Enlaces accesibilidad
POLÉMICA CORREOS

Moha Gerehou: "La mejor campaña antirracista es contratar a personas migrantes y racializadas"

  • Hablamos con el escritor, periodista y activista Moha Gerehou sobre la última campaña publicitaria de Correos 
  • "Es difícil de sostener que sellos que pretender denunciar la desigualdad tengan precios desiguales"

  • "No me interesa un antirracismo construido sobre el ruido y la negatividad"

Por
Moha Gerehou
Moha Gerehou cropper

Mucho se está hablando sobre el polémico y viral anuncio de Correos publicado por la empresa de mensajería este miércoles 26 de mayo. La propuesta de marketing dice tener como objetivo principal visibilizar la "injusta y dolorosa realidad que no debería existir" y que las minorías raciales experimentan a diario. 'Equality Stamps' (el nombre de la campaña) se basa en la creación de una colección de sellos en la que los más oscuros tienen menos valor que los de color más claro. De forma que los sellos con tonalidad casi blanca tendrán un coste de 1,60 euros, y los negros, de 0,70 céntimos.

En seguida Correos se hizo trending topic en Twitter. Muchas personas califican el anuncio de indiscutiblemente racista, mientras unos pocos consideran que es bueno que las empresas se impliquen en estos temas con campañas tan radicales como esta. ¿Puede que la intención haya sido buena pero no la forma, ni el mensaje? 

No hay duda de que la campaña está obteniendo repercusión, pero quizás no la que sus creadores esperaban o pretendían. La polémica está servida. Para el activista, periodista y escritor Moha Gerehou hay una cosa muy clara: "Es difícil de sostener que sellos que pretender denunciar la desigualdad tengan precios desiguales. Para mí ese ha sido el punto que cambia el asunto."

Por otra parte, destaca que su primera impresión al ver el vídeo completo del Chojin fue buena: "Creo que entendía cual era el fin. Pero luego, cuando la campaña empieza la difusión, es cuando surgen los problemas. Una campaña antirracista se tiene que ver desde esa perspectivade que la gente la perciba como tal. En este caso no ha sido así por distintos motivos, y eso es lo que ha hecho que reciba esas críticas."

Uno de los puntos que más molesta al periodista, como persona racializada, es que se confundan las intenciones del discurso antirracista. "Es más una cuestión de ver que hay mucha gente que está en el antirracismo, el propio Chojin que se están dejando la piel para cambiar las cosas, y al final una campaña de este tipo acaba copando lo que se entiende por antirracismo", lamenta el activista. 

Hay personas que lo ven como una forma de implicarse, tomar partido desde el riesgo y denunciar una realidad. Sin embargo Moha no ve interpretaciones tan profundas en él. "Han intentado denunciar una realidad, han tratado de posicionarse, lo cual les honra, pero ha salido mal. Pues ya está, no hay que ir mucho más allá y no hay mucho más que hacer al respecto."

También se ha especulado sobre el hecho de que Correos prentendía con esta campaña, vamos a decir "agresiva", poner el foco sobre el problema real para que se hable de ello y nos pongamos a trabajar en lo que realmente importa. Desde el punto de vista de Moha hay maneras y maneras de hacer esto. "Estoy en contra del vamos a hacerlo, aunque esté mal y que sirva para hablar de ello. Creo que no, creo que como sociedad deberíamos pretender que se hable del antirracismo en términos positivos. El antirracismo tiene que ser un movimiento, un mensaje que sea positivo para todos y que haga propuestas que nos mejoren la vida. A mí por lo menos no me interesa un antirracismo construido sobre el ruido y la negatividad. Sabemos que el mundo es racista y nuestros mensajes tienen que ir en la otra dirección; en generar un optimismo y no aceptar el ruido por el ruido."

El escritor, como suele hacer, se ha mojado y ha mostrado su opinión a través de un hilo en Twitter. Moha escribe sobre lo que de verdad falla y la necesidad de cambios más profundos. No se refiere solo a Correos, por supuesto, sino a las empresas en general. "Creo que cuando una empresa hace una campaña antirracista tiene que asegurarse de que está implantando medidas para que las personas racializadas y migrantes no formen parte de la exclusión laboral, que al final es lo que nos interesa. La mejor campaña antirracista que puede hacer una empresa es contratar a personas migrantes y racializadas, o que estas no tengan problemas de acceso a las plantillas. Ese el mayor antirracismo que se puede hacer y el que la gente va a agradecer", concluye. 

La presidenta de SOS Racismo Madrid, Daniela Ortiz, ha contestado a Correos. "Correos no permite la contratación de personas sin la nacionalidad española. La discriminación racial contemporánea tiene como sustento el sistema legal racista".