La salud es determinante en nuestras vidas. Marca nuestra existencia, definiendo las curvas y los vaivenes que recorremos desde el día en que nacemos. Este programa se adentra a lo largo de trece programas en las vidas y las historias de pacientes y médicos para hacer una mirada humana al fascinante mundo de la salud y la medicina. Un recorrido documental por la apasionante aventura de estar vivo.

4657120 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
La ciencia de la salud - Código Ictus - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

(Música cabecera)

(Latidos)

El cerebro de un robot se encuentra dentro del cuerpo de él mismo,

pero en vez de pensar en él como si estuviera en la cabeza,

lo encontramos en el torso.

Agrupa toda la programación que le hemos introducido

para que así pueda controlar todos sus motores, sus articulaciones,

los brazos, las piernas e incluso también los sensores que tiene.

(Música)

Si que es verdad que el cerebro humano es mucho más complejo

que el de un robot, que serían los ordenadores,

pero el funcionamiento básico es el mismo.

Es decir, cuando deja de recibir energía,

en este caso eléctrica, el robot se desploma,

se apaga y deja de funcionar y no puede ejecutar

ninguna de las otras acciones que nosotros le hemos dicho que haga.

(Música)

Un ictus es un concepto realmente amplio.

Cuando hablamos de ictus, hablamos

de cualquier problema neurológico de aparición súbita

y que está relacionado con un problema vascular.

Dentro de él, hay dos grandes grupos.

Como podemos entender cuando hablamos de circulación,

puede ser por exceso de circulación,

lo que podríamos entender como una ruptura,

que sería el ictus que llamamos ictus hemorrágico,

que es el menos frecuente pero el más devastador

desde el punto de vista de riesgo vital.

El segundo grupo sería aquel donde nos falta el riego,

no llega suficientemente sangre

y sería el ictus que llamamos ictus isquémico.

Es el más frecuente y es el más devastador

desde el punto de vista funcional.

No mata tanto, pero deja mucha gente muy afectada.

(Música)

El ictus es un síntoma, no hay una causa única.

Hay muchas causas, entre las cuales podemos agrupar

desde causas genéticas,

como debilidades o defectos de la pared vascular,

causas degenerativas, como puede ser la enfermedad ateromatosa

esa enfermedad que lentamente va estrechando y lesionando

nuestras paredes arteriales,

o puede haber causas

de otras enfermedades isquémicas, cardiacas o de otro tipo

que, de alguna manera, provoquen estas alteraciones vasculares

a nivel del cerebro y nos vaya a producir un ictus.

(Música)

Soy Daniel, tengo 50 años hechos hace dos días

y hace 10 años más menos

me sucedió un ictus.

Iba a ir con mi hija a... a esquiar de San Isidro.

Cuando yo iba con el coche, lo primero que noté es que...

Es que aparecí en...

En la parte contraria del coche, de la carretera.

E hice así un gesto como: "Dani, céntrate".

Volví otra vez el coche a tu sitio,

pero en la siguiente curva

me ocurrió lo mismo, lo mismo. Dije: "¿Qué pasa aquí?"

Acto seguido, lo primero que ocurrió fue

que en la parte derecha de mi cuerpo

ya no era mío.

(Música triste)

Fui intentando salir, parar con la izquierda todo lo que podía

para aparcar, aparcar, aparcar,

a base de pegar contra la valla...

Quitamiedos.

Conseguí parar el coche.

Yo soy enfermero.

Creo que es siempre seré un enfermero.

Me di cuenta exactamente.

Trabajaba en Urgencias del Cabueñes

y había clasificado

cientos y cientos de códigos ictus.

(Batidora)

Hola. -Hola.

-Hola, chicas. -Un bizcocho, qué rico.

-¿Qué tal? ¿Bien?

-Ah, que querías acabarme...

Miro al espejo y veo a mi hija atrás.

Le intento decir... Porque ella estaba llorando.

Entonces, le intenté: "Tranquila, tranquila",

pero salía de todo menos tranquilo.

Enfrente había gente que estaba...

Iba a comprar. Las letras no salían.

Y la cara que me ponía ya me lo decían todo.

Lo recuerdo exactamente.

La cara que... Era porque dije:

"¿Será? ¿Tendrá poca vergüenza?

¿A las nueve de la mañana y borracho?"

Plan B.

Entonces, lo primero que hice, dije yo,

a abrir la puerta de atrás

y que viesen que no estaba borracho,

que necesitaba ayuda, porque tenía

un paquete importante detrás.

Nada más que me vieron cómo la niña, sí, lógicamente,

la gente fue a buscar,

a hacerme la ayuda que necesitaba.

Por una parte tenía un poco de paz

y por otra parte tenía una angustia

porque, sabiendo lo que me estaba ocurriendo,

tenía la angustia de qué me iba a pasar después.

(Música)

(Batidora)

¿Saldrá este bizcocho? ¿Seguro? -Y si no sale da igual.

-Pensaba más en... En la familia,

en el cargo que le iba a superar una familia

si no, si la cosa no salía bien.

Así llegamos al hospital de Oviedo.

-Daniel tuvo un ictus isquémico.

Fue debido, no a una enfermedad degenerativa de los vasos,

si no, por muy probablemente, a un traumatismo.

Eso produjo una lesión en la pared arterial,

lo que hoy conocemos como disección, que simplemente

es una separación de una de las capitas que cubre

la pared interna de las arterias.

Eso produce un cierre parcial de la arteria,

genera un trombo secundario que luego migra

y le va a tapar definitivamente una arteria intracraneal.

Daniel es un caso excepcional, ¿eh?

Él no tuvo la suerte de tener su ictus

cuando teníamos medios a disposición de abrir arterias

mediante dispositivos mecánicos.

Lo bueno de Daniel es que él ha sido capaz

de superar un déficit neurológico muy severo

gracias a su tesón y a su fuerza de voluntad.

Lo que queremos transmitir hoy día es que este sufrimiento de Daniel

y ese esfuerzo que ha requerido

para poder recuperar una vida parcialmente normal

se lo hubiéramos podido evitar

si esto hubiera ocurrido en los últimos años.

-Es muy duro,

es como si te pegan una patada en la cabeza.

De repente, haces así y dices: "Estoy en China,

no tengo forma de hablar con el chino".

Y es una sensación de que te falta el código más importante

que es el hablar, las letras, cohesionarlas.

Bueno, ya tenemos merienda.

-Sí, hola, ¿es usted familiar?

Sí, soy el médico, díganme qué ha pasado.

Vale, ¿desde cuándo está así?

Vale, entiendo que ha sido cuando se ha despertado,

le ha dado tiempo a... ¿Qué ha pasado?

-Es muy importante la actuación del sistema de emergencias,

porque es el primero que llega al paciente en su domicilio,

en la vía pública, desde donde nos llame.

Somos nosotros los que detectamos que puede estar padeciendo un ictus

y, por lo tanto, ponemos en marcha todo el mecanismo

de activación del código ictus,

de manera que cuanto más pronto todo esto funcione,

mejor pronóstico para el paciente.

-Bueno, o sea que acaba de pasar esto.

De acuerdo.

Entiendo que hay una pérdida de fuerza en el brazo y en la pierna,

es como si se ladeara, ¿verdad?

Como si se cayera hacia el costado donde no tiene fuerza.

De acuerdo, señora, no se preocupe, que la ambulancia está de camino

y llegará enseguida.

-El ictus es una enfermedad tipo dependiente.

Cuanto más tardemos en solucionar este problema,

peor pronóstico.

Una vez el paciente ha llamado al 112 y el Sistema de Emergencias Médicas

recibe la llamada, es valorada por un médico

e intenta sacar más información para poder informar

a la unidad que llegará al domicilio.

Lo primero es confirmar que sí que hay una focalidad neurológica,

que sí que hay una dificultad en la movilidad de una parte del cuerpo,

una dificultad en el habla

en el momento que nosotros llegamos.

-Vale, te toca el Hospital Clínico.

Ahora en cuando te cuelgue, llamo al neurólogo

y te confirmamos por emisora, ¿vale?

-Una vez hemos activado vía telefónica

el código ictus con la central de coordinación sanitaria,

nosotros vamos a trasladar al paciente

y ellos al mismo tiempo van a estar llamando al hospital receptor

de manera que cuando llegamos a Urgencias

nos está esperando un neurólogo para valorar el paciente.

-Buenos días. Llamo de la Central de Coordinación del SEM

para confirmar un código ictus.

Sí, os llegaría en unos 8-10 minutos más o menos, el tiempo de llegada.

De acuerdo, ahora informo la unidad, gracias.

-Por por otra parte, también valoramos

lo que se llama la escala Race.

La escala Race es una escala que se ha validado

aquí, en Cataluña,

y que lo que hace es determinar la gravedad del ictus.

Esto es muy importante, porque si el hospital receptor conoce

la posible gravedad del ictus y, por tanto,

la posibilidad de que tenga

una oclusión de un gran vaso este paciente,

ya están preparados para que pueda acceder

a tratamientos más adecuados.

Y, por lo tanto, el pronóstico va a ser mucho mejor.

-Acortar estos tiempos es aún más importante fuera del hospital,

porque es donde más tiempo se suele perder.

Este tiempo lo intentamos acortar

con la activación extrahospitalaria del código ictus

por parte de los Servicios de Emergencia Médicos,

que previenen a los profesionales en el hospital

antes de que el paciente esté a su disposición.

(Música)

Hola, buenos días.

Es un señor, hay una paresia facial y una afasia.

Solamente toma tratamiento para la tensión y no toma anticoagulantes.

-Una hora de evolución. -Una hora, sí.

-Vamos a hacerle un TAC.

-Todo este proceso de actuación del Sistema de Emergencias Médicas

desde el momento en que recibimos la llamada

hasta el momento en que dejamos al paciente en el hospital,

en un 95 % de los casos se está consiguiendo en menos de 90 minutos,

que es un indicador que se ha marcado como ideal

en el protocolo del código ictus del Sistema de Emergencias Médicas.

(Música)

En el momento en que un paciente llega a Urgencias del hospital

con el diagnóstico posible de ictus,

lo más interesante es ir lo antes posible

a confirmar ese diagnóstico.

Eso se hace con una evaluación clínica por parte de un neurólogo

e inmediatamente se lleva al paciente al escáner.

En el escáner se le realiza una prueba que determina,

por un lado, si el paciente presenta un infarto isquémico o hemorrágico

o bien que hay una hemorragia.

