Enlaces accesibilidad

Henri Braconnot, un genio de la química

  • Braconnot fue un naturalista, químico y farmacéutico francés
  • Descubrió el primer polisacárido y obtuvo glucosa de las plantas
  • También obtuvo glicina y creó el primer polímero

Por
A hombros de gigantes - Braconnot, un genio de la química

El naturalista, químico y farmacéutico francés Henri Braconnot nació en Commercy, Meuse, el 29 de mayo de 1781. Hijo de un abogado en el parlamento local, quedo huérfano de padre cuando acababa de cumplir los siete años. En ese momento comenzó su instrucción en una escuela primaria en su ciudad natal y luego con profesores privados.

A los 13 años, empezó a trabajar como aprendiz en una farmacia de Nancy, donde aprendió farmacia, química y botánica. Dos años después, abandonó Nancy para realizar el servicio militar en un hospital de Estrasburgo.

Cumplido el servicio militar, Braconnot se trasladó una temporada a París donde se matriculó en varias escuelas de medicina, visitó museos y asistió a conferencias de destacados científicos de la época como Fourcroy, Lamarck y Saint-Hilaire. Desde 1802 hasta su muerte, vivió en Nancy, donde en 1807 fue nombrado director del jardín botánico y miembro de la academia científica de la ciudad.

El primer polisacárido y la glucosa

En 1811, y después de someter a unas setas a un tratamiento alcalino, comprobó que quedaba un residuo que llamó fungina. Años más tarde, esta misma sustancia sería aislada del caparazón de los escarabajos y recibiría el nombre de quitina, del griego chiton, túnica o cobertura. Fue el primer polisacárido conocido.

Braconnot también se interesó por la composición química de las plantas. En aquella época era muy difícil manejar moléculas complejas como el almidón, las grasas o las proteínas. Todo lo que se sabía hasta el momento era que podían descomponerse en unidades relativamente simples, calentándolas con ácidos o álcalis diluidos.

Uno de los pioneros en este campo fue el químico ruso Gottlieb Sigismund Kirchhoff, que en 1812 logró convertir almidón (calentándolo con ácido) en un azúcar simple que llamó glucosa. En 1819 Braconnot hizo la misma operación con diversos productos vegetales, como serrín, lino y corteza, obteniendo también como resultado final la glucosa.

El químico francés dedujo que en las plantas debía existir otra macromolécula formada por glucosa, aunque en secuencia diferente. En 1838 el químico francés Payen aisló y determinó la fórmula de esa sustancia, a la que denominó celulosa.

En 1818, junto con su colega Simonin, Braconnot inventó la vela de estearina y dos años más tarde, calentando la gelatina con ácido, obtuvo glicina, una sustancia perteneciente al grupo de los aminoácidos. La glicina es precursora de más de 20 aminoácidos diferentes, que fueron aislados de proteínas en el siglo siguiente.

También fue el primero en crear un polímero al añadir ácido nítrico a la madera o algodón para obtener xilidina, de utilidad en la industria química y farmacéutica. En 1823 fue elegido miembro correspondiente de la Academia de Ciencias de París. Murió en Nancy el 15 de enero de 1855.

Noticias

anterior siguiente