Carlos y Karina, ¿amor eterno?

Ampliar fotocarlosykarina

Karina y Carlostve

Encuestas relacionadas
RTVE.es 

Los seguidores de Cuéntame lo tienen claro: Carlos y Karina deben volver juntos. Así opinan el 68% de los que han votado en la encuesta de la página oficial de la serie. La oposición se divide: un 20% piensa que Carlos acabará por cansarse, mientras que un 12% cree que será Karina, en el fondo más madura que el pequeño Alcántara, la que nunca volverá por ese camino. Los acontecimientos del último episodio parecen que satisfacen los deseos de los seguidores. Repasamos los vaivenes de la pareja durante la 12ª temporada.

Carlos y Karina en seis vídeos

Esta temporada parecía la de la consolidación de la relación entre Carlos y Karina. Los niños de San Genaro al fin eran adultos, se querían y componían una pareja bastante formal. Sin embargo, dos factores han sido los detonantes de todos sus problemas. En primer lugar, Carlos no acaba de definir su futuro. Sus vaivenes vitales le llevan alistarse en la mili y aplazar una decisión sobre sus estudios. Con todo, Carlos y Karina se conjuran para que su estancia en el ejército no les separe.

El otro problema es Felipe, el nuevo vecino y compañero en el servicio militar. Carlos parece al comienzo fascinado por la atractiva personalidad de su nuevo amigo 'pijo'. Pero Karina le cala al primer vistazo, frenando incluso los intentos de Felipe por seducirla. Todo estalla en Pamplona cuando Karina está a punto de ser detenida por la policía.

La reclusión de Carlos en el cuartel no impide que continúe con su relación extramuros. Cuando, a través de Josete, le llega el rumor de que Karina sospecha que está embarazada, protagoniza una audaz escapada y, sobre todo, un accidentado regreso.

Pero la influencia de Felipe transforma a Carlos, que se vuelve más gamberro. Karina, por su parte, admira cada vez más a su profesor en la Universidad. Los caminos de la pareja se están cruzando. Carlos lanza un órdago de consecuencias nefastas: Karina tiene vía libre y él se queda desconsolado.

Como aconseja su hermano Tony "no pasa nada" y Carlos, a fin de cuentas un adolescente, comienza a disfrutar de la juventud y de los polos opuestos.

Finalmente, los escarceos se estropean. Karina se da cuenta de que sólo es un capricho para su profesor y Carlos ya tiene suficiente problemas en casa como para ocuparse de pasarlo bien. Sin embrago, el cariño que hay entre ellos permanece. Primero recuperan su amistad y luego el amor. ¿Hasta cuando?

Espacio reservado para promoción
cid:1573