Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Quedan menos de cuatro días para que se celebren las elecciones generales en Reino Unido. No sólo se eligirán a 650 miembros del Parlamento británico, sino que dependiendo del partido que gane, el Brexit tomará un camino u otro, marcando el futuro de los británicos. Javier Alvárez es el enviado especial de RNE y ha visitado algunos condados y hablado con los votantes. 8/12/19

A seis días de las elecciones, el primer ministro británico, Boris Johnson, y el líder laborista, Jeremy Corbyn, han vuelto a reprocharse mutuamente la gestión de la salida del bloque comunitario. Johnson, que lidera las encuestas, sigue cuestionando la ambigüedad de Corbyn en torno al Brexit una y otra vez. Mientras que el líder laborista, estancado en los sondeos, se ha defendido con los supuestos documentos filtrados que aseguran que el primer ministro está negociando en secreto con Donald Trump un acuerdo comercial que incluiría la privatización de parte de la sanidad pública, una acusación que Johnson ha negado rotundamente.

El Brexit ha vuelto a dominar el segundo y definitivo cara a cara de las elecciones en el Reino Unido entre el primer ministro británico, Boris Johnson y el líder laborista, Jeremy Corbyn, que han afilado sus armas en la última oportunidad televisiva para convencer a la audiencia para llevarles al número 10 de Downing Street.

A pocos días de las elecciones en Reino Unido, los dos principales candidatos se enfrentan esta noche en el último debate de la campaña. Puede ser la última oportunidad de Corbyn de acortar las distancias. Aspira a quitarle al menos la mayoría absoluta a su adversario. Johnson intenta llevar el debate a su terreno, y acusa a Corbyn de proponer un nuevo referéndum del Brexit manipulado, dando a los comunitarios el derecho a voto. Puede ser un intento de desviar la atención de sus evasivas a la hora de dar entrevistas. Especialmente, por rechazar la invitación del presentador de la BBC Andrew Neil, que ya ha entrevistado al resto de candidatos.

Londres ha recordado en una vigilia a las víctimas del ataque terrorista del pasado viernes que dejó a dos personas fallecidas y a tres heridos. Al acto han asistido varias personalidades, entre ellos el primer ministro Boris Johnson, y el líder laborista Jeremy Corbyn.

Ninguno de los dos ha intervenido después de que ambos hayan sido criticados por intentar sacar rédito político del atentado. En plena campaña, conservadores y laboristas se han echado mutuamente la culpa de que el atacante saliera de prisión habiendo cumplido solo la mitad de su condena.

Quedan dos semanas para las elecciones generales en el Reino Unido y según un estudio de la proyección de voto de los británicos, el conservador y actual primer ministro Boris Johnson, obtendría mayoría absoluta. Por su parte, el principal líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, estaría cerca de los peores resultados para su partido desde la II Guerra Mundial.

El estudio, que cuenta eso sí con un elevado margen de error, podría tener impacto en la campaña electoral.

El primer cara a cara de la historia de las elecciones en el Reino Unido entre Boris Johnson y Jeremy Corbyn ha servido para constatar la división entre el Partido Conservador y el Partido Laborista en torno al Brexit, la crisis de la sanidad y la educación. El primer ministro y el líder de la oposición han trasladado su habitual retórica adversaria de los debates parlamentarios a la cadena ITV en prime time, donde durante una hora han discutido sobre el bloqueo del Brexit y sus propuestas sociales.

Johnson llegaba al acontecimiento televisivo con una premisa: defender las bondades de su nuevo acuerdo del Brexitculpar al Parlamento del bloqueo -él mismo votó en contra del acuerdo de Theresa May en dos ocasiones- y cuestionar la estrategia de Corbyn. No ha desperdiciado ocasión para situarse como el único capaz de desbloquear la salida de la Unión Europea y mejorar la Sanidad, las políticas sociales, la economía y la educación. En cambio, Corbyn ha resaltado los problemas sociales del Reino Unido hablando de austeridad, desigualdad y pobreza.

Según el portal YouGov, no ha habido un claro vencedor en un debate eclipsado por el Brexitel 51% da a Johnson como ganador, frente al 49% que cree que Corbyn se ha desenvuelto mejor. 

Comienza la campaña electoral en el Reino Unido con los candidatos presentando sus programas en medio de la crisis del Brexit.

El Primer Ministro, Boris Johnson, se ha erigido como el único capaz de llevar a su país fuera de la Unión Europea. Todo en medio de una nueva dimisión en su gabinete, en este caso la de su Ministro para Gales, Alun Cairns. 

Por su parte el líder de los laboristas, Jeremy Corbyn, ha presentado diez grandes medidas entre las que se encuentran reducir las listas de espera sanitarias. Solo uno de esos puntos hace mención al Brexit.

El movimiento independentista escocés, con la ministra principal, Nicola Sturgeon, a la cabeza dio éste sábado el pistoletazo de salida a la campaña para conseguir que Londres acceda a negociar un segundo referéndum de separación del Reino Unido en 2020. Miles de personas se reunieron en el centro de Glasgow, el gran bastión del independentismo en la región, para pedir que se celebre una nueva consulta el año que viene, según el plan trazado por la formación de Sturgeon, el Partido Nacionalista Escocés (SNP), que ostenta el gobierno regional. Arropada por multitud de banderas escocesas y de la Unión Europea (UE), la líder independentista se dirigió a los manifestantes, por primera vez desde que asumió las riendas del Gobierno en 2014, en un evento de precampaña organizado por el diario "The National". 2/11/19