Presentado por: María José García Dirigido por: Salvador Valdés

Programa diario matinal destinado a la formación y la divulgación mediante entrevistas y series documentales. ''La aventura del Saber'' pertenece al espacio de TV Educativa, fruto de un Convenio de Colaboración entre el Ministerio de Educación y Radio Televisión Española.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.5.0/js
3822576
Para todos los públicos La aventura del saber - 07/12/16 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Muy buenos días y bienvenidos a "La aventura del saber".

Hoy es miércoles, aunque un miércoles distinto.

Entre festivo y festivo, el programa de hoy se abre paso

proponiéndonos un par de ofertas gastronómicas,

un nuevo capítulo del "Taller de escritura"

y la visita a un parque nacional espectacular.

¿Conocen el Parque Nacional de Ordesa?

Dentro sumario.

Un paraíso para los amantes de la naturaleza,

la alta montaña y el senderismo.

Es el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido,

en el pirineo aragonés.

Un territorio de más de 15 600 hectáreas

integradas en la Reserva de la Biosfera Ordesa Viñamala

y consideradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

"Cocinar Madrid" es un proyecto en el que se ponen en juego

la etnografía y la cocina para investigar

lo que ocurre en los mercados y en nuestros barrios.

Incluido en la promoción de "¡Madrid Activa!",

los talleres colectivos de cocina han tenido como escenario

el mercado madrileño de Argüelles.

Han empleado el Cookmet,

una cocina móvil fabricada en Medialab-Prado.

La importancia gastronómica del tomate está fuera de toda duda,

no solo por ser un producto que admite varias preparaciones,

también por sus propiedades nutricionales.

Por eso le dedicamos hoy nuestra "Armonía Gastronómica"

y lo acompañamos de diferentes tipos de aceites.

Veremos cuál es el que mejor casa con su tipo de acidez.

(Música clásica)

Hoy, la armonía es más complicada,

porque no solamente es un producto con una variedad de complementos,

sino que van a ser dos con cuatro complementos.

Por lo tanto, tendremos que probar ocho cosas.

Pero va a ser muy divertido, porque son dos tipos de tomate

con cuatro diferentes aceites de oliva virgen extra.

Vamos a ver qué ha elegido Pedro.

-Hola, Rafael. -¿Qué tal?

-Pues mira qué abanico tenemos aquí de tomate y de aceite, ¿no?

-El tomate se llama pasodoble, que es muy divertido.

-Además, hay ya tal variedad de... -El verdadero, evidentemente.

-tipos de tomate.

A mí me gusta porque está muy apretado, es muy carnoso.

-Uno es más para ensaladas, más...

-Menos maduro. -más tomate verde.

Y el otro es para hacer gazpacho, por ejemplo.

-Sí, sí. -Pero lo importante hoy es

ver con qué tipo de aceite va mejor.

Y como tantas veces, ¿cuáles has elegido?

-Pues mira,

el primero es arbequina.

Arbequina, en estos dos.

Cornicabra, hojiblanca y picual.

-Los aceites, por un lado,

son una grasa que es indispensable para comer

y, por otro, es un condimento. Como el tomate ya tiene mucho sabor,

lo normal es que vaya bien con un aceite muy suave,

que tenga poca intensidad. -Sí, que puede ser arbequina,

posiblemente, por la acidez que pueda tener el tomate.

Y también debe influir el punto de maduración que tenga.

-Sin duda. -Claro.

Este va muy bien.

Vamos a probar el... hojiblanca.

-Los aceites de oliva son suaves e intensos.

Y lo intenso predomina más en el amargo o el ácido

y, según el tipo de aceite, lo utilizas.

Si fuera con pan, iría mejor el picual

que es más intenso y le da más sabor.

-Este no está mal,

es menos aromático este aceite.

Me parece que tiene un poquito menos de sabor.

El de arbequina me ha gustado más.

-No sabe igual. -Sí.

Y después, tenemos el cornicabra.

-Naturalmente, la gente puede tener otros aceites, ¿eh?

Aquí lo importante es probar, porque es lo divertido.

Y, por lo tanto, no limitarse a decir

que tomas el tomate con aceite de oliva virgen extra.

Igual que se eligen vinos distintos,

se elige el aceite adecuado para cada uso.

-Pero yo creo que cada día...

En los restaurantes, por supuesto, pero también cada uno en su casa

empieza ya a buscar las variedades que más le gustan.

Lo mismo que en los tomates, en los aceites, en los vinos

y en otras muchas cosas.

Es que el picual, ese punto de acidez,

igual no encaja tan bien con el tomate.

-En cambio,

como el tomate tiene mucho sabor y el aceite es muy bueno,

tampoco es mala combinación.

-La combinación es muy buena en los cuatro casos,

pero yo me quedaría con el arbequina. -Sí.

El arbequina o el picual,

porque los otros son como más indiferentes.

-Y pasan más desapercibidas. -Pero en fin.

El que le guste más a la gente cuando lo pruebe.

Pero valen igual cuatro botellas de aceites distintos

que cuatro botellas del mismo aceite.

No tiene sentido tomar siempre el mismo.

Porque aunque

uno elija el que para el tomate es mejor,

si va a hacer un gazpacho, debe utilizar otro tipo de aceite,

o si va a tomarlo con pan. -Claro.

-Por lo tanto...

Vamos a tener que brindar con agua. Alguna vez, tendrá que ser con vino.

-La siguiente vendrá con vino. -Brindaremos con vino.

Cuarto capítulo del "Taller de escritura",

con Luis Alberto de Cuenca.

Hoy, vamos a partir en nuestro taller

del supuesto siguiente. Se nos ha ocurrido una idea

y creemos que podemos expresarla por medio de un relato,

de una historia breve, de un cuento.

¿Cuáles son las características del cuento?

El cuento es una narración breve

que debe funcionar como una especie de bomba de relojería

que estalla en un determinado momento,

y no un segundo antes ni uno después,

así que tiene que tener una precisión milimétrica.

