www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
938150
No recomendado para menores de 7 años
Transcripción completa

Sintonía

¡Ponte normal! ¡Si no te arrastrará el vestido!

Es que voy a llevar unos tacones muy altos.

Para andar como escocida y que no te saquen ni a bailar.

Yo no voy a esa gala para bailar.

Claro, vas a romperte los tobillos con unos taconazos

para que Del Bosque no te lleve a la Selección.

No me preguntéis nada, ¡lo sé, lo sé, lo sé!

¿A esa qué le ha dado?

No he podido resistir y me he comprado esta belleza

para lucir en la fiesta,

para que realce mi cuerpo de diosa griega.

¿Meningitis?

Demencia menopáusica, pero no se lo digas

porque no tiene solución.

¿No os parece una maravilla?

¿No ibas a llevar el del año pasado retocado?

¡No, se hubiera dado cuenta todo el mundo!

Aquellas gasas resbalando por mi espalda desnuda

no hubieran pasado desapercibidas.

Lo difícil de olvidar es cómo se te cayó.

Los invitados te dirán que llevabas un vestido

color carne celulitis.

¡Ese color no existe!

Mírate al espejo desnuda y ya me cuentas.

No le hagas caso, está de mal humor.

¿Y cuándo no es fiesta? No tiene pareja para la cena.

Es la fiesta más importante del año,

yo no voy a ir con cualquier mindundi.

¿Qué más te da si no te levantas de la mesa?

¿Cómo que no? Voy tres veces al servicio.

Pero ¿no irás bailando con tu caballero?

Los hombres son como los buenos complementos,

si llevas al lado un pelanas pareces una pordiosera.

Ay, tienes razón, yo tampoco tengo con quien ir.

¿Miss Camiseta Mojada 2010 no tiene galán?

Todo lo contrario, tengo el buzón de voz colapsado

de todos los hombres que me quieren llevar.

¡Terrible decisión!

¿A cuántos pobres vas a partir el corazón?

A unos poquitos menos que cuando papá tiro el pajar

para hacer un garaje. (RÍE)

¿Tenéis algo para la cabeza?

¿Qué necesitas: un gorro, unos rulos

o un par de cuernos?

Un analgésico.

¿Cómo lo quieres: de chupar, de masticar,

de masticar y chupar, de chupar y masticar,

al limón o efervescente?

¿Vas a poner una farmacia?

No, es que me encuentro rara...

Ya se ha dado cuenta. ¡Disimulad! Igual se le pasa...

¿Qué te pasa?

Que tengo mal cuerpo.

¿Y lo quieres arreglar con una pastilla?

Mejor vete a Lourdes. ¿Tienes escalofríos?

No sabría cómo describirlo...

A ver...

(ASUSTADA) ¡Un momento! ¿No estarás enferma?

No me encuentro bien, pero no será importante.

¡Haz el favor de concretar!

Cálmate mujer, estará indispuesta.

Sí, pero, ¿qué indisposición?

¿Tienes mareos, arcadas, cefaleas,

dolor en las piernas, el pecho, vómitos, dolores de intestino,

calambres en las piernas..? Cómo sigas así

tardas menos en llamar al cura.

¡Te he hecho una pregunta!

¡No, le has hecho diez! ¡Y parecías la Inquisición!

Me duele un poco la cabeza, solo eso.

Se empieza por solo eso y se acaba en la UVI.

Yo cuando hay un enfermo a 10 km a la redonda,

me lo cojo yo.

¿Tan bueno está?

Quiero decir, que estoy baja de defensas.

Exageras, yo nunca te he visto mala.

¡Es que se esconde! Mamá,

¿a que soy propensa a coger cualquier tipo

de enfermedades? ¡Sí, e hipocondriaca!

¡Y además eso! (ESTORNUDA)

(TODAS GRITAN)

¡Vade retro, Satanás! ¡Apártate de mí!

Quieta o no tendré el vestido listo para la fiesta.

Si sigue cerca de mí, no necesitaré vestidos ni fiestas.

¿Irás desnuda? Yo me lo pensaría. (RÍE)

¡Estaré en la cama y con 40!

¡Qué morbo! Yo nunca he estado con más de 3.

¡40 de fiebre!

Normal que estando con tantos te suba la... (ESTORNUDA)

Me has puesto... (LLORIQUEA)

Pero que no me pasa nada, soy psicóloga

y si estuviera enferma no os pondría

en peligro de contagio

¿Y para qué quieres analgésicos, para coleccionar?

Claro que no le pasa nada. ¡Estamos todas como rosas!

Iremos a la fiesta maravillosas.

Yo además cuido mucho mi cuerpo

como si fuera un templo.

Abierto a cualquiera hasta los domingos.

(ESTORNUDA) ¡Ay!

Se me salta la cabeza...

Yo no puedo con los escalofríos...

Me siento fatal, y encima todo por mi culpa.

Culpa mía por no haberte tirado por la ventana al primer síntoma.

¡Ya he dicho que lo siento!

Sí, pero eso no me quita los escalofríos.

Tengo un aspecto horrible: los ojos hinchados, la nariz roja,

me ha salido una calentura en el labio...

Pero a pesar de todo estoy monísima.

¡Chicas! ¡Nos lo vais a creer!

Perico, el de la taberna, me ha dado calabazas.

¿Te has declarado a ese hortera?

Porque es el único de mi edad que no lleva braguero,

ni se pone calzoncillos enteros hasta el cuello.

¡Eso me pone a mí de los nervios!

¿Por qué tendrán los ancianos esa manía?

Pues el padre del bisabuelo de mi padre...

Uy, ¡ni una palabra más!

Timbre ¿Sofía, te importaría abrir?

Encantada, con la suerte que tengo

seguro que abro y me encuentro al hombre lobo.

-Hola, soy la Dra. Casamayor.

Pase, pase.

¡Ahí tiene a sus cobayas!

Nosotras esperábamos al Dr. Ortiz.

Lo sé, pero su mujer se puso de parto

y él salió corriendo. Es un varoncito, ¡su primer hijo!

Sin duda, es una gran noticia que me importa un rábano.

Nos hemos contagiado las tres.

¿Díganme exactamente qué notan?

Fiebre alta, dolor de garganta y estómago revuelto.

Cuando me quedo dormida

sueño que una botella de aceite de hígado de bacalao,

del que soy alérgica me persigue.

¿Ud. tiene los mismos síntomas?

Pues sí, también. Pero a mí me persigue

una lavativa gigante. Si hay que decir sandeces, se dicen.

Abra la boca y saque la lengua todo lo que pueda.

No, no. No es que no tenga confianza,

pero debe ser la costumbre.

¿A qué se refiere?

Pues que hasta mi ginecólogo es hombre

y me siento rara.

Eso no es la fiebre, le chiflan los pantalones,

pero no los suyos.

A pesar del avance de las mujeres en la sociedad,

aún existen algunos prejuicios.

Abra la boca y diga "A". Y para su tranquilidad: fui hombre

hasta que faltaron mis padres, no quería disgustarles.

¿Aaah? ¿No puede hablar más claro?

¿Aaah? ¡Que no la entiendo!

¿De verdad? Claro que no,

era solo una broma que nos gastamos entre doctoras.

Perdone que no me ría hasta que no sepa si tienen el cólera.

(TOSE) ¿Usted...

tuvo paperas de pequeña? No lo sé. Mamá, ¿tuve paperas?

