Anterior El IBEX 35 aprovecha el tirón de Repsol para acercarse a los 8.800 puntos Siguiente Susana Díaz se compromete a "coser" la unidad de un PSOE sin "bandos" Arriba Ir arriba
La caída estacional es un proceso natural y cíclico del cuerpo humano.
La caída estacional es un proceso natural y cíclico del cuerpo humano. Rai Robledo

¿Por qué se cae el pelo en otoño?

  • La caída estacional es un proceso normal para renovar el cabello

  • En otoño se caen los pelos que se murieron en primavera

  • Tardamos unos 4 años en renovar por completo la cabellera

|

Llega el otoño, ya se nota que los días son más cortos, las temperaturas bajan y empezamos a notar que el pelo se nos cae en abundancia. Que no cunda el pánico, no nos estamos quedando calvos. Como mamíferos que somos, simplemente estamos en mudando el pelo.

“En realidad, el pelo se ha muerto en primavera, pero tarda varios meses en caerse”, explica Ramón Grimalt, Profesor de Dermatología en la Universitat de Barcelona y miembro de la Academia Española de Dermatología (AEDV). Tardan alrededor de tres meses desde que mueren hasta que se caen definitivamente y los vemos en la almohada o en la ducha. “No hay que olvidar que si un pelo muere es porque hay otro detrás empujando para nacer”, añade tranquilizador. Los pelos vuelven a lucir (medio) largos al cabo de tres o cuatro meses.

La caída estacional es un proceso natural y cíclico del cuerpo humano. En realidad, nuestra cabellera se está renovando constantemente. De cada 100 pelos que tenemos, siempre hay un 12-15% en fase de recambio. Tardamos alrededor de cuatro años en renovar completamente la cabellera. Y siempre se caen de forma aleatoria y uniforme en toda la superficie de la cabeza, de tal manera que no se forman calvas localizadas.  

El mito de las vitaminas y las lociones anticaída

Por estas fechas  Las consultas de los dermatólogos se llenan de pacientes preocupados por la caída del cabello. Ocho de cada 10 personas no tienen ninguna enfermedad, sólo están asustadas por quedarse calvas, comentan desde la AEDV.

En general, solemos tomar vitaminas o aplicarnos lociones anticaída creyendo que quizá así podamos evitar la fuga masiva de nuestros cabellos. Su uso es un mito, no hay nada que hacer, el desprendimiento sucederá, porque es un proceso normal, natural y adecuado. Además, “la raíz del pelo está a medio centímetro de profundidad por debajo de la piel; los cabellos que logramos arrancarnos fácilmente es porque están ya medio sueltos”, insiste el experto.

La mayor parte de alopecias severas no cursan con un desprendimiento súbito del cabello. Sólo tiene una excepción: los recién nacidos. A los tres o cuatro meses, los bebés pierden prácticamente toda la pelusa inicial que cubre su cabeza para dejar paso al pelo nuevo.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente