Anterior Tienes que verlo: Paseo 'time lapse' por Israel y Gaza, el 'antiparque' de Banksy y auroras boreales Siguiente TVE presenta su nueva temporada en el FesTVal de Vitoria, ¡síguelo en RTVE.es! Arriba
Documentos TV - Asesinos en serie - Avance

Documentos TV. "Asesinos en serie"

  • Documentos TV explora las zonas más oscuras de la mente humana

  • Tres de los asesinos en serie más famosos de la historia de EEUU desvelan los impulsos que les llevaron a cometer sus crímenes

|

"No entenderá nada porque usted no es un asesino en serie". Esta frase bien podría resumir la sensación que asaltará a más de un espectador una vez que la sintonía de Documentos TV empiece a invadir sus pantallas.

El programa de La 2 emite  "Asesinos en serie", una producción francesa que intenta entrar en "la mente del asesino" tomando como referente los impulsos que motivaron a tres de los más famosos criminales de la historia de Estados Unidos.  En los tres casos aparece la infancia como la etapa en la que se fraguó la personalidad del asesino.

La de Edmun Kemper fue terrible: maltratado por su madre y hermanas.

Roderick Justin Ferrel se educó con unos abuelos muy religiosos y depravados, que le introdujeron en rituales ocultistas, donde le violaron.

Gerard John Schaefer detestaba a su padre, por serle infiel a su esposa, mientras que él mantenía una relación íntima con su propia madre.

El ogro de Santa Cruz

Kemper comenzó su carrera como asesino a la edad de quince años, cuando mató a sus abuelos. Pasó seis años en un hospital psiquiátrico, donde los médicos no detectaron que se trataba de un asesino que terminaría reincidiendo antes o después.

Cuando volvió a la calle acabó con la vida de seis chicas autoestopistas en un período de seis meses. "Le aplasté el cráneo y luego la degollé", recuerda el propio Kemper del momento en que mató a su madre.

Le aplasté el cráneo y luego la degollé

Más tarde reconoció que "había tenido un orgasmo mientras mataba a la amiga de su madre".

Sus crímenes y su gigantesca presencia, 130 kilos y 2,15 metros de altura, le valieron el apodo de "el ogro de Santa Cruz".

Schaeffer, asesinó a un centenar de personas

Schaeffer era sheriff en Florida. Utilizaba su cargo para acercarse a sus víctimas.

Fue condenado por matar a treinta y dos personas, aunque posteriormente se amplió la cifra a un centenar más. "Tú no lo comprendes porque no eres asesino en serie", le dijo a una amiga de la infancia que le preguntaba el por qué de sus crímenes.

Fue asesinado de cuarenta puñaladas por otro preso mientras cumplía condena.

Ferrel cometió un doble asesinato a los dieciséis años

Ferrel es el preso más joven condenado a muerte en la historia de Florida.

Su debut fue a los dieciséis años con un doble asesinato de una violencia extrema. "Le excitó y le hizo sentirse importante. Habría matado a más personas", explican los expertos.

Está en prisión porque, precisamente por su juventud, le conmutaron la sentencia de pena de muerte por cadena perpetua.

Más contenidos de Televisión

anterior siguiente