Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

El Gobierno tiene previsto concretar el próximo lunes la subida del Salario Mínimo Interprofesional, después de que haya concluido sin acuerdo la reunión de este miércoles con los agentes sociales. El Ejecutivo se plantea una revalorización de entre 12 y 19 euros, que la patronal rechaza y los sindicatos consideran insuficiente. Uno de los colectivos más castigados por la precariedad y que, por tanto, serán principales afectados por esta subida es el de las empleadas del hogar. En Las mañanas de RNECarolina Elías, presidenta de SEDOEAC, la Asociación Servicio Doméstico Activo, ha recordado que debe garantizarse que ese aumento se aplique también para ellas, ya que, ha denunciado que la anterior subida "ha llegado a muchas, pero no a todas". Elías ha recordado que su colectivo sigue "en un sistema especial que no nos garantiza los derechos de los que sí gozan el resto de trabajadores en España" y, además, "hay muchas que no están dadas de alta". Por tanto, ha pedido que se adopten cuanto antes "políticas públicas que garanticen cuidados a las familias con condiciones dignas a las empleadas de hogar". Además, ha negado que esta subida del SMI pueda suponer una pérdida de empleos, ya que ha asegurado que las familias que necesitan cuidadoras y limpiadoras, seguirán necesitando de sus servicios.

El Ministerio de Trabajo ha planteado a los agentes sociales una subida de 15 euros del salario mínimo interprofesional (SMI), hasta 965 euros brutos al mes, para lo que queda del año, en tanto que para 2022 y 2023 ha propuesto sendas subidas de 31 euros, lo que dejaría el SMI al cierre de la legislatura en 1.027 euros. La propuesta ha sido rechazada por los agentes sociales, por lo que el departamento que dirige Yolanda Díaz ha decidido convocar una nueva reunión para el próximo lunes. Foto: EFE/ARCHIVO

Rosa Santos, directora de Empleo de la CEOE, expone las razones de los empresarios para rechazar la subida del SMI. “Todo el mundo lo está pasando mal. También los empresarios. Sube el precio de la electricidad, de las materias primas. La presión a las empresas puede poner en peligro la consolidación de la recuperación”. Están dispuestos a analizar ese crecimiento para 2022 y 2023, pero no ahora. En todo caso, añade que el Gobierno ha sido muy poco concreto y reconocen sorpresa por ello.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha destacado en la inauguración del curso político que su voluntad es abordar "la subida inmediata del salario mínimo en lo que queda de año". El jefe del Ejecutivo mantiene el compomiso de legislatura de llegar al 60 % del salario medio al final del mandato, según marca la carta social europea.

Elvira Rodríguez, vicesecretaria sectorial del Partido Popular, cree que el Gobierno se equivoca planteando ahora la subida del SMI. En su opinión, debería centrarse en la recuperación global del empleo, “para que puedan trabajar todos los trabajadores”, ha dicho en RNE. Aunque añade que el PP nunca revertiría una subida del SMI si se produce, dice que el momento es inoportuno, porque se le restará competitividad a nuestras empresas. Se alegra de los datos de llegada de turistas y critica la postura del Gobierno con el problema actual de la subida del precio de la luz. “El 50% del recibo son otras cosas, políticas públicas que hacen que tengamos un recibo de la luz que se insoportable”. Según Rodríguez, hay muchas PYMES que no pueden seguir adelante con estos precios y el Gobierno tiene margen para actuar. No descarta un estallido social promovido por el socio Podemos que, asegura, ahora no se plantea que su papel debe ser otro.

Hoy tiene lugar la primera reunión del nuevo curso político entre gobierno y agentes sociales. El Ministerio de Trabajo y los sindicatos apuestan por subir ya el SMI. No los empresarios, que dicen que no es el momento, que sería contraproducente para quienes aun están intentando recuperarse del golpe de la pandemia. Los sindicatos consideran en cambio que dada la evolución de precios como los energéticos no se puede retrasar más. Proponen que se amplié hasta los 975 euros este año para poder superar los 1.000 en 2023. “Si no se hace ahora, habrá problemas en 2023”, ha dicho en RNE Marino Hoya, vicesecretario general de Política Sindical de UGT. Advierten que, si no hay subida, los sindicatos se levantarán de la mesa y que valorarán hacerlo también si esa es “cosmética”. Concluye que hay que dar pasos adelante subiendo el SMI hasta esa cantidad de 975: “Es sensato, coherente y lógico”

Con el mes de septiembre muchas empresas dicen adiós al teletrabajo y, un año y medio después del inicio de la pandemia, vuelven a la presencialidad. Eran los planes iníciales de la mayoría de las empresas, si bien la quinta ola ha cambiado algunos de ellos. El resultado: mucha incertidumbre de los trabajadores. Encarna Abascal, del sindicato CSIF, dice que ahora mismo muchos no saben lo que tienen que hacer: “No tienen claro lo que deben hacer y es importante que tengan datos”. También recuerda que, aunque la vacunación ha avanzado mucho, aun hay que mantener las medidas de seguridad y tener en cuenta que septiembre es un mes complicado porque, en vacaciones, todos no han sido igual de prudentes.

El próximo miércoles, 1 de septiembre, comenzarán las negociaciones para una posible subida del salario mínimo, congelado desde diciembre en los 950 euros. El ministerio de Trabajo ha convocado a los agentes sociales para abordar un asunto que ha enfrentado a las vicepresidentas Yolanda Díaz y Nadia Calviño, ahora más abierta a subirlo. Pedro Sánchez ha insistido hoy en que la buena evolución económica tiene que repercutir en los salarios. Foto: EFE/Fernando Alvarado

Para combatir el envejecimiento de la administración, el Gobierno lanzará la mayor oferta de empleo público de la historia de España. Serán más de 30.400 plazas que el Consejo de Ministros prevé aprobar este martes. Del total, unas 9.500 serán para promoción interna, y se reforzarán áreas relacionadas con la ingeniería o las matemáticas.

"En esta pandemia ha emergido la necesidad de lo público, y la necesidad de lo público tiene unas personas que lo hacen posible. Por tanto creo que es imprescindible romper con ese discurso de la austeridad", ha dicho la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. Para los sindicatos, la oferta se queda corta y no compensa la escasez de trabajadores de los últimos años, sobre todo en organismos clave como el SEPE.

Foto: Opositores en una imagen de archivo. EFE/ÓSCAR CORRAL

Los interinos que llevan diez años en una plaza que no haya salido a curso podrán ocuparla sin opositar. Es uno de los cambios que el Gobierno ha negociado con ERC para tratar de sacar adelante el decreto de la función pública en el Congreso.

Francisco Lama, secretario de Acción Sindical del CSIF, ha pedido en Las Mañanas de RNE “seguridad jurídica” para estos procesos. “Desconocemos al amparo de qué criterios se fijan estos 10 años. Entendemos que puede existir una discriminación con este nuevo criterio. Vamos a ser cautos. Pedimos que exista seguridad jurídica para que los tribunales no tumben estos procesos selectivos”, ha afirmado.

Pepe Álvarez, secretario general de UGT, ha comentado que la situación que está provocando la quinta ola en España "no ayuda a la reincorporación" y se están produciendo numerosas cancelaciones, sobre todo internacionales. Sobre los cambios en el Gobierno, ha indicado que "continúa lo que a él le afecta".

"No hay argumentos para que no haya subida del SMI, creo que lo habrá este año", ha sostenido Álvarez en 24 horas de RNE, que ha señalado que la vicepresidenta Calviño habla de que no se puede hacer porque hay que incorporar a las personas que están en ERTE a trabajar y ha mantenido que "una cosa no se interpone a la otra": "Es una malísima excusa". "El Gobierno debe llamarnos y si no pediremos reunión para explicar al presidente del Gobierno que no hay razón para no subirlo, todos los países europeos que tienen salario mínimo lo han subido este año, si no nos hacen caso, endureceremos nuestra posición”. "Tenemos que darle tiempo a la patronal, siempre hemos llegado a acuerdos", ha sostenido y ha añadido que las relaciones con el Gobierno "no pasan por un buen momento” por la "falta de sensibilidad y la prepotencia" de la vicepresidenta primera, Nadia Calviño.