Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

Hace casi un año, en vísperas del 8 de marzo, el Consejo de Ministros aprobó el anteproyecto de Ley de Libertad Sexual, un texto que sigue sin tramitarse. Tras conocerse parte del informe elaborado por el Consejo General del Poder Judicial y que se debatirá en pleno el próximo día 25, el órgano de gobierno de los jueces ve innecesaria la definición de consentimiento y cree que unir los delitos de abuso y agresión puede traducirse en una mayor desprotección para la víctima.

El borrador de la nueva ley recoge que la transexualidad no se entienda como una enfermedad y, por tanto, que no haya que pasar por médicos para poder hacer el cambio en el registro. Actualmente, para ello, tienen que estar dos años con un tratamiento hormonal y les piden un informe psicológico.

Son muchos los colectivos feministas que apoyan el borrador. Sin embargo, otros creen que si desaparece el sexo como característica física en el registro civil, y es suficiente sentirse hombre o mujer para que así conste oficialmente, se perderían derechos adquiridos por las mujeres.

Hace tiempo que varios países de la Unión Europea no exigen informe médico o psiquiátrico para reconocer a una persona el cambio de género, pero únicamente hay seis que solo exigen la voluntad: Dinamarca, Malta, Irlanda, Bélgica, Luxemburgo y Portugal. En el otro extremo, están los que no tienen ni leyes que reconozcan y protejan los derechos de las personas transgénero, como Hungría, Bulgaria, Macedonia o Albania. Y en el medio, con una amplísima gama de grises están todos los demás, que tienen leyes, algunas más avanzadas que otras con un denominador común: exigen un informe médico, haberse operado o haberse tratado con hormonas.

Tanto las OMS como las instituciones europeas llevan años recomendando que los países adapten sus normativas trans y las basen en el principio de autodeterminación de género, es decir, que no hagan falta ni informes médicos, ni diagnósticos, ni cirugías ni hormonación previa al cambio de género en el registro, sino que baste con la declaración expresa del interesado o interesada. Lo contrario, estiman, es ir contra los derechos de las personas trans.

Según ha podido saber Radio Nacional, el borrador del texto del proyecto de Ley Trans que ultima el Ministerio de Igualdad incluye que la persona podrá solicitar el cambio de sexo en el registro sin necesidad de aportar informes médicos que diagnostiquen una disforia de género, es decir, la no correspondencia entre el sexo de nacimiento y la identidad de género que se siente. Con la libre declaración de la persona será suficiente y no se pedirá que se haya sometido a tratamientos de hormonación, tal y como se plantea hasta ahora.

A esta ley se podrán acoger los mayores de 16 años sin necesidad de autorización paterna y los menores de entre 12 y 16 años podrían hacerlo con el consentimiento de sus representantes legales.

Además, se reconoce este derecho a las personas extranjeras que residan en España con independencia de su situación administrativa. En el texto, en fase borrador, también se especifica que el cambio de sexo no alterará las causas jurídicas abiertas antes del cambio o que a las personas trans presas se les tratará según su sexo registrado.

Informa Alba Urrutia. 

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha asegurado en La Hora de La 1, al ser preguntada por el archivo de la causa contra el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, por el denominado 'caso Dina', que era "evidente" lo que el Tribunal Supremo iba a decir porque "no hay caso Dina, lo que hay es un caso Villarejo, un caso cloacas del Estado, una mafia criminal, policial, política, mediática también que se ha dedicado a intentar subvertir la democracia fabricando pruebas falsas, bulos y atacando a quienes consideraba adversarios políticos para intentar que la gente no les votase en unas elecciones". La ministra, de Unidas Podemos, ha señalado que la Audiencia Nacional ya había dicho a este mismo juez que Pablo Iglesias es una "víctima de las cloacas del Estado" y que también lo ha dicho la propia Dina Bousselham, exasesora de Podemos: "Lo ha dicho ya, que es tan víctima, de las cloacas del Estado como el propio Pablo Iglesias". 
En relación a otros asuntos, en concreto sobre la ley trans, Montero ha asegurado que su voluntad es iniciar el trámite en la primera quincena de este mes de febrero y al ser preguntada por las conversaciones con la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, ha insistido en "la necesidad de ser prudente y contenida", pero ha señalado que "en cualquier caso la libre determinación no es una teoría es un derecho" y que ya la ley de 2007 de identidad de género se reconoce "claramente la transxualidad como un cambio en la identidad de género, no estamos cambiando la naturaleza jurídica del proceso". Al ser preguntada por las diferencias y los debates sobre el feminismo en el seno del propio Consejo de Ministros, Montero ha dicho que el feminismo y la izquierda "siempre ha tenido muchísimos debates", pero más allá de eso, el movimiento feminista es el movimiento "con más capacidad transformadora de nuestra sociedad". 

La Confluencia Movimiento Feminista reclama la dimisión de la ministra de Igualdad, Irene Montero, "por su inacción frente a la violencia y la opresión que sufren las mujeres y su deriva antifeminista". Lo ha explicado en 'Las mañanas de RNE' Silvia Escribá, una de las representantes del Movimiento, que hace un balance negativo del primer año de gestión del Gobierno en materia de igualdad y carga contra la intención de Montero de aprobar la 'ley trans'. "Estamos en contra de leyes que intenten legislar sobre una realidad subjetiva y cambiante como la identidad sexual o la identidad de género porque si desaparece el sujeto protegido desaparecen las leyes que lo protegen como la de igualdad y la ley de protección contra la violencia de género", ha explicado Escribá. "En otros países que van más avanzados en estas leyes se está viendo el retroceso de todos los derechos de las mujeres y de la ocupación de los espacios seguros que tanto nos ha costado conseguir", ha insistido.

El portavoz adjunto de Podemos, Enrique Santiago, ha acusado al PSOE de incumplir el protocolo de funcionamiento de la coalición. La vicepresidenta del Gobierno y Secretaria de Igualdad del PSOE, Carmen Calvo, ha replicado a sus socios que la ley es una iniciativa del PSOE y que llevaban trabajando en ella más de una década. El partido socialista ha explicado que registraron la ley porque les tocaba cupo en la Cámara y han asegurado que avisaron a los morados, pero éstos no quisieron sumarse. Desde el Ministerio de Irene Montero han dicho que las negociaciones estaban abiertas entre ambos grupos y que no suscribieron la iniciativa porque “estaba incompleta”. Informa David Fernández.

El año 2020 ha finalizado con 45 mujeres asesinadas víctimas del machismo. Así lo ha confirmado la ministra de Igualdad a través de las redes sociales, al atribuir al machismo los últimos crímenes en Torrejón, Madrid y Gran Canaria.

En la imagen, efectivos de la Guardia Civil, durante la búsqueda del cuerpo de la mujer asesinada en Gran Canaria. FOTO: Quique Curbelo / EFE

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha lamentado que "todavía estamos llegando tarde" en la actuación contra la violencia machista y ha garantizado que su departamento trabaja para acabar con la lacra. "Tenemos un compromiso firme para que ninguna se sienta sola", ha expresado.

Este miércoles se le habían saltado las lagrimas durante su discurso en un acto Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. El mismo 25N, en una entrevista en el Telediario, Montero ha explicado que "era muy difícil no emocionarse" en una jornada en la que se honraba "a las mujeres que han sido asesinadas y a las víctimas de todas las violencias machistas" y ha subrayado su responsabilidad y la del Gobierno hacia todas las mujeres, sean madres, migrantes, jóvenes, prostitutas... "Es la obligación que tenemos para que, como estado, creamos a todas las mujeres", ha afirmado.

Finalmente, ha deplorado el aumento de los asesinatos tras finalizar el confinamiento domiciliario y el primer estado de alarma, cuando ya son 41 las mujeres asesinadas en lo que llevamos de año. Ha reconocido que estaba previsto un "repunte posterior" de la violencia que "desgraciadamente se ha cumplido". "Iban a convivir 24 horas con el maltratador", ha explicado. Además, ha alertado de la crisis económica que acecha tras la pandemia, porque "la dependencia económica de las mujeres es una de las bases que perpetúa las situaciones de violencia".

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha hecho este miércoles, Día contra la Violencia de Género, un llamamiento a la unidad del feminismo y a los pactos entre las distintas voces del movimiento feminista y, con lágrimas en los ojos, ha asegurado que su departamento es "el ministerio de todas las mujeres".

"No digo estas palabras con ingenuidad, las digo como una declaración de intenciones: este es el ministerio de todas las mujeres (...) Este acto supone una llamada a la unidad, a los pactos de mujeres, a las alianzas feministas", ha declarado la ministra, visiblemente emocionada en el acto institucional por el Día para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

En su primer 25N como ministra de Igualdad, Montero ha querido reconocer la labor del movimiento feminista, gracias al cual, ha dicho, existe su ministerio, que quiere ser "una mano que suma a las manos de millones de mujeres en la defensa de la vida".