Agrosfera La 2

Agrosfera

Sábado a las 09.45 horas

Presentado por: Sandra Sutherland y Sergio Gómez Dirigido por: Sandra Sutherland

Programa informativo y divulgativo sobre la actualidad del sector primario, el medio rural y la industria alimentaria.

Con vocación de servicio público y participación ciudadana, Agrosfera quiere llevar la actualidad del campo y el mar a agricultores, ganaderos, pescadores y  habitantes del medio rural. El programa aspira también a acercar ese mundo rural a aquellos que no lo habitan, pero sí disfrutan con los alimentos de sus tierras y granjas o visitando sus pueblos, naturaleza y patrimonio cultural.

El programa comienza con un bloque informativo que recoge las noticias sectoriales más destacadas de la semana. La política agrícola y pesquera de Bruselas y los precios de las materias primas son referencias habituales. Cada programa avanza también las previsiones meteorológicas de la semana.

Los reportajes son parte esencial de Agrosfera.  “Con Mucho Gusto” está reservado a los alimentos y la gastronomía.  “Laboratorio de Ideas” profundiza en la innovación alimentaria. “En Primer Plano” es el espacio para iniciativas de emprendedores rurales. “Tal como éramos” recupera la memoria y tradiciones del mundo rural. Y “En clave rural” propone un recorrido por rutas de pueblos y naturaleza.

Reemisión en La 2: Domingo a las 13.30 horas

Reemisión Canal 24 Horas: Domingoa las 05.00 horas y lunes a las 16.00 horas

Contacto

Escriba al programa Agrosfera: agrosfera@rtve.es

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.0.3/js
3732841
Para todos los públicos Agrosfera - 24/09/16 - ver ahora reproducir video 51.46 min
Transcripción completa

Estas imágenes las grabábamos el año pasado.

Eran los protagonistas

de nuestro turismo rural en Benagéber,

estos cuatro ejemplares de bisonte europeo

que llegaban a la reserva de Valdeserrillas

después de recorrer más de 1500 kilómetros en dos días

desde Holanda.

Asistíamos a la reintroducción de un animal que desapareció

de la Península Ibérica hace 10.000 años.

El último en desembarcar era el macho de la manada.

Esta semana desolados hemos visto

cómo los guardas lo encontraban decapitado con un sable,

a él y a otro.

El resto de la manada síntomas de envenenamiento.

Buenos días.

Será uno de los asuntos de hoy

junto al primer informe socioeconómico que ha hecho

la Interprofesional Láctea.

También hablaremos mucho de innovación en agricultura

y les invitaremos a pasear, claro está,

esta semana por Alaejos y Nava del rey en Valladolid.

Bienvenidos a Agrosfera.

El consumo de leche sigue cayendo en nuestro país.

Para la interprofesional Láctea invertir esta tendencia

e incrementar las exportaciones son dos prioridades.

Mientras los productores siguen recibiendo precios

por debajo de coste y negocian con el Gobierno

el reparto de los 14,6 millones de euros de ayudas

que llegarán de Bruselas.

Asistimos a esta exhibición internacional

de Agricultura de conservación en Barruelo del Valle, Valladolid.

Siembra de precisión para alterar el suelo lo mínimo,

cobertura permanente y rotación de cultivos,

son los pilares de unas prácticas

para reducir los gases de efecto invernadero y abaratar costes.

Las empresas agroalimentarias españolas invierten poco en innovar,

apenas el 1 % de su facturación.

Lo dice el Instituto Nacional

de Investigación y Tecnología Agraria

que además señala que sólo investigan el 13 %.

Productores, empresarios e investigadores coinciden

en que la innovación es fundamental.

Nuestra propuesta de turismo rural

nos lleva hoy a la provincia de Valladolid, a orillas del Duero.

Nava del Rey, Alaejos y Castronuño,

tres localidades cargadas de patrimonio cultural

y una profunda vocación vinícola.

En ellas descenderemos a bodegas subterráneas,

aprenderemos a fabricar un tonel

y probaremos caldos de tres denominaciones de origen

y todo en un paisaje de páramos secos

reverdecidos por el Duero.

Los españoles cada año bebemos menos leche.

Esta caída del consumo,

el incremento internacional de la producción y el veto ruso

están detrás de la actual crisis de precios que sufre el ganadero

y que refleja el Primer Informe

sobre Producción, Industria y Consumo

de la Interprofesional Láctea.

Un estudio que radiografía

la evolución del sector en los últimos ocho años

y que viene a dar transparencia al sector.

El consumo de leche cae año tras año.

En 2015 los españoles bebimos poco más de 73 litros,

cinco menos que en 2011.

Castilla y León, Galicia y Asturias

son las zonas donde este alimento tiene más demanda

por encima de los 90 litros,

en el lado opuesto Canarias, Baleares y Andalucía.

INLAC lo achaca a campañas de desprestigio y pide ayuda.

Realmente ha estado sometida a ataques, a modas,

a mitos por otro tipo de alimentos en esta lucha por la proteína

en muchos casos confundiendo al consumidor.

Nosotros estamos esperando que haya un nuevo Gobierno

para ir de la mano con el Ministerio

y recuperar el consumo que se ha perdido de la leche

en el mercado nacional.

El informe refleja

que la producción de leche de vaca crece desde 2009

y destaca el incremento de los dos últimos años,

con un sector ya liberalizado.

Una dinámica similar al resto de países comunitarios.

Esto unido a la menor demanda de China

y a la prohibición de exportar a Rusia

hace, según la Interprofesional, que los precios estén en mínimos.

En el año 2015 el precio baja en torno a un 14,5 %,

mientras que esa misma media

para ese mismo período en la Unión Europea cae un 17 %.

Estamos en un sector

que en estos momentos lo está pasando muy mal

y no desde hace un mes o seis, sino desde hace dos años

con unos precios por debajo de los costes de producción.

Para salir de la crisis INLAC considera fundamental exportar.

No sirve vender en España hay que vender fuera

y hay que salir a vender productos que reclame el mercado exterior,

no los que nosotros queramos vender.

Alimentos como yogur, queso y nata.

Para paliar la crisis Gobierno, comunidades y sector negocian

el reparto de los 14 millones 600 mil euros que llegarán de Bruselas.

Una ayuda con la que el Ministerio, en un principio,

quiere reducir o por lo menos no incrementar producción,

apoyar a pequeños ganaderos

y además primar a los que estén asociados.

En un primer momento si nos parece adecuado

que se apoye a aquellas explotaciones más pequeñas

y quizás a las que están en zonas de montaña o desfavorecidas

que son las que más han sufrido la crisis

y están empezando a sufrir la deslocalización de la producción

que se está dando en España. Si el punto de partida es vamos

a ver cómo repartimos los 14 millones de euros escasos,

que habría que duplicarlos, para que el sector lechero español

entalle y reduzca más... tiene la negativa de la Unión

de Pequeños Agricultores y Ganaderos.

Nosotros desde cooperativas vamos a indicar a la Administración

que nos gustaría que este guiño también se hiciera para cooperativas

que no estén constituidas en organizaciones de productores

pero que estén comprometidas con la comercialización.

El Ministerio deberá presentar el programa de reparto

antes del 31 de noviembre

para intentar paliar la situación de un sector

que factura 11.800 millones de euros y da empleo a 80.000 personas.

Reunión en Bratislava

de los ministros de Comercio de la Unión Europea

para abordar los tratados de libre comercio

con Estados Unidos y Canadá.

Durante toda la semana,

sindicatos, ONG's y otras organizaciones sociales

han celebrado jornadas protesta en toda Europa.

En Madrid se concentraban ante la sede

de la representación comunitaria.

Piden que se rompan las negociaciones

porque consideran que serán especialmente perjudiciales

para las producciones agrarias.

El NO a los tratados de libre comercio

con Estados Unidos, TTIP, y con Canadá, CETA,

se escuchaba y se leía en muchos idiomas de la Unión Europea.

En Madrid, la Cumbre Social,

expresaba su rechazo ante la sede de la representación comunitaria.

El Gobierno español se tiene que poner en contra.

El sector agrario creemos

que es el que más perjudicado va a salir

con estos acuerdos de libre comercio.

No podemos utilizar semillas de transgénicos

porque la Unión Europea no lo permite

y vamos a competir con países que sí las utilizan.

O vamos a tener que competir con sistemas de producción

con los cuales nosotros estamos absolutamente en contra,

que es que se engorden los terneros con sistemas de hormonas

y demás que aquí están totalmente prohibidos

y ojalá sigan prohibidos durante muchos años.

La Unión Europea dice que la importación de esta carne

seguirá prohibida.

La carne hormonada, que no está autorizada en la UE,

va a seguir sin entrar.

Se trata simplemente de reducir

las barreras arancelarias, las barreras no arancelarias,

pero sin poner en duda nuestro estado de bienestar.

En una carta dirigida al presidente de la Comisión Europea,

Jean Claude Juncker,

los sindicatos piden que se reconsideren los tratados.

Que primero se paralicen las negociaciones en torno al TTIP

y segundo no se ratifique el CETA

por los efectos tan lesivos que podría tener

para el conjunto de la sociedad.

Debe de llevar a la Comisión Europea

a iniciar un proceso diferente

en el que se vean plenamente reflejados

los derechos de los ciudadanos

especialmente los de los trabajadores.

La negociadora con Canadá, la comisaria Cecilia Malmström,

asegura que el CETA no se renegociará.

No, no, no.

El CETA ya está hecho.

No lo vamos a reabrir.

Dice que sí estudiarán

las objeciones que pongan los países europeos

y admite que el TTIP se retrasará.

Todos los ministros dudan

de que seamos capaces de concluir el acuerdo

antes de que acabe la presidencia de Obama.

Y esa posibilidad va en aumento.

El ministro alemán de Economía mantiene su rechazo

al tratado con Estados Unidos, del que, dice, está muerto.

Lo que hemos acordado con Canadá,

no lo quieren en absoluto los Estados Unidos.

Y Europa no puede someterse a los americanos.

Una postura que respaldan Francia, Austria y Grecia.

Cooperativas Agroalimentarias

ha hecho balance de la campaña de cereal.

La considera muy buena, 23 millones 844 mil toneladas.

La segunda más importante de la historia.

Señala que ahora es fundamental saber comercializarla

y para ello es imprescindible

clasificar y vender el grano por calidades, sobre todo en un año

en el que Europa tiene déficit de trigos con proteínas.

En precios no contempla grandes cambios para este final de año.

Les contamos además otras noticias de interés de la semana

de forma resumida.

El Consejo de Ministros

ha prorrogado la declaración de sequía

en las cuencas del Júcar y del Segura

hasta el 30 de septiembre de 2017.

Una ampliación, por un año,

motivada por la escasez de recursos hídricos.

El Real Decreto permitirá aportar a ambas cuencas

agua procedente de las plantas desaladoras,

de los pozos de sequía

y de las cesiones que puedan acordar los regantes.

La Comisión Europea se plantea aumentar en un 10 %

las ayudas a la retirada del mercado de frutas y hortalizas

por efecto del veto ruso para 2017.

Además, el Comisario de Agricultura, Phil Hogan,

propone triplicar, de 60 a 200 millones de euros,

el presupuesto para la promoción de estos productos.

Cae en picado el precio de la almendra en grano

hasta un 42 % menos que la campaña pasada.

Las estimaciones de cosecha también se reducen en un 12 %

hasta las 46.000 toneladas en toda España.

Según la Unió de Llauradors,

los bajos precios que perciben los agricultores

se deben a movimientos especulativos.

Y en el mercado de las materias primas

poco cambios en el precio de los cereales.

La actividad en puerto es prácticamente nula

lo que ha provocado recompras de las multinacionales

en las lonjas nacionales.

Cooperativas Agroalimentarias señala

que esta campaña se cerrará con casi 24 millones de toneladas,

con un rendimiento de 3,89 toneladas por hectárea.

Destaca la producción récord obtenida en Castilla y León

con casi 9 millones de toneladas.

Por granos este año

hay casi más de 3 millones de toneladas de cebada,

un millón setecientas mil de trigo blando

y doscientas treinta mil de trigo duro,

en cambio se cosechará menos maíz, por una menor superficie sembrada.

En ganado vacuno estabilidad.

Hay poca demanda y una exportación de animales vivos en mínimos

por lo que la tendencia de precios en los próximos días

dependerá de la oferta.

De momento en consumo y demanda hay equilibrio,

ya que el peso de las canales es bajo.

En porcino, el cebo repite cotización en una semana de impasse

y con un peso en canal de un kilo y medio inferior al del año pasado.

En Francia, Bélgica, Holanda e Italia

los pesos son también más bajos, el precio más alto

y hay el mismo número de cabezas.

En consecuencia es la demanda la que es mejor que el otoño pasado

sobre todo en Alemania.

Los pollos vuelven a cotizar tras varios días

en los que las discrepancias entre productores e industriales

hicieron imposible llegar a fijar un precio.

Desavenencias que continúan en las lonjas de Ebro y Madrid.

Reducir los gases de efecto invernadero

para combatir el cambio climático y también para abaratar costes

son objetivos de la Agricultura de Conservación.

En la localidad vallisoletana de Barruelo del Valle

se ha celebrado esta semana una demostración internacional

que pretende incentivar el uso eficiente de los recursos.

El sector agrícola actualmente es el responsable

del 10 % de los gases de efecto invernadero

que se emiten a la atmósfera.

Reducir esa cifra, para mitigar el cambio climático,

es el objetivo de la agricultura de conservación.

Es un sistema de agricultura intensiva sostenible

basada en tres pilares: la mínima alteración del suelo,

la cobertura permanente del suelo y la rotación de cultivos.

Con eso lo que se consigue básicamente

es que la agricultura ayude a paliar los efectos

del cambio climático.

En toda Europa estamos perdiendo mucha materia orgánica

y el origen está en la movilización del suelo, el trabajo del suelo.

Todo lo que hacemos en el suelo va liberando co2 en la atmósfera.

Solamente la práctica agrícola

que va disminuyendo el disturbio del suelo,

es capaz de disminuir la pérdida de materia orgánica.

Porque cuanto menos se labra el terreno, más carbono absorbe,

aumentando también su capacidad productiva.

Cuando se labra en sistema tradicional

lo que se hace es enterrar los restos del cultivo

y queda la superficie del suelo

totalmente desprotegida contra la erosión

y eso es lo más grave.

A la izquierda vemos una parcela con siembra directa,

es decir, con los restos vegetales del cultivo anterior.

A la derecha, una parcela convencional.

Ambas regadas igual.

¿El resultado?

La convencional deja pasar el agua, perdiendo más nutrientes.

El agua sale más turbia porque ahí van contenidos

parte de la fac cont del suelo que es la más rica

y no solamente eso.

Los abonos que aplique el agricultor en superficie

se están perdiendo por ahí, cosa que no ocurre

en las parcelas manejadas por siembra directa,

que la erosión desaparece, es cero.

Otro de los objetivos es reducir la compactación del terreno,

para preservar su porosidad natural.

Nosotros estamos sembrando, trabajando en un elemento vivo.

Si nosotros ese elemento vivo lo dañamos

a través de la compactación, lo hacemos muy duro

y es muy difícil que pueda haber vida en él.

Los microorganismos se desarrollan peor y no es posible la fauna,

menos lombrices y además se reduce mucho la infiltración,

la capacidad de almacenar agua en nuestro suelo.

Unas prácticas que Fernando lleva a cabo en su finca de Valladolid

desde hace cinco campañas.

El recuento de estos cinco años es muy satisfactorio.

Hemos aumentado incluso algo la producción

y sobre todo hemos reducido costes

y los tiempos de operación en el campo.

La ausencia de labores hasta la siembra,

que antes nos ocupaba un tiempo muy importante,

ahora lo dedicamos a la agricultura de conservación.

Reduce los costes entre un 10 y un 20 %

respecto a la convencional, sin embargo, en España

tan solo el 12 % de la superficie agrícola

se trabaja bajo criterios de conservación.

Las empresas agroalimentarias españolas innovan poco.

Tan sólo el 1 %.

Dato del Instituto Nacional

de Investigación y Tecnología Agraria

que al igual que el sector considera la investigación fundamental

para estar en los mercados.

En la jornada "Innovación, clave de la competitividad"

organizada por Feeding de World

y la Asociación de Periodistas Agroalimentarias

además quedó patente que el futuro del sector agrario

pasa por la gestión

de las tecnologías de la información.

Uno por ciento.

Esta es la cantidad que dedican de media

las empresas agroalimentarias españolas a la innovación.

Además, sólo lo hacen el 13 %.

El INIA también dice

que la investigación es fundamental para estar en los mercados.

Innovar por varias razones.

La primera para mantener la competitividad

de las propias empresas.

Y la segunda porque tenemos que adaptarnos al cambio climático.

Innovar porque es necesario que haya nuevas iniciativas,

nuevos desarrollos y productos

para seguir siendo un sector puntero,

de éxito en nuestro país.

Productores, industriales e investigadores

coinciden en que la agricultura del futuro

pasa por la utilización eficiente y sostenible de los recursos,

por mejorar la genética

y por innovar en las tecnologías de gestión de datos

que a día de hoy son ya una realidad.

Todas las cosechadoras que se venden o la mayoría,

mientras cosechan están midiendo la humedad del cultivo,

la productividad del cultivo.

La están enviando inalámbricamente

a un centro de operaciones que es inalámbrico

y de ahí ese mapa de rendimiento lo transformas

en un mapa de aplicación de nitrógeno

que lo mandes de vuelta al tractor

y cuando apliques nitrógenos da más a quien necesites más.

Máquinas que producen más y más barato

y además lo hacen con calidad

y respetando la sostenibilidad de los recursos.

En ganadería el reto es optimizar la salud de los animales

porque el 20 % de la producción se pierde por enfermedades.

En agricultura nuevas variedades genéticas

resistentes a sequías o plagas

y en alimentación satisfacer las demandas del consumidor.

En España no vale innovar por innovar,

no vale innovar más sino mejor.

Además, nuestro modelo es innovar con el consumidor.

Lo llamamos coinnovación

y es que trabajamos mucho al consumidor

le metemos en nuestra casa y nosotros en la suya

para ver como hacen las cosas o ver lo que nos pide

en nuestros productos o procesos.

Un consumidor que pide calidad, seguridad alimentaria

y al mejor precio posible.

Que demanda alimentos cómodos de cocinar o preparar

y que sean saludables.

Agrosfera - 24/09/16

24 sep 2016

Los últimos 802 programas de Agrosfera

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios