arriba Ir arriba

Rafael Nadal, el indiscutible rey de la tierra batida, y Dominic Thiem, considerado su heredero en esa superficie, pelean este domingo por levantar la Copa de los Mosqueteros de Roland Garros, que sería la undécima para el español y la primera para el austríaco.

Siete años y medio separan a Nadal, que acaba de completar 32, y a Thiem, que hace 25 en septiembre, aunque a los dos les une su voracidad en la arcilla. La tremenda temporada de ambos en esa superficie habla por sí sola.