www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
3770683
Destinos de película - Praga - ver ahora
Transcripción completa

¿Estáis preparados para un viaje de cine por Praga,

una de las ciudades más bellas del mundo?

Pasearemos por las calles de Malá Strana,

como hacía Mozart en "Amadeus".

Cruzaremos el puente de Carlos,

como Tom Cruise en "Misión: Imposible".

Recorreremos el castillo de Praga, como Barbra Streisand en "Yentl".

Atravesaremos la estación de tren

como Daniel Craig en "Casino Royale".

Conoceremos el Teatro Nacional

donde Edward Norton era "El ilusionista".

Espero no desaparecer como él.

Comienza "Destinos de película".

(Sintonía)

Praga es la capital de la República Checa,

y ya lo fue de Checoslovaquia antes de su desmembramiento.

Conocida por su gran belleza,

esta ciudad no decepciona en ninguna época del año

y es una de las 20 más visitadas del mundo.

Dividida en dos, por el imponente río Moldava,

tiene cuatro zonas: Staré Mesto o Ciudad Vieja;

Nove Mesto o Ciudad Nueva;

Malá Strana o Ciudad Pequeña;

y el barrio del Castillo.

Enseguida comprenderéis por qué Praga

es Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Es una joya arquitectónica en medio de la vieja Europa,

una joya que se salvó de las guerras,

de la destrucción y que conserva su aspecto medieval perfecto,

sobre todo, para rodar películas de época en esta ciudad.

Me he subido a la torre gótica del viejo ayuntamiento de Praga

para que disfrutéis de esta panorámica.

Sin duda, una de las mejores de esta ciudad.

Bueno, todo comenzó allí, en aquel castillo, es del siglo IX.

Al principio vivía la gente allí y, luego, dos siglos después,

empezaron a trasladarse hacia la otra parte del río Moldava,

a esta zona. Es la zona vieja de la ciudad.

Maravillosa, ¿a que sí, Mónica?

Así es, Màxim.

La Ciudad Vieja es la zona más pintoresca de Praga

porque conserva su estructura medieval.

Aquí encontramos las antiguas casas de los artesanos

y de la alta aristocracia que se establecieron

en torno a un gran mercado que había en esta parte de la ciudad.

El director Milos Forman, que era checo pero se exilió

a EE.UU. cuando llegaron aquí los tanques rusos,

rodó en esta ciudad, simulando que era Viena,

una de sus grandes películas,

"Amadeus", que hablaba de esa vida, bueno,

bastante complicada de Mozart.

Rodó aquí en Praga y, después, vinieron otros grandes directores

como Brian de Palma o la misma Barbra Streisand.

Como Praga no es muy grande, lo mejor es recorrerla a pie,

perderse entre sus calles y sentarse en sus cafés

y restaurantes, que no cierran en todo el día.

Os llevaréis la alegría de que los precios

son más bajos que en España, pero no olvidéis que,

aunque pertenece a la Unión Europea,

el país todavía no usa el euro.

El director británico Benard Rose también grabó en Praga,

simulando que era la Viena del XIX,

una de sus grandes películas, "Amor inmortal",

que estaba protagonizada por Gary Oldman

en el papel de Bethoveen,

que estaba enamorado de la mujer de su hermano.

Vamos, un peliculón.

Carlos, paisano. Bueno, valencianos los dos.

Los dos de Valencia, yo te Torrent. ¿De Torrent?

Sí, sí. ¿Y qué haces en Praga?

Pues de todo un poco: Trabajando, tengo aquí familia.

Ya estoy, prácticamente, asentado aquí.

¿Ya tienes familia aquí? Dos niños.

Dos niños. ¿Hablan checo? Están aprendiendo.

¿Son pequeñitos? Sí.

Para ellos es fácil. ¿Tú cuando llegaste? ¿Difícil?

Dificilísimo, es casi imposible.

Al final, poco a poco, vas aprendiendo y, por lo menos,

me desenvuelvo. Y la ciudad te gana, ¿no?

La ciudad es preciosa, es una pasada.

¿Y cuántos años llevas? Pues llevo ya 11 años.

¿Y por qué viniste? Bueno, pues vine por amor,

por una chica. Y, con el tiempo, pues al final me quedé aquí y...

y formé una familia. ¿Eres periodista también?

Sí. Trabajo para la radio checa, para la sección internacional.

¿Hablando en español? Hablando en español,

porque es radio en Internet y también página web.

Es información sobre la República Checa

en diferentes idiomas, entre ellos, el español.

¿A los de fuera qué es lo que más les gusta?

Les gusta la cerveza. No monumentos, la cerveza.

El centro histórico es muy bonito.

Esto es maravilloso. Esta es la plaza de la Ciudad Vieja

que, digamos, es el corazón del centro histórico.

Y estamos justo ahora, aunque no la podamos ver,

delante de la catedral de Týn.

Es justo la característica iglesia de las dos torres tan negras,

pero desde aquí no podemos verla.

No se puede ver porque tienes estos edificios delante.

De hecho, la palabra "týn" es una palabra antigua,

que ya no se utiliza, y que significa recinto.

Sería como una especie de iglesia encajonada

que está rodeada de edificios.

Para llegar hasta ella, debemos pasar por un pasaje.

Ah, pues vamos dentro, ¿no?

Este es el callejón, o pasaje, por el que se llega

hasta el patio interior donde está la puerta principal.

Pero todavía no estamos en la iglesia.

Todavía no, estas son casas, antes había artesanos.

Y la fachada te la encuentras aquí ya.

Sí, pero, claro, encuentras solamente

un fragmento de la fachada,

porque los edificios tapan la mayor parte.

Bueno, la magnitud... ¿Cuánto mide esto?

Mira, las torres miden 80 metros,

o sea, es una vista impresionante.

Pero, claro, la mejor vista la tienes desde lejos.

Por eso, los directores de cine acaban sacando el plano

desde muy lejos, porque desde aquí da vértigo,

pero es imposible sacarla. Exactamente.

Es un edificio que pierde cuando uno se acerca

y gana mucho cuando está lejos.

Impacta, la verdad.

Estoy mirando, es cierto que una torre es más ancha que la otra.

Exactamente. La torre de la derecha es más gruesa,

pero no es por un error del arquitecto, ni nada de eso,

sino porque está hecha en gótico medieval

y, en aquella época, tenían la teoría arquitectónica

de que había que representar, en la torres, la parte masculina

y femenina de la humanidad. La torre de la derecha

representa al hombre, y es más robusta.

La imagen de estas torres es la que aparece en casi

todas las postales, pero a lo mejor no os disteis cuenta

cuando visteis "El gran dictador" de Charles Chaplin;

el último discurso que da, con ese bigote hitleriano,

es esta iglesia, la que aparece detrás de él.

Y otra película con este fondo, "La insoportable levedad del ser",

basada en la novela de Milan Kundera,

el autor actual más importante de la República Checa,

que aparece Juliette Binoche también con este fondo,

de esta iglesia. Una película maravillosa.

Y el libro también.

Este es el Teatro Estatal. No es muy antiguo.

¿De qué época es? No es tan antiguo

como las casas barrocas que vimos en la Ciudad Vieja.

Es de finales del XVIII, de estilo clásico.

Y, bueno, en este teatro fue donde Mozart estrenó su ópera

"Don Giovanni", que es una de sus óperas más conocidas.

Y tuvo muchísimo éxito.

De hecho, Milos Forman reprodujo el estreno

de la ópera "Don Giovanni" exactamente,

en el mismo teatro, en este que vemos,

en el que se produjo el estreno real,

en la película tanto como en la realidad.

Fue tan famosa la ópera que salían del teatro

tarareando, incluso, las canciones.

En "Amadeus", la verdad, lo retrata realmente bien.

"Amadeus" está muy bien y, además,

te contaré una curiosidad sobre el rodaje.

El teatro era de madera y había que iluminarlo

con iluminación de la época, con velas.

Y fue peligrosísimo, hubo que poner muchas velas,

miles de velas en el teatro,

para iluminarlo y para que se pudiera grabar.

Para evitar un accidente, hubo 30 o 40 bomberos

esperando por si se producía cualquier incendio.

Otra película en la que aparece también, "Amor inmortal".

No es el teatro, simula que es la Ópera Imperial de Viena.

En esa película, se estrena la "Novena sinfonía" de Beethoven

también en este, pero, vamos, simulando que es Viena,

algo que han hecho muchos directores.

Exactamente, el Teatro Estatal en esa película sirvió

para representar el Teatro Imperial de Viena.

Y, además, ese estreno históricamente fue increíble,

porque Beethoven era muy famoso y no se lo quiso perder nadie,

ni el pueblo, ni la aristocracia. Fue un fenómeno en la época.

Además de la Ciudad Dorada, Praga es conocida

como la Ciudad de las Cien Torres

por la cantidad de iglesias que hay.

Este es la de San Gils, a lo mejor os suena.

Por la fachada poco, pero el interior

os descubrirá una película famosa. Vamos dentro.

¿Recordáis una boda, una ceremonia religiosa

que tiene lugar en una película conocidísima, como os decía?

Pues sucede en esta maravillosa iglesia de San Gils.

Amadeus Mozart recorre todo esto,

hacia el altar, para la ceremonia de su boda.

Esta iglesia es uno de los mejores ejemplos

de la combinación de Barroco y Gótico

que se pueden encontrar todavía en pie.

En los conciertos que se celebran en este iglesia,

se puede escuchar su impresionante órgano.

Tiene, nada menos, que 3500 tubos

y es el más grande de la ciudad.

Jan Pisarik es un artista, ilustrador, pintor, bueno,

que como Mozart, Beethoven, como Kafka,

has tenido que buscarte la vida en el arte.

¿Me he pasado o no? Bueno, no me comparo

con esos grandes nombres, pero sí que intento vivir de mi arte.

Jan, ¿Praga te inspira? Mucho, mucho.

¿Sí? Sí, que mira la ciudad cómo es,

una maravilla. ¿Cómo son los checos?

¿Qué carácter? Tú encantador, ¿pero cómo son los checos?

Desde el primer momento, cuando es un checo,

comparado con un español,

puede parecer más cerrado.

Pero somos muy amables después.

Jan, háblame de este barrio y de esta zona donde estamos.

Ahora estamos en uno de los más antiguos barrios de Praga,

que se ve que la calles son estrechas

porque, claro, es la época medieval, ¿no?

Era una costumbre en Praga que cada casa tenía su símbolo

y se llamaba así.

Para reconocer la casa: "La casa del arco...".

Exactamente.

En Praga abundan los pasajes peatonales que permiten atravesar

las manzanas de casas acortando camino.

En estos paraísos para peatones,

podemos encontrar zonas comerciales y espacios culturales.

Apareces desde una calle estrecha a algo tan maravilloso como esto.

Es que mira qué fachadas, es espectacular el color

y el buen rollo que da esta ciudad, ¿eh?

Ahora mismo estamos en el centro

del barrio de Staré Mesto, de Ciudad Vieja,

que podría ser comparado

con España con la Plaza Mayor de Madrid, por ejemplo, ¿no?

La verdad, las películas de época retrataron esta zona

de forma maravillosa, pero, las actuales, las superproducciones

de Hollywood, rescataron,

también, esta belleza que tiene esta ciudad.

Estoy imaginándome a Tom Cruise recorriendo esta plaza

en "Misión Imposible" que fue aquí, también.

Sí, fue aquí, si recuerdas el restaurante con el gran acuario.

Que estalla. Sí, se rompe y sale el agua.

Entonces, ni restaurante, ni acuario, no existe ni la casa.

Pero, fue técnica digital, ¿no? Exactamente.

Y ese hueco se ve que está cortado toda la parte del ayuntamiento

porque veo que está... que le falta la mitad.

Este espacio que es parque, ahora, era un edificio,

continuaba el ayuntamiento y en los últimos días

de la segunda guerra mundial

los alemanes lo destruyeron.

¿Y estas cruces, Jan? Bueno, eso es otra cosa

de la historia muy importante para este país.

Las 27 cruces blancas recuerdan a los 27 nobles checos

que fueron ajusticiados aquí mismo en el s. XVII.

Hay 27 cruces porque cortaron 27 cabezas.

Exactamente.

Yo antes os hablaba desde ahí arriba de la torre

y quiero que veáis, ahora, uno de los atractivos

más maravillosos que tiene Praga

y ese reloj astronómico que es complicadísimo.

Este reloj es una joya, se construyó hace 600 años

y fue todo un acontecimiento en su época.

Tiene un mecanismo genial que muestra la hora y la fecha,

la posición del sol, las fases de la luna,

los ciclos astronómicos

y las fiestas del calendario cristiano.

No es fácil mirar la hora, pero, tranquilos,

en el lado derecho del reloj hay uno de agujas convencionales.

Esto está lleno de turistas, ¿así todo el rato a todas horas?

Sí, cada hora, esperando el espectáculo

del paseo de los apóstoles.

Ahora, te pediré otra cosa. Dime.

Que me enseñes algo de checo por si quiero salir

por ahí por la noche

o lo que yo quiera. ¿Cómo se dice 'hola'?

Ahoj. Ahoj, bien, ahoj.

No te esfuerces Màxim, el checo es dificilísimo,

aunque, al menos, en la escritura utilizan el alfabeto latino.

En nuestro recorrido por el casco histórico de Praga

haremos una parada en un lugar muy especial,

el antiguo cementerio judío de Josefov.

Una vieja norma impide eliminar las antiguas tumbas

y por eso, las lápidas están tan cercanas las unas de las otras.

Dentro del recinto del cementerio

encontramos el museo judío y la sinagoga Pinkas,

en cuyas paredes figuran

los nombres de los 80 000 judíos asesinados por los nazis.

Al otro lado del río encontramos el barrio de Mala Strana,

que significa Barrio Pequeño.

Es una zona de calles tranquilas que alberga embajadas

y residencias particulares, además de muchos restaurantes.

Este funicular se coge en la zona de Mala Strana

y es la mejor forma de acceder

a las maravillosas vistas de Monte Petrín.

Ahora veréis.

Me está dando un poquito de aprensión

porque este funicular empezó a funcionar en 1891

y, luego, estuvo 20 años parado por movimientos de tierra,

precisamente, en este monte al que nos dirigimos.

Tranquilo, Màxim, cientos de turistas lo cogen

cada día y no hay accidentes.

El funicular de Petrín realiza un ascenso de 130 metros

y está considerado como una atracción turística más.

El mirador de Petrín está inspirado en la torre Eiffel

y es el punto más alto de Praga.

Es la zona preferida de los praguenses

para pasear y contemplar

una maravillosa panorámica de su ciudad.

Y mira, aquí quería venir yo, esta es la casa

en la que vivía Mozart en la película "Amadeus",

fingiendo que esto era Viena y no Praga,

la Viena del s. XVIII.

Beatriz. Hola.

Bueno, una vasca, de pronto aquí en Praga.

La verdad, que sí.

¿Qué haces? Pues, mira, estudié cine,

dirección de actores, teatro, y todo esto...

Y dije, pues Praga es la ciudad donde puedo desarrollar mi faceta.

También, actúo. ¿Ah, sí?

Sí, trabajé de actriz alguna vez. ¿Pero en checo o en español?

En inglés. Ah, bueno, mira, tú.

En español, también. ¿Sí?

Sí, porque hay muchos latinoamericanos estudiando

y hacen sus proyectos. ¿Y es una ciudad de cine?

Sí, lo es, muchas veces vemos que hay calles cortadas

porque están rodando, sí,

vienen los americanos muchas veces a rodar aquí.

¿Has visto rodajes por las calles? Sí, muchas veces.

Es algo muy normal, de repente ves Praga toda con gente vestida

de época, como en la Segunda Guerra Mundial.

Se hacen muchas películas de esa guerra.

Mucha acción, Segunda Guerra Mundial, época,

mezclan todo, o sea, Praga queda bien con cualquier película.

Sí, queda bien y dije, yo me vengo a hacer mis proyectos,

a mis musicales, de todo un poco

porque creo que aquí es una ciudad que...

vayas donde vayas es un escenario cinematográfico.

Y ya ves qué maravilla de calles

y todos los rodajes que se han hecho aquí.

¿Y te trata bien Praga, cómo vives aquí, bien?

Bien, muy bien. ¿Es cara para vivir?

Para nada, es una ciudad bastante asequible.

Aquí los salarios no son muy altos, pero, como comprar

es muy barato y los gastos son muy baratos,

pues, te llega para todo.

¿Y los sueldos qué tal, bien? Pues, los sueldos

más bajos que en España, pero, como el coste de la vida

es menor, al final, pues, la calidad de vida es mejor.

La oferta cultural es buena, ¿no? Y un montón por lo que he visto.

Yo me pierdo cada día un montón de cosas,

no puedo abarcar todo lo que hay.

Es una ciudad muy de pasear. Sí, y es cero peligrosa.

Anda. Sí, no es nada peligrosa,

es muy tranquila, el transporte funciona muy bien.

Tiene unos tranvías, es muy barato el transporte.

¿Cómo tratas tú a la noche, bien?

Sí, la noche es muy divertida, aquí, la noche no para.

Praga no duerme, los chicos son muy pacíficos, muy majos.

A ver, eres morena, muy guapa y aquí, eso es exotismo.

Eso sí es verdad, sí.

Soy exótica, pero, hay mucha competencia,

esto está lleno de modelos.

(RÍE) De modelos rubias guapísimas.

Veo que estamos en Mala Strana,

la ciudad pequeña, ¿por qué ese nombre?

Por ser más pequeña que la ciudad vieja.

Y aquí vivían los artesanos de origen germano,

la población chica vivía al otro lado del río.

Y le llaman, también, la perla del barroco

por el estilo de sus palacios que son...

La verdad, ves y es como un cuento de hadas,

como si estuvieras de pronto entre colores,

casas, es como vivir en un cuento de hadas aquí.

Pero, en realidad, es una zona muy de embajadas,

muy de oficinas y no hay casi vida nocturna.

Pero, se come muy bien y es donde están los mejores

restaurantes para comer. Luego, te llevo a uno.

Genial, entonces. Sí, ya verás.

Mira, atención, aquí, la calle más estrecha del mundo.

Bueno, de las más. Y con semáforo, además.

Con semáforo. O sea, no podemos pasar, ahora.

No, está en rojo y hay que esperar

a que salga esta señora.

¿Y antes de los semáforos, qué había?

Una campana, por ser muy estrecha

y dos personas a la vez no pasan, así que a esperar.

Verde, podemos pasar.

Sí, podemos. Verde para nosotros.

Sí. ¿Por qué hicieron esto?

Esto era porque hubo una época con dos incendios en el s. XVI

y las casas al ser de madera

y pegadas unas con otras, el fuego se propagaba,

entonces, las autoridades locales obligaron a poner este tipo

de cortafuego, para evitar estos incendios.

¿Mira, eh? Te lo he dicho.

Van a creer que estoy muy gordo, pero, no, ¿eh?

¿A ver qué luz hay ahora?

Rojo, no pueden pasar.

Esta es la Plaza de los Malteses que se llama así

porque los caballeros de la orden de Malta

vivían en sus alrededores.

Mira, en esa casa estuvo Beethoven alojado.

Él prefería esta zona porque era mucho más relajada

que la zona vieja y aquí vivían muchos artistas

y hoy en día siguen viviendo.

¿Sabes a qué me suena? La película "Amor inmortal",

Gary Oldman aparece en estas placitas, en esta zona,

saliendo y haciendo el personaje de Beethoven.

Justo en esta zona,

"Amor inmortal". Claro.

Mira, pues, esta es la plaza del priorato

de la orden de Malta.

Aquí quería venir yo porque en esta zona

es en la que Mozart

pasea cuando era pequeño en "Amadeus".

Ah, y mira, ahí tenemos el árbol de Beethoven, el plátano.

Ahí estuvo Beethoven

en el año 1796 a su sombra, ahí reposando.

Y, luego, debajo, como ves, tenemos el muro de John Lennon.

Hasta los años 90,

el muro estaba lleno de pintadas anticomunistas.

La Iglesia católica, propietaria del muro,

decidió cederlo a los jóvenes

para que plasmaran en él, mensajes de paz.

Enseguida se cubrió con flores, mariposas,

imágenes de John Lennon

y símbolos de "Haz el amor y no la guerra".

Beethoven y John Lennon juntos, me gusta.

Sí, sí, está bien.

Bueno, Màxim, ahora te llevaré a un restaurante que alucinarás.

Aquí, casi todos los actores

famosos que rodaron películas en Praga, vienen aquí.

¿A este? Sí.

Será buenísimo, ¿no?

Buenísimo, te encantará y tiene una sorpresa.

¿Ah, sí? A ver. Sí, sí, vamos para adentro.

Mira, Màxim, qué pedazo de vistas tenemos desde aquí.

Es maravilloso. Es una maravilla.

Al puente todavía no he ido, pero, en un rato pasearé por él.

Kampa es una isla parque situada entre el río Moldava

y el Canal del Diablo, probablemente,

el nombre de esta isla

tiene su origen en la palabra española 'campamento'

porque aquí se estableció, durante la guerra de los 30 años,

un campamento de soldados españoles.

Kampa está lleno de bonitos restaurantes y acogedores hoteles.

Estoy en la isla de Kampa y en un banco como este

se sentaba Matt Damon por la noche en la película "El caso Bourne".

Esta isla es conocida como la pequeña Venecia

y dicen que es la segunda isla urbana más bonita del mundo,

después de la isla de San Luis, de París.

Y por eso la cogieron muchos directores para grabar películas,

tanto "Misión Imposible" como "Van Helsing".

Y, ahora, voy a coger un barquito que es pequeño y madera

para recorrer los canales de la conocida Venecia de Praga.

Es maravilloso.

Estos barquitos de madera son los que ofrecen

el paseíto por la isla, la verdad, son pequeños

y los únicos que pueden pasar por este estrechísimo canal

que separa esta zona de la parte de Mala Strana.

Este recorrido que estamos haciendo es por el Canal del Diablo,

que dicen las leyendas que se llama así,

porque aquí vivía una mujer con lengua viperina.

Y este es el Moldava. El Puente de Carlos,

que es el monumento, seguramente, más conocido,

y más bonito de toda la ciudad.

Y al final del recorrido... Gracias.

Cerveza. Te ofrecen bebida.

De nada. De nada, de nada.

Este es el Puente de Carlos, que se llama así

porque fue un encargo del Rey Carlos IV.

Es el puente más antiguo de Praga

y destaca por su anchura de casi diez metros.

En su día, tuvo cuatro carriles

destinados al paso de carruajes. Y hoy es peatonal.

Por fin estoy en el Puente de Carlos.

Este es el monumento más famoso de Praga.

¿No me digáis que no es bonito? Es espectacular.

Tiene magia, tiene encanto.

Y tiene, sobre todo, importancia en el cine.

¿Os acordáis de la primera escena de "Misión imposible",

cuando muere el agente que es colega de Tom Cruise?

El puente también aparece en "Blade II",

la película de vampiros de Guillermo del Toro.

Aparece en "Van Helsing",

que es de vampiros con Hugh Jackman.

En "Yentl", de Barbra Streisand.

En "La insoportable levedad del ser",

con Juliette Binoche que intenta suicidarse.

No lo hace, afortunadamente.

El Puente de Carlos tiene 30 esculturas.

La mayoría son santos, pero la más venerada es esta,

San Juan Nepomuceno. Aquí está.

Todos vienen a tocarla porque da suerte.

Era el confesor de la reina. Y el rey, que tenía su aquel,

le dijo que quería saber todos los secretos que le contaba.

Pero se negó. Y como se negó, lo torturó y lo echó al río.

Y eso que el hombre hacía su labor, no contar los secretos.

Y os preguntaréis: "¿Y el perro? ¿Por qué está tan desgastado?"

Pues porque hace tiempo se corrió

la voz de que si lo tocas, volverás a Praga.

Miles de manos le sacan brillo cada día.

Si os cansáis de caminar porque tenéis el hotel lejos,

o cualquier cosa, lo mejor es

que cojáis autobús, metro o tranvía.

Pero yo os recomiendo el tranvía.

Es lo más tradicional en Praga, está muy bien de precio

y es histórico. Tiene más de 100 años.

Hoy en día, Praga está surcada por 35 líneas de tranvía

y es una forma cómoda y barata de recorrer la ciudad.

La línea 22 es la más turística, porque llega hasta el castillo.

Pero está atentos, porque por ser la más concurrida,

es el lugar preferido de los carteristas.

Ya os he contado que la construcción

del Castillo de Praga, del siglo IX,

es el germen de esta ciudad.

Y, por supuesto, aparece en un montón de películas.

Aparece en "Misión imposible IV", en "Amor inmortal",

en "El ilusionista" y, también, en "Yentl".

¿Recordáis la escuela en la que estudiaba

Barbra Streisand haciéndose pasar por un chico,

porque era la hija de un rabino?

Se cortaba el pelo. Esa escuela estaba

dentro del Castillo de Praga.

No me extraña que grabaran esas películas,

porque desde las murallas de este castillo,

tenemos estas maravillosas vistas de toda la ciudad.

Con 70 000 metros cuadrados,

es el castillo medieval más grande del mundo.

Y a diferencia de la mayoría de ellos,

no tiene aspecto de fortaleza, sino que está compuesto

por palacios conectados por patios y callejuelas.

Durante siglos, fue la casa de los reyes de Bohemia

y ahora, es la residencia

del primer ministro de la República Checa.

Dentro del recinto del castillo, dentro de las murallas,

se levanta la iglesia gótica más grande del país.

Es esta, la Catedral de San Vito.

Dentro están los restos de la mayoría de los reyes checos.

Y atención, porque esta iglesia aparece en la película

"La insoportable levedad del ser".

La mezcla de estilos arquitectónicos de esta catedral

se debe a que empezó a construirse en el siglo XIV

y no se terminó hasta comienzos del siglo XX.

En sus fachadas, se pueden admirar el precioso mosaico

del Juicio Final, el rosetón y sus magníficas torres,

que miden más de 80 metros.

Su interior alberga las joyas de la corona checa

y la venerada tumba de San Juan Nepomuceno.

Este es el Callejón del Oro. Le llaman así

porque aquí trabajaban los orfebres para el rey.

Pero cuenta la leyenda que en el siglo XVI,

aquí, estas casitas de colores estaban llenas de alquimistas

que intentaban transformar el plomo y el hierro en oro.

Y también, buscar el elixir de la juventud.

Son leyendas. Ahora todas estas casitas tan entrañables

son tiendas de huevos típicos de Pascua, de cristal de Bohemia

y, también, de marionetas típicas de esta ciudad.

Máxim, nos has dado la versión romántica del Callejón del Oro.

En realidad, aquí vivían los joyeros

y el personal de servicio del castillo.

Sobre todo, echa un ojo a la casita 22.

Que hoy es una librería, pero fue el lugar

en el que Franz Kafka vivió un tiempo

y donde escribió "Un médico rural".

(CANCIÓN) #Ya se ocultó la luna. Luna lunera.#

#Ya ha abierto su ventana la piconera.#

Este es un programa de cine. Estoy en Praga y quiero conocer

los estudios más importantes de Europa.

Los Estudios Barrandov. Aquí se han grabado,

aquí se han montado películas que se han llevado oscars.

Aquí se ha hecho "Yentl", "Casino Royal",

"Misión imposible", "La niña de tus ojos".

Aquí se ha hecho "Las crónicas de Narnia".

Quiero verlo todo: vestuario, decorado, atrezo, todo, todo.

Los Estudios Barrandov se inauguraron en los años 30

a imagen y semejanza de los estudios de Hollywood.

Y desde entonces, en sus instalaciones se han rodado

2500 películas.

Una de ellas, ha sido "La niña de tus ojos",

la película de Fernando Trueba

que se grabó aquí durante diez días.

Eva, hola. Hola.

¿Cuándo empezaron los Estudios Barrandov?

Pues en el año 31.

Vamos a cumplir 85 años de aniversario este año.

Y desde entonces, un montón de películas,

vestuarios, escenarios, habéis construido aquí.

Y los que vendrán, supongo, ¿no?

Ojalá. Bueno, yo quiero ver

los secretos de estos estudios. O.K. Vamos.

Te muestro lo más interesante. Vale. Pues vamos.

Aquí se han rodado unas películas muy películas,

como esta, muy conocida, de "Amadeus".

Está firmado por Milos Forman, veo, ¿no?, abajo.

Sí. Recibió, creo, siete oscars.

Porque se rodó en la calle, pero, también, aquí,

en escenarios que construisteis. Sí.

¡Ah, Tom Cruise! Sí. Es "Misión imposible".

O sea, en la propia ciudad, y aquí en los estudios,

rodaron Tom Cruise. También.

¡Ay, me encanta! Eso... Mira.

Todo eso es artificial. No es real.

Y es de "Oliver Twist", que hizo Polanski aquí.

Es que parece real. Y es cartón piedra.

Es decorado todo eso, la calle. Claro.

¿El taller cómo es de grande, para poder meter tanta calle

y tanta gente? No es tan grande,

pero son buenos y lo hacen.

Mira. Aquí. Eso está dentro, que construyeron este reloj.

Ah. Para hacer como que estaban dentro y fuera.

"Casino Royal", también.

"Casino Royal", con Eva Green.

Mira, se llama como tú. Hicieron aquí parte de la película.

Vamos a ver la película de la que más orgullosos estáis,

por tanto premio, por tanta historia.

Sí. La he visto de reojo y está aquí.

Es que reconozco los trajes absolutamente.

Del pequeño Mozart. Sí.

Que he visto la foto y la peli,

cuando Mozart está jugueteando con el violín.

¿Podemos verlos de cerca? Sí.

Podemos decir que los materiales, las telas son bien feas.

La verdad es que de cerca es raro. Es feo.

Es disfraz de cerca. Pero son joyas del cine esto.

Sí, porque no se nota. Cuando tú lo ves en la tele,

no se nota. Es pura imaginación después.

Yo soy fetichista.

Y acabo de ver el unicornio de Amadeus.

Y para mí, esto es como una joya de la película.

Esto es mítico. Esto es absolutamente fetichismo.

Porque cuando lo he visto

de reojo mientras hablabas, digo: guau.

¿Y tú por qué hablas tan bien español?

Bueno, tengo amigos de Sudamérica.

Entonces, puedes notar que no hablo tan bien

español español de España.

Lo hablas perfecto. Con acento checo, pero...

Sí, sí, sí. Eso. Un poco.

Oye, "La niña de tus ojos", de Fernando Trueba,

también se rodó aquí en los estudios.

También.

Este estilo se utilizó para esta peli.

Es que, mira, saco esto y veo a Neis Asensi.

Coges otro y es Penélope Cruz.

Y luego, Jorge Sanz, Antonio Resines.

Todo está aquí también.

Es maravilloso saber que estos son los muebles

de "La niña de tus ojos". Se llevó ocho goyas.

Es del año 1998, ¿no?

Y la recordábamos todos los españoles, eh.

"Amadeus". De "Amadeus".

Todo lo dorado, todo lo rococó.

Como diría Rosy de Palma, cómo os gusta el oro, eh.

Ahora estamos en las cosas eléctricas. Lámparas.

Todo lo que se puede conectar a enchufa.

Hasta lo que no se puede conectar.

Ah, sí, es verdad. Pero hace luz.

Películas de época. Sí. Eso salió en "Borgia".

¡Ah! En "Los Borgia". Anda.

Qué gracia. Sí.

Y si viene aquí un director de cine y dice:

"Quiero una cafetera, un azucarero, una baraja de cartas,

un plumier, un reloj".

¿Lo tenéis aquí? Claro.

¿Hago la prueba?

Una baraja de cartas.

Será allá. En esta puerta. Ah. ¿Allí?

Ajá. Pues voy.

Aquí, directamente. Juro que me lo he inventado.

Españolas, de Praga, del tarot.

No me lo puedo creer. De póquer.

No te voy a preguntar, el actor este que lleva aquí

un montón de tiempo esperando. Este es de las primeras películas.

Hay una secuencia de "Misión imposible"

en la que aparece la Torre de la Pólvora.

Mónica, ¿por qué se llama la Torre de la Pólvora?

Pues porque en su interior

se almacenaba la pólvora en el siglo XVII.

Era una de las puertas originales de entrada a la ciudad vieja

cuando estaba amurallada. Y te diré que aquí empezaba

el camino real que recorrían a pié los monarcas

hasta el Castillo de Praga, donde se celebraba

la ceremonia de su coronación.

Más que una plaza parece un boulevard.

Pero estoy en la Plaza de Wenceslao, en Praga.

Esto ha sido el escenario de las grandes revoluciones.

Esto se llenó de los tanques rusos.

Y también en 1989 sucedió la Revolución de Terciopelo

que es la que acabó con el comunismo.

Pero, dejando la historia, lo que nos interesa es el cine.

Y aquí se ha rodado "Misión Imposible",

"Casino Royale" y otras tantas películas.

Justo en esta plaza.

La Plaza de Wenceslao es el centro comercial

y administrativo de Praga.

Presidiendo la plaza está

el imponente Museo Nacional, ahora en obras.

Y también el monumento a San Wenceslao,

patrón de la República Checa.

En el paseo central se colocan puestos de comida rápida

donde degustar por poco dinero unas deliciosas salchichas.

De día la plaza se llena de gente, de bares,

de oficinas, de restaurantes, de grandísimos hoteles.

Y por la noche esto se transforma,

sex shops y otro tipo de películas también.

Todo cambia por la noche en esta Plaza de Wenceslao.

A pesar de sus costumbres nocturnas en los alrededores

de la Plaza de Wenceslao están algunos de los hoteles

más lujosos de la ciudad.

Entre ellos el emblemático Hotel Europa.

Aunque si queréis estar en una zona más pintoresca

buscad alojamiento cerca de la Plaza de la Ciudad Vieja

o en el Puente de Carlos.

Y si preferís algo más baratito hay albergues muy céntricos.

Esta maravilla arquitectónica del modernismo

es la estación principal de Praga.

Aquí empieza "Misión Imposible 4",

la primera secuencia.

Pero esta estación también aparece en "Casino Royale",

aunque simulan que es la estación de Trieste.

Pero no, en verdad era esta en la que nos encontramos.

Mónica, para los que vengan

a hacer turismo aquí, cuéntales.

Esta estación tiene conexión

con el metro de Praga y ofrece servicios

de transporte nacional e internacional.

Pero aunque no vayáis a coger ningún tren venid a verla,

porque es una joya del art noveau.

Praga es como un museo al aire libre.

Y no sólo por su arquitectura, sino también por las esculturas

que pueblan sus calles, como crítica social

o rememorando hechos históricos.

Qué contraste, estas estatuas tan modernas e irreverentes

en medio de esta ciudad tan monumental.

El escultor de estas obras, David Cerny, es conocido

porque pintó un tanque soviético de color rosa.

Praga la verdad que está llena de esculturas.

Estas son realmente inquietantes,

dos hombres orinando

en el mismísimo plano o mapa de la República Checa.

Pero lo que me interesa de esta plaza es este museo,

es el museo del escritor Kafka,

sin duda el autor checo, nacido en Praga,

más importante de la literatura.

Si Frank Kafka levantara la cabeza y viera

que la ciudad en la que nació le rinde un tributo constante

no podría creerlo.

Nunca disfrutó del reconocimiento

que ahora se le profesa. Y esto es gracia a que su amigo

Max Brod ignoró su petición de que destruyera

todos sus escritos cuando muriera.

Como escritor os aseguro que es emocionante

entrar en este museo que afortunadamente

guarda las primeras ediciones de los libros de Kafka.

También guarda manuscritos,

guarda cartas, fotografías, toda su correspondencia.

son verdaderas joyas las que tiene este delicioso

museo que no podéis dejar de visitar si venís a Praga.

En Praga lo mejor es ir caminando.

En un pispás se pasa de la ciudad vieja

a encontrarme ya en la nueva.

Esto es el Teatro Nacional

y aquí he quedado con mi amiga Gema.

¡Hola!

Estoy en la ciudad nueva, este es el teatro.

Ya estás en la ciudad nueva. Ya estoy.

Esta es la ciudad nueva.

Justo se construyó hace 600 años más o menos.

Ya de nueva tiene poco. Porque se quedó pequeña.

Entonces quisieron ampliarla un poquito.

Y entonces aquí empezaron a establecer los negocios,

todo business, todo empezó a nacer aquí.

Qué haces en Praga, cuéntame. (RÍE)

Pues aquí por amor yo creo. ¡Ay!

Me casé con un checo y nos vinimos aquí a vivir.

Y aquí seguimos. ¿Cuántos años llevas?

Pues llevo unos 16 por lo menos.

Mucho, mucho tiempo. ¿Y te ha costado el idioma?

Me sigue costando, sí. Todavía después de 16 años.

Sí, es un idioma que nunca se llega a hablar.

Es otro mundo. Se te ve enamorada en Praga.

Bueno, y de tu checo. Bueno, de momento sí.

Oye, y el Teatro Nacional.

Esto es una preciosidad.

Estoes el Teatro Nacional.

Sí, es una preciosidad como tú dices.

Muy muy bonito.

¿Sabes cómo le llaman aquí? No.

"La Capilla de Oro".

Ah, de tanto oro que tiene.

Es un edificio neorrenacentista

y si te das cuenta está todo rodeado de oro.

Cuando brilla el sol es una maravilla porque refleja.

Es muy bonito, es muy bonito.

¿Y a que no sabías que en este teatro del siglo XIX se grabó

muchísimas escenas de "El ilusionista",

con Edward Northon haciendo de mago con esos trucos

impresionantes que gustaban al público e irritaban

muchísimo al emperador?

¿Lo sabías? ¿En serio? Qué va.

Pues aquí dentro fue, en este teatro.

Aunque a mí me han dicho, y estoy viendo aquí de reojo,

que salir del teatro e irte al Café Slavia.

Tienes que ir directo, eso es obligatorio.

¿Sí? Sí, es obligatorio.

Es como el "Café de Praga", tal cual.

Ahí siempre ha habido intelectuales.

Es el café de los intelectuales.

Kafka estuvo sentado ahí mucho tiempo escribiendo.

Y el ex presidente Havel. Ah, bueno, verdad.

Como eres mi anfitriona, Gema.

Ay, qué bonito, ¿no?

(Música de piano)

Qué buen gusto ponernos música de cine

para un programa de cine, ¿eh? ¡Genial!

Los maravillosos cafés que hay en Praga

serían razón suficiente

para programar un viaje a esta ciudad.

Muchos de ellos, como el Louvre,

son verdaderas joyas de otra época

en las que los escritores

como Kafka pasaban mucho tiempo.

Buscad cualquier excusa para pasar un rato

en alguno de ellos y quizá sin saberlo

o sentéis en la misma mesa que algún famoso escritor.

Pues mira, te he traído a un edificio que se llama

"La casa danzante", imagínate por qué.

Tenías ganas de bailar, ¿no? Tenías ganas de bailar.

Bueno, querían ponerle el nombre de "Ginger & Fred"

por los bailarines, pero al final no cuajó mucho.

¿Qué es como un museo? ¿Qué tiene ahora?

No, la verdad que de museo al final nada.

Son oficinas, la parte de abajo son locales comerciales.

Y lo más bonito es la parte de arriba,

que es un restaurante y desde ahí pues tienes

una vista preciosa de Praga. Muy bonito.

Ya pillo lo de la figura. Date la vuelta.

¿Así? Haz de Ginger.

Hazme de Ginger. ¡Así baila!

Ese es ella, es la de cristal. ¡Sí!

Por si no os habéis dado cuenta

os diré que el arquitecto es Frank Gehry,

el mismo que hizo el Guggenheim de Bilbao.

El ex presidente y escritor Vaclav Havel

apostó por construcción a pesar de la oposición férrea

con que se encontró porque su estilo no concuerda

con los edificios barrocos,

góticos y modernistas colindantes.

Mira, te voy a traer a un sitio que creo que te va a encantar.

Seguro, aciertas siempre. Es lo más típico de Praga.

Es la cervecería más antigua, del siglo XV.

Y es típica porque ellos mismos

fabrican su propia cerveza.

La tienes aquí. La bebida tradicional.

La bebida típica es la cerveza, hay que probarla.

Pues vamos a probarla.

U Fleku. U Fleku.

Guau, qué pasada. Mira, parece un castillo.

Está dividido como en salas diferentes.

Y ellos les llaman academias. Si te das cuenta parece...

¿Esto es una academia? ¿De la cerveza?

¡Sí, típica! Me gusta.

Y esta es la sala de los caballeros,

que es la más bonita de todas.

¿Son salas y academias? Sí, muchas salas.

Y en cada una van tocando música.

Puedes pedir música española, típica checa.

¿Y por qué la cerveza de aquí tiene tanta...

es tan particular y tan personal?

Se dice que la fermentan y se enfría

en barriles de roble,

y eso le da un saborcillo diferente.

Están cocinando toda esta noche la cerveza.

¿Ves cómo está caliente? Sale vapor.

Está hirviendo el lúpulo, lo típico de la cerveza.

Y la está cocinando,

me ha dicho el dueño, para mañana.

Cómo sube la cerveza. Qué olorcito, ¿eh?

¿A que huele? Huele a lúpulo fuerte.

Me tengo que empapar con algo yo,

si no me vengo arriba.

Aquí se supone cuando ha terminado de cocinarse

la cerveza pasa para acá y la van poniendo,

la van dejando aquí en esta bañera

que se enfríe totalmente.

Estamos haciendo los pasos correctos.

¿Bajamos entonces ahora?

Eres la mejor guía que he conocido.

Mira qué alegría.

Dos cervezas negras.

(HABLA EN CHECO)

¿Cómo ha dicho? Pivo. Pivo.

Cerny, "negra".

¿Gracias cómo lo digo?

Dekuji. "Dekuju".

(RÍE)

Y ahora a brindar. Tenemos que brindar también.

Ellos brindan mirando a los ojos.

¡Na Zdravi! ¡Na Zdravi!

Y por el cine.

Qué es eso, que me entra hambre.

Mira, esas son las típicas tapas checas.

Es mayonesa y queso. Mayonesa, queso, patata.

Jamón, huevo duro y lechuga.

Y luego ya la comida típica checa.

Con clara influencia austriaca y alemana,

los chicos siempre comen carne acompañada

de alguna salsa contundente, patatas, verduras o ensalada.

Algunos de los platos más típicos son

la ternera asada con salsa de nata,

el pato asado en salsa

y el tartar de ternera.

Pero son muy habituales también el codillo y las salchichas.

No esperéis comer pan, pero tiene algo parecido,

los dumplings, que son unas porciones

de masa de harina de trigo muy típicas.

(CANTAN) #Clavelitos, clavelitos,#

#clavelitos de mi corazón.#

¿Te la sabes? No.

¡Con la cerveza se me va la letra!

Pero incapaz de irme de esta ciudad

sin pasear por el Puente de Carlos por la noche.

Maravilloso.

Qué razón tenía Kafka, mi admirado Kafka,

que era incapaz de irse demasiado tiempo

de esta maravillosa ciudad.

Esto mola, ¿eh?

La pequeña Veñe... ¿Veñecia?

¡No me fuerces! ¡No me fuerces!

Es más antiguo... perdón.

Este teléfono es de película, "Misión Imposible".

(RÍE) No creo.

El latido de Praga está aquí, ¿no?

Sí, sí, sí. Ahí me gusta.

¿Quedo mal si te pregunto:

y los checos así por la noche qué tal?

Ay, bueno...

"Clavelitos en Praga".

Esto es "Clavelitos en Praga".

(RÍE) ¡Señor Alfred!

Tranquila, que lo...

Es que está dudando todo el rato.

Que sí, que no, y entonces...

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Praga

Destinos de película - Praga

24 oct 2016

Destinos de película aterriza en Praga, una de las ciudades más hermosas de Europa, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Màxim Huerta pasea por las calles del barrio de Mala Strana como hacía el maestro Mozart en 'Amadeus'. El presentador se enfunda el traje de súper-espía para emular a Tom Cruise en su primera entrega de 'Misión Imposible', recorre el Castillo de Praga para recordar a la emblemática Barbra Streisand en el musical 'Yentle' e intenta atravesar la estación de tren como Daniel Craig en 'Casino Royale'. Además, visita el Teatro Real donde Edward Norton era 'El Ilusionista'.

ver más sobre "Destinos de película - Praga" ver menos sobre "Destinos de película - Praga"

Los últimos 40 programas de Destinos de película

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Javier

    Praga es la ciudad más bonita de Europa, la he visitado varias veces y nunca me canso de volver, muy bueno el reportaje, me ha encantado

    04 nov 2016
  2. Min Estrada

    Excelente

    31 oct 2016
Recomendaciones de usuarios