¡Ella es la veterinaria, que lo diga ella!

Pues no, no tuve paperas. ¿Qué, nos va a decir qué les pasa

o quemo la casa para que no haya contagio?

Nada grave, hay mucha gripe y ustedes la han cogido las tres.

¡Eso se lo he dicho yo esta mañana y no cobro 100 euros!

¿Y cuánto nos va a durar? Si es la gripe A, 10 minutos.

Los getas de los laboratorios se forraron

diciendo que era una pandemia asustando al personal

y no se murieron ni los desahuciados.

No, esta es una gripe común. Estarán nuevas en una semana.

LAS TRES: ¿En una semana? -Sí.

¡El sábado por la noche tenemos una cena de gala!

Díganos qué tenemos que tomar y ya está.

Tomar mucho líquido, alguna infusión con miel y limón,

y sudar, suden todo lo que puedan. Y si no notan nada, me llaman.

¡Que se mejoren!

Adiós. Adiós.

Es increíble, hoy la ciencia es capaz

de trasplantar un corazón, de ir a la luna

y no saben curar ni la calvicie ni la gripe.

¡Ni la imbecilidad!

Son mejor los remedios caseros, no fallan nunca.

Cuando era pequeña me daban fiebres de 41.

Y ahora te vas con 41 y acaban todos en estado comatoso.

¡Mamá! Es broma. (RÍE)

Mi madre me metía en la bañera con agua fría y a veces ponía hielo.

Eso es que quería librarse de ti.

Nosotros cuando nos caíamos y nos dábamos un golpe en la cabeza

nos ponías un trozo de carne.

Porque así sabía mejor el cocido.

Mi mamá, nos cantaba una nana,

nos ponía cataplasmas de mostaza,

ventosas calientes y sanguijuelas en la espalda.

¿Tu madre era prima del Cid Campeador?

¡No te burles! En nuestro pueblo nadie iba al médico.

Porque vivías a 60 km. Sí, se morían en el camino.

Pero al que sobrevivía no le mataba ni el tiempo.

Por eso la gente del pueblo vive hasta 110 años.

Mamá, no digas mentiras. ¡Soy vieja!

¡Tengo derecho a exagerar y a decir lo que me dé la gana!

¡Y tú te callas!

(TOSE)

(TOSEN)

¿Has visto mi manta eléctrica? Sí, muchas veces.

¿No me la habrás cogido tú? ¿Yo? ¡Ni siquiera sé donde está!

Entonces, ¿qué misterioso aparato tienes metido ahí dentro,

que funciona con corriente?

Soy la que está peor, tengo escalofríos.

¡Ya os lo advertí, yo lo cojo todo!

¡Sí, hasta mi manta eléctrica!

(AMBAS TOSEN)

La necesito más que tú.

No querrás tener mi muerte sobre tu conciencia.

¡Menudo morro! Anda, déjame un sitio, por favor.

¿Qué pasa? ¿Ya no tienes suficiente con los hombres?

Me ha robado mi manta eléctrica.

Menos mal que no te ha cogido tu crema de depilar.

Mamá...

Pruébate el vestido o no lo tendré listo para el sábado.

Estoy fatal, mamá, yo no voy a ir a ninguna fiesta.

¿Me prestas tu pareja? Sí. Y el vestido.

¿Y dinero para el taxi y los boys? ¿Qué boys?

A los que voy a ir después. Estas fiestas son un coñazo.

(ESTORNUDA)

Chicas, acabo de encontrar el libro de medicina casera de mi abuela.

¿De tu abuela? Asegúrate que no tiene la maldición de la momia.

¿Os queréis callar? ¡Se meestá partiendo la cabeza!

Mira a ver como curar la mala leche. Vendrá por D de Doroti.

Como se me descuelgue la cara por esta gripe,

os voy a pedir daños y perjuicios.

¡Chicas, chicas, chicas! (RÍE)

Lo de chicas es para animaros, que parecéis avestruces moribundas.

Suelta otra imbecilidad y te pongo de patitas en la calle.

Pues casi va a ser lo mejor, ¡no me contagiéis lo vuestro! (RÍE)

Aver si te cortas un poco. Los bacilos son tuyos.

Hombre, chicas, animaros, cacatúas, que así os pondréis buenas antes.

Pero a esta, ¿qué le pasa? Pues que quiere morir joven.

La actitud positiva acelera la curación.

A mi primo se le metió el flequillo en la máquina de hacer chorizos.

¡A poco se le lleva la cabeza!

Pero tenía tan buen humor que se puso a hacer chistes.

¿De dónde sacará la energía, con lo malitas que estamos?

De aquí. Esto es un ponche anti gripe.

¡Prueba, prueba! Ay...

Lleva todo los que cabe y mucha miel.

(ESCUPE Y TOSE)

Si le pones los grados de alcohol, lo prohíben hasta a marineros.

Es un vasodilatador... natural. Ay.

Y descongestiona las vías. ¿Quieres tú?

¡Oy! (TOSE)

Hasta las del... (TOSE) ¡Hasta las del tren!

(SE SUENA) (RÍE)

¡Ay! Oye, ¿quieres dejar de hacer tanto ruido?

¡También puede llamar a un deshollinador! (RÍE)

Eso no tiene ninguna gracia. No, más bien mocos.

Como me levante, te vas a tragar el ponche con taza y todo.

No aguanto las peleas, mejor pongo la tele.

Está a punto de empezar la telenovela.

No irás a ver eso. ¿Por qué no?

Porque ya la viste ayer. ¡Precisamente!

Cuando acabó el capítulo dijeron: "No se pierdan el próximo episodio".

Y tú eres muy obediente, ¿eh? (RÍE) Shhh.

Tengo fiebre, me duele la cabeza y no aguanto la televisión.

Eres la enferma más insoportable que he conocido.

Además, estás hecha una zarrapastrosa.

Venga, chicas, ¡no discutáis! (RÍE)

A mí de pequeña... Otra batallita.

...me encantaba estar enferma. ¡Se necesita ser mema!

Me abrigaba hasta las orejas y metía los piececitos en el brasero

y luego me ponía a jugar con mis hermanitas al parchís.

Hasta que les contagiabas a todos y tu casa era un hospital, ¿no?

¿Y si montamos un bingo casero? BLANCA y DOROTI: Mh...

No, mejor hacemos unas empanadillas.

Doroti, tú haces el sofrito. ¡Y tú te vas a hacer puñetas!

Mujer, tampoco es para ponerse así por un sofrito.

Pues hazlo tú.

Lo mejor que puedo hacer es no hablarte nunca más.

Mejor, así no me martirizas con el alquiler.

Y si te pongo en la calle, menos.

Venga, chicas, que parecéis dos colegialas.

Y es una grosería que estés diciendo todo el rato que nos vas a echar.

¡A ti no te lo he dicho! Ah, pero...

Además, yo sola no puedo con los gastos.

Me voy a la cama. No os aguanto más.

(GRITANDO) ¡Ya está bien! ¡Ya está bien!

¿Creéis que es fácil vivir con vosotras?

¿Sabéis cuántos ponches me he tenido que beber para salir a animaros?

Pues no lo vais a saber.

Porque no pienso volveros a hablar en la puñetera vida.

Yo haré lo mismo. Se acabó.

¡No os aguanto más! Ni yo.

Chicas, traigo buenas noticias. ¡Ya tengo pareja para la fiesta!

Ay, mamá... Os pido perdón por querer vivir.

(ESTORNUDA) ¡Ay! Dios...

Vaya... ¿No hay zumo de naranja?

Ya no.

Quiero saber inmediatamente

quién ha vaciado el tarro de mi crema de eucaliptus.

He sido yo, porque es descongestionante,

y me la he puesto desde los pies hasta el moño

porque tú me vaciaste mi termo con ponche para la gripe.

¿Yo, yo, yo? Tu ponche me lo tomé yo

porque estoy fatal y necesitaba dormir,

porque tenía alcohol para tumbar un regimiento,

y porque hacerte una faena me bajó la fiebre.

Eres una bruja choriza y alcohólica.

¿Quién fue a hablar de choriza? Y me ha dejado sin crema...

¿Y sabes lo que tú eres? Una pesada, antipática, melancólica

que nos ha jorobado la fiesta y no dice más que sandeces.

(LLORA)

Rosa... ¡No! ¡Rosa, Rosa, Rosa!

Perdona, perdona. No quería decir eso.

¡Yo tampoco! Ay...

Ay, ¡es que esta gripe nos ha trastornado a todas!

Sí, llevamos tres días insultándonos...

La culpa es mía porque, si en vez de gripe,

me hubiera comido unas ostras en mal estado...

¡Estarías todo el tiempo en el servicio!

Vamos a hacer un trato. Vamos a llevarnos bien

hasta que acabemos con esta estúpida enfermedad.

¿Me tomaríais por imbécil si os pido que nos abracemos las tres?

No, mujer, por eso no. Vamos.

Vamos, vamos. Un abrazo...

TODAS: Ay, ay.

¿Qué estáis haciendo, intercambio de bacilos?

Nos estamos abrazando las tres.

No os acerquéis a la ventana o nos pondrán a parir.

(SUSPIRA) Se me ha quitado un peso de encima.

Ah, llamé a María Luisa, la organizadora de la fiesta,

y les dije que estabais enfermas y que no podríais ir.

Gracias, mamá. Se cogió un cabreo como una mona.

Es que mi ausencia se notará mucho, soy tan popular...

No, yo creo que es por el premio engañabobos que dan al final.

¿El premio de mejor vecina del año? Sí, no hay otro.

Mamá, es un premio importantísimo.

Se lo dan a la persona que más ha hecho por la comunidad.

Mhm, pues lo ha debido de ganar una de vosotras, porque se puso furiosa.

¿Ah, sí? Y...

¿Y cómo sabes que se refería al premio? ¿Qué te dijo?

No es lo que dijo sino lo que no dijo.

¿Y qué no dijo?

¿Cómo quieres que lo sepa, si no lo dijo?

Es una corazonada.

A lo mejor has sido tú.

Fuiste voluntaria al tele maratón para recaudar fondos

para las víctimas de las inundaciones.

Sí, y también estuve en la maratón vallecana.

Y en las fiestas de la cucaña de Astudillos.

¿Y eso a quién le importa? Es verdad.

Creo que la que tiene más posibilidades eres tú.

¿Blanca? ¿Yo?

Se ocupó de la decoración floral en Semana Santa,

de los pasos del viernes.

Y conseguiste donaciones para el asilo de ancianos.

Eso lo hizo para deshacerse de mí. Ja, ja.

Y fuiste voluntaria como víctima en la simulación de desalojo

de los cursos finales de socorrismo y salvamento.

Sí, del cuerpo de bomberos. Claro.

Y recordad que el cursillo fue idea mía.

No, mirándolo bien soy una buenísima candidata.

(TOSE)

Es de mala educación no ponerse la mano delante de la boca,

porque nos puedes salpicar.

No me pasa nada, solo quería llamar la atención.

Yo también habré hecho algo. ¿O no?

Pues no caigo.

Hice campaña en el colegio para fundar,

entre los alumnos mayores de 18, un banco de sangre.

Fui la que más turrón vendió en la campaña de Navidad

para recoger fondos para el orfanato de Santa Cristina.

Si hubieras batido el récord de venta de mazapán,

te podían haber dado el Guinness.

Perdona, graciosa, pero no sabía que dejar

que te hiciera el boca a boca todo el cuerpo de bomberos en público

fuera algo más que una marranada. ¡Mh!

Pues visto así, la que tiene más posibilidades soy yo.

Tengo que ir a la fiesta. Voy a llamar a mi acompañante.

Rosa, cariño, si consigues un acompañante

con ese pimiento morrón por nariz y moqueando como un San Bernardo,

de verdad que te mereces un premio. ¿Por qué no llamas tú a tu pareja?

Me encantará verte allí sentada, rabiando de envidia,

mientras yo recojo mi trofeo.

Ten por seguro que ahí estaré.

¡Ese premio es mío!

Yo también voy a ir.

Me lo merezco igual que vosotras.

Sí, reconozco que hiciste un trabajo fantástico

con lo de la sangre y el turrón. Mhm.

La pena es lo mal que caes a la gente.

(SUSPIRA)

(PREOCUPADA) ¡Ay!

Mamá, ¿tú crees que tengo posibilidades?

¡Por supuesto que sí!

Siempre que no os hagan desfilar en biquini.

Es muy agradable. Yo todos los años vengo, sí.

Y no sé este año... ¡Ay, ay, perdona!

Ah... (ESTORNUDA)

(TOSE)

(ESTORNUDA)

-Hay que tener gracia hasta para estornudar.

(ESTORNUDA) -¡Jesús!

¿Te la aliño?

No, casi que prefiero esperar al segundo.

(TOSE) -¿Un caramelito?

No, muchas gracias, con mi medicación, si tomo esto

luego no puedo conducir maquinaria pesada.

¡Buenas noches!

Anda, ¡pensábamos que ya no venías!

(INCRÉDULA) Ja, ja.

Debe estar a punto de llegar. Tenéis un aspecto...

que cuando se me ocurra el adjetivo os lo diré. (RÍE)

¿Y cómo te ha dejado venir sola? Bueno, él llegará a tiempo

de verme recoger el premio. He preparado un discursito.

No te quiero dar un disgusto porque hoy con la fiebre deliras

pero ese premio es mío.

(RÍE) (ESTORNUDA)

Ay, perdón por el retraso.

Si no llego a reconocer la chepa de Doroti,

no encontramos la mesa.

Bueno, este es Raúl. -Mucho bonito estar aquí.

Bueno, pues parece que ya estamos casi todos.

Sí, mi amigo... Mira, es aquel...

Debe estar perdido, el pobre... (RÍE)

Como no conoce la chepa de Doroti... (RÍE)

-¿Qué tal, amigo? ¿De dónde eres?

-Mucho bonito estar aquí.

Mamá, ¿de dónde has sacado a este amigo?

Tiene un puesto de pinchitos morunos

y de salchichas al lado del Bingo.

Ayer se me dio bien, y le he alquilado el esmoquin.

¿Hace mucho que llegaste a España?

-Mucho bonito estar aquí. Ah, pues ya hace, ya.

¿A que es para comérselo?

Os presento a Thomas van Halen. Es escritor, de origen holandés.

Aunque lleva muchos años viviendo en España.

Mucho gusto. Y ¿cuál es su último libro?

¡El que acaba de escribir! Precisamente ahí nos conocimos.

¿Dónde? En la presentación del libro.

Le pedí que me lo dedicara...

¿y qué no me pondría?

Que ahora mismo somos uña y carne.

(AMBOS RÍEN) -¿Qué haces aquí sentado?

¡Que ya estamos sacando los segundos!

-¿Quieres que vuelva después de los postres?

¿Ese es el título del libro? ¡Qué original!

No.

¿Te tengo que devolver los 50 euros?

Sí. -No me parece justo.

Me da igual. Dame el dinero y márchate.

¿Y si te monto un pollo?

20, y quedamos en paz.

(ESTORNUDA)

Señores.

¿Qué miráis?

Con tan poco tiempo no he podido encontrar pareja.

O será que ningún ingenuo ha querido acompañar

a una enferma contagiosa. (TOSE)

Pero, de cualquier forma,

estoy más guapa y más elegante que vosotras.

(ESTORNUDA) -Mucho bonito estar aquí.

(TOSE)

-Después de haber estado vomitando

durante más de un cuarto de hora,

aparecí en el suelo de un salón de tatuajes

apestando a vino,

y con el tatuaje de un escorpión haciendo malabares con tres pelotas.

Justo debajo del ombligo. ¿Lo queréis ver?

No. No, muchas gracias, muy amable.

¡Pero eso es repugnante!

¿De dónde has sacado a este patán? ¡Pero no estoy sola!

Es verdad, ¡te ha salido un grano!

(TODOS RÍEN)

-¡Muy buenas noches! Señoras, señores,

préstenme un poquito de atención, por aquí, la muchacha guapetona

que está aquí arriba del escenario.

Muy buenas noches, bienvenidos.

He llegado el momento más importante,

el que estábamos esperando.

El momento de conocer la ganadora del galardón

a "La mejor amiga del año"

Aplausos y vítores

De todos es sabido, que detrás de un gran hombre

siempre hay una gran mujer, y detrás está su esposa.

(TODOS RÍEN)

¡Ay, qué nervios!

Antes de que digan mi nombre, os deseo mucha suerte.

Cierra el pico. Ciérralo tú, ¡envidiosa!

¿Queréis cerrarlo las dos?

Por eso cada año premiamos a la mejor mujer

de nuestra comunidad, que en el fondo somos todas.

No hay más que verme a mí.

Pero no podemos premiarlas. Solamente a una. Así que,

el premio a la mujer que ha contribuido con más tesón

y eficacia al bienestar de nuestra comunidad

es para...

¡Doña Sofía Garcés Parra!

Aplausos

¡Lo sabía, lo sabía!

Aplausos y vítores

Estoy muy orgullosa de recibir este premio.

Hay que ver la cantidad de dinero que puede recoger una vieja

con una lata de leche condensada vacía y poniendo cara de pena.

Aplausos y vítores

Soy feliz porque soy una mujer de suerte.

Vosotros me habéis dado un premio

un premio y la vida me ha dado otro.

Vivir mis últimos años enuna casa rodeada de amigas

que me quieren y que se quieren.

Aplausos y vítores

La vida pasa muy rápido, y en los últimos años

se valora mucho más el cariño, la ternura, la solidaridad,

los buenos amigos y la familia.

Que Dios os bendiga.

Aplausos

Y ahora un mensajito para las señoras de más de 70 años.

Fijaos en vuestra pareja.

Y ahora, dejadme que os presente a la mía.

Raúl, ponte de pie.

Aplausos y vítores

Bromas aparte, lo que sí quiero deciros

muy en serio,

es que viváis optimistas y felices hasta el último día.

Cuidando a vuestros seres queridos.

Muchas gracias.

Aplausos

(SUSPIRA)

Hemos sido unas tontas. Y unas egoístas.

Y unas lerdas. Brindemos por la amistad.

LAS TRES: Por la amistad.

LAS TRES: (ESTORNUDAN)

¡Ah! ¡Ah!

No entres tan calladita en la cocina,

me has dado un susto de muerte.

Perdona, la próxima vez que entre lo haré

con una banda de tambores y trompetas.

¿Qué haces aquí, levantada, y a oscuras?

Es que me ha parecido oír ruidos sospechosos.

¿Qué clase de ruidos? Sospechosos.

Sí, pero ¿qué quieres decir?

Pues un ruido como de crujir de pasos

sobre peldaños de madera carcomida subiendo y bajando.

En esta casa no hay escaleras.

Por eso precisamente son sospechoso.

¡Ah! ¿Y a ti qué te pasa?

¡Me ha parecido ver una sombra en el jardín!

¡Ay Dios mío! ¿Llamamos a la Policía?

No era el gato del vecino, que quería aparearse

con nuestro perro de porcelana.

(GRITANDO) ¿Habéis oído?

Tranquila, no pasa nada. ¿Qué pasa?

(SUSPIRA)

Eso nos pasa por ver películas de terror antiguas.

La semana pasada, la niña de "El exorcista".

Anoche, "Psicosis"...

Es que la escena de la ducha con la vieja con el cuchillo...

(GRITA) ¿Eres tonta?

Siempre que la veo, grito. Yo me he negado siempre a verla.

Incluso preferí conocer a mi suegra cuando Alberto me dio a elegir.

Ay, pues lo mío debe ser patológico, porque desde que vi

la escena de la ducha, es que si por mí fuera,

siempre me ducharía acompañada.

Y desde que viste "El gato con botas"

no has podido volver a dormir sin un tío.

La suerte de nosotras es que nos tenemos las unas a las otras.

Sí. Es angustioso vivir sola.

Y no poder dormir por la noche porque te da un ataque de miedo.

Hay algo peor.

Estar sola, desvelada, asustada

y no tener la magnífica compañía

de una tarta de nata y chocolate en la nevera... (RÍE)

(RÍEN)

¿Quién dijo miedo?

¡Ya estoy mucho mejor!

Os advierto que yo no hacía esto con las otras inquilinas, ¿eh?

¿Has tenido otras inquilinas antes que nosotras?

Sí, dos viejas chochas que se bañaban juntas

y mientras se lavaban las dentaduras postizas,

cantaban cantos gregorianos. (RÍE)

Sin la dentadura postiza se canta mejor flamenco.

¿Ah, sí? De toda la vida.

¿Y murieron? ¡No, no! Las eché.

El mismo día que disecaron los periquitos del jardín.

Y luego me fui a poner el anuncio al periódico y al súper.

Ahí lo leí yo. (TIERNA) Ahí es donde conocí a Rosa.

¿Se encuentra Ud. bien? Sí, gracias.

No quisiera parecer una entrometida, pero sus ojos la delatan.

¿Mis ojos? Yo he pasado muchas veces por eso.

¿Por mis ojos?

Te voy a tutear. Vale.

Tu marido o tu novio te ha dado una patada en el culo.

¿Ah, sí? ¿Cuándo?

Son unos cerdos. Solo les interesa el sexo.

Serían capaces de hacerlo en un estercolero.

Si son cerdos, se comprende.

Yo que tú me acostaría con su mejor amigo.

Usted es la tele, ¿eh? (RÍE) ¿Dónde lleva la cámara?

No, que no. Que sí.

¡No me puedo creer que te haya largado un tío!

En cierto modo sí, porque mi casero me ha echado del apartamento.

No me puedo acostar con su amigo

porque tiene 80 años y se cree Felipe II.

No, claro... ¿Y por qué te ha echado?

Puesporque en el edificio no admiten gatos.

Y yo no puedo pensar en dejar a Guti en la calle.

No, y menos con lo buenísimo que está ahora.

Además, ha dejado el Madrid. (RÍE) No, tonta. Mi gato es Guti.

¿Lleváis mucho tiempo juntos? ¡Uf! Pues una semana.

Y solo imaginarme la posibilidad que él no tenga hogar y yo sí...

Nos hemos hecho íntimos. Se te ve muy buena persona.

Déjalo en el suelo, que corra por aquí.

A mí también me gustan mucho los gatos.

¿Sí? Cuando encuentre casa, puedes venir a verle cuando quieras.

Pues ya la tienes, porque yo puedo alquilarte una habitación.

Blanca Deveraux.

¿Llamas a una habitación Blanca Deveraux?

(RÍE) Me gustan las amigas con sentido del humor.

(RÍE)

Antes tenía dos brujas de pueblo viviendo en mi casa.

Pero ¡háblame de ti! Pues me llamo Rosa

y también soy de pueblo, aunque todavía no soy bruja.

(RÍE) Creo que vamos a hacer muy buenas migas.

Soy alegre, creativa, y, además, soy psicóloga.

Sí, se te ve llena de vida. Anda que tú en tu salsa...

¡Uf, un volcán! No veas tú cuando me desmeleno.

Yo también. Lo vamos a pasar genial juntas.

Bueno, yo soy tremenda. ¡Me hecho pimienta hasta en el café!

¿Cómo?

Y no veas en Navidad, los lingotazos de chinchón dulce que me pego.

Bueno, un día, me bañé desnuda en el río.

Lo único que no me quité el pijama porque hacía relente.

Ya...

¿Qué pasa? No, nada, que voy a seguir buscando.

¿Hay algún problema? No.

Es que si el chinchón es un problema,

yo me arreglo con cualquier otra cosa.

No, no es solo por eso.

Pero después de oírte hablar, creo que...

no tenemos muchas cosas en común y la convivencia es difícil...

Ah...

-¿Puedo acariciar a tu gato? Claro.

Ven, es muy cariñoso.

¿Cómo se llama? Se llama Guti.

Yo tenía uno muy parecido. Se llamaba Iker, como Casillas.

Ya. ¿Y se escapó? (TRISTE) No, se murió.

Uy, qué pena. Pues le echarás mucho de menos, ¿no?

Sobre todo cuando vuelvo a casa.

¿Y a tu mamá le gustan los gatos? Jo, casi más que a mí.

Si me prometes que le vas a querer y le vas a cuidar muy bien,

te lo puedes llevar a casa. ¿De verdad?

De verdad de la buena. Anda, toma, cógelo. Hala.

¿Y si le llamo Iker no será un lío? No creo.

¡Muchas gracias! ¡Mamá, mamá! Adiós.

No te prometo nada,

pero ¿te apetecería echar un vistazo a la habitación Blanca Deveraux?

¡Me encantaría!

¡Pues vamos! Vamos.

Oye, ¿tú cómo te llamas? (RÍE)

"Esa preguntita fue la que me hizo dudar.

Por eso no te invité a que te mudaras aquel mismo día.

Pero después de pasar varias aspirantes,

tú me pareciste un regalo del cielo.

¡No os podéis imaginar la de gente que entrevisté!"

Y con esto hemos terminado el recorrido.

¿Deseas saber algún detalle más?

-¿Sabes si en este cuarto asesinaron a una señora con una sierra?

¡Cielo santo, claro que no! ¿Está segura?

Porque... Porque siento unas vibraciones muy fuertes.

Veo... Veo a una mujer atractiva vestida de enfermera,

retorciéndose y gritando en mitad del salón,

y a un hombre fuerte en calzoncillos y con el pelo muy corto.

(CON MIEDO) Sí, ha ocurrido aquí. El miércoles, con mi amigo Enrique,

pero yo llevaba un coselete negro y un liguero un rojo.

(SUSURRANDO) Sra. Deveraux, debe abandonar inmediatamente esta casa.

Timbre ¡La posee un espíritu maligno!Sí, el banco.

Y, cuando termine de pagar la hipoteca, la poseeré yo.

Perdón. ¿Doña Blanca Deveraux? Sí, soy yo, ¿qué desean?

Soy Doroti Morilla. Ella es Sofía, mi madre.

Hemos hablado por teléfono por lo de la habitación.

Ah, sí, sí.

Únete a esta casa y sufrirás una muerte espantosa.

Muchas gracias, Madame Soraya. Ya la llamaré desde el más allá.

Por favor, por favor... ¡Adiós!

(SUSPIRA) Bueno, perdonen, perdonen ustedes.

¡Es que me ha venido de todo! Ya...

Pasen, por favor.

¿Queréis las dos habitaciones, supongo?

No, solo una. Mi madre vive en la residencia Otoño Dorado.

Ah, la conozco. Es maravillosa. Es un puñetero presidio.

Nos encierran y nos obligan a decir que estamos bien.

¡Oh, cuánto lo siento! Exagera.

Si tiene fuerte el estómago, le hablo de la comida.

Mamá, por favor... ¿Qué va a pensar esta señora?

Lo que cualquiera, que eres una hija de mala madre.

Eh... Hace poco tuvo un ataque al corazón y tiene mermadas

sus facultades mentales. ¡Y una mierda!

Bueno, si os parece, podemos ver el jardín.

No hace falta. A mí todo me parece una preciosidad.

Fuera has dicho que era muy hortera y estaba decorado como un establo.

La terraza es muy amplia.

Y, si te gusta el sol, puedes tomarlo en topless.

¿Y no te ven los vecinos? ¡Desde cualquier rincón! (RÍE)

(EN VOZ BAJA) ¡Esta tía es una cochina!

Bueno... ¿Qué opináis?

A mí me parece todo precioso y el dormitorio, muy amplio.

Si no eres muy ruidosa, puedes traer compañía.

(EN VOZ BAJA) Lo que te dije, ¡una guarra redomada!

(RÍE) Y ahora quiero hacerte una pregunta...

Es muy importante. Muy importante. Tú dirás.

¿Cómo se llaman los nativos de Guam?

Ah...

Pues, no sé... ¿Guaneses? ¡O guamitos, cualquiera sabe!

¿Qué tiene que ver eso con la habitación?

¡No, nada, nada, nada!

Es que quería mandar las soluciones de un crucigrama a concurso.

Ya...

Ahora, otra pregunta más personal. Ay...

¿Te consideras buena persona?

¡Por supuesto! ¡Y un jamón!

Me mantiene encerrada contra mi voluntad.

"En aquel momento pensé que había perdido

cualquier oportunidad de que me diera la habitación.

Tras mi sorpresa cuando me aceptó,

lo comprendí todo el día que conocí a Rosa.

Aunque me hubiera presentado en pelotas y tocando la zambomba,

me habría dado la habitación".

Gracias a la vida,

que me ha dado tanto,

porque tengo flores

y un cuarto muy amplio.

Gracias a la vida, que me ha da...

Tú debes ser Doroti. ¿Y tú?

Rosa. ¿No te parece el día más maravilloso de tu existencia?

¿Por qué, por la mudanza o porque te acabo de conocer?

Porque estamos vivas. Y porque el Sol nos sonríe

con sus rayos generosos que calientan nuestras playas,

nuestros campos y nuestras vidas.

¿Hablas del cambio climático? Yo no me lo acabo de creer.

Te hablo del destino, que nos ha reunido en esta casa maravillosa

para que seamos felices y hagamos grandes cosas.

Sí. Lo primero, colocar esto.

Y lo segundo, ayudar a Blanca a pagar el alquiler.

¡No te preocupes, compañera! ¡Ay! ¿Por qué?

Lo sé todo de ti. ¿Ah, sí?

Sí. Tu marido te dejó tirada como un ordenador viejo,

sola, sin dinero y en plena menopausia.

Pero todo tiene su poesía.

Puedes usar mi gel de baño que me compré en la India

que te va a hacer una limpieza de chakras que ni te imaginas.

Seguro que me ayuda a pasar todas las noches de soledad.

(IRÓNICA) Gracias, compañera.

Veo que ya os habéis conocido.

Sí y la has puesto en antecedentes. Me voy a mi cuarto.

Es la segunda a la izquierda, ¿no? Creo que no, ahí estoy yo.

Me la prometiste a mí. Y a mí.

Es que es la más mona. (RÍE) Voy a ver si ya no gotea el grifo.

Mira... La primera en la frente.

En la Alpujarra, esto lo solucionamos

echando un tronco pendiente abajo hasta el río.

Yo es que me he dejado el tronco en el juzgado.

¿Lo echamos a cara o cruz? Vale, me pido cruz.

¿Tienes una moneda?

Cruz. La habitación es tuya. (GRITA DE EMOCIÓN)

Te compensaré. Quiero que seamos amigas.

No te preocupes, yo sé perder.

Me lo imagino, porque si no te habrías vuelto loca.

Si no puedes dormir, ven a mi cuarto, te canto el "Bumbayá"

o una selección de gregorianos y te quedas frita.

Ni se te ocurra. No sé de qué me hablas pero ni se te ocurra.

El grifo ya no gotea. ¿Me ayudáis a llevar esto?

¡Por supuesto! (RÍE) Claro.

¡Ay! Muy bien.

Me tengo que hacer perdonar, que le he ganado la habitación.

Cerámica rota ¡Uy!

(AFLIGIDA) Ay, perdón. Perdón. Qué torpe soy.

Nada, no te preocupes, cántale un gregoriano de esos.

¡El ánfora griega que me regaló mi abuela!

Dime dónde y te compro otra.

¡A 200 km de El Cairo y 300 años antes de Jesucristo!

¡Era una pieza única!

¿Quién lo diría? Así roto parece de mercadillo.

Qué disgusto, ¿eh? Bueno, no te preocupes.

Rezaré a mi abuela para que te perdone.

Lo único que se me ocurre es invitaros a mi restaurante favorito.

Como esta lo compense todo así...

Por el ánfora no te preocupes. Era horrible y además, era de barro.

Pues vamos deprisa, que está siempre lleno.

Cristales rotos ¡Conduzco yo!

Ay, yo me voy andando, no tengo seguro a todo riesgo.

Como quieras. Qué...

No sé lo que iba ahí dentro, las jarras, los pendientes...

(SUSPIRA)

Esto parece un aquelarre. ¿Nos estás llamando brujas?

No, pero son las 2 y estamos aquí tres mujeres conjurando.

Y engordando.

Antes de conoceros siempre me acostaba a las 8.

Como las gallinas. -(COMIENDO) Yo no siempre.

Si tenía buena compañía, también me acostaba temprano.

Como las gallinas.

En fin de año, veía el especial de la televisión

hasta las 5 o las 6 de la mañana.

Sí, claro.

Yo de cría me quedaba dormida enseguida

hasta que una noche descubrí

que mis encantos eran mucho más irresistibles.

Esto fue a los 16 años, a la luz de la luna.

¿No tendrás algo de vampira? De vampiresa, seguro.

Fue mi primera fiesta en la playa.

Llevaba un vestido ibicenco precioso y mi primer sujetador con relleno.

No es que lo necesitase, pero me quedaba como más...

Más disparado, ¿sabes?

Y cuando mi chico me ofreció la tercera copa de sangría,

noté como que un rayo de luna se me coló por el escote

y, de pronto, empezó a sonar la música

y todos se volvieron a mirarme. ¿Eras tú la DJ?

No, pero en ese momento me di cuenta de que mi pecho

era como una percusión sinfónica, hacía música. (RÍE)

¿No sería por el relleno? No.

¿No le dieron a Sofía Loren un Oscar por eso?

(TODAS RÍEN)

¡Ay, es genial lo bien que nos llevamos!

No siempre. Recuerda la última vez en el supermercado.

Ah... De eso no se habla.

(RÍE)

Yo no puedo venir al súper con hambre.

¿Por qué no?

Porque me compro hasta lo que no me gusta.

Yo no puedo venir sin dinero. ¿Por qué?

Porque las cajeras llaman alos guardas de seguridad.

-Señoras.

¿Veis lo ajustados que llevan los pantalones?

Lo hacen a propósito para que nos distraigamos y compremos más.

¡Ay! Yo no puedo pasar por el puesto de la carne

si hay salchichas. ¿Por qué?

Porque se me saltan las lágrimas. A mí también.

A mi madre le encantaba la matanza.

Ella misma elegía el relleno de las salchichas.

¡Es todo un detalle, hija! ¿Qué es esto?

Ostras ahumadas. Diez euros.

Habíamos quedado en hacer la compra a escote.

Por este precio podemos comprar cinco quilos de lentejas.

¿No te gustan los garbanzos?

¡Esto no puede faltar en ninguna casa decente!

¿Rezas el rosario con ostras? ¡No seas burra!

Si sales con algún hombre que esté bajo de forma,

tú le pones la latita y se convierte en un volcán.

¿Y se la pones dónde? ¡Ay, Rosa!

¡Chicas venid, acaban de llegar de Canarias!

Déjame, déjame. Este está dulcísimo.

¿Te lo dice tu nariz? Me lo dice mi olfato.

Es un método de mi pueblo. Ah...

Tiene un olor así como dulzón. ¡Qué fantasía!

El método que nunca falla es este, apretar aquí, mira.

Si esto está blando, es que está... Pasado.

No, está maduro. Y está dulce. (INCRÉDULA) No...

¡Cómo se nota que sois dos pijas de ciudad!

El método auténtico y total es el del capado del melón.

Se corta, se prueba. ¡Verde!

(AVERGONZADA) ¡Ay! Y hasta que no se encuentra,

no se para.

¡Demasiado maduro, por Dios!

¡No es fácil, eh! Ahora voy.

Para nada. A ver si con este tengo suerte.

¡Chicas! Dos meloncitos en su punto.

Espero que no nos cobren los que has dejado.

Hago un favor al supermercado.

La mitad estaban malos y los hubieran devuelto.

Pero no lo hagas con otros productos.

No vayamos a terminar durmiendo en la cárcel.

A ver. No, señorita, se ha confundido.

Los que están de oferta son los pequeños,

que seguro que tienen bicho.

Estos están en su precio, en vez de 13 son 23.

-Muchas gracias, señora. Pero ¿qué haces?

La honradez es lo primero.

Querrá compensarles por los 14 melones que ha chupado.

Han sido siete. Y para mí ser honesta es como respirar.

Entiendo que en eso no nos parecemos en nada.

¿Qué quieres decir?

Los pantis, te los has comprado dos tallas más pequeños. (RÍE)

¿A quién quieres engañar? ¡Rosa!

Cualquiera se daría cuenta

que no te los puedes meter más de medio muslo.

¡No hables tan alto! (RÍE)

¡Te vas a tragar este solomillo vuelta y vuelta!

¡Pero te has vuelto loca! ¡Me está provocando!

¡Lo digo por el precio! Además, no me gusta la carne roja.

Pues yo tampoco voy a pagar por esta ordinariez.

¡Es un salchichón! Es pornográfico.

Se ha vuelto a confundir.

Esta semana no es la semana del aceite, es la próxima.

Esta, sigue a 8,50. Gracias.

¿Te han dicho que calladita estás más guapa?

Vale. Os pido perdón

por intentar ser una española decente y honrada.

Si nos hace un 30, le doy 20 euros en negro.

¿Estás mal de la cabeza? Tampoco se trata de...

¡Queréis callaros de una vez! ¡Me estáis poniendo en ridículo!

Yo vengo a ligar y a comprar todas las semanas.

Se acabó. Haré la compra por mi cuenta.

Pues Blanca y yo la hacemos por la nuestra.

No, no cuentes conmigo.

Estaré muy entretenida tratando de meterme en los pantis.

Blanca, no me dejes sola. Que no.

¿Quién ha metido los cereales y las pasas en la nevera?

He sido yo. ¿Algún problema?

Sí, dos. Que ocupan mucho espacio.

Y que esto se pone en un armario. En el armario se pueden estropear.

En la nevera duran más y cuando te los comes están fresquitos.

¿Desde cuándo se consumen los cereales y las pasas fresquitos?

¿Dónde pone "manténgase en sitio fresco"?

Estáis muy equivocadas las dos.

Lo ideal es un frasco de cristal porque es más higiénico

y porque puedes comprobar si alguien se los come.

¡Entonces mételos en la caja fuerte! ¡Basta ya, por favor!

¡Estas discusiones me ponen de los nervios!

¡Un momento! Tenemos que afrontarlo.

Nuestra convivencia es insoportable.

Deberíamos plantearnos si podemos seguir viviendo juntas.

Tienes toda la razón.

Esta situación es exactamente la misma

que cuando en mi pueblo se desató la guerra de los pollos de corral.

¿La guerra de los pollos? De corral.

Entre los Martínez y los Zapata. ¿Los conocemos?

No creo. Eran como los Montesco y los Capuleto

pero en versión polleros.

Estas dos familias poseían

las dos granjas más importantes de la provincia.

Lo lógico hubiera sido que se unieran

para luchar contra la competencia y crear una industria.

Estoy deseando saber en qué nos parecemos.

Los Martínez querían dedicar la producción

a la congelación para enviarlo a los países asiáticos.

Y los Zapata consiguieron criar una raza de pollos inteligentes.

Para dedicarlos a la investigación. No. ¡Al Circo!

(RÍE) ¿Al circo?

Pero no todos, los que tuvieran condiciones.

(DOROTI Y BLANCA RÍEN)

¿Cómo se suben un millón de pollos a un trapecio?

No os burléis.

Había pollos que sabían contar

y otros que con sus gorjeos hacían voces, tipo góspel.

¡Y yo gastándome el dinero en la ópera!

(BLANCA Y DOROTI RÍEN) Es que no me entendéis.

Querían hacer un delfinario, pero de pollos inteligentes.

Si ha habido ya antecedentes. ¿Ah, sí? ¿Dónde?

En los circos, los animales son siempre la atracción principal.

Sí, pero los pollos allí están siempre en pepitoria.

(BLANCA Y DOROTI RÍEN) ¿Y los circos de pulgas?

En esos circos, en lugar de trasladarse en caravana,

¡utilizan perros!

(BLANCA Y DOROTI RÍEN) Qué atrevida es la ignorancia.

Perdona, Rosa, por favor, perdona.

Pero es que no hay quien se crea

esta historia de los pollos. Me la contó mi abuelo.

¿Lo ves como había antecedentes familiares?

(BLANCA Y DOROTI RÍEN)

A veces me llamaba por el nombre de su vaca preferida.

¡Uh! Eso lo hace el cariño. Era un cielo. ¡Nos queríamos más!

Era muy despistado, eso sí.

A veces se ponía los calzoncillos encima de los pantalones.

¡Si eran rojos podía pasar por Superman!

Y hablaba con las cosas, con las patas de las sillas, con las mesas.

Un día le pillé hablando con un buzón.

A lo mejor sus historias no eran demasiado fiables.

(RIENDO) Fiables no sé, pero, desde luego, divertidas.

Chicas, un momento, ¿os dais cuenta de lo que está pasando?

Sí, que nos lo estamos pasando fenomenal

sin tener un hombre al lado.

Quizá nos falte costumbre de estar juntas.

Puede que en 11 o 12 años lleguemos a ser unas buenas amigas.

Pues yo creo que deberíamos intentarlo.

¿Por qué no? ¡Estoy de acuerdo!

(AMBAS SUSPIRAN)

¿Qué es eso?

Lo siento, no quiero hacerte sufrir con tu dieta.

Pero esto es mi debilidad.

Una tarta. ¿De qué es?

De nata y chocolate.

(ENTUSIASMADA) ¡Mi preferida!

Presiento que este es el comienzo de una gran amistad.

(RÍE) ¡Sí!

Hay cosas que nunca cambian.

Nos hemos zampado la tarta entera.

Eso no importa. Es una ocasión especial.

Sí, y ha conseguido que perdamos el miedo a psicosis, la vieja,

la ducha, el cuchillo, y el grito maldito.

Venga chicas, ¿nos vamos a la cama?

Sí. ¡Aaah!

¡Mamá, eso no ha tenido gracia! ¿Cómo que no?

Eso mismo le hice en la residencia a Jaime,

un notario de 86 años a quien le habían dicho

que nunca más podría andar y cuando me vio con el cuchillo

salió corriendo. ¡Aaah!

¡Tu madre está chalada! Sí.

¡Dulces sueños! LAS TRES: ¡Ah!

¿Alguien quiere dormir conmigo?

(SUSPIRA)

Queremos comprarle la casa a Blanca.

¿Para qué? Para echarla y montar un puticlub.

-Somos mayoristas.

¡Estupendo! A Doroti le encanta el cuero.

-Tiene toda la pinta. -Tienen polillas en los armarios,

termitas en las vigas y hormigas en las cañerías.

He conseguido entradas,

¡para el estreno de la película de Antonio Banderas!

-Y en toda la zona de sótano y garaje, blattaria andropolis.

¿Has oído? El presidente de Grecia se ha mudado al piso de abajo.

(TODAS RÍEN)

Alberto, ponte cómodo. En un momento estoy contigo.

Oye, ¿no tendríamos que meter los bocadillos en una nevera?

Y una vacuna para cuando les dé el tifus a los que se los coman.

Por favor, Sofía, no te puedo dar mi entrada.

¡Sois una pandilla de solteronas resentidas!

-(RÍE)

Háblame del mar, marinero.

¿Por qué te acuestas con mi marido?

¿Celos? ¿Frustración?

¡Soy yo, Doroti! -¡Ostras, Doroti!

-Muy buenas noches, ¿está Sofía? ¡Uy!

Las chicas de oro - Capítulo 11

22 nov 2010

Doroti, Blanca, Rosa y Sofía se muestran muy ilusionadas con asistir a una cena de gala, en la que se va a proclamar a la ganadora del premio a la mujer más solidaria de su comunidad. Cuando las cuatro se disponen a buscar un acompañante para la cena, una inoportuna gripe va a poner en peligro la asistencia de las amigas al evento.

Reunidas en la cocina una noche, las tres amigas vuelven la vista atrás y rememoran cómo se conocieron y cuáles fueron las razones por las que Blanca se decidió a elegir a Rosa y Doroti para que compartieran su casa con ella.

ver más sobre "Las chicas de oro - Capítulo 11" ver menos sobre "Las chicas de oro - Capítulo 11"
Clips

Los últimos 48 programas de Las chicas de oro

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Capítulo 9 Completo 53:41 19% 30 ago 2013
    Capítulo 9 30 ago 2013 "Mala pata". Las tres amigas están preparando un número de baile para participar en un festival benéfico, cuando Doroti se hace un esguince de tobillo que va a impedir su participación en el espectáculo. Cuando e...
  • Capítulo 8 Completo 53:49 15% 23 ago 2013
    Capítulo 8 23 ago 2013 Blanca se siente feliz porque ha conocido al que considera el verdadero y definitivo hombre de su vida. Gloria, la hermana de Doroti, viene a pasar unos días con ella y su madre. Gloria tiene una posición económi...
  • Capítulo 7 Completo 51:45 14% 16 ago 2013
    Capítulo 7 16 ago 2013 "Un pequeño idilio" y "Las mentiras peligrosas".  Rosa ha empezado a salir con un compañero de trabajo, que es psiquiatra, y con el que se entiende muy bien. Pero cuando Blanca le invita a venir a casa para ...
  • Capítulo 6 Completo 1:01:08 12% 16 ago 2013
    Capítulo 6 16 ago 2013 "Fácil y agradable" y "Un lecho de rosas". Lucía, la sobrina de Blanca, viene a pasar con ella una temporada. Siempre se han entendido ambas de maravilla, pero el hecho de que la muchacha disfrute tanto gustando ...
  • Capítulo 5 Completo 57:48 13% 09 ago 2013
    Capítulo 5 09 ago 2013 Recordando los tiempos en que iban a jugar a la bolera, Doroti, Blanca, Rosa y Sofía deciden organizar entre las cuatro un Torneo de bolos. Los conflictos comienzan cuando se trata de determinar cuál de ellas for...
  • Capítulo 4 Completo 54:15 13% 02 ago 2013
    Capítulo 4 02 ago 2013 ROSA LA INOCENTE        Blanca liga con dos hermanos y le pide a Rosa que les acompañe para ser dos parejas. Ésta acepta salir de mala gana, pero al final es la única que se divierte esa noche...
  • Capítulo 3 Completo 1:00:06 12% 26 jul 2013
    Capítulo 3 26 jul 2013 La hija de Blanca está pasando una crisis en su matrimonio y decide hacer un viaje con su marido. Lo malo es que, para poder irse ellos dos solos, han de dejar a Toño, su hijo adolescente, con su abuela Blanca du...
  • Capítulo 2 Completo 57:43 17% 19 jul 2013
    Capítulo 2 19 jul 2013 La madre de Rosa viene a pasar unos días con su hija y eso va a provocar ciertos problemas en la casa, especialmente en lo que a su hija respecta. Blanca conoce a un profesor de aerobic, que se interesa por ella ...
  • Capítulo 1 Completo 55:08 17% 12 jul 2013
    Capítulo 1 12 jul 2013 Al volver a casa por la noche tras asistir a un concierto, Sofia, Doroti, Blanca y Rosa descubren que han entrado ladrones, e intentan resolver  la inseguridad que esto les produce.Histórico de emisiones:13/...
  • Capítulo 13 Completo 49:39 51% 06 dic 2010
    Capítulo 13 06 dic 2010 Cuando Doroti y Rosa se enteran de que Blanca se va a casar, su reacción no es precisamente de alegría sino de preocupación, pues ello significa que han de abandonar la casa de su amiga, y no tienen dónde ir. Ent...
  • Avance del capítulo 13 Avance 1:01 49% 30 nov 2010
    Avance del capítulo 13 30 nov 2010 Cuando Doroti y Rosa se enteran de que Blanca se va a casar, su reacción no es precisamente de alegría sino de preocupación, pues ello significa que han que abandonar la casa de su amiga, y no tienen dónde ir.Ent...
  • Capítulo 12 Completo 58:04 50% 29 nov 2010
    Capítulo 12 29 nov 2010 Alberto, el ex marido de Doroti, lo ha perdido todo, y vuelve al lado de su ex, buscando apoyo y consuelo a su desgracia. Pero cuando dicho consuelo lo encuentra en Blanca, Doroti se enfada muchísimo con su amiga...
  • Capítulo 11 Completo 53:45 49% 22 nov 2010
    Capítulo 11 22 nov 2010 Doroti, Blanca, Rosa y Sofía se muestran muy ilusionadas con asistir a una cena de gala, en la que se va a proclamar a la ganadora del premio a la mujer más solidaria de su comunidad. Cuando las cuatro se dispone...
  • Avance del capítulo 12 Avance 1:06 48% 22 nov 2010
    Avance del capítulo 12 22 nov 2010 Alberto, el ex marido de Doroti, lo ha perdido todo, y vuelve al lado de su ex, buscando apoyo y consuelo a su desgracia. Pero cuando dicho consuelo lo encuentra en Blanca, Doroti se enfada muchísimo c...
  • Avance del capítulo 11 Avance 00:53 48% 16 nov 2010
    Avance del capítulo 11 16 nov 2010 Doroti, Blanca, Rosa y Sofía se muestran muy ilusionadas con asistir a una cena de gala, en la que se va a proclamar a la ganadora del premio a la mujer más solidaria de su comunidad. Cuando las cuatro se dispone...
  • Capítulo 10 Completo 50:20 49% 15 nov 2010
    Capítulo 10 15 nov 2010 El padre de Blanca es un hombre peculiar, que lleva ya unos cuantos años viudo y solo. Cuando se entera con estupor de que se ha hecho cantautor y está dispuesto incluso a cantar en público, a Blanca le invade la...
  • Avance del capítulo 10 Avance 1:11 48% 10 nov 2010
    Avance del capítulo 10 10 nov 2010 El padre de Blanca es un hombre peculiar, que lleva ya unos cuantos años viudo y solo. Cuando se entera con estupor de que se ha hecho cantautor y está dispuesto incluso a cantar en público, a Blanca le invade la...
  • Capítulo 9 Completo 53:45 49% 08 nov 2010
    Capítulo 9 08 nov 2010 "Mala pata". Las tres amigas están preparando un número de baile para participar en un festival benéfico, cuando Doroti se hace un esguince de tobillo que va a impedir su participación en el espectáculo. Cuando e...
  • Avance del capítulo 9 Avance 00:46 48% 02 nov 2010
    Avance del capítulo 9 02 nov 2010 Las tres amigas están preparando un número de baile para participar en un festival benéfico, cuando Doroti se hace un esguince de tobillo que va a impedir su participación en el espectáculo. Cuando el médico la d...
  • Avance del capítulo 8 Avance 1:03 48% 26 oct 2010
    Avance del capítulo 8 26 oct 2010 Blanca se siente feliz porque ha conocido al que considera el verdadero y definitivo hombre de su vida. Pero cuando se entera de que tiene dos hijos de corta edad, su decisión de emprender una nueva vida con él s...

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos