Enlaces accesibilidad

Plátanos y sus residuos para producir biocombustible

  • Se trata de usar los plátanos y las plataneras para generar energía
  • Los plátanos se pueden dejar fermentar y así aprovechar sus gases
  • La investigación todavía está en sus fases preliminares

Por
 Plátanos de Canarias en la investigación para producir biocombustible.
Plátanos de Canarias en la investigación para producir biocombustible. EFE / Cristóbal García

En el terreno de los biocombustibles, una de las formas de aprovechar la materia orgánica como fuente de energía, se utilizan diversos productos bien conocidos: la caña de azúcar, la soja o el girasol, entre otros. Ahora unos investigadores están utilizando una fuente menos usual: los plátanos y sus desechos orgánicos, que en nuestro territorio son especialmente populares en las Islas Canarias.

De este modo científicos de la Universidad de La Laguna (Tenerife) junto con el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) y la Fundación DISA están investigando la capacidad de los desechos de esa fruta y también de su planta, la platanera, para generar energía.

Con el tratamiento que se está investigando se pretende aprovechar la capacidad de los plátanos para generar gases, metano y CO2 en su fermentación, utilizando tanto el tallo (llamado 'rolo') como el fruto en sí. A partir de esos gases se realiza un proceso de conversión química en un compuesto similar a la gasolina convencional, que se aprovecha en los motores especialmente preparados para ello, generalmente mezclado.

Al igual que sucede con otras frutas y productos de otras zonas de España, la normativa limita la producción y las cosechas no siempre se pueden aprovechar para el consumo humano, un asunto no exento de polémica. En el caso de Canarias los plátanos están en la misma situación y esta sería una forma alternativa de aprovecharlos en vez de, simplemente, arrojarlos a los vertederos cuando no se pueden vender.

En España actualmente los biocarburantes para automoción suponen aproximadamente un 7% frente a otros. Aunque el consumo ha aumentado respecto a años anteriores, también se da la circunstancia de que aumentan las importaciones desde países como Argentina.

La investigación que se está llevando en la Universidad de La Laguna todavía está en sus fases preliminares pero si se consiguieran los resultados adecuados podrían suponer un interesante uso para una 'materia prima' que se produce masivamente y que podría tener buena salida alternativa.

Noticias

anterior siguiente