva se encarga, no os preocupéis.

-¡Qué guapa estás!

De verdad, me encanta. -Es precioso. Es de Dora.

-Tarda un poco. ¿Estás preocupada?

-No, yo nunca he tenido la fantasía de casarme pero...

-Ya. Yo tampoco.

-No sé yo, porque el médico es muy legalista. Si fuera por mí...

-¿Y se sabe lo que le pasa? -Supongo que serán los nervios.

-¡Qué pobre! ¿No? -Estaba histérico.

Le dejó en el baño. El pobre no viene.

-¿Tú crees que los hombres nos quieren?

-Pues yo creo que sí, pero a su manera.

-¿Piensas tener hijos?, por cierto.

-Estoy embarazada. -¿Qué dices?

¡Enhorabuena! ¿Y lo sabe? -Nadie.

Mejor se lo digo en Tanzania, rodeado de ñus y así no lo olvida.

-¡Qué loca de la vida, tía! -Ya.

-El lunes te lo presento, es un tío fenomenal.

Una persona seria; como si hablaras conmigo.

Y busca a alguien de tu perfil. -Si hay que vender...

-Hay que vender. -Placas e energía solar, ¿no?

-Para instalaciones hoteleras en Arabia y Kuwait.

-Suena bien. -Es el futuro. Y te lo presento.

Que me envíe para que me arreglen...

...las goteras de la masía.

-Las bodas son un poco aburridas.

-Puede ser, Julia. Pero esta todavía no ha empezado.

-Si son tan aburridas, por qué te has casado dos veces.

-Porque la primera vez me salió mal pero luego intenté repetirlo...

-¿Como cuando suspendes un curso y tienes que repetir?

-Sí, más o menos.

-La manita quieta, Álex. -Me has hecho daño.

-Nada de manitas, eh. -¿No hay nada que hacer?

-¿Volver a vivir juntos? Ni hablar.

-¿Y ser amantes? -¿Qué?

-Cada uno en su casa, nos vemos los fines de semana con los niños.

Y, a veces, una escapadita a un hotel.

-Un hotel podría ser. -Bueno, ya es algo.

-Oye, que siento mucho lo de ayer.

-Yo también. Llevo tus fotos porque les digo a mis amigas...

...que eres mi novio.

-Ah. -Les digo que no eres mi primo.

Que eres un chico que te llamas Molins, de 18 años.

-¿Y se lo creen? -Sí. Bueno.

Dicen que tienes una mirada muy bonita y muy triste.

-Me tienes que pasar fotos tuyas, para que flipen mis amigos.

-No van a flipar. -Fliparían mogollón.

-Acabo de tener un flash. -¿Cuál?

-Nos he visto dentro de 20 años, aquí, juntos y felices.

Y no me alegraba de llorar, pero de felicidad.

Es que yo, cuando estoy aquí, no tengo miedo del mundo...

...y el mundo me parece mejor.

-El mundo es mejor porque hay gente como tú.

Oye, ¿tú crees que cuando dos se quieren, uno quiere más?

-Sí. -¿Y en nuestro caso?

-Eres tú, pero no lo sabes.

-Voy a pedir a mamá los derechos de la novela...

...que está escribiendo y haré una película.

-¿Sobre esta casa? -Sí, sobre nosotros.

-Pues no va a dar dinero. -¿Y a mí qué?

-Me parece mejor lo de los zombis. -Pero si es lo mismo.

-¿Somos zombis? -N, pero mutantes...

-¿Mutantes? Si eres igual que cuando tenías tres años.

-Somos mutantes como personas pero...

¿Me vas a ayudar con el guión?

Música de violín. Oye, por favor,...

...decid al oficiante que vaya rápido porque este hombre...

-¿Se encuentra mal?

Estaba encerrado en el baño, yo creí que llorando.

-Bueno, estaba llorando pero de dolor.

Me estoy yendo como pata abajo. Es por una pastilla para el mareo.

-¿Pensaba marearse en la boda? -No, en el avión.

Déjalo, déjalo. Concéntrese, Utrera.

Incluso usted puede conseguirlo.

-Es que me duelen las tripas. Pues haga de tripas corazón.

-Vale. ¡Huy, mi madre!

No, su madre está en México. Bajo la boina de niebla.

-Escuche, señora escritora... Bueno, Eva.

De mayor me gustaría ser como usted.

No sé qué podremos hacer, porque mayor ya es. ¡Venga!

¡Chis! -Sí.

-Y tú, ¿no entras? No, el cupo de bodas lo tengo.

-Vamos. Venga.

Lunes, hola.

Hola. ¿Tú tampoco entras? ¿Qué pasa, no te deja?

Bueno, siendo la novia veterinaria, a lo mejor sí. ¿Lo pregunto?

¡Pobrecito, Lunes, eres sordo! ¿Verdad?

No puedes oír lo que te digo.

Pero me gusta la cara que pones cuando te hablan.

¡Qué bien se está aquí!

¿No? ¿Dirías que el mundo es perfecto?

Bueno, para ti, es perfecto, ¿verdad, amigo?

Sin ambiciones, sin mentiras, sin miedos...

Sin compras y ventas.

Sin sentir el paso del tiempo.

Voy a fumar. ¿Tú fumas?

¿Sabes?

Yo voy a dejarlo.

Sí, sí.

El verano que viene.

Música de violín.

Abuela de verano - A de abuelo

26 ago 2012

Programas completos (13)
Clips

Los últimos 14 programas de Abuela de verano

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • A de abuelo Completo 1:05:34 100% 26 ago 2012
    A de abuelo 26 ago 2012 31 de Octubre, puente de Todos los Santos. Han pasado 3 meses desde las vacaciones de verano y Eva vuelve dispuesta a formalizar la venta de la masía.Histórico de emisiones:27/08/2011
  • A de adiós Completo 1:06:00 100% 26 ago 2012
    A de adiós 26 ago 2012 En la masía se vive un ambiente de tenso nerviosismo ya que es el último fin de semana que los nietos de Eva estan juntos: las vacaciones con la abuela se han acabado y ha llegado hora de despedirse.Histórico de ...
  • A de afortunados Completo 1:15:52 100% 25 ago 2012
    A de afortunados 25 ago 2012 Hoy es un día especial. Eva se despierta con un mal presentimiento. Su hijo Alberto esta en Sudán cubriendo un reportaje y el periódico anuncia disturbios en la zona. Pero su nuera la tranquiliza. No está en ese ...
  • A de alcalde Completo 1:04:51 100% 25 ago 2012
    A de alcalde 25 ago 2012 El alcalde del pueblo pide a Eva que escriba y lea un discurso con motivo de la celebracion de las fiestas del pueblo. Pero Eva apenas tiene tiempo para dedicarse ya que en la casa se produce una repentina gastro...
  • A de aguacero Completo 1:12:21 100% 19 ago 2012
    A de aguacero 19 ago 2012 La lluvia llega a la masia y afecta de igual manera a niños y a adultos. Los nietos no pueden jugar fuera de casa ya que la lluvia se prolonga durante tres días. Histórico de emisiones:13/08/2011
  • A de amador Completo 1:11:42 100% 18 ago 2012
    A de amador 18 ago 2012 Sorpresa en la masía. Eva anuncia a los niños la llegada de un tractor que facilitará las labores del campo a Abdel. La alegría es mayúscula y los mayores se comprometen a ayudar en su reparación. Pero el tractor...
  • A de Ariadna Completo 1:10:34 100% 18 ago 2012
    A de Ariadna 18 ago 2012 Todo parece tranquilo en la masía hasta que las abejas se revolucionan. De repente y sin que nadie entienda los motivos, comienzan a picar a algunos de los niños. Mientras, Joel aparece con el bebé porque su muje...
  • A de Amarcord Completo 1:03:58 100% 22 jul 2012
    A de Amarcord 22 jul 2012 Alberto, el hijo periodista de Eva, convence a su madre para que acceda a ser la protagonista de un reportaje para el dominical del diario en el que trabaja. Histórico de emisiones:30/07/2011
  • A de avestruz Completo 57:45 100% 22 jul 2012
    A de avestruz 22 jul 2012 A primera hora de la mañana, Eva batalla con unos operarios que vienen a instalarle un poste telefónico en medio del jardín. Justo en ese momento irrumpe en la masia Nicolás, un ex novio de Eva que va camino del ...
  • A de árbitro Completo 1:03:06 100% 21 jul 2012
    A de árbitro 21 jul 2012 Es viernes. Esto significa la visita de los padres de los niños. Gustavo, empeñado en que jueguen un partido de futbol, consigue convencer a su abuela para que sea el árbitro del encuentro que se celebrará al día...
  • A de agua Completo 1:00:22 100% 21 jul 2012
    A de agua 21 jul 2012 Es viernes y los niños están nerviosos porque llegan los padres. Joel, agobiadísimo por un guión que su madre ha perdido, se ofrece a llevarlos a los toboganes, la gran atracción del verano. A cambio Eva debe lee...
  • A de animales Completo 1:03:38 100% 15 jul 2012
    A de animales 15 jul 2012 Hoy se presenta un dia especial. Eva tiene una sorpresa para los niños: ha decidido comprar dos burros. A partir de ahora estos dos nuevos miembros formaran parte de la familia. Todos reciben la noticia con emoci...
  • A de abuela Completo 1:10:19 100% 15 jul 2012
    A de abuela 15 jul 2012 Eva, una mujer en la plenitud de sus sesenta y pico años se embarca en una aventura que repite cada año: llevarse a sus 12 nietos a una casa de campo que tiene en el Emporda durante el mes de julio. Históric...
  • Abuela de verano - Primeros minutos Fragmento 4:21 50% 06 sep 2005
    Abuela de verano - Primeros minutos 06 sep 2005 Así comenzaba la serie protagonizada por Rosa Mª Sardà que se emitió en TVE en 2005.Mira el primer capítulo entero.Mira todos los capítulos.