Enlaces accesibilidad

Sorteo de la Lotería de Navidad

¿Por qué jugamos a la Lotería de Navidad?

       
  • Compartir décimos con otras personas impulsa la participación
  •    
  • España es uno de los países de la UE donde más se gasta en lotería
  •    
  • Los que más juegan: las clases medias; los que menos: los universitarios

Por
Fotograma del anuncio de 2012 del sorteo de la Lotería de Navidad
Fotograma del anuncio de 2012 del sorteo de la Lotería de Navidad. LAE

El ritual se repite año tras año. Según se aproxima la fecha del sorteo de la Lotería de Navidad aumenta el intercambio de décimos y participaciones entre amigos, familia y compañeros de trabajo.

La tradición se ha institucionalizado de tal forma que incluso personas que no juegan habitualmente acaban cayendo en las 'redes' de la lotería, a pesar de ser un “acto completamente irracional”, según señalan los expertos.

“En España, funcionan muy bien los lazos sociales en Navidad, a través de peñas o grupos de amigos”, cuenta a RTVE.es, Fernando Ramos, profesor de Historia Económica de la Universidad Pablo Olavide y especialista en el estudio del impacto social y económico de los juegos de azar.

Las claves de la "compra en compañía"

La llamada “compra en compañía”, o sea compartir con otras personas y formar parte de un grupo, parece ser una de las claves que arrastran a la participación. De hecho, el sorteo del 22 de diciembre supone casi el 30% de la venta de lotería en nuestro país.

El profesor Ramos detalla que España es uno de los países de la Unión Europea donde más se juega en términos comparativos, “junto a Reino Unido, Italia, Francia y Alemania”.

“Los que más juegan en todo el mundo son las clases medias y bajas y los que menos las personas que tienen estudios superiores”, añade.

Aunque en España esta regla varía con respecto a otros países ya que “la diferencia entre los salarios no es tan pronunciada y hay más uniformidad entre las clases sociales”.

Entre los factores sociales que explican el impulso también se encuentran elementos emotivos completamente subjetivos como la esperanza, la ilusión por participar, o el hedonismo que conlleva el riesgo.

La “irracionalidad” del proceso acapara la atención de economistas, sociólogos y psicólogos, ya que cuantitativamente las probabilidades de ganar el Gordo son bajas y aún así se acaba tentando a la suerte.

“Cuando las personas no tienen nada que perder se la juegan; cuando tienes algo seguro te lo piensas más antes de arriesgar”, reflexiona Fernando Ramos, sobre la diferencia entre la lotería y las apuestas en otros juegos de azar.

La lotería de empresa, un ejemplo de juego colectivo

Un claro ejemplo de “compra en compañía” es la Lotería de Navidad en las empresas. Una práctica muy extendida en España donde los trabajadores juegan a un “número corporativo”. 

“En el trabajo tenemos varias tradiciones el christma navideño, la fiesta con los compañeros y la lotería”, cuenta Marta Navarro, responsable de comunicación de Stock Uno.

En esta empresa, que cuenta con más de 4.000 empleados, decidieron hace cinco años adquirir la lotería a través de internet.

“Antes se encargaba una persona de recursos humanos pero era mucha carga de trabajo (…) y mucha responsabilidad por el riesgo de que se perdieran tanto los décimos como el dinero”, detalla Marta Navarro.

Cada Navidad eligen por sorteo un número “con muchos décimos”. La suerte les ha sonreído ya que durante dos años consecutivos han conseguido “un pellizquito” de 100 euros en las pedreas.

En las empresas muchos trabajadores juegan a un número corporativo

“Aquí comparte prácticamente todo el mundo aunque siempre hay alguien que nunca compra”, añade.

No es la única empresa que ha optado por la adquisición a través de la red. Debido a la demanda existente, la web especializada en loterías Ventura24.es ha creado lotoservicio.com, un espacio gratuito para la gestión de la lotería corporativa.

“Los décimos virtuales” se cuelgan en una plataforma exclusiva para la empresa a la que se accede después de registrarse.

“Es más seguro porque los billetes nunca viajan y quedan custodiados en una caja fuerte. Además, se puede compartir la clave de acceso de compra con exempleados, proveedores o socios”, explica Susana Pérez, Product Manager de Ventura24.es.

“Una responsable de recursos humanos de una gran multinacional me llegó a decir que con internet había visto la luz, después de encargarse once años personalmente de la gestión de la lotería”, cuenta como anécdota Susana Pérez, sobre los quebraderos de cabeza que provoca el ir y venir de décimos en el trabajo.

RTVE

anterior siguiente