www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4069182
Para todos los públicos Para todos La 2 - 17/06/17 - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué tal? ¿Qué tal llevan este sábado de junio?

Nosotros estamos encantados de encontrarles de nuevo

y hacerles compañía, amigos y amigas.

De eso vamos a hablar precisamente. De amistad.

Porque está confirmado,

es el mejor antídoto contra la soledad,

sobre todo la que a menudo sienten las personas mayores.

En España viven solas 1,8 millones de personas.

Y de ellas, cerca de 400 000 tienen más de 85 años.

Enseguida tratamos esa triste estadística

que buscamos el remedio para separar vejez y soledad.

¿Qué tal si jugamos un poco?

¿Qué tal, si de paso, además aprendemos los nombres

de aquellas mujeres que con su lucha hicieron historia?

El equipo radiofónico Sangre Fucsia

ha creado el trivial "Feminismos reunidos"

para empezar la revolución desde el salón de casa.

Y la idea ha resultado ser un éxito. Nos vemos después.

Después también de hablar con ellas,

conoceremos algunos emprendedores sociales

que innovan desde sus profesiones,

desde un servicio meteorológico especial para pequeños agricultores

a un tratamiento sanitario

que evita contagios entre animales salvajes y humanos.

Empezamos.

(Música)

Aquella vieja máxima de "la letra con sangre entra"

no va en absoluto con ellas.

Son Sangre Fucsia,

seis mujeres que prefieren aplicar el juego en el aprendizaje.

El grupo se hace llamar como su propio programa de radio

y el juego en cuestión "Feminismos reunidos".

¿A que les suena esa portada?

Se trata de descubrir la otra historia, la de las mujeres.

¿Jugamos?

¿Qué tienen en común

Simone de Bouvoir, Valentina Tereshkova,

Olympe de Gouges, Frida Kahlo,

Judith Butler y Angela Davis?

Son seis feministas que encabezan sendos capítulos de un juego

creado para dar visibilidad

a aquello que la historia oficial suelen ocultar.

Un juego para aprender de mujeres.

Sus creadoras son otras seis feministas.

Soy Lolli DJ.

-Soy Reinohueco.

-Soy Valentina.

-Soy Laura Gaelx.

-Soy Doña Pasolina.

-Soy Diane y juntas somos Sangre Fucsia.

Son Sangre Fucsia, el nombre importa y el color también.

El nombre surgió porque nos gustaba mucho el concepto de la sangre.

Porque nos interesa todo lo visceral, lo intenso.

De hecho nuestro lema

es "somos la víscera, el puñetazo, la hemorragia".

Y además el color fucsia nos parecía que era un color

que recogía muy bien el espíritu del programa,

porque es un color muy alegre, muy festivo, muy intenso

y a la vez va más allá del violeta,

que se asocia clásicamente al movimiento feminista.

También coge el arco iris del movimiento LGTB

y el rojinegro del movimiento anarcosindicalista.

Nos pareció una forma de superar esos colores

y darle un tono muy festivo.

Sangre Fucsia es también el programa de radio

que hacen esas seis profesionales de la antropología,

historia del arte, sociología, periodismo y trabajo social.

Un magazine feminista que cada viernes,

cuando arranca el fin de semana, ponen online

en la autogestionada Ágora Sol Radio

desde el centro social Eskalera Karakola.

La perspectiva en la que pensamos el programa

es que la revolución feminista ya ha triunfado.

Entonces el tono a veces es ligero, a veces menos,

pero hay mucha música.

Hacemos también muchas radioficciones.

Los temas son muy diferentes. Son programas monotemáticos.

Y los temas son muy diferentes.

Son temas, por supuesto, siempre con la perspectiva feminista

que nos atraviesan desde diferentes puntos de vista.

Podemos tratar de feminismo comunitario,

como de maquillaje o depilación.

Y dado que la energía no se destruye,

sino que se transforma,

las investigaciones realizadas en sus ya casi 150 programas

han servido de base documental para elaborar "Feminismos reunidos",

un juego de mesa al estilo Trivial.

Queríamos crear una herramienta

para aprender aspectos de nuestras historias,

nuestras luchas, que normalmente no son tan conocidos

y no están en los libros de historia

y además queríamos aprender jugando, divirtiéndonos, pasándolo bien

con las amigas o con quien sea.

-De hecho el subtítulo del juego

es "la revolución empieza en tu salón".

Precisamente para que fuese una herramienta

para hacer la revolución desde casa, desde el espacio privado, doméstico,

asociado tradicionalmente a las mujeres,

y de forma divertida, por supuesto.

Plasmar la idea fue relativamente fácil.

Con la ayuda de Verkami

reunieron antes de lo previsto mucho más de lo necesario.

Eso les permitió lanzar hasta 3500 unidades del juego

que ahora van presentando en sociedad.

Y qué mejor manera de hacerlo, que echando una partida.

¡Bien! ¡Quesito!

-¿Qué corriente del feminismo considera la sexualidad

como una construcción política y desarrolla una crítica radical

en torno a esta?

-Si sale, hay que cantar el lema.

-¿A qué se dedicaba Pepa a Loba,

figura semilegendaria gallega de finales del siglo XIX?

-¿En qué año se fundó en Barcelona la sociedad autónoma de mujeres?

-Te llevas a la reina.

-Un cuatro. -Venga, un cuatro.

-Nombra una de las dos villanas del universo Batman

que mantienen una relación lésbica en los cómics.

-¿En qué país el Opus Dei mantiene una pugna legal

con el movimiento LGTB

para la retirada del dominio de Internet "Opus Gay"?

-¿En qué comunidad autónoma desarrolla su militancia

la feminista, sindicalista, soberanista, trans y antirracista

Laura Bugalho?

-¿Cuál es ese deporte?

-Fútbol. -Fútbol.

-¡Bien!

Así, pregunta a pregunta,

este trivial feminista va recobrando a mujeres

y acontecimientos históricos ignorados en el relato oficial.

Es un espacio para el juego y el diálogo,

apto para todos los públicos.

Dejamos el juego y vamos a hablar de una estadística preocupante.

En España viven solas 1,8 millones de personas mayores,

de las que cerca de 400 000 tienen más de 85 años.

Nos preguntamos si es malo vivir solo de mayor

o si lo realmente negativo es sentirse solo y aislado

cuando uno llega a la vejez.

De vejez y soledad hablamos ahora con Montserrat Celdrán.

Es profesora e investigadora de Psicogerontología

en la Universidad de Barcelona

y miembro del patronato de Amics de la Gent Gran,

fundación de apoyo a los mayores.

¿Qué tal? Buenos días, Montserrat. Buenos días.

Montse, ¿es la vejez

la etapa de la vida más propicia a sentirse solo?

Probablemente sí.

Junto con la adolescencia,

son dos momentos claves para entender la soledad no deseada.

Junto con la adolescencia dices. Sí.

Pero ¿uno se piensa que cuando va a llegar a mayor

tiene que estar necesariamente solo?

Hay dos factores.

No todas las personas mayores se van a sentir solas.

Una es el estado de salud, porque condiciona a poder salir,

a hacer actividades sociales.

Y otra es la red social que puedas tener, que sea significativa.

Aquellos amigos, aquella pareja con la que te sientes apegada.

Red social real y no virtual. Exacto.

Entonces cuando hablamos

de que la soledad puede afectar a la salud,

¿de qué estamos hablando concretamente?

En sí la soledad, su aparición,

es como un síntoma que te envía tu sistema

para decirte que tienes una necesidad no cubierta.

El problema es cuando esta soledad se vuelve crónica.

Cuando la persona no encuentra los mecanismos para salir de ella.

Y ahí podemos ver que afecta a nivel físico, te sientes peor,

no comes bien, no sales tanto y eso afecta también a tu cuerpo.

Te afecta a nivel psicológico.

Te afecta a nivel de depresión, de ansiedad.

Incluso afecta al rendimiento cognitivo.

Porque no hablas con nadie, no tienes esas conversaciones

y eso te afecta a tu memoria, tu atención

a todo tu sistema a nivel más cognitivo.

Eres psicóloga, es tu especialidad, o sea, esto está estudiado.

¿Cuáles son los momentos clave para prevenir esa soledad

que a veces puede sobrevenirle a una persona mayor?

Serían tres momentos importantes.

Uno es la jubilación, porque para muchas personas mayores

es una pérdida de red social importante.

Otro sería el momento de la viudedad,

porque la persona mayor, sobre todo las mujeres,

parece que tenemos más mecanismos, pero lamentablemente no es así,

y la pérdida del ser querido

es un momento importante para acompañar.

Y el otro el ser cuidador.

La persona que se aísla cuidando

y al final después no tiene mecanismos

para salir de esa situación de cuidado.

Entidades como la de Montse, Amics de la Gent Gran,

trabajan para mejorar la calidad de vida de las personas mayores

y gracias al voluntariado luchan contra la soledad no deseada

de personas como la que vamos a ver.

Josep Gisbert y Lara Millán son una pareja de buenos amigos.

Pertenecen a Amics de la Gent Gran,

una fundación que brinda amistad y apoyo

a personas mayores que viven solas.

Josep, desde que se prejubiló, es voluntario.

Quería de algún modo ocupar mi tiempo libre.

Es una cosa que me gusta.

Siempre me ha gustado.

Antes de la prejubilación ya me gustaba esto.

Además de acompañarla a las actividades

que realiza la fundación,

Josep la visita cada jueves por la tarde,

un día que Lara espera con ilusión.

Pues sí. A veces me pongo a mirarlo,

porque no siento muy bien el timbre,

y ya viene mi acompañante.

-Cuando llego aquí la señora me tiene preparado el café,

hacemos el café y ahora que ya empieza el buen tiempo

nos salimos aquí enfrente que hay un parque muy grande,

miramos de ponernos a la sombra y charlamos.

Ella de sus cosas, yo de mis cosas, nos comunicamos.

-Es muy bueno. Muy buena familia. Un buen hombre.

Muy respetable, muy educado.

Me lleva a la calle que no me vaya a caer,

yo con el bastón...

Y, bueno, muy bien.

Estoy muy contenta.

Lara es viuda y vive sola.

Le gusta la compañía de la gente y salir a la calle.

A pesar de las adversidades de la vida,

se considera una persona alegre.

Soy muy alegre. Siempre.

Siempre lo he sido.

Han pasado muchas cosas.

Me quedé sin madre, sin padre.

Con cinco años perdí a mi madre.

Y la verdad...

Pero, mira, Dios o quien sea me ha ayudado.

Me vine aquí con mis tres hijos pequeños de Extremadura.

Mi marido se vino antes.

Y bueno, aquí trabajando.

Disfruta mucho de su nuevo hogar

que le ha proporcionado el ayuntamiento

de Santa Coloma Gramenet por un módico alquiler

y del apoyo de Amics de la Gent Gran.

¡Virgen Santa! Déjame vivir. No quiero morirme.

Quiero disfrutar de esto que tengo ahora.

Tengo mi casa, que es lo que aprecio en mi vida

y estas personas que tanto se preocupan por nosotros.

-Le tienes tal afecto que haces cosas

como si fuera en verdad un familiar.

Y por la edad que tiene, es menor que mi madre,

es como si fuera mi madre.

Se coge afecto.

Me siento bien.

Con la paz, la tranquilidad de haber hecho algo por otra persona.

1800 voluntarios como Josep y 1500 personas mayores como Lara

que escriben miles de historias de amistad.

Realmente hay personas muy solidarias como acabamos de ver,

pero nos preguntamos si la sociedad está a la altura de estas personas.

Y cuando decimos la sociedad, Montse,

nos referimos un poco a todos.

A las administraciones, a las organizaciones, la familia...

Fíjate, una entidad como Amics de la Gent Gran

tiene lista de espera.

Tenemos personas que están esperando tener un voluntario.

A tener un voluntario en casa. Sí.

Una vez a la semana dos horas.

Es decir que realmente nos falta mucho

por realizar y para prevenir sobre todo estas situaciones

de soledad no deseada.

Siempre digo que si trabajamos en los barrios

para hacer barrios más amigables, más cercanos a las personas,

haremos barrios más felices

y más proclives para las personas mayores.

Hay que empezar a buscar amigos.

Hacer amigos de diferentes edades, hacer amigos jóvenes,

ver que a los jóvenes les puedes contar cosas

y puedes compartir ese conocimiento.

El valor intergeneracional es superpotente.

Los programas intergeneracionales que juntan a mayores y jóvenes,

es impresionante ver lo que aprenden unos de otros

y lo útil que se siente la persona mayor aportando

aquel conocimiento que tiene

y que nadie a veces tenemos el tiempo para escucharlos.

Pero como decíamos antes.

Hay que empezar cuando uno no se siente mayor aún

o cuando no llega la jubilación

o cuando no llegan esos factores desencadenantes, ¿no?

Hay una frase que me gusta mucho

que es que envejecer es como cuidar un jardín.

Y hay que saber sembrar,

tenemos que tener habilidades sociales,

buenas estrategias de afrontamiento

para saber en los momentos de necesidad saber a quién recurrir

y también quitarnos un poco esa zona de confort que a veces nos ponemos

de saber buscar nuevas amistades, de saber reencontrar viejos amigos.

Porque a veces nos quedamos en nuestro sitio,

con nuestras actividades,

y nos cerramos a las posibilidades que hay en nuestro entorno.

Pensando que eres viejo, no entiendes nada...

Todo está muy mal, pero hay posibilidad

de establecer nuevas conexiones con el mundo.

El peor es ese "yo ya no".

"Yo ya no puedo hacer cosas". "Yo ya soy demasiado mayor".

Es terrible, te autolimitas a ti mismo.

Hay otra cuestión y es que uno quizás se siente un poco inútil,

ve mermadas sus capacidades

y piensan que ya no sirven para nada.

¿Cómo podemos encontrarnos esa utilidad en uno mismo

cuando vamos haciéndonos mayores

y se nos va apartando del lugar laboral?

Laboral y también familiar.

Porque a veces, en un intento de proteger a la persona mayor,

hacemos ciertas pautas que llamamos paternalismo.

"No, papá, esto mejor no lo hagas". "Esto ya te lo hago yo".

Entonces limitamos también desde la familia,

desde el círculo más cercano vamos limitando a la persona mayor.

Y tener ese empoderamiento de poder seguir haciendo las cosas

y seguir teniendo ese sentimiento de utilidad es básico.

Ese empoderamiento, esa palabra que es más de nuestros tiempos quizá

que de los tiempos de las personas mayores.

¿Cómo se lo puede tomar una persona de 85 años o una persona mayor

que quizá nos están viendo ahora? ¿"Em..." qué?

Es saber también enviar bien el mensaje,

poder ser asertivos en las necesidades que tenemos.

Es decir, "yo quiero esto, quiero conseguirlo",

y poder tener las herramientas y mecanismos

para poderlos conseguir.

Decir bien las cosas a la familia, decir que quiere que le vayan a ver.

No que le llamen, ir a verle.

Una vez a la semana, dos veces a la semana, pero irle a ver.

Y el mensaje sea claro al entorno

para poder sentir que de alguna forma tienes control

sobre las cosas que te ocurren.

Porque perder el control es lo peor

que le puede ocurrir a la persona mayor.

Sin hacer sentir mal a la familia,

porque uno puede decir que es que no hay tiempo,

que uno no tiene tiempo,

que pasan demasiadas cosas y pasan demasiado deprisa.

Los equilibrios son complicados.

A los hijos también nos cuesta a veces saber

cuál es el límite de pedir muchas cosas a los padres mayores

y también dejarles a ellos que sepan pedir

pero dando equilibrio entre las dos partes

es importante.

Hablando de pedir. ¿Qué hay que pedir?

Ahora que se acerca el verano, empiezan a subir las temperaturas

y que todo quizá se ralentiza un poco más para la gente mayor.

¿Qué consejos podemos dar?

Desde que colaboro con Amics de la Gent Gran

me he dado cuenta de que para las personas mayores,

el verano es el peor momento.

Cuando para el resto de sociedad es el momento deseado de todo el año.

De alguna forma la ciudad se queda medio vacía,

pierden más o menos los contactos que puedan tener

y el mensaje es aprovechar las oportunidades.

Que la idea no sea que son una carga.

Saber acompañarse de aquellos familiares

que les dicen que vayan a pasar una tarde a tal sitio

o de irse con ellos una semana.

Y dicen que no, que son una carga, que molestan.

Hay que saber decir sí a las oportunidades

que te facilita el entorno.

Entonces, ven, por la sombra, pero ven.

Bien hidratado, pero tú ven. Claro.

Porque si no, al final te van a dejar de llamar.

Montserrat, muchas gracias,

profesora investigadora en Psicogerontología

en la Universidad de Barcelona

y miembro del patronato de Amics de la Gen Gran.

Gracias para hacernos compañía

y contarnos esa realidad que hay que tener presente.

Gracias a vosotros.

Seguimos. Son los protagonistas de la sección que cada semana

nos trae Antonella Broglia. Vamos con nuevas profesiones.

(Música)

Estamos en el parque del Retiro en Madrid,

justo enfrente del Palacio de Cristal

y hemos venido aquí para hablar

de emprendedores sociales con Antonella Broglia.

Antonella, buenos días. Hola, Quim.

Buenos días.

Cuando hablamos de emprendedores sociales

hablamos de personas que trabajan

en el ámbito de la economía, de la sanidad, de la educación,

pero hoy nos quieres destacar personas

que innovan socialmente desde otras profesiones.

Como, por ejemplo, la meteorología. Sí.

Profesiones donde no te esperas que haya un innovador social.

Sobre todo porque son científicas, rigurosas, de mediciones,

y sin embargo, un meteorólogo puede hacer la diferencia

para muchísima gente.

En particular, ella. Liisa Petrykowska.

De origen sueco.

Meteoróloga, se da cuenta

de que los sistemas de previsión meteorológica

no funcionan en el trópico.

El tiempo en el trópico es incontrolable

y por lo tanto, se da cuenta

de que tiene que diseñar un algoritmo específico

para hacer previsiones del tiempo fiables en el trópico,

porque allí viven miles de millones de personas

de las que el 80 % son agricultores cuyo cultivo depende

sistemáticamente

de la capacidad de prever las condiciones climáticas

y unas buenas previsiones del tiempo.

Entonces crea un nuevo algoritmo

que produce unas previsiones con una exactitud extraordinaria,

primera innovación,

pero la segunda innovación se la hace llegar a los agricultores

con un sistema de SMS.

Todo el mundo tiene un teléfono que puede recibir un SMS,

no es un smartphone que para muchos puede ser caro,

y el coste es el coste de la tarjeta donde tienes el crédito.

Sin Internet, reciben el mensaje. Exactamente.

No hace falta Internet.

Basta con un teléfono, digamos, la vieja generación,

y esto marca la diferencia

para muchos importantes, grandes, pequeños agricultores

de esta zona del trópico.

Claro, porque una lluvia les puede perjudicar enormemente

a esos pequeños agricultores.

Y aquí ellos tienen una previsión

a dos días, un día, un mes y no falla.

Como mínimo pueden calcular la previsión.

Perfecto. Vamos con el segundo caso.

Es una veterinaria que en lo que trabaja

es para evitar los contagios de enfermedades

entre animales salvajes y humanos.

Sí, estos famosos proyectos interespecies

que ahora en África son significativos.

Porque cada vez más animales salvajes y el ser humano

comparten el mismo espacio, viven juntos.

Y por tanto se contagian de sus respectivas enfermedades.

Fenómenos nuevos.

Esta es una veterinaria de Uganda.

Es la doctora Gladys Kalema-Zikusoka.

Se da cuenta de esta realidad.

Dice que hay que cambiar su política.

No se puede tener a los conservacionistas por un lado

y la gente que hace políticas de salud pública por el otro

para seres humanos.

Tenemos que crear organismos mixtos

que vigilen la transmisión de enfermedades entre uno y otro.

Y así ha creado una serie de mecanismos

de prevención y educativos

para que los agentes se den cuenta lo antes posible

que hay una transferencia de enfermedad

y también para que haya educación,

para respetar si estás cerca de un animal,

para que tú, ser humano, puedes ser un transmisor de enfermedad

para un animal, así es como tú preservas

estos animales salvajes.

Hay que tener en cuenta que hay medicamentos específicos

para animales, medicamentos, tratamientos

específicos para humanos

y entre las mismas especies animales

también tiene que haber transmisión de enfermedades.

También hay que tener cuidado con eso.

Exacto.

Ese ángulo nuevo de poder ver esto

de una forma mucho más holística e interrelacionada

es una innovación social muy potente por parte de esta veterinaria.

Un trabajo muy innovador.

Y acabamos hablando de la creación de un mapa.

Es un proyecto fantástico, se llama Open Street Map,

de un ingeniero francés

que se llama Gaël Musquet, que dice.

"¿Este momento los mapas dónde están?".

En Google.

Y por tanto reconocemos de alguna forma esta corporación privada,

el poder de representar algo tan fundamental como un mapa.

El mapa explica la realidad.

Por tanto su visión plural es muy importante.

Y ha creado una plataforma

que se llama Open Street Map en Francia,

digamos el capítulo francés de esa plataforma,

donde son los ciudadanos, los ciclistas,

las personas normales y corrientes, los turistas y los caminadores

que van constantemente nutriendo... Añadiendo datos específicos...

A este mapa digital

miles y miles kilómetros de ruta.

Además introduce nuevos factores.

Centros deportivos,

pasajes específicos para peatones.

Lagos, por ejemplo. Lagos.

Desfibriladores.

Cosas que son realmente cercanas a la ciudadanía

y que por lo tanto interesa tener en un mapa.

Y él ha sido el fundador

y es el presidente de esta organización

y es un apasionado de los datos abiertos

y del software abierto

y está creando algo que verdaderamente representa

una alternativa.

Es como la Wikipedia a la enciclopedia.

La creación de aportaciones individuales.

De hecho el proyecto inicialmente nace en Wikipedia.

Porque es el mismo principio.

Es datos por parte de todo el mundo que quiera contribuir

y refinando esos datos a base de corregir,

ir añadiendo y así, en un circuito que nunca acaba,

de constante perfeccionamiento.

Open Street Map, Gaël Musquet, en tipo extraordinario.

que viene de Guadalupe, en origen,

un verdadero emprendedor social en cuanto a abrir la información

y no dejar que sean las corporaciones,

muy útiles, pero no tienen por qué ser las únicas en controlar.

Muy bien, gracias, Antonella, por esas tres iniciativas sociales.

A vosotros.

Y del nuevo mundo al viejo mundo.

De las nuevas profesiones

a una de las más antiguas que es el oficio de pensar.

Jorge de los Santos, pensador y artista plástico.

¿Qué tal? Bienvenido. Gracias, cielo.

Hoy vienes a derribarnos un mito que es el de la expresión

"tú puedes conseguir todo lo que te propongas".

¿Qué pasa con esta frase?

Más que derribarla, ponerla en cuestión,

que es lo que hacemos aquí. Tampoco se trata de tirarlo.

Me preguntas, como si me hubieras preguntado

si es cierta la expresión, si tiene algo de sentido y tal.

Tiene de sentido en eso que Montaigne llamaba la "arrière boutique",

es decir, la trastienda.

La fantasía.

Puede ser cierta...

También es un mundo, el de la fantasía,

donde la certeza tampoco importa excesivamente.

Lo hemos hablado alguna vez.

En una sala de urgencias, por ejemplo, de un hospital,

en un autobús público, en un supermercado,

en eso que llamamos la realidad es más que cuestionable

que este tipo de afirmación, ese tipo de dopaje emocional

pueda ser efectivo.

Es decir, tú puedes conseguir todo lo que te propongas

es bastante más que cuestionable.

Y además entronca bastante...

Cuando uno cree, por ejemplo,

porque además suele ser muy descarado,

uno cree que las enfermedades dependen de ti

que si tú te propones quitarte una enfermedad,

te la quitas de encima.

Que puedes conseguir, por ejemplo, que el universo,

que el universo debe ser las estrellas

y debe ser Algete también, todo eso conspire para tu favor,

entras en lo que se llama el pensamiento mágico.

Es un pensamiento totalmente crédulo,

un pensamiento sin ningún tipo de criterio de validación,

sin ningún tipo de validez.

¿Que consideras "dopaje afectivo" has dicho?

Dopaje emocional, sí. Directamente.

Sí, es un oficio.

Tiene unas finalidades...

Pero se proclama constantemente.

Por activa y por pasiva. Por eso estamos aquí.

Porque eso tiene unas finalidades y tiene unos orígenes muy concretos.

Yo recuerdo cuando era niño, por ejemplo,

que en casa había un disco con Peter Pan,

con la historia de Peter Pan, y lo ibas oyendo

con esas traducciones de Costa Rica o algo así.

Y había un momento que Peter Pan o Wendy o no sé quién

cantaba el "Volarás, volarás, volarás".

Y el inicio decía: "Si acaso quieres volar,

piensa en algo encantador".

En ese momento los niños,

incluso los que no estábamos como muy centraditos,

ya sabíamos hacer esa diferenciación

entre lo que era el terreno de la fantasía

y lo que es el terreno de la realidad.

Porque el terreno de la realidad tiene grandes limitaciones.

El terreno de la realidad, desgraciadamente,

tiene grandes cortapisas.

Hay grandes resistencias.

Hay grandes fricciones.

Es decir, todo desaparece en el terreno de la ficción.

Hay resistencias externas.

Es decir, de la ley de la gravedad a la desigualdad social.

Y hay resistencias internas.

Recuerdo una película de Almodóvar,

donde una mujer estaba en la portería fregando la escalera y tal

y llegaba la señorona y le decía:

"Oiga, pero ¿usted no me estará mintiendo?".

Y la mujer le respondía si pudiera mentir iba a estar ahí.

Esa por ejemplo es una limitación ética.

Hay ciertas cosas que yo no puedo hacer.

Pero también es verdad, Jorge, que el poder hacer o tú puedes

se ha convertido en un gran eslogan, en una gran motivación

para mucha gente, sin ir más lejos, el "Yes, we can".

Sí, por ejemplo, porque es el paradigma...

Es el paradigma, es la frase que sintetiza,

es el lema, el eslogan...

La vigorexia que sintetiza lo que es el sueño americano,

que si tenemos un momento entramos luego después.

Pero hay una cosa, Marta, que es importante.

No criticamos que uno tenga que estar animoso, fogoso, valiente...

Motivado. Motivado, efectivamente.

No solo intelectualmente,

no solo en el terreno de la fantasía, del imaginario,

sino también en la realidad.

La condición humana es extraordinariamente dura,

extraordinariamente difícil.

Es radicalmente trágica.

Y para eso se necesita esa potencia.

Pero esa potencia no pasa por trasladar el mundo de la fantasía

al mundo de la realidad.

Esa potencia pasa por aceptar esa situación.

Kant tenía un ejemplo que es el ejemplo de la paloma.

Decía que la paloma tenía que enfrentarse

a la resistencia del aire.

Pero esa misma resistencia del aire es la que le permite volar.

Volar, y no hablamos de Walt Disney.

Entonces la condición humana tiene que conocer su condición.

No tiene que doparla, no tiene que anestesiarla.

No tiene que distraerla, tiene que conocerla

y ponerla en cuestión

para afrontar, vuelvo a decir, con valentía, con vigor, con coraje

el extraordinario hecho de existir en cuanto a humanos.

Entonces, el coraje no viene de la fantasía,

viene de la realidad.

El coraje viene de afrontar la realidad

con un imaginario potente, un imaginario motivado.

Contra eso no hay ningún problema.

Lo que pasa que este tipo de sentencias, este tipo de frases,

este tipo de lemas

tiene finalidades y tiene orígenes claros.

Esto procede, como casi todo lo que estamos abordando aquí,

procede de un origen comercial norteamericano.

Estos son técnicas de marketing, de venta,

de venta de coches de segunda mano, de agentes inmobiliarios que tienen

que vender determinado número de viviendas para poder seguir

en su empeño.

