arriba Ir arriba

El primer mes de Donald Trum al frente de Estados Unidos ha estado marcado por la fimra de órdenes administrativas, las diferencias con sus homólogos internacionales, las protestas en la calle y las polémicas con la prensa. La primera llegaba un día después de su toma de posesión, cuando discutió a los medios la cantidad de personas que mostraban las imágenes de este momento respecto a las de Barack Obama. Después se estrenó con un decreto contra el plan sanitario de su antecesor, el 'Obamacare', y, desde entonces, ha firmado más de una veintena. Ente ellos, el más controvertido ha sido el del veto migratorio, que ha quedado paralizado por orden judicial y ha sido contestado en la calle con protestas multitudinarias. Además de todo esto, Trump ha vivido su primera crisis de gobierno, con la renuncia de su asesor de seguridad nacional Michael Flynn a consecuencia de unos contactos no revelados con Rusia, y ha comenzado a establecer relaciones con los presidentes de otras naciones, mostrando abiertamente sus diferencias con su homólogo australiano, Malcolm Turnbull, al que colgó el teléfono o con el mexicano Enrique Peña Nieto, ante el veto migratorio y la construcción de un muro fronterizo. 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha ofrecido este jueves su segunda rueda de prensa desde que llegó a la Casa Blanca, una comparecencia que no estaba prevista y en la que ha cargado contra la prensa, los demócratas y contra su predecesor en el cargo, Barack Obama: "He heredado un desastre, en casa y en el extranjero", ha llegado a decir.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha ofrecido este jueves su segunda rueda de prensa desde que llegó a la Casa Blanca, una comparecencia que no estaba prevista y en la que ha cargado contra la prensa, los demócratas y contra su predecesor en el cargo, Barack Obama: "He heredado un desastre, en casa y en el extranjero", ha llegado a decir.