arriba Ir arriba

Desde Rusia hasta China, los líderes mundiales han reaccionado a la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, un acontecimiento que mantiene expectante a la comunidad internacional. Mientras la Unión Europea confía en mantener un diálogo fluido con la nueva administración estadounidense y, el presidente de México, Peña Nieto, ha destacado que la soberanía, el interés nacional y la protección de los mexicanos guiarán la relación con el nuevo gobierno de Estados Unidos. En nuestro país, el presidente Mariano Rajoy ha deseado éxito en su gestión a Trump y que acierte en sus decisiones. El presidente del Gobierno confía en que se mantengan las buenas relaciones.

Sobre la biblia que le regaló su madre cuando era pequeño y sobre la biblia de Abrahám Lincoln, Donald Trump ha jurado su cargo como 45 presidente de los Estados Unidos. La ceremonia de la toma de posesión ha arrancado en la Casa Blanca, aún hogar, por pocos minutos, de la familia Obama. Ex presidentes e invitados ilustres, incluida la derrotada, Hillary Clinton, han asistido. Partidarios y detractores también se han hecho oir este viernes en Washington.

Todo a punto en las escaleras del Congreso, incluido el atril donde Trump jurará el cargo sobre dos biblias, una que le regaló su madre y la que utilizó Abraham Lincoln. Volverá a oírse el himno de Estados Unidos: como la víspera, ante el monumento a Lincoln. Otro guiño de Trump al presidente que ganó la guerra civil y puso fin a la esclavitud.

  • El nuevo presidente tendrá sobre su mesa una decena de asuntos abiertos
  • Según Trump, la primera tarea será desmantelar el 'Obamacare'
  • Las tensiones raciales y la reforma migratoria destacan en la política interior
  • Cuba, Irán y la lucha contra el Estado Islámico marcan la agenda exterior
  • Especial: Elecciones presidenciales en Estados Unidos
  • Especial: El legado de Obama

El Gobierno mexicano entregó este jueves al líder del cártel de Sinaloa, Joaquín "el Chapo" Guzmán, a Estados Unidos en el último día de la presidencia de Barack Obama para que afronte cargos por narcotráfico, lavado de dinero y homicidio, entre otros.

En medio de un fuerte operativo de seguridad, el capo fue trasladado desde la prisión de la norteña Ciudad Juárez, donde estaba recluido desde mayo pasado, con rumbo al aeropuerto de esa urbe fronteriza con Estados Unidos.

Desde allí fue trasladado a Nueva York para hacer frente a los seis procesos penales que tiene pendientes en Estados Unidos.

El presidente saliente de Estados Unidos, Barack Obama, ha ofrecido este miércoles su última rueda de prensa antes de abandonar la Casa Blanca, una comparecencia en la que ha recomendado a su sucesor, Donald Trump, que mantenga una política de firmeza frente a Rusia, al recordar que las sanciones impuestas por su administración contra Moscú responden a la anexión de Crimea y la injerencia en Ucrania.

Obama, además, ha abogado por seguir defendiendo principios que considera básicos, como los derechos humanos, los derechos de las mujeres o la libertad de prensa; en concreto, ha mencionado "el principio de que los grandes países [en alusión a Rusia] no invaden y abusan de otros más pequeños".

En cuanto al resto de asuntos, Obama ha defendido su legado y, en concreto, algunas de las medidas adoptadas por su administración en las últimas semanas, como la conmutación de la pena a Chelsea Manning, la exsoldado que filtró documentos confidenciales a WikiLeaks, al asegurar que "se ha hecho justicia" y que Manning, privada de libertad desde hace siete años y condenada a 35 años de prisión, había recibido una pena "desproporcionada".