Dirigido por: Manuel Sánchez Pereira

El espacio ''Documentos TV'' es uno de los programas más prestigiosos de TVE. Estrenado en 1986, se ha caracterizado durante todo este tiempo por tratar en profundidad tanto temas de actualidad como procesos sociales e históricos de mayor duración temporal.

Documentos TV se estreno en Televisión Española el 29 de abril de 1986 con un reportaje sobre el Rey Juan Carlos. Hoy, casi 25 años después, los cambios experimentados por el periodismo no han impedido que el programa siga siendo un espacio privilegiado donde disfrutar de lo mejor del mercado documental.

Contacto

Escriba al programa Documentos TV: doctv@rtve.es

4930898 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
No recomendado para menores de 12 años Documentos TV - Plástico por todas partes - ver ahora
Transcripción completa

Estamos en proceso de plastificar nuestro planeta.

Resulta muy difícil encontrar un lugar libre de plásticos.

Si no abordamos esta crisis global, la falta de servicios

de recogida de basura para 2000 millones de personas,

será imposible revertir el problema de los residuos plásticos marinos

en un futuro próximo.

Necesitamos una estrategia global, algo que brilla por su ausencia,

y eso es lo más aterrador.

Tenemos que asegurarnos de que el plástico

sea valorado por sus aplicaciones, pero también como materia prima;

es un recurso demasiado valioso para tirarlo.

¡Pensemos en esto! Hemos descubierto un montón de planetas,

incluso exoplanetas;

hemos descubierto sistemas interestelares,

y en ninguna parte hay vida. ¡Qué afortunados somos!

¡Qué milagro! ¿Y vamos a destruirlo todo con plástico? ¡Parad!

Hemos producido tanto plástico...

que con él podríamos envolver todo el planeta una vez y media.

Leiden al amanecer.

Una soleada mañana de otoño en la costa holandesa

del Mar del Norte.

El activista independiente, Merijn Tinga se dirige al mar.

En bicicleta, por supuesto, como es lo correcto y apropiado

en Holanda.

Siempre lleva con él su tabla de surf;

y no es una vieja tabla de surf cualquiera.

Esta está hecha de residuos de plástico.

Tinga adora el sur, Estudió biología

y ahora es un artista y activista independiente

que lucha contra un oponente aparentemente invencible,

los residuos plásticos.

Tinga surfea con su tabla y un mensaje:

Me llaman “el surfista de la sopa de plástico”,

porque hago surf con tablas fabricadas con plásticos

de la basura, hechas de “sopa plástica”,

y las uso en mis campañas.

Esta plancha está hecha con pequeñas botellas de plástico. Y eso es así,

porque quiero que se implante el sistema de depósito y reembolso

para este tipo de envases. En los Países Bajos

no existe el sistema de devolución de depósitos

para estas botellas; en Alemania sí.

Y con el sistema de devolución, las botellas vuelven a las tiendas,

y no acaban en la basura. Cada año, solo en los Países Bajos,

decenas y decenas de millones de estas botellas

terminan en el basurero; y si se adoptara un sistema

como el de depósito y reembolso podríamos reducir drásticamente

esa cifra.

He surfeado en esta tabla desde aquí a Inglaterra,

que está a 200 kilómetros.

Eso fue en 2016: “surfeando por el depósito de botellas”.

No fue la primera acción de este estilo de Tinga,

pero sí la primera vez que se atrevía a cruzar

el Canal de La Mancha.

Mi motivación es que siento que puedo cambiar las cosas a mejor.

Yo quería llamar la atención sobre la contaminación por plásticos

en nuestros mares y, pedía una medida concreta:

el sistema de depósito y reembolso para estas pequeñas

botellas de plástico.

Su campaña “mensaje en una botella” pretendía sensibilizar a la gente.

Y el “mensaje en la botella” funcionó.

En aquella ocasión mi petición era esa;

y conseguí 60.000 firmas, después de mi travesía a Inglaterra;

60.000 firmas...

que llevé al Parlamento,...

a fin de que ellos aprobaran e implantaran

el sistema de depósito y reembolso para botellas pequeñas de plástico.

“Reutilizable en vez de desechable”.

Tinga no escatima esfuerzos en su lucha.

El plástico es como la tormenta que impulsa su cometa.

Pero esa tormenta se ha transformado en un tsunami.

En 1950, cuando el muy alabado material

inició su marcha triunfal por el mundo,

nadie sospechaba que terminaría inundándonos.

En aquella época solo se producían

unos dos millones de toneladas de plástico.

En 2015, ya se habían alcanzado los 380 millones de toneladas.

Hasta hoy se han generado un total de 8,3 mil millones

de toneladas de plástico. Es decir,

el equivalente al peso de 822.000 Torres Eiffel.

Y lo más alarmante es que más de la mitad

se han fabricado en los últimos años.

Frankfurt, la sede de Plastics Europe Alemania,

el lobby de la asociación de productores de plásticos.

La aprobación global de este material entre la población

se sitúa en el 75 %.

Al menos, eso es lo que afirman aquí, junto al río Main.

Rüdiger Baunemann es el director general.

“El plástico es parte de la solución, no el problema”.

Esa es su filosofía.

Estamos muy orgullosos del hecho de que el plástico

ahora esté presente en casi todos los ámbitos de nuestras vidas.

Pensemos en dónde encontramos plásticos:

en la industria del envasado de nuestros alimentos;

en nuestras casas, calientes y confortables,

porque están aisladas con materiales plásticos.

En los coches estamos rodeados de plásticos,

y cada vez se usan más. En la electrónica,

en nuestros teléfonos móviles, en las tabletas...

Incluso en el terreno deportivo, independientemente,

de si hacemos deporte o vamos a un estadio de fútbol.

Esos templos del deporte... no serían posibles

sin el plástico que existe ahora.

Una piel exterior de 64.000 metros cuadrados,

construido para la Copa Mundial de fútbol de 2006;

en su momento, la cubierta de membrana del estadio

era la más grande del mundo. Este plástico, estable y translúcido

se llama fluoropolímero.

La radio de baquelita, el cochecito infantil,

el tupperware y la silla monobloc.

Del deporte a la medicina, el plástico avanza imparable

desde mediados del siglo pasado. Incluso el balón

está hecho de plástico, al igual que los coches y los juguetes.

Es ligero, versátil, pero sobre todo es barato.

A cada paso que damos, nos topamos con él.

Sin embargo, el plástico no solo tiene ventajas,

como las organizaciones ecologistas no se cansan de advertir.

La industria del plástico habla de él como el material del siglo XXI.

Yo añadiría que e es también el problema del siglo XXI

y, que los próximos años, sin duda serán cruciales.

Deberíamos usar los materiales plásticos

con más inteligencia que antes.

Ya a mediados de los años 70,

la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos

dio la voz de alarma sobre la contaminación marina,

causada por los residuos plásticos. “Es urgente que se reduzcan”,

afirmaba en su informe. Pedían métodos de medición uniformes

Todo fue en vano.

Sin duda, el plástico no pretendía ser un experimento con humanos,

pero es en lo que se ha convertido.

Es el juguete favorito de los ingenieros,

que han desarrollado grandes materiales con él; pero...

desde el primer momento nadie pensó en qué haríamos con el plástico

cuando se acumulara en forma de basura.

El problema de la contaminación por plásticos

es un problema político.

Es un fallo del mercado, porque este no es capaz de corregir

los errores del sistema, que generan los microplásticos

en los diferentes ecosistemas;

e incluso en nuestros propios cuerpos;

y que están obstruyendo todos los ríos en Asia

y en el resto de los continentes.

Un supermercado de Leiden, Holanda.

Los estantes están repletos de envases plástico

hasta donde alcanza la vista. Y con el aumento de las personas

que viven solas, las porciones son cada día más pequeñas,

lo que conlleva una mayor cantidad de plásticos.

Esta “locura” de los envases pone enfermo a Merijn Tinga,

que con sus campañas pretende que los fabricantes al menos,

tomen conciencia del problema.

No hay nada sin envasar en la mayoría de los supermercados;

todo está envasado. Prácticamente, todo lo que compramos hoy en día

está envuelto en plástico y,...

Sí.

Es preocupante pensar en la forma en la que lo usamos

y pensar en todo lo que tiramos a la basura.

Aunque solo sea una parte, si termina en el océano se acumula;

y existen cálculos que dicen que,... si seguimos así,

dentro de 30 años en nuestros océanos habrá más plásticos que peces.

Los envases suponen la mayor parte de los residuos.

Con 220 kilos de residuos de envases per cápita,

los alemanes fueron los campeones de Europa en 2014.

Francia, por lo contrario, produce considerablemente menos residuos:

solo 188 kilos por habitante.

No obstante, sigue estando muy por encima de la media

de la Unión Europea, de 163 kilos en 2014.

Y el plástico es valioso;

especialmente las botellas. Pueden revenderse como plásticos puros,

para la fabricación de nuevas botellas; y, a menudo,

también para fabricar poliéster. De un solo uso o reutilizable,

es la cuestión crucial en los envases de bebidas.

Con los desechables, se gana más.

Las cadenas como Lidl y Aldi, optan por los de un solo uso,

porque logísticamente, es más sencillo y rentable.

Incluso el sistema de depósito para las botellas de plástico

no cambiaría eso.

El precio determina qué envase elijo;

yactualmente, resulta que el plástico hecho con petróleo crudo

es muy barato.

Esa es la razón que hay detrás de su gigantesco crecimiento,

y de que esté presente en todo el mundo.

Es decir, es un producto disponible en todas partes,

en grandes cantidades.

Un sistema de depósito requiere una infraestructura muy cara.

Los ambientalistas y la industria de las bebidas

libran una batalla como la de David contra Goliat.

Tenemos que enfrentarnos a una presión masiva

en casi todos los países del mundo,

especialmente desde la industria de las bebidas

y de los grandes grupos minoristas, para evitar sistemas de devolución.

Y es una presión creciente.

Coca Cola, que durante mucho tiempo ofreció envases

de plástico reutilizables, ahora no ofrece casi ninguno.

Y eso sencillamente se debe a la estructura de costes

de las grandes empresas. Y los políticos, si les importa,

tienen que enfrentarse a eso. Ellos tienen la capacidad de regularlo.

No puedes permitir que te hagan chantaje.

Y sin embargo, el Gobierno alemán también ha cedido

ante las presiones del lobby de las bebidas:

los envases reutilizables no son una prioridad.

El de los envases reutilizables es un tema lamentable en Alemania.

Su tasa se ha reducido drásticamente,

y cada día más fabricantes adoptan los envases desechables.

Y todo ello, cuando e deberían mantener en el mercado los productos

-especialmente los de plástico- el mayor tiempo posible.

O devolverlos al mercado una y otra en formas diferentes:

¡reciclar!

Multiport es una planta de reciclaje situada en Bernburg,

a orillas del río Saale; a la que llegan

las botellas de plástico de alta calidad y otros plásticos

para su procesado. Costas Velis es un experto

reconocido internacionalmente. Es profesor en Leeds, Inglaterra,

donde enseña Servicios Medioambientales

y el uso correcto de los recursos.

La industria de los residuos es sin duda...

una de las más grandes del mundo.

No somos conscientes de esto, pero las exportaciones de residuos

son muy, muy importantes.

Lo vemos en el ranking de productos exportados

por nuestros países industrializados.

Por supuesto, importamos una gran cantidad

de material manufacturado en otros lugares; por ejemplo,

en el sudeste asiático, porque hemos externalizado la fabricación,

pero reimportamos esos productos, y después,

volvemos a exportar los residuos.

Y eso forma parte de la cadena global de suministro

de materias primas secundarias.

Entre 1950 y 2015,

se produjeron cerca de 6,3 mil millones de toneladas

de residuos plásticos en todo el mundo.

Aproximadamente el 9 % se recicla, el 12 % se incinera

y el 79 % de los residuos

se depositan en vertederos o terminan en el medio ambiente.

Si seguimos haciendo lo mismo, los científicos calculan

que en 2050 unas 12.000 millones de toneladas de desechos plásticos

flotarán a la deriva en los océanos.

Son malas perspectivas. Hasta el momento,

las soluciones estratégicas internacionales

han brillado por su ausencia.

La reputación de Alemania en cuanto reciclaje

de los residuos plásticos es buena, según los estándares internacionales

Aun cuando muchas cosas se reciclan térmicamente, es decir,

simplemente se incineran, este tipo de plantas

son la última tecnología. Los residuos que llegan en fardos,

previamente clasificados, son separados de nuevo,

lavados y triturados antes de ser transformados

en bolitas o gránulos.

Los controles de calidad aseguran que se cumplen todos los estándares.

Botellas, botes y envases se convierten en materias primas,

el punto de partida para nuevos productos de plástico.

Las máquinas son de última tecnología

y, los ordenadores controlan el complejo proceso.

Aquí vemos un buen ejemplo de residuos reciclados

que serán destinados, principalmente al mercado europeo,

donde se convertirán en nuevos productos.

Pero muchos otros materiales de menor calidad

no tienen ninguna salida, aparte de China.

En un estudio que realizamos hace unos años,

el país asiático estaba recibiendo...

el 90 %...

de todo el plástico que se exportaba fuera de Europa.

Hasta ahora, más de la mitad de los residuos plásticos

exportados a todo el mundo han acabado en China:

el 56 %.

El 87 % de las exportaciones de la Unión Europea van a China.

Pero China quiere acabar con eso.

A partir de 2018, el Gobierno ha restringido drásticamente

la importación de residuos plásticos.

Puerto de Qindgao. Aquí es donde llega la basura de Europa

y desde aquí viaja al interior,

preferiblemente a la provincia de Shandong,

la “provincia del plástico”. En algunos pueblos hay docenas

de talleres de reciclaje. Los campesinos

y los trabajadores inmigrantes se han convertido

en recicladores de plástico. El crecimiento económico de China

también impulsó su apetito por materias primas

y, Pekín convirtió la basura del mundo en un negocio.

El precio: ríos contaminados, ciudades cubiertas de niebla tóxica,

y personas enfermas.

“China, el basurero de Europa”. O bien:

“ojos que no ven, corazón que no siente”.

Las estrictas normas medioambientales

que imponemos en nuestros países, no nos interesan

al otro extremo del mundo. Las mascarillas protectoras

o los guantes de seguridad aquí son palabras extrañas.

Pero eso está a punto de acabar. China ha informado

a la Organización Mundial del Comercio que, a partir de 2018,

dejará de importar residuos de plástico.

El precio que Pekín paga por efectos secundarios importados

es demasiado alto. La protección del medio ambiente

es ahora una de las grandes prioridades para China;

y la prohibición de las importaciones

podría ser una última llamada de atención

para los exportadores europeos.

Muchas de las bolsas de plástico a los lados de la carretera

provienen de Europa. Es un negocio sucio,

pero muy lucrativo.

La clasificación se hace manualmente,

el lavado se realiza en aguas residuales.

Detergentes corrosivos, vapores tóxicos...

Los inmigrantes son materia prima humana en China.

Las personas aquí son un recurso renovable.

Todo por el bien de la economía.

Comer entre plásticos, jugar entre plásticos,

dormir entre plásticos. El plástico marca la vida.

A los niños les gusta ir a pescar...

en las aguas residuales cercanas.

No tienen que preocuparse por el cebo,

tampoco es necesario aquí el sedal. Los peces ya ni siquiera nadan

entre las redes.

La mayoría de los peces ya están muertos.

Se desconoce cuántas toxinas se acumulan en estos peces,

pero las incidencias por cáncer y otras enfermedades

han aumentado drásticamente en la provincia.

Es de esperar que estas imágenes desaparezcan si de verdad Pekín

se toma en serio la prohibición de importar residuos plásticos.

La pregunta... es a dónde irán todos los plásticos

de Europa y de Estados Unidos que actualmente se exportan;

todos los millones de toneladas que se recogen

con intención de reciclarlos, ¿a dónde irán

si China cierra sus fronteras? Nadie lo sabe.

Alguien cínico diría que encontraremos una nueva China,

que podría ser África.

El mercado ya siente pánico. Si de verdad China cierra fronteras,

la pregunta es ¿a dónde irán todos los residuos plásticos?

Se depositarán en los Estados Unidos; una pequeña parte

se reciclará en Europa y el resto viajará a países vecinos de China.

Ya estamos viendo que muchos más residuos plásticos alemanes

empiezan a llegar a Vietnam.

El plástico es un gran negocio. La industria europea factura

340.000 millones de euros al año

y emplea a un millón y medio de trabajadores.

Una de esas empresas es Covestro,

un gigante químico que no para de crecer.

Se espera que sus ventas aumenten hasta los 14.000 millones de euros

en 2017, un 20 % más que en 2014.

El mercado del plástico es un mercado en crecimiento.

Eso se debe a que ayuda a resolver de los desafíos actuales;

y por eso la que la industria de los plásticos

crece más rápido que otras, porque necesitamos más aislamientos

para edificios, coches más ligeros...

y eso significa que los plásticos están sustituyendo a otros materiales

por eso crecen de una forma desproporcionada.

Será un mercado en expansión, especialmente en los próximos años,

porque nos ayuda a superar nuestros problemas.

El plástico es versátil y, Covestro lo demuestra

con su gama de productos. Por supuesto,

también está presente en el sector médico.

Jeringas, pinzas y otros dispositivos.

El material para esos productos, a menudo procede de aquí,

del Bajo Rin. Los plásticos de Covestro

son la base para muchos productos de uso cotidiano;

componentes para automóviles, e incluso materiales de construcción

respetuosos con el medio ambiente. Los materiales ligeros

para la construcción son prioridad para Covestro.

Los plásticos son cruciales para alcanzar

nuestros objetivos climáticos. Hacen cosas

que otros materiales no pueden hacer. A menudo rinden mejor y son ligeros.

Los materiales ligeros son especialmente importantes

en el sector automotriz. Duran más y ahorran más recursos

en la producción que los alternativos.

Si queremos alcanzar nuestros objetivos climáticos,

los plásticos son esenciales. Por eso tenemos que reemplazar

otros materiales por plásticos para conseguir ser más eficientes

desde el punto de vista de la energía,

y para cumplir con la legislación con menos recursos.

En muchas zonas, el plástico es sin duda sinónimo de prosperidad.

La sociedad de la opulencia.

Eso también incluye unas vacaciones en la playa.

Cuanto más exótica sea la postal, mayor será la impresión en casa.

El mar azul turquesa como lugar soñado,

tal y como lo presentan los catálogos de agencias de viajes

y las páginas web de viajes.

Pero ¿y si el mar azul degenera en una cloaca?

¿Quién quiere enfrentarse a su propio desinterés

durante unas vacaciones caribeñas, buceando en Honduras

y sumergirse bajo una alfombra de basura?

Y todos somos conscientes de que es la vida en el océano,

lo que hace que la Tierra sea un lugar habitable.

La prosperidad tiene un precio y, se llama “basura”,

basura de plástico.

Dos mil millones de personas en el mundo carecen de un sistema

de gestión de residuos. Ni en América Central

ni en Sudamérica, pero tampoco en Asia,

donde actualmente se produce la mayor parte del plástico.

Y es allí donde prácticamente, todo ese plástico acaba en el mar.

China, Indonesia, Vietnam, Tailandia y las Filipinas

son responsables de más de la mitad de la contaminación por plásticos.

Si durante la próxima década esos cinco países

consiguieran reducir sus residuos plásticos en un 65 %,

llegaría solo la mitad de ellos a los océanos.

as condiciones medioambientales en los mares

están cambiando más rápidamente que nunca

en la historia de la Tierra. Los océanos se están muriendo,

algo que preocupa incluso a los lobbies de la industria.

Le voy a dar mi visión personal.

Últimamente he estado a menudo de vacaciones en Asia

y, he conocido muchos de esos países.

Como representante de la industria del plástico,

cuando veo el medio ambiente allí, se me revuelve el estómago.

Esas son imágenes que no quiero ver, pero que me motivan personalmente

para seguir trabajando en este lugar,

con la capacidad para influir que tenemos en Alemania,

para que eso no siga ocurriendo en el futuro.

El Rin, cerca de Bonn.

Está mucho más limpio que hace décadas, pero los ríos

arrastran la basura hasta los océanos.

Si de estos dos hombres dependiera, el mundo sería muy pronto un lugar

con menos residuos plásticos.

David Katz y Shaun Frankson han fundado una compañía.

Evitar que el plástico llegue a los océanos

es importante para la vida marina, para los ecosistemas,

para la cadena trófica, porque la vida nace en el océano

y, nosotros tenemos que proteger el lugar del que venimos.

Los dos serán distinguidos con el Premio de las Naciones Unidas

a la Protección del Clima y del Medio Ambiente

en la conferencia sobre el clima que se celebrará en Bonn.

Auieren acabar con los deshechos de plástico en el Tercer Mundo

y, para ello fundaron “El Banco de plástico”,

que convierte el plástico en dinero para ayudar a los más pobres.

El origen de la organización está la idea

de que la mayoría de las personas no dan ningún valor al plástico.

Sabemos que no se les puede convencer para que reciclen

en contra de su voluntad, sobre todo cuando viven en la pobreza.

Nunca lo harán. Pero si les enseñas y demuestras

que ese material puede convertirse en una educación para sus hijos,

o bien para poder acceder a un seguro médico, a comida,

agua, wifi, u otras cosas, entonces cambia la forma en que lo ven.

Y parece que recoger residuos merece la pena.

Empezaron aquí, en Haití, uno de los países más pobres del mundo,

en el que la basura es un gran problema.

El suministro de agua potable a la población

se realiza casi exclusivamente con botellas y bolsas

hechas de plástico.

Las consecuencias para la isla caribeña son dramáticas.

¡Plásticos por todas partes! Desde 2015,

el Banco de plástico ha reciclado

más de 3000 toneladas de plástico en Haití,

lo que equivale a más de 140 millones de botellas de plástico.

Eso ha supuesto unos ingresos de casi un millón de dólares

para Haití. La mayor parte de ese dinero se usa

para pagar a los vecinos que recogen los desechos.

El Banco de plástico les paga con dinero y vales.

Advertimos el cambio allá donde vamos.

Es muy emocionante ver la sonrisa de alguien cuando recibe dinero

a cambio de lo que ha reciclado.

Cuando ponemos en marcha un programa de reciclado

y alguien nuevo comienza a intercambiar los desechos plásticos

por algo que no podía tener antes les das el dinero y salen corriendo,

porque creen que es demasiado bueno para ser verdad.

Saber que los niños van a la escuela porque sus familias

pueden pagarle su educación. Allá donde vamos, vemos cambios profundos.

El cambio social, gracias al plástico.

La idea resulta atractiva: el progreso, para variar,

al servicio del medio ambiente y con un gran potencial económico

en el futuro. La visión a largo plazo

de “El Banco de plástico” es comprender que hay

ocho billones de kilos de plástico en el planeta.

Todo lo que se ha fabricado sigue ahí,

y a unos 50 centavos por kilo, el valor de ese material

es de cuatro billones de dólares.

La idea a largo plazo es ponerlo en valor y, seguir creando

una moneda reconocida y negociable.

Queremos utilizar el plástico y su valor intrínseco

para resolver todos los problemas de la Tierra, la malnutrición,

la extrema pobreza, la falta de educación,

y usar ese valor como motor del cambio.

No solo es necesario actuar en Haití o en Asia,

sino también en nuestra propia casa.

La cultura de la comida para llevar y de los vasos desechables

ha invadido nuestras ciudades.

Incluso en lugares tan pintorescos como Leiden, su ciudad natal,

Merijn Tinga sigue encontrándose con los restos de nuestra comodidad.

A esto me refería. Es irónico.

Se ha usado, digamos, unos 30 segundos y, si lo tiras...

podría permanecer en el medio ambiente 400 años,

o tal vez para siempre, fragmentándose en trozos pequeños.

Esta es la cultura del “para llevar”.

Y es eso exactamente. Si estas tapas y pajitas

acaban en el agua,... se quedarán allí para siempre.

"Laguerra de las pajitas". Así es como los ecologistas

se refieren a su increíble consumo en Estados Unidos.

Cada día, los estadounidenses utilizan

500 millones de pajitas de plástico,

según los cálculos del Servicio de Parques Nacionales.

Eso equivale a 125 autobuses escolares

llenos hasta arriba de pajitas ¡cada día!

Da igual que sea una caipiriña, un mojito o un tequila,

nunca falta cuando se sirve un cóctel.

Pero también acompaña a todas las bebidas de McDonald:

la pajita.

Pero ¿y si se atasca? No en nuestra garganta,

sino tal vez en la nariz de un viejo conocido animal marino.

Estas son imágenes que nadie quiere ver,

pero que demuestran que la basura de plástico

está en todas partes.

Sí, está sangrando.

¡Enséñalo, muéstralo!

Lübeck, una pintoresca ciudad en el extremo norte de Alemania.

¿Por qué no usar pajitas, literalmente?

Esta alemana de Suabia con instinto empresarial

ha desarrollado una alternativa para evitar esas imágenes.

Marie Luise Dobler ha devuelto su significado original

a esa palabra.

Cada día, solo en Estados Unidos, acaban en la basura

500 millones de pajitas, ¡si acaban en la basura!

Las ves en la playa, en la acera... Por todas partes,

pero no donde realmente deberían estar;

fuera del mercado. Por eso nosotros producimos pajitas

con paja natural para hacer algo por la naturaleza,

y promover la ecología. El cambio empieza a pequeña escala

y nosotros comenzamos con una pajita de paja natural.

El lema de Marie-Luise es “empezar a pequeña escala”.

En la prisión de Lübeck preparan y empaquetan sus pajitas,

pero las de paja natural son mucho más caras que las de plástico.

Este año, Dobler's Strohmi espera producir

más de un millón de pajitas por primera vez.

Los estadounidenses consumen cada día 500 veces esa cantidad.

Para su envío, las pajitas se empaquetan

con un material biodegradable.

Heligoland es una pequeña isla alemana del Mar del Norte;

un paraíso para los alcatraces y los fulmares.

Cuando no están volando sobre el océano,

les gusta reproducirse en los acantilados.

El plástico es versátil y tiene muchas aplicaciones.

Lamentablemente, eso también vale para la construcción de nidos.

Las aves se enredan en el plástico, con consecuencias mortales.

El plástico está en todas partes,

incluso dentro del estómago de estas especies.

Dos tercios de las aves marinas ya tienen residuos de plástico

en su tracto digestivo , se quejan los investigadores.

En 2050, será el 99 %.

La especie más estudiada del Atlántico es el fulmar,

que está por todas partes.

Y es allí donde el problema de los residuos del plástico

entran en la cadena trófica.

Se han realizado investigaciones exhaustivas

y, se han encontrado residuos plásticos en los estómagos

del 95 % de los fulmares y, en promedio,

se encuentran 30 partes por animal en el estómago de estos fulmares.

Eso demuestra la gravedad del problema.

Cerca de Bergen, en la costa noruega del Mar del Norte,

apareció una ballena varada con 30 bolsas de plásticos

y muchos pequeños trozos más en su interior.

Los plásticos le habían obstruido el estómago.

La ballena se moría de hambre con el estómago lleno.

Los investigadores desvelaron la causa de su sufrimiento.

Los ríos arrastran la mayor parte del plástico hasta el mar.

En el verano de 2017, Merijn Tinga

emprendió una expedición muy especial.

Descendió el Rin haciendo surf de pala.

“Desde el nacimiento al mar”, así fue como llamó a esta campaña

en la que pasó cuatro semanas recogiendo basura

y despertando conciencias. Siempre persiguiendo su gran objetivo:

el sistema de depósito en Holanda.

Con el viento en contra es bastante duro.

Para conseguir su propósito, Merijn tuvo que aprender

a hacer surf de pala poco antes de iniciar su viaje.

Durante el trayecto fue recogiendo souvenirs de la sociedad de consumo

con el propósito de presentar sus hallazgos al término del viaje

a los responsables de los grandes fabricantes de bebidas

y de las cadenas de supermercados. “Ellos son mis oponentes”,

dijo antes de partir.

Pero él quiere convertirlos en sus aliados en la batalla

por un sistema de depósito. La mayoría de las cosas no las ves

porque son solo pequeños fragmentos de envases.

Todo lo que encuentro... lo recojo y lo guardo en una pequeña bolsa;

en un saco pequeño en mi tabla.

Merijn quiere evitar que los trozos de plástico lleguen al Mar del Norte

donde se desintegran en pedazos cada vez más pequeños

por la acción del viento y del clima,

y se convierten en microplásticos. Nadie sabe a ciencia cierta

dónde terminan.

En la bahía de Villefranche-sur-Mer, en la Costa Azul,

se encuentra el Observatorio Oceanológico,

un importante centro de investigación oceanográfico.

Fabien Lombard es un destacado oceanógrafo.

Su especialidad es el plancton.

Pero recientemente, los científicos se han visto obligados

a dedicar sus esfuerzos a una nueva especie:

el microplástico. ¡Hola, Fabien!

Su maestro es el legendario profesor Gaby Gorsky.

Esta es la pesca de hoy. Había muchos en el muelle.

No están en muy buena forma.

-Están un poco transparentes hoy, pero algunos tenían plástico

en el estómago. Ahora están desovando.

Hay muchas huevas. -Este hasta tiene un trozo

de poliestireno en el estómago. Con el pescado,

los microplásticos terminan en nuestros platos.

¡Es un círculo vicioso!

Cuando pescamos medusas encontramos que entre un 80 y un 90 %

tienen fibras de plástico o textiles en el estómago.

Y entre un 10 y 20% de las medusas

tienen fragmentos más grandes en el estómago.

-En efecto, hay mucho plástico en el mar.

-Hemos contado hasta 600.000 trozos de plástico

por kilómetro cuadrado.

-En el Mediterráneo hay varios millones de partes de plástico

que son visibles.

-Hay una acumulación muy alta,

pero la corriente las arrastra de nuevo hasta la costa

después de unos días en el mar.

-Así que, en primer lugar, tenemos que organizarnos

para limpiar las costas y las playas.

Gorsky ha vivido y trabajado en el sur de Francia

durante varias décadas. Ama el país y ama el mar.

El profesor, ya retirado, goza de una excelente reputación

entre los expertos.

-Siempre hemos pensado que podíamos usar los océanos... como una alfombra

bajo la cual esconder toda nuestra basura.

-Las colillas de los cigarrillos pueden flotar en el mar durante años.

-Terminan en los estómagos de los peces,

y después vuelven a nuestros platos.

-Sí, exacto; nos asfixiamos con nuestros propios cigarrillos.

Como parte de las expediciones TARA,

el equipo de científicos de Villefranche-sur-Mer

analiza el plancton del Mediterráneo.

Los resultados no son exactamente prometedores.

En algunos lugares ya hay más plástico que plancton,

como en la costa de Córcega.

No obstante, todavía tenemos aproximadamente

cinco veces más plancton que plástico.

La ciencia nos advierte de que si seguimos como hasta ahora,

en unos pocos años, los peces tendrán que comer

tanto plástico como plancton. Esa es una catástrofe

para la digestión de los peces, para su crecimiento

y para el resto de procesos químicos causados por las toxinas acumuladas.

Y por consiguiente, para la cadena alimentaria humana.

La idea de las denominadas “islas de plástico” es errónea.

Existen cinco vórtices marinos conocidos,

en los que se acumulan la mayoría de los residuos plásticos,

debido a las condiciones de los océanos.

Pero la imagen de una “sopa” se aproxima más a la realidad

que la imagen de las islas.

El hielo ártico. También aquí los científicos de TARA

han encontrado lo que buscaban. La idea romántica de hielos eternos

y de una naturaleza virgen, solo existe en nuestra imaginación.

La naturaleza ya no es pura.

Mientras, incluso se sospecha de un sexto vórtice de plásticos.

Bajo la acción de la luz del sol y del agua salada,

todos los vasos “para llevar” que se tiran descuidadamente,

se desintegran en pedazos cada vez más pequeños

cuando llegan al mar, hasta que se convierten en microplásticos.

Y pueden terminar aquí. Cuanto más hielo se derrita,

más barcos navegarán por aquí y más basura dejará la gente detrás.

Todo está conectado con todo.

En la Universidad Libre de Ámsterdam

investigan los microplásticos en nuestras vidas cotidianas.

La ecotoxicóloga canadiense, Heather Leslie, y su equipo

estudian muestras de todos los ámbitos de la vida.

Estudiamos los microplásticos de nuestro entorno

en diferentes tipos de muestras que tomamos del agua, sedimentos,

de los invertebrados,...

pero a veces también analizamos productos de supermercado.

El plástico está en todas partes,

incluso en la bebida nacional de Alemania.

El microplástico no está a la altura de la tradición

de 500 años de pureza. Se han encontrado

fibras de microplástico en la cerveza, en la miel y el agua.

El plástico también llega a nuestra comida a través del aire.

Este es un ejemplo de un trozo de fibra diminuto

que encontramos en la cerveza; que es un lugar

donde nunca esperarías encontrar plásticos.

Como levamos bastante tiempo usándolos

y estamos en un proceso de plastificar nuestro planeta,

en este momento es muy difícil encontrar un lugar

que esté totalmente libre de plásticos.

Versátil, barato, pero sobre todo duradero.

Nada de esto es nuevo.

Impresiona descubrir... que ya no tenemos ningún control

sobre este material. Este material está haciendo un gran viaje

alrededor de nuestro planeta; llega a nuestra cadena alimentaria..,

llega al hielo del ártico; incluso hay plástico en el espacio exterior.

Se llama basura espacial.

De forma que, a cualquier lugar al que llegan los seres humanos,

dejan detrás de ellos un poquito de plástico.

¿Y cómo afecta eso a las personas?

¿Qué es lo que dice la medicina? La investigación es compleja,

y falta dinero.

Creo que antes de poder llevar a cabo una investigación,

tienes que hacer una campaña para asegurarte de que la gente

entienda la importancia del tema que estás proponiendo,

y nos enfrentamos a muchos recortes presupuestarios

y, no es algo que las empresas quieran patrocinar,

porque también podría tener consecuencias para ellas.

Así que la perspectiva de un patrocinio es muy compleja

cuando abordamos estos temas. Si trabajas para una industria

que está relacionada con la salud humana,

esa es realmente una mala noticia para tu industria.

El activista holandés, Merijn Tinga,

lucha por el sistema de depósito para las botellas.

El fin de la basura en nuestros mares comienza en tierra firme,

con nuestro comportamiento como consumidores.

Los envases, las botellas, esa es la parte

de la contaminación por plásticos que puedo ver.

Pero también hay otra gran parte invisible;

el plástico se rompe en trozos más pequeños, de tamaño microscópico.

He visitado una planta depuradora de aguas residuales

y, me han contado que no tienen la capacidad de eliminar

esas pequeñas partículas de plástico.

En la Universidad Libre de Berlín, la pregunta es:

¿podrían los filtros ser la solución a ese problema?

¿Se pueden eliminar los microplásticos

antes de que entren en circulación?

Reinhold Leinfelder es geobiólogo y antropólogo.

Junto con su alumno de doctorado, Yosri Hassanein,

trabaja en el desarrollo de un sistema de filtro,

que podría evitar que las partículas de microplásticos

de los forros polares y de los residuos de los cosméticos

lleguen a las aguas residuales domésticas.

Creo que es un enfoque muy creativo.

Tiene que estudiarse con más detalle, metódicamente,

antes de que pueda producirse en serie.

Aquí sobre todo trabajamos con los microplásticos,

que el señor Hassanein extrae de los cosméticos.

ero hay microfibras que suponen un problema importante.

Tendríamos que probar todo para asegurarnos de que marcha bien.

Pero en principio parece funcionar; y ese es el paso más importante.

El plástico está en todas partes.

Los geobiólogos también tienen que lidiar con el problema.

Me gustaría, aunque para eso queda un largo camino por delante;

que nuestro sistema se usara en todas las ciudades,

de forma que tratar las aguas residuales,

antes incluso de que salgan de las casas

y lleguen al alcantarillado. Que en todos los edificios

exista un sistema que elimine los microplásticos,

antes de que sus aguas residuales lleguen a la red general

del alcantarillado. Destino final: el Mar del Norte.

Merijn Tinga está a punto de alcanzar su objetivo.

Ha recorrido más de mil kilómetros desde el nacimiento del Rin

hasta su desembocadura. Remando en Rotterdam

me siento muy pequeño ; en mi diminuta tabla,

entre todos esos grandes cargueros, barcos y edificios.

Rotterdam es uno de los puertos marítimos más grandes del mundo.

Incluso recibo un saludo naval.

Llego al final de mi expedición.

Esta es la última rueda de prensa que tenemos

antes de que salga mañana a remar al mar.

Llegar al Mar del Norte es la parte simbólica de mi viaje,

ya que quiero remar desde el nacimiento hasta el mar.

El agua que Merijn tomó en el nacimiento del río

realmente no estaba sin contaminar, como bien sabe ahora.

“Rheinfürst Quelle”.

“Rheinfürst Quelle”.

Una botella. Encontrar una botella justo aquí,

en la desembocadura... Con la próxima marea...

terminará en el Mar del Norte.

Igual que yo dentro de pocos kilómetros.

Esto no debería estar aquí.

Esto no debería flotar en el mar... y, eso...

es algo que los fabricantes podrían evitar.

Merijn Tinga cree en el poder del cambio,

que debe producirse dentro de cada uno de nosotros.

Un mundo sin plástico no sería un mundo mejor,

pero nuestra tasa de reciclaje global es de alrededor del 2 %,

y eso no puede acabar bien.

Necesitamos un plástico diferente, que no sea inservible

una vez se haya usado, sino un plástico

que se pueda reciclar y reutilizar.

Los plásticos son dañinos para el medio ambiente.

Existen varios efectos perjudiciales,

desde la incineración hasta la eliminación de desechos

y la liberación de agentes contaminantes,

y se podría usar un impuesto para intervenir adecuadamente.

Todo esto puede tener consecuencias negativas para la salud.

Aún no sabemos suficiente al respecto,

pero quiero decir que deberíamos saberlo,

que ya es hora de que lo investiguemos.

Cada año consumimos el doble de recursos

de los que nuestro planeta puede procurarnos.

Eso no tiene sentido. Nos estamos poniendo en peligro

y, eso tendrá consecuencias. Es peligroso.

Tenemos que parar esto. Y debemos empezar a comprender

cómo controlar lo que hemos creado.

Portugal crece.

Hay un fuerte crecimiento económico en España;

mejora la situación del empleo. -¿Qué ese crecimiento que aparece...

en todos los discursos políticos y forma la base

de todos los manuales de economía? El crecimiento,

la regla máxima del capitalismo y del principio fundamental

de nuestro sistema económico. Este símbolo del progreso

se convirtió, desde la Segunda Guerra Mundial,

en la medida más importante de la historia reciente.

Mientras haya seres humanos con necesidades en este planeta,

habrá crecimiento. -Probablemente,

una sociedad sin crecimiento, no funcionaría.

Sin embargo, la realidad parece ir en otra dirección;

a pesar de que la élite financiera insistan en que sin crecimiento

las sociedades colapsarían. De ese modo...

se creó un sistema inestable e increíblemente desigual...

en el que los ricos se hicieron mucho más ricos

en muy poco tiempo. Llegados a un cierto punto

tenemos que preguntarnos ¿cuánto es suficiente?

Entran en juego las tarjetas de crédito

y los descubiertos; los préstamos hipotecarios

están al alcance de cualquiera. ¿Cuánto más tiene que crecer

la economía para satisfacer los deseos humanos?

En ese punto... explota. -Los intentos para mantener vivo

el cuarto mayor banco de inversión del mundo han fracasado.

Lehman Brothers cierra sus puertas para siempre.

¿Funciona todavía el capitalismo? ¿Puede el sistema

cumplir sus promesas y ofrecer crecimiento, empleo y prosperidad

para todos? Creo que lo que hemos visto

durante los últimos años... son grietas...

en la superficie brillante del capitalismo.

"Error del sistema", la próxima semana en "Documentos TV"

Subtitulación realizada por Yolanda Fernández Gaitán.

Documentos TV - Plástico por todas partes

51:46 09 ene 2019

Desde la década de los 50’, cuando el plástico hizo su aparición en nuestras vidas hasta hoy, se han generado algo más de ocho mil millones de toneladas. Para los amantes de las comparaciones, sería el equivalente a 822.000 torres Eiffel. “Estamos en proceso de plastificar nuestro planeta y resulta muy difícil encontrar un lugar libre de plásticos”, afirma una de las científicas de la Universidad Libre de Ámsterdam, en “Plástico por todas partes”, este magnífico documental, que informa y reflexiona sobre el exceso de plástico que nos rodea y los graves problemas medioambientales, provocados por sus residuos.

La producción de plástico crece sin control y en la actualidad se han generado ya, más de ocho mil millones de toneladas de este material ligero, versátil y sobre todo, barato. Estamos produciendo y consumiendo plástico a una escala sin precedentes y sin un sistema de reutilización global.

Contenido disponible hasta el 23 de enero de 2019.

Desde la década de los 50’, cuando el plástico hizo su aparición en nuestras vidas hasta hoy, se han generado algo más de ocho mil millones de toneladas. Para los amantes de las comparaciones, sería el equivalente a 822.000 torres Eiffel. “Estamos en proceso de plastificar nuestro planeta y resulta muy difícil encontrar un lugar libre de plásticos”, afirma una de las científicas de la Universidad Libre de Ámsterdam, en “Plástico por todas partes”, este magnífico documental, que informa y reflexiona sobre el exceso de plástico que nos rodea y los graves problemas medioambientales, provocados por sus residuos.

La producción de plástico crece sin control y en la actualidad se han generado ya, más de ocho mil millones de toneladas de este material ligero, versátil y sobre todo, barato. Estamos produciendo y consumiendo plástico a una escala sin precedentes y sin un sistema de reutilización global.

Contenido disponible hasta el 23 de enero de 2019.

ver más sobre "Documentos TV - Plástico por todas partes " ver menos sobre "Documentos TV - Plástico por todas partes "

Los últimos 594 documentales de Documentos TV

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • La sombra del verdugo - Avance

    La sombra del verdugo - Avance

    2:15 pasado miércoles

    2:15 pasado miércoles En los últimos cuarenta años, los verdugos han ejecutado a mil quinientos condenados a muerte, mediante inyección letal, en la silla eléctrica, o incluso en la horca como dicta la ley en algunos estados, ante el profundo debate que fragmenta y polariza a la sociedad estadounidense. Estados Unidos es el último país de occidente que sigue ejecutando a los delincuentes. Las víctimas y los familiares intentan reconstruir sus vidas entre la rabia y el dolor, situando a sus asesinos a un lado u otro de la muerte.

  • Error del sistema

    Error del sistema

    56:10 pasado miércoles

    56:10 pasado miércoles El crecimiento es la regla máxima del capitalismo y el principio fundamental de nuestro sistema económico. Sin embargo, la realidad parece ir en otra dirección a pesar de que la élite financiera y política insistan en que sin crecimiento las sociedades colapsarían. Contenido disponible hasta el 30 de enero de 2019.

  • 1:59 09 ene 2019 El crecimiento económico, la regla máxima del capitalismo y el símbolo del progreso dirige las sociedades, en una huida hacia adelante y siempre en beneficio de la supervivencia del sistema ¿Puede el capitalismo seguir ofreciendo crecimiento, empleo y prosperidad para todos? La élite financiera y la política insisten en la necesidad del crecimiento ilimitado para evitar el colapso, pero ¿no es esta exigencia la que nos lleva al caos?

  • 51:46 09 ene 2019 Desde la década de los 50’, cuando el plástico hizo su aparición en nuestras vidas hasta hoy, se han generado algo más de ocho mil millones de toneladas. Para los amantes de las comparaciones, sería el equivalente a 822.000 torres Eiffel. “Estamos en proceso de plastificar nuestro planeta y resulta muy difícil encontrar un lugar libre de plásticos”, afirma una de las científicas de la Universidad Libre de Ámsterdam, en “Plástico por todas partes”, este magnífico documental, que informa y reflexiona sobre el exceso de plástico que nos rodea y los graves problemas medioambientales, provocados por sus residuos. La producción de plástico crece sin control y en la actualidad se han generado ya, más de ocho mil millones de toneladas de este material ligero, versátil y sobre todo, barato. Estamos produciendo y consumiendo plástico a una escala sin precedentes y sin un sistema de reutilización global. Contenido disponible hasta el 23 de enero de 2019.

  • 1:59 02 ene 2019 Desde la década de los 50’, cuando el plástico hizo su aparición en nuestras vidas hasta hoy, se han generado algo más de ocho mil millones de toneladas. Para los amantes de las comparaciones, sería el equivalente a 822.000 torres Eiffel. “Estamos en proceso de plastificar nuestro planeta y resulta muy difícil encontrar un lugar libre de plásticos”, afirma una de las científicas de la Universidad Libre de Ámsterdam, en “Plástico por todas partes”, este magnífico documental, que informa y reflexiona sobre el exceso de plástico que nos rodea y los graves problemas medioambientales, provocados por sus residuos. La producción de plástico crece sin control y en la actualidad se han generado ya, más de ocho mil millones de toneladas de este material ligero, versátil y sobre todo, barato

  • ¡Hagan cola! - Avance

    ¡Hagan cola! - Avance

    1:42 19 dic 2018

    1:42 19 dic 2018 El concepto moderno de “hacer cola” nació durante la Revolución Francesa y su máximo esplendor se alcanzó en la II Guerra Mundial ¿Por qué simepre avanza más rápido la cola que no hemos elegido? Los expertos llevan más de cincuenta años estudiando el comportamiento humano en las colas y los diversos modos de sobrellevarlas, dependiendo de la cultura de los diferentes países

  • 00:20 17 dic 2018 Hace ahora una década, el barril de petróleo llegó a pagarse a 147$. La especulación de los mercados con el crudo y la fuerte demanda, impulsada por los países emergentes provocaron que el precio tocara techo. Arabia Saudita, a la cabeza de la OPEP dirigía y organizaba los desequilibrios de la balanza económica mundial. Por entonces, nadie contaba con la explotación de un gigantesco recurso petrolífero. El petróleo de esquisto, extraído de las rocas a través de la fracturación hidráulica permitió a Estados Unidos liberarse de la dependencia energética de Arabia y su zona de influencia. “Estados Unidos producirá cerca de diez millones de barriles diarios, se pondrá a la altura de Arabia Saudí y Rusia en lo relativo a la producción”, afirma uno de los expertos en energía en “El póker del petróleo”. Los saudíes habían subestimado esta nueva tecnología petrolífera. El oro negro como arma política contaba con un nuevo actor, que iba a redefinir las alianzas y el mapa geopolítico. “Cuando los saudíes decidieron en 2014 recortar los precios del petróleo para luchar contra el petróleo de esquisto básicamente, a todos nos pilló por sorpresa”, asegura un directivo de una compañía petrolífera. El órdago de Arabia y sus nuevos socios de la OPEP desploma el barril hasta los 26$. La resistencia del petróleo de esquisto sorprende a todos. “Los días en que la OPEP era capaz de hacer frente sola, a las variaciones en la oferta para corregir los desequilibrios han terminado”, admitió el ministro de economía saudí en “El póker del petróleo”. La extracción del oro negro mediante fracturación hidráulica ha cambiado completamente el mercado del petróleo. Un boom de una dimensión sin precedente, que no solo ha modificado la estrategia del aprovisionamiento de crudo global, sino que puede transformar el nuevo orden económico mundial. Mientras tanto, la transición a la energía alternativa cuenta con dos nuevos actores en el panorama internacional, China y Noruega.

  • 00:15 12 dic 2018 Hace ahora una década, el barril de petróleo llegó a pagarse a 147$. La especulación de los mercados con el crudo y la fuerte demanda, impulsada por los países emergentes provocaron que el precio tocara techo. Arabia Saudita, a la cabeza de la OPEP dirigía y organizaba los desequilibrios de la balanza económica mundial. Por entonces, nadie contaba con la explotación de un gigantesco recurso petrolífero. El petróleo de esquisto, extraído de las rocas a través de la fracturación hidráulica permitió a Estados Unidos liberarse de la dependencia energética de Arabia y su zona de influencia. “Estados Unidos producirá cerca de diez millones de barriles diarios, se pondrá a la altura de Arabia Saudí y Rusia en lo relativo a la producción”, afirma uno de los expertos en energía en “El póker del petróleo”. Los saudíes habían subestimado esta nueva tecnología petrolífera. El oro negro como arma política contaba con un nuevo actor, que iba a redefinir las alianzas y el mapa geopolítico. “Cuando los saudíes decidieron en 2014 recortar los precios del petróleo para luchar contra el petróleo de esquisto básicamente, a todos nos pilló por sorpresa”, asegura un directivo de una compañía petrolífera. El órdago de Arabia y sus nuevos socios de la OPEP desploma el barril hasta los 26$. La resistencia del petróleo de esquisto sorprende a todos. “Los días en que la OPEP era capaz de hacer frente sola, a las variaciones en la oferta para corregir los desequilibrios han terminado”, admitió el ministro de economía saudí en “El póker del petróleo”. La extracción del oro negro mediante fracturación hidráulica ha cambiado completamente el mercado del petróleo. Un boom de una dimensión sin precedente, que no solo ha modificado la estrategia del aprovisionamiento de crudo global, sino que puede transformar el nuevo orden económico mundial. Mientras tanto, la transición a la energía alternativa cuenta con dos nuevos actores en el panorama internacional, China y Noruega.

  • Shootball - Avance

    Shootball - Avance

    2:09 05 dic 2018

    2:09 05 dic 2018 ‘Shootball’ es el reportaje que estrena esta semana ‘Documentos TV’, sobre los abusos a menores cometidos por Joaquín Benítez, profesor de Maristas de Barcelona. Una producción en la que un padre de una víctima denuncia la mayor trama de agresiones sexuales a menores en España. Por primera vez, el pederasta a cara descubierta habla y confiesa sus agresiones sexuales. En libertad y a cara descubierta, Joaquín Benítez reconoce sus agresiones a varios exalumnos, mientras espera el juicio del que se había librado por el silencio del colegio y los fallos policiales y judiciales. 43 exalumnos de Maristas en Barcelona, víctimas de agresiones sexuales durante cuatro décadas denuncian a doce profesores y frailes por pederastia. “Tenía un pestillo, cerraba y ahí pasaba lo que pasaba. Yo perdí la virginidad con una violación”. Es el testimonio de Toni, una de las víctimas. Su padre, Manuel Barbero, destapó la mayor trama de abusos sexuales a menores en la historia reciente de España. Aprovechando su condición de profesor de Educación Física y de fisioterapeuta, violó a decenas de niños durante años. “A veces, algún chico se quedaba para que yo le diera un masaje y esa tentación era superior a mí”, asegura el abusador. “Yo no me sentía nunca pederasta, sentía un comportamiento distorsionado”. “Ha sido una situación que de tanto en tanto se me iba la mano, porque yo lo tenía como normalizado”, reconoce con firmeza.

  • 2:08 28 nov 2018 El vertedero de Agbogbloshie en Ghana es uno de los lugares más tóxicos del planeta, donde van a parar millones de toneladas de desechos electrónicos, procedentes de los países desarrollados La acumulación y el tráfico de basura tecnológica afecta gravemente a la salud y al medio ambiente de los más pobres del mundo Detrás del movimiento ilegal de residuos electrónicos subyace un sucio negocio que reporta importantes beneficios económicos, a merced de la laxitud legal y al infrahumano trabajo de miles de personas, expuestas a graves enfermedades

  • 2:20 21 nov 2018 Este tipo de violencia contra las mujeres es una tradición más ancestral que las religiones, a la que nadie puede escapar, a menos que se acepte una muerte social Doscientos millones de mujeres en el mundo han sido víctimas de mutilación genital Aunque el continente africano es el más afectado, Europa no escapa a la ablación, donde se estima que convivimos con quinientas mil mujeres mutiladas

  • 2:00 14 nov 2018 La anómala gestión de pandemias como la de la gripe porcina o la de la radiación del accidente nuclear de Fukushima ha comprometido la imagen de independencia del mayor organismo de las Naciones Unidas, encargado de cuidar la salud pública mundial ¿Ha perdido la organización mundial de la salud su credibilidad ante la ciudadanía? La OMS atribuye la presión y el control de los estados y los lobbies en las últimas decisiones que ha dictado, a la delicada situación de su financiación

  • 2:11 02 nov 2018 DAESH reivindicó en 2017 más de 4000 atentados en todo el mundo. Un 9 % mas que el año anterior. Ataques sencillos y cada vez menos costosos., como el de Paris o Niza. "Se puede hacer mucho daño con muy poco dinero" Dinero procedente de la complicidad de estados próximos, impuestos revoluconarios, y venta de petróleo sirivió para financiar el terror y desafiar al mundo. "Las personas que financiaban a Saddam Husein antes de 2003 son las mismas que financian a las organizaciones terroristas desde esa fecha" El gobierno sirio cedió los pozos de petróleo a DAESH para financiar las actividades terroristas. "DAESH tomó el control de casi 120 sucursales de bancos gubernamenales y privados, así como de los fondos del Banco Central de Mosul. Así pudo acumular más de mil millones de dólares." DAESH ya no tiene estado, pero dispone de capltal suficiente para asegurar su supervivencia durante quince años y seguir captando voluntarios para su guerra santa. Casi 30000 terroristas, procedentes de Europa y de otros países, se unieron a DAESH Las finanzas del terror, el martes, 13 de noviembre, en Documentos TV.

  • 2:12 24 oct 2018 La mayor parte de la carne barata que consumimos procede de animales que han vivido encerrados, hacinados y maltratados en granjas ¿Nos preocupa en realidad a los consumidores cómo se produce la carne que comemos? Existen alternativas de producción mucho más responsables con los animales y el medio ambiente, evitando la sobreexplotación del ganado y ofreciéndole una agradable vida al aire libre “EL CAMINO DE LA CARNE” se emite en DOCUMENTOS TV el martes, 30 de octubre de 2018 las 23:55 h. por La 2 de TVE

  • 2:19 17 oct 2018 Paraísos fiscales, evasión de capital, blanqueo de dinero de mafias y narcotraficantes, manipulación de los tipos de interés, algunos de los escándalos financieros más comunes del más occidental de los bancos chinos Hsbc, ¿un banco demasiado grande para ser condenado? Logró salir indemne de los juicios en las cortes de los Estados Unidos, Gran Bretaña, Suiza y Bélgica por su oscuro entramado financiero internacional

  • 1:36 10 oct 2018 En dos décadas, la tasa de cesáreas en países industrializados se ha duplicado, como consecuencia del desarrollo del estado de bienestar y del negocio que esconde dicha práctica para las clínicas privadas En China y en Brasil nacen ya más niños por cesárea que por parto natural Desde siempre la cesárea supuso un riesgo más alto para la madre, pero investigaciones recientes indican, que además de no aportar ventajas puede ser causa de diferentes enfermedades para el bebé En DOCUMENTOS TV el martes, 16 de octubre de 2018 las 24:00h. por La 2

  • 2:10 03 oct 2018 El sector de la aviación es uno de los principales emisores de CO2 a la atmosfera, como consecuencia del aumento vertiginoso y sin control del tráfico aéreo El avión eléctrico, la última apuesta por la sostenibilidad aérea Los pioneros verdes llevan más de diez años trabajando en aeronaves de propulsión eléctrica, para posibilitar autonomías de vuelo aceptables y capacidad de transporte de unos cien pasajeros, en 2035

  • Compatibles

    Compatibles

    1:50 26 sep 2018

    1:50 26 sep 2018 Una joven estadounidense encuentra a su novia por internet y le dona un riñón “Compatibles” es la conmovedora historia de Alana y Lori. Una historia de generosidad, entrega y agradecimiento sin límites, entre dos mujeres unidas por el amor. “COMPATIBLES” se emite en DOCUMENTOS TV el martes, 2 de octubre de 2018 las 00:00h. por La 2 de TVE

  • 2:12 19 sep 2018 El Consejo de Vigilancia Marina junto a los conservacionistas de WWF y la multinacional Unilever lanzaron en 1997 el programa de la ecoetiqueta MSC, como respuesta al descenso alarmante de las reservas de pescado ¿Es realmente ecológica la etiqueta de la pesca sostenible certificada? Una investigación periodística saca a la luz, prácticas de certificación improcedente a grandes industrias pesqueras, que sobreexplotan los fondos marinos, empleando métodos de pesca absolutamente insostenibles En DOCUMENTOS TV el martes, 25 de septiembre 2018 las 23:45h. por La 2 de TVE

  • 51:40 04 sep 2018 Cuando la red no es social analiza si las redes sociales están volviendo a las personas más agresivas. El anonimato y cierta sensación de impunidad parecen facilitar el discurso de odio en las redes sociales. La Fiscalía General del Estado ha alertado del incremento de este delito a través de Internet. 'Documentos TV' aborda el fenómeno con este documental que reflexiona sobre si estas nuevas formas de compartir información están propiciando el aumento del odio. Histórico de emisiones: 15/05/2018

Mostrando 1 de 30 Ver más