Enlaces accesibilidad

Lucía Pérez, camino de Düsseldorf: "estoy de lo más tranquila y con ganas de llegar a Alemania"

  • La cantante gallega ya está rumbo a Alemania para participar en Eurovisión 2011
  • En su equipaje, muchos amuletos llenos de buenos deseos
  • Mañana por la tarde realizará su primer ensayo de "Que me quiten lo bailao"

Por
Eurovisión 2011 - Lucía Pérez, camino de Düsseldorf: "estoy de lo más tranquila y con ganas de llegar a Alemania"

Lucía Pérez, candidata de España en Eurovisión 2011, ya está camino de Düsseldorf. La cantante gallega llega hoy a la ciudad alalemana sede del Festival, en donde mañana por la tarde realizará su primer ensayo de su actuación de "Que me quiten lo bailao".

La candidata española ha confesado a RTVE.es que está tranquila y con ganas de llegar a la ciudad en la que se celebrará la final de Eurovisión el próximo sábado 14 de mayo. "No estoy nada nerviosa, he dormido muy bien. Me he levantado a las nueve de la mañana y he metido las últimas cosas que me faltaban en la maleta", ha asegurado la artista, que nos ha desvelado que en su equipaje ha incluido varios amuletos como la herradura que le regalaron en La mañana de La 1, estampas, llaveros, amuletos de la familia, de fans y un décimo de lotería con la fecha del día de la final de Eurovisión.

En Barajas con David Civera

A la espera de embarcar, mientras Lucía comía en uno de los restaurantes del aeropuerto de Barajas, ha aparecido el cantante David Civera, que participó en el año 2001 en el Festival de Eurovisión con la canción Dile que la quiero, alcanzando la sexta posición.

Civera le ha deseado suerte a Lucía y le ha confesado que Eurovisión fue para él la plataforma que hizo despegar su carrera musical, y le ha aconsejado mucho agua y mucho dormir"

"Cuando volví de Eurovisión, no había ganado, pero todo el mundo se me acercaba por la calle diciéndome que tenía que haber ganado, recibí muchísimo apoyo. Es muy importante que la gente se fije en ti, que veas el artista que llevas dentro", le ha dicho David Civera a Lucía.