Saber vivir La 2

Saber vivir

Domingos a las 12.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5256039
No recomendado para menores de 12 años Saber Vivir - 02/06/19 - ver ahora
Transcripción completa

como cuando con los amigos, que sabemos que hay gente

(Música)

Bienvenidos a "Saber vivir", hoy vamos a hablar del colesterol,

de la carne de pollo y legumbres tiernas de primavera,

también nuestra dermatóloga nos va a enseñar

a cuidar las pestañas y las cejas,

y en psicología aprenderemos a no discutir

cuando estamos comiendo.

De comer lo sabe todo

nuestro dietista nutricionista Aitor Sánchez,

que seguramente has escuchado muchas veces

eso de que hay que desayunar como un Rey,

comer como un príncipe y cenar como un mendigo.

Se dice mucho,

pero habrá que ver qué desayunan los reyes

y qué cenan los mendigos porque por ejemplo,

si haces un mal desayuno quizá deberíamos centrarnos en la calidad

y no tanto en la cantidad de las ingestas.

Este desayuno que te he traído, ¿podría ser el de un Rey?

El de un Rey poco saludable, claramente.

Para mucha gente es un desayuno muy recurrente, pero,

¿qué tenemos?

Unas tostadas de pan blanco con mermelada, regular.

El azúcar libre que ya tienen los zumos

que sabemos que no es muy saludable, bollería,

no es un buen ejemplo de desayuno.

¿Qué nos podemos quedar culturalmente

que también es aceptable?

El café, que lo toma mucha gente,

si no le añadimos azúcar y por ejemplo,

esa tostada de pan integral con tomate y aceite de oliva.

Tampoco hay que meter cosas extrañas, cosas que están bien,

que también están en nuestra cultura gastronómica.

En este punto, me gustaría que me aclaras la cronodieta,

es decir,

los de no comer ciertos alimentos a cierta hora del día

para no engordar.

La crononutrición es un enfoque reciente,

que lo que presta mucha atención es cómo responde nuestro cuerpo

a distintas horas a los diferentes alimentos.

Está bien, tiene su justificación fisiológica,

pero lo que nunca podemos hacer es que importe más el horario

que la calidad,

a ver si porque tengamos mejor respuesta

a los hidratos de carbono por la mañana,

nos vamos a olvidar y no le vamos a decir a la gente

que no hay que desayunar galletas, porque no son sanas.

Circulan muchas ideas en torno

a las tres comidas principales del día,

la primera el desayuno, por ejemplo,

yo he escuchado más de una vez

que hay que desayunar antes de las nueve para no engordar.

Para no engordar hay que desayunar saludable,

si desayunas tempranísimo pero mal, es decir,

este desayuno de Rey no va a ser saludable.

Lo importante es que el desayuno sea sano, y es más,

si te despides a las 9:30, ¿qué haces?

¿No desayunos, desayunos saludable?

No, lo que importa es la calidad de la ingesta.

Yo creo que ha llegado ya la hora de la comida, ¿te vienes?

Claro. ¿Sabes quién lo ha preparado?

Me lo huelo. ¿Quién iba a ser si no?

Nuestra Marta, bienvenida. Sentaos,

que se os enfría la comida tan rica que os he preparado hoy.

Qué bueno, ¿qué has preparado hoy? Os tengo por aquí

trucos relacionados con lo que vamos a ver hoy,

una ensalada fría de legumbres,

de lentejas con una vinagreta de mango y mostaza,

en vez de miel y mostaza como siempre,

sustituimos la miel por el mango.

Seguimos por aquí con una alternativa al pollo,

que son unas brochetas de tofu

que hemos marinado con curry, cúrcuma.

Y tenemos también piña que hacemos a la plancha.

Me ha dejado con la boca abierta, ¿qué te parece?

Qué bien, platos muy ligeros,

metemos proteína a partir de la legumbre,

y dos ideas para meter fruta en otros platos

que no es solo el postre, el mango aquí, la piña.

Voy a hacer una barbacoa este verano de esto.

Y verás lo rico que está,

y seguimos con el postre que será fruta.

Porque ya hemos invertido nuestro esfuerzo en la cocina,

en hacer este primero y este segundo, y oye,

está fenomenal comer fruta porque hay que comer cuidándose.

Eso es lo que es de verdad comer bien y no comer en mucha cantidad.

Es cierto, circulan también mitos o realidades, no lo sé,

en torno a la comida porque dicen

que hay que comer antes de las 15:00 para no engordar.

No, lo que hay que hacer es comer saludable

y acorde también a horario, es decir,

si vas a trabajar por la tarde, come algo más ligero,

que te permita estar concentrado. ¿Has entrenado esa mañana?

A lo mejor sí que puedes hacer una comida más contundente.

Pero no hace falta que te centres:

"Ay, 14:15, hora de comer".

Claro, es que hay gente que además es muy de extremos,

o come mucho o luego no come nada,

hace lo que yo llamo la dieta "lechuga, pechuga".

¿Qué quieres decir con eso? "Lechuga, pechuga",

comen a base de una ensalada con cuatro hojas tristes de lechuga

una pechuga de pollo a la plancha y comen eso

durante un montón de días. ¿Qué pasa?

Que al final se desaniman, pero no solo a comer,

sino a cocinar y es que comer y cocinar van de la mano.

¿Cómo vas a tener adherencia

a ese estilo de alimentación con "lechuga, pechuga"?

Lo que hay que hacer son cosas que están ricas

y que sean saludables,

pero nadie puede aguantar mucho tiempo

comiendo solo esos dos alimentos.

Hablando de pechuga,

analizaremos la carne de pollo que es la más consumida aquí.

Y por eso os traeré trucos para cocinar bien el pollo,

que nos quede jugoso y vamos a hablar de las legumbres tiernas

de temporada

y otros trucos para hacer recetas riquísimas.

Vete preparando esos trucos,

que nosotros nos vamos que es la hora de la cena.

Yo me quedo aquí comiendo fruta.

Tú sabes Aitor,

que circulan muchas ideas en torno a ese momento,

a esa comida del día, como por ejemplo que hay que cenar,

lo mismo, antes de las 21:00 para no engordar.

O gente que a lo mejor no solo cena temprano,

sino esa fruta, ese yogur,

porque se arrepiente "he hecho mal día así que solo una fruta

y un yogur", y no,

bajo mi punto de vista desperdicias la gran oportunidad

que te da la cena,

que te brinda la cena para cocinar algo saludable en familia.

Lo que has dicho del horario,

lo tendría en cuenta para cenar temprano,

para no irte con la digestión a la cama,

pero preferible que como es una comida principal,

la cena, metamos todo, la verdura y especialmente la proteína.

Los hidratos de carbono depende de la actividad,

pero lo importante: verdura y proteína.

Ya que has dicho proteína,

luego os vamos a hablar más de la carne de pollo

y de la alimentación que es más aconsejable

para controlar el colesterol,

pero ahora nos vamos precisamente a saltar,

y ya veréis qué saltos porque es un deporte extremo, el salto base.

(Música)

Estamos a 135 kilómetros de Barcelona, en Camarasa.

Hemos venido para hacer un salto de 140 metros.

El salto base es una modalidad del paracaidismo,

un poco más extrema porque solo se usa un paracaídas,

consiste en saltar de objetos fijos, requiere de mucha técnica,

de mucha concentración y de estar en forma.

Se basan mis limitaciones un poco en carbohidratos,

y un poco de proteínas.

La carne, pescado, me lo suelo hacer a la plancha.

La preparación física para realizar salto base es esencial,

correr me da resistencia, me da que cuando subo la montaña,

no me sale el corazón por la boca.

El rocódromo me da mucha fuerza

y confianza en estar seguro en sitios expuestos, acantilados.

La cama elástica da mucho control corporal.

Aquí lo que practico son los trucos que voy a hacer en base.

Los riesgos de este deporte son obvios, tienes la pared muy cerca,

el suelo muy cerca,

no tienes un paracaídas de reserva

que puedas accionar si tienes un problema con el principal.

Da poco margen de error.

La gran mayoría de gente, de deportistas que hacen salto base,

yo creo que es un poco autosuperación, un chute,

una adicción más.

Lo que más me engancha es que cuando termino de hacerlo

cuando lo estoy haciendo,

siento como cuando era pequeño y descubrí algo que me apasionaba

y sentía esa emoción y euforia,

esa ilusión la que yo creo que me engancha al salto base.

(Música)

¿Qué pienso de mañana?

Pues no pienso en nada,

la verdad que me relajo bastante y duermo con tranquilidad

y no me cuesta.

Un día normal, suelo desayunar muesli, cereales, fruta,

porque me da bastante energía, tiene bastante azúcar.

Creo que la gente que realiza este deporte y lo practica,

sabe estrujar muy bien su vida y disfrutar en todo momento.

Mucho, mucho, va.

(Música)

¡Whoa, chaval!

Volviendo de nuevo a la carne,

hoy nos vamos a fijar en la carne fresca de pollo,

que es la más consumida, la más comprada en España.

Es la que más se compra por motivo económico,

es muy accesible y hay que tener en cuenta que se popularizó

cuando se supo que era una carne que por lo general

tiene poca cantidad de grasa,

cuando esos años le teníamos miedo a la grasa.

Así que yo creo que es una de las más frecuentes

dentro de nuestros frigoríficos, eso sí,

cuando esté en el frigorífico hay que aprender a manipularla

y tener higiene con esta carne.

Vamos a aprender eso,

conservar un poco mejor la carne de pollo sobre todo,

a la hora de comprarla. ¿Qué precauciones hay que tener?

Lo primero, como es un producto fresco,

la misma precaución que con cualquier producto fresco

especialmente si es de origen animal como la carne y el pescado.

Cuando lo compramos dentro del super o del mercado,

deberíamos dejarlo para el final de la compra,

no debería pasar más de una hora

desde que lo metemos en la cesta hasta que llegamos a casa

y lo metemos en el frigorífico.

Una vez que ya está refrigerado,

el máximo tiempo que tiene que pasar hasta que nos lo comamos,

como mucho 48 horas. Dos días, no más.

¿Y si la congelamos, cuánto tiempo puede aguantar?

Si la congelamos mucho más,

porque estamos pausando a las bacterias,

no hay un crecimiento bacteriano,

pero sigue habiendo reacciones químicas, puede haber oxidación,

cambios de colores,

eso hace que muchas veces la carne en el congelador se diga,

medio año, seis meses, ocho meses como mucho.

Si en lugar de congelar la hemos cocinado,

que hay familias que a lo mejor hacen pechugas,

las cocinar para que les duren más,

ya podrían aguantar en el frigorífico cuatro, cinco días,

eso sí, se te pueden quedar secas,

así que vamos a intentar guardar la carne también en un preparado,

en un guiso dura mejor o en salsa que si estuvieran secas

y expuestas al aire.

Nutricionalmente, ¿crees que el pollo es un alimento completo?

Completo no lo es, es una buena fuente proteica,

pero le falta el resto de nutrientes

que necesitamos, no puedes vivir a base de pollo.

Habría que incluir todas las verduras,

hay que incluir también una grasa de calidad como el aceite de oliva

y los frutos secos, y por supuesto,

hidratos de carbono en medida de si seamos

unas personas más activas o menos activas.

Puede formar parte de un menú saludable, por ejemplo,

una ensalada de primero y un arroz con pollo y verduras, ahí sí,

pero no solo pollo.

Buenas ideas que nos aporta siempre Aitor,

vamos a hablar también de los cortes, aquí tenemos varios.

¿Cuál sería el más interesante?

Los cortes más saludables

son aquellos que permiten tener el pollo, digamos,

menos transformado, un muslo,

un contra muslo obviamente van a ser más saludables

que si ya estamos yéndonos a un derivado.

Luego, sí que es cierto, si nos vamos por ejemplo a las alas,

como tiene la piel es algo menos interesante,

estamos metiendo más cantidad de grasa, menos nutrientes,

con lo cual, yo priorizaría estas dos cosas.

Hemos hablado de los cortes, vamos a hablar del cocinado,

de la manera de cocinarlo, yo he hecho mi propio ranking,

vamos a verlo a ver qué te parece.

Yo creo que has hecho muy bien, una muy buena selección,

las dos primeras opciones digamos que son las más saludables,

tenemos allí el asado, el hervido, también a la plancha.

Además,

los espectadores han agradecido que tú hayas puesto

en primera opción el asado,

y plancha porque desarrolla más aromas,

está más bueno que el hervido.

Y luego es cierto que las otras opciones,

el frito y al rebozado y frito, obviamente no son tan saludables.

Lo que sí es cierto

que la industria alimentaria nos lo pone fácil

o demasiado fácil con los precocinados como estos.

Claro, es que ya están en bolsa,

llegas allí y a lo mejor la familia lo compra,

directamente lo mete en la freidora o le da una vuelta a la plancha

y dices:

"Si es que, es fácil tener estos nuggets para darle a mi familia",

esto no es una opción que sea muy saludable, hay que recordarlo,

y a lo mejor en casa sí que podríamos hacer

alguna receta un poco maquillada.

Si hiciésemos a lo mejor un rebozado más sano,

que no sea a base de harina,

y en lugar de freírlo, lo horneásemos.

Eso sería una alternativa un poco más aceptable.

Me has dicho que me traías otra alternativa,

pollo sin pollo, ¿qué es exactamente?

Esto es soja texturizada,

es un alimento que cada vez es más frecuente

y se puede encontrar

en prácticamente todos los supermercados,

se hace a partir de la harina de soja

y tiene así el aspecto como lo encontramos crudo

como si fuese casi cereales de desayuno,

porque la harina se extrusiona y tiene este aspecto.

Ahora mismo está duro, está muy crujiente,

pero si se deja en remojo,

si se sumerge y por ejemplo le echas especias

para que esté buenísimo,

acaba teniendo una textura parecida a la de la carne picada,

de modo que lo puedes usar en canelones, lasañas,

también para hacer pasta con soja texturizada, de hecho,

lo podemos probar en casa que está riquísimo.

Seguro que sí, volviendo de nuevo al pollo,

¿es un alimento que podrían

consumir las personas con colesterol alto?

Sí, no hay ningún problema,

de hecho al ser una carne que por lo general es magra,

tiene esa grasa...

Evitamos la grasa perjudicial que podía tener la carne roja grasa

o la carne roja procesada como pueden ser los embutidos.

Eso sí, yéndonos a los buenos cortes,

si estamos priorizando las alitas, estamos encontrando más grasa,

no es tan interesante, recuerdo, no obstante,

que aunque tomemos pollo y sea aceptable,

sería prioritario meter legumbre y pescado azul

en este tipo de paciente. ¿Y quitarle la piel?

Quitar la piel, vendría bien.

Vendría bien porque estamos desechando esa parte

que es más superflua, así que sí,

muy interesante en este tipo de paciente,

quitarle la piel si estás haciendo pollo al horno o unas alitas.

Ya que hemos dicho que es la carne más consumida

y comprada en España,

vamos a seguir aprendiendo un poco más sobre el pollo,

de hecho el pollo de mejor calidad porque es el pollo ecológico.

(Música)

Estos pollos que veis aquí son ecológicos,

de la raza cuello pelado, y tienen ocho semanas,

¿por qué son ecológicos estos pollos?

Muy fácil.

En su alimentación no hay ni un solo químico,

son todos productos naturales.

Este pienso básicamente que es lo que comen,

está compuesto de cebada, trigo y maíz, no lleva más.

Y aparte de esto, comen lo que pican en el campo.

En esas naves,

es donde viven los pollos cuando no están en el exterior, aquí comen,

beben y también deciros que los comederos están siempre dentro

para que ninguna ave pueda comer.

Y así no tengamos problemas de gripe aviar

ni ninguna otra enfermedad.

El espacio en ecológico que se le da aquí en el campo,

serían cuatro metros cuadrados por pollo.

En 14 semanas conseguimos un pollo idóneo para comer.

Ten en cuenta que un pollo convencional,

tú lo harías en unos 45 días,

quiere decir que estamos hablando de más del doble,

este pollo al sacrificio, es un pollo blanco,

pero una carne superjugosa y con mucho sabor.

Esto se consigue gracias a esta crianza natural,

sino no conseguiríamos ni el sabor, ni la textura.

(Música)

Aquí tenemos el pollo entero y vamos a empezar a despiezar

y sacar sus partes.

La pechuga del pollo

que frecuentemente se usa para filetear,

o bien para tacos, para hacer brochetas.

Los cuatro muslos para filetear o al horno, los cuartos traseros,

la parte más jugosa del pollo,

se puede hacer para hacer en salsa o para hacer un arroz.

Los jamoncitos también para hacer en salsa o bien para hornear.

Buenos días, me pones dos hamburguesas de Margarita,

y dos de boletus.

-Nosotros tenemos una línea de hamburguesas,

las características más importante de estas hamburguesas,

lo primero está hecho con carne de pechuga,

la cual desgrasamos totalmente,

luego no añadimos ningún conservante artificial,

todos conservantes naturales como es el vinagre de manzana.

Unos antioxidantes para que no se oxide la carne

que son unas especias también naturales,

y ya tendríamos una hamburguesa de verduras limpia,

sana y lista para cocinar, solo nos faltaría darle la forma.

¿Y ahora qué toca? Cocinar ese pollo.

Eso es, pero no vamos a hacer una receta "lechuga, pechuga"

de esas que hemos hablado antes.

A mí eso no me gusta, a mí me gusta la pechuga bien sabrosa.

Eso es, sabrosa y jugosa también. ¿Tú que eres de sal o de salmuera?

¿Te gusta la salmuera?

Sí, pero tenía entendido que era más para el pescado.

Bueno, la salmuera se puede utilizar para el pollo,

para hacerlo más jugoso.

Tenemos una pechuga de pollo, y vamos a hacer una salmuera,

es una solución de agua, un litro de agua.

Que tenemos por aquí.

Al que le vamos a añadir 50 gramos de sal, Miriam.

Entonces,

de esta forma vamos a conseguir una solución muy concentrada,

este agua va a penetrar dentro del pollo,

lo llevamos así una hora a la nevera,

y entonces va a estar mucho más jugoso.

Además, podemos añadirle sabor a este pollo, ¿cómo?

Con un poquito de cerveza, con un poquito de laurel,

chorrito de limón.

Vamos, que insípido no nos va a quedar.

No nos va a quedar insípido.

Y un poco de ajo que yo he machacado,

y ya tenemos aquí con toda la paciencia

del mundo una salmuera riquísima para que el pollo esté jugoso.

Porque se guisa, sin prisa, Miriam.

Es verdad que a veces vamos con la hora pegada, yo la primera.

Eso es, pero es que las prisas son el mayor enemigo de la cocina,

porque por ejemplo,

una pechuga de pollo para que no se nos quede así cocida y mal,

hay que hacerla con tranquilidad.

Con paz, a mí eso no se me olvida, se cocina sin prisa.

Eso es, podemos hacer el pollo a la plancha, en dos tandas,

para que la temperatura de la sartén no baje

y se forme esa costra que nos gusta del pollo.

Así que, te lo apuntas, ¿no?

Ese es mi lema "se guisa sin prisa".

¿Qué te parece el lema "shawarma"?

Si supiera lo que es, me parecería estupendo.

Shawarma es una traducción árabe, que significa pincho de carne.

Que es lo que conocemos del turco, el kebab.

Sí, el kebab de toda la vida.

Eso es,

os voy a enseñar a hacer un aliño del pollo como el del kebab,

con especias para evitar utilizar la sal, y se llama shawarma.

Utilizamos un poquito de curry, curry rojo, este pica un poco más.

Un poco de pimienta.

Un poco de comino. Esto va al gusto de cada uno.

Cómo no, pimentón dulce, yo lo pongo dulce,

lo podéis poner ahumado, picante, eso ya a gusto de cada uno.

Yo pongo un poco de todo, por si acaso, si no me equivoco.

Eso está muy rico, le puedes añadir también limón,

lo que quieras.

Un poco de ajo en polvo, y ojo, una pizca de canela,

que le da fenomenal.

Curioso eso. ¿Has visto?

Y nada de sal.

Nada de sal, porque aquí en "Saber vivir", ya sabes,

elegimos opciones saludables.

Como esta opción que te traigo aquí,

porque con Aitor hemos hablado

de sustitutos de la carne con la soja.

Sí, del pollo, sin pollo.

Pues vamos a hacer unas brochetas con tofu,

que es otro derivado de la soja.

Brochetas de tofu, que la gente se queja:

"Es que el tofu no tiene mucho sabor", vamos a marinarlo.

Lo hemos marinado con curry, un poquito de cúrcuma,

piña y a la plancha. Qué rico, qué maravilla,

de verdad que está muy saludable seguro

porque todos son alimentos de origen vegetal.

Y de vegetales son los trucos que vamos a dar ahora para cocinar

legumbres tiernas de temporada,

superfáciles como la receta que os voy a enseñar ahora de pollo

que hemos hecho en la cocina.

Yo estoy deseando verlo, así que, vamos.

Mírala, mírala.

(Música)

Buenos días, Rubén. Buenos días.

Venía a pedirte pollo porque quiero hacer unas fajitas.

La pechuga es lo que menos grasa tiene

y más limpio sale a la hora de hacer el corte.

Pues nada, genial,

es lo que quiero así que me llevo una pechuga.

Pues ahí está. Muchas gracias.

A ti. Buen día.

(Música)

Tengo aquí el pollo que hemos comprado en el mercado

y lo he hecho en unas tiras,

porque vamos a marinarlo para nuestros tacos a la mexicana

que vamos a hacer hoy.

Para marinar el pollo, chorrito de limón.

Y especias, pimentón ahumado.

La pimienta negra.

Y un poco de comino.

Un poquito de sal, y un poquito de aceite de oliva.

Lo mezclamos muy bien.

Mientras dejamos el pollo marinando aquí,

vamos a hacer el guacamole que va a ser la salsa

que acompañe a nuestros tacos. Aquí tengo los aguacates.

Siguiente paso, machacar con un tenedor nuestro aguacate.

¿Qué más lleva un guacamole?

Nuestro maravilloso cilantro.

Y para dentro.

Y vamos a picar la cebolleta y los tomates cherry.

(Música)

Solo queda añadir sal y mezclar.

Tenemos nuestro guacamole, que tengo unas ganas de comérmelo,

que me muero, y vamos a hacer el ajillo caribeño.

Básicamente, es picar hortalizas de diferentes colores y aliñarlos.

Un poco de sal, un poco de aceite.

Lo bueno de esta receta es que vamos a consumir un montón

de grasas buenas en crudo. Mezclamos todo.

Y ya vamos a hacer el pollo que lo tenemos marinando.

Y ahora vamos a montar nuestros tacos,

truco en casa para conseguir la forma del taco, unas pinzas.

En la base un poco de nuestro superguacamole bien rico.

Añadimos el pollo.

Y terminamos con una cucharada de ajo caribeño.

Y aquí tenemos nuestros tacos con guacamole,

pollo marinado y ajillo caribeño.

Ese que nada, así que si os parece, que tiene buena pinta,

hacedlo en casa.

Me lo voy a comer porque esto está que te mueres.

(Música)

Ya hemos cocinado el pollo, ahora toca comerlo,

pero con tranquilidad,

no vayamos a montar el pollo a la hora de comer.

Sí, nos sabemos muy bien la teoría,

pero no siempre es así y basta que nos sentemos en una mesa

para que empiecen las discusiones.

Comer y discutir, discutir y comer, oye,

¿y por qué discutimos tanto?

Vamos a verlo hoy con nuestra psicóloga

Silvia Álava en el espacio de psico.

(Música)

De niños nos enseñaban eso de que cuando se come, no se habla.

Bueno, a los niños no está mal decirles eso, porque además,

los niños no se vayan a atragantar, hay que estar en lo que se está,

y cuando se está comiendo, se está comiendo.

Pero esto no quiere decir que no se pueda hablar, de hecho,

una buena conversación es un gran recurso para comer más tranquilos.

Sabemos que la comida rápida no trae cosas buenas,

y una buena conversación es una forma fundamental

y agradable de tener una comida tranquila y disfrutada.

Corrijo entonces, me quedo con que cuando se come,

no se discute, Aitor. Ni muchísimo menos,

lo que queremos es un entorno social que sea agradable,

por eso ayudará mucho a que instauremos los buenos hábitos,

si ya tienes comida sana en un entorno agradable,

probablemente los más pequeños de la casa empiecen a asociarlo,

y será mucho más cómodo que el día de mañana

cuando apetezca esa comida sana digamos: "Bien,

me voy a la mesa porque voy a estar contento y a gusto".

¿Cómo hacemos, Silvia? ¿Qué nos aconsejas para evitar

las discusiones al hora de juntarnos a la mesa?

Sobre todo, juntarnos muchas veces con tiempo, es decir,

si vamos a juntarnos en una mesa es mejor la mesa de la comida

o la de la cena,

que la del desayuno a no ser que sea fin de semana,

porque si vamos con poco tiempo de:

"Corre, no llegamos al colegio, no llegamos al trabajo".

No suele ser la mejor medida para empezar o dejar de discutir.

Es cierto que la familia hay que hablar,

y es un momento genial en la mesa,

pero cuando hay un problema específico

no es el momento de hablarlo, hay que buscar otra situación,

y evitar determinados temas que sabemos son conflictivos

y esto nos vale tanto para la familia

como cuando con los amigos, que sabemos que hay gente

que puede ser susceptible de hablar de ciertos temas.

También hay discusiones que se inician en relación

a lo que se come o a lo que se deja de comer.

Sí, porque estamos focalizados en regañar,

en regañar precisamente:

"No te comas eso, o te tienes que comer esto otro".

¿Qué tenemos que hacer?

Convencer, hay que sustituirlo por convencer.

Convencer de:

"Vamos a comer esto porque es una comida sana y es saludable",

porque de esa forma cuando la persona que está ejerciendo

esa autoridad desaparezca, conseguiremos que ese niño,

esa niña o amigo siga comiendo sano,

sino solamente lo harán por evitar la regañina.

Hay que tener especial sensibilidad con ciertas personas.

Es que regañar no está bien en la mesa, está claro,

pero hay personas que están preocupadas,

que son más sensibles a nuestros comentarios.

Por ejemplo, gente que tiene sobrepeso,

gente que sabe que se quiere poner a dieta o se ha puesto a dieta,

pero le cuesta cumplir los objetivos que se ha planteado.

Y nuestros más jóvenes, los niños,

adolescentes que están un poco decidiendo un poco su alimentación,

regañarles porque no coman determinados alimentos,

en la mesa no es recomendable.

Quizá lo ideal es llenar la mesa de alimentos saludables,

y así no tenemos que estar pendientes

en lo que se come o lo que se deja de comer.

Ni lo que se come, ni cuánto,

hay veces que nos encantan las personas cuestionar,

ya no solo el "deberías comer quizá más sano", sino el cuánto.

Vamos a ver,

nadie sabe mejor que la persona que está comiendo en sí mismo,

si está saciada, cuánto tienes que comer.

Y muchas veces, hay muchos padres,

madres que piensan que saben mejor que el propio niño,

la cantidad que tiene que tomar.

Respeta su apetito porque siempre y cuando en la mesa

haya alimentos saludables,

el apetito va a ser un buen indicador, ahora,

si esta mesa estuviera llena de refrescos, de dulces,

sí que ahí podría haber una distorsión del apetito,

pero mientras sea comida saludable,

podemos fiarnos del apetito de los más pequeños.

Se trata en parte, Silvia, de tener inteligencia emocional.

Sí, ya sabemos que la inteligencia emocional sirve para todo,

igual que decimos que hay que respetar las emociones

de los demás, también hay que respetar sus decisiones

cuando estamos viendo que son decisiones saludables

y en un determinado momento, puedes no compartirlas,

pero siempre respetarlas. Hay que evitarlo.

Con lo fácil que es usar los cubiertos solo para comer

y hay quien aprovecha para pinchar, Silvia.

Es verdad, y sobre todo esto, ¿sabes cómo se ve mucho?

Cuando comemos en familia,

los hermanos que llega el momento justo de pinchar a mi hermano,

por eso puede ser interesante

cuando nos sentamos a comer establecer unas reglas,

unas reglas no solo de normas de educación en la mesa,

sino el respeto.

El respeto va a estar siempre presente,

tanto en la mesa como fuera de ella.

Luego están los especialistas en provocar

a los que quieren llevar una vida más saludable

o empezar una dieta determinada.

Sí, esa gente que cuestiona: "Has dejado de comer tal alimento",

pues te critico, o a lo mejor: "Estoy reduciendo, no sé,

la cantidad de carne o de azúcar que tengo en mi dieta",

vamos a ver, aprovecha que tienes en tu entorno, en tu familia,

en tus amigos alguien que se preocupa por la salud,

por el medio ambiente y no los critiques, es decir,

apóyalos porque lo están haciendo por su bien,

por el bien de la gente que les rodea

y siempre que no estén haciendo ninguna locura,

tenemos que apoyar y sobre todo valorar

que tenemos personas cercanas que se están planteando

que la alimentación también trasciende

en otros ámbitos de nuestra vida.

Es cierto que esos comentarios nos pueden herir un poco,

por eso, vamos a dar claves para no discutir.

Lo primero de todo que vamos a hacer,

si en un momento te ha sentado algo mal

y te has enfadado, reconócelo, porque esto de: "¿Qué te pasa?".

"Nada".

Algo tremendamente habitual,

pues no suele ser la mejor forma para no discutir,

sino en todo momento llegar y decirlo,

pero decirlo de una forma lo que llamamos asertiva, es decir,

"cuando tú me has dicho esto,

yo me sentí un poco enfadada o me he sentido un poquito molesta".

Teniendo en cuenta nuestras emociones,

y cuáles son las emociones de la gente

con la que estamos en ese momento conversando

o comiendo para no herirlas.

Y sobre todo, se trata de buscar un acuerdo,

que en ocasiones lo que nos centramos más es en imponer

el que yo tengo que llevar razón.

