Anterior Antonio Buero Vallejo Siguiente Tomates con pesto de orégano Arriba Ir arriba
Emilio Ruiz colocaba maquetas entre la cámara y el decorado para simular los edificios de Madrid tve

El comienzo de las superproducciones televisivas

  • Ana Belén y Maribel Martín encabezan un reparto que cuenta con Fernando Fernán Gómez, Paco Rabal o Manuel Alexandre.

  • Se construyeron 20.000 metros cuadrados de decorados en Prado del Rey.

  • La serie se ha vendido a más de 30 países desde su estreno en 1980.

|


En 1976 TVE se planteaba acometer uno de sus proyectos más ambiciosos: la adaptación de una novela que, en sí misma, era un enorme fresco de personajes y escenarios. ¿Qué tenía de especial el proyecto "Fortunata y Jacinta" para que los ejecutivos de Prado del Rey tardarán tres años en decidirse a darle luz verde? La respuesta es la ausencia de trabas económicas, la determinación de llevar a cabo un proyecto pgigantesco con el único criterio de hacer un producto de calidad en el paraíso televisivo ausente de competencia.

Mario Camus o "el adaptador"

Mario Camus, realizador y guionista con amplia experiencia ("Curro Jiménez", "La leyenda del alcalde de Zalamea") fue el elegido para la dirección. "Fortunata..." fue el germen de varios clásicos de la literatura española que Camus llevó a cabo en el cine y en televisión, entre los que se encuentra "La colmena" (1982), "Los Santos Inocentes" (1984), "La casa de Bernardo Alba" (1987) y "La forja de un rebelde" (1990).
Desde el principio, Camus tuvo claro que "Fortunata..." no era televisión sino "una película de 9 horas". Pedro Ortiz Armengol, experto en la obra de Galdos y diplomático destinado en Londres, asesoró a Mario Camus en la adaptación. El autor teatral Ricardo López de Aranda, que ya había adaptado la obra para una película de 1970, firmó el guión junto al director.

El rodaje

La serie se rodó del 14 de mayo al 5 de diciembre de 1979. Uno de los problemas era poner en concordancia las descripciones invernales de algunos pasajes de la novelas con el verano de 1979. Según Camus "los actores sudaban a chorros". Los medios técnicos superaban, con mucho, a los de cualquier película de la época. La minuciosa recreación de los ambientes madrileños se convirtió en una obsesión. Feliciano Lorenzo Gelices, director adjunto de TVE para la gerencia, fue quién decidió construir 20.000 metros cuadrados de decorados en una explanada junto a Prado del Rey para abaratar costes. Además se rodaron escenas en Madrid, Aranjuez, Boadilla del Monte, Villaviciosa de Odón, Toledo, Comillas, Burgos y Sevilla.

Emilio Ruiz, uno de los mejores maquetistas de la historia del cine, completaba los últimos pisos de los decorados de los inmuebles situando una maqueta entre la cámara y las primeras plantas, creando la ilusión óptica de un edificio completo. El equipo técnico de producción y rodaje (unas sesenta personas) lo componían en su mayoría trabajadores fijos de RTVE.

La influencia francesa

Para financiar la serie, sin embargo, hizo falta una coproducción con Francia a través de Telefrance y Televentia. El peaje fue la inclusión del actor Eric Gendron en uno de los papeles principales, el del Juanito Santa Cruz, hombre sobre el que pivotan las pasiones de Fortunata y de Jacinta. Camus señaló que su filosofía era escoger los actores adecuados y, a partir de ahí, los actores se dirigían solos. La riqueza de personajes de la novela obligó a completar un reparto con 30 actores principales, un centenar de secundarios y 3.500 auxiliares

Ana Belén, la elegida para Fortunata, se enfrentaba al mayor reto hasta entonces de su carrera, con un papel lleno de matices y que le obligó a renunciar temporalmente a su carrera musical.

Maribel Martín, una de las actrices jóvenes con mas proyección en ese momento interpreta a Jacinta, un papel que, según ella "representa la burguesía y la buena educación". El reparto se completa con los grandes actores españoles de la época: Fernando Fernán Gómez interpreta a Evaristo Feijoo, Charo López a Mauricia, Paco Rabal a José Izquierdo, María Luisa Ponta a Lupín Rubín, Mary Carrillo a Bárbara Arnaiz y Manuel Alexandre a Estupiñá.

Éxito internacional

El 7 de mayo de 1980, "Fortunata..." se estrenaba en TVE el primer capítulo.  La serie se ha vendido desde su estreno a más de 30 países. La obsesión de Camus era "hacer para TVE una película de ocho horas, una historia de Madrid, con tono costumbrista, contar divertidas situaciones amorosas y hacer un alto en ese momento histórico de la vida social, económica del país. Camus sentenció: "Ya era hora dar a conocer al mundo entero a un autor como Pérez Galdos. Si he acertado o no, no lo sé. Mejor que yo, tendrá que juzgarlo un galdosista".