Enlaces accesibilidad

'La noche temática'

'La noche temática' se acerca a la industria de la energía nuclear en 'Mundo atómico'

  • Estrena el documental 'El átomo y nosotros' y recupera 'Fukushima, una historia nuclear'
  • Sábado 18 de mayo, a las 23:30 horas, en La 2

Por
La Noche Temática - Mundo Atómico - Avance

‘La noche temática’ analiza en 'Mundo atómico' la industria de la energía nuclear. Estrena el documental 'El átomo y nosotros' y reemite 'Fukushima, una historia nuclear'. Las bombas nucleares sobre Hiroshima y Nagasaki, en agosto de 1945, marcarían el comienzo de la era atómica. En 2011, un tsunami destruyó el noreste de Japón y la central nuclear de Fukushima.

‘El átomo y nosotros’ 

Después de la Segunda Guerra Mundial, lo que realmente marcó el inicio de la era atómica fue un discurso pronunciado por el presidente Eisenhower en las Naciones Unidas con el título ‘Átomos por la paz’: “La mayor de las fuerzas destructivas puede ser revertida y utilizada en beneficio de toda la humanidad”. La mortífera potencia de la bomba atómica renació como “el átomo pacífico”.

Pero desde el principio, el “átomo pacífico” ha sido polémico y ha estado perseguido por las preocupaciones en torno a un accidente nuclear, por su elevado coste y por activistas decididos a pararlo.

En los años 80 el avance hacia un futuro nuclear era inevitable. En la década de 2000, la amenaza del cambio climático obliga a reconsiderar la energía nuclear. Pero en 2011 tendría lugar el accidente nuclear de Fukushima, el más devastador de la historia después de Chernóbil. Hoy en día la energía nuclear está en plena batalla por la supervivencia.

‘Fukushima, una historia nuclear’

El 11 de marzo de 2011 tuvo lugar el accidente nuclear más devastador de la historia después de Chernóbil. Una ola arraso la central nuclear de Fukushima. Con sus seis reactores nucleares, era una de las centrales más importantes del mundo, y se consideraba una de las más seguras. El accidente se clasifica en el nivel más elevado en la Escala Internacional de Accidentes Nucleares.

Enormes cantidades de agua altamente radiactiva se vierten al mar cada día desde la central nuclear. Sigue sin saberse la ubicación de los núcleos de los reactores fundidos, lo que significa que hacen falta ingentes cantidades de agua para su refrigeración cada día y reducir así al mínimo el riesgo de que haya una gran emisión de radiactividad. Unos años después se ha permitido la entrada a un grupo de periodistas para descubrir la verdad sobre el accidente y cómo se gestionó la crisis.

RTVE

anterior siguiente