Anterior Mugabe se resiste a dimitir pero su partido le somete a una moción de censura Siguiente Barcelona se queda en primera ronda sin la Agencia Europea del Medicamento, que se irá a Ámsterdam Arriba Ir arriba
El gran protagonista de este final de la primavera es el calor, intenso calor que afecta a prácticamente toda la península

Las altas temperaturas seguirán toda la semana con valores entre 7 y 11ºC por encima de lo normal

  • Hay varias provincias en alerta naranja y amarilla por el intenso calor

  • Por el día los termómetros alcanzarán los 40ºC y por la noche no bajarán de 20ºC

|

Las temperaturas extremas, con valores que rondan los 40 grados en muchos lugares, y las "noches tropicales", en las que los termómetros no bajan de los 20 grados, se van a prolongar durante toda la semana, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Son valores muy por encima de lo normal para estas fechas de la primavera, según ha señalado el portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, quien ha precisado que las temperaturas que se registran son entre 7 y 11 grados superiores a lo normal.

Temperaturas altas de día y de noche para este lunes y los próximos días

Del Campo ha explicado que la pasada madrugada las mínimas se quedaron entre 5 y 10 grados centígrados por encima de los valores normales para esta época, como en Madrid, donde el mercurio no bajó de 24 grados centígrados, lo que equivale a 8 grados centígrados por encima del valor climatológico normal.

"El calor va a seguir", ha asegurado el portavoz, que prevé que las altas temperaturas seguirán toda la semana e incluso puede haber un repunte el miércoles, sobre todo en el centro y en el este del país. Además, ha señalado que en función de las zonas puede haber descensos y ascensos ligeros, pero la tónica de calor se mantiene.

Una veintena de provincias en alerta

Así, ante esta situación están en "alerta naranja" (riesgo importante) seis provincias, las de Toledo, Cáceres, Badajoz, Sevilla, Córdoba y Jaén, donde los termómetros se dispararán hasta los 40 grados, y están en "alerta amarilla" (riesgo) otras diecisiete provincias peninsulares.

Están en alerta amarilla Madrid, Tarragona, Lérida, Barcelona, Gerona, Zamora, Valladolid, Segovia, Salamanca, Ávila, Guadalajara, Cuenca, Ciudad Real, Zaragoza, Huesca, Teruel y Huelva con temperaturas máximas previstas rondando los 36, 37 y hasta 38 grados.

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias ha emitido también una alerta ante este episodio de altas temperaturas que afecta a la península, y en especial a los valles del Tajo, el Guadiana, el Guadalquivir y el Ebro.

Recomendaciones contra el calor

Protección Civil ha incidido en el llamamiento para que los ciudadanos limiten la exposición al sol, se mantengan en lugares bien ventilados, ingieran comidas ligeras y regulares, ricas en agua y sales minerales, beban abundante agua o se vistan con ropa de colores claros, cubriendo la mayor superficie de piel posible y la cabeza.

Sus recomendaciones insisten también en evitar los ejercicios físicos prolongados en las horas centrales del día y en interesarse por las personas mayores y enfermas y aquellas que vivan solas o aisladas.

Protección Civil ha advertido, además, que las altas temperaturas aumentan el riesgo de incendios, por lo que ha recomendado que se extremen las precauciones en este sentido.

Rubén del Campo ha explicado a EFE que esta situación meteorológica, que técnicamente no se puede considerar todavía como "ola de calor", se va a prolongar al menos hasta el final de semana, y que las temperaturas, tanto las máximas del día como las mínimas de la noche, van a seguir siendo muy altas y estando muy por encima de los valores normales de estas fechas.

Ha citado como ejemplo el caso de Madrid, donde los termómetros no han bajado la pasada noche de los 24 grados, cuando lo normal en estas fechas son temperaturas mínimas de 16.

El portavoz de la Aemet ha precisado que situaciones similares se han producido también en Cáceres, donde la mínima ha sido de 22,6, o en Toledo, donde los termómetros no han bajado por la noche de los 22,4 grados.

Son, cuando las temperaturas no bajan de los 20 grados, lo que los meteorólogos denominan "noches tropicales", y se van a repetir en todo el interior peninsular durante las próximas jornadas. Sólo se van a librar de estas temperaturas extremadamente altas los litorales del Cantábrico y el Mediterráneo, ha explicado Rubén del Campo.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente