Pepe Rodríguez Rey, la cocina como forma de vida

  •  Su principal mentor fue Martín Berasategui
  • Es propietario de El Bohío, con una estrella Michelin
Programas para todos los públicos
RTVE.es 

José Rodríguez Rey (Pepe como le gusta que le llamen) asegura que lo peor que pudo hacer en la vida es dedicarse a la cocina. Porque se ha convertido en su verdadera obsesión.

Joven empresario toledano comenzó a trabajar en la cocina con 22 años. Desde entonces y aún teniendo una carrera profesional, ha preferido un crecimiento sostenido y pausado. Ello no ha sido óbice para que los más prestigiosos críticos de gastronomía de cualquier país del mundo se hallan interesado en conocerlo. “Mi única meta es intentar hacerlo bien”, máxima que repite sin complejos.

En Vitoria fue donde conoció a los principales cocineros españoles y franceses de los años 80, y a las figuras actuales. Recuerda con cariño que pasó de la perdiz toledana a los platos más sofisticados que puedan plantear en una mesa. Y de vuelta a Illescas sentenció “esto es lo que quiero hacer”.

Hoy en día reconoce que a lo que se dedica no lo puede calificar como profesión, sino como una forma de vida.

Y así debe ser, si tenemos en cuenta que las vacaciones de los ocho primeros años entre fogones, los dedicó a trabajar con grandes maestros de la cocina. Su principal mentor fue Martín Berasategui. Le acogió como a un hijo en su casa de San Sebastián. El insigne cocinero vasco consciente de las habilidades del toledano, le introdujo en los círculos privados y circuitos especializados de nuestro país y de Francia. La repostería la aprendería en Barcelona, donde tomaría contacto profesional con el internacional Ferrán Adriá.

Desde entonces hasta ahora, afirma que en su restaurante “destaca más el ser que el tener”. Su cocina es un laboratorio. El Bohío es un centro de aprendizaje de las nuevas generaciones de cocineros.

El concepto de Pepe reside en sus ganas de ser más que en las de tener. Él ha apostado por la calidad, exclusividad y perfección, no desde un punto de vista presuntuoso, sino con la rigurosidad de quien tiene claro a donde, a quién y como va orientado un restaurante.

Pepe en la cocina y Diego en la sala tuvieron claro que lo importante eran las inversiones. La primera se destinó a su propia formación (certámenes, charlas, catas, demostraciones etc.) trabajando en otros sitios de prestigio para aumentar el conocimiento y la formación.

Dos estrellas Michelin

En 1999 les otorgan la primera estrella Michelin (única en Toledo y provincia), algunos ya piden la segunda estrella, todo se andará. El Bohío aparece en todas las principales guías gastronómicas y algunas internacionales como el mejor restaurante de Toledo y provincia.

Pepe Rodríguez Rey ha representado en innumerables ocasiones a la cocina castellanomanchega, tanto en España como en el extranjero, y ha impartido numerosas clases. La carta de vinos de El Bohío, de la que se responsabiliza Diego, ha recibido múltiples reconocimientos, entre ellos, el Premio Alimentos de España 2002 y el premio de Decanter de oro a la mejor carta de vinos de España en el salón internacional del vino. El último galardón que ha recibido ha sido el de mejor bodega GOURMETUR 2006.

Tiene una empresa dedicada al asesoramiento de restaurantes, empresas o colectividades y ha trabajado en Osborne en la puesta en marcha de nuevos sabores de Patés 5 J.  Asesora al grupo Fuentepizarro en Madrid donde se sirven más de 32.000 comidas anuales. Muchas empresas le requieren para cursos de reciclaje para sus profesionales.

Reconocimientos

Pepe Rodríguez ha participado en todos los certámenes de gastronomía más importantes de este país (lo mejor de la gastronomía, Madrid Fusión, Forum Vic, Salón Millesime). La guía más importante de alta cocina en España, ‘Lo mejor de la gastronomía’ del crítico Rafael García Santos, le otorgó en 2010 el premio a ‘Cocinero del año’. En 2011 esta misma guía le concede el premio de repostero del año. En el año 2011 recibe el premio Chef Millessime.


Ha sido galardonado por la Real Academia Española de Gastronomía con el Premio Nacional de Gastronomía 2010 al mejor jefe de cocina. El 26 noviembre 2011 es galardonado por la Asociación empresarial Toledana, Fedeto, con el premio de Empresario del Año,  por la consolidación de su figura como emprendedor al frente del 'El Bohío'

Espacio reservado para promoción
cid:60670