Estáis de acuerdo en todo, ¿no, chicos?

Plenamente.

En "Saber vivir" no discutimos, vamos a brindar por ello.

Pero vamos a brindar con gazpacho. Como debe ser.

Oye, con gazpacho,

ojalá hubiera más vasos llenos de gazpacho

y de agua y no tanto refrescos,

el gazpacho se puede y vendría fantástico

para todas estas enfermedades cardiovasculares,

bueno, de hecho el colesterol mucha gente se preocupa.

En seguida vamos a dar consejos para controlar el colesterol,

algo que interesa y preocupa a muchísima gente,

comer bien es esencial, si tienes colesterol alto,

como también lo es hacer más ejercicio,

así que fijaos bien en esta propuesta divertida y saludable.

Chicos, chin chin. Vamos allá.

(Música)

¿Habéis hecho alguna vez paddle surf? ¿Sí?

Estas son las tablas que vamos a usar, ¿vale?

Son tablas grandes,

bastante estables para que podáis aprender con facilidad

y que os ayuden a mantener el equilibrio en la tabla.

Os voy a dar un neopreno a cada una,

es importante que os quede ajustadito.

Este para ti, Cristina.

Vale, chicas, cambiaros y nos vamos para la playa.

(Música)

Coged cada uno vuestro remo y acercaros un poquito a mí,

como veis, todos los remos son regulables,

la altura correcta es más o menos el pomo del remo nos llegue

a la muñeca con el brazo más o menos estirado.

Nos vamos a poner de rodillas, vamos a mirar hacia delante,

y vamos a intentar meter el remo en el agua lo más recto posible,

porque así mi tabla irá lo más recta posible.

De rodillas nos ha salido a todo su superbien,

ahora tenemos que ver cuál es el cambio para ponernos de pie,

nos vamos a poner en la tabla

en la misma parte donde estábamos antes

y de aquí voy a apoyar las manos en la tabla.

Apoyó todo el pie aquí, todo el pie acá,

y de aquí me pongo de pie enseguida poniendo el remo dentro del agua.

Porque me sirve para equilibrarme.

Una vez esté de pie,

lo más importante es que enseguida empiece a remar.

(Música)

El paddle surf, tiene sus orígenes en Polinesia,

se volvió a poner de moda hace unos 10 años aproximadamente

cuando unos surferos empezaron a practicar

con tablas de surf un poco más grandes y con un remo.

(Música)

Esta es mi primera vez,

he venido con mi hija y nos hacía mucha ilusión probarlo.

-¿Qué tal vais? -Bien, bien, muy bien.

Una pasada.

He venido con mis hermanos y con mis padres,

porque nos gusta hacer muchas actividades juntos

y más en el agua.

-Fantástico.

-¿Repetiríais?

-Por supuesto.

-Ejercitas prácticamente todo el cuerpo,

al día siguiente siempre te comentan:

"Tengo agujetas en un sitio que pensaba

que no habíamos ejercitado".

(Música)

Paddle surf es un deporte que está hecho

por y para todo el mundo.

Nosotros en la escuela tenemos clientes

desde los seis años prácticamente,

hasta los 60,

gente que piensa que nunca va a ser capaz de hacer paddle surf,

que no va a poder ponerse de pie, de que no va a poder remar,

y que después de una clase se da cuenta lo accesible,

lo divertido y lo bonito que es el poder hacerlo.

(Música)

Como acabamos de ver,

"Saber vivir" también es hacer ejercicio aunque digo yo, Aitor,

que luego eso de poco sirve

si nos metemos entre pecho y espalda una chuleta como esta,

o un torrezno como ese.

Sí,

y hay gente que es capaz de tomarse esos torreznos

o que piensa que la ración adecuada puede llegar a ser esta.

No, esto de pensar:

"Me voy a pedir un trozaco de carne y le quitó la grasa visible".

Y pensar que ya no es perjudicial, no es obviamente aceptable.

Por mucho que le quites la grasa al torrezno

y por mucho que apartes todo lo blanco del chuletón,

no son los alimentos que tienes que priorizar

si estás en una situación de riesgo cardiovascular

o lo quieres prevenir.

Pues espérate a ver todo lo que te tengo preparado,

vamos a hablar de colesterol y fíjate en ese bodegón

que tiene pintaza, entra por la vista,

a veces parece que lo más rico es lo menos saludable.

Es que, realmente también hay cosas muy ricas que son sanas,

y es eso a lo que tienes que ir finalmente si queremos saber vivir.

Aquí tenemos una colección de alimentos

que no son sanos para ese riesgo cardiovascular

como puede ser el caso de los embutidos,

se ha dicho mucho tiempo:

"Es por la grasa saturada", en parte,

pero también es cierto que es por la composición general, la sal,

las sales nítricas que tienen los embutidos,

y también hay otros ejemplos de grasas saturadas

que sabemos que es sana, como por ejemplo la de la fruta,

el coco y quiero que hablemos de los lácteos.

Eso te iba a preguntar,

¿precisamente es mejor tomar los desnatados, por ejemplo?

Pues eso se ha creído mucho tiempo,

se alertó sobre la calidad y la conveniencia de tomar lácteos

cuando tenemos, por ejemplo, el colesterol alto,

y se nos dijo durante mucho tiempo:

"Hay que tomar los desnatados",

ahora tenemos nuevos estudios y sabemos que no está justificado,

que la grasa láctea no es tan mala como creíamos.

¿Quiere eso decir: "Pues vamos a tomar mantequilla"?

No, en nuestro contexto no está justificado

y seguimos priorizando el aceite de oliva virgen extra.

Que hay que prestar atención a los lácteos

más allá de si son desnatados o enteros,

si están azucarados.

Aquí tenemos una nata,

no podemos estar todo el día ahí dale que te pego

añadiendo nata a la fruta

o a preparaciones porque nos están más ricas,

tienen mucha cantidad de azúcar.

Ya que hemos dicho lo que no, vamos a lo que sí,

vamos a ver esos tricampeones para conservar el colesterol bueno.

Me gusta esta selección de los tres campeones

que estamos poniendo de la fruta, las legumbres, las hortalizas,

fíjate que no estamos poniendo chuletones sin grasa visible,

estamos tomando materias primas de origen vegetal y es precisamente

lo que hay que priorizar.

Mito o realidad:

el colesterol alto sube con el huevo,

con el consumo de huevo.

No, no sube,

es cierto que el huevo tiene un gran aporte de colesterol,

pero no es un alimento ni que suba el colesterol,

ni al riego cardiovascular.

No hay que tenerle tanto miedo como se nos ha dicho muchos años.

¿Qué ocurre con el marisco, lo mismo?

Una cosa parecida, es cierto que el marisco tiene colesterol,

pero también tiene una buena composición de grasa,

tiene grasas polinsaturadas saludables como el pescado azul,

no hay que tenerle tanto miedo al marisco.

La dieta rica en fibra, ¿bajar el colesterol?

Sí, baja el colesterol pero si estamos tomando

esa fibra...

Eso es realidad.

Sí, es cierto pero si tomamos esa fibra,

a partir de alimentos que sean sanos, ese top 3 que hemos hecho:

frutas, verduras, hortalizas y legumbres.

Si estamos tomando fibra añadiéndola por ejemplo al yogur,

eso no baja, ni el colesterol, ni es tan saludable.

Convencida estoy que esa propuesta

que siempre nos haces de bocadillo saludable

va bien para el colesterol.

Sí, hoy he querido hacer una variante, no siempre bocadillo.

Nos podemos permitir de vez en cuando una excepción

de que no sea siempre harina integral,

aquí tenemos una harina que no es obviamente

de grano entero,

sino que es refinada, pero fíjate,

como hemos cogido una minitortita para hacer la variante,

mira qué fina es.

Aquí estamos metiendo mucho menos gramaje

como podemos ver en casa, y, ¿de qué nos vamos a preocupar?

Del relleno, que el relleno sea saludable.

A esta minitortita le vamos a añadir unos frijoles negros,

estamos metiendo legumbre, que tiene su proteína de calidad,

su fibra, que es muy saciante.

Y una grasa saludable, ¿cuál?

La del guacamole porque ya sabemos que los ácidos grasos del aguacate

son perfectamente saludables.

Vamos, si te parece, a nuestra lupa de "Saber vivir",

te avanzo que hemos escogido un alimento vegetal

pero que no es una hortaliza.

Vale, a ver.

La estamos viendo ahí, yo veo así como una esfera verde,

me has dicho que no es una hortaliza,

¿puede ser que venga en vaina y así redondita?

Esto es un guisante.

Oye, contigo no se puede, es que nunca fallas, Aitor.

Es que en los conozco bien.

Por cierto, has dicho que no es una hortaliza, obviamente,

pero es una mezcla, depende cómo hablemos,

porque el guisante es una legumbre porque viene en vaina,

pero dietéticamente la tratamos como si fuese una verdura.

Porque como es muy rica en agua,

cuando la encontramos en la modalidad verde,

lo equiparamos y tomarte un plato de guisantes,

es cierto que tiene más proteína

pero es como si fuese una verdura pro.

Vamos allá si te parece, a la huerta precisamente,

a buscar guisantes frescos.

(Música)

La huerta en este momento está iniciando su actividad,

cuando pasa del riesgo de las heladas

es cuando nos ponemos en marcha los agricultores

a conformar la huerta.

Justamente este es el momento

en el que se procede a cosechar el guisante

para que esté todas sus propiedades.

Cualquier vegetal,

lo más importante es el sol y el agua con el que se ha regado,

que observamos en este, que el grano es un poquito

más grueso que el anterior

y ha sido una evolución de un par de días nada más.

Es una de las plantas en las que el agua

condiciona mucho su sabor,

le pasa igual que a la judía verde y casi todas las vainas de grano.

Cuanto más salobre es el agua, más sulfurosa,

más dulzor le aporta a la planta, es una curiosidad.

La rosa para nosotros es un elemento fundamental,

porque es un testigo en el que nosotros observamos

todos los días si encontramos en él algún insecto

que posteriormente pasaría a las plantas.

De tal forma, que si observamos pulgones, soltamos mariquitas,

las cuales harán de depredadores y siempre podremos mantener

en perfecto estado sin tener que utilizar ningún químico.

(Música)

-Vamos a rehogar unos guisantes lágrima,

porque tenemos aquí dos tipos diferentes,

está el guisante lágrima que está ahora muy de moda.

Conseguíamos otro tipo de guisante que es más común, es diferente.

Pero también muy dulce y muy tierno.

Estamos preparando la crema de guisante,

para darle un poco más de intensidad, la vaina.

Que picaremos muy fina,

esto le da un toque un poco más intenso

a la crema de sabor del guisante.

Vamos a añadir el guisante con un poco de vaina

y rehogaremos un poquito.

Agua caliente, bien caliente.

Para que la cocción sea muy rápida

y no perdamos la intensidad y el color.

Y cortaremos la cocción...

para que enfría muy rápido,

no pierda el color y luego trituraremos para la crema.

Bueno, aquí tenemos nuestro plato de guisantes.

Lo vamos a terminar, nada,

con una emulsión de menta y con nuestra crema de guisantes.

Y de la huerta, ¿dónde nos vamos?

A la cocina,

creo que es el camino perfecto para llevar una dieta saludable.

Y el camino más corto, Miriam.

Porque lo más corto es cocinar verduras de temporada,

bien frescas, al natural y que las cocinemos nosotros

en casa,

así el 50% del éxito de la receta está asegurado.

Fíjate, creo que el otro 50% es el cariño que tú le pones.

Pues sí, y con un 100% de cariño,

os voy a explicar trucos para cocinar

las legumbres frescas de temporada,

como por ejemplo este gazpacho que te traigo de guisantes.

Gazpacho de guisantes, en la vida lo había escuchado.

Nada, utilizamos guisantes que ya estén cocinados,

un poquito de cebolleta para dar ese saborcito

que nos aportan los gazpachos, un poco de agua,

la misma cantidad que de guisantes.

Lo cubrimos, cuanto más agua, más fluido. Como nos apetezca.

Depende cómo nos guste.

Un chorrito de aceite de oliva virgen extra, que está buenísimo,

que te mueres.

Un poquito de vinagre de manzana,

utilizamos un vinagre de manzana

porque tiene ese toque un poco más dulce.

Pero podría valer con otro. Podría valer.

Un poquito de menta que le va a dar frescor. Y un diente de ajo.

Muy bien.

Trituramos todo porque mira

que nos gusta triturar en "Saber vivir", hacer cremas.

Y ya verás qué rico.

Ya está, ¿qué hemos tardado? ¿Cuánto hemos tardado?

Nada, y así salimos un poco del clásico gazpacho.

Claro, porque oye,

esto lo dejamos en la nevera bien fresquito y sienta fenomenal,

Miriam.

¿Qué hacemos con estas habitas baby?

Pues podemos hacer un revuelto, por ejemplo.

Bien rico, pero que no es lo mismo hacer un revuelto

que darle vueltas a la comida. Es verdad.

Ni freír que sofreír, ¿tú fíes o sofríes, Miriam?

Depende la ocasión.

Yo os voy a enseñar a hacer un buen sofrito

que es la base para hacer un buen revuelto.

Entonces, primero un sofrito con puerro y con ajo,

lo primero que echamos es el ajo con el aceite en frío,

para que aromatice, y cuando empiece a bailar el ajo...

Así es como baila el ajo.

Es cuando añadimos el puerro.

Y ya las habitas

y para que nos quede superjugoso nuestro revuelto,

separamos la clara de la yema.

¿Y eso?

Porque cuajan a temperaturas distintas.

Primero echamos la clara que cuaje, y después la yema,

muy poquito y que quede supercremoso.

Así queda más jugoso.

Es otra manera de tomar legumbres. Eso es, y por ejemplo,

os traigo otra idea de consumir legumbres en forma de ensalada,

porque no todas tienen que ser con lechuga.

No, eso te lechuga, pechuga, ya hemos dicho que no.

Pero para explicaros esta ensalada de legumbres,

primero quiero hablarte del almidón resistente.

No está solo en las camisas y en las sábanas.

¿Qué tiene que ver el almidón con las legumbres?

Cuando consumimos las legumbres en frío,

se va a generar una cosa que se llama almidón resistente,

que no es fibra pero actúa igual que la fibra.

Y lo creamos gracias al cocinado, entonces,

tú cocinas tus lentejas el día anterior,

las dejas enfriar y se ha generado este almidón resistente,

o sea que comemos de forma más saludable gracias al cocinado.

Y lo acompañamos con una vinagreta superrica,

en vez de miel y mostaza, mango y mostaza.

Comer saludable y rico.

¿Sabes qué te digo?

Que si todavía queréis saber más sobre estar bien alimentado,

aquí tenéis el nuevo libro editado por RTVE "Alimenta tu salud"

con los mejores consejos de "Saber vivir",

de hecho, hay un capítulo para cada familia de alimentos

y también hay un capítulo

que está dedicado a los problemas de salud más frecuentes

como por ejemplo el colesterol, el sobrepeso, la obesidad,

el libro te da todas las claves para aprender a comer bien

porque la base de una buena salud es una buena alimentación,

¿a que sí, Marta?

claro, porque es que si no comemos, nos quedamos sin energía,

Y sin energía para cocinar, para hacer ejercicio,

no sé, para bailar.

¿Has dicho bailar? Sí, ¿por qué?

Atenta a esa canción, no sé si la vas a conocer, años 80.

No había nacido yo.

Claro, si se van los pies.

Te gusta, ¿eh?

Pues te va a encantar,

os va a encantar a todos en casa

porque Helen Canadell nuestra profesora de baile,

ha creado una coreografía muy especial para este programa,

para "Saber vivir",

que va a ser el baile del verano estoy convencidísima,

es más yo ya me la sé.

Pues yo no, pero la voy a practicar.

Aprendedla, seguro que os animáis, adelante Helen.

(Música)

(Teléfono)

Hola, Helen.

Hola, Miriam.

Estaba pensando una cosa,

¿por qué no montamos una coreografía con marca

"Saber vivir"?

¿Qué tienes pensado?

Algo animado, rock'n'rollero...

¿Así como para bailar con toda la familia?

Y los colaboradores también.

Lo vamos a bailar todos. Yo confío en ti.

Me ha colgado.

(Música)

Hola, Helen.

Hombre, Miriam, ¿cómo estás?

No me digas que esta es la canción. "Footloose". ¿Te gusta o no?

Me encanta. Son seis pasos.

Venga, vamos con el primero.

Solo son pataditas. Patada, patada, ¿vale?

¿Si te digo que añadas una mano, por ejemplo?

Tú.

Tú también.

A ti que te veo.

Venga, vámonos.

Tres, y cuatro.

Y cambiaremos.

Vale.

Mira, dos pataditas, igual que hemos hecho antes,

con el mismo pie.

Derecha, derecha, y ahora hago, uno, dos, tres,

como para cambiar de lado.

Patada, patada y cambio de lado, patada, patada y cambio de lado.

Patada, patada y cambio de lado.

(Música)

Vamos con el paso número 3.

Mira qué fácil.

A ver si le vamos a dar alguien.

Cinco, seis, siete y para. Y con las manos, ¿qué hacemos?

Y un, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, stop.

Muy bien, menudos acordes.

Vamos a por el cuarto.

Abres aquí, y es aquí.

Abre, abre, los dos, por detrás también.

A por el quinto. Uno, dos y tres.

Un, dos y tres.

Un, dos y tres.

Un, dos y tres.

Un, dos y tres.

Vamos a por el último.

Venga.

Es como un twist.

Piso, piso, ¿ves? Me vas enseñando esto de dentro.

Vale, pues lo tenemos.

Vamos a probarlo entero.

Venga.

(Música)

Chicos, ¿os animáis a grabar un paso?

Ya habéis visto que es muy sencillo, ¿con nosotras?

¿Nos acompañáis el resto?

Así, solo así y ya está.

C'mon, c'mon, todos.

(Música)

Ya nos lo ha dicho el doctor Fabiani en más de una ocasión,

cuanto más sudes, más agua debes beber,

y si las temperaturas suben,

pues hay que estar más alerta porque el 40 de mayo Aitor,

está cada vez más cerca.

Eso es, ¿y cómo nos vamos a hidratar este verano?

Pues con un indicador muy sencillo

que tenemos en nuestro cuerpo que se llama la sed,

si tenemos agua cerca, podemos seguir las indicaciones de la sed,

¿cuándo empieza a distorsionarse todos estos indicadores?

Pues cuando en lugar de agua,

tenemos alimentos que no son tan saludables

como refrescos, bebidas azucaradas,

pero el agua es que nos tiene que acompañar todo este verano.

Y si el agua nos parece aburrida porque a veces pasa,

tenemos aquí como mucha variedad de bebidas,

a ver qué nos cuentas de ellas.

Estas son las que nos podemos hacer en casa,

podríamos decir, con base agua.

Agua con un chorrito de limón, agua con menta, o te,

¿nutritivamente son iguales?

Son muy parecidas, lo importante, es que la base, el 99% es agua,

también si nos hacemos infusiones caseras,

lo más importante de todas estas bebidas que preparemos en casa,

es que no les añadamos azúcar.

Pero si tú quieres variar y junto al agua de todo este verano

te quieres hacer infusiones con un poquito de hielo,

incluso pedirte en alguna terraza un poleo menta

y que te lo pongan con un vasito de hielo y limón,

estamos hidratándonos con bebidas que son saludables, además de agua.

Vamos ahora con otras bebidas cada vez más consumidas,

son las debidas cero, se consumen más,

me imagino porque no engordan, no tienen calorías,

pero ¿qué ocurre con ellas?

Bueno, no tienen azúcar y no tienen calorías,

lo de que no engorden no está tan claro,

porque los edulcorantes que tienen, nos cambian el apetito,

nos acostumbran a sabores dulces y estamos ahora haciendo estudios

porque parece que predisponen a que comamos más cantidad.

Hay gente que piensa que como ya no estás tomando azúcar,

pues tienes libre consumo de las mismas, no,

es preferible que te tomes un refresco light

a que te tomes un refresco azucarado, pero insisto,

no tienen que ser elecciones que hagas todos los días.

Hay que darle el protagonismo al agua,

y esto de manera muy eventual, nunca lo recomendaríamos a diario.

Vamos con las bebidas basadas en la fruta, por ejemplo,

zumo de manzana o mosto, ¿qué te parece?

El problema es que ya no son frutas,

es lo que un día fue fruto, solo tenemos aquí el agua y el azúcar,

que hay en esa fruta cuando nos tomamos el zumo de manzana,

tenemos agua de manzana y el azúcar que tenía esa fruta,

cuando nos tomamos un mosto,

tenemos el agua y el azúcar que había en esa uva.

No es comparable, ni mucho menos,

tomarte el zumo a tomarte la fruta entera, y por lo tanto,

tenemos que priorizar siempre el consumo de fruta entera, fresca.

Hay una opción intermedia, que sería pues ni zumo, ni fruta,

si quiero beber algo distinto este verano, podría ser un batido.

Nos vamos a nuestra batidora y cogemos por ejemplo unas fresas

o un melón, y nos hacemos un batido de melón, o un batido de fresa,

eso sí que sería una manera de hidratarse,

estamos metiendo más calorías y más azúcar,

pero es aceptable porque también mantenemos parte

de la pulpa de la fruta

aunque eso sí, hemos eliminado la masticación.

Muchas gracias, Aitor, por todos esos consejos que por cierto,

podemos seguir a través de la web y de las redes.

Eso es, estamos dando todas nuestras recomendaciones,

este verano también las seguiremos dando

porque los colaboradores nos gusta divulgar

y creo que vamos a dar ejemplos de cómo seguir un verano saludable.

Claro que sí, así que hablando ahora de una imagen bonita,

saludable,

nos fijamos en la parte del rostro que más llama la atención,

es el contorno de los ojos, las pestañas y las cejas.

(Música)

La pérdida de pelo en las cejas,

es muy frecuente en la población y tiene diversas causas,

una de las más habituales es un depilado excesivo de la zona

con pinzas durante años.

Otra de las causas frecuentes es la edad,

con el paso del tiempo vemos que el vello cada vez es más fino.

Y luego, hay problemas médicos que son más infrecuentes

pero que necesitan ser diagnosticados

como puede ser una alopecia areata, en la que nuestras propias defensas,

el sistema inmune ataca a nuestro pelo como si no fuese nuestro.

Estamos haciendo una tricoscopia,

esto consiste únicamente en magnificar los pelos

para diferenciar los que están sanos de los que estén enfermos.

