Enlaces accesibilidad

'La noche temática' analiza cómo nos afectan las sustancias químicas presentes en nuestro día a día

  • Bajo el título 'Tóxicos invisibles', estrena: 'Flúor, amigo o enemigo' y 'Disruptores endocrinos: vidas envenenadas'
  • Sábado, 8 de abril, a las 23:45 horas, en La 2

|

Por
  'Disruptores endocrinos: vidas envenenadas'
'Disruptores endocrinos: vidas envenenadas' rtve

'Tóxicos invisibles' es el título con el que 'La noche temática' muestra cómo nos afectan los productos químicos presentes en la vida cotidiana. Lo hace con la emisión de los documentales: 'Tóxicos invisibles' y 'Flúor, amigo o enemigo'.

A simple vista son inapreciables, pero la mayoría de productos y objetos cotidianos están llenos de contaminantes químicos dañinos. El flúor, considerado hasta ahora benigno, puede ser muy perjudicial para el organismo. Lo encontramos en casi todas partes, incluso en sartenes, mochilas o zapatos. Pesticidas o parabenos son también sustancias que alteran nuestro sistema hormonal, los llamados disruptores endocrinos. ¿Por qué no están regulados por ley? ¿Cómo podemos protegernos de ellos?

'Flúor, amigo o enemigo'

Este documental francés analiza las consecuencias en la salud del uso de perfluorados. Desde niños el flúor se usa como prevención para las caries dentales, pero científicos de todo el mundo consideran que su toxicidad es preocupante incluso a una dosis muy baja. Resulta tóxico a partir de 1 miligramo al día para los niños y 4 para los adultos. Dosis fáciles de alcanzar ya que muchos productos cotidianos contienen flúor, como la sal de mesa, el agua embotellada, la pasta de dientes o el té. Y lo más sorprendente es que en combinación con el carbón en su forma gaseosa también lo encontramos en nuestras sartenes, en la ropa, en las cajas de las pizza.

'Disruptores endocrinos: vidas envenenadas'

Le sigue otra producción gala. Frutas y verduras, cortinas, esmalte de uñas, tintes para el pelo. Todos contienen disruptores endocrinos perjudiciales para nuestra salud al alterar todo el sistema hormonal. Hay miles de ellos a nuestro alrededor, en nuestra propia casa. El baño, por ejemplo, es un auténtico laboratorio de química. La pasta dentífrica contiene triclosán; la crema de base, benzofenona; la pintura de labios, parabenos; el perfume, ftalatos. La lista continúa cuando realizamos las tareas domésticas. Ocultos en los cables del aspirador hay retardadores de llama. También se encuentran en los muebles, en las cortinas o en la pintura.

Los disruptores endocrinos van penetrando poco a poco en nuestro organismo. Afectan al hipotálamo de nuestro cerebro, la tiroides y sobre todo atacan a las glándulas reproductoras, los testículos en los hombres, y los ovarios en las mujeres. ¿Qué venenos son estos que amenazan el futuro de la especie humana?

RTVE

anterior siguiente