A partir de hoy La 1

A partir de hoy

Lunes a viernes a las 12:25 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5361231
A partir de hoy - 05/08/19 - ver ahora
Transcripción completa

Sin pretenderlo,

enseña mucho, aviva la ironía, el juego del lenguaje.

El humor no sienta bien,

y eso que un berrinche relaja lo que no está escrito.

Puestos a elegir, riamos. Bienvenidos.

(Música)

Reír es muy sano.

12:24.

Nuestros habituales, Espido Freire, rey de sano, necesario.

Nos reímos poco.

Contigo me he reído mucho este fin de semana.

Reír falsamente es positivo para el cerebro.

Hoy se reincorpora María Gómez, te quiero, te adoro.

Muy bien estar de vuelta.

Se incorpora en la plaza Sergio Pazos.

Bienvenido, Sergio.

¡Viva la risa!

Que haya buen tono...

Hablando de música...

¿Qué sería un verano sin banda sonora?

Esta es del año 69, "María Isabel",

les trae recuerdos.

¿Qué escuchan los jóvenes en la playa?

Prepárate, Espido.

A la pregunta más dura es para ti, pero aguanta.

¿Ha cambiado la música tanto desde entonces?

No se pierdan el reportaje de nuestra compañera Mercedes,

en la playa de la Malvarrosa, en Valencia.

Música para sus oídos.

¿A qué ritmo en los chiringuitos?

Por la mañana una más tranquila, viene gente mayor.

-Vuestra referencias.

El rap...

-El Califa.

(Música)

¿Qué está escuchando usted? -Radio Uruguay.

-¿Qué escucha? -De todos, tangos...

-¿Lo cambiaría por el reggaeton? -No.

-¿Por música electrónica? -No, tampoco.

La vida es corta.

El reggaeton.

-Sí, siempre.

Para estar con amigos, y en la playa...

Mucho movimiento de caderas.

-¿Y las letras? No es de mucho pensar.

-¿Disfruta de la lectura?

Me gusta mucho este libro.

-¿Molesta la gente con música alrededor?

-Sí, odio el reggaeton,

las letras son ofensivas, machistas...

Si con otros pasas el rato...

En los teléfonos móviles...

Tienen un volumen impresionante,

hay que oírlo todo el mundo.

Se marchan, vuelven, el reggaeton funcionando.

No me permite concentrarme ni disfrutar del mar.

Me levanto y les digo que lo bajen, que yo no lo quiero oír.

-¿Cómo reacciona la gente? -Bien.

-¿Cuál es la mejor forma de la música en la playa?

-Con un altavoz.

-¿Os han llamado la atención? -Estos dos días, no.

-En otras ocasiones...

-Sí, un montón de gente.

-¿Se pone a bailar en la playa?

-No, no.

-¿La juventud? -Bastante.

¿Cuál es la mejor música para la playa?

-El hip-hop.

Esta la gente caliente.

Hemos visto que en el chiringuito

de la Malvarrosa se escucha reggaeton,

como en casi todos los sitios de España.

¿Qué placer culpable tienen ustedes?

María, ¿cuál es tu placer culpable?

Yo no tengo placeres culpables,

con la música tenemos que acabar con esa tontería.

No hay culpabilidad en escuchar

algo que te haga pasar de lo bien, incluyendo el reggaeton.

Alguien decía que no es música de pensar.

Igual no toda la música tiene que ser...

Es como la comida,

no todo el rato te apetece bacalao al pilpil.

Momento de reggaeton en una boda,

4:00 de la mañana, corbata en la frente.

¿Qué vamos a poner?

¿De verdad?

-Sevillanas.

"Paquito el chocolatero".

Maluma...

Hay momento para todo.

Si tuviera que reconocer algo...

Perdón.

Has dado un rodeo maravilloso para reconocer...

Nos ponemos muy estupendos con...

Hay música de verbena que me gusta mucho.

"La bamba" es una canción...

-Es un temazo.

Es un clásico.

