Enlaces accesibilidad

La pasarela 080 de Barcelona rinde homenaje a Andrés Sardá

  • La firma lleva más de 50 años en el sector de la lencería
  • Ángel Corella, artista invitado sobre la pasarela
  • Se premia la colección de Miriam Ponsa

Por
El diseñador Andrés Sardá y cuatro diseños de otoño e invierno 2012/13.

Una ovación que es un abrazo de cariño y un reconocimiento a un hombre que llegó a lo más alto sin perder la elegancia y la humildad. Barcelona homenajea a Andrés Sardá y lo hace en la pasarela, donde tantas veces presentó sus colecciones. Nuria, su hija, ha agradecido el respeto y la devoción que las gentes de la moda española sienten por su padre. Uno de los grandes.

Modelos como Verónica Blume y Elisabeeth Mas ocuparon las primeras filas y Ángel Corella bailó sobre la pasarela en la que se exhibió parte de la colección de otoño e invierno 2012/13, una propuesta que vimos ya en Madrid en febrero de 2012, otro día especial. Hace un año la casa Andrés Sardá celebraba que cumplía 50 años de profesión y lo hacía con un espectáculo increíble, repasando la historia de la moda intima.

El primero en usar Lycra

La casa nació en 1962, fabricando prendas de lencería y rompiendo moldes para transformar el estilo y las formas de esa ropa que las mujeres no se atrevían aún a mostrar. Eran prendas con un único objetivo, contener y guardar, pero Sardá utilizó su olfato y su creatividad para cambiar el sector y, poco a poco, la mentalidad de una sociedad con muchos prejuicios y miedos heredados.

El diseñador fue más lejos. Introdujo el concepto de “moda” en la lencería, fue pionero en utilizar nuevos tejidos como la Lycra y la fibra elástica, y apostó por iniciar un proceso de internalización, llegando a vender en Francia. En 1965 sus creaciones se codeaban con las grandes casas francesas en las Galeries Lafayette y Printemps.

Nuria Sardá lleva el timón

La firma estaba consolidada pero Andrés Sardá nunca paró de buscar nuevos caminos para extender su talento. En 1970 lanzó moda para el baño y elevó algunas de sus líneas para posicionarse, paso a paso, en el sector del lujo.

Hoy venden en 24 países, y su nombre está relacionado con la alta costura de la lencería. Nuria Sardá, su hija, trabaja en la empresa desde 1995 y en los últimos años ha capitaneado la nave con rumbo fijo hacia la exclusividad, el lujo y la creatividad. Para la temporada de primavera y verano 2013, la casa se inspira en el glamour de las divas de cine, tanto en su colección de baño con en la de ropa íntima.

El homenaje a Andrés Sardá fue lo más destacado de la última jornada de la 080, en la que presentaron sus propuestas casas como Yerse, Escorpion, Javier Simorra, y las firmas de moda infantil Bóboli y Cóndor.

Noticias

anterior siguiente