www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
882203
No recomendado para menores de 7 años   Cuéntame cómo pasó - Cap.34 - Dos trompas y un destino
Transcripción completa

Cuéntame...

..tú que has vivido...

..el despertar de un tiempo que nos cambió.

Volverás...

..a ser un niño,...

..al recordar las largas tardes de sol.

Háblame de lo que has encontrado en tu largo caminar...

..cuéntame cómo te ha ido si has conocido la felicidad.

Cuéntame, cómo te ha ido si has conocido la felicidad.

Sentirás...

..el dulce abrazo...

..de aquellos padres que dieron todo por ti.

El sabor...

..del primer beso,...

..todos los sueños que tú querías cumplir.

¡Venga, hombre, vamos, rápido!

¿Vas a ir así, hija? Sí.

¡Madre, deja ya eso!

Hola, Josete. ¿Vamos a la inauguración de la tienda?Bueno.

¡Carlos, que os vais a matar, no corráis!

¿Ves por qué digo que me llevé a la más guapa del pueblo?

Qué tonto eres.

¿Qué hora es? Tardísimo. Las nueve y... pasadas.

¿A que es preciosa? Ha quedado muy bonita.

¿Te das cuenta cómo nos ha cambiado la vida en un año?

Antes no teníamos ni lavadora, ni televisión, ni un duro en el banco.

Y ahora mira, un negocio.

Dos negocios, que lo mío con don Pablo también es un negocio.

(Lo recuerdo como si fuera hoy).

(Allí estábamos todos, a las nueve en punto, llenos de emoción...)

(..y cargados de ilusiones, esperando ese momento soñado,...)

(..cuando mi madre abriera su tienda).

(Una tienda que llamaba "Butique Meyni", que no era inglés,...)

(..sino Mercedes y Nieves,...)

(..las dos socias que pusieron hasta el último céntimo en el negocio).

(No era muy grande, ni lujosa, ni se parecía a Galerías Preciados,...)

(..ni a los almacenes Simeón).

(Era un local modesto, pero olía a limpio como el mejor,...)

(..porque, por la mañana, lo primero era echar Ozonopino Ruy Ran,...)

(..el aroma del bosque con que se perfumaban los comercios).

(Tenía dos pisos, que habíamos empapelado a la última moda).

(La planta baja para atender a la clientela,...)

(..y la planta superior donde estaban los probadores).

(Al fondo, la puerta que daba al taller, donde mi abuela y mi madre-)

(..se pasaban las horas escuchando la radio mientras cosían vestidos..)

(..que mi hermana Inés, Nieves y Pili se encargaban de vender).

(Pero el barrio seguía igual).

¡No se puede pagar 10 millones de pesetas por un jugador, hombre!

¡Además las primas!

(Ahí seguía Tinín, detrás de la barra,...)

(..todo el día de pelotera con los parroquianos).

(Y Ramón, bebiendo carajillos desde primeras horas de la mañana,...)

(..y Desi, que diría que arreglaba los pies de los vecinos...)

(..pero nadie sabía cuándo).

(Y ahí estaba Cervan, vendiéndonos los tebeos de Hazañas Bélicas,...)

(..y soñando con la monarquía que algún día llegaría,...)

(..aunque él prefería que el rey...)

(..fuera don Juan de Borbón y no su hijo Juan Carlos).

(Pero además, aquel otoño de 1969 se empezó a hablar...)

(..de algo que se llamaba la píldora).

(Unas pastillas que solo tomaban las que no eran trigo limpio,...)

(..o las progres, como se decía antes).

(Yo tengo una gran simpatía por esa cigüeña de la que nos han hablado...)

(..y por esos raros cajones que venían de París).

¿Pero le oís? Parece que está hablando para anormales.

Este hombre aburre a las ovejas.

¿Qué queréis, que lo cuente todo con pelos y señales?

Tienen razón. Dice unas majaderías que...

Menos mal que te tuve antes de oír a este señor, si no, no naces.

Este no sabe de dónde vienen los niños.

Mira el sabihondo. ¿Y tú qué sabes? Pues claro que lo sé.

¿Qué sabes?

Todo. Los niños vienen cuando los padres se dan 20 ó 30 besos,...

..y cuando la madre se come una semilla.

(Resulta que sabía yo más del asunto que los de la tele,...)

(..porque aquel señor de las gafas, que no paraba de soltar el rollo,..)

(..en vez de decir de una vez de dónde venían los niños,...)

(..sólo decía palabras que no las entendía nadie).

(Pero es que, en aquellos días,...)

(..los niños de mi edad sabíamos de sobra cómo se hacían los niños).

(Dándose muchísimos besos y poniendo una semilla no sé dónde).

Bueno, bueno. Todos a la cama. Que si no este nos lee la enciclopedia.

Yo me voy a quedar a repasar un rato.

Yo estoy muy cansada, y hay que fregar los platos.

Abuela, déjalo. Mañana lo hacemos.

Tiene razón la niña. Por un día no pasa nada.

Os habéis creído que voy a dejar los platos sucios.

(Aun así, habrá que concluir de los últimos toques...)

(..de esa delicada manera de entrar en la realidad).

Si pincha una rueda en carretera, ¿qué tiene que hacerse?

A) Buscar un taller. B) Detenerse y salir del coche.

C) Indicar con los pilotos que va a aparcar en el arcén...

..y descender con precaución.

Merche, ¿tú crees que nos irá todo bien?

Pues claro, ¿cómo no nos va a ir bien?

Es que con esto de irme del Ministerio no pego ojo.

¿Me lo dices a mí?, que no paras de dar vueltas desde hace un mes.

Que no te has despedido del Ministerio, solo es una excedencia.

Imagina que lo de los pisos va mal y tengo que volver...

..con el rabo entre las piernas.

Anda, no seas agorero. No pienses esas cosas.

Mañana, antes de marcharme, voy a invitar a los compañeros.

Me parece muy bien.

¿Te queda mucho?

¿O apagamos?

Apagamos.

No me entero de nada, chica.

Ya verás tú, cariño,...

..qué bien nos va a ir todo.

Eso espero. Te lo digo yo.

¿Qué pasa?

¿Te lo cuento? ¿El qué?

En el tiempo que tenemos la tienda he hecho de caja 22.411 pesetas.

¿22.400? ¿Tanto?

Sí, señor. Si seguimos así, seremos como Galerías Preciados.

Joder, con el cuento de la lechera. ¿Y por qué no?

Me han dicho que empezó con una tienda más pequeña que la nuestra.

Y mira, el mejor negocio del mundo.

Tanto como el mejor negocio del mundo.

Pues yo he vendido otro piso y tengo uno apalabrado.

Así que casi lo mismo, 4.000 duritos.Mira qué bien.

Que nos va a salir todo bien.

La única espinita que tengo clavada es don Pablo.

Pero si me trata como si fuese su socio. Si no fuera por él...

Ya veremos si no te arrepientes. ¿Cómo me voy a arrepentir? Que no...

¿Sabes una cosa? ¿Qué?

Conchi se ha "quedado" otra vez. ¿Cómo que otra vez? ¿Conchi?

Sí, Conchi. Que se ha quedado embarazada.

Ella que pensaba que ya no servía y mira...

Con eso del método Ogino, que le tengo un miedo...

De verdad, que tenemos que tener mucho cuidado.

Que tenemos mucho cuidado. Si lo hacemos muy despacio.

Ya, pero ahora que nos va tan bien.

Nueve, diez, once...

Nada.

¿Qué haces? Estoy contando.

¿Y podemos? Once, doce, trece...

No. Que sí, que podemos.

¿Seguro? Seguro.

Toni ya debe haber llegado a la Universidad.

Ay, Dios mío, que apruebe.

Hijo, no seas ansioso. Primero termínate eso. Son para todos.

Si la abuela no quiere ninguno.

He hecho una promesa, hasta que Toni no apruebe el Derecho Romano,...

..no pienso probar una "pinka", ni un suizo, ni una trenza, ni nada.

¿Lo ves?Anda, dale vueltas. Teléfono.

¿Quién es? No sé. Voy a ver.

Será que alguien del pueblo se ha muerto.Siempre pensando lo peor.

-Dígame. -(¿Inés?).

Hola, Eugenio, buenos días. Qué susto. ¿Pasa algo?

Perdona que te moleste a estas horas, pero tengo que hablar contigo.

Estoy dado vueltas a un asunto... ¿Por qué no te pasas por aquí?

Es que estamos desayunando. Y tenemos que abrir la tienda.

Si quieres me acerco por la noche.

¿Quién es? Eugenio.

¿Y qué quiere ahora?Nada, cosas nuestras. Para mí. Eugenio.

Ay, Señor, Señor.

De verdad que no puedo ir. Adelántame algo. ¿Es grave?

No, grave no. Pero es importante, y no quiero hablarlo por teléfono.

Me gustaría discutirlo personalmente.

Me estás preocupando.

¿Por qué no le dices a tu madre que vas más tarde a la tienda y vienes?

Inés, tenemos que tomar una decisión.

Bueno, voy a ver qué puedo hacer. Pero no te prometo nada.

¿A qué viene tanto misterio?

¿Quién es, hija? Eugenio.

¿A estas horas?

¡Padre, que aunque seas cura tienes que pensar en los demás!

Todos están locos en este barrio, hasta el cura.Será una emergencia.

"Cagoenlaleche", mira la hora. El último día y voy a llegar tarde.

¡A ese le voy a decir cuatro cosas! Llamar a estas horas...

Me tenía que contar cosas de la parroquia.¿Tan temprano?

Si son casi las nueve.¿Las nueve? Nos tenemos que bajar, pero ya.

¿Y qué hago con las lentejas? Ponlasa fuego lento y luego subes.

¿Al final va a haber lentejas o no? Claro que va a haber lentejas.

¡Que te atragantas!

¿Cómo no va a haber lentejas?

Anda, que hay mucha prisa. Tengo que presentar el muestrario. No llegamos

El que no llego soy yo. Papá.

¿Qué, hijo?

¿Puedo ir contigo esta tarde a la clase de conducir?

No, que tienes que ir al colegio. Esta tarde no hay.

Don Severiano ha dicho no sé qué que tiene que echar para matar bichos.

Pues luego lo hablamos, bicho. ¡Adiós!

Nosotras también nos vamos. ¿Vamos a dejar esto sin fregar?

Que no, abuela, que luego subo y lo friego en un periquete.

¿Estás nervioso?

¿Cómo no voy a estarlo? Tantos años en el Ministerio...

No me habré precipitado y ahora va mal lo de la constructora.

¿Otra vez con lo mismo?

Bueno, bueno. Luego te llamo.

Que te iba a decir que estás muy guapo.

Oye, que nos tenemos que ir.

Venga, abuela. Ya va, ya va.

Hay "grises" hasta los días de exámenes.

No sé por qué no se matriculan. Entre porrazo y porrazo sacaban la carrera.

¿Cómo llevas el Romano?

Muy bien, pero me va a cargar porque le da la gana. Es un mierda.

-A lo mejor esta vez te aprueba. -Ya. Menudo cabrón. Me carga seguro.

-Tenías que hablar con él. -Si hablé y no me sirvió de nada.

Pues dile que has cambiado, yo qué sé, que te has hecho de Falange.

No me da la gana. A ese facha no le pido ni la hora.

Callad. Ahí está Picabea.

¿Ese es Picabea? ¿Y esa barba?

No le conoce ni la madre que le parió.

Le ha salido un eccema en la cara y no puede afeitarse.

Joder, parece Fidel Castro.

¿Habéis visto la mirada me ha echado?

La que echa a todo el mundo.

Si se le ha puesto cara de asco... No sé para qué vengo al examen.

-¿Tienes ahí las píldoras? -Sí. ¿Por qué?

¿Me prestas una? Se me han terminado y nadie me hace una receta.

A ver si esta tarde consigo a alguien.

(Hoy, que una chica le prestara a otra una píldora suena a chiste,...)

(..pero en 1969 no era nada fácil conseguir una receta).

(Y tanta era la dificultad que hubo indeseables que hicieron negocio,..)

(..como aquella mujer que tenía un kiosko en Cuatro Caminos...)

(..que hizo su agosto vendiendo pastillas una a una).

Joé, cómo me gusta. En amarillo es genial.

Parece un platillo volante. A lo mejor es de los extraterrestres.

A mí me encanta. Es tan redondito.

Josete... Jobá, vaya pedazo de coche.

Esto debe ponerse como a 200 por hora.

¡Eso corre menos que un carro de rodamientos!

¿Qué es un carro de rodamientos?

Uno que no cuesta ni un duro y corre que se las pela. Yo hice cientos.

-¿Tú sabes hacerlos? -Naturaca. Está chupado.

¡Ya! Vi uno el otro día. ¿A que son de madera?

Sí, señor. Qué casualidad que tengo una maderita aquí. Tomad.

Sólo os faltan los rodamientos.

-¿No tienes una para nosotras? -Solo tengo una.

Si las chicas no conducen.

-¡Claro que podemos! -Y mejor que vosotros.

Sí, anda ya.

Ahora, para que os fastidiéis, vamos a hacer uno mejor que el vuestro.

Cuando lo acabemos echamos una carrera.

No sé dónde vais a sacar los rodamientos.

De donde no te importa. Vámonos, que estos son tontos.

Pues como no saquéis los rodamientos de los cochecitos...

¿Todavía estáis ahí? Arreando al colegio.

¡Antonio! Hola, Manolo.

¿Qué?, ¿recogiendo? Pues sí.

Qué suerte tienes, poder dejar esto.

No lo sé. A ver si estoy metiendo la pata.

¡Qué vas a meter la pata! Y más marchándote a la construcción.

Ahí está el futuro. El dinero está en el ladrillo.

Eso creo yo. Pero como ha sido todo tan de repente.

Es una oportunidad, y si no la aprovecho... Pero no sé...

¡Claro que sí! Y si necesitas a alguien, cuenta conmigo.

Pido la excedencia y a forrarme vendiendo pisos.

No serías tú malo vendiendo pisos. Un figura, vamos...

Te dejo. Luego paso a despedirme. Gracias, Manolo.

A forrarse, sí.

Te va a venir el escote. Esto está muy bien.

¿Me lo puedes hacer con dos largos? ¿Con dos largos?

Uno por debajo de la rodilla para cuando vaya con mi marido,...

..y otro más corto para cuando salga con las amigas.

¿Tú crees que un vestido es un chicle?

Juan está imposible. Cada día más celoso.

Ah, lo necesito para pasado mañana. Si me dijiste que no corría prisa.

Ya, pero han adelantado el bautizo. ¿Sabes todo el lío que tengo?

Por favor. No te pongas así.

Pero necesito que vengas esta tarde a otra prueba.

No sabes cómo te lo agradezco. Hasta luego.Adiós.

¿Estás loca, hija? ¿Cómo lo vas a hacer?

Pues echándole horas. Sin parar de trabajar.

Te estás matando. Y nos estás matando a las demás.

Tampoco es para tanto. ¿Que no es para tanto?

Mira, un negocio que no da para levantarse a las nueve,...

..ni es negocio ni es nada. Madre, tiempo al tiempo.

-Gracias por venir. -Me tienes intrigada. ¿Qué pasa?

Perdona, eres la única persona a la que se lo podía contar.

-Siéntate, por favor. -No tengo tiempo.

Será solo un momento.

Tú... ¿Te importa que te haga una pregunta personal?

Pues según.

Tú...

¿Tú tomas la píldora? ¿Tomas precauciones?

¡Y a ti qué te importa! Son cosas mías.

Perdona, no me malinterpretes. Quiero decir que si yo...

Que si no fuera cura, si fuera mujer,... las tomaría.

Muy bien. ¿Y qué?

¿Cómo que y qué? ¿Sabes la cantidad de niños no deseados que nacen?

No lo sé. ¿Me vas a decir de una vez qué pasa?

Perdona, me voy por los cerros de Úbeda. Siéntate y te cuento.

He hablado con el padre Llanos.

¿Y ese quién es?

Un cura muy sensibilizado con estos temas.

Me ha dicho que puede enviarnos a una ginecóloga para hablar con vosotras.

Vamos, con las mujeres del barrio.

Eugenio, te juro que no necesito ningún ginecólogo.

No es eso. Siéntate, por favor.

Se trataría que en vez de la película podía dar una charla.

Donde se puedan exponer las dudas, donde la gente pueda hacer preguntas.

-¿Qué te parece? -No sé. ¿En la iglesia?

Aquí. La iglesia no puede dar la espalda a una realidad así.

¿Sabes los aviones que salen para Londres llenos de embarazadas?

Claro que lo sabes. Lo sabes perfectamente, ¡y yo también!

-Padre, ¿va a seguir confesando? -Sí, sí. Enseguida.

¿Van a dejar que venga esa señora el obispo o el que te da permiso?

Pues no lo sé, pero no voy a decir nada.

Tú verás. Pero no sé qué pinto en todo esto.

Pues sé que la gente no va a estar de mi parte. Me gustaría que tú sí.

En vez de la película, una ginecóloga hablará de anticonceptivos.

Se va a montar una que ya verás.

Pero no sé si las mujeres del barrio se van a atrever a ir.

Yo creo que sí...

¿Qué cuchicheáis?

Que el sábado Eugenio en vez de película va a hablar de la píldora.

¿Qué píldora?

De la "pilule".

¿El cura en la iglesia? Esto es la guerra. ¿Se ha vuelto loco?

Eugenio no. Va a venir una ginecóloga.

Ah, bueno.

-Yo creo que este es de mi talla. -Perfecto. Pasa y te lo pruebas.

¿Cómo me sienta?

-Divinamente. Como un guante. -¿Verdad que sí?

-Y te hace mucho más joven, ¿verdad? -Bueno...

Te falta el complemento.

Igual, igual que Jackie Onassis.

-Pues me lo llevo puesto. -Estupendo. Vamos a caja.

¿No será muy corto?

Mujer, ¿para qué están las piernas?, para enseñarlas.

Teléfono.

Sí.

¡Hola, papá! ¿Qué tal?

Está en el taller. Ahora se pone.

Mamá, es papá, al teléfono.

¿De qué te ríes? De nada.

¿No será demasiado atrevido?

Qué va. Y la semana que viene vente a probarte la falda naranja.

¿Pero has visto cómo va? Mira, nena, sarna con gusto no pica.

Antonio, ¿pasa algo?

No, estoy recogiendo.

Es una tontería, pero me he puesto a recoger...

..y me ha entrado un cosquilleo...

Natural. Llevas mucho tiempo en el Ministerio.

Tú no le des más vueltas.

Toda la vida soñando con dejarlo y ahora me pongo nervioso.

Todo te va a ir muy bien.

A la que va a ir bien es a ti. ¿A que vendes vestidos como loca?

Acabamos de vender uno y han entrado 2 chicas.

Pues eso tengo que hacer yo, vender y dejarme de nervios.

Claro que sí. En dos días se te ha olvidado el Ministerio.

Cariño, te dejo, que tengo mucho trabajo. Adiós.

¿Qué le pasa a papá? Que está preocupado

-¿Pero no tenéis nada más...? -¿Más qué?

Pues eso, para nosotras. Es que estos vestidos hacen mayor.

Perdona, lo que pasa es que son muy elegantes.

Este precisamente lo llevaba en el "Hola" Grace Kelly.

Sí, ya. Anda, vamos. Adiós.

Adiós.

Ahora vamos a continuar con la división.

Poned mucho interés, que esto es muy, pero muy importante.

¡Don Gonzalo!

¿Qué te pasa?

-¿Cuándo vuelve don Severiano? -Cuando se ponga bueno.

Tengo 9 balones y quiero repartirlos entre 3 niños.

¿Cuántos les toca a cada niño?

¡Carlos! ¡Tres rodamientos!

Te la has liado.

Silencio.

¿Por qué has dicho tres rodamientos?

Ven aquí.

Castigado de rodillas.

¿Pero qué te pasa, que siempre estás en las musarañas?

-¡Don Gonzalo! -¿Qué?

Ha dicho lo de los rodamientos porque necesitamos 3 para hacer un carro.

¿Un carro?

Es que dice Cervan que con tres rodamientos y una tabla...

..te haces un carro que corre más que un "600".

Pues es verdad, se puede. Y cuando era como vosotros tenía uno estupendo

¿De verdad?

Pues sí, señor. Os voy a explicar cómo se hacen.

Tú, a tu sitio.

Todo lo que se necesita es 3 rodamientos y una tabla.

¡Tenemos la tabla!Pero no sabemos dónde hay rodamientos.

Los hay en muchos sitios. En las lavadoras, en las bicicletas...

¿En las lavadoras?Pues sí. Os voy a explicar cómo se hace.

Se coge la tabla,...

..y aquí el tercer rodamiento.

Con un listón atamos unas combas y así podemos manejar el carrito.

-Señorita. -¿Sí?

Dicen los chicos que no podemos conducir uno porque somos chicas.

¡Claro que podéis! Y mejor que ellos.

¿Pero dónde conseguimos los rodamientos?

Pues a nosotras nos daban los usados en los talleres de bicicletas.

Y la tabla... Se la pedimos al bedel, cuando terminemos la clase.

Y ahora vamos con matemáticas.

Chisssst.

¿Qué?

Los ediles curules son los miembros de una magistratura patricia, ¿no?

Sí. Tienen competencias sobre la vigilancia del orden público.

¿Cómo vas?

Bien, pero...

¡Chiiiiiist, Toni!

¿Qué es la enfiteusis?

Joder, macho.

Es la que disfruta a perpetuidad de un feudo ajeno,...

..por un canon anual, y puede pasar ese derecho a sus herederos.

Gracias.

-Mira qué medias. -Y qué tules.

-Tendríamos que vender ropa como ésta -Ya lo sé. ¿Pero qué quieres?

Sí, y nos la comemos. ¿Quién compra ropa?

La gente mayor, que es la que tiene dinero.

Y la gente mayor no va en minifalda.

Buenos días.

Hola, Eugenio.

Precisamente hemos hablado de usted.

El sábado se va a armar la de Dios es Cristo, con perdón.

No le hagas caso. Si los hombres se enfadan, a nosotras qué.

El día que ellos se queden embarazados que las "píen".

¿Cómo va el negocio?

No está mal. Como todavía no ha venido a bendecir la tienda.

A ver si encuentro un hueco la semana que viene.

-Es broma. No nos podemos quejar. -Me alegro.

Te dejo esto, Inés, para que lo repartas.

Cuantas más vengan, mejor. Vendréis, espero.

Yo me lo estoy pensando.

Yo seguro que voy.

Venga, nos vemos.

-¿Pero esto qué es? -Nosotras por dentro.

Me ha parecido oír al padre Eugenio.

Se acaba de ir. Mira esto, que este está cada vez más majara.

¡Jesús, María y José!

¡Antonio, mira lo que te traigo!

¡El frente de juventudes al completo!

O sea, que nos dejas, ¿eh? Pues parece que sí.

¿Y cómo son esos pisos que vendes?

¿Los míos? Son estupendos. Si quiere le vendo uno.

Como trabajamos con el banco, se pagan sin darse cuenta.

Para comprar estamos. Todo el mundo tiene dinero menos los funcionarios

A mí me lo va a decir. ¡Se va a hacer millonario!

Tanto como millonario.

Ojalá te vaya bien en esa constructora, pero si no, ya sabes,..

..aquí te esperamos.

Ganamos una porquería, pero es un sueldo fijo.Que no es poco.

Toma, esto es para ti.

¿Para mí?

Para que cuando lo veas te acuerdes de nosotros.

Muchas gracias. No teníais que haberos molestado.

¿No lo vas a abrir?

Claro. Ayúdame, Manolo.

Qué preciosidad. Muchas gracias. Muchísimas gracias.

Pero bueno, qué, ¿es que no vamos a celebrarlo?

Claro, os invito a un vermú con aceitunas.

Joder.

Me acuerdo de lo que me dijo don Venancio el año pasado.

¡Continencia! Nada de pastillas, Mercedes.

Ya, pero a veces se te va el santo al cielo.Pues...

Hija, en vida de tu padre, que en paz descanse,...

..me pasaba un susto cada mes pensando que podía estar embarazada.

Me habría gustado tener más hijos, pero el jornal no alcanzaba.

Que Dios me perdone, pero si en mis tiempos hubiera esa píldora,...

..me parece que la habría tomado.

¿De verdad? Me dejas de una pieza. Cada día me sorprendes más.

Que los tiempos cambian. No sabes la suerte que tenéis las de ahora.

Una suerte como no imagináis.

Se me van a pegar las lentejas.

Voy a quitarlas del fuego. Me está oliendo a quemado.

Desde aquí vas a olerlo. Y no te pongas a fregar, que te conozco.

Ahora vuelvo.

Yo no sé dónde vamos a parar.

No, no es así, creo que se equivoca.

La Prescriptio la instituyó el emperador Justiniano.

Significa que si usted vive 30 años en un inmueble,...

..puede quedarse aunque no tenga el título para ocuparlo.

-Lo he explicado muchas veces. -Es verdad. Es que estoy nerviosa.

No se preocupe, aún le queda tiempo. Pero corrija.

¿Qué haces?

Me marcho.

¿Cómo te vas a ir antes de terminar?

Marchándome.

¿Estás loco?

Estaría loco si me quedara. Suerte.

¿Y si los compramos nuevos?

¿Sabes lo que deben costar rodamientos nuevos? Un millón, o dos

¿Qué tal? ¿Ya tenéis todos rodamientos?

Sí, tenemos 100 ó 200.

Qué suerte, nosotras sólo tenemos 3.

Anda ya. Estas petardas, qué van a tener.

Enséñaselos.

-Mira, chincha. -Ya veréis si sabemos conducir o no.

-No vais a encontrar rodamientos. -No tenéis carrito.

¡Adiós, tontos!

Joé, tienen tres y nosotros ni uno. Hay que hacer algo.

No sé qué, el ridículo.¡Ya sé! Saco el de la lavadora de mi casa.

¿Cómo vas a sacar el rodamiento de la lavadora?

Con un destornillador. Y vosotros el de vuestra casa.

-Sí, y va mi madre y me sacude. -Y la mía.

Es que no doy abasto. Pues es urgente.

Bueno, lo intentaré. Hasta luego.

Adiós, Luis. Adiós.

(Toma posesión de la alcaldía de Bilbao Pilar Kareaga de Leterica,...)

(..la primera mujer que ostenta un cargo así en España).

Esto es el colmo. ¿Alcaldesa?

En vez de estar en su casa cuidando de sus nietos.

¡Qué vergüenza! No se te ocurra dejar eso en mi bar.

¿Pero por qué no?

¡Porque no! ¿Quieres que me lo clausuren?

¿Cómo te van a clausurar el bar?

Porque viene un guardia y te casca una denuncia.

Yo, en mi kiosko no lo pongo.

No seamos cerriles. Informaos primero. Mirad.

Parece mentira. Que eres un cura. Tendrías que estar en la iglesia.

-Tiene razón, Eugenio, eres un cura. -Claro, claro.

Pues por eso. Solo quiero que las mujeres del barrio abran los ojos.

A mí me da igual. Que se tomen lo que quieran. Desde luego, pildoritas...

¿Sabes? Eso es una ofensa para el hombre.

A mí mi mujer me dice que toma eso, y se acuerda.

¿Pero qué mujer, Cervan? Si no has tenido mujer en tu vida.

Es una hipótesis. Además, soy soltero.

Empiezan con las pildoritas esas, y luego, claro, con el vecino,...

..con el otro y con el otro.

¡No digáis tonterías!

Es un asunto muy delicado. Me han dicho que en América las toman todas,

..y claro, como no se quedan embarazadas, ancha es Castilla.

¿Y tú dónde has oído eso?

Tino, pon una ronda para todos.

Bueno, señores, estáis delante de un ex ordenanza.

-Hombre... -Enhorabuena.

¿Se acabó el Ministerio? Enhorabuena, Antonio.

Mujer y control de natalidad por la Dra. Pacheco...

¿Esto qué es, Eugenio?

Una charla informativa que hacemos del control de natalidad.

¿Cómo del control de natalidad? Eso.

Si es una broma, es muy pesada.

Conmigo no cuentes, ni con mi familia.

Hay cosas que no hay que aprender de las charlas, ¡se saben de la vida!

Esto es como predicar en el desierto.

¿Cómo se le ocurre hacer reuniones en la iglesia?

Este chico va a tener un problema.

Y encima se pone a repartir este papelucho por el barrio,...

..hablando del tema, y con dibujos, Merche, con dibujos.

Que no es un papelucho, papá.

Que sí, hija. Un cura está para otras cosas y la iglesia lo mismo.

Papá, estamos en 1969. Los curas son distintos.

Y algunos se preocupan por los problemas de las mujeres.

Ya salió el abogado de pleitos pobres. Te echaba de menos, hijo.

Yo no sé qué pensar, pero que sea en la iglesia me resulta raro.

¡Pues claro!

¿De qué habláis? ¡De nada!

A la iglesia se va a rezar, a confesarse, a casarse,...

..a un funeral, pero no a hablar de cómo no tener hijos.

Y menos de las pastillas para no quedarse, hija.

¿Qué son las pastillas para no quedarse?Lo que a ti no te importa.

¿Hablo yo con una ginecólogo? No.

Pues Eugenio, menos, que es cura y no le hace falta.

¿Qué es una ginecólogo? ¿Te quieres callar, Carlitos?

Ovarios, útero y trompas.

Al final va a tener un problema.

Y dile de mi parte que ande con mucho cuidado,...

..que en estos casos te cierran la parroquia. ¿O no, hijo?

Pues sería una injusticia.

¿Qué es el útero y la trompa? Nada, cosas de mujeres.

(¡Las mujeres tenían una trompa, la repanocha! Y yo sin saberlo).

(¿Pero dónde? Porque yo, en la vida se la había visto a ninguna,...)

(..ni a mi madre, ni a mi hermana ni a la abuela,...)

(..claro que a lo mejor las de mi familia no la tenían).

(A partir de ese momento ya sólo tuve dos preocupaciones:...)

(..hacer el carro de rodamientos y ver la trompa).

Ponla más alto, hijo.

(Según fuentes bien informadas,...)

(..el principal detenido es don Juan Vilá Reyes,...)

(..que se encuentra sujeto a procedimiento,...)

(..pero detenido en su domicilio por estar enfermo).

(Otros detenidos don Fernando Vilá Reyes, don Manuel Salvat Dalmans,...)

Ya están deteniendo a los de Matesa.

¿Pero qué es eso, que llevan una semana dando la monserga?

El último escándalo del Gobierno.

Ha sido tan gordo que no lo han podido tapar ni ellos mismos.

A ver si dicen algo.

Yo el otro día oí hablar de esto en la carnicería.

¿Esto qué era, hija? No me enteré muy bien.

Son cosas de negocios.

El dueño de Matesa es el presidente del Español.¿Del club de fútbol?

¿Del equipo de fútbol?

(Que Franco detuviera a la gente poderosa resultaba raro en 1969,...)

(..pero que, además, metiera en la cárcel...)

(..a todo un presidente de equipo de fútbol significaba que,...)

(..algo estaba pasando en España sin que supiéramos de la misa la mitad).

Será muy interesante, ya veréis.

-Hola. -Hola, padre.

Quería deciros que este sábado en vez de película habrá una conferencia.

¿Una qué?

Una charla que va a dar una ginecólogo.

Alabado sea el Santísimo.

Puerta.

Abrid alguien, que será un pobre.

Podrían ir a pedir a barrios de ricos, pero no, se vienen aquí.

Por eso son ricos, porque no sueltan ni una peseta.

Toni, en cuanto puedes, agarras el rábano por las hojas.

¿Pero es verdad o no?¿De qué hablamos, de política o millonarios?

Era un soldado. ¿Un soldado?

Sí. Es para ti.

¿Para mí?

Ya está. Me citan en el cuartel.

Ay, Dios mío.

Ahora la mili, lo que faltaba para el duro.

No te quejes. Si no te hubieras metido en política...

..harías las milicias universitarias.

Lo que me hubiera gustado verte de oficial.

¿Este de oficial? De cabo chusquero y ya veremos.

Es que por mí no haría la mili.

No me fastidies. Que has pedido voluntario en el Ejercito del Aire..

..porque don Pablo te va a ayudar.

Ya, pero por mí no la haría.

Trae.

Déjame las gafas, hija.

Ejército del Aire. Servicio Militar Voluntario.

Preséntese a las diez de la mañana del próximo día 29 del presente,...

..en el acuartelamiento de la calle Rodríguez Marín número 22,...

..provisto del DNI, para inscripción definitiva.

Pero no será que se tiene que quedar ya.

No, hombre. Los llevan para inscribirlos, los tallan...

..y luego los llaman para el servicio unos días más tarde.

Hijo, ¿vamos a la clase de conducir? Primero pasamos por la imprenta.

¿De verdad me llevas?

Pero no te he prometido esta mañana que sí.

Adiós, mi teniente.

El señorito durmiendo la siesta y nosotras fregando.

Estoy más harta de ser mujer...

Si fueras tu hermano te irías a la mili.

Pero es un año y esto es toda la vida.

No discutáis hay que terminar de fregar y abrir la tienda

Esa es otra. Trabajamos 2 veces.

¿Por qué no buscamos una chica de la limpieza?

¿Una chica de la limpieza? Por ahí no paso.

Si es que no damos abasto. ¿Tú sabes lo que cuesta? ¡A gastar!

Es que no nos da tiempo.

Queréis dejar la casa a una chica de la limpieza,...

..¡y pasarme por las narices que ya no sirvo para nada!¿Ya empezamos?

¡Y luego llevarme al asilo con Valentina! Me lo sé de sobra.

Madre mía, para qué habrás dicho nada. Madre, tienes unas cosas...

Vámonos, que Nieves debe estar esperando.

¿Otra vez dejarlo todo empantanado?

Ea, el fregado sin hacer. Viva la Pepa.

Está fuera de registro, ¿No lo veis? ¡Me costáis más que un hijo tonto!

Ya se ha corregido, don Pablo.

¡Se ha corregido después de una hora la máquina funcionando!

¿Creéis que me regalan el papel y la tinta?

¡Esta vez os lo descuento! ¡Que ya está bien!

Buenas tardes, don Pablo. ¿Cómo no estás en la obra?

Es que no le dije que empiezo las clases de conducir y llegaré tarde.

Muy bien. No te preocupes.

Hola, Carlitos. Hola, don Pablo.

Ven, que quiero hablar contigo. Yo también quería decirle algo.

Mientras hablo con tu padre, controla que trabajen estos zánganos.

Mira, Antonio.

Esto está fuera de registro, don Pablo.¡Ese es mi cabreo!

¿Usted dirá? Tú primero.

Ya han avisado a mi hijo...

..para confirmar que quiere hacer la mili voluntario.

O sea, que si quiere ya puede llamar...Ahora mismo.

Hola, soy Pablo.

Sí, muy bien.

¿Te acuerdas del hijo de un empleado que iba a hacer la mili voluntario?

Sí, mi mano derecha. ¡El mismo, Alcántara!

Sí te conoce.

El chico ha recibido una citación.

¿Dónde se tiene que presentar? En la calle Rodríguez Marín, 22.

¿Te gustan, Carlitos? Sí.

Si los quieres llévatelos. Pero no se le digas a don Pablo.

¿De verdad me los regalas?Sí. ¿Sabes para qué los usaba a tu edad?

No. Para hacer carros.

Para eso los quiero.

Gracias. Te veo el sábado.

Ya está. Tu hijo no va a hacer ni una guardia.

Primero la instrucción, luego unas horas en el destino por la mañana,...

..y por la tarde, a casa. No sabe cómo se lo agradezco.

No te preocupes, porque yo también quiero pedirte algo.Usted dirá.

No tiene que salir de aquí ni una palabra.No, como siempre.

Verás, a veces me agobio en mi casa. Ya sabes cómo son estas cosas y...

..me apetece estar fuera.

Y no voy a ir todos los días a un hotel. Compréndelo.

Lo entiendo. Pero no sé qué puedo hacer yo.

Me tienes que hacer un favor. Yo no puedo porque mi mujer está mosca.

Al grano. Quiero alquilarme un apartamentito.

Uno pequeño, para ver la televisión y relajarme...

..y echar una cabezadita de vez en cuando. ¿Te enteras ya?

Pues no mucho.

Quiero que alquiles un apartamento a tu nombre.

¿A mi nombre?

Lo pago yo, naturalmente. Tú figuras como inquilino, y ya está.

Don Pablo, es que... Es que si se entera mi mujer...

No tiene que enterarse. Tú vas a la agencia y lo alquilas.

Yo no puedo. Imagínate si mi mujer se entera que he alquilado un pisito.

Pues imagínese si se entera la mía.

Pero no tiene por qué enterarse. No tienes ni que pisarlo.

Bueno, si te hace falta alguna vez, cosa que no creo, me lo pides.

Don Pablo, yo hago por usted lo que sea, pero esto no me lo pida...

Te niegas a hacerme un favor. No me niego, lo que pasa es que...

Nada, lo piensas, y mientras voy buscando.

Y cuando encuentre algo que me guste, te llamo, lo ves y ya está.

Hoy por ti, mañana por mí.

Antonio, muchas gracias.

Ya puedes ir a clase de conducir, porque te va a hacer falta el coche.

Si no manda usted otra cosa. Muchas gracias, Antonio.

Mira, Papá, qué rodamientos. Sí, hijo sí.

Yo fui al médico a que me la recetara, y me dijo nanay,...

..que de darme una receta, nada.

A mí me pasó lo mismo, que le pregunté a mi médico...

..y me dijo que me olvidara.

Lo que yo digo, que por mucho que sepa esa ginecólogo,...

..si no te dan la receta, ¿para qué queremos ir a la charla esa?

Mujer, de algo servirá, por lo menos para no estar "in albis".

Yo pienso ir. Y no me las tomo porque no sé para qué.

Yo no sé si voy a ir, porque a nuestra edad.

Si me pillan a mí estos inventos hace 50 años...

..el zoquete de mi hijo no me mete en un asilo porque ni nace.

Pero claro, no sabíamos de la misa la mitad.Eso mismo que yo.

Me gusta, pero lo encuentro holgadito de la cintura.

Sí, pero lo arreglo en un periquete. Mañana se lo tengo.

Bueno, pues me lo quedo.

Lo que hemos pasado nosotras, ¿eh? Qué envidia me dan las jóvenes.

¿A usted no?

Tanto, tanto como envidia, a estas alturas...

Es que hemos llegado tarde a todo.

En nuestros tiempos no había hombres como los de hoy,...

..tan así, tan altos, tan peludos.

Valentina, siempre con lo mismo. ¿No piensa más que en los pelos?

Pues sí, es verdad, porque cuando veo a los jóvenes...

..con esos pelos del pecho saliendo por la camisa,...

..es que tengo que mirar para otro lado.

El famoso Ogino el mes pasado me dio un susto de muerte.

Vamos, que tiene más peligro. Le tengo más miedo que a un nublado.

Dígamelo a mí. Éste es Ogino puro.

Yo voy a ir a ver qué nos cuenta. Y además, es una mujer.

Esa es otra. Yo preferiría que me viera una mujer.

Paso una vergüenza cada vez que me despatarro delante del doctor.

Estaba pensando que deberías ir.

Que no, hija, que a tu padre no le hace ninguna gracia.

No te tiene que importar tanto lo que vaya a decir.

Pues ya veremos. Pero ahora estamos a lo que estamos.

Ya le he dicho a tu madre que me lo quedo.

Solo que está un poco holgadito de la cintura.

Mi madre se lo coge y ya está. ¿Cuánto es?

450. ¿Me haces una rebajita?

Va, 400. Pero que no se entere nadie.

Papá. ¿Qué?

¿Me puedo sentar a tu lado? No, ahí se sienta el profesor.

¿Para qué vienes?, si ya sabes conducir.

Sé conducir, pero no tengo carné. Ya lo entenderás.

¿Antonio Alcántara? Soy yo.

Mucho gusto. Soy su profesora. Ya puede entrar.

Vamos, que es para hoy.

Ya voy.

¿Qué pasa?, ¿que no había ningún profesor?

A lo nuestro. Punto muerto. Sí.

¿Sabe cómo se pone? En el medio. Lo sé perfectamente.

Muy bien. Revisión de espejos. Sí.

Contacto. Contacto.

Muy bien. Suelte el freno de mano. El freno de mano.

Y pise el embrague, que es el pedal...

Señorita, sé conducir perfectamente.

Pues píselo. Lo piso. Ya está pisado.

Y a continuación ponga la primera. Meto la primera, exactamente.

Así. ¿Lo ve?

Bueno, ¿y ahora qué? ¿Y ahora qué, ahora qué?

Pues cuando le diga, suelta el embrague y...

¡Lo sé perfectamente! ¡Suelto el embrague y piso el acelerador!

A la de una, a la de dos, a la de tres. ¡Ya!

Despacio.

Tranquilo. Cuidado, ¡cuidado!

Si es que me está poniendo nervioso.

¡Es que no se puede estar diciendo ahora ya y ahora sí!

¡Mire usted lo que he hecho! Vaya golpe me ha dado al coche.

(Eso sí que fue una sorpresa).

(Mi padre, cuando vio que el profesor era una profesora...)

(..se quedó patidifuso, alucinado, como se dice ahora).

(Y es que en 1969, ver a una profesora de autoescuela...)

(..era casi tan raro como ver a una vaca volando).

Todas, absolutamente todas tienen trompa.

Mi madre, no. ¡Todas!

Macho, qué va a tener mi madre trompa.

Que sí. Por eso el sábado va a ir una "gerindóngola" a la parroquia...

..y se las va a enseñar a todas. Mi padre se ha cabreado.

Es verdad. Por eso le dijo mi padre a mi madre que ni se le ocurra ir.

¿Lo ves? ¿Y dónde la tienen?

No lo sé. Entonces es una trola.

Que no. Para que veáis.

¿Lo veis?

¡Cuidado, que vienen!

¿Ya lo habéis acabado?

Claro.

¿Nos lo enseñáis? No.

Porque será horrible.

Horrible es el vuestro.

Bueno, ¿nos lo enseñáis o qué?

Con una condición. Macho, yo no lo enseño.

Ni yo. Que tengo un plan.

Anda que no son "pesaos" ni nada.

Díselo tú.

Yo no.

Ni yo, que me da un trompazo.

Sois unos cobardes. Se lo digo yo.

Os enseñamos el carro, pero vosotras nos enseñáis la trompa.

¿La qué?

La trompa. Si no hay trompa no hay carro.

-¿Qué dicen estos? -No sé. Vámonos, que están majaretas.

¡El sábado por la tarde es la carrera! ¡Vais a ver lo que es bueno!

¿Has visto qué carro?

¡A trabajar!

Si yo iría, pero tu padre se va a enfadar.

Mamá, ya es hora de que hagas cosas por ti misma sin pedirle permiso.

Tú siempre dices que tenemos que hacernos valer.

No es por pedirle permiso, es que empieza a las nueve.¿Y qué?

¿Cuánto dura?Dos horas, porque después de la charla hay un coloquio.

Por eso. ¿Quién prepara la cena? Pues ellos, que no les pasará nada.

Que se preparen una tortilla de patatas.

Sí, tu padre. Si no sabe prepararse una tortilla..

Es que me mondo de risa.

¿Pero tú en qué mundo vives?

¡Que no! ¡Que yo no vuelvo a dar clase con esa señorita!

¡Porque no me da la gana! Y no tengo más que decir. Adiós.

Meta la primera. ¡No, embrague primero!

Sí, señorita. ¡Acelere! ¡Pero suelte el embrague!

Frene. ¡Y no se olvide del embrague! ¡Joder con el embrague!

¿Y qué te ha dicho cuando te has bajado del coche?

Nada, si he salido pitando como una centella.

¿Quién me iba a decir que una gachí sería profesora de autoescuela?

Has hecho muy bien. ¿A que sí?

Yo, en cuanto la hubiera visto me había ido. Pues bueno soy yo.

Ya se lo he dicho al director de la autoescuela:

O me ponen un profesor como Dios manda, un hombre, o me voy a otra.

Di que sí.

Ah, se me olvidaba.

¿Le importa que ponga este papel para que lo lean las clientas?

-A mí no. ¿A ver? -Es que me lo ha dado una amiga.

"Mujer y control de natalidad por..."

¿Esto qué es?

Pues una charla que dan el sábado en una iglesia. La de su barrio, ¿no?

Sí, ya lo sé.

¿El curilla del Eugenio ese? Sí.

¡Me cagonlaleche! Me echa a perder un negocio y ahora predica marranadas.

¡Esto hay que cortarlo!

O sea, ¡el cura explicándonos si tenemos o no que tener hijos!

-Pues yo, desde luego, pienso ir. -Eso ya lo veremos.

Buenas tardes, queríamos saber los precios.

No faltaba más. El departamento de ventas lo lleva el Sr. Alcántara.

Don Antonio, atienda a los señores. Siéntense.

Me ausento un momento. Con permiso. Lola, ¿quiere acompañarme?

Cariño, si quieres vas. Pero esas pastillas te las consigo yo.

¿De verdad?

¿Cuándo te he fallado en algo?

Además, tengo otra sorpresa para ti.

Se acabaron los escándalos públicos.

Voy a alquilar un apartamento.

¿Un apartamento? ¿De verdad?

¿Ya lo tienes?

Estoy buscándolo, porque tiene que ser especial.

Con televisión, con bañera y tocadiscos para bailar.

Gracias, Lola.

Les puedes enseñar también los adosados.

Hoy hemos hecho casi 4.000. 3.711 para ser exactos.

¿Qué te parece?

¿Me vas a decir qué te pasa? A mí, nada.

Como no te conozco. ¿Es por lo de la profesora de conducir?

No. Y no sé por qué dices eso.

Porque me ha contado Carlitos, que has chocado y que te has ido.

Pues sí, no me gusta que me enseñe a conducir una mujer. ¿Qué pasa?

A mí también me parece un poco raro.

Igual está preparada y conduce muy bien.

¿Esa conducir bien? Vamos a dejarlo, no sea peor.

Como dice tu hija, si las mujeres nos preparamos, servimos para todo.

Para todo menos para enseñar a conducir.

Igual en eso llevas razón. A ver.

Pero yo veo que cada día las mujeres conducen, fuman, trabajan en todo.

Es lo que digo, que vamos a terminar viendo mujeres Guardia Civil,...

..o en la guerra de soldado, o de taxista, que sería la leche.

Qué barbaridades dices.

Oye. ¿Qué?

Estaba pensando que igual es buena idea...

..que fuera a la charla esa que van a dar en la iglesia.

Para ver lo que cuentan.

¿La de Eugenio? Sí.

Ni hablar.

Solo para informarme. ¡Que no!

Y si me "quedo" otra vez.

Vamos a ver. ¿Tú quieres atiborrarte de pastillas?

Si se toma una al día. ¿Y qué más da?

Mira, Merche. ¿Sabes lo que va a pasar con eso?

Que cualquier mujer podrá ir con quien quiera, y tan campante.

Como no se va a "quedar", ¡viva la vida!

Oye, oye, no digas tanta tontería.

¡Y no me faltes al respeto, a ver si me voy a enfadar yo!

O sea, que tú solo vas a escuchar. Y una leche.

Es que esto es un sinvivir, de verdad.

En otros países se lo toman y no les parece mal.

Porque el extranjero es el extranjero.

Pues nada. Si no te parece bien, pues no voy.

No es que no me parezca bien, es que no me gusta.

A mí, las cosas, cuanto más naturales mejor. Vamos al asunto.

¿Qué?

Pues que hoy no, cariño.

¿Cómo que no? Que no.

Cuenta otra vez. No salen las cuentas.

9, 10, 11, 12, 13, 14, 15 y 16.

¡Que no!

"Cagoenlaleche".

Si me tomara esas pastilla, no tendríamos problemas.

Vamos a hacer como decía don Venancio: Continencia.

Buenas noches, cariño.

Pues nada. Continencia y a contar ovejas.

¿Y tú te puedes dormir tan tranquila?

Qué soberbias os ponéis las mujeres cuando lo estáis ganando.

(Lo que me traía por la calle de la amargura,...)

(..lo que no me dejaba pegar ojo ni un minuto...)

(..era no saber dónde podían tener esa famosa trompa las chicas).

(Por eso, armándome de valor, sin perder más tiempo,...)

(..decidí preguntarle a la persona que más sabía de mujeres, Toni).

Toni, despierta.

¿Qué quieres?

Que tengo que preguntarte una cosa.

Carlos, mira que eres plasta.

¿Tú le has visto la trompa a una chica?

¿La qué? La trompa.

¿Pero qué trompa? Una que tienen.

Pero qué van a tener.

Por favor, dime cómo es.

No te voy a decir nada. Acuéstate

¿No me lo cuentas?

(Toni tampoco quería decirme nada, pero no me importó,...)

(..porque estaba decidido a ver una trompa por las buenas o las malas).

Me ha llamado "cazurro" porque no quiero que mi mujer vaya a la charla.

¿Qué tengo yo de "cazurro"?

Ramón, si tienes una pinta de cazurro que tira para atrás.

¿Vamos a quedarnos de brazos cruzados?¿Y qué quieres que hagamos?

¿Qué les va a contar ese ginecólogo que yo no sepa?

¿Me van a enseñar cómo tener o no hijos?

Mira quién ha venido.

¿Quién es esa gachí? La profesora de conducir.

Buenas tardes. Buenas tardes.

Antonio, ya sé que le cuesta entender...

..que una mujer pueda ser profesora de autoescuela.

Creo que hasta duda que seamos capaces de conducir.Pues sí.

Perdone, yo no tengo nada en contra de las mujeres, me encantan,...

..pero la última vez que subí con una, tengo aún un espanto de muerte.

Quiero pedirle una cosa. Usted dirá.

Que me deje llevarle a dar una vuelta.

¡No jodas! ¡No seas loco!

No se preocupe. Yo no le daría clases a la fuerza.

Solo quiero que me reconozca si sé o no conducir.

Atrévete. ¿Qué vas a perder?

Cállate la boca, que es un asunto entre la señorita y yo.

¿Se cree que me voy a achantar por montar en el coche?

Pues no, me monto. Pero no seas loco.

¿Se animan?

-A mí no me deja mi padre. -Yo sí.

No seas cagado, al coche.

La hemos cagado.Tranquilo, le voy a dar cuatro voces y como una vela.

Sí, la vida nos va a costar.

¡Niño, no recojas eso, que ahora volvemos!

Tú sigue todo recto y verás como ganas.

Si reconocéis que conducimos como vosotros, no hacemos la carrera.

Conducís bien, pero peor que nosotros.

Qué idiota eres. Pues peor para ti.

Venga, vamos a demostrarles que les podemos.

¡Uno, dos, tres!

Macho, qué mal conduces.

Es el carro que es una mierda.

Ahora las chicas se van a chotear. Pues que se choteen.

¿Qué os ha parecido?

Porque me ha fallado el carro, que si no...

Vámonos, que estos no saben ni perder.

¡Adiós, tontos!

¡Hala, mirad! ¡Qué bruto!

¡Cuidado, que viene!

-¿Ese no es tu padre y el Desi? -Y Ramón.

Y la profesora.

Oye, yo creo que la mujeres conducen igual que los hombres.

Anda, cállate. Eso, cállate.

(Había que reconocerlo, conducían por lo menos igual que nosotros).

(Y aunque a los tres nos fastidió, terminamos por aceptarlo,...)

(..entre otras cosas porque no teníamos más remedio).

(Verdaderamente, las chicas se nos habían subido a las barbas).

Yo me bajo, yo me bajo.

Ahí va, ahí va... ¡Déjala, cállate ya!

¡Ay, ay, ay!

¿Otra vueltecita?

No, ya está, ya está.

¡Aaaaaaah!

¡Señorita! ¡Pare ya, pare ya! ¡Para, por favor!

¿Os queréis callar?, que la estáis poniendo más nerviosa.

Y ahora, si no quieren dar otra vuelta, me voy a la parroquia.

Buenas tardes. Buenas tardes, señores.

Hay que reconocer que conducir, la gachí conduce.

Sí, ¡conduce de muerte! Es una asesina del volante.

Ahí viene la tuya. ¡Merche!, ¿dónde vas?

Que me voy a la charla, si no te importa.Merche, no me fastidies.

Si es que van todas y voy a quedar mal. Y voy con mi madre.

¿Pero qué te van a enseñar ahí?

Mamá, que no llegamos.

¿Y la cena?

Tu hija dice que solo es un rato, luego subo y te hago una tortilla.

¡Herminia, espere, que voy con ustedes!

Qué barbaridad, Antoñito, cómo están prosperando las mujeres. Qué envidia.

Las mujeres no somos marionetas en manos del hombre.

Somos personas, que podemos y debemos controlar nuestro cuerpo.

Ha llegado el momento de decir basta.

No se trata de luchar contra el hombre,...

..sino de convencerlo de que sí somos distintas,...

..pero con los mismos derechos.

Se está haciendo tardísimo. Ssssst.

Ese es nuestro compromiso con nosotras mismas,...

..pero también con la sociedad.

Se acabó lo de ser madres y amas de casa exclusivamente.

Durante siglos el hombre nos ha mantenido encerradas en casa...

porque debíamos cuidar la prole.

Fíjate la hora que es y no acaba. Y yo tengo que terminar el vestido.

¿Por qué no les haces tú una tortilla y yo voy al taller?

Sí, sí. Tranquila, no te preocupes.

Papá, tengo hambre.

Yo también. Y esta sin venir.

Bueno, ya vendrá. ¡Ya, pero nos van a dar las tantas!

Así que vamos a hacer la tortilla nosotros.¿Nosotros? Yo no sé.

¡Pero yo sí! Hay que demostrarlas que hacer una tortilla está chupado.

¡Venga, que tocan a rancho! (Tararea) Pi, piri, pipi.

¿Quién pela patatas? ¡Yo!

Hay que decirles que ya está bien, que tienen que hacer un esfuerzo,...

..que deben asumir que no somos inferiores,...

..que tenemos los mismos derechos y uno es elegir cuándo ser madres.

Si no soportan vernos conducir, ¿cómo van a aguantar eso?

Es que de boca son muy liberales, pero luego nada.

Estamos en disposición de ser madres cuando queramos,...

..cuando nuestra economía lo permita,...

..cuando los hijos no se conviertan en una carga insoportable.

Ese es el reto de la mujer del s. XX: Controlar la natalidad.

(Parece una exageración,...)

(..pero en 1969, una charla sobre anticonceptivos...)

(..tenía mucho de clandestino, y lleno de peligros,...)

(..tanto para el que hablaba como para el que escuchaba).

(Hablar de la píldora era, además de una desvergüenza y un pecado,...)

(..un acto subversivo, que no pocas veces...)

(..terminó con la irrupción de los grises dando palos).

Yo me retiro y os dejo en manos de la doctora. Gracias.

¿Tenéis alguna pregunta?

Me han dicho que si se toma la pastilla más de 6 meses...

..se te cae el pelo.

¡No se cae nada!

También me han dicho que engordas mucho.

Tampoco. No es verdad.

Yo he leído no se dónde que se puede una volver tartamuda.

Y no hace gracia. A ver si va a ser peor el remedio que la enfermedad.

¿Pero cómo te vas a volver tartamuda?

¿Las pastillas hay que tomarlas antes o después del acto?

Ni antes ni después, durante los 21 días del ciclo.

Todo esto está muy bien, pero, ¿de dónde sacamos las pastillas?

Ay, Señor, Señor, qué tarde llega todo.

No las partas tan gordas, que parecen piedras.

Papá, así están bien.

Tráelas, total, qué más da.

Espera que echo esta.

Mira qué manera de cortarlas.

¡Me cago en la leche! ¿Qué haces?

Yo qué sé. No he hecho nada.

Échale agua. ¿Cómo le voy a echar agua?

¿Llamamos a los bomberos? ¡Cállate, que te doy!

Échale agua. No, va a ser peor.

Míralo. Ponle un trapo.

¡Fuera, fuera! ¡Pon la tapadera!

(No tuvimos que llamar a los bomberos,...)

(..pero la casa olió a quemado una semana).

(Esa noche comprendí que las mujeres serían lo más importante en mi vida)

(No sólo porque me gustaban más que el pan sino porque,...)

(..además de todas las cosas maravillosas que tenían,...)

(..sabían hacer migas con chorizo, pisto, suspiros, ajo arriero,...)

(..y lo mejor de todo: ¡Gazpacho manchego!).

(Oh, mi bien sin fin o principio).

(Oh, mi amante, amor tan compartido).

(Llegas cuando duermo y me murmuras todo lo que llevas dicho...)

(..a tantos que te ven y te toman a manos llenas, a cuerpos llenos).

(Eres libre, señor.....)

Se escucha el llanto de un niño.

(Mi madre lo contó mil veces).

(Al salir de la tienda había oído como a un gato maullando).

(Sí, sí, un gato).

(Un bebé recién nacido, un bebé que habían dejado con una nota...)

(..para que el que se lo encontrase supiera que lo había abandonado...)

(..porque no podía quedárselo).

(Y eso, que años después, al recordarlo,...)

(..parecía un culebrón como se llama ahora, dio la razón a Eugenio...)

(..y a las mujeres que asistieron a la charla en la parroquia).

(Y es que, gracias a aquella píldora que en 1969 empezó a utilizarse,...)

(..las mujeres de este país pudieron decidir algo tan importante...)

(..como el momento para tener un hijo, es decir,...)

(..el cuándo y con quién).

(Y eso sí que fue la gran conquista de la mujer,...)

(..quizá la mayor de todo el s. XX).

Subtitulación realizada por Fco. Javier González.

Cuéntame cómo pasó - T2 - Dos trompas y un destino - Capítulo 34

26 sep 2002

En 1969, mientras estalla el caso Matesa, la píldora ya ha llegado a España. En el barrio se organiza un gran revuelo debido a que el cura Eugenio invita a una famosa ginecóloga a dar una charla en la parroquia sobre mujer y natalidad. Las mujeres se interesan, en distinto grado, por la conferencia y deciden asistir. Por el contrario, los hombres se escandalizan ante lo que consideran una intromisión del cura en sus vidas familiares.

Tras el verano, la familia Alcántara emprende nuevos proyectos. Mercedes está entusiasmada con la boutique que acaba de abrir con Nieves, en la que pasa muchas horas trabajando, con lo que deja un poco aparcadas las tareas del hogar. Se plantea contratar una asistenta, a lo que Herminia se niega rotundamente.

Por su parte, Antonio Alcántara se despide apenado de su trabajo de ordenanza en el Ministerio. Aunque tiene dudas, espera ganar mucho dinero en la constructora como mano derecha de Don Pablo. Tan bien van las cosas en la familia Alcántara que Antonio asiste a clases para sacarse el carnet de conducir.

Tony, que se ha preparado a conciencia la asignatura de Derecho Romano, tiene por fin que examinarse. El mismo día del examen, le llega una citación del Ministerio del Aire para hacer la mili.

Carlos, el pequeño de la casa, se apuesta con Mayka y sus amigas que él, junto con Luis y Josete, puede construir un carro de rodamientos como les ha explicado Cervan, mejor que el que pretenden hacer ellas.

ver más sobre "Cuéntame cómo pasó - T2 - Dos trompas y un destino - Capítulo 34" ver menos sobre "Cuéntame cómo pasó - T2 - Dos trompas y un destino - Capítulo 34"
Programas completos (357)
Clips

Los últimos 2.592 programas de Cuéntame cómo pasó

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos