Shalom La 2

Shalom

Domingo a las 09:15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4556086
Para todos los públicos Shalom - Auschwitz: no hace mucho, no muy lejos - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Muy buenos días, "Shalom".

En el calendario judío estamos conmemorando el recuerdo

a las víctimas del holocausto nazi.

Una de las iniciativas más comunes últimamente es visitar

lo que es el cementerio del mundo más grande,

Auswitch-Birkenau.

Este año, por primera vez, Musealia y Exposición Canal

han conseguido traernos Auswitch al Paseo de La Castellana, 214.

Esta exposición, lejos de pretender explicar lo inexplicable,

consigue que el recuerdo permanezca siempre vivo.

(Música)

La exposición es una coproducción, es un proyecto internacional

entre una compañía española, Musealia,

y el Museo Estatal de Auswitch-Birkenau.

Entonces, llevamos más de ocho años trabajando

en la producción de la exposición y, desde el primer momento,

siendo una compañía española, para nosotros era importante

que la exposición, que la historia de Auswitch,

la historia del holocausto, pudiera verse en España,

y dentro de nuestro país, esta sala era la que contaba

con las mejores características tanto de espacio como de conservación

como de seguridad.

Y la verdad es que, bueno, para nosotros es una suerte

poder contar, en este caso, con la colaboración

de Canal Isabel II de la Comunidad de Madrid

y poder traer la historia de Auswitch a España.

No solo participa el Museo Estatal de Auswitch sino que también

hay otras 20 instituciones que ceden piezas,

desde el Memorial en Sachsenhausen, Yad Vashem en Jerusalén,

el Museo de Holocausto en Washington...

Por lo tanto, bueno, la verdad es que es un proyecto muy complejo,

porque conseguir traer todas estas piezas...

Y es la primera vez en la historia que muchas de ellas salen, es decir,

el 90, 95% de las piezas que se exponen

no se han expuesto nunca antes al público.

Por lo tanto, es una manera también nueva de poder exponer estas piezas

en el contexto de una exposición monográfica sobre la historia

de Auswitch.

Auswitch era un punto en el mapa en el que desgraciadamente

confluían todos los trenes con deportados judíos

y con prisioneros políticos que acababan en este punto de Europa,

y lo que hemos intentado, precisamente,

es sacar la historia de Auswitch fuera del propio museo,

hay mucha gente que, desgraciadamente,

por diferentes cuestiones, no podrá nunca viajar hasta Auswitch,

hasta Polonia, y visitar el museo y ver el sitio físico,

y aquí lo que hemos hecho es traer fragmentos del campo,

objetos originales y, sobre todo, darles un contexto histórico.

Se trata no solo de ver, se trata, sobre todo, de comprender.

El gran problema de la exposición es que, probablemente,

la narrativa tiene que explicar lo inexplicable,

pero Primo Levi decía que "si bien comprender es imposible,

recordar es necesario".

Y supongo que, de alguna manera, lo más importante de esta exposición

es que es un tributo a las víctimas del campo

y una posibilidad para hacer una reflexión

sobre cómo queremos construir el futuro

aprendiendo las lecciones que nos da la memoria y el pasado.

-Vino Luis a verme una tarde

y la verdad es que nos enamoramos todos del proyecto,

como lo está el también, y ahí dijimos:

"Esto tiene que venir aquí, ¿no?".

Él conocía la sala, esta sala es la sala más grande

de exposiciones temporales en España y una de las más grandes de Europa

y, por tanto, llenar de contenidos esta sala es una locura,

es muy difícil.

Cuando vimos la exposición, el contenido, el objeto,

dijimos: "Esta exposición la tenemos que hacer nosotros".

Y ahí hemos estado trabajando desde entonces.

Cuando uno conoce ya el detalle, sobre todo las historias personales,

se da cuenta del horror, se da cuenta de cómo las personas

podemos llegar a través de olvidarnos de lo que somos,

llegar a ser casi animales,

animales que no tienen compasión por el resto de la humanidad.

Entonces, esto yo creo que era muy importante

para nuestra juventud, el que se conociera,

el que la gente entendiera después de ver la exposición

a dónde podemos llegar, a dónde...

El olvidarnos de la política, como decía Aristóteles,

el olvidarnos del saber vivir todos juntos puede llevar

a una locura, al genocidio, al holocausto,

y eso es lo que queríamos que la gente entendiera, ¿no?

-La exposición tiene cuatro áreas.

Primero tenemos una introducción, luego una sección que denominamos

"Antes de Auswitch", donde tratamos todos los ingredientes intelectuales

que hicieron posible el exterminio en este campo de concentración,

en el campo de exterminios.

Es muy importante que la gente comprenda que Auswitch no comenzó

con las cámaras de gas,

este es el último paso de un proceso muy largo.

Auswitch comienza con el odio, con políticos dividiendo a los ciudadanos

y creando enemigos entre ellos.

Luego tenemos la sección principal, que es, obviamente, Auswitch,

donde tratamos la existencia del campo y lo que significaba

ser prisionero en Auswitch y todo el exterminio que allí se llevó a cabo

contra el pueblo judío.

Y, finalmente, hay una última parte, que es una reflexión

sobre Auswitch hoy en día, qué significa para nosotros

que Auswitch haya existido.

De alguna manera, lo resume el subtítulo de la exposición.

Es comprender que Auswitch sucedió no hace mucho, no muy lejos,

en el corazón de Europa y en el seno de la sociedad

más tecnológicamente y culturalmente avanzada de su época,

que era la alemana.

Auswitch forma parte de nuestra historia y es imperativo conocerlo.

Estamos en esa primera parte de la exposición, que es la introducción,

donde básicamente intentamos poner al visitante en la piel

de los soldados soviéticos que llegaron un 27 de enero del 45

a las alambradas de Auswitch y Primo Levi decía que sus caras

reflejaban ese asombro y esa vergüenza ajena

del hombre que sabe que aquí se ha cometido un crimen inenarrable.

Entonces, de alguna manera, presentamos un poco

esa situación de aquellos soldados que llegaron

y, a pesar de ser hombres curtidos en la guerra,

al ver estos objetos, al ver a los pocos supervivientes que había

en el campo, quedaron de alguna manera marcados de por vida.

Todos estos objetos que vemos aquí, estos postes, esta alambrada,

son originales, es la primera vez, de hecho, en la historia,

como decíamos antes, que una colección importante

de objetos originales sale del campo, es la primera vez que se exponen

y, de una manera, son fragmentos de historia que hemos podido recuperar

del pasado y que nos permiten narrar de forma cronológica

la historia de Auswitch. Lo más importante del objeto

no es probablemente lo que vemos, sino, sobre todo, lo que no vemos,

es la voz histórica, cada objeto tiene un eco histórico

y establece una conversación con cada visitante

y esperamos que hay más de 600 objetos

y que seguro que hay muchos de ellos que conseguirán transportar

al visitante y hacer comprender la historia de Auswitch

y su contexto histórico.

-Esta familia en concreto son nacidos en Cracovia,

es una pareja que vivía en la localidad de Auswitch.

Auswitch era un pueblo pequeño,

más o menos 3000 habitantes,

y casi la mitad eran, digamos, judíos,

y la otra mitad eran cristianos.

Y la verdad es que en el propio diario de esta familia,

era una familia bien, vamos a decir, una familia que tenía una fábrica,

una fábrica importante de licores en la localidad.

Él en sus diarios hablaba de lo bien que convivían

las dos comunidades,

lo bien que se trataban, etc.

Esto, obviamente, era un punto de partida interesante

y la historia que nos puede hacer reflexionar fue cómo esta familia,

en un momento determinado, por temas de negocio,

la pareja tiene que irse a Estados Unidos

y, justo cuando empieza la invasión de Polonia, empieza la guerra

contra el gobierno polaco, la Segunda Guerra Mundial,

y esta familia ya no puede volver, con la desgracia de que su hija,

que también la tenemos aquí, su hija se había quedado a vivir

con la abuela y ambas murieron en el holocausto.

Entonces, esto es una primera entrada,

esto está a la entrada de la exposición

y va introduciendo este tipo de historias que hacen

que nos acerquen como personas.

También el caso de españoles, hemos trabajado también

en una pequeñísima comunidad judía, que había nacidos en España,

unas 66 personas, que hemos contribuido a descubrir,

vamos a decir, porque no se conocían,

que también murieron, eran españoles que murieron en Auswitch,

también tenemos esa información a la salida de la exposición

para acercar a los españoles que murieron también en el holocausto,

en el genocidio.

(Música)

Esta foto, yo creo que, es la representación máxima

de lo que lleva a la locura, ¿no?

La locura de un dirigente, la locura de una ideología

que no tiene ningún respeto por el resto de seres humanos

y cómo es posible que en la nación más avanzada de Europa,

donde tenemos al mayor número, en aquella época,

de Premios Nobel, de filósofos,

todo tipo de profesionales, arquitectos, médicos...

Cómo puede ser que en esta sociedad reunamos...

Esta imagen que ves es la reunión anual del partido en Núremberg

en el año 33.

Pues hay casi un millón de personas.

Entonces, ¿cómo es posible que en esa sociedad

se consiga convencer a prácticamente todos los estratos de la sociedad

en una serie de ideas que acaban destruyendo a Alemania

y destruyendo a Europa?

Cada pieza lleva un trabajo y más de 600 piezas,

todas y cada una han sido elegidas una a una,

por tanto, elegir de entre 600 piezas es muy difícil,

pero hay algunas que llegan más por distintos motivos.

Entonces, por ejemplo, si tengo que elegir,

ahí mismo tenemos una cruz de hierro de segunda clase

de un oficial alemán de origen judío, de la Primera Guerra Mundial,

que pensaba que con su cruz de hierro él era un héroe en Alemania.

¿Se iba a proteger? Pues no, él y su mujer murieron en Auswitch.

También tenemos...

una pieza muy interesante, yo creo, para el público,

es un juego, que está también aquí muy cerca,

es un juego en el que los niños jugaba a expulsar judíos

de su ciudad.

Claro, esto es una cosa que dices, bueno, pues lo habrán hecho

los nazis, no, era un juego que había en Alemania,

y no era un juego que hicieran los nazis para vender su idea,

simplemente, era la ideología que en aquel momento imperaba

en esta dictadura. -No hay juegos inocentes.

-No,

pero, obviamente, claro, los niños jugaban a expulsar judíos

de la ciudad, a detectarlos y a expulsarlos,

y eso es lo que luego hicieron.

O sea que, realmente, estaban adoctrinando a la sociedad.

Muchas de las piezas discutimos a quién le van a llegar,

cómo vamos a conseguir, a los niños, a las personas más mayores,

hacer entender lo que fue Auswitch, ¿no?

Entonces, tenemos un zapato, que dentro tiene un calcetín,

un zapato de un niño pequeño.

Vemos por el zapato que era de un niño de unos cinco o seis años,

que estaba bien cuidado, que tenía su familia,

y vemos cómo el engaño... o sea cómo al llegar Auswitch

le dicen: "Oye, guarda el calcetín en el zapato para no perderlo

cuando vuelvas de la ducha".

Y, entonces, el encontrarte el zapato con el calcetín,

después de 75 años, pues es muy fuerte, ¿no?

Las deportaciones, normalmente, eran inesperadas.

Empezaban a chillar en la calle, llegaban los coches con los nazis,

pues decían: "No he avisado a nadie que me voy".

A ellos les decían que iban al este, a una zona donde iban a vivir

muy felices con todos los judíos juntos, etc.,

pero querían avisar a sus familiares, entonces, no sabían cómo,

entonces, escribían cartas muchos de los deportados

y las metían en el sitio que podían, normalmente, en la cantimplora

que llevaban, cuando se agotaba el agua, se acababa, la lanzaban

con la esperanza de que alguien la recogiera y se la enviara

a la familia.

Hemos recogido aquí un buen grupo de este tipo de muestras,

de cómo la gente recogía estas cartas y las enviaba a la familia.

-Es muy importante para nosotros comentar que los colegios

entran de forma gratuita, de toda España, no solo de Madrid

y que, por lo tanto, si algo es Auswitch hoy en día,

si algo puede ser esta exposición, es una herramienta pedagógica.

Es un grito mudo que surge de las entrañas de la tierra

y que nos advierte de cuáles son las fronteras

de la barbarie humana, de hasta dónde nos pueden llevar

las ideologías movidas por el odio, el antisemitismo,

la xenofobia, el racismo... Y, al final,

el desprecio absoluto hacia otro ser humano.

Tenemos hasta el 17 de junio de este año,

y yo creo que es una oportunidad única por muchos motivos,

pero, sobre todo, por el hecho de que a pesar de que es

una exposición itinerante y que visitará otras ciudades,

ya sea Nueva York, Ámsterdam o Londres,

nunca tendrá la presentación que tiene aquí en Madrid,

son más de 2500 m²

y en una sala que es la magnífica, entonces, es digamos algo que...

Hay un sentimiento especial en esta sala entre la exposición, los objetos

y los visitantes y, desgraciadamente, solo estaremos hasta junio,

así que es una oportunidad única que creo que merece la pena venir a ver.

La exposición, probablemente, plantea más preguntas que respuestas.

Y es, sobre todo, una invitación a la reflexión

de hasta dónde podemos llegar cuando nos dejamos mover por el odio

y por el desprecio hacia otro ser humano y, sobre todo,

es un grito de advertencia y esperemos que el visitante

haga una reflexión y entre todos nos permita construir un futuro mejor

basado en las lecciones que podamos aprender del pasado.

Solemos decir que la visita media es aproximadamente entre 2 y 3 horas,

pero los efectos de la misma pueden llegar a durar, ojalá, toda la vida.

(Música)

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Auschwitz: no hace mucho, no muy lejos

Shalom - Auschwitz: no hace mucho, no muy lejos

08 abr 2018

Esta exposición , coproducida por Musealia y el museo estatal de Auschwitz, supone un recorrido por uno de los capítulos más oscuros de la historia de la Humanidad .

ver más sobre "Shalom - Auschwitz: no hace mucho, no muy lejos" ver menos sobre "Shalom - Auschwitz: no hace mucho, no muy lejos"

Los últimos 551 programas de Shalom

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. manuel

    Para el dolor, no hay comentarios,simplemente porque.

    11 abr 2018