Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La propuesta de reforma laboral que el Gobierno ha presentado a empresarios y sindicatos busca reducir la temporalidad, incentivar el empleo juvenil, centralizar los servicios públicos de Empleo, bonificar la contratación en determinados sectores, impulsar la "flexibilidad interna", lucha por la igualdad y no discriminación entre mujeres y hombres en el trabajo, control del absentismo laboral y fomentar la reducción de jornada de los empleados, en lugar de los despidos, para adaptar las necesidades productivas de las empresas.

El Gobierno ha mejorado su oferta a sindicatos y empresarios para el diálogo social en los dos temas que centran la negociación: la ampliación del subsidio de paro para los que se les agote la prestaación y la reducción de las cotizaciones sociales. Sin embargo, las partes aún consideran la oferta insuficiente.

Se trata de una línea de ayudas para que los parados se puedan convertir en autónomos y fomentar el empleo. Los 27 han decidido habilitar un fondo de cien millones de euros para hacer lo que ahora mismo no hacen los bancos, apoyar modestas iniciativas empresariales, incluido el autoempleo.

Nuevo intento del Gobierno de desbloquear el diálogo social. Primero en reuniones con empresarios y sindicatos por separado, y a última hora de la tarde, todos juntos. El documento que ha entregado hoy el ejecutivo a los agentes sociales no precisa cuál sería la rebaja de cuotas de la seguridad social.

Celestino Corbacho, Ministro de Trabajo e Inmigración, Cristóbal Montoro, Portavoz de Economía del Partido Popular, Cándido Méndez, Secretario General de UGT, Gerardo Díaz-Ferrán, Presidente de la CEOE, Ignacio Fernández Toxo, Secretario General de CC.OO. y Jesús Bárcenas, Presidente de Cepyme, participan en un programa especial de TVE para analizar la crisis económica.(25/03/09)