Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

Natalia Molas, presidenta de “Somos + mujeres sobrevivientes a la violencia machista” dice que es muy importante avanzar para eliminar los beneficios a los que acceden los maltratadores y que les pueden permitir ver a sus hijos: “La condena que ellos nos han impuesto a nosotras no se acaba nunca”. Molas lamenta que no ha cambiado casi nada y que queda muchos por hacer porque “las lesiones psicológicas duran toda la vida, sobre todo a nuestros hijos e hijas. El maltrato deja una huella imborrable en la mente de esas criaturas”. Molas insiste en la necesidad de unidades especializadas para denunciar y juzgar con empatía a estas mujeres y a sus hijos. Apoya muchos de los argumentos la ex vicepresidenta del Gobierno y presidenta de la Comisión de Igualdad del CongresoCarmen Calvo, a la que Molas ha pedido que se elimine toda posibilidad de que los niños vean a su padre: “La mujer es un animal que defiende a sus cachorros. Cuando tiene la más mínima posibilidad de que esos cachorros estén mal, se echa atrás y se ve aguantando que le peguen, que la violen, antes de consentir que sus criaturas se vayan con un señor entre cuatro paredes sin la protección que les da su madre”. Calvo responde que hay mecanismos para evitar eso pero que hace falta especialización, formación y sensibilidad social y llama mucho la atención sobre la idea de que los hombres se impliquen más en esta lucha: “Los hombres son muy importantes. Me gustaría un 25N donde las mujeres no salgamos y lo hagan los hombres”

Varias asociaciones de feministas se han manifestado este sábado por las calles de Madrid en defensa de los derechos de las mujeres. Protestan contra la llamada 'ley trans' que impulsa el Ministerio de Igualdad y que en su opinión borra el sexo con nuevas normas de identidad de género. 

Bajo el lema "la fuerza de las mujeres es el futuro de todas" piden además la abolición de la prostitución, acabar con la brecha salarial entre hombres y mujeres o poner fin a la gestación subrogada. 

Foto: OSCAR DEL POZO / AFP. 

El Congreso rechaza las enmiendas a la totalidad que VOX y PP habían presentando a la Ley de Libertad Sexual, conocida como "solo sí es sí". Elimina los abusos del código penal para que todo acto contra la libertad sexual sea agresión , aunque no haya violencia. Se crearán centros 24h para atender a las víctimas, que se equiparan en muchos aspectos a las de violencia de género.

El Pleno del Congreso ha rechazado las enmiendas a la totalidad presentadas por PP y Vox a la Ley de Garantías de Libertad Sexual, impulsada por el Ministerio de Igualdad, así que la ley continúa con su tramitación en la Cámara Baja. Para Ángela Rodríguez, es su primera ley como secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género. "Es la mejor manera de empezar este nuevo camino, hoy es un día de celebración para nosotras", ha destacado en 24 horas de RNE.

El Partido Popular, Ciudadanos y PdCat siguen mostrando sus reticencias sobre la definición de consentimiento que contiene la ley y que, a su juicio, genera inseguridad jurídica para el denunciado. Rodríguez ha destacado que a la ley le queda un largo camino parlamentario que puede utilizarse como "oportunidad". "Una cuestión tan relevante debe contar con el acuerdo del PP, que se ha situado fuera de la democracia", ha señalado.

La diputada de Vox, Carla Toscano, ha ido más allá, ha interpelado a los diputados para que la miraran y ha señalado que tienen "suerte" de que sea "una mujer sensata" porque "si fuera otro tipo de mujer" les podría acusar de "acoso" o "violación" y habría que creerla porque "es mujer". Rodríguez ha opinado que este tipo de discursos responden a "la necesidad de seguir generando ruido" y lo ha considerado una actitud "muy irresponsable que empieza a rozar la violencia institucional" y "demuestra que España necesita una ley como esta". "Vox ridiculiza la violencia de género, necesitamos educación en esta materia", ha comentado la secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género.

La ley de Libertad Sexual que llega este jueves al Congreso introduce cambios en el Código Penal para acabar con la distinción entre abuso y violación. La norma, también conocida con la ley del "sólo sí es sí", tiene como elemento central el consentimiento. Sólo se entenderá que lo hay cuando se haya manifestado libremente y de manera clara la voluntad de participar, de tal manera que las víctimas ya no tendrán que acreditar que se han resistido. Además, se equiparará a los huérfanos de las mujeres asesinadas por violencia sexual con los de violencia de género y se creará un fondo para la reparación de víctimas de trata que se financiará con lo decomisado a los condenados por proxenetismo.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha destacado que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2022 prevé un importante aumento de los fondos para políticas de igualdad y contra la violencia de género. El Ministerio de Igualdad tendrá un 14 % más de recursos y superará los 500 millones de presupuesto por primera vez en su historia. "Estos presupuestos cumplen con el pacto de estado contra la violencia de género y la política que nos permite combatir esta lacra va a superar por primera vez los 200 millones de euros", ha añadido.

El Ministerio de Igualdad pone en marcha un plan de choque contra el repunte de los casos de mujeres víctimas de la violencia machista. Se trata de un decálogo con atención en la detección temprana la implicación de la ciudadanía y la intervención en el ámbito sanitario y educativo para que se dé aquí una primera respuesta y atención a las víctimas. Sobre estas medidas, que pretenden mejorar los protocolos de prevención y actuación en estos casos, hablamos con Yolanda Besteiro, presidenta de la Federación de mujeres progresistas.