www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4491135
Para todos los públicos Para todos La 2 - 24/02/18 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

¿Qué tal? Buenas tardes. Aquí empieza "Para todos La 2".

Podríamos decir que el programa tiene como protagonistas

a héroes y heroínas: mujeres, niños y hombres

que no saben que lo son. Les contamos.

El primero se llama Pere Ribes, tiene doce años.

Es ciego y comentarista radiofónico de partidos de fútbol.

Es de Olot, del Olot.

Y bético, del Betis hasta la médula.

Enseguida veremos cómo, con su locuacidad y su frescura,

se ha ganado la simpatía de toda la afición.

Después, en la sección de Antonella Broglia,

conoceremos ejemplos de personas que salvan vidas

con un hashtag por ejemplo.

Saben, ¿no? Aquel cuadradillo.

Ese símbolo que etiqueta contenidos en las redes.

Pues es toda una herramienta para encontrar donantes de órganos.

Se lo contamos todo en el apartado de Innovación Ciudadana.

La entrevista con la escritora Susana Koska

sobre memorias de mujeres en guerra

y un reportaje sobre el lince y su esperanzadora recuperación

completan nuestra propuesta de hoy.

Una ráfaga y nos vamos a Olot a hablar de fútbol.

Pere Ribes es un niño de doce años

que desde los nueve hace de comentarista deportivo

en Radio Olot, la emisora de su pueblo.

Lo que sorprende no es solo su edad,

sino que Pere es ciego.

Forofo de la radio del fútbol, Pere es seguidor del Betis,

e incluso a estado con toda su familia al completo

en el estadio Benito Villamarín con los gastos pagados.

Ahora verán por qué.

Cada domingo que el Olot, el equipo de su pueblo, su equipo,

juega en casa, Pere Ribes, de doce años,

acude al campo como comentarista de la retransmisión de Radio Olot,

junto a los periodistas deportivos de la emisora.

Empezó hace tres años, y es ciego de nacimiento.

Sorprendente.

"Cuando hago radio, veo claro".

Sí, porque es cuando...

O simplemente cuando escucho la radio,

porque es como si el locutor,

el que está narrando el partido o el que te explica las noticias,

te hiciese de ojos.

Cuando tú eres ciego, el locutor te hace de ojos.

Los ojos de Pere son los del periodista David Planella.

Fue quien descubrió su talento y apostó por él.

Él tenía nueve años,

y se acercó a nosotros

en el descanso del partido con un compañero.

Yo, sin conocerle, me giré;

me hizo gracia tener a dos niños que me escuchaban atentamente.

Y les hice un par de preguntas

de cómo habían visto la primera mitad.

Y a partir de aquel día, nos conocimos

y empezó absolutamente todo.

"Se ganó la oportunidad de venir

y de comentar el partido con nosotros".

Él escucha muchísima radio,

y tú lo notas con el tono que utiliza,

con el tipo de comentarios que hace.

"Sabe cuándo entrar y cuándo no entrar,

o cuando la jugada es importante

y antes que él debe intervenir Pau para acabar de describirla".

-Creo que de tanto escuchar la radio, se te queda.

Yo de pequeño ya jugaba a ser periodista.

"Mi primer micrófono no fue un micrófono, fue..."

creo que fue una zanahoria de plástico

que yo la usaba como micrófono.

"Narraban el partido, y yo...,

con distintas palabras,

iba narrando lo que narraba el periodista".

Para que... para que los oyentes no notaran

que estaba copiando.

-"Llega a casa, se pone a hacer los deberes"

y en cuanto está...

"Mamá, voy abajo".

Y cuando dice: "Mamá, voy abajo",

significa que va a la entrada de casa,

y ahí pone la radio,

escucha la radio y juega a fútbol.

"Y está ahí feliz con sus dos hobbies:

la radio y el fútbol".

Ha habido que tener mucha paciencia, pero al final ha llegado el gol.

(GENTÍO) ¡Gol!

-Creo que el Olot está jugando bien

y que si juega igual de bien la segunda parte, puede ganar.

(GENTÍO) ¡Gol!

-Y la evolución de estos tres años es increíble.

Al final, si Pere está aquí no es porque sea ciego,

es porque se ha ganado la oportunidad de estar aquí.

Estamos en la Peña Bética de Olot.

También quieren y valoran mucho a Pere.

El muchacho es un gran aficionado del Betis.

-Recuerdo la primera vez que me hablaron de él,

lo hizo el expresidente, Emilio, que fue quien nos lo trajo...

a la peña, nos lo presentó.

Vino con Antonia, la madre.

Nos cautivó desde el primer momento,

porque la historia en sí es muy emocionante.

-Pere es un chico fantástico.

Yo lo veo... superdotado a este chico.

A Pere lo veo superdotado.

-Me emociono cuando hablo de él.

Porque es un muchacho excelente.

Como su familia.

-¿Vamos? -Venga, vamos allá.

Dicen que estamos locos de la cabeza.

Solo animar al Betis a mí me interesa.

Sí, sí, sí, yo también los quiero mucho a ellos,

porque entre béticos hay mucha amistad.

-Y nos sorprendió bastante que un chico de Olot,

catalán de pura cepa,

pues se nos hubiera hecho bético

por las razones por las que se hizo, que fue por el himno.

-Bueno, pues...

le pedí a mi padre que me pusiera todos los himnos

de todos los equipos de primera.

Le poníamos un himno y decíamos: "¿Te gusta?". "Sí" o "No".

Y, bueno, le pusimos el Betis

y dijo: "Este me gusta".

A partir de aquel momento, dije:

"Si el Betis gana tres partidos consecutivos,

serás del Betis".

Y al cabo de un tiempo, me dijo que era seguidor del Betis.

Me acuerdo de...

de escuchar pues...

el himno del Madrid, que decía: "Hala, Madrid. Hala, Madrid".

"Vamos, Madrid".

Pero este no solamente dice: "Vamos, Betis. Vamos Betis",

también dice que aunque el Betis sea el último,

siempre será el campeón.

Si quieres, te lo canto un poco.

-Sí, por favor.

-Es más o menos...

Aquí estamos todos

pa' cantarte tu canción.

Estamos apiñados

como balas de cañón.

Y es que no hay quien pueda

con esta afición.

Y aunque último estuvieras,

siempre Betis campeón.

La historia de Pere apareció en los medios de comunicación,

y los béticos se movilizaron.

Hicimos un sorteo, hicimos una venta de papeletas,

para conseguir que Pere y su familia

pudieran visitar el Benito Villamarín,

que era su sueño, dicho por él.

Y le pagamos todo el fin de semana en Sevilla,

para que pudiera empaparse plenamente

de Sevilla, del Betis

y de todo lo que conlleva ser bético.

Fue ante el Deportivo de La Coruña.

Y, bueno, fue mágico.

"Es diferente cuando escuchas al Betis por la radio,

cuando están animando a tope,

que cuando lo estás escuchando desde el campo

que lo ves mucho más natural".

"Y cuando cantan el himno a capela, esto es mágico".

Betis.

-"Y fue un fin de semana totalmente inolvidable".

"Se portaron superbién".

Todos.

Pero todos, todos.

Yo qué sé, desde el portero del Benito Villamarín

hasta Joaquín,

el jugador. Todos.

Pere Ribes está haciendo realidad sus sueños.

Es un chico conocido;

su familia siente orgullo y vértigo.

Nosotros estamos muy contentos

porque vemos que algo que podía ser una limitación muy grande,

con su esfuerzo, consigue superarla.

Yo creo que este es el mérito.

-No le ha subido nada a la cabeza.

No se cree que sea ni Dios ni nada por el estilo.

"Pero lo que está viviendo,

sobre todo, este 2017,

en lo que le espera de por vida

es muy difícil alcanzar lo que ha alcanzado con doce años".

Y cuando sea más mayor,

la gente va a exigir mucho más de él.

"Con doce años, se perdonan muchas cosas;

con veinte, no".

Con cuarenta, menos.

Y ahí es donde me da el vértigo a mí.

O sea, que no sé.

Pere, con los pies en el suelo

y la cabeza...

en el cielo.

Claro que sí, todo un crack ese Pere.

Ya ha comenzado la temporada de marcaje y suelta del lince,

ese característico felino ibérico

en permanente peligro de extinción.

En España, cuatro centros de cría se encargan minuciosamente

de recuperar la población con ejemplares en cautividad

para después ponerlos en libertad

y hacer un seguimiento de su adaptación al medio natural.

Es uno de los objetivos del proyecto Life Iberlince.

Vamos a ver cómo trabajan.

Es Oso, uno de los treinta linces que desde los centros de cría

se liberarán este año en la península ibérica.

En este chequeo, se comprueba su estado de salud.

Con analíticas, biopsias,

radiografías, vacunas contra la leucemia

o análisis de pelo, que mide su nivel de estrés.

Se trata de evitar introducir enfermedades

en la población salvaje.

Es una especie de la que quedan muy pocos ejemplares,

así que cualquier problema que pudiese haber,

como una enfermedad o un brote de una epidemia,

tendría un gran impacto en la población.

Intentamos que salgan protegidos.

Genetistas seleccionan cada año

qué parejas se realizan en los centros de cría

y qué cachorros se reintroducirán

en las diferentes áreas de la península ibérica

para aumentar la diversidad genética y la supervivencia de la especie.

Para saber más sobre la conexión entre las poblaciones,

se les coloca estos collares.

Estos collares nos permiten tener localizados a los animales

una vez liberados.

Además, nos aportan información sobre el territorio donde se moverán.

Hay dos tipos de collares: de radio seguimiento,

que emiten señales de radio que capta una antena receptora

y en los que cada animal tiene una frecuencia diferente,

o GPS, que pueden seguirse mediante satélite

a través de ordenadores y móviles.

Posibilita reconstruir patrones de movimiento de los felinos,

detectar y corregir peligros.

Pozos, depósitos de agua

que no estén bien vallados o bien acondicionados

y que puedan provocar la caída de los linces.

O por ejemplo, el uso de los pasos de fauna

en las carreteras.

O bien que atraviesan carreteras por encima,

cuando no nos interesa eso.

Entonces, podemos acometer medidas de corrección en esas vías.

Es uno de los cuatro centros de cría que hay en la península ibérica.

Gracias al programa de cría en cautividad,

aquí se mantiene una salvaguarda genética necesaria

para la reproducción del lince.

El objetivo: proporcionar animales sanos

para recuperar la especie en libertad.

Aquí se les entrena antes de ser liberados.

Cientos de cámaras vigilan sus movimientos cada hora.

Ajenos a ello viven los felinos, sin interacción con el hombre.

Estamos viendo qué comportamiento de caza tienen:

si están realizando una espera, si están haciendo presión,

si sale el conejo y hay una persecución...

Todo eso queda reflejado en las cámaras y en unas fichas

que nosotros luego valoramos

a la hora de evaluar a esos cachorros que van destinados a reintroducción.

Lo que necesitamos es ponérselo difícil a la hora de cazar.

Hay muchos refugios para los conejos,

les ofrecemos conejo vivo...

Es decir, intentamos potenciar las técnicas de espera y rececho,

que son las que más se utilizan en la naturaleza.

Se les hacen test de comportamientos pre-suelta

para ver sus hábitos de caza y se les entrena

con refuerzos negativos hacia el hombre.

Viven en cercados de entre mil y tres mil metros cuadrados

reproduciendo sus hábitos innatos de caza

con alimentación suplementaria de su principal alimento:

el conejo.

Lo fundamental es evitar la relación del alimento con el cuidador.

Que el lince nunca asocie al hombre con la comida.

¿Cómo ofrecemos el alimento para que no nos vea el animal?

Pues tenemos una serie de dispensadores de presa viva,

que pueden ser automáticos o manuales,

con temas de agua, compuertas y demás,

y nosotros metemos al conejo en un recinto, en su majano,

pero el lince no tiene acceso a ese conejo de manera inmediata.

En el medio natural, también se sigue el rastro de los linces

gracias a las cámaras de foto-trampeo:

están camufladas y se activan con movimiento.

Permiten ver el estado del animal

o las relaciones con otros ejemplares.

Estos datos, junto a los aportados por los collares,

dan información a los investigadores

sobre zonas de conexión entre poblaciones.

Nos ha permitido obtener unos corredores,

que nos van a ayudar mucho

para poder afrontar un siguiente proyecto

donde podamos afrontar

distintas actuaciones dentro de esas zonas,

esas zonas de conexión que van a unir las poblaciones

y que van a incrementar mucho la conectividad de esas poblaciones

incrementando la variabilidad genética

y la supervivencia de la especie.

Los atropellos son para el lince una de las principales amenazas.

La Junta de Castilla-La Mancha ha invertido

en señalización en carreteras actuaciones en cunetas,

donde proliferan conejos,

para evitar que los linces vayan ahí a cazarlos,

y en vallados, para intentar que los felinos

no crucen la carretera transversalmente.

Un lince podría saltar una valla de estas.

Pero si le dejamos un paso seguro: un puente,

un desagüe de la carretera,

un pequeño arroyo, por donde pueda pasar por debajo,

y la valla lo que hace es encauzarlo,

el animal, simplemente por comodidad,

va a cruzar por ahí la mayoría de las veces.

Varios linces han muerto por ahogamiento.

La Junta ha hecho un inventario de ciento veinte puntos de riesgo

en montes de Toledo y Sierra Morena oriental.

Para evitar peligros, ha realizado actuaciones

en infraestructuras de regadío donde los linces acuden a beber.

Existe un riesgo bastante grave para los linces,

que son gatos y son muy curiosos, ya que al acceder al agua

o por perseguir un animal o por accidente,

caen en su interior y luego, no pueden salir.

Las acciones más corrientes son el cercado perimetral del pozo,

pero hay también actuaciones como rampas de escape.

Todo por la supervivencia en libertad

del felino más amenazado del mundo.

(Música lenta)

Sí, eso sí. Ah, ¿sí?

Porque es bueno.

Antonella, hoy nos quieres hablar de innovación social

en la donación de órganos,

y nos quieres destacar a dos innovadores concretamente:

Greg Segal en EE. UU., y Rafael Matesanz en España.

Empezamos hablando de Greg Segal, en EE. UU.

Sí. Dos proyectos completamente diferentes,

ambos muy innovadores.

El primero, Greg Segal, un asesor de inversiones.

"El padre está enfermo y está en lista de espera

para recibir un corazón".

Espera cinco años, el corazón no aparece.

El padre está a punto de morir de una manera horrible

y justo in extremis aparece un donante.

Ahora, el padre está bien, tiene una buena vida,

pero Greg ha empezado a pensar en cómo podía mejorarse el sistema

para que no volvieran a pasar casos como este.

Ha abandonado su trabajo en las finanzas

y se ha dedicado, junto con una socia, Jenna Arnold,

a crear una plataforma que se llama ORGANIZE.

Y en ORGANIZE,

hay dos posibilidades digamos de entrar,

de operar.

Una es que tú quieres declarar

que eres donante, quieres ser donante,

y que en el momento de tu muerte, tus órganos se puedan donar,

y cuáles y cómo.

Y luego, por el otro lado, si buscas el órgano,

puedes meterte para indicar el órgano que buscas.

La cosa innovadora y realmente hija de sus tiempos y de nuestros tiempos

de este sistema es que...

una vez que tú te has registrado para donar,

puedes crear un post,

que ellos ya te indican cómo escribirlo,

tanto en Facebook como en Twitter,

donde tú declaras públicamente que eres un donante y quieres donar.

Y Greg está luchando para que una serie de estados de EE. UU.,

y con algunos ya lo ha conseguido,

reconozcan una declaración en Twitter

como una declaración vinculante para tu familia

a la hora de tomar la decisión de donar.

Lo cual tiene muchos aspectos críticos,

porque los tuits pueden cambiar a lo largo de una vida;

es muy delicado. Es lo que te iba a decir.

Hay que buscar la fórmula legal para que eso sea válido.

Sí. Y en esto están.

Y además, la idea de que cada vez que alguien dice: "Yo quiero donar"

eso salga publicado en los medios,

es también una manera de llamar la atención a otras personas.

Es al mismo tiempo una declaración de intenciones,

una declaración real

y también una campaña de concienciación para terceros.

Por lo tanto, digamos que es una plataforma,

pero es también una campaña, un activismo que él está haciendo.

Sería una manera también de aumentar las donaciones de órganos,

facilitar las donaciones de órganos. Sí, ese es su objetivo.

Porque él está convencido

de que su padre habría podido encontrar

un corazón muchísimo antes... Claro.

si un sistema de comunicación hubiese funcionado mejor.

Es lo que él intenta hacer.

Aunque sea obvio, hay que decirlo: sin donaciones, no hay trasplantes.

Eso está clarísimo. Es obvio, pero hay que decirlo.

Hay que decirlo, es justo decirlo, es fundamental.

Y como veremos después en el caso siguiente.

Lo bueno de este caso, lo interesante,

es que él no es médico.

Una vez más me gusta hablar de este aspecto

de los emprendedores sociales, que no saben que lo son.

Son ciudadanos que entran en contacto con un sufrimiento, un problema,

y en lugar de quejarse o pensar que no va con ellos,

se ponen a trabajar para encontrar una solución

y se unen a otras personas para crear plataformas innovadoras como esta.

Por eso este caso.

Seguramente, el problema de los trasplantes en EE. UU.

requiere muchísimas intervenciones

a muchísimos niveles muchísimo más estructurales.

Por eso es interesante el ángulo nuevo que él propone.

El punto de salida de la idea es bueno.

Luego, hay que buscar la fórmula legal para darle salida.

Exactamente.

Greg Segal.

Vamos con Rafael Matesanz. Sí.

Hablamos de la Organización Nacional de Trasplantes en España.

Esto merece la pena hablarlo,

porque Rafael se ha jubilado hace unos meses,

después de décadas al servicio de esta organización

que él mismo imaginó y que él mismo creó

y que él mismo fundó en 1989.

Un nefrólogo que se vuelve el verdadero artífice

de este sistema español de trasplantes

que, como sabes, es líder en el mundo.

España es el país número uno del mundo en trasplantes.

Sí, sí.

Porque tiene este sistema de donación-trasplante

que es único en cuanto a perfección de su logística.

Tiene el doble de la media de la Unión Europea.

¿Y en qué consiste? ¿Cuáles son las claves?

"Primero, un diseño extraordinario del sistema,

donde se tienen en cuenta todos los puntos críticos;

la creación de esta figura del coordinador de trasplantes,

que está en el hospital

y que recibe una formación extraordinaria,

un intensivista con mucha experiencia y con mucha formación,

que es la clave para que el sistema funcione a la perfección,

para que la lista de espera sea lo más corta posible

y el trasplante sea más exitoso".

"Y luego, esa formación específica de la conversación

entre esa persona que tiene que convencer al familiar...

de la persona que acaba de morir

a donar esos órganos".

"Eso es muy importante, muy delicado, porque hay un rechazo".

"¿Cómo hacer esto? Cómo llevar a cabo esa conversación

para que sea exitosa y se consiga ese 'sí'

a donar un órgano o cuantos más órganos posibles,

eso es otro de los grandes anillos que Rafael ha podido resolver".

"Ahora, los hospitales donde mejor funciona el sistema es

donde hay una coordinación muy buena

entre esto y Urgencias".

Sabes que de urgencia ya viene una cantidad muy elevada,

y creciente, de órganos a trasplantar.

Por tanto, una buena coordinación del sistema con Urgencias

promueve resultados mejores en el sistema.

"Bueno, él se ha jubilado".

"Es como impensable que Matesanz no esté al mando de esto,

pero después de tanto tiempo, hay una mujer en su lugar,

una doctora que se llama Beatriz Domínguez Gil,"

que llevará el legado claramente a nuevos éxitos.

Hay que convencer a personas mayores

a donar un mayor número posible de órganos.

De un cuerpo humano se salvan ocho vidas.

Y por tanto,

ese ratio de una muerte-número de vidas

es algo que el sistema tiene que seguir...

Hombre, tenemos que felicitarnos que España sea el país

con más donaciones de órganos. Totalmente.

Y un dato: el año pasado, en España,

hubo cinco mil doscientos trasplantes,

gracias a este gran número de donaciones.

Cada día, seis personas han donado sus órganos

durante el año 2017. Sí. Sí.

Claramente, Matesanz es

el emprendedor social...

Él es un médico, no sabe que es un emprendedor social.

Claro. Pero es un emprendedor social.

Enfrenta un problema de un sistema que no funciona,

donde mucha gente sufre.

Frente a una carencia, él se pone en marcha

para diseñar un sistema innovador,

y produce un resultado extraordinario.

España no es líder en muchas cosas en este mundo,

pero en esto sí y fue por él.

Y esto es muy bueno, así que hay que felicitarse.

Muchas gracias, Antonella. A vosotros, muchas gracias.

Lo que vamos a contar ahora es otra historia.

La historia que no siempre aparece en los libros de Historia.

Porque habla de mujeres que lucharon en el pasado

y a las que hay que escuchar para aprender y entender

el tiempo presente y el futuro también.

Eso es lo que ha hecho la autora de este libro

que se llama "Mujeres en pie de guerra".

Aquí lo tenemos.

Y es la realizadora y escritora Susana Koska.

¿Qué tal, Susana? Bienvenida. Hola, Marta. Gracias.

¿Por dónde empezar? ¿Por dónde empezar?

En tu caso, si te puedo tutear..., Puedes tutearme.

empezaste escuchando historias de la Guerra Civil

y preguntando.

Escuchando historias en casa, ¿no?

Yo creo que si todos escarbamos un poco

y preguntamos un poco,

en todas las casas hay una historia que contar

acerca de la Guerra Civil.

Creo que todas las familias han estado marcadas

por un bando o por otro,

y desde luego por la contienda y la posguerra.

No hace falta buscar mucho más allá,

solo preguntar un poco.

Y luego, había una curiosidad personal

sobre una historia concreta en mi familia

que a mí me gustaba mucho que me contaran

y que yo luego no encontraba en los libros de Historia.

Pero no era un cuento. Pero no era un cuento.

No era un cuento. Era una historia bastante triste.

Pero a mí me la contaban desde un punto de vista de niños,

entonces casi parecía un cuento.

Casi parecía un cuento.

Luego, me di cuenta de que eso era una tragedia.

Era una tragedia que había que recordar y que preguntar.

Tú subtitulas este libro con una frase muy reveladora:

"Memorias de nosotras".

Podríamos decir que hoy en día, con tanta inmediatez,

con tanta multitarea,

con los dispositivos, con Internet,

"guardar, eliminar...". ¡No!

Hay que pararse, hay que reflexionar

y hay que preguntar y preguntar y preguntar.

Y preguntarnos.

Y hacer memoria de nosotras.

Ese subtítulo tiene también

algo que decirnos y es que nos puede pasar...

mañana y nos puede pasar pasado,

y nosotros también hemos sido refugiados.

Y los tenemos muy presentes y muy cerca en los informativos.

Así que somos nosotras,

y es la memoria de lo que hemos hecho las mujeres

desde aquello de "hechos, no palabras".

"Hechos, no palabras".

Y también es una forma de convertir este libro

en una crónica sentimental para poder releer,

para ver las cosas de otra manera.

Porque se dice que los abuelos,

¿verdad, Susana?, cuentan sus batallitas

y las abuelas eran más de callar,

de contar cosas en voz baja:

"Ven, que te voy a contar una cosa".

Es otra manera de relatar...

Yo creo que las mujeres hemos hecho un relato oral

a través de los siglos, y lo seguiremos haciendo.

La historia la han escrito los hombres,

por lo tanto, las mujeres no hemos estado en esos libros.

Y las mujeres hemos contado nuestro día a día

a través de la oralidad.

Y así ha pasado de madres a hijas.

Y yo creo que eso se debería seguir haciendo,

porque siempre tenemos cosas e historias que contar

de superación...

y de continuar y de avanzar.

Y yo siempre digo que vamos a mirar a los mayores,

porque nos olvidamos de que esos mayores tuvieron 18 años

y tuvieron su momento de fervor,

y a ellos les coincidió con la llegada de la Guerra Civil,

donde trabajaron muchísimo

para que su tierra fuera mejor.

Y para sobrevivir y contar cómo lo hicieron.

Porque los testimonios...

Es casi, como aquel que dice,

abrir el libro y es como un audiolibro.

Ves esas citas y esa manera de contar las cosas:

"Yo me levantaba tan temprano,

y me tocaba hacer esto o lo otro".

A mí me parecía fundamental...

mantener sus palabras,

y mantener sus palabras tal y como ellas las habían dicho.

Que estuviera esa oralidad,

como si estuvieras en el salón de su casa

o en la cocina preparando rosquillas.

¿No?

A Dios rogando y con el mazo dando podríamos decir también.

También.

Pero sí, esa oralidad de contar las cosas con las propias voces,

no hacer una narración y hacer un ensayo,

sino que su voz prevaleciera con sus palabras,

tal y como hablamos, tal y como contamos,

con las imágenes:

"Parecía que estábamos dentro del mar",

en vez de decir: "Llovía muchísimo".

Eso me parece que se entiende muchísimo mejor.

"Mujeres en pie de guerra" fue un documental del año 2004,

y ahora es un libro.

Podríamos decir que has hecho el recorrido al revés.

Has puesto por escrito nombres y apellidos.

Podríamos decir que has querido trasladar eso

y que tenga un cuerpo físico. Un cuerpo físico.

Tú sabes, porque trabajas en este medio,

que el tiempo es distinto.

En un documental de 75 minutos,

se quedaban fuera historias...

maravillosas. Con nombres y apellidos.

¿Por ejemplo? Cuéntanos. La historia de...

mi tía Rosa, por ejemplo.

Mi tía Rosa es una de las niñas exiliadas a Francia.

Se sabe poco de esos niños, sí que se sabe más

de los que llegaron a Rusia y no volvieron.

Pero se sabe poco de cómo volvieron los niños que regresaron

y adónde regresaron.

Dejan un país en guerra,

pero regresan a un país en posguerra, algo que ellos no conocían.

Ellos conocían el hambre de antes,

pero no se imaginan el hambre que van a encontrar después.

La que tenemos aquí detrás. Rosa.

En nuestra pantalla.

Una mujer maravillosa, con un sentido de la solidaridad...

por encima de todo.

Una mujer libertaria, generosa

y que encontró el amor en el campo de Argelès,

donde parece mentira que alguien pueda enamorarse, pero sí.

También hay más nombres: Sara Berenguer, Neus Català,

Antonina Rodrigo... Antonina Rodrigo...

yo creo que merece un lugar

en el Olimpo de las mujeres. Ahí la tenemos.

Porque ella fue la primera que puso voz

a las que no tenían voz,

que sacó de las sombras a mujeres muy importantes

que habían sido silenciadas y olvidadas.

Pero sobre todo, para mí,

dio voz a las anónimas.

Negro sobre blanco. Negro sobre blanco.

Y se pateó España, y se pateó Francia,

buscando y atando cabos y recogiendo historias

para escribir esa otra historia de las mujeres.

Clara Campoamor. También tenemos que hablar de ella

y de su luchar por conseguir el voto de las mujeres.

Clara Campoamor es lo más grande que nos ha pasado

a las mujeres en este país. Hay fragmentos de su discurso,

fragmentos que uno interpreta, y uno puede pensar

que sigue vigente esa lucha de las mujeres.

¿Cómo está ahora la lucha de las mujeres?

¿"Mujeres en pie de guerra" sigue en pie de guerra?

¿Hay muchos flancos abiertos? Hay muchos flancos abiertos.

Pero yo creo que las mujeres han dado el paso adelante,

ese paso adelante que no tiene retorno.

Y creo que sus exigencias son las justas.

Somos el cincuenta por ciento de... la humanidad.

Y necesitamos los mismos derechos, la misma atención

y estar a la misma altura.

Estamos preparadas para ello, yo creo que no hay duda.

Yo creo que la razón la tenemos, otra cosa es que no quieran dárnosla.

Aquí hay podríamos decir argumentos,

hay motivos, hay mucha memoria histórica,

pero ¿los deberes están por hacer? ¿Vamos con los deberes hechos?

Susana, mirando hacia adelante.

Respecto a la memoria, vamos tarde,

porque esa generación ya es muy mayor.

Teníamos que habernos fijado antes en ellos.

¿Y las chicas jóvenes, las que vienen detrás?

Las que vienen detrás tienen un camino...

¿Qué hay que decirles?

¿Qué hay que decirles?

Que hay que mirar de frente a los hombres

sin ser menos que ellos,

siendo iguales y siendo compañeras y siendo compañeros.

Porque tu abuela, porque tu madre...,

Exactamente. antes estuvieron aquí.

Y hay saber mirar hacia atrás y saber de dónde vienes,

y no...

poner en vano todo el trabajo que se hizo anteriormente.

No se llega uno...

adonde está por arte de birlibirloque,

se llega a través de la lucha

y se llega a través de trabajar muy firme y muy seriamente.

Y eso es lo que han hecho las mujeres

para que nosotras hoy estemos aquí en igualdad de condiciones.

Saber de dónde venimos y hacia dónde vamos.

Que el pasado es importante.

Sobre todo, para las mujeres. Sí.

Pues gracias por estar aquí. Gracias a ti.

Te agradecemos que nos hayas traído el testimonio de mujeres en guerra.

Y con las "Mujeres en pie de guerra" terminamos.

La semana que viene, más para todos, para todas también, por supuesto.

Aquí estaremos. Saludos cordiales.

Y pasen un buen resto de semana. Adiós.

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Para todos La 2 - 24/02/18

Para todos La 2 - 24/02/18

24 feb 2018

Superación. Se llama Pere Ribes. Tiene 12 años, es ciego y comentarista radiofónico de partidos de fútbol. Es de Olot, del Olot, y del Betis hasta la médula. Con su locuacidad y su frescura se ha ganado la simpatía de toda la afición y de los oyentes de Ràdio Olot en especial. Reportaje para conocer su historia.

Igualdad. Entrevista a Susana Koska, escritora y realizadora de documentales. Acaba de publicar Mujeres en pie de guerra, donde recuerda la historia de algunas mujeres españolas durante la Guerra Civil y la postguerra. Nos habla de Sara Berenger, Rosa Laviña, Neus Català, Antonina Rodrigo, Luz Miranda o qué cambió a partir de la defensa de Clara Campoamor a favor del voto femenino.

Emprendedores sociales. Innovadores sociales en los trasplantes de órganos. Antonella Broglia nos cuenta la historia de Rafael Matesanz en España que creó la Organización Nacional de Trasplantes, un referente mundial. También nos presenta a Greg Segal, que en EEUU creó organize.org para poder donar órganos a través de las redes.

Medio ambiente. El lince ibérico. Ya ha comenzado la temporada de marcaje y suelta del lince, ese característico felino ibérico en permanente peligro de extinción. En España 4 centros de cría se encargan minuciosamente de recuperar la población con ejemplares en cautividad, para después ponerles en libertad y hacer un seguimiento de su adaptación al medio natural. Es uno de los objetivos del proyecto LIFE Iberlince. Reportaje.

ver más sobre "Para todos La 2 - 24/02/18 " ver menos sobre "Para todos La 2 - 24/02/18 "
Programas completos (1214)
Clips

Los últimos 7.777 programas de Para todos La 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos