Enlaces accesibilidad

Artur Mas acusa al Tribunal de Cuentas de ser un tribunal "de ajuste de cuentas" al dictado del PP

  • Mas ha sido condenado a devolver a la Generalitat 4,9 millones de euros por la consulta del 9N
  • Asegura que afrontan la sentencia, que recurrirán, con "entereza, serenidad, firmeza y convicción"

Por
Artur Mas: "Esto del tribunal de cuentas suena más a tribunal de ajuste de cuentas"

El expresidente de Cataluña Artur Mas, condenado este lunes por el Tribunal de Cuentas a devolver a la Generalitat 4,9 millones de euros por la consulta soberanista del 9-N en 2014, ha defendido que este organismo "suena más a tribunal de ajuste de cuentas" que sigue los "dictados del Partido Popular". El exdirigente independentista asegura que están en el "punto de mira" y que van a por todos ellos. 

Mas se ha mostrado convencido de que la magistrada que firma la sentencia, Margarita Mariscal del Gante -que fue ministra de Justicia con José María Aznar- "tenía la resolución en la cabeza" antes de que se celebrara el juicio y ha "ido saltándose las normas" para condenarle junto a otros nueve ex altos cargos de la Generalitat, entre ellos, la exvicepresidenta Joana Ortega y los exconsellers Irene Rigau y Francesc Homs, con los que ha comparecido en rueda de prensa este martes.

Todos ellos, ha asegurado Mas, harán frente al "daño" que les hace la sentencia con "entereza, serenidad, firmeza y convicción" y ha advertido de que "están muy equivocados" los que piensen que se van a desmoralizar o venirse abajo. "Nos han hecho daño, pero no nos da miedo", ha señalado según recoge Europa Press.

En ese sentido, ha asegurado que volverían a hacer lo que hicieron si estuvieran de nuevo en la misma situación y ha asegurado que en estos procesos siempre hay "daños colaterales" aunque haya que intentar "minimizarlos".

Mas califica de "aberración" la sentencia

El expresidente catalán ha asegurado que la sentencia es "una auténtica aberración" y ha confirmado, como ya adelantó este lunes, que la recurrirán. "Se trata de un abuso de las propias normas del Estado de Derecho para podernos castigar porque hicimos con firmeza lo que mucha gente quería, es decir, ser consultada para decidir el futuro democrático de su país".

Sobre este particular, ha recordado que la exvicepresidenta del Gobierno Soraya Saénz de Santamaría ya dijo que el referéndum "lo pagaríamos nosotros y de nuestros bolsillos".

Artur Mas ha incidido en que la propia Generalitat no ha reclamado el reintegro del dinero que se invirtió en la consulta del 9-N, que llevaron a cabo a pesar de que fue suspendida por el Tribunal Constitución. También ha subrayado en que ya fueron condenados por la vía penal a penas de inhabilitación por desobediencia, pero no por malversación. Esta sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña está, de hecho, recurrida ante el Tribunal Supremo, que tiene aún que pronunciarse.

Noticias

anterior siguiente