Por generación no me tocaría,

pero me encanta esta canción,

representa las tres formas de bailar que existen.

Solo hay tres una es el bailarín del sobaco, que es este.

Luego está la bailarina que todo lo hace

como el twist and shout.

Es levantar la patita.

Y esta, el que ejemplifica lo que dice, no hay más.

¿Cómo era lo de la Ricky Martin?

No se atreven con la cadera.

Los tres tipos de bailarín están representados.

Sergio Pazos, acabas de llegar.

Reivindico la música de las orquestas en verano.

Reivindico hacer así con la música...

Devórame otra vez.

¿Cómo la bailo? Esta es de cadera.

Échale agua.

-Escucha una cosa, la letra...

Hasta en sueños he creído tenerte devorándome.

En mi cama nadie es como tú.

Me imaginaba que todas las chicas

de la discoteca me iban a hacer eso.

Luego dicen del reggaeton.

Santiago, todo está pendiente...

Hay canciones que me provocan odio, "El tractor amarillo".

Suena esto, y me descompongo.

Porque te gusta.

No, me da asco.

Es como cuando miras el abismo.

-Es de venirse arriba.

-Esta es sobaqueera, o de la de arriba.

Mi placer culpable,

un básico del Mediterráneo,

como una canción de presentador del tiempo.

Es esta.

"Mediterráneo", de Los Rebeldes.

Bailaremos en Valencia, en Gandía, en Benidorm...

Era un turoperador.

No he escuchado la letra de esta canción en mi vida.

Española, claro.

12:33 de la mañana,

es la pregunta clave sobre el reggaeton.

Espido Freire,

si hace años la zarzuela era género popular,

y acabamos respetándola,

¿va a pasar lo mismo con el reggaeton?

-Será complicado.

A la gente no le saca de quicio el reggaeton,

por el fondo rítmico.

También es lo que más rápidamente envejece.

Llevamos tiempo.

Muy poco dentro de la historia de la música.

Reivindicamos parte de los 80.

En el año 99, "Devórame",

se publicó un disco emblemático, "Tatuaje",

reinterpretada a la copla de los años 50 y 60

por Antonio Vega, Marta Sánchez...

Siempre vamos con un retraso enorme.

¿Se dignificará "La gasolina"? Espero que no.

¿Se dignificará "La gasolina"? Espero que no.

Hay una cuestión que es el gusto, se divide en bueno y malo.

Dentro del reggaeton y en otras tendencias,

hay piezas que van a sobrevivir, y otras que no.

-Santiago Auserón dijo

que no existe la música degradante,

toda música te puede hacer conectar.

-Zapato Veloz.

-Dijo que en la música no hay fronteras.

-Pero hay libros muy malos y que no deberían leerse.

-Habrá reggaeton bueno, y malo.

-Le falta aprender a bailar, le falta ritmo.

-Hay tres pasos básicos.

-Hay que enseñar a los niños a utilizar el cuerpo y a bailar.

Cuando bailas sintiendo la música, te lo pasas bien.

Salen las feromonas, las oxitocinas...

Te apetece todo.

¿Cómo bailamos?

Sin mover la cadera.

-Tú bailas, yo me río.

Oxitocinas, feromonas...

¿Os ha ido bien sin saber bailar?

¿Tenemos más vergüenzas ahora?

Lo que no había bailado en 20 años, lo bailé en una noche.

Te liberas. La vergüenza paraliza todo.

Verte bien... Mira.

Hay un debate aquí y arriba en control.

Vamos con la imagen de...

Con la imagen de la polémica, ¿verdad?

Se trata de una fotografía

de la actriz María Pedraza,

protagonista de alguna de las series más seguidas en televisión,

denuncia que ni siquiera ella

se reconoce en la portada tras los retoques

que le han hecho de Photoshop.

Ha hecho la denuncia en redes sociales.

Muchos compañeros han mostrado su apoyo,

se han preguntado quién decide la belleza ideal,

si estamos a favor del Photoshop.

La revista ha respondido.

¿Estamos obsesionados con vernos bien?

Sergio Pazos hablaba de bailar bien, y de que no disfrutamos.

¿Por vernos bien estamos usando mucho Photoshop?

Ella dice que no se reconoce, yo tampoco mucho.

Una de las cosas de las que se queja

es que le han retocado los dientes,

le han puesto una dentadura perfecta,

dice que para ella sus dientes

son perfectos, no le hacía falta ese cambio.

Ya no es solo ese retoque, pues de ser un grano,

algo que podríamos entender dentro de la realidad,

le cambian la forma de su cuerpo.

-La convierten en una belleza clásica, muy favorecida,

pero pierde todo el encanto, toda la diferencia.

-No tiene sentido que le pongan Photoshop a María Pedraza,

que es guapísima.

Que me lo pongan a mí, yo lo pido.

Yo quiero Photoshop.

-Todo el rato.

Con la obsesión de vernos bien,

no cogemos la mejor foto.

Es un Photoshop personal.

Es una producción de la realidad,

no es lo mismo dedicarte a alterar una imagen realizada,

que presentar tu mejor perfil.

Ponerte pestañas postizas, uñas...

Yo no llevo uñas ni pestañas postizas,

pero está arraigado que tengamos que transformar nuestra imagen.

Nos lo dijo Verónica Forqué.

Solo televisivo.

Solo cuando es tan evidente como en estos casos,

se produce una reacción.

Nos pone contra la pared,

porque hay demasiadas contradicciones.

Queremos una naturalidad,

pero enseñando nuestra mejor parte.

-Mucha gente que se dedica al mundo artístico,

cantantes, actrices, actores,

a veces aprovechando eso y a veces aprovecha

las revistas para ponerte más guapo, y reniegan de eso.

La mayoría de la gente que utiliza los filtros,

copian a sus fans, a sus ídolos.

Si los fans y los ídolos fueran más naturales,

la gente dejaría de intentar transformarlo.

Conoces a un famoso, y no sabes que es él.

Eso es de noche.

No es la primera vez que lo hace un personaje público,

se muestra enfadado por el Photoshop.

Inma Cuesta fue la primera en denunciar

abiertamente esto retoques.

Aquí era un retoque evidente,

innecesario, de la bellísima Inma Cuesta.

Nos hizo reflexionar sobre los cánones de belleza

que debemos seguir, o la belleza más homogénea

que la revista se ve obligada a imitar.

Hay mal si no se hace,

estamos contaminados por la imagen del canon de belleza,

que tenga un mínimo de tripa, o de calvicie...

No miro a nadie.

-¿Por qué no se cuida?

¿Por qué no lo hace? Pero cuando lo hacen, llega la crítica.

¿Retocas tus fotos? No, nunca.

Pero eliges la mejor. Eso, sí.

Es la imagen que mejor encaja

con una cubierta, con un público objetivo,

con las expectativas determinadas.

El problema es que alguien se sienta obligado a disimular la ojera,

la cana, la cadera. ¿Por qué? Somos como somos.

Tengo una foto en Becerril

de la Sierra en la piscina en bañador.

Voy a explicarlo por miedo a las revistas.

No porque me vieran con tripa,

que tenía muchos likes, y muchas tonterías.

Me decían que tenía tripa.

Se me ve la tripa, mis ojos, mis orejas, mi boca.

Incluso tengo tripa.

Eso lo magnifica el agua.

Me lo magnifica todo lo que yo como.

Esa foto, al final,

acaba en los diarios digitales,

que diciendo: "Lo que no has visto nunca de Máxim Huerta.

Verás lo que esconde bajo el agua".

La gente esperando ver un buen desnudo.

Una especie no de acoso, pero me siento...

Alguien que no esté maduro,

pase unos días débiles, se ve a abocado a no comer...

En el caso de los niños es peor, es más vulnerable.

Mis padres me dieron una medicina para el catarro,

te dejaba los dientes grises.

Yo tengo los dientes grises,

yo sonrío abiertamente, enseño mis dientes pequeñitos y grises.

Me dicen que me ponga carillas,

pero voy a parecer un cuarto de baño.

-Por darle un punto positivo,

dentro de este mundo del perfil de la profesión de instagramer,

hay un perfil...

Todos lo somos un poco.

Hay un perfil de chicas que optan por ir al otro lado,

a enseñar la celulitis, las fotos...

¿María Pedraza...?

La revista ha dicho que obedecía órdenes del representante.

Al final, hay muchos...

¿Voy a reivindicarme,

me levanto en bandera de la normalidad?

Y todas las niñas,

hablo de los dientes, si ves las dos fotos, es evidente.

La niña que tiene el pequeño complejo

de que tiene los dientes torcidos,

si ella lo reivindica, yo también.

Una de las citas fotográficas

que debe estilaba más retoques

era el mítico calendario Pirelli, mujeres para colgar.

En la cita de 2020,

imágenes que acabamos de recibir, hay sorpresas.

Vemos a Rosalía,

y las imágenes ya no son aquellos retoques

o fotos de sensualidad con mujeres desnudas.

Ahora van vestidas de pieza cabeza, de Shakespeare,

la Julieta del siglo XXI.

Aparece Emma Watson, Christen Stewart...

Se han cambiado los calendarios.

Mi tío tenía una cristalería, no quiero decir lo que tenía.

En los talleres todos los calendarios...

-El problema está en que con la idea del respeto a la mujer,

se nos cuela un nuevo puritanismo.

No puedes mostrar lo que deseas,

es mejor que la mujer vuelva a un espacio de segundo lugar.

Es complicado el equilibrio entre mostrarte y que se vea,

y que no sea acusado por unos

o por otros de protagonismo.

Los chavales jóvenes están obsesionados con la delgadez.

En la parada del bus está el anuncio de la colonia con el bañador blanco.

Eso te obliga a no tener tripa y borrar tu imagen de Instagram.

Si a la gente le enseñan a tener salud mental,

estaría contenta con lo que tienen.

Luego tenemos el gatillo muy rápido del "eres gordo, eres fea".

Bueno, es lunes.

Espero haber acertado con mi viscosa.

Da calor.

Estamos con nuestro modisto particular, que viene de vestir

a Lolita. Lorenzo Caprile, vente.

Está contando los días porque se estrena ya "La fuerza del cariño",

con Lolita. Efectivamente.

(HABLAN A LA VEZ)

9 de agosto en Avilés, se estrena "La fuerza del cariño" con Lolita.

Todas las entradas vendidas ya.

¿Has hecho el vestuario para Lolita?

Para toda la función. ¿Cómo ha sido la experiencia?

Maravillosa.

Es la cuarta obra de teatro que hago con Magüi Mira.

Lolita me ha enamorado.

Es una persona maravillosa. Buena compañera, mejor actriz.

¿Hacer un vestuario de algo normal?

Bueno, normal...

Está situado en unos años 80 un poquito idealizados.

Tampoco ha sido tan complicado.

Llaman a la puerta. Pasa, Germán.

Veo plumas.

Que no falten las plumas.

Estamos escuchando a Azúcar Moreno.

Tengo que aprovechar que está Lorenzo Caprile por aquí.

Tienes que resolver todas las dudas estilísticas que yo tengo.

La semana pasada estuba viendo "Lazos de sangre" en esta casa.

Caprile, como tenía miedo, creo que te ha desconectado el micro

y no se te está escuchando.

Te pregunto yo mientras.

En ausencia de la voz...

Caprile, querías preguntar.

Quería preguntar de qué manera te adaptas a una obra de teatro

y, al mismo tiempo, a la personalidad de Lolita.

-Eso es para hacer un máster.

Es el texto, Lolita y la visión del director.

En este caso, de la directora.

¿Qué caprichos ha tenido Lolita?

Ninguno.

¿Y tú? ¿Has tenido caprichos?

Le he tratado de vender algunas ideas a Magüi.

Algunas me las ha comprado, y otras...

Has hecho el vestuario de "El lobo de Wall Street",

el vestido de novia. Con Leonardo DiCaprio.

Ha sido una de las anécdotas más divertidas de mi carrera.

Ese viaje a Nueva York con ese monstruo metido en la maleta.

Un traje de novia para Martin Scorsese,

que está rodando una película en Wall Street.

Me van a expulsar.

Ya le hemos colocado bien el micro a Germán.

Te vi unas declaraciones

en el programa de las Azúcar Moreno que fueron tan brillantes

como deslumbrantes eran sus estilismos.

Vamos a ver lo que dijiste.

-El reivindicar ese estereotipo de lo español, ¿no?

La españolada, lo cañí.

Somos españolas y gitanas y vestimos así.

Y no pasa absolutamente nada.

-"Y no pasa absolutamente nada".

-Claro que no. Esas no necesitan Photoshop.

-¿El volante, el escote y el "brilli brilli" es lo español?

-Qué preguntas más complicadas me estáis haciendo hoy.

-¿Lo pusieron ellas de moda?

-¿Qué es el "brilli brilli"?

-La lentejuela.

(HABLAN A LA VEZ)

¿Cómo lo ves, Santiago?

Ella se lo ponían para actuar.

Las Azúcar Moreno han sido rompedoras.

Se lo tengo que dejar a Santiago.

Vamos a ver los looks que decías.

Nos retrotraemos unos cuantos años para atrás

y nos vamos a dar cuenta de que hay folclóricas que ya cambiaron

un poco la forma de vestir. Por ejemplo, Isabel Pantoja.

¿Qué te parece? ¿Sabía que marcaba tendencia?

-Con Isabel Pantoja y con Rocío Jurado,

por supuesto que cambió el estilo que tenían las folclóricas.

Empezaron llevar la moda del momento.

Las tendencias de los años que les tocó vivir.

-¿Normalmente les asesoraba alguien

para hacer estos cambios tan agresivos?

-Imagino que sí.

Mira, ahí es un poco Anne Igartiburu.

Es muy ochentero.

(HABLAN A LA VEZ)

Sí que cambiaron esa bata de cola, esa peineta,

ese rollo que había antes.

Isabel Pantoja lo hizo más mesurada,

pero algunas dijeron que eran más libres

y revolucionaron tanto...

Incluso las censuraron.

-En televisión, cuando causaban auténticos problemas

con tus escotes, que no sabían cómo tapártelos.

¿Te acuerdas? -Me acuerdo, me acuerdo.

La censuraron varias veces en televisión.

Estaba lo de la gasita esa que te daban antes de salir.

-Imagínate cantando "Soy de España", pero con un escote hasta el ombligo.

Una señora llamó para decir que qué estaba viendo en la tele.

-Una adelantada a su tiempo.

-El problema de Rocío es que con esas medidas qué más da

que llevara escote o no. No podías ocultar la fuerza que tenía.

-Algunos hombres dejaron el traje...

(HABLAN A LA VEZ)

Mario Vaquerizo ya iba rompiendo muchísimo también.

Entonces y ahora.

¿Veis? Con "brilli brilli".

La ropa es más fácil, entre comillas,

¿pero el maquillaje en el hombre?

Aquí llevamos todos maquillaje.

Los avances de ellas sí que calan.

Los riesgos en ellos no calan.

Cuando se estudia la moda en el hombre,

hay una cosa que se llama "la gran renuncia".

Hasta 1800 algo, los hombres llevábamos plumas, tacones,

bordados...

Todo eso cambió.

Y así hasta hoy, que está empezando otra vez

a volver a su lugar natural.

Tenemos el mismo derecho a ponernos pluma, maquillaje,

pelucas, tacones...

-Cambiaba más el traje masculino que el femenino.

-En la naturaleza, normalmente, el macho es el más espectacular.

Mira el pavo real o los leones.

Yo no soy un experto en zoología, pero es así.

Si van a poner verde a alguien, que se lo pongan a Caprile.

Los hombres nos hemos puesto de todo encima hasta antes de ayer.

Ese fenómeno se llama "la gran renuncia".

Nos ponemos todo de negro, con traje...

Más perjuicios también, sobre todo.

Estaba sonando Marilyn Monroe.

Es Rita Hayworth.

(HABLAN A LA VEZ)

-Monroe es una mujer a la que la moda no le interesaba mucho.

En esa época, el gran icono de estilo fue Audrey Hepburn

o Grace Kelly. Ella iba por otro lado.

Ella no tenía una gran afición.

(HABLAN A LA VEZ)

-La escena en el metro, en la rejilla del metro.

-Ese escote te iba a quedar ideal.

-Me ha gustado lo de "la gran renuncia".

Hay una imagen que está dando la vuelta al mundo.

Los turistas llegan en masa.

Parece que las ciudades, sobre todo algunos lugares,

se hacen más para los turistas que para los vecinos.

Este fenómeno de la turistificación ha llegado a la Acrópolis de Atenas.

Los vecinos están luchando contra esta iniciativa.

En España estamos viviendo un récord de turistas.

38 millones de personas nos han visitado en los seis primeros meses

del año. Esto siempre ha sido bueno para la economía,

pero desde hace unos años afecta negativamente al bolsillo

de los vecinos.

Nuestra compañera ha estado en Malasaña

y ha hablado con los vecinos.

Mis vecinos.

(Música)

Buenos días, Laura.

Estoy viendo tu calle y veo muchas tiendas cerradas. ¿Qué está pasando?

-Hay mucho turismo,

pero también hay un turismo que tiene unos hábitos de consumo

que no son los habituales del barrio.

Hace que negocios tradicionales tengan que cerrar.

Nosotros nos tenemos que ir porque suben el alquiler al doble.

-Nos reímos, pero es real.

¿Has viajado mucho?

¿Notas rechazo al turista?

-No.

-Si es un turismo sano que viene a disfrutar de la ciudad, genial.

Pero si viene a ensuciar, a romper...

-Madre mía, ¿qué ha pasado en estos años?

-Malasaña muere de éxito.

A los vecinos se les dice por burofax que no se les renueva.

No queremos que se convierta en un parque temático.

-¿Tienes un piso turístico en tu casa?

-Varios.

-¿Has hablado con el vecino? -Hablamos de empresas y fondos.

Se lo pasan de unas a otras.

Antes era una empresa y ahora es otra.

Yo soy una ciudadana que me ha costado mucho trabajo comprar

mi casa, que me ha costado reformar,

y resulta que para estos señores es dinero negro.

Hay que centrar bien el tema.

El debate es delicado,

sobre todo en un país en el que vivimos del turismo.

Es bueno recordar que esos 38 millones de turistas

han dejado 40.000.000.000 E en esos seis meses.

Hemos dicho Malasaña, pero podría haber sido cualquier barrio

de una zona importante del país.

San Sebastián, por ejemplo. Ibiza.

Es el problema.

Toda la costa.

-Me resulta muy curioso.

El año pasado tuve una boda en Mallorca, cerca de Magaluz.

--Magaluf

Fuimos a dar un paseo.

Nos sorprendió porque no hablaban español prácticamente en ningún bar,

cafetería o restaurante.

Costaba encontrar a alguien que contestara en español.

Al irse los vecinos,

la tienda también desaparece.

Va desapareciendo el barrio y se convierte en un hotel.

Voy y me vengo a Madrid a una hamburguesería,

que la tengo en Nueva York. Son cosas que no entiendo.

Buscar el equilibrio es fundamental.

En las catedrales hay colas.

Antes te llevaban y entrabas.

-Es una plaga de los tiempos.

Yo fui con José Mota a ver Roma.

El museo del Vaticano era como el metro.

En Barcelona, algunos vecinos le dicen a los turistas

que nos comenten lo que han visto en la Sagrada Familia.

Barcelona ha comenzado esta campaña,

la de "No lo cuentes".

No sé si lo que haces es aumentar la curiosidad.

Entiendo lo que quieren decir, que no se masifique,

pero ese "no lo cuentes"...

Muchas veces al turista se le ve como una máquina de extracción

de dinero. Estamos siendo muy cortoplacistas.

Primero, que reinvierta el turismo de verdad en la ciudad.

Tanto turista puede hacer un daño ecológico importante.

-Lo importante es confiar en el Gobierno.

Cuando haya.

-Luego viene una horda de descerebrados

y te dejan los baños meados, lo tiran todo por la calle...

-Cuando haces una fiesta de cumpleaños,

se come toda la comida, se mea fuera del baño...

Ese no quieres que vuelva.

Hay que recuperar la palabra "veraneo".

La felicidad también estaba en las zonas rurales,

que te ibas todo el mes.

Ahora pasas más rato viajando que descansando.

Dentro de esta cultura de hacerlo todo más despacio,

hay un "turismo lento".

Hay gente que baja del autobús, hace la foto, sube, baja...

-Hay viajes en los que la excusa es visitar lugares

donde se puede hablar de literatura.

Se trata de un viaje en el que haya un espacio

para un disfrute, no solo acumular recuerdos y fotografías.

Todos queremos visitar el bar donde desayunaba Amélie,

y está hasta los topes.

Gran parte del problema son los estereotipos que tenemos

de los turistas.

Germán Martínez ha salido a la calle

para hacer un intercambio de cromos.

¿Qué imagen tienen los turistas de nosotros, y cuál tenemos de ellos?

¿Cómo vemos a los turistas? ¿Tenemos buena imagen de

ellos?

-Yo creo que vienen a disfrutar, sobre todo de la gastronomía.

-Además, disfrutan de todo lo cultural que nosotros tenemos.

-Tenemos la imagen más de folclore, pero es que les gusta venir a eso.

-La gente es divertida.

-Os lo estáis pasando de maravilla.

-Nos ven como un poco guarros, que hablamos muy alto.

-Si nosotros no gritamos nada.

-Y que somos poco educados.

Ya gritan todos, ¿no?

Ahora te das cuenta que gritan ellos exactamente igual

que nosotros.

-El año pasado unos turistas se quejaron porque había demasiados

españoles en un hotel. Eso fue maravilloso.

Y nosotros hemos hecho una campaña diciendo que, si quieren

refrescarse, cojan un botijo.

Está la puerta abierta.

No sé si es la batseñal.

Es la buena porque es la de la serie de los años 60.

He ido a acompañar a Lorenzo afuera...

¿Y te has traído esto?

No es de superhéroe. No es de Batman.

Pero esta capa es un homenaje al mayor superhéroe televisivo

que hemos tenido en nuestra historia,

que no es otro que Ramón García, Ramonchu para los amigos.

Alguien que ha aguantado campanadas, vaquillas

y a Ana García Obregón... Y sin despeinarse.

¿Sabes desde cuándo estaba Ramon en nuestras casas?

-Como Jordi Hurtado, desde siempre.

¿Cuál fue su primer programa?

No te rías, que es peor. Igual te suena.

-Estrenamos presentador. Lo tenemos nuevecito.

Estamos invitados a la botadura de Ramón García.

-Mi nombre es Ramón García.

Si ustedes quieren, de lunes a viernes,

en la primera cadena de TVE,

les voy a acompañar en esta locura divertida.

Manejaba la tele.

Desde entonces está en nuestras casas.

Era uno más de la familia.

Esa es la clave. Santiago, tú estuviste en ese programa.

En la primera semana, de concursante. Fue terrible.

-¿Llegaste a ser guionista? -Luego sí.

-Es un momentazo de la televisión que muchos tenemos grabado

a fuego en nuestra televisión.

Ramón en aquel momento hacía un recorrido con cómicos.

Es un programa donde la gente no se tenía que reír.

Pero he de decirte una cosa.

Revisionando este programa, muchos de los chistes,

si te ríes a día de hoy pierdes la familia, los amigos y el trabajo.

Las burradas que se podían decir en ese programa de televisión...

No había límites del humor.

Esa imagen es la de la televisión.

Esa chica que viene de Vizcaya es la gran Elsa Pataky.

-Con un traje regional, qué bonito.

-Vamos a verla.

-Se duchará usted con la representante de Vizcaya.

(Música)

Si consigues alcanzar un campanario

subido en 20 sillas a la vez.

Si puedes navegar en un zapato poniendo como vela un calcetín.

Si consigues sostener en un palillo...

Cantaban ellos regulín.

-Llegaron a sacar un disco. -Impresionante.

Santiago tiene todos los discos raros.

Llegó a ser sintonía de la Vuelta Ciclista a España 1996.

Elsa Pataky y el gran Ramón duchándose.

-Tenían como un plástico.

-Un gran programa, "Qué apostamos",

pero si por algo recordamos a Ramón...

(HABLAN A LA VEZ)

Te voy a llevar al momento capa.

Campanadas.

Si hubiera sido castellano, aguanto con ella toda la sección.

Ramonchu ha dado las campanadas en tres décadas diferentes.

Sobre todo, porque 2005 fue un gran año para hacer una rima.

Y tuvo que aguantar a Ana Obregón haciendo de las suyas.

-¡Feliz año!

-Bueno, pues el beso prometido.

-¡Feliz año!

-Dilo tú, que a mí me da la risa.

(AMBOS) ¡Feliz 2005!

-La capa cayó de verdad.

Y sobre todo la rima.

Si no había redes sociales.

¿Cómo circuló de pronto...?

Por SMS.

1,25 te costaba hacer la gracia. La gracia era cara.

Si también nos acordamos de Ramón es por otro programa.

Estamos escuchando la sintonía del "Gran Prix",

el programa estival por antonomasia. Estuvo 10 años en emisión.

-Cuenta los de aquí. Sucedáneos no.

-Como "Humor amarillo", pero con vaquillas.

Había una prueba que era "La patata caliente".

-2850. -Más.

Ocupa toda la pantalla de la patata.

Ocupa toda la pantalla la patata.

Qué bueno.

Tenemos que hacer el programa entero con la patata caliente.

Era maravilloso.

Ahí estaban los de los pueblos. "Yo soy mejor que tú".

-"Gran Prix", la concejala de Patones.

-Las vaquillas tenían unos nombres maravillosos.

Te lo estás inventando. No, te lo juro.

Yo estoy visionando todo el archivo de RTVE, y así estoy de la cabeza.

Un abrazo, Ramón.

Las imágenes que has dejado en televisión son impagables.

Lo recordó hace un par de semanas con Ana Obregón

en "Lazos de sangre", donde hablaron de muchos de estos momentos.

Como ahora es momento de revival,

yo quiero que vuelva el "Gran Prix".

En vez de vaquillas, nos sacan a nosotros, los reporteros,

que somos menos peligrosos.

Nos hemos quedado impactados con estas imágenes, Germán,

de Elsa Pataky duchándose con Ramón García.

Esta noche vuelve "Viaje al centro de la Tierra".

Esta imagen es maravillosa.

Los "Greatest Hits".

No hemos comentado el sombrero en esa ducha.

No importa dónde empiezas, importa dónde terminas.

María, qué buena cara.

Tan a gusto.

Les esperamos aquí todos los días porque la vida es a partir de hoy.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • A partir de hoy - 05/08/19

A partir de hoy - 05/08/19

05 ago 2019

Empezamos la semana con Espido Freire, María Gómez, Santiago Segura y el estreno de Sergio Pazos; y recibiremos la visita de Lorenzo Caprile y Germán Martínez para hablar de un presentador mítico de TVE, ¡Ramón García! Todo comandado por Máximo Huerta porque la vida es a partir de hoy.

ver más sobre "A partir de hoy - 05/08/19" ver menos sobre "A partir de hoy - 05/08/19"
Programas completos (51)
Clips

Los últimos 248 programas de A partir de hoy

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios