www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4900038
Para todos los públicos Página Dos - Rosa Montero
Transcripción completa

(Música)

(Música)

(LEE) "El inspector y la replicante

llevaban poco más de un año de relación.

La androide nunca había experimentado nada semejante.

No se acercaba a Lizard, se zambullía en él,

y por unos instantes, desaparecía."

(Música)

"No más Bruna Husky, la tecnohumana de combate.

No más esa replicante condenada a una vida cruelmente breve

y a una muerte fija y ya programada."

"Emmanuel Carrère es un autor francés,

un novelista que se ha caracterizado

sobre todo por sus obras de no ficción.

En el caso de su biografía sobre Philip K. Dick,

es una obra que él explica que utilizó para desbloquearse,

era un momento de bloqueo creativo."

"Van Gogh es un pintor fundamental para entender la modernidad.

'Cartas a Theo' son las cartas que él escribió a su hermano

en un estilo coloquial,

donde vemos una especie de diario,

donde podemos seguir su vida, su evolución."

"Richard P. Feynman fue quizás una de las personas más conocidas

y más importantes del siglo XX en el mundo de la física.

Fue un ganador de Premio Nobel.

Tenía una personalidad que no era fácilmente olvidable,

todo el mundo que lo conocía lo recordaba."

La figura de Philip K. Dick,

tal y como es presentada en el libro de Carrère,

encaja de muchas maneras con la idea del genio

como tradicionalmente se ha entendido en nuestra cultura

ya desde Aristóteles.

La idea de que la genialidad no existe

sin lo que él llama el temperamento melancólico,

que ya explotará sobre todo en el siglo XIX

como como esta mezcla entre locura y claridad mental,

siempre en un equilibrio necesario,

que es la que caracteriza al genio.

En ese sentido, Philip K. Dick expresa precisamente este arquetipo.

Por un lado, porque tiene relación

con esta perspectiva casi religiosa de posesión,

cree haber tenido la aparición de Dios.

Duda de que entes extraños se hayan metido en su cuerpo,

que lo llevaría precisamente a unos estados de locura

que sí que encajarían muy bien con esta figura del genio sufriente,

del genio que es de su dolor del que emergen sus obras.

(Música)

-"Cartas a Theo" es el testimonio privilegiado de un gran artista.

Escribe bien porque es capaz de traducir en palabras,

con su escritura, su pensamiento.

Es de una lucidez extrema.

Sí, la etiqueta de "genio" encaja,

porque él encarna esta idea del genio romántico,

del héroe trágico, del artista maldito.

Por excelencia, lo encarna.

Lo que ocurre es que el peligro de la idea

del genio es difuminar el valor de su obra.

-El libro de "¿Está usted de broma, Sr. Feynman?"

es una colección de historias, de anécdotas, de vivencias

que le pasaron a él, contadas en primera persona,

de lo más divertidas.

Realmente, Feynman tenía una cabeza privilegiada.

Le bastaba con ver un problema

para enseguida pensar cuál debía ser la solución.

Normalmente, en las discusiones científicas,

salía muy bien parado,

porque tenía una intuición muy buena de la física de las cosas.

No obstante, era una persona muy juguetona, se podía decir.

Le encantaba tomar el pelo, gastar bromas.

Le encantaba, por ejemplo, ir a hacer teoría en los bares.

Se llevaba su libreta y con la música de fondo,

ahí trabajaba muy a gusto.

(Música)

-Este mito del genio se pone en duda,

porque hay muchos otros elementos de la biografía de Philip K. Dick

que dan a entender que él es consciente

de esa calidad de genio.

Todo el rato juega en esta barrera entre la impostura y la genialidad.

De hecho, hay una expresión de Carrère que me gusta mucho,

y es que dice que "más que un mono maníaco,

era una especie de genio camaleónico",

porque sabía jugar en estos márgenes

entre la autoconciencia de su propia genialidad

y su absoluta locura.

-Su obra es producto

de una investigación artística muy consciente,

no es producto de la locura.

Hay que saber distinguir, no es el delirio.

Cuando él está enfermo, no produce.

Hay que saber distinguir esas cuestiones.

No tuvo facilidad,

como cuando se habla de los clichés del genio.

De decir: "tenía facilidad para las cosas,

le salían sin esfuerzo".

No, se esforzó muchísimo en aprender el oficio

y en desarrollar su visión.

-Dentro de la universidad,

muchos de nosotros vemos a figuras como Richard Feynman,

y otros científicos como figuras muy motivadoras.

Este tipo de libros permite adentrarse

en lo que es la vida del día a día de un científico,

y entender que en el fondo,

son personas normales con sus deseos, sus problemas,

sus aficiones, sus vicios.

(Música)

(Música)

Bueno, Rosa, tercera entrega de tu famosa serie,

la que protagoniza la replicante Bruna Husky,

"Los tiempos del odio".

Estoy por decir que es la mejor de las tres, ¿qué piensas?

Qué bien, cuánto me alegro, Óscar, que opines eso,

porque yo lo siento muy poderosamente.

Tengo la sensación de que es la mejor

y de que cierra todos los hilos.

De repente me metí en esa novela y el mundo ya estaba hecho,

estaba maduro, te atrapa.

En las anteriores, lo estaba haciendo.

Fue como desplomarse hacia un final, además,

que te diré que de todos los libros que he hecho en mi vida,

es el final que más me ha emocionado escribir.

El final completa un ciclo, digamos,

pero la dejo en un lugar tan peculiar,

tan inquietante desde cierto punto de vista y tan interesante,

que me muero de curiosidad por saber qué le pasa.

Yo no puedo saber qué le pasa si no escribo una novela.

¿No lo sabes?

No, tengo que escribir una novela para saberlo,

así que habrá una novela seguro, si no me muero antes.

Para los que todavía no hayan leído

ninguna de las aventuras de Bruna Husky,

haznos un retrato de su perfil básico.

¿Cómo es ella?

Lo primero, vive en Madrid en el año 2110.

Es un clon humano madurado aceleradamente

por los ingenieros genéticos,

de manera que la activan a los 25 años, y vive 10 años.

Entonces se desata un Tumor Total Tecno,

un proceso degenerativo y en una semana, muere.

Por lo tanto, ella sabe cuándo va a morir,

eso le impide olvidarse de que es mortal.

Está llena de rabia y de furia.

Es una replicante de combate que ahora trabaja como detective.

En esta tercera entrega, ¿cómo podemos resumir el argumento?

Hay una parte amorosa, vamos a decirlo.

Luego hay una parte vinculada con un grupo terrorista

que está secuestrando a gente.

¿Cómo lo entremezclamos todo? Ya sabes, Óscar,

que todos los escritores escribimos siempre sobre los mismos temas.

Mis temas fundamentales son la muerte y el paso del tiempo,

lo que el tiempo te hace y te deshace, y aquí también.

Como Bruna está obsesionada por el paso del tiempo...

Luego hay dos patas en esta novela muy esenciales.

Por un lado está lo de "Los tiempos del odio",

es un retrato social o político de nuestra época, en realidad,

porque la ciencia ficción sirve para hablar del aquí y el ahora.

Es una herramienta metafórica muy poderosa.

La otra pata es el subtítulo del libro

que es "Sin amor no merece la pena vivir".

Eso a su vez tiene dos facetas,

una es la complicidad social frente al odio

y otra es el amor-pasión.

El amor-pasión,

que cuanto más envejezco más cuenta me doy

de que lo necesitamos desesperadamente para vivir.

Es cierto que aquí nos encontramos con una Bruna Husky

enamorada hasta los huesos.

Sí, fíjate que Bruna,

en las tres novelas tiene una evolución.

No es necesario haber leído las anteriores para leer estas,

todos son independientes.

Pero si lees las tres,

te das cuenta de que hay una evolución.

Bruna empieza siendo un personaje muy duro, furioso,

se odia a sí misma, odia a los humanos,

odia a los replicantes,

no soporta la idea de que se va a morir,

vive completamente aislada.

Es ese tipo de persona que conocemos

que tiene miedo de sus sentimientos,

porque cree que la debilitan.

Tiene una relación intermitente con un policía humano,

que se llama Paul Lizard,

que es tan bruto como ella para los sentimientos.

Se aman, se odian,

viven una pasión total y luego desaparecen y no se ven.

En esta novela, es muy importante para ella

porque aprende a aceptar su fragilidad

y aprende a amar por primera vez de verdad

en su pequeña y corta vida de replicante.

¿Es mucho contar si decimos que esto pasa muy al principio

y que algo va a pasar con ese policía?

Sí, eso se puede contar.

La intriga es muy grande en la novela, efectivamente,

no se puede contar mucho más.

Pero al principio Paul Lizard, que es el policía,

desaparece secuestrado,

y corre el riesgo de morir de una manera especialmente cruel.

Bruna Husky se lanza a una búsqueda desesperada, y contrarreloj,

para intentar encontrarlo,

e intentarán descubrir cuál es la trama oscura

que está detrás de la desaparición de Lizard,

y detrás también de una crispación creciente en el mundo,

de un incremento del terrorismo,

de la tierra, que son Estados Unidos de la Tierra,

se encamina hacia una guerra civil.

Hay un mundo súper violento y oscuro.

(Música)

(Música)

¿Sabes una cosa, Desi?

Esta novela de Nic Pizzolatto, "Galveston",

la recomendamos en el programa hace ya unos cuantos años.

Es la primera novela de Pizzolatto.

Creo que cuando la recomendamos en el programa,

ya era en plena fiebre "True Detectice".

Pizzolatto es el creador y guionista de "True Detective",

y yo creo que probablemente fue la razón

por la que decidieron editar "Galveston", su primera novela.

¿Qué tal está la adaptación?

Recuérdanos un poco el argumento.

Es la historia de Roy, un matón que vive en Nueva Orleans,

y que tiene un problema con su jefe que le obliga un poco a escapar.

Al mismo tiempo, descubre que está enfermo,

y en esta huida de este entorno criminal

al que pertenece conoce a una chica, una joven prostituta,

y entonces esta huida la hacen juntos,

y se establece entre ellos una relación muy particular.

¿Hay diferencias con respecto a la novela?

A nivel argumental y de historia, no hay grandes diferencias.

Los personajes son los mismos, los conflictos,

pero sí que es verdad que Pizzolatto

escribe muy bien a los personajes.

En la película, tienes la sensación de que estos personajes

están contados solo con algunas pinceladas.

¿Hay alguna diferencia más que sea significativa?

Sí, para mí hay dos.

Una la podemos contar y la otra no.

La que no es mejor no explicarla,

porque tiene que ver con el desenlace de la película,

y cambia un poco la forma de verla.

La otra tiene que ver con esto que comentaba al principio

de que él descubre que está enfermo al principio,

esa escena se da tanto en la película como en la novela.

La diferencia está en que en la novela

él se lo explica a la chica,

a esta prostituta con la que coincide.

Esto determina de alguna forma la relación,

porque ella sabe que está enfermo

y la forma de relacionarse con él es diferente.

En cambio, en la película, él le nunca le cuenta esto,

con lo que hay ese misterio, él sabe lo que tiene,

pero nadie más de su alrededor conoce esta enfermedad.

¿Te ha gustado, Desi? La verdad es que sí.

Es verdad que el final de la película

no me acaba de convencer,

porque hay un cambio de tono que no funciona demasiado bien,

pero hasta ese momentoo

creo que es un ejercicio de cine negro muy elegante,

correcto, me gusta cómo funciona la interpretación de los actores.

Creo que los dos están bien.

A mí esta cosa de la ambigüedad, del misterio,

de la incertidumbre que aporta Mélanie Laurent,

la directora de la película y que la diferencia de la novela,

me parece interesante, hace que la historia gane bastante.

Con lo que sí, yo la recomiendo.

¿Qué nos traes hoy de recomendación?

Mira lo que te traigo hoy.

A ver si sabes de dónde viene este título.

Lo voy a pronunciar fatal, "¡Poyejali!".

Esta es la famosa exclamación de Yuri Gagarin,

el famoso cosmonauta ruso, ¿no?

¿Esto va de ciencia ficción?

Es un libro escrito por la periodista

y divulgadora científica Ángeles Gómez.

Lo que ha hecho es coger 50 películas esenciales

de la historia del cine que vayan sobre la exploración del espacio.

Ella colabora con muchos medios,

pero gran parte de su trabajo tiene que ver con esto,

con cómo el cine refleja o habla de la ciencia,

con lo que es interesante no solo como resumen

sino porque está escrito por alguien

que sabe tanto de cine como de ciencia

y puede ofrecer una visión distinta de películas

que a todos nos suenan, desde "Planeta prohibido"

hasta "2001" o "Prometheus",

pero desde una perspectiva que no es tan habitual.

100% recomendado. A ver, déjame ver.

(Música)

Las novelas de ciencia ficción combinan los ambientes futuristas

con otros más apocalípticos, como este,

desde donde os quiero recomendar tres libros de lectura obligada.

El primero se titula "Amor",

transcurre en una pequeña localidad perdida del norte de Noruega.

Allí tenemos a una madre soltera y su hijo,

que está a punto de cumplir nueve años,

y al que vemos vendiendo lotería de su club deportivo por la calle

mientras ella se dirige a la biblioteca.

Parecen separados pero, a la vez, se sienten muy unidos.

Ahora os toca averiguar el por qué.

(Música)

No abandonamos las relaciones materno filiales,

aunque en este caso, tenemos a una madre y su hija.

Esta es escritora y regresa a los escenarios de su niñez,

en la Costa Dálmata, para encontrarse a sí misma.

Allí, creará un alter ego, Ana,

a la que le va a prestar sus recuerdos,

sus relaciones personales, sus frustraciones.

En fin, es una preciosa novela que nos habla de cómo era la vida

de las mujeres en la antigua Yugoslavia.

(Música)

Bruna Husky, la heroína de "Los tiempos del odio",

lucha contra quien sea para poder mantener sus convicciones.

Algo parecido le ocurre a Rosana Sosa,

la protagonista de "La conversa".

Estamos en Sevilla en 1480,

y los viejos cristianos quieren acabar con los falsos conversos.

Rosana, hija de un rico judío,

ve cómo es traicionada por el hijo del alguacil.

Pero lo que nadie sabe

es que ella ya está preparando su propia venganza.

(Música)

Hoy os voy a recomendar "El truco más asombroso del mundo".

-Hoy os voy a recomendar

"Las increíbles aventuras de 10 calcetines de fugitivos".

-La protagonista del libro

es una chica que lleva una chistera y una varita.

-El libro va de una niña que tiene en su casa

un montón de calcetines desparejados porque la pareja de los calcetines

se ha ido a vivir una nueva vida por todo el mundo.

-En el libro nos cuenta cómo hace el truco de magia

y va enseñando lo que tienes que hacer,

que a veces no funciona y tienes que improvisar.

-Hay algún calcetín que se vuelve político,

uno que consigue ser detective,

uno que se vuelve actriz y más cosas divertidas.

-Lo más especial del libro es que creo que la indirecta

que nos intenta mandar es que para hacer

el truco más asombroso necesitas los amigos más asombrosos.

-Lo más especial del libro

es que los protagonistas sean calcetines.

(Música)

(Música)

Tenemos dos, tres, es igual,

cuatro lobbies que controlan el mercado mundial.

Tenemos una ultra dependencia a la tecnología.

Tenemos un calentamiento global.

Tenemos un grave problema con el terrorismo.

Esto pasa en el siglo XXII, pero la verdad

es que es absolutamente reconocible,

es una novela muy realista.

Totalmente, siempre digo que mis novelas

de Bruna Husky son las más realistas que he escrito,

y esta verdaderamente es lo que estamos viviendo.

El mundo de Bruna no es apocalíptico,

no es una distópia, palabra de moda.

No es que digo:

"mira hacia donde vamos, qué catástrofe si no cambiamos".

No, para mí el mundo de Bruna es equiparable al nuestro,

se parecen muchísimo, tiene cosas mejores y peores.

Por ejemplo, en el mundo de Bruna el sexismo se ha acabado,

está deconstruido,

no hay problemas entre hombres y mujeres.

O tenemos un mucho mayor respeto por los animales.

En otras cosas,

en las consecuencias del cambio climático está peor,

porque eso vamos hacia a ello, y en 100 años más habrán empeorado.

Pero es un mundo equiparable,

con cosas terribles

y con una lucha contra la involución,

y contra la reacción

y contra el dogmatismo como tenemos aquí,

pero también con una esperanza de poder superarlo.

De hecho, termina bien.

A medida que ha avanzado la serie también hemos descubierto

que Bruna no es nadie sin su familia.

Se han ido incorporando personajes, sin Giani, sin Gabi,

sin su mascota Bartolo.

Hay toda una serie de personajes...

Los personajes secundarios son muy importantes.

Son fundamentales. Eso, fíjate, me he dado cuenta.

Sabes que las novelas nacen del inconsciente,

así que no sabes muy bien lo que estás haciendo.

Hace un par de años me he dado cuenta

de que repito muchas veces en mis novelas un mismo esquema.

La gente, la crítica siempre dice que mis novelas

son muy distintas unas de otras,

pero me he dado cuenta y nadie lo había advertido,

que suelo repetir este esquema.

Empieza la novela con un personaje, hombre o mujer,

en una situación calamitosa.

Solitario, misántropo, odia al mundo, se odia a sí mismo,

arrastra una culpa...

Ni un amigo.

Empieza la novela y es una especie de prueba para ese personaje,

como una ordanilla medieval, le pone en riesgo incluso físico.

El personaje atraviesa la prueba,

la vence porque mis novelas son de supervivientes,

y termina la novela un poco mejor.

Se quiera un poco más, se perdona un poco y tal.

Para llegar a terminar esa novela mejor,

es importantísimo que en el trayecto

se haya ido haciendo una parafamilia de monstruos.

Una parafamilia de individuos heterodoxos y raritos,

que la misma novela se encarga de demostrar

que son mucho mejores que los personajes de poder

que aparecen en el libro.

Lo has apuntado un poco antes,

es verdad que el hecho de que Bruna sepa cuándo va a morir

hace que el tema de la muerte, no solo aquí, en toda tu obra,

el tema de la muerte es un tema muy recurrente.

Creo que escribo para intentar perderle el miedo a la muerte.

También tengo la teoría

de que los novelistas quizás somos personas

a las que nos cuesta más olvidarnos de que vamos a morir.

La mayor parte de la gente vive como si fuera inmortal,

salvo un puñado de neuróticos como Woody Allen y yo, por ejemplo.

Me "tictaquea" el tiempo en la cabeza.

Eso tiene su parte angustiosa,

de adolescente tuve mis crisis de angustia,

pero también te da un regalo impagable,

que es el de la conciencia de estar viva,

el de comerte la vida a bocados,

el de no olvidarte que esa cosa maravillosa,

no olvidarte que ahora mismo estamos viviendo.

A los escritores os queda la posteridad, vuestra obra.

Ah, no.

Qué va.

¿Qué escritura?

Perdóname, hay escritores que están preocupados

de que a la hora que quede... Eso me deja alucinada.

¿Verdad que sí?

¿Cómo pueden preocuparse de que quede la obra?

Si sabemos todos que no va a quedar.

La historia nos demuestra que la inmensa mayoría,

prácticamente toda salvo excepciones,

de la obra de gente maravillosa,

cuando se ha muerto se ha ido muriendo y se ha quedado atrás.

Que haya una posteridad es rarísimo,

no se sabe por qué,

ni siquiera tiene una directa relación con el mérito, creo yo.

Desde luego,

es un número infinitesimal de un porcentaje bajísimo.

Lo que sí que te puedo decir

es que mientras escribes, eres inmortal.

Ahí sí soy inmortal.

Cuando estoy realmente metida en una novela,

estás tan fuera de ti.

Cuando yo estoy metida en la cabeza de mi pobre Bruna,

obsesionada por la muerte,

la muerte la tiene ella pero yo no.

Yo ahí, mientras escribes, soy eterna.

Eso sí que es una inmortalidad al alcance de mi mano.

(Música)

Llevo un buen rato, desde que se ha ido Rosa Montero,

pensando en cómo y qué se leerá en el siglo XXII,

la época de Bruna Husky.

De hecho, he ido más lejos.

No dejo de darle vueltas a la idea de imaginar

cómo sería un "Página 2" del futuro.

¿Y sabéis qué? Mejor me guardo la respuesta.

(Música)

(LEE) "Se sintió atrapada en uno de esos estados

de agotamiento y sobreexcitación nerviosa tan extremos,

que ni siquiera podía relajarse.

De modo que se acercó a la mesa del puzzle

e intentó vaciar la cabeza

y concentrarse en los perfiles de las pequeñas piezas troqueladas,

y en los juegos de luces y de sombras de la imagen.

Quedaba poco por completar y cerca de la isla vacía del centro,

había una bella galaxia

cuyo resplandor se alargaba hacia el agujero.

"Piensa solo en esto", se ordenó.

"Solo en esto".

Con un amplio movimiento de la mano,

esparció sobre el tablero

los fragmentos que aún no había colocado,

y luego entornó los ojos y analizó sus oscuras superficies

hasta encontrar los trazos luminosos que buscaba.

Sí, esa pieza era la continuación de la galaxia.

Encajó el pedazo en su lugar y experimentó un levísimo consuelo."

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Rosa Montero

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Página Dos - Rosa Montero

18 dic 2018

En Página Dos, Rosa Montero nos habla de la tercera entrega sobre su replicante en el Madrid de 2109, "Los tiempos del odio". Exploramos los mejores ensayos sobre la genialidad. Visitamos la Biblioteca del Castell de Peralada. Y en cine, analizamos la adaptación de "Galveston", de Nic Pizzolatto

ver más sobre "Página Dos - Rosa Montero" ver menos sobre "Página Dos - Rosa Montero"
Programas completos (467)
Clips

Los últimos 1.686 programas de Página Dos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios