Enlaces accesibilidad
En Portada

'En Portada' analiza el Síndrome de Alienación Parental

  • El programa pone el foco en tres casos a los que se aplicó esta falsa patología en España
  • ‘En nombre del hijo’, estreno el jueves 27 de octubre a las 00:45 horas en La 1. Y preestreno a las 20:00 horas en RTVE Play

Por
Esta semana el reportaje 'En nombre del hijo'
Esta semana el reportaje 'En nombre del hijo' RTVE

‘En Portada’ estrena ‘En nombre del hijo’, en el que se centra en el llamado Síndrome de Alienación Parental (SAP) de la mano de tres mujeres a las que se les ha aplicado este falso síndrome. Cuenta con la participación de expertas juristas, jueces, fiscales y psicólogos para analizar estas nuevas formas de violencia, denominadas violencia vicaria o violencia institucional.

María Salmerón, Irune Costumero y Paloma Delgado son tres madres que están inmersas en procesos judiciales que se eternizan y a las que se les ha aplicado el Síndrome de Alienación Parental. Una falsa patología sin aval científico, ni reconocida por la Organización Mundial de la Salud, que se utiliza para modificar o retirar la custodia a las madres acusándolas de influir en los hijos para que no quieran ver a los padres.

A María Salmerón, condenada por desobediencia grave a la autoridad, le acusaron de manipular a su hija Miriam, que siendo una adolescente se negó a ir a las visitas con su padre, condenado por malos tratos. “Soy yo, nos dice, la que debería estar en la cárcel, porque era yo la que me negaba a estar con un hombre que no me quería, que nunca me dio un beso”.

Irune Costumero se considera víctima del SAP. Denunció a su exmarido por malos tratos, pero no hubo condena. Los servicios sociales argumentaron este síndrome para retirarle la custodia compartida de su hija y separarla de ella de forma violenta. Irune llevó a juicio a cuatro funcionarios de la Diputación Foral de Vizcaya acusados de prevaricación, maltrato y lesiones psíquicas.

Paloma Delgado denuncia la desprotección en la que se encuentran sus tres hijos menores. Después de años de sufrimiento y de terapias de revinculación tendrán que volver a verse con su padre condenado a un total de siete años de prisión por malos tratos. La sentencia ratificada por el Supremo le ha sido conmutada por una pena de 1.530 euros.

RTVE

anterior siguiente