Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La ciudad de Kona, en el centro-este de Mali, que se disputaban desde hace una semana los grupos rebeldes que controlan el norte del país y las fuerzas regulares apoyadas por tropas francesas.

Los grupos rebeldes aún controlan la ciudad de Diabali, ubicada en la provincia de Segí a 400 kilómetros al norte de Bamako y donde residen 20.000 personas. Diabali fue tomada a principios de semana por hombres armados que habían huido de los bombardeos de la aviación francesa sobre la localidad de Lere, situada más al norte, en territorio dominado por los grupos salafíes.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados ha preparado un plan de contingencia en previsión de que la guerra en Mali genere hasta 300.000 desplazados internos y 400.000 refugiados malienses en los países vecinos.

LUIS MIGUEL ÚBEDA (Corresponsal de RNE en París).- El presidente francés, François Hollande, se ha guardado de hacer críticas al Gobierno argelino en la operación para liberar a los secuestrados en un explotación de gas. Los pasillos aéreos facilitados por Argelia son imprescindibles para la operación que Francia lleva a cabo en Mali. Hollande ha subrayado que los sucesos de Argelia justifican aún más la intervención militar en Mali. El ministro de Interior, Manuel Valls, ha confirmado que dos ciudadanos franceses se encuentran a salvo.

En Argelia, sigue Sigue la incertidumbre sobre la situacion de los rehenes en la planta gasística en Argelia . Los asaltantes mantienen a un grupo de secuestrados en una parte de las instalaciones. En el ataque a la planta por El ejercito de Argelia argelino ha atacado la planta y se cree que pueden haber muerto al menos 30 rehenes.

Se sabe que en la operación iniciada por el ejército argelino para liberar a los rehenes ha habido muertos. Pero es muy difícil determinar el número y sus nacionalidades. Entre otras cosas porque la operación sigue abierta. Desde Francia se sigue con especial atención lo que está pasando en Argelia, el presidente François Hollande ha dicho esta tarde que la operación para rescatar a los rehenes extranjeros se está desarrollando en condiciones dramáticas. Hollande ha dicho que todo lo que está pasando en Argelia justifica aún más la intervención militar de Francia en Mali.

Al Qaeda en el Magreb islámico es uno de los grupos más activos del entramado terrorista y no entiende de fronteras políticas. Actúa de Mauritania a Libia, cientos de kilómetros y un nexo común: El desierto del Sahel, donde estaría la mayoría de sus efectivos. En total, unos 3.000 combatientes. La inestabilidad tras la primavera árabe en países como Mali, Libia o Yemen les ha dado más fuelle.

La guerra en Malí ha dado el salto a Argelia con el secuestro de 41 extranjeros en una planta de gas en el sureste del país. Entre los rehenes hay estadounidenses, franceses, británicos, noruegos, japoneses y, al menos, un austriaco y un irlandés. Llevan cerca de 20 horas en manos de un grupo islamista ligado a Al-Qaeda que actua en repre-salia por la cesión del espacio aéreo argelino a los franceses. Los secuestrados dicen que la seguridad de los rehenes depende del fin de la ofensiva en Malí. El ataque, el primero a este tipo de instalaciones en años, supone un duro golpe para el sector energético en Argelia, que suministra una cuarta parte del gas europeo.

El presidente de Francia, François Hollande, ha asegurado que su país no tiene ningún tipo de interés "económico o político" en Mali, solo la paz.

"Francia es un país libre, tiene valores, no tiene ningún interés en Mali, no estamos defendiendo ningún tipo de interés político o económico en Mali, defendemos simplemente la paz", ha declarado.

En un encuentro con la prensa, difundido por televisión, el presidente francés ha destacado el "contexto excepcional" por la operación militar en marcha en este país de África Occidental.

El embajador de Israel en España, Alón Bar, no cuestiona la intervención en Mali de Francia, cuyas fuerzas terrestres avanzan hacia el norte del país africano. En su opinión, la amenaza terrorista que se cierne sobre la región es un peligro para todo el mundo. "Sin tener demasiado conocimiento, creo que el riesgo y la amenaza involucrada en el espíritu y la influencia del terrorismo internacional que está en toda la región y aparece mucho tanto en Siria como también en el Hezbolá de Líbano y Hamás es un peligro para todo el mundo y ahora cuando está cercando casi a España, a algunas regiones de España, es una amenaza que hay que atenderla", explica (16/01/13).

Las fuerzas terrestres francesas desplazadas a Mali "están en camino hacia el norte", según ha anunciado en la mañana del miércoles el ministro francés de Defensa, Jean-Yves Le Drian.

"Hasta ahora, nos habíamos asegurado de que hubiera algunas fuerzas de tierra en Bamako, en primer lugar para proteger a los ciudadanos europeos y la ciudad. Ahora las fuerzas terrestres francesas están en camino hacia el norte", ha dicho Le Drian a la radio RTL.

El martes, el presidente francés, François Hollande anunció el refuerzo del contingente en Mali y la continuación de los bombardeos nocturnos. Hollande aseguró que Francia proseguiría con la operación hasta la "destrucción o captura" de los islamistas.

En el marco de esta intervención militar, que cumple este miércoles su sexta jornada, España ha permitido a Francia el uso de su espacio aéreo.