Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Avemario, jugador profesional de baloncesto en NBA 2K, es uno de los integrantes de la primera convocatoria a la selecci´çon española de baloncesto en eSports. El pívot, con arquetipo 'animal en zona', confiesa haber cumplido uno de sus sueños al pertenecer al conjunto nacional: "Es un orgullo tratar con gente que he admirado tanto...De estar jugando a la consola y que te hable Garbajosa, te quedas flipando"

El capitán de la selección española de baloncesto de eSports, Rafael TGR, ha confesado estar nervioso por disputar el primer torneo internacional de NBA 2K entre países: "Es una meta que todos queremos tener en la vida. Y a nosotros nos llega la oportunidad de poder participar en este proyecto". Además, el valenciano también ejercerá de entrenador del conjunto nacional creado por la Federación Española de Baloncesto.

"Tenemos detrás a un país pendiente y queremos demostrar que tenemos ese nivel y además, trasmitir los valores que tiene la selección a través de los videjuegos" asegura. 

A algunos de ellos los conocían como 'los chavales de la play'. Un grupo de personas que omenzaron a competir profesionalmente en un mundo electrónico que ya es presente y futuro del deporte. Ahora, y en medio de una pandemia, sus competiciones presenciales se han tenido que suspender pero ellos han podido seguir jugando.

Nos lo cuentan dos jugadores profesionales de eSports: Rafael TGR, uno de los mejores 'gamers' de España en el videojuego NBA 2K y LaurixGames, la primera jugadora profesional de FIFA en nuestro país y la segunda en el mundo.

La compañía Black Shark ha presentado el Black Shar 3, la renovación de su teléfono móvil orientado a los videojuegos que apuesta por el 5G, una pantalla de 90 Hz y batería dual de carga rápida para conquistar a los jugadores. El dispositivo es solvente en un uso normal con juego esporádico, pero requiere invertir algo más de dinero para convertirlo en una unidad gaming.

El coordinador del área de investigación del Usuario Infantil del Instituto Tecnológico de Productos Infantiles y Ocio, Pablo Busó, ha explicado en ‘Las mañanas de RNE’ cómo ha cambiado el ocio de los niños durante el confinamiento. El juego cooperativo se ha visto limitado, salvo en el caso de los niños con hermanos de edades cercanas, así que ha crecido el juego con los padres, sobre todo con manualidades, juegos de mesa y construcciones. Además, Busó ha asegurado que el tiempo que los menores pasan con los videojuegos ha crecido de 25 a 55 minutos al día, el de móviles y tablets de 40 minutos a una hora y media, sobre todo a partir de las seis de la tarde para hacer videollamadas con sus compañeros.