Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

Barajas sigue sin operar con normalidad pasada una semana del temporal y no se espera que lo haga hasta el próximo lunes. El Gobierno defiende que ya está al 90% de su actividad, mientras continúan las críticas por la gestión en la limpieza del aeropuerto.

Algunos sindicatos y trabajadores señalan fallos a la hora de aprovechar los recursos del aeropuerto. Hablan sobretodo de falta de personal para manejar las maquinas quitanieves de las que dispone el propio aeropuerto. Unas críticas que desde Aena desmienten.

Una semana después del paso de la borrasca Filomena por Castilla-La Mancha, muchas zonas de la comunidad aún no han recuperado la normalidad.

Varios colegios no han podido abrir todavía, hay daños en la agricultura y el tráfico rodado se ha restablecido después de que los camioneros tuvieran que pasar días enteros dentro de la cabina.

La ciudad de Toledo vivió una nevada histórica, con imágenes para el recuerdo, y aún queda mucho por hacer en el casco histórico, como recuperar todas las tuberías que han reventado.

Las clases en en la Comunidad de Madrid se aplazan al miércoles y no el lunes como estaba planeado. Lo han pedido los ayuntamientos. Son ellos quienes deben acondicionar las entradas, muchas de ellas aún cubiertas de nieve tras el paso del temporal Filomena.

[Última hora: temporal Filomena en directo]

FOTO: Personal de limpieza, junto a madres y padres, trabajan en labores de retirada de hielo y nieve en el colegio Angel León en Colmenar Viejo en Madrid. EFE/Rodrigo Jiménez

Era difícil de imaginar una nevada así. El viernes pasado, a estas horas, El Retiro seguía abierto. Debimos desconfiar cuando vimos los primeros bastones, porque el cierre era cuestión de horas. Una semana después, ningún parque tiene fecha de apertura y da la sensación de que Filomena se derrite a cámara lenta.

[Última hora: temporal Filomena en directo]

FOTO: Miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME) retiran nieve en el Paseo de la Castellana de Madrid. OSCAR DEL POZO / AFP

La exalcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha pedido al Ayuntamiento que haga una gran contratación de trabajadores para quitar el hielo que hay todavía en la ciudad. “Ayer intenté salir y fue imposible. Mi calle está exactamente igual que cuando empezó a nevar. No ha habido nadie que haya venido por aquí. Es una pista de hielo”, ha asegurado Carmena, que ha admitido que la administración, en general, "no está preparada para las emergencias ni la improvisación”, pero sí tiene margen para hacer “una gran contratación” para que haya brigadas en los barrios que puedan ir retirando el hielo. En Las Mañanas de RNE con Íñigo Alfonso, Carmena ha reconocido que quiere ser prudente y respetuosa con el alcalde Martínez-Almeida porque ella no vivió una situación similar a esta como alcaldesa y prefiere no posicionarse sobre la declaración de zona catastrófica porque “entorno a esa petición se está desarollando una estructura de politización”.

Los efectos del temporal Filomena mantienen paralizados a muchos negocios casi una semana después de las primeras nieves. El polígono de la localidad madrileña de Fuenlabrada, Cobo Calleja, (el más grande de Europa) ha sufrido varios desperfectos como el derrumbe de los tejados de las naves por el peso de la nieve. La mayoría de las empresas aún no han podido retomar su actividad habitual y los esfuerzos se centran en retirar la nieve y el hielo. Foto: Ángeles Visdómine / EFE

Las provincias más afectadas tras el paso de Filomena siguen redoblando esfuerzos para volver a la normalidad. La nieve y el hielo complican las labores de limpieza en puntos como Guadalajara o Toledo, donde cualquier ayuda es poca para tratar de borrar el paso del temporal. También la ola de frío está dejando huella en unas calles en las que los resbalones y caídas ponen en serio riesgo al transeunte.

El ayuntamiento de Madrid ha hecho una primera estimación de daños por la nevada: casi 1.400 millones de euros. El alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, ha pedido oficialmente al Gobierno la declaración de zona catastrófica. La presidenta de la comunidad madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado que la extenderá a toda la Comunidad.

Según los cálculos del ayuntamiento, en Madrid cayeron 1 millón 250 mil kilos de nieve durante el paso del temporal Filomena por la ciudad. Ahora le toca al Gobierno de España -que todavía no se ha pronunciado- decidir si resuelven a favor la petición de zona catastrófica.

El aumento de positivos en varias zonas de España ha obligado a aumentar las restricciones en negocios hosteleros. Extremadura supera ya los 1.100 contagios por 100.000 habitantes en las últimas dos semanas. Para evitar una mayor incidencia, se cerrarán las cafeterías y bares de los municipios con más de 5.000 habitantes. En Castilla-La Mancha también se han decretado cierres en varias ciudades y la reducción de los aforos tanto dentro como fuera del establecimiento. Otras regiones que se ven afectadas son Cantabria, Castilla y León o Murcia, donde se ejecutará el tercer cierre de la hostelería. Muchos dueños de bares y restaurantes piden ayudas para afrontar la situación. Foto: Eduardo Villanueva

La COVID y la resaca del temporal no hacen nada fácil la vuelta a las aulas. Mercedes Salinero, directora del Colegio Público Fray Hernando en Talavera de la Reina en Toledo, ha contado en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso que compaginar el frío con las medidas sanitarias se hace muy difícil. Afortunadamente no tienen a nadie confinado aunque ha habido casos por contagio de los convivientes. Salinero recuerda que hacer actividades en el exterior es prácticamente imposible. "Se hace difícil mantener el confort".

-->