Y realmente, procede

de un mundo relacionado con los mitos primitivos.

Es muy importante la relación que tiene el cuento con el mito.

Hay mucho de arquetípico en los personajes de un cuento,

de arquetipos que sirven para marcar las fronteras

de lo humano con lo divino;

por ejemplo, en personas

que están a caballo entre ambos mundos, etcétera.

El cuento es todo eso, sobre todo, el cuento popular,

y luego hay dos tipos de cuentos:

el popular, que es todo a lo que me he referido ahora,

y el artístico, que es el cuento que surge

de una invención privada individual,

que puede tener un correlato biográfico o no,

y que beben sus raíces en el mundo de la literatura ya creada

y no de la literatura oral

como el cuento popular.

¿Y hay más tipos de cuentos, aparte de estos dos?

Hay cuentos fantásticos, cuentos históricos,

cuentos de boxeadores, cuentos... deportivos,

cuentos de piratas...

Hay infinidad

de subgéneros de cuentos.

Pero, fundamentalmente, la tipología del cuento es:

cuento popular y cuento artístico.

Supongamos que...

el aspirante a escritor que está viendo este taller

quiere escribir un cuento porque ha tenido una idea,

y la idea consiste en que algo que le preocupaba

y no pudo, digamos, solucionar en el pasado,

pasando el tiempo

ha visto la manera de solucionarlo

y entonces quiere escribir un cuento

en el que, digamos,

ese malestar de aquel momento del pasado

quede exorcizado. Exorcizado.

Bueno, eso es partir de la base de que la literatura es

exclusivamente un ejercicio para vencer cosas

o para superar cosas, no es solo eso.

También es un ejercicio gratuito de expresión artística.

Pero bueno, tratándose de eso, lo que tiene que hacer es

que, si tiene esa idea, y esa idea va a reportarle

un beneficio porque, de algún modo, está canalizando

una manera de conjurar su propio malestar

en un momento de su vida, tomar notas en un papel

o en un ordenador

y buscar

la estructura de lo que va a contar.

Porque el cuento siempre ha de partir

de una estructura previa.

Tiene que saberse lo que se va a contar.

Todos mis amigos novelistas y narradores breves

lo que hacen es un esquema de lo que quieren decir

y luego, van rellenando esos puntos de ese esquema.

¿Y ese esquema es el mismo

para casi todos los cuentos o varía mucho?

¿Es aquello de "presentación, nudo y desenlace"?

No es solo "presentación, nudo y desenlace".

Cada cuento tiene un determinado esquema

y no necesariamente... Puede haber cuentos...

Los cuentos fantásticos tienen muchas veces un desenlace ambiguo,

no se puede decir que tengan un final,

sino que se deja abierta la historia.

De modo que no, cada cuento exige un esquema determinado

y a propósito para ese cuento.

¿Y qué pasa con los cuentos tradicionales

que vienen, digamos,

de la tradición oral y que suelen ser terroríficos?

Suelen ser terroríficos, pero también con el ánimo

de que ese terror no es el terror

que nos sume en la desesperación y en la angustia y en el pánico,

sino al revés.

Los cuentos de miedo nos cuentan;

para los niños, por ejemplo, como los de Perrault, los de Grimm,

que son populares, o los de Afanásiev el ruso...

Todos esos cuentos sirven

para mostrarnos una situación límite muy atroz, muy tremenda;

y precisamente, para curarnos del terror.

El terror literario sirve para curar el terror vital.

De modo que es muy importante que sean terroríficos.

Lo decía Chesterton en un libro maravilloso,

en un libro de ensayo, hablando sobre los cuentos de hadas.

Y decía: "Los pedagogos modernos han desterrado

los cuentos de terror de la educación de los niños,

y han hecho muy mal".

Porque el terror existe, todos los niños sienten miedo

hacia una cantidad indeterminada de cosas.

Y el hecho de que existan esos cuentos terroríficos

ayudan al niño a tener un soporte

para vender el terror de la vida.

El terror de los libros siempre acaba venciendo al terror de la vida.

Hablemos ahora de los cuentos fantásticos.

Parece como que hay tradiciones literarias

especialmente propicias...

Por ejemplo,

la española no ha sido muy propicia al cuento fantástico,

aunque tenemos cuentos fantásticos desde "El conde Lucanor",

"Don Illán, el mágico de Toledo" que ya es un cuento fantástico.

Pero, por ejemplo, en el mundo hispanohablante,

son los hispanoamericanos los que han cultivado

el cuento fantástico con más provecho.

Y hay dos genios absolutos que son Jorge Luis Borges

y Adolfo Bioy Casares, los grandes del cuento fantástico.

Aunque también hay otros muy buenos de la tradición,

curiosamente, latinoamericana más que española.

El cuento fantástico es un cuento

que tiene que cuidar mucho la verosimilitud y el realismo,

porque si no, no sirve.

Y dentro de un marco absolutamente verosímil y real,

tiene que haber una chispa fantástica

que estalle en el momento determinado

y que signifique que nos movemos en un mundo

en que estamos a caballo entre lo real y lo irreal,

lo fantástico y lo concreto.

Y eso es muy difícil de hacer.

Pero ay del cuento fantástico que no parta

de unos presupuestos realistas.

Lo que da realmente miedo, y la fantasía busca

no solo miedo, pero sí estremecimiento

de algo desconocido, de lo que no es habitual ni cotidiano,

todo eso surge siempre de un marco realista.

Es muy importante para nuestros alumnos

que quieran convertirse en escritores

que vigilen siempre que sus cuentos fantásticos

tengan siempre un marco realista, para funcionar adecuadamente.

¿Y qué tradiciones son especialmente propicias para la fantasía?

La tradición germánica, por ejemplo.

Los pueblos germánicos son pueblos muy dotados para la fantasía.

De hecho, la literatura fantástica contemporánea surge

de la lectura de Hoffmann,

que es el padre de la literatura fantástica moderna.

Y surge también de la traducción de Hoffmann al francés

por el marqués,

que hace que surja una cantidad de escritores

como Maupassant,

como Mérimée, como Gautier,

que cultivan el cuento fantástico en Francia

de una manera sobresaliente.

Y la tradición anglosajona parte

de ese monstruo que es Edgar Allan Poe,

que muere en 1849,

y también son los franceses los que lo popularizan.

Francia siempre ha tenido un papel muy importante

de difusión de otras culturas a través de traducciones;

en este caso, ni más ni menos que de Baudelaire.

Baudelaire, entre 1856 y 1865,

traduce todos los cuentos de Poe.

Y desde esa traducción, Poe se instala

como el maestro indiscutible del cuento fantástico universal.

Hay otro tipo de cuentos, el cuento histórico...

Me encanta el cuento histórico.

García Bellido, por ejemplo, Fernando García de Cortázar ahora...

Son grandes historiadores García Bellido, ya fallecido,

o Fernando García de Cortázar,

que lo que hacen es utilizar sus grandes conocimientos históricos

para ponerlos al alcance de la gente,

y lo hacen con una magia narrativa muy interesante.

También hay cuentos históricos de gente que no es historiadora.

Estoy pensando en Conan Doyle, el autor de "Sherlock Holmes",

tiene una serie de cuentos de tiempos pasados maravillosa,

de la Britania dominada por los romanos,

que os recomiendo y que van a aparecer en breve

en una empresa literaria que tengo pensado acometer.

Ah, bueno, pues... tenemos que...

Ya sabes, cuando salga el libro, nos lo tienes que contar.

Os lo traigo a "La aventura del saber".

Luis Alberto, y en el caso de los cuentos históricos,

¿es importante que la conclusión,

o sea, que lo que se evidencie en el cuento

sea traducible en los términos del presente?

Todo cultivo de la historia se refiere en el fondo al presente.

Cuando estamos hablando del pasado,

siempre nos estamos refiriendo a nuestro presente.

La historia es un género literario que habla del hoy

refiriéndose al ayer,

porque es la maestra de la vida.

De lo que trata la historia es de extraer enseñanzas

para nuestro presente.

Todo cuento histórico tiene que tener esa referencia.

Pero es que, en el fondo, en el cuento hay mucho

de lenguaje moral.

Acordaos de que en los cuentos de Perrault,

había una moraleja en verso al final de cada uno.

Y es que siempre enseñan algo,

muestran algo.

El Jitopadesa, el Panchatantra indio, que está en la tradición

de los grandes cuentos orientales...

Y ahí hay guinda nuestra, ¿no? La guinda es

la traducción del Panchatantra hindú. La traducción.

Y la verdad es que son textos

de los que siempre se extraen enseñanzas.

Hay un contenido didáctico, moral, pedagógico,

en el cuento muy importante.

Vamos con la conclusión.

Supongamos que nuestro aprendiz de escritor

ya tiene una idea de lo que... De lo que quiere contar.

de lo que quiere contar. Entonces, primer paso:

ordenar los hechos, escribir los hechos que quiere contar.

¿Cómo hacemos el cuadro sinóptico al que te referías?

Debe hacerse de una manera muy precisa

para no incurrir en cosas que incluso aparecen en el Quijote.

De repente, como sabéis, el rucio desaparece

y luego, otra vez está ahí en escena, cuando se había perdido.

Quiero decir que hay una serie de cosas...

De incongruencias que deben evitarse.

Sobre todo, en un cuento.

Es impresionante el hecho de que no tiene que faltar

a la lógica interna del relato,

que no quiere decir que obedezca la lógica interna de la vida,

porque el cuento es fantasía, es inventarse.

Incluso el cuento histórico es

un cuento fantástico que intenta evitar los anacronismos.

Yo siempre digo que, en el fondo, como dijo Borges también,

todo es literatura fantástica.

El Génesis de la Biblia no es más que literatura fantástica.

Galdós, un realista, por ejemplo.

O Zola, un naturalista.

Pero, en el fondo, se inventan todo.

Una cosa es que en realidad haya huellas de lo que cuentan,

pero todo es fantasía en literatura.

Todo es crear un mundo que no es el real,

sino que es un mundo paralelo al real

con el que, a veces, está muy a punto de juntarse.

Las paralelas siempre se juntan en el infinito.

Muy bien. Luis Alberto, ha sido un verdadero placer

compartir contigo estos minutos. Para mí también.

Yo creo que dentro de 15 días

podíamos hablar de la novela y de los personajes,

y ahí ya podemos hacer...

Porque es muy basto el tema.

Podíamos hacer divisiones

entre personajes, tramas, diálogos...

Además, yo creo que todos los aprendices de escritores

aspiran, en el fondo, a escribir una novela.

Porque, además, la novela está en los circuitos comerciales,

en los circuitos de darse a conocer,

mucho más que en la poesía

que es más íntima y más secreta.

Muy bien. Muchísimas gracias. Un abrazo, Salva.

Seguimos en el programa con el reportaje en red "Ordesa".

(Música suave)

(NARRADORA) Bosques y profundes valles forman

el Parque Nacional de Ordesa.

Como primer parque nacional del pirineo,

Ordesa y Monte Perdido fue creado en 1918

y ampliado en 1982,

hasta alcanzar sus 15 704 hectáreas.

En 1997, fue declarado Patrimonio de la Humanidad.

(Continúa la música)

En la parte superior, los cielos de las glaciaciones del Cuaternario

han dejado sus marcas:

valles con paredes abruptas, lisas y fondos llanos.

La erosión ha dejado al descubierto canales y crestas afiladas.

(Música clásica)

La acción del agua ha configurado

unos sistemas de simas de gran importancia.

La variación del clima a lo largo de los años

ha permitido la adaptación de muchas especies,

tanto vegetales como animales.

Por eso existe una gran variedad, riqueza

y distribución de especies.

(Continúa la música)

El hombre, por otra parte, ha tenido y tiene un papel destacado.

Su actividad ha permitido crear zonas de pasto y cultivo,

además de favorecer la regeneración

de la vegetación primitiva.

(Música suave)

Es una de las reservas ecológicas más importantes del mundo.

A partir del mes de mayo,

la fusión de las nieves de las altas crestas del macizo

y las lluvias primaverales hacen renacer

los ríos y torrentes helados por el invierno.

(Continúa la música)

En los bosques caducifolios y perennes de Ordesa,

encontramos la mayor cantidad de vida salvaje.

Se han catalogado como propias, hasta el presente,

un total de cinco especies de anfibios, ocho de reptiles,

65 aves nidificantes,

así como 32 mamíferos.

Si echamos la vista al cielo

y nos fijamos en los desfiladeros y áreas de alta montaña,

nos encontramos con el majestuoso quebrantahuesos.

Aquí, en el pirineo, ha encontrado su mejor refugio.

(Música rock)

El bosque tapiza, generalmente,

las vertientes inferiores de los valles.

El haya, el abeto, el pino silvestre, son especies dominantes

y su distribución depende de la orientación

y características de cada valle.

A la orilla de los ríos, aparece la vegetación de ribera,

amante de la humedad, con sauces, abedules y fresnos.

Encinas y hayas se mezclan en Añisclo.

El pino silvestre gana terrenos antiguamente aprovechados en Escuaín.

Y el pino negro emplea todas sus estrategias

para sobrevivir en el límite de la vegetación arbórea.

(Música suave)

Los bosques ocupan el 18 % de la superficie del parque nacional.

(Continúa la música)

Y hoy, una nueva sesión del "Taller de maternidad".

Tania Fernández es pediatra especialista en neonatología

y trabaja en el Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla.

En los próximos minutos, contesta a todas nuestras dudas

relativas a los cuidados iniciales que precisa un recién nacido.

Hola, Tania, buenos días. Buenos días.

Empieza explicándonos qué es un neonatólogo.

¿Qué diferencia a un neonatólogo de un pediatra?

La neonatología es una rama de la pediatría.

Todos los neonatólogos

somos pediatras

que, posteriormente, nos especializamos en esta rama.

Y básicamente, nos dedicamos al cuidado de los recién nacidos,

los bebés por debajo de los 28 días de vida.

Esa primera parte de la vida.

¿Y es el primer especialista

que hace la valoración del recién nacido en el hospital?

¿Es un neonatólogo?

Depende de la organización de cada servicio.

Como todos los pediatras tenemos formación en neonatología,

aunque luego no te subespecialices en ello,

para la atención inicial, incluso la atención en la sala de partos...

No en todos los hospitales hay un neonatólogo

presente en ese momento.

Lo que sí que hacen los neonatólogos es

estudiar y, bueno, estar a cargo

de las unidades de neonatología

cuando los recién nacidos ingresan o tienen algún problema médico.

Los que hacen el seguimiento cuando hay algún problema,

después del parto, y tiene que quedarse ingresado.

O es un bebé prematuro. ¿Ese es un neonatólogo?

Ese es un neonatólogo.

Y en sala de partos,

los más especialistas en la reanimación neonatal

también somos nosotros.

Cuéntanos un poco cuáles son

las primeras cosas que tenéis que valorar.

Cuando tenéis un recién nacido entre vuestras manos,

¿qué es lo que hay que mirar?

¿Qué es en lo que os fijáis de entrada?

La primera exploración la hacemos

dentro de las primeras 24 horas de vida.

Y lo que siempre les cuento a mis alumnos es

que han de ser muy sistemáticos

y mirar al niño de la cabeza a los pies,

para no dejar nada por ver.

Sería como pasar una ITV.

Y en esta primera exploración de las primeras 24 horas,

ver que no hay ningún defecto de fábrica,

que el niño tiene todas sus partes y las tiene correctas.

Después, antes del alta, volvemos a explorar.

Te estoy hablando de niños sanos

que están con los papás en la habitación.

Volvemos a explorar, y ahí vemos qué tal ha funcionado...

el bebé en estas horas.

Y ya vemos el estado nutricional, de hidratación,

el color que tiene el niño,

preguntamos cómo han sido las cacas, los pises, etcétera.

Y sobre el tema de la lactancia, ¿también sois vosotros

los que hacéis a los padres esas primeras preguntas

para estar seguros de que el bebé está comiendo

en el tiempo que necesita, en la medida que necesita?

Claro. Preguntamos tanto frecuencia

como cómo ha estado comiendo, cómo es esa succión,

y también vigilamos un poco la técnica,

la técnica de lactancia. Incluso muchas veces,

si la carga asistencial nos lo permite,

nos gusta ver cómo hace la toma

y presenciar una toma, para ver que se van a casa

con la lección medianamente aprendida.

Ayudáis al bebé, pero, en sentido, también atendéis mucho a la mamá.

Desde luego. Vamos a hablar...

Estamos hablando sobre las dudas frecuentes.

¿Quiénes son más preguntones,

los primerizos, los que ya repiten...?

Teniendo en cuenta que las cosas cambian,

que en tres o cuatro años pueden cambiar

los consejos que dais los profesionales,

¿a quiénes debéis prestar más atención,

a los que no tienen experiencia

o a los que tienen una que ya no sirve?

Pues la verdad es que a todos.

Muchas veces, no sabemos si los papás son primerizos o no.

Pero es cierto que los padres primerizos son

un pozo sin fondo de dudas. De dudas.

Por mucho que las mamás se hayan informado, hayan leído,

cuando llega ese momento y te encuentras con tu bebé...

Incluso a mí me ha pasado.

Yo he tenido un bebé hace escasos tres meses

y he tenido dudas que no pensaba que podría tener.

Y, de repente, te surge todo.

Y también hay un problema y es que, cuando nace un bebé,

todo el mundo sabe mucho de niños.

Aparecen las abuelas, las suegras, los tíos.

Absolutamente todo el mundo te aconseja

y tú no sabes bien...

Demasiada información, no sabes a quién hacer caso.

Yo también, en eso,

lo que aconsejo a las mamás es que sigan a su pediatra de referencia

y luego, que utilicen mucho el sentido común.

Guiarse por el instinto.

Exacto.

Por ejemplo, preguntas prácticas que seguro que contestas a menudo.

¿Cuándo hay que cortarle las uñas por primera vez a un bebé?

Esa sí que es una buena pregunta y, además, superfrecuente.

Pues lo que siempre digo es

que, al principio,

más que cortar las uñas, es recomendable limarlas.

Hacerse con una lima finita

y limarlas los primeros días.

Hasta los 15 días o un mes de vida es mejor no cortarlas.

No porque vaya a pasar nada,

sino porque el riesgo de hacerle un corte al bebé

es mayor que el pequeño arañazo que el niño se pueda hacer.

Y un buen consejo, por ejemplo, es

cortarle las uñas mientras que le estás dando el pecho.

Ah, ¿sí?

Aprovecho también así para decir

que el hacer ese tipo de cosas mientras que se está dando el pecho

tiene como un efecto analgésico y sedante en los bebés.

Ellos están muy tranquilos, y es el momento de aprovechar

y actuar.

Me estabas comentando que los neonatólogos recomendáis

que incluso mientras las mamás dan el pecho,

es el mejor momento para vacunar, por ejemplo.

Por este efecto analgésico. Sí, sí.

Para todo tipo de procedimientos cortos

que les puedan doler o estresar, como son las pruebas del talón,

el hacerle los pendientes a las niñas,

se puede utilizar esto, hacerlo dando el pecho.

Y es bastante sorprendente

porque prácticamente ni se enteran.

¿Cómo tienen que dormir? ¿Cómo es la postura?

Una vez que ha nacido el bebé y nos lo dejan en la habitación,

surge la duda.

Antes creo que era cambiándoles de lado cada poco tiempo,

para que miraran a un lado y apoyaran la cabeza luego del otro.

¿Ahora también?

¿O ahora es boca arriba? Es una de las cosas

que han cambiado a lo largo de los años.

Ahora, se recomienda que duerman boca arriba o de lado,

pero evitar a toda costa que duerman boca abajo.

Por ejemplo, hablando con mi madre de este tema,

cuando nosotros éramos bebés, se recomendaba boca abajo,

pero se ha visto que previene la muerte súbita del lactante

y hay que dormir boca arriba.

Lo que me preguntabas sobre si han variado las cosas.

Pues esta es una de las cosas que han cambiado.

Y muchas veces, de unos hijos a otros,

te encuentras que las recomendaciones son distintas.

Vamos a hablar un poco de los niños prematuros.

El pasado 17 de noviembre fue el Día Mundial de los Prematuros.

Hay datos muy sorprendentes que a la gente les llamará la atención.

En España, el número de niños nacidos

antes de la semana 37 de gestación ha aumentado un 36 %

entre el 96 y 2013.

Es muchísimo. ¿Qué se sabe de las causas?

Pues es mucho, sí.

Se ha visto que esto ha ocurrido en España,

y en los datos que hay previos de EE.UU. de los últimos 20 años

ha ocurrido lo mismo.

Este aumento de prematuros es, sobre todo,

a costa de lo que llamamos "prematuros tardíos",

los que nacen entre la semana 34 y 36.

Y se debe a varios factores,

sobre todo, relacionados

con nuestros hábitos de vida actuales.

Por ejemplo, el hecho de que haya muchos más embarazos gemelares.

Hasta un 60 % de dichos embarazos dan lugar a partos prematuros.

Y hay más embarazos gemelares porque se utilizan más

las técnicas de reproducción asistida

y también por la edad media de las mamás,

que tendemos a quedarnos embarazadas más tarde.

A partir de los 30 años,

hay más embarazos gemelares de forma espontánea.

Entonces, esto da lugar a más prematuros.

Había otro dato.

Con 28 000 bebés nacidos de forma prematura al año,

es decir, 1 de cada 13, España es uno de los países europeos

con mayor tasa de nacimientos pretérmino.

Es decir, algo pasa en España.

Si estamos un poco a la cabeza,

¿hay algo que estamos haciendo especialmente mal?

En cuanto a los hábitos de vida, por ejemplo.

No solo está relacionado

con hacerlo mal, sino con hacerlo bien.

Es paradójico.

Por ejemplo, el tener un buen seguimiento obstétrico,

en las mejoras de este seguimiento se detectan más patologías

durante el embarazo, patologías fetales,

que hace que igual haya que interrumpir el embarazo

y hacer que el niño nazca antes.

Quizá si no hubiera ese buen seguimiento,

estos fetos morirían intraútero

o nacerían postérmino o a término,

pero con más complicaciones.

Entonces, parece mentira, es un dato que a priori...

Pero es un matiz importantísimo.

Es verdad. Claro.

Luego, evidentemente, también los hábitos de vida:

la hipertensión, la obesidad, el sedentarismo,

también dan lugar a mayor patología en las madres

que obligan

a interrumpir el embarazo de forma prematura.

Hablábamos de los cuidados

que necesita un recién nacido.

Cuando ese recién nacido es prematuro,

¿esas primeras horas son más importantes,

en lo que a vuestra vigilancia se refiere?

¿Qué debéis hacer? ¿Cómo es vuestro trabajo?

Sí, sí, claro.

En los grandes prematuros, no hay duda.

Estos niños ingresan en las unidades de neonatología,

requieren cuidados especialísimos

y, la gran mayoría de las veces, cuidados intensivos.

El tema está, sobre todo, con estos prematuros tardíos,

los niños que nacen tres o cuatro semanas antes

de llegar a término.

Muchas veces, estos niños se quedan con los papás en la habitación,

pero también requieren estar muy encima de ellos

porque comen peor, regulan peor la temperatura,

regulan peor también los niveles de azúcar, de glucosa...

A veces, no se pueden ir de alta igual que un niño a término,

a los dos días de vida.

O a veces se van, pero hay que hacer un control ambulatorio frecuente

y vigilarlos muy de cerca.

¿Y hay un momento

en el que el neonatólogo,

el pediatra neonatólogo,

deja de ser ese especialista tan de referencia

y el bebé pasa a estar en manos solo de un pediatra?

¿Hay un momento clave

o es bastante variable en función de...?

En realidad, no.

Exacto, depende un poco de la organización de cada servicio

y, sobre todo, de la patología del recién nacido.

A veces, los prematuros requieren estar ingresados incluso meses

en las unidades de neonatología.

En este caso, es el neonatólogo el que los sigue

desde el día que nace hasta el día que se va del hospital,

estando ingresado en la unidad.

Incluso a veces, en las consultas de neonatología,

que también existen, consultas ambulatorias en los hospitales,

seguimos a los niños hasta que son mayores.

Somos los neonatólogos un poco los que conocemos

cuáles son las complicaciones que más aparecen

en este tipo de pacientes que han sido prematuros.

Otro día queremos que vuelvas para hablarnos de lactancia,

que es otro de los temas que nos demandan los espectadores.

Además, es un tema que tienes muy reciente ahora.

Danos un poco algún titular.

Sabemos que es lo más recomendado,

pero cuéntanos tu opinión,

lo que tú les dices a tus pacientes.

¿Todas las mamás crees que pueden dar el pecho

si así lo quieren?

¿Es fácil, difícil...? Danos algunas impresiones.

Bueno, yo creo

que, sobre todo, lo importante es tener información,

tanto información previa como en el momento del nacimiento,

buscar apoyo, apoyo familiar y apoyo profesional

y, sobre todo, tener una actitud positiva, no agobiarse.

Dejar a un lado... los miedos

y los mitos,

y ponerse a ello sabiendo que cada día que demos de más

es un beneficio que estamos obteniendo para nuestro bebé.

Y que si no llegamos a lo que marca la OMS,

pues no pasa nada.

Si le damos dos semanas, mejor que una.

Y así, pues poquito a poco.

Marcándose pequeñas metas. Eso es.

Y, sobre todo, disfrutando de ello.

Fuera las ansiedades y los miedos,

y disfrutar cada minuto que tenemos a nuestro bebé enganchado.

Gracias por habernos visitado.

Gracias por haberte separado de tu bebé,

que te habrá costado, es de las primeras separaciones.

Y hasta pronto entonces.

Muchas gracias.

Atentos a nuestra siguiente propuesta.

El objetivo de "Cocinar Madrid" es elaborar

un mapa culinario de la ciudad a través de los mercados.

Es una actividad de talleres colectivos

donde los participantes compran los productos en el mercado

y luego, los cocinan, y elaboran un menú entre todos.

Les mostramos uno de estos talleres que se ha realizado recientemente

en el mercado de Argüelles, en Madrid.

(Música suave)

"Cocinar Madrid" es un proyecto de investigación

y de dinamización de mercados municipales de Madrid.

Justamente le hemos llamado "Cocinar Madrid, poéticas del gusto"

como una propuesta de cartografiado

de las maneras de vivir la comida en la ciudad de Madrid.

-Pues bienvenidos a nuestro tercer y único taller

de "Cocinar Madrid, poéticas del gusto".

-"Cocinar Madrid" es un taller de cocina colaborativa.

No es un taller de cocina al uso.

Porque no solamente aprendemos a cocinar

y vamos a comprar en el propio mercado,

sino que también es una manera de recuperar la memoria

de las personas que viven y habitan en la ciudad

y también de las personas

que venden los productos en el mercado.

-Nosotras hemos cogido la iniciativa

de la Organización Cultureghem de Bruselas,

que fueron los que vinieron a Medialab

a proponer la fabricación de esta cocina.

Ellos ya lo hacían en Bruselas, en el mercado Abattoir,

en el barrio de Anderlecht.

Básicamente,

es un mercado muy grande, abierto,

donde tres días por semana es el mercado.

El resto de la semana, no pasaba nada ahí.

Así que es una manera de dinamizar un espacio público

a través de esta actividad, de la cocina,

para hacer que la gente participe: escuelas, niños,

gente de otros países, y que vayan aportando.

-La idea justamente era de qué manera estos tipos de objetos

que se producen en estos espacios

pueden dar uso

para dinamizar espacios como es el caso de un mercado.

-Pedimos a la gente que traigan de casa unos productos

que para ellos sean representativos en cuanto a la memoria,

o que les gusten o que trajeron de un viaje

o que no sepan cómo cocinar o que lleven poco tiempo cocinando.

Entonces, de alguna manera,

es la excusa para hacer una presentación de cada participante

a través de este producto.

(Ruido ambiente)

-Y las personas, a través de los ingredientes,

evocan, y lo hacen colectivamente, al pasado.

Muchos traen...

Alguien trajo una hoja de laurel, que es muy preciosa,

y nos contó la historia del árbol de laurel de casa de su abuela.

Entonces, por un lado está

como la reconstrucción de las historias,

de familiares, a través de los ingredientes de la cocina,

que se comparten, y también está la metodología del cocinar:

pensar en la cocina, en cocinar juntos, colectivamente,

con una metodología de investigación,

para

reconstruir las memorias,

para que cada una de las personas cuenten,

mientras cocinan, cuál es su vínculo con la comida,

por qué trajo tal ingrediente, cómo haría para elaborar un plato...

-He traído dos cosas.

Me hubiera gustado traerlo en estado natural.

Es nuez moscada.

Y el ajo.

Y en este caso, el ajo, para mi familia,

tiene una base en la alimentación.

Mi abuela todo lo cocinaba con ajo.

-Plantas de guindilla, que me encantan.

He traído guindillas de mis plantas.

-Muy bonito también que la mayoría de las personas

que participan en el taller nunca habían venido a este mercado,

quizá nunca habían venido a esta zona

o dicen: "No sabía que aquí había un mercado".

Es un mercado que tiene mucha historia.

Y es gente que luego nos viene a visitar otra vez.

-El proyecto tiene

un componente geográfico antropológico superimportante.

Es una de las tres bases del proyecto.

Un mercado es un espacio en el que ocurren una serie de cosas,

es un lugar donde tienen lugar transacciones

que son simbólicas, monetarias, afectivas.

Un mercado es un lugar

en el que se produce y se puede reconstruir memoria.

-Bueno, mis padres ya trabajaban en esto.

Y entonces, pues yo continué.

Ahora está mucho más bonito,

más cómodo,

hay más variedad

de productos, de cosas,

y también más competencia.

A mí me ha ayudado mucho en mi forma de ser,

porque yo era muy tímido de pequeño.

Y aquí me veía obligado

a tratar a la gente,

a tratar de conquistar al cliente,

a imaginarte lo que le puedes decir que al cliente le pueda gustar.

-En un mercado, tiene lugar la historia del barrio, por ejemplo.

Puedes reconstruir...

Aquí en Argüelles, este mercado está desde el 49.

Entonces, a través de lo que ha ocurrido aquí en el mercado,

los cambios que han habido, los flujos de alimentación,

los encuentros entre personas distintas,

son la historia también

de este barrio y de Madrid.

-Es una empresa familiar.

Lo inaugura mi padre.

No sé bien el año, pero hace unos 70 años que lo inaugura.

Mis abuelos, mi padre, los hermanos y ahora, nosotros.

Pues recuerdo que había una cola...

Nos levantábamos a las 5:00 porque la cola llegaba hasta allí.

Y no parábamos de despachar

hasta las 17:00. Sin parar de despachar.

Eso se ha perdido, ¿y por qué?

Por los grandes almacenes, las grandes superficies,

que han podido con el pequeño comerciante.

Date cuenta de que hay clientas aquí,

yo tengo 52 años, que vienen desde que yo tenía 12 años.

Y siguen viniendo aún. El público se ha renovado mucho,

porque este barrio era más mayor,

pero se han alquilado las casas y han venido estudiantes.

Pero el trato es

como de la familia, no te lo imaginas.

-Aquí en el mercado llevo 11 años; de pescadero, 36.

Cuando vine, no estaba hecha la reforma.

Y ahora está hecha ya, y es mucho más cómodo

para nosotros y para los clientes.

-Hacemos un recorrido por el mercado, elegimos los productos.

Al principio del taller tenemos un menú como base,

para empezar con eso.

Pero luego, estamos muy abiertos...

De hecho, es la parte interesante del taller.

En base a los productos que la gente traiga,

vamos transformando el menú e integrando en él esos productos,

no solo para que sea un menú más interesante,

sino para dar cabida

a los pequeños aportes de las personas.

-¿En cuña? -Eso, sí.

Todo eso. -Vale.

-Y para mí, un mercado es calidad

sobre todo, variedad, local sobre todo.

También encuentras cosas de fuera.

Pero es interesante cómo los comerciantes te cuentan:

"Esto viene de aquí, esto lo conseguí aquí...".

Los comerciantes van a Mercamadrid a primera hora de la mañana.

Es una vida muy dura, muchas horas.

Y tienen un conocimiento experto de su producto.

Para mí es muy interesante que ellos transmitan a las personas

pues ese conocimiento.

-Esto que tienen aquí es

una merluza de pincho gallega.

Y el sabor es exquisito, y sale muy blanquita.

Con las doradas pasa lo mismo.

Y con las sardinas que van a degustar también.

Las tenemos ya limpitas, las hemos preparado.

Y estas son sardinas de Ondárroa.

-Cuando yo vine aquí, de frutas y verduras entendía poco.

Terminé aprendiendo bastante

sobre el gremio de la fruta y la verdura.

Tenemos que ir estudiando.

Por ejemplo, el primer día que viene un cliente,

pues miras cómo es, si es serio, hay otros muy extrovertidos...

Y según como tú veas a la persona, tienes un tipo de trato con ella.

Hay un millón de preguntas cuando viene el cliente.

Es como si hubieses sido una...

Es que es indescriptible.

Te pueden preguntar si una fruta es de temporada

o si a lo mejor es de invernadero.

Te hacen un montón de preguntas.

Pero siempre buscan lo que son los productos nacionales.

Les gusta el producto nacional.

Y naturalmente, porque en España se produce muy buena fruta.

(Música suave)

-Ay, hola.

-De alguna manera, se crean unos lazos y unas comunidades

que es una de las particularidades del proyecto

cada sábado que organizamos el taller.

La idea es hacerlo en diferentes mercados.

Se crea una comunidad muy potente porque, durante cuatro horas,

has compartido lo que significa para ti

el cocinar, el comer y el compartir.

La clave del proyecto y, en el fondo, por lo que funciona,

es por la labor estrecha

que se produce entre los diferentes participantes

que se convierten en colaboradores.

No es realmente que nosotros dinamicemos,

sino que es una cuestión conjunta.

-¿Hecho cuña?

-No, lo cortamos nosotros. -¿Lo cortan ustedes?

Las iniciativas son todas positivas. Hay que mirarlas

desde el punto más positivo, porque el mercado como tal

está tendiendo a desaparecer.

Lo que hay que hacer es potenciarlo, dar a conocer el producto...

no contra los hipermercados ni supermercados,

sino que el servicio directo al consumidor

es bastante mejor.

-Los mercados son un espejo,

un lugar en el cual se puede observar esa transformación.

Hemos llegado extranjeros, y eso ha cambiado un poco

lo que se vende en los mercados.

Ha habido reformas laborales que han afectado directamente

a la vida de los mercados.

Ha aparecido la incursión de los supermercados,

de las cadenas grandes, que han afectado mucho a los mercados

que tienden a vaciarse cada vez más.

-Otro equipo aquí

que vaya secando

un poquito las sardinas, y las ponemos aquí,

listas para poner en la sartén.

Otra persona aquí,

que hay que cortar el queso y el membrillo bien finitos.

¿Sabes lo que vas a hacer? Vas a cortar fruta.

-Tenemos un mortero.

-La mayoría de productos los compramos aquí.

Estamos intentando que sea producto de temporada y variado.

El único gran objetivo es poder hacer este menú

solamente con un fuego.

Y eso implica que tenemos que tener ideas

sobre algo que sea en crudo o macerado

o que necesite una cocción rápida.

Así que tenemos haciendo esas conclusiones.

Un solo fuego.

A lo mejor, tenemos una planchita, hacemos un poco de pan,

manejamos las manos, vamos probando,

todo el mundo va revolviendo. Es una cosa muy interactiva.

-Me parece que está siendo muy dinámico.

Hay mucha gente y mucha participación.

Y lo bueno que tenemos es que cada uno ha traído

un producto que él usa,

o que le recuerda a su infancia o a su familia,

y hemos conocido cosas que no conocíamos.

-Me ha sorprendido un poco todo este lío.

Pero también es divertido.

Me ha parecido que está muy bien, hay muy buen ambiente, niños...

Me está gustando, la verdad.

-Estoy aprendiendo a compartir

especias y cosas

culinarias de otros países

y recetas.

Y, sobre todo, me gusta la iniciativa porque se comparte.

No es alguien que te explica qué hay que hacer

y tú lo haces, sino que: "¿Te gusta? ¿Cómo lo harías tú?".

"¿Cambiamos esta receta?". Eso me parece genial.

Porque es como los conocimientos de todo el mundo

puestos ahí y compartidos.

-Nos parece muy bonito que personas que no se conocen de nada

esté compartiendo la mesa, cocinando, utilizando las mismas herramientas,

aportando: "Podemos poner comino", "mi abuela me contó esto...".

Y romper con la idea del conocimiento hegemónico del chef,

de que es el chef el que tiene la última palabra

y que todos tenemos que escucharle y repetir.

Todo el mundo participa, todo el mundo aporta.

Y nosotras recogemos todo ese conocimiento

para ir implementando las actividades que hacemos en el taller.

-Vamos a hacer una crema de zanahoria y calabaza.

Y patata.

Y estamos rehogando, para que suelten los sabores y los jugos

y se empiece a cocinar.

Luego, le echamos el caldo y hacemos la cocción.

-Uno de los fines o de los objetivos del proyecto es

preparar un recetario, una publicación,

sobre este trabajo que hemos hecho, esta investigación que hemos hecho,

en distintos mercados, en distintos puntos de Madrid.

Y luego, hay otra parte también

que consiste en una pequeña investigación

de los archivos del mercado.

Los mercados tienen unas entrañas y unos archivos

a través de los cuales puedes también contar

la historia del mercado, del barrio,

de las personas que viven y le han dado vida al mercado.

-Me gusta mucho cocinar.

Me gusta y me gustaría comprar más en los mercados de mi barrio.

Así que es una manera de combinar ambas cosas

y de pasar un buen día de fin de semana aquí.

-Que este proyecto forma parte

de un programa del Ayuntamiento de Madrid

que se ha puesto en marcha este año y que se llama "¡Madrid Activa!"

cuya idea es proponer...

proyectos artísticos culturales

en diferentes espacios de la ciudad,

como puede ser un mercado, las plazas, los colegios,

para acercar la cultura a los 21 distritos de Madrid.

-En ese sentido, hay una parte de tomar el mercado.

Por eso no solo venimos a hacer las compras,

sino que también cocinamos y también comemos.

Y tomamos vino y festejamos.

Entonces, sí,

hay cambios de distinta manera, de distinto tipo,

que creo que se representan muy bien en un mercado,

y aquí se puede ver muy bien

porque este era un mercado de tres pisos,

ahora solo ocupa este piso, arriba hay una escuela de música

y abajo hay un supermercado.

Y uno de los problemas de los comerciantes es

que la gente, por los horarios, prefiere comprar en el supermercado;

perdiéndose, por ejemplo,

eso que os ha contado Juan,

la posibilidad de elaborar

un tipo de interacción humana afectiva y social

que no tiene valor ni tiene precio.

(Música chill out)

Ediciones del Subsuelo acaba de publicar en castellano

los comentarios que la obra y los personajes principales

de algunas de las principales novelas de Dostoievski

sugirieron a André Gide a lo largo de su vida.

El libro se subtitula

"Artículos y charlas" e incluye un estudio de Dostoievski,

a través de su correspondencia, una presentación

de la versión teatral en francés de "Los hermanos Karamazov",

varias conferencias sobre, entre otras,

"Los demonios" o "Memorias del subsuelo",

que dan nombre a la editorial, o "El idiota".

Obras hasta entonces menospreciadas en Francia.

Mucha gente considera esta reunión de artículos y conferencias

como una manera estupenda de acercarse

al desaforado escritor ruso.

En cualquier caso, vale para los lectores de Gide

e incluye revelaciones extraordinariamente inquietantes

que muchos preferimos pensar que tienen más que ver con Gide

que con Dostoievski.

En cualquier caso, no dejan de ser interesantes ni inquietantes.

Recuerden: "Dostoievski", por André Gide,

recientemente publicado por Ediciones del Subsuelo.

Aquí nos despedimos por hoy.

Recuerden que mañana no tenemos programa

porque es día festivo, se celebra el Día de la Inmaculada en España.

Pero les esperamos de nuevo el lunes

para contarles cómo es el gran evento

que está preparando Gestionando Hijos

y que acoge la semana que viene la ciudad de Madrid.

El objetivo es compartir nuevas ideas

para saber educar mejor,

ayudar a padres y madres a planificar todo ese proceso

e implicar también a la empresa,

porque si trabajamos con los trabajadores,

lograremos que sean mejores educadores en casa

y, de paso, mejores profesionales.

Les daremos todos los detalles aquí, en "La aventura del saber".

Adiós.

(Música créditos)

La aventura del saber - 07/12/16

07 dic 2016

Los últimos 3.538 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios