arriba Ir arriba

Un juez de San Francisco (California) ha bloqueado este martes la orden ejecutiva emitida por el presidente de EE.UU.Donald Trump, para negar fondos federales a las llamadas "ciudades santuario", que se niegan a colaborar con las autoridades federales para deportar a inmigrantes.

El fallo del juez William Orrick de la corte del distrito norte de California, en San Francisco, supone un nuevo revés para el Gobierno de Trump, aunque no es definitivo y el Departamento de Justicia podría recurrirlo ante el tribunal de apelaciones del distrito noveno, instancia inmediatamente inferior al Supremo.

Medios estadounidenses y chinos han destapado que la flota que Estados Unidos anunció que se dirigía a la península de Corea para disuadir al régimen de Pyongyang nunca llegó a su destino. Es más, navegó en dirección contraria y se dedicó a maniobras conjuntas con Australia. La farsa se ha mantenido durante 10 días sin rectificación y pone en duda el rigor de la estrategia militar estadounidense en uno de los conflictos más impredecibles del mundo.

Ahora sí, el portaaviones nuclear estadounidense Carl Vinson y su grupo de ataque se dirigen hacia la península coreana. Esto es, 10 días después de lo que habían anunciado la Casa Blanca y el Pentágono. Está previsto que llegue a Corea a finales de abril, según fuentes militares surcoreanas citadas por la agencia local Yonhap.

El Comando del Pacífico estadounidense (PACOM) anunció a principios de abril que enviaba a la península coreana al Carl Vinson, anclado en Singapur y que hasta entonces tenía previsto participar en el Índico en maniobras conjuntas con Australia, como respuesta al lanzamiento de un misil balístico por parte de Corea del Norte. El propio secretario de Defensa, James Mattis, insistió en esta información.

En ese momento interesaba mostrar una posición de fuerza frente a Pyongyang. La escalada de tensión era evidente y mantenía al mundo en vilo: una flota estadounidense se encaminaba a Corea del Norte justo antes del 15 de abril, la fecha en que se iba a conmemorar con un gigantesco desfile militar el 105 aniversario del nacimiento del fundador del régimen, Kim Il-sung.

El desmantelamiento de la central nuclear de Zorita, la más antigua de España, empezó en 2010. El proceso está ya en la fase final. Los obreros están demoliendo las paredes y suelos de los edificios. Los trabajos concluirán el año que viene. Científicos del CSIC analizan ahora muestras del hormigón que protegía el reactor para comprobar los niveles de contaminación radiológica. Potencias en energía nuclear como Estados Unidos y Japón están pendientes de los resultados de esta investigación con la vista puesta en el desmantelamiento de sus centrales nucleares más antiguas.

La Policía de Fresno (California, EE.UU.) detuvo este martes a un hombre negro al que acusa de haber matado a tres blancos en un supuesto "crimen de odio" motivado por la raza. Kori Ali Muhammad, de 39 años, abrió fuego en tres ocasiones en el centro de Fresno contra personas elegidas de manera aleatoria, pero todas blancas. Su primera victima fue el pasajero de un camión; la segunda se encontraba en el cruce de dos calles y la tercera en los alrededores de una oficina de una organización caritativa.

Al ser detenido, el sospechoso gritó "Alá es grande", pero las autoridades no califican los hechos como un atentado terrorista. "No creemos, basándonos en la información que tenemos hoy, que esto sea un crimen relacionado con el terrorismo (...) Según nuestra investigación, sólo tiene que ver con la raza", ha declarado el jefe de Policía de Fresno, Jerry Dyer. "Creemos que es un crimen de odio", ha añadido, en declaraciones recogidas por Los Angeles Times.

Muhammad estaba siendo buscado por la Policía por su relación con el asesinato de un guardia de seguridad de un motel el pasado jueves, por lo que en total podría ser acusado de cuatro muertes. Según medios estadounidenses, Muhammad, que fue condenado en 2006 por posesión de drogas y armas, vivía en la calle. En redes sociales, el sospechoso había colgado amenazas y mensajes de odio hacia los blancos, según las mismas fuentes.

La Policía de Fresno (California, EE.UU.) detuvo este martes a un hombre negro al que acusa de haber matado a tres blancos en un supuesto "crimen de odio" motivado por la raza.

Kori Ali Muhammad, de 39 años, abrió fuego en tres ocasiones en el centro de Fresno contra personas elegidas de manera aleatoria, pero todas blancas. Su primera victima fue el pasajero de un camión; la segunda se encontraba en el cruce de dos calles y la tercera en los alrededores de una oficina de una organización caritativa.

Al ser detenido, el sospechoso gritó "Alá es grande", pero las autoridades no califican los hechos como un atentado terrorista.