El caso de Ramona, particular,

lo que está ocurriendo es que tiene una enfermedad

que lo que hace es destruir el pelo y que haya únicamente cicatriz.

La pérdida de pestañas también

es un motivo frecuente en la consulta,

y se asocia muchas veces a nuestros hábitos,

el usar máscaras de pestañas,

maquillajes que sean resistentes al agua, hace que dure mucho tiempo,

pero que sean difíciles de eliminar.

(Música)

Andrea, ¿qué tal? -Soy victoria, ¿cómo estás?

-Hoy vamos a hacer unas extensiones de pestañas,

cuéntame un poco qué efecto quieres conseguir con ellas.

Mira, me gustaría conseguir agrandar un poco la mirada,

quizá rasgarla y longitud, pero algo que fuera natural.

Vamos a hacer hoy un tratamiento de extensiones de pestañas,

y consiste en alargar las pestañas naturales.

Separamos pelito por pelito,

y de ahí vamos pegando a uno o dos milímetros de la raíz,

de la pestaña una extensión, esto va sobre la misma pestaña,

no va a sobre el párpado.

Con las extensiones de pestañas puedes agregarle espesor,

longitud o curvatura.

(Música)

El "microblading"

es como una especie de maquillaje semipermanente,

con él podemos conseguir darle una forma nueva, poblar las cejas...

Hacemos un diseño personalizado,

medimos todos los rasgos del rostro, el ojo, la frente,

depende del hueso de cada una, hacemos un diseño u otro.

Hay mucha gente que piensa que "microblading"

es como un tatuaje,

pero no lo es porque el tatuaje normal entra en la tercera capa

de la piel y se hace con una máquina de tatuar.

El "microblading" queda la primera capa de la piel,

y lo hacemos con una especie de pluma, y lo hacemos a mano,

esta técnica dura entre un año, un año y medio.

Es cierto,

las cejas y las pestañas nos dan muchísima personalidad,

doctor.

Y no solo personalidad,

nos protegen, es que el cuerpo Miriam,

está muy bien hecho,

estamos muy bien diseñados y todo está ahí

para alguna cosa en concreto.

Las pestañas, de hecho, nos protegen los ojos.

Sí, evitan la entrada de partículas, de polvo, de tierra.

Son escudos, son escudos para nuestros ojos,

que por cierto ahora que estoy mirando hay escudos espectaculares.

Oye, ¿y las dejas para qué sirven?

Un poco lo mismo, para evitar la entrada de partículas,

ahora que llega el verano por ejemplo con el calor,

evitan la entrada del sudor que nos cae de la frente

o de la cabeza y las cejas lo detiene.

Menos mal que están ahí las cejas porque ha llegado ya el calor.

Hasta el 40 de mayo, ya sabes que,

¿a ti te parece que ya hace calor?

Sí, ¿a ti no?

Yo es que menos de 40 grados me parece primaveral,

esto es cosa de vivir el sur.

¿O sea que tú no tienes calor?

Yo tengo calor, pero te aseguro,

que el problema no es cuando llegan los 40 durante el día,

el problema es cuando llegan los 28 por la noche.

Entiendo perfectamente.

De cualquier forma, está claro que el calor va a llegar,

si no ha llegado, está llegando

y tenemos que prepararnos para saber combatirlo.

¿Cómo hacemos eso?

Así, a modo de titular, a modo de resumen:

haciendo caso a nuestros mayores.

Nuestros mayores, Miriam, han sobrevivido a muchos veranos,

antes de que existieran ventiladores y, por supuesto,

aires acondicionados y tienen las claves.

Desde luego que sí,

vamos a ver y escuchar esos secretos de nuestros mayores

que la verdad, siguen siendo también muy útiles a día de hoy,

vamos con ese mensaje de salud en positivo, de salud con simpatía.

(Música)

Ya está aquí el buen tiempo,

y lo estábamos esperando con los brazos abiertos

para disfrutar de esos días de sol en la playa,

en el campo,

en las piscinas...

Pero hay que hacerlo con ciertas precauciones,

si queremos disfrutar de ese calor, sin salir escaldados.

Hay que saber bien cómo manejar esas altas temperaturas,

que un año más vienen y vienen para quedarse, así que,

te recomiendo seguir estas sencillas recomendaciones.

Bebe abundante líquido,

escucha a tu sed especialmente en estas fechas.

Los días de calor, hay que beber agua de manera constante,

a lo largo de todo el día,

recuerda que todo lo que sudas es agua que pierdes,

y debes recuperarla precisamente bebiendo agua,

evita tomar alcohol o bebidas azucaradas.

Llena tus comidas de ensaladas, de fruta, de verdura, como siempre,

vamos, pero en esta época de calor es especialmente importante.

El gazpacho es un excelente recurso para comer vegetales frescos

y para aumentar la ingesta de agua y sales minerales.

Un gazpacho a tiempo, es una victoria.

Acondiciona la casa,

lo que se dice poner la casa fresquita,

a oscuras, durante el día las persianas bajadas,

y si el aire de la calle es muy caliente,

cierra las ventanas.

Y por la noche, al contrario, para permitir la ventilación de la casa.

Algo que por cierto,

saben muy bien nuestros mayores que han vivido antes de la llegada

de los aires acondicionados.

Elige bien tu ropa,

que te proteja del sol pero al mismo tiempo

que sea de un tejido ligero,

que transfiere y que tenga colores claros.

Evita realizar ejercicio físico o trabajos pesados, sobre todo,

en las horas centrales del día.

Ni a pleno sol, ni a lugares donde haga mucho calor o mucha humedad,

y por supuesto, refréscate,

date el gustazo de darte un chapuzón para aliviar el calor.

Y si no puedes, siempre tienes a mano darte una buena ducha fresca,

en esta época, créeme, ducharse es maravilloso.

Te refrescas tú, y te lo agradecen los demás.

Recuerda,

no hay mejor forma de disfrutar del calor

que sabiendo cómo combatirlo.

Anotado queda, doctor Fabiani, ¿sabes qué te digo?

Que vamos a lanzar el reto saludable de esta semana,

el de la anterior, recuerda, era el de no tomar azúcar.

Muy buen reto.

Pues el de esta semana es empezar a cenar una hora antes.

Pues también muy buen reto, porque es que cenar justo

antes de acostarse no es precisamente una buena idea,

porque ni ayuda a la digestión, ni ayuda a dormir.

¿Sabes además qué pasa?

Podéis contárnoslo todo,

cómo va a lo largo de la semana a través

de nuestras redes sociales de "Saber vivir",

nos lo decís,

que vamos a estar muy atentos y os vamos a ayudar

y animar a conseguirlo.

Sí, anímate, haz el reto, cúmplelo.

Di que sí, feliz reto y feliz semana,

gracias por ver "Saber vivir",

un programa de servicio público en TVE.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Saber Vivir - 02/06/19

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Saber Vivir - 02/06/19

02 jun 2019

En el programa de hoy hablamos de cómo reducir el colesterol, trucos y propuestas para cocinar el pollo de forma saludable, combatir el calor con pequeños gestos, disfrutar de una comida agradable con los nuestros, o cómo cuidar nuestras cejas y pestañas. Eso y mucho más a un clic.

ver más sobre "Saber Vivir - 02/06/19" ver menos sobre "Saber Vivir - 02/06/19"
Programas completos (389)
Clips

Los últimos 3.011 programas de Saber vivir

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Sonia

    El mejor programa de TV. El único contra es la hora de emisión.Yo lo veo siempre a la carta.Pero no me lo pierdo.Progama de profesionalidad total.Enhorabuena!¿¿

    02 jun 2019