Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Los habitantes de Reino Unido comienzan a votar en unas elecciones históricas, con las encuestas dando como claro ganador al Partido Conservador de Boris Johnson. Conectamos con el corresponsal de RNE en Londres Jordi Barcia y con el enviado especial Juan Tato, que, desde la puerta de un colegio electoral narra cuáles son los ánimos de los ciudadanos en este día tan señalado.

Los británicos votan ya en las terceras elecciones generales en cinco años, unos comicios que marcarán el futuro del Brexit.

Los colegios electorales han abierto a las 7 de la mañana, hora local (8 de la mañana en la España peninsular) y cerrarán a las 22:00 horas. Los primeros datos comenzarán a llegar a partir de las 23:00 horas y el resultado definitivo probablemente no se conocerá hasta bien entrada la madrugada.

El actual primer ministro y candidato conservador, Boris Johnson, parte como favorito. Johnson busca lo mismo que su predecesora en el cargo, Theresa May: los 326 escaños que le permitan gobernar cómodamente y, sobre todo, consumar la salida de la Unión Europea el 31 de enero.

Por su parte, el líder opositor, el laborista Jeremy Corbyn, quiere negociar un nuevo pacto, que posteriormente sometería a una votación ciudadana en otro referéndum, con la opción de continuar en el bloque europeo.

En Reino Unido está todo preparado para la cita electoral más importante de los últimos tiempos por todo lo que el Brexit supone, y los colegios comenzarán a abrir a las 8 de la mañana. Nos detenemos en Irlanda del Norte, donde la enviada especial de RNE Aurora Moreno explica el que ha sido uno de los principales escollos de las negociaciones con la Unión Europea: la frontera entre Irlanda y el Reino Unido.

En el mercado londinense de Islington, el distrito de Jeremy Corbyn, el Brexit está en el centro de las discusiones sobre las elecciones. "Vete a otro país donde seas bienvenido", le provoca este vecino favorable al Brexit a Leo, que prefiere permanecer en la Unión Europea. En Islington, llevan votando a Corbyn desde hace 36 años; y a los laboristas casi un siglo, sin interrupción. El jueves no es probable que la tradición cambie en este ambiente crispado en el que no pocos electores irán a las urnas con la nariz tapada.

El primer ministro en funciones, Boris Johnson, sigue liderando los sondeos y la incógnita está en si una mayoría suficiente para sus planes de divorcio con la Unión Europea. 

Estas elecciones son fundamentales para saber qué pasará con el Brexit. Uno de los puntos más sensibles en la negociación ha sido el relativo a Irlanda y a la futura relación entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda. 

RNE tendrá un despliegue especial para cubrir una de las Elecciones más trascendentales de Europa: Aurora Moreno está en Belfast, Víctor Paredes en Edimburgo y Jordi Barcia en Londres.

El autobús amarillo del Partido Nacional Escocés que recorre distintas ciudades y la capital lleva escrito "STOP Brexit". Un mensaje que refleja el europeísmo de esta parte de Reino Unido. Escocia en 2016 apostó por quedarse en la UE. En el referéndum ganó el no por estrecho margen, por el miedo a quedarse fuera de la unión. Nos lo ha contado nuestro enviado especial Víctor Paredes.

Uxbridge and South Ruslip es la circunscripción electoral del primer ministro británico, Boris Johnson. En 2017, Johnson ganó por una diferencia de apenas 5.000 votos. En sus calles, no son pocos los que le apoyarán en las elecciones de este jueves, aunque muchos otros votarán en contra del primer ministro. La localidad votó a favor de salir de la Unión Europea en 2016, pero más de tres años después, muchos electores han cambiado de opinión y prefieren permanecer en el club comunitario. 

Boris Johnson y Jeremy Corbyn protagonizan los últimos actos de campaña. Johson promete aplicar el Brexit el 31 de enero. Corbyn ofrece renegociar el acuerdo con Bruselas y someterlo a referéndum, y ha centrado sus mensajes en la sanidad pública. La última encuesta da el triunfo a Johnson. Es una proyección en escaños que está preocupando a las filas conservadoras porque no les dan una clara mayoría.

La imagen de un niño durmiendo en el suelo de un hospital de Leeds ha agitado la recta final de la campaña de las elecciones en el Reino Unido. Un periodista de la cadena ITV mostró al primer ministro la fotografía de un pequeño, supuestamente con neumonía, descansando en el suelo durante una entrevista. Boris Johnson rechazó mirar la imagen, se metió el teléfono en el bolsillo y cambió de tema. 

Este jueves, 12 de diciembre, hay elecciones en el Reino Unido. Una gran cita electoral que, sin duda, supondrá un antes y un después para los británicos. Tres años después del referéndum que selló la salida de la Unión Europea, sus ciudadanos siguen divididos ante un escenario marcado por la incertidumbre. La preocupación reina también entre los casi 200 mil españoles que viven en el Reino Unido. Uno de nuestros enviados especiales, Javier Álvarez, se encuentra en Liverpool, donde ha pulsado la opinión de algunos trabajadores españoles.