Y tiene el peligro de que como actividad profesional

es absolutamente respetable, la del comercial,

pero tiene el peligro de convertir lo comercial

en un nuevo humanismo.

Es decir, que todos somos agentes comerciales

y todo es tratado como un elemento de comercio.

Entonces ¿qué pasa con el sueño americano?

Retomamos lo que decías.

El sueño americano. De ahí viene lo radical.

"Tú puedes conseguir todo lo que te propongas".

Lo radical es que consigamos entre todo en el colectivo

un tejido social de amparo, de protección, de cariño,

y diría con todas las letras, de amor hacia el otro.

Eso es lo que todos tenemos que intentar conseguir.

Esa es la base del sueño americano.

Es decir, que hemos generado una sociedad,

una base, que como ya sabemos, se ha diluido extraordinariamente.

Hemos generado un marco de estabilidad,

un marco de confort, de seguridad,

donde cada individuo puede desarrollar sus propias potencias,

con la única finalidad de que esas potencias se desarrollen,

no con la finalidad de vender coches o casas de segunda mano.

Ese es el origen del sueño americano.

¿Qué contrapartida tiene eso? Que toda la responsabilidad es tuya.

Por eso posiblemente Norteamérica es un país,

donde puedes tener armas,

pero también puede ser condenado a la pena de muerte.

Porque toda la responsabilidad es tuya.

La responsabilidad lo que genera

es esa utilísima herramienta de control del ser humano

que es la culpabilidad.

Si tú no eres lo suficientemente rico,

es porque estás flaqueando por ahí, estás fallando.

Porque no lo intentas lo suficiente. Porque no lo intentas.

Porque no te crees esto lo suficiente.

Es decid, la culpabilización es el gran mecanismo de control,

muy antiguo, no es nuevo, no es de nuestro tiempo.

Y luego puedes conseguir todo lo que te propongas,

siempre que nos pongas en cuestión, y lo volvemos a repetir,

siempre que no pongas en cuestión el marco que te permite creer

en base a todos estos eslóganes

que puedes conseguir todo lo que quieras.

Entonces tiene que ver con ganar, con perder,

tiene que ver con el éxito, con la libertad, ¿no?

Tiene que ver con un montón de cosas.

Tiene que ver con la libertad, con la responsabilidad,

con el libre albedrío, con un montón de cosas

que la filosofía lleva dándole vueltas

y que una sencilla frase como esta no la va a solucionar.

Jorge, ¿se te rayó el disco, lo perdiste? ¿Lo tienes?

No lo tengo, desgraciadamente. Sería una cosa muy interesante.

Ya cerramos. Ravelli y los hermanos Marx.

"Vayamos más deprisa, corramos, corramos".

Y dice: "¿Para qué, jefe? Si no vamos a ninguna parte".

"Pues entonces corramos y acabemos de una vez con esto".

La prisa y la aceleración...

Es lo que tenemos nosotros.

Nuestro principal enemigo. El tiempo.

Y lo sabes. Y lo sé.

Debemos dar paso al tiempo.

Muchísimas gracias por tus reflexiones.

Nos vemos en 15 días. ¿Te parece? Gracias a ti y a todos vosotros.

Y a ustedes les despedimos un sábado más

con ganas de volver a verles en siete días

o cuando quieran en RTVE A la Carta. Saludos.

(Música créditos)

  • Para todos La 2 - 17/06/17

Para todos La 2 - 17/06/17

17 jun 2017

Magazine semanal que a través de reportajes, entrevistas y secciones fijas analiza los aspectos más sociales que pasan a nuestro alrededor.

ver más sobre "Para todos La 2 - 17/06/17 " ver menos sobre "Para todos La 2 - 17/06/17 "
Programas completos (1189)
Clips

Los últimos 7.632 programas de Para todos La 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Ixam

    Muy interesante este programa sobre el feminismo, hay una cosa que nadie puede hacer por nosotras, que es cuidarnos para alcanzar un felicidad plena, si nos cuidamos e intentamos que el paso de los años no se noten en nuestra piel alcanzaremos mayor felicidad, Un buen consejo es utilizar los aceites vegetales para nuestro cuidado.

    23 sep 2017