Enlaces accesibilidad

Enrique Vila Matas reflexiona sobre el sentido del arte en 'Kassel no invita a la lógica'

  • La novela es el resultado de 5 días sentado en un restaurante chino de Kassel
  • Plantea la necesidad de tener curiosidad por las cosas para seguir avanzando

Por
El ojo crítico - Enrique Vila Matas reflexiona sobre el sentido del arte en 'Kassel no invita a la lógica'

 La ciudad alemana de Kassel es conocida por ser el lugar donde los hermanos Grimm recopilaron la mayor parte de sus cuentos, también por la escultura de bronce de Hércules que la custodia desde las alturas y por ser la sede de uno de los certámenes de arte contemporáneo más importantes del mundo: Documenta.

En la última edición de esta cita, un escritor catalán se sentó durante 5 días de septiembre en un restaurante chino en el extrarrado de Kassel para escribir frente al público y atenderle si era interprelado. Esa experiencia es de la que brota la última novela de Enrique Vila Matas: Kassel no invita a la lógica.

"Pensaba que iba a pasar cinco días practicamente sin hacer nada, pero fue una aventura apasionante", ha confesado el escritor en una entrevista en el programa El ojo crítico. "Me preguntaba sobre el sentido del arte" sentado en ese restaurante chino. Es lo que se refleja en su novela, además de la necesidad de tener curiosidad por las cosas para seguir avanzando.

Vila Matas ha explica el título de su novela: Kassel no invita a la lógica "porque al arte contemporáneo que acude al festival no se le pide lógica, sino que se documente sobre lo que habla".

También el escritor ha asegurado en Radio Nacional que "es un libro muy optista que se levanta contra el exceso de la crítica negativa".

Radio

anterior siguiente