En el caso de que sea un infarto isquémico,

evaluamos también la cantidad de tejido cerebral que está ya dañado

o la cantidad de tejido cerebral que todavía puede recuperarse

en caso de que extraigamos el trombo que está tapando una arteria.

Se determina si ese paciente necesita un tratamiento endovascular urgente

para extraer ese trombo y facilitar que la sangre

vuelva a llegar al cerebro de forma normal.

En relación a los cambios que ha habido durante los últimos años,

han sido unos cambios extraordinarios.

No solo desde el punto de vista del diagnóstico del ictus,

sino sobre todo también de la terapéutica,

de las posibilidades que tenemos de tratar a estos pacientes.

Ya hace años que podíamos evaluar un ictus en agudo,

podíamos evaluar si había

un vaso proximal, como decíamos antes, tapado.

Ahora somos capaces de retirar ese trombo.

Sabemos que si lo hacemos rápido,

las posibilidades de que ese paciente recupere una actividad diaria normal

son mucho más altas que con el tratamiento que teníamos antes,

que era un tratamiento estrictamente médico.

-Hay un paciente que a las 8:30

ha empezado con algunos problemas para hablar.

Ha estado un poco mareado.

Ha empezado de forma súbita y, bueno, cuando llegado aquí,

con una hora de evolución,

en la exploración tiene una afasia global

y una paresia derecha. Sospechamos...

-¿Tiempo de evolución cuánto? -Una hora de evolución ahora.

Sospechamos un ictus en la zona izquierda.

-¿Y años del paciente? -Son 70 años.

Es un hombre que es exfumador y tiene factores de riesgo vasculares.

Y va antiagregado de aspirina, porque la echo un ictus previo,

que no la había dejado secuelas.

-Se sospecha de acemia izquierda. -Medio izquierda.

-Cerebral medio izquierda.

En el TAC se ve un poquito de hiperdensidad

así que probablemente esté tapada y no hay sangre, como dice Juan,

o sea que vamos a mirar... Se ve claro aquí.

-El objetivo de todo esto es hacerlo rápido

y hacerlo rápido, porque esto va a determinar

que un mayor porcentaje de pacientes

van a conseguir una vida independiente

después del problema del ictus que han tenido.

Si tardamos mucho, la viabilidad de ese cerebro va a ser más baja

y eso va a determinar que va a tener mucho más riesgo

de quedar dependiente

una vez superado el episodio.

Ahí tiene un poquito de hiperdensidad,

probablemente es cierto y se confirma la sospecha clínica.

-La sala está libre ahora mismo.

-Tiene un trombo en la cerebral media,

lo que veíamos hiperdenso.

Ahora, si os parece, miramos...

El 3D, el 3D es claro.

Aquí está cerrado, la cerebral media, hay un retraso.

-¿Puedes aumentar este para que lo vean bien?

Todo ese retraso es el riesgo.

-El cerebro está todavía viable, así que si os parece,

lo llevamos a la sala. -Vamos allá.

-Ahora somos capaces de obtener esta revascularización,

esta recuperación del flujo cerebral de una forma rápida

y en un alto porcentaje de casos.

Esto lo hacemos a través de un acceso por la arteria femoral,

con unos catéteres muy finos y tenemos diferentes técnicas

que nos permiten, ya sea aspirar el trombo directamente,

o con unos stens que desplegamos a nivel del trombo,

que el trombo queda incluido en este sten

y poderlo retirar y, de esta forma, recuperar el flujo cerebral normal.

(Música)

Ahora estamos introduciendo el catéter

que nos va a permitir...

¿Qué tal, Juan? De momento bien, ¿no?

Este introductor nos permite llegar hasta la aorta,

que es donde vamos a trabajar.

¿Nos puedes mostrar la arterioprevia de esta carótida desde el cuello

para ver cómo es el acceso y decidir el sten?

Ok, ahí, perfecto.

Juan, va a notar un poquito de calor por el lado derecho de su cara.

No se asuste, es el contraste que le expliqué antes

que notaría por allá.

Está perfecto.

Bueno, Juan, ahora le contaré hasta tres

para que usted sepa cuándo necesito que esté bien quietecito,

sin tragar saliva si puede unos segundos, ¿de acuerdo?

Venga, uno, dos, tres. No respire ahora, bien quieto.

Quinto, quieto quieto.

Tiene ese calor intenso ahora, nos asuste, es normal,

es para poder ver bien lo que hacemos.

-Muy bien, descanse.

A ver si lo hemos desplegado bien.

Tiene apertura parcial,

ya hemos conseguido, hemos cruzado el trombo.

Lo que haremos ahora será retirarlo para que podamos abrir.

-Venga, no se mueva nada, bien quetecito.

-Otro calorcito, Juan, no se preocupe.

Lo ha hecho muy bien, así que tranquilo.

-A ver si se ha abierto.

-Apertura completa, ¿veis?

Hemos conseguido retirar el trombo que estaba aquí.

Veis cómo aquí abajo estaba tapado y aquí hemos conseguido

que ese trombo está abierto del todo

y toda la circulación que faltaba en ese territorio cerebral

está recuperada.

Ya estamos, Juan, ahora un poco de molestia ahí en la ingle

para cerrar ese pinchazo y hemos acabado.

-Bueno, Juan, lo dicho, va todo muy bien.

Mi compañero le va a apretar un poquito más ahí

para que todo esté bien.

Nos veremos arriba, en la Unidad de Ictus.

(Música)

Tu padre es médico. -Era médico, sí.

-Posiblemente vivía en un entorno más parecido a este

que al que nos imaginamos de la medicina ahora.

Esto es un hospital que realmente es un espacio modernista.

Antes los hospitales, en lugar de ser un edificio único,

eran pabellones y estamos en uno de ellos.

(Música)

Estábamos en una casa de campo

que tenemos allí mi mujer y yo tranquilamente.

Yo había tenido una jornada normal en mi vida

que es bicicleta por la mañana, los abdominales,

había cortado un poquito de leña para la chimenea,

algo extra que no hago habitualmente,

y luego por la tarde me había ido a nadar,

además, un día de 2800 metros y con intensidad.

Llegué a casa que como era una noche fría,

viento, lluvia, típico día de La Coruña,

era una noche tremendamente romántica.

Chimenea encendida, puse una manta delante de la chimenea

y como en las películas, dije:

"Cariño, mira qué noche tan romántica".

Y en esto, de repente, le digo a mi mujer:

"Cariño, me está doliendo mucho el cuello".

Y me dice: "¿Será un punto especial, será una posición?"

Le dije: "No, no, me duele todo el cuello, no solo una parte".

Y según termine de contar esto,

y es de lo poco que recuerdo de aquel día,

el dolor se desplaza a la cabeza pero de una forma brutal.

Lo siguiente que recuerdo es un camillero delante de mí,

un chico que se me pone delante y me dice: "¿Se puede levantar?"

Yo estaba acostado en el sofá y le dije: "Lo intento".

Según intenté hacerlo el primer movimiento,

yo creo que moví la cabeza 1 cm, a lo mejor ni eso,

el dolor era tan brutal y vuelvo a perder el norte otra vez.

Y ya no sé cómo aparezco dentro de una ambulancia.

Me pusieron una bata verde de estas y eso es lo poco que puedo recordar.

-Luego te despertaste en la UCI, con el tratamiento hecho

¿y cómo te sentiste allá? ¿Tú te sentiste... bien? ¿Qué ocurrió?

-Sí, yo me desperté el día 6 por la mañana,

es decir que tengo una laguna ahí, 24 horas no las recuerdo.

Parece ser que incluso mi mujer o amigos con los que hablé,

yo hablaba como si no pasase nada,

pero si había pasado y yo no me enteré.

-Tú lo que tuviste fue un sangrado, una pequeña arteria

que se había dilatado, se llegó a debilitar y se rompió

y el líquido del cerebro

le da unas características bioquímicas muy estables,

se manchó, se polucionó con esa sangre

y alteró su funcionamiento normal.

-Me metieron una sonda gasogástrica porque comía mal,

y me tenían que alimentar.

Luego tenía otra sonda en el pene, el chupete como digo yo,

y además recuerdas que el día que me dijeron:

"Luis, que vamos a sacar esta sonda", yo pensé:

"¿Y no me la podrán dejar hasta agosto?"

Pensar que me iban a quitar eso, quería decir

que me iba a tener que levantar para ir al baño

o a lo mejor me han en el conejo los que te puede en el hospital,

pero la idea de levantarme no me seducía nada.

De hecho, al 12 día, cuando ya estaba en la habitación,

el 12 día ya por fin Ángel entra y me dicen:

"Luis, el vasoespasmo se ha ido, estás fuera de peligro".

Entonces, partir de aquel día, intenté empecé a caminar, ¿no?

Pero recuerdo que levantarme y a hacer los 2,5-3 m

que había hasta la puerta del baño de la habitación

me parecía la maratón de Nueva York.

Pero luego, poco a poco, ya empecé a salir

y recuerdo que salía y entonces, el primer día,

caminaba con mi mujer, a lo mejor, 15-20 m del pasillo,

agarrado a ella, un pasamanos, y volvía para atrás.

Recuerdo que un día saliendo con mi cuñado,

voy caminando por el pasillo, ya un poco más cada vez,

y veo unas escaleras y un ascensor al lado.

Le digo a mi cuñado: "Santiago, vamos a subir en el ascensor,

que las bajo".

Entonces, subí en el ascensor, y las bajé al lado de él

y con el pasamanos. Las bajé.

Entonces fui a la cama, como soy muy competitivo, pensando:

"Mañana las subo". -Eso te iba a decir.

Tú ha sido competitivo contigo mismo.

-Al día siguiente por mis narices que subí las escaleras.

Esto eran de 12 días.

Pues 10 días después, caminaba 3 km.

Una casa de campo donde no había...

Al salir del hospital el día 20 me fui para allí.

Entonces, me despertaba por las mañanas en casa,

me despertaba con mucho dolor, con mucha molestia de cabeza.

Entonces como un día que no estaba lloviendo en La Coruña,

afortunadamente ya no llueve lo que llovía,

pero suele ser una ciudad de lluvias. -Este año ha llovido bastante.

-Tenemos un perímetro en casa de 300 m, aproximadamente.

Me pongo un albornoz, unas bambas

y cojo unos palos así de caminar, son de mi mujer,

y digo: "Voy para caminar un poquito".

Entonces, me di cuenta que dando una vuelta a la casa...

Ostras, me encontraba mejor. Parecía que no me dolía la cabeza.

Dije: "Otra más". Entonces, di dos, y luego ya di tres

y hubiera seguido, pero dije: "No, Luis, vete con calma,

acabas de salir del hospital, no te apures".

Entonces, lo que hacía todos los días,

cuando me levantaba y me despertaba con dolor,

me ponía a caminar un poquito.

-Tu caso forma parte de un porcentaje de la gente

que sale completamente intacta de un sangrado de aneurisma.

Hoy en día, gracias a los grandes avances

que estamos haciendo en el terreno de la terapéutica,

sí que conseguimos que más de un 40 % de los pacientes

puedan volver a una vida prácticamente normal.

Pero piensa que hay un porcentaje alto que se queda por el camino.

Aquí enlazamos con otra cosa que también creo que es muy importante,

que tú has entendido muy bien.

Es mucho más fácil prevenir que curar.

-Lógicamente, hay factores de riesgo como son el fumar,

que yo he dejado de fumar, además, yo era fumador.

No era un gran fumador, tampoco fumaba mucho.

-Pero realmente tú tienes argumentos de peso ahora para dejarlo

y para el crecimiento o rotura de un aneurisma a día de hoy

los únicos factores que sabemos que influyen de manera directa

son la hipertensión y el tabaco.

Hemos repasado muchos de los problemas que te han ocurrido,

¿qué ha cambiado en tu vida realmente

este episodio que has vivido tan traumático para ti?

-Bastante.

Yo creo que en primer lugar he recibido un mensaje,

un whatsapp habría que decir hoy en día,

recibí un mensaje que sería absurdo no abrirlo.

Este mensaje decía: "Luis, tomate las cosas con más calma",

además, me recomendáis vosotros, la tensión,

mi tensión es emocional, no es por la sal,

y me tengo que tomar las cosas con más calma.

He aprendido a decir que no a cosas que me gustan,

porque yo soy tremendamente afortunado

y toda mi vida trabajé en lo que me gustaba

y me gané la vida haciéndolo.

Y siempre decía: "Oye, me llaman para esto, para aquello,

para una conferencia, para no sé qué, para no sé cuánto".

Este año he aprendido a decir que no y lo he dicho ya cuatro veces.

Hay cuatro veces que me han dicho: "Oye, Luis, ¿podrías hacer esto?"

No. Además, como tengo la disculpa fácil,

porque antes a lo mejor podían insistir, intentar convencerme,

pero les dije: "Desde que me ha pasado lo que me ha pasado,

me tengo que tomar la vida con más tranquilidad,

afortunadamente puedo, y lo voy a hacer".

Todo el mundo lo entiende y lo respeta.

En eso sí que me ha cambiado la vida.

Y sigo siendo igual de feliz no, más feliz todavía,

porque me doy cuenta que tuve un pie del otro lado y he vuelto,

pero que soy una persona, siempre fui positivo,

y fui muy feliz y muy alegre.

Ahora soy más positivo, más feliz y más alegre,

que es lo que intento transmitir.

-Porque la vida que llevas es sana.

Haces deporte, ese es otro mensaje que me gustaría que quedara claro.

Ningún médico te va a prohibir hacer deporte.

-Juan, ha sido un placer.

-Veo que llevas una pulserita.

Sí, porque ahora estoy colaborando con una asociación

que se llama Superar Ictus de Barcelona,

tanto el isquémico como el hemorrágico,

y eso es lo que intentaré hacer.

-Yo, como profesional del ictus, te agradezco mucho

que nos apoyes en este tipo de mensajes.

-Encantado.

(Música)

Estuvimos en la UCI y a los...

Todo estaba igual, todo estaba parado, todo estaba...

No hablaba.

Era el cuarto día ya,

estaba María Eugenia también durmiendo con nosotros,

y fue como, a las 4:00 de la mañana desperté,

porque creo que hice así con la mano

y de repente vi

que se movía la mano derecha.

Yo creo que di una voz que vinieron hasta las enfermeras del centro.

Yo creo que al día siguiente ya quise levantarme a caminar.

-Hola. -Hola, mami.

(Música)

Recuerdo hace 10 años, que yo estaba trabajando,

y recibí una llamada de teléfono de un chico

que me comunica que Daniel ha tenido, lo ha llevado en ambulancia

y que él estaba con mi hija Elena, con mi hija mayor,

que en ese momento tenía cinco años. Habían ido a esquiar.

Mi primer momento, pensar eso, en un accidente de tráfico.

Al llegar allí, lo primero es ver que mi hija estaba bien.

Una vez allí, en el hospital, cuando lo veo, él se pone muy nervioso.

Él en ningún momento perdió la consciencia.

Reconoció a todo el mundo, pero, claro, no se podía comunicar.

Entonces, yo entiendo, yo pensé, me puse en su piel

y pensé qué estará pensando Daniel en este momento.

Yo dije, pues en Elena. Yo le dije que Elena estaba bien.

A Dani lo veía una persona consciente,

de lo que le estaba pasando, en la situación en la que estaba,

pero estaba aislada.

Aislada porque no podía, no había una comunicación.

Ni un entendimiento.

Los primeros días también son muy importantes.

Ahí no te puedes parar,

es donde el cerebro tienes que empezar a funcionarlo.

Yo lo tenía muy claro.

La doctora Corte, que es la foniatra de aquí, del hospital,

me dice en el momento en que se pueda empezaríamos la rehabilitación.

Le pedí que me diera todo el material y que yo empezaría a trabajar con él.

-Desde la a, e, la a con la e,

la m con la a.

Empezamos desde la base, de lo más base de todo.

Yo a ella escucharla, que me viese cómo era una a

y yo incluso ir al espejo

y verme cómo la a es así y la e es así.

Tan pronto te ponían un perro y, ¿qué es esto?

Pues... sí. Guau guau.

-Siempre fue una persona fuerte, es testaruda,

que creo que eso en le valió mucho,

y creo que el motor era dos hijas,

y yo creo que fue lo que le echó adelante a él.

-Teníamos dos niñas pequeñas que lo que pedía

era que fuesen niñas pequeñas, que no fuesen...

Una infancia lo más feliz que pudiesen,

que no viesen al padre que era un...

Un estorbo.

(Música)

Yo, en este momento, soy feliz,

soy feliz porque creo que se consiguió mi objetivo.

Yo, personalmente, me siento feliz porque se consiguió

y me siento feliz por él.

-Toda la vida fui amante de la cocina,

no solo de hacerla, si no comerla.

Entonces...

Volví otra vez a darme cuenta de que...

Mi trabajo era el de estar en casa,

cuidar a las niñas, ser el amo de casa.

Cocinero y, bueno, como siempre me gustaba,

lo hacía con ganas.

Que me gustaba pintar, pues voy a intentar dar clases de pintura.

Que me gustaba tocar la gaita,

poco a poco, cuando recupere la mano,

voy a volver a dar clases de gaita.

(Gaita)

(Música)

Una vez el paciente ha sido tratado en las unidades de ictus,

en su fase más aguda, es necesario determinar

a qué recurso el paciente debe ser derivado

para continuar su tratamiento que, en este caso,

es el tratamiento neurorrehabilitador.

Desde el plan director de enfermedades vasculocerebrales,

se ha hecho un trabajo desde este punto de vista

para decidir qué criterios de lesión y de paciente

deben cumplirse para entrar en cada uno de los recursos

de mayor a menor intensidad de tratamiento.

(Música)

Las secuelas que pueden establecerse después de haber sufrido un ictus

pueden ser muy variadas.

Pueden ser secuelas desde el punto de vista físico,

que quizá son las que más se ven dando lugar a parálisis,

generalmente en medio cuerpo,

aunque puede ser también

una parálisis de las cuatro extremidades,

con afectaciones sensitivas, afectaciones visuales,

afectación desde el punto de vista deglutorio,

dificultad para tragar.

Pero también, y no menos importante,

incluso diría yo más importante porque, en general,

se valoran de forma mucho menos detallada

y, por tanto, también se tratan de peor manera,

son las secuelas tienen que ver con la comunicación,

especialmente las afasias,

y las secuelas desde el punto de vista emocional.

(Música)

Una vez establecidas las secuelas,

hay que establecer un programa de tratamiento neurorrehabilitador,

cuyo objetivo final va a ser disminuir el problema,

disminuir la secuela o bien compensarla

e intentar sustituirla con otra función.

En el caso del ictus, debe de hacerse de forma personalizada,

después de una evaluación exhaustiva a todos los niveles

y, por tanto, tiene que ser una intervención

absolutamente multidisciplinar.

Es decir, que tienen que intervenir no solo el médico rehabilitador,

sino que también deberá intervenir un fisioterapeuta,

un terapeuta ocupacional, un neuropsicólogo,

obviamente, un logopeda,

cuando haya un problema de trastorno de deglución

o un problema de comunicación.

-Dime. -Vamos a trabajar un poco, ¿vale?

Empezamos con lectura. Vale.

-De. Di. Nu.

-Nu sería con la u, como esta, ¿vale?

-Ni. -Vale, muy bien, ¿hacemos otra?

(Música)

Me llamo Ricard Molla.

Tuvimos un accidente

y luego me dio un ictus.

(Música)

Hago bicicleta, hago natación, cualquier cosa.

Hago tenis, de todo.

(Canción en inglés)

Ricard es un paciente que tuvo un ictus

por disección de la arteria carótida.

Tuvo un ictus en el hemisferio izquierdo

que le ha producido unos problemas de lenguaje,

le ha producido una afasia.

La afasia es una alteración del lenguaje

y, por lo tanto, de la comunicación,

que se produce por una lesión cerebral

en el hemisferio izquierdo normalmente

y que afecta mucho a la calidad de vida de la persona.

La afasia es una alteración del lenguaje.

Esto incluye tanto el hablar, el expresarse,

como el comprender.

Y también afecta a la modalidad escrita,

es decir, a leer y a escribir.

-Vale, ¿esto es? -I.

-Muy bien, bueno, esto lo vamos haciendo y cada vez más práctica.

Hasta la próxima. -Hasta la próxima.

-Que vaya bien la vuelta a casa.

El tratamiento de la afasia incluye,

en primer lugar, establecer, si la alteración es muy grave,

establecer sistemas de comunicación, aunque sean muy básicos

y, por ejemplo, asesorar a la familia o al interlocutor

sobre cómo debe comunicarse con aquella persona

y cómo debe facilitar que la otra persona se exprese.

(Canción en inglés)

Lo que estamos haciendo es enseñando tanto al paciente como su familia

cómo vivir una vida con las secuelas derivadas del ictus.

Es importante que el ictus, dado que se ha establecido

una gran organización en la fase aguda

de atención muy temprana para que las secuelas

se minimicen al máximo posible,

es necesario continuar todo el tratamiento,

no solo fase aguda, sino fase de rehabilitación,

pero también esta conexión con el domicilio

y con la comunidad en un futuro.

(Música)

Estaban los de Formigal con agua y nosotros con sol.

-¿Y tú cuánto tardaste en volver a esquiar

después de tener el ictus?

-Yo...

Llevaba a Elena a los entrenamientos.

-Del Club de Esquí. La llevabas todos los domingos.

-Me sentaba allí y, claro, yo no esquiaba,

pero se me ponían los dientes...

-Tú fuiste realmente consciente...

¿Realmente achacas el tema de tu accidente al esquí o no?

¿Crees que fue algo casual, que coincidió?

-Ni fumo.

Hacía deporte, no tenía la tensión...

¿Qué... cómo se llama, qué riesgos tenía? Ninguno.

Lo único es esa caída tonta que tuve.

-Yo creo que lo bueno del esquí es eso,

que se hace en familia y...

Yo me veo a los 80 años yendo a esquiar con mis hijos y nietos.

-Y yo, y yo.

-Volviendo al tema que tanto nos ha ocupado a ti y a mí

en conversaciones múltiples,

¿hasta qué punto esa unión de familia que habéis conseguido,

que buscáis con el esquí, te ha ayudado a ti en tu recuperación?

¿En qué grado? -Mucho, mucho.

Mucho, porque es muy importante hacer algo

que sea todo en conjunto,

que lo hagamos, que a todos nos preste, que nos motive.

Son las vacaciones que más animan a las niñas.

-Desde que se te dio el alta en el hospital,

año y medio después del ictus,

lo que es mejorado de entonces ahora es muchísimo.

Y eso es algo bastante excepcional.

-Te marcan grupo de logo y foniatría te marcan

esas claves que si luego las vas aumentando

y forzándolas más,

poco a poco van saliendo cosas mejores.

Las niñas sobre todo, para eso, ayudan mogollón.

Tengo una palabra que se me atasca, dicen:

"No, no, así no".

Hasta que no salga bien no me dejan...

-Son realmente duras contigo. -Sí, si.

(Música)

Vamos a sentarnos un poquito, que los 50 ya los noto un poquito.

-Los 50 nos están matando.

-Oye, cuéntame, ¿en qué momento decidiste volver a desfilar

con tu peña en Cangas, hacer la fiesta del Carmen

como si fueras una persona, como ha sido siempre,

íntegra y sin ningún problema?

-En Cangas lo que son las fiestas se organizan alrededor de una peña.

Una peña es, su nombre lo dice, una peña de amigos.

En la nuestra son 60.

-Ellos que siguieron desde el primer momento.

-Estaban muy pendientes de la recuperación.

Muchos de ellos,

cuando tuve el accidente esquiando,

ellos estaban en el viaje.

Lógicamente, estaban...

Algunos estaban hasta... ¿cómo se llama?

Se culpaban de hacer...

Resulta que fui como...

-El primer año, inmediatamente después,

el problema este lo tuviste en abril,

y el 14 de julio en el desfile ya estuviste con tu peña.

-Sí, sí, sí.

-Tu vida se convierte todo en algo positivo.

Eres alguien realmente positivo. Te felicito por eso.

Tiramos un poquito hacia arriba, ¿nos atrevemos?

-Ahora ya llegaremos ¿o damos la vuelta? ¿Subimos?

-Yo creo que esta cuestita la tiramos.

-Tendrá 25 grados de...

-De pendiente, ¿tú crees?

-Como los del Angliru.

-Este para bajar...

(Música)

En la prevención del ictus, la verdad es que la dieta

tiene un papel muy importante.

(Música)

-Hola, buenos días, ¿te puedo ayudar?

-Me parece que sí. -Dime.

-Necesito alubias rojas para hacer una hamburguesa vegana.

-Vale, tenemos muchas variedades,

pero tal vez para la hamburguesa vegana

la que te va a ir mejor es la morada larga.

-Vale, me parece perfecto. Cuenta para cuatro personas.

-Perfecto, entonces serán unos 400 g, aproximadamente.

-¿Cómo hay que comer? Pues hombre, básicamente,

una dieta equilibrada tipo mediterráneo.

Frutas, verduras, cereales integrales,

hierbas aromáticas, aceite de oliva, pescado

y unas cuantas veces a la semana legumbres.

¿Qué tenemos que prevenir?

Sobre todo enfermedades que alteran básicamente las arterias

como son la diabetes, el sobrepeso y la obesidad,

la hipertensión.

Atención a este último, porque es

una alteración que no duele y no la vemos.

Por tanto, atención al exceso de calorías y de sodio.

(Música)

Hola, Rafa. -Hola. ¿Qué tal?

(Música)

Me he adelantado a preparar un poquito ya el sofrito.

Te voy a explicar,

porque prácticamente hay que pochar un poquito de cebolla y ajo.

He pensado en hacer una hamburguesa vegana.

¿Qué te parece? -Perfecto.

-Previamente las judías las dejé en remojo

y esta mañana las he cocinado.

Entonces, la idea es, te digo y te cuento los ingredientes,

copos de avena. -Muy bien.

-Que los tengo en remojo previamente ya,

porque hay que dejarlas unas dos horitas en remojo.

Tofu, que no deja de ser, le llaman el queso de soja.

-Es el queso de soja, es el queso de soja.

-La judía pinta y luego trabajaremos con unas especies,

con un poquito de orégano, comino, jengibre y curry.

Y luego haremos como una camita de tomate y aguacate.

-Yo hago lo que haces tú. Como el juego del espejo.

-Judías, dentro.

-Las legumbres en general van bien.

A nivel cardiovascular, esto es un alimento superindicado

para cuidar las arterias y el corazón.

-Entonces, los copos de avena los vamos a escurrir,

que estén bien escurriditos.

-¿Cuánto tiempo los has tenido en remojo los copos de avena?

-Un par de horitas.

-Pues mira, ya que me hablas de copos de avena,

sabes que la avena tiene un componente de la fibra

que es el betaglutano que es también baja el colesterol.

-¿Ah sí? -Sí. Es una de sus grandes virtudes.

-Vamos echándole ya, así se va mezclando.

El orégano.

El comino.

Jengibre.

El curry. Adentro.

Y seguimos avanzando.

-Y aquí calculamos que es para cuatro.

-Para cuatro, correcto.

Y ahora le ponemos el tofu. 70 g.

Mira, ya tenemos bien escurriditos los copos de avena.

Te pongo la mitad.

-Aquí ejercitas tu antebrazo bien.

-Perfecto, lo voy a juntar y lo voy a poner en frío.

-Está bien mi textura. -Está perfecta.

Lo voy a poner en la nevera. -Ah, lo pones en frío.

-Lo aguantamos en frío un tiempo, pero yo ya me he adelantado

y sabes que esa me la voy a guardar para esta noche,

pero ahora te voy a preparar esta.

Si está bien frío, luego a la hora de hacer la hamburguesa

es más cómodo de trabajar.

Ya tenemos aquí el tomate cortadito.

Ahora, vamos a colar un poquito el aceite de la cebolla y del sofrito

porque así no abusaremos del aceite. -Estas aligerando el sofrito.

Y mientras vamos montando.

Mira, vamos a hacer un piso de tomate, aguacate.

-Con lo cual estamos añadiendo más grasa de la buena.

El aguacate tiene grasa monoinsaturados

como el aceite de oliva, ¿sabes?

Y vitamina E, o sea que nos va genial.

-Pulso un poquito para que no se desmonte.

Calculamos unos 125 g de bolita de masa.

Ya tenemos la hamburguesa.

La marcaremos un poquito y una vez hecha

luego la ponemos encima.

Que coja color.

Ya la tenemos.

¿Qué tal? ¿Te gusta? -Sí.

Ah, la pones encima.

Y ahora le ponemos un poquito de ese sofrito tan rico que hemos hecho.

Para acabar, yo le pondría, por si alguien quiere,

un trocito de pan, milflores. -Claro, no pueden faltar.

-Yo creo que con esto... -Rafa, me ha encantado.

-Tenemos la hamburguesa vegana, sencilla, práctica, eficaz,

saludable, ¿verdad? -Sanísima.

-¿Probamos? Vamos a probar. -Yo quiero probar.

-Esta es la combinación ideal de legumbres.

Y esto te da energía. -¿Verdad que sí?

-¿Sabes lo que estoy pensando? -Dime.

-Que en esto del ictus, la prevención es importante,

la alimentación y el ejercicio.

¿Tú tienes ahora un poco de tiempo? -Sí.

-¿Tienes zapatillas? -Sí.

-¿Sabes aquello del running? -Pues nos vamos.

Porque en temas del ictus es lo que comes y lo que te mueves.

Entonces, 20 minutitos de correr hace milagros.

(Música)

El ictus es una enfermedad devastadora.

Tenemos una forma de combatirla, pero en esta,

no solo tenemos responsabilidad los profesionales sanitarios.

Cualquier persona que pierda fuerza súbitamente en una parte del cuerpo,

que tenga una deformidad en la cara, que tenga problemas para hablar,

no lo dude, activen el Sistema de Emergencia Médico

para que podamos evitar secuelas irreversibles.

(Música)

Después de 10 años de pasar el ictus,

te das cuenta que lo más importante es...

Buscar tus armas, forzarte más y más

para avanzar.

Es lo más importante, nunca se puede parar.

Es la lección de la vida más importante.

(Música créditos)

La ciencia de la salud - Código Ictus

50:00 08 jul 2018

Es una de las epidemias de la sociedad actual y la primera causa de dependencia en España. Cuando aparece el ictus, cada segundo que pasa puede marcar la diferencia. Activamos el Código Ictus.

Es una de las epidemias de la sociedad actual y la primera causa de dependencia en España. Cuando aparece el ictus, cada segundo que pasa puede marcar la diferencia. Activamos el Código Ictus.

ver más sobre "La ciencia de la salud - Código Ictus" ver menos sobre "La ciencia de la salud - Código Ictus"

Los últimos 44 documentales de La ciencia de la salud

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Secciones:
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Mostrando 1 de